El olvidado placer de rodar en bicicleta

Bicicleta - Wellens y De Gendt JoanSeguidor

Mov_Gore

Los 1200 kilómetros de Wellens y De Gendt son un canto a los placeres que a veces no le sacamos a la bicicleta

Tim Wellens y Thomas De Gendt compitieron el sábado en el Giro de Lombardía, el día previo a la aventura que hace unos días aquí ya comentamos.

Volver a casa en bicicleta para cumplir unos 1200 kilómetros en seis días.

La semana pasada colgaron este par de tweets en el perfil del Lotto…

 

Los dos ciclistas hablan de la idea del reto, del mapa que siguen, del ritmo que llevarán…

No es un desafío, para esta gente correr 200 kilómetros por el mero hecho de rodar es estirar las patas.

Paran por el camino, y avituallan a conciencia.

DT-Swiss 2019

Ruedan, comen, paran, hacen fotos…

Nadie diría que son ciclistas profesionales, es más parece la típica historia de un ciclista recién retirado que se para en esa curva donde se exprimía para tomarse una foto o charlar con un un par de globeros.

La bicicleta para ver la vida pasar

Es curioso que, volviendo a lo que mil veces hemos comentado, dos pros hagan lo que su herramienta de trabajo no les permite muchas veces… mientras miles de cicloturistas sueñan con rodar más y más deprisa.

Y sí, cada uno es muy libre de ir como quiera.

Es tan singular la travesía que han emprendido los dos belgas, que hasta su equipo aprovecha para moverlo en redes como cualquier otra carrera o triunfo.

Porque el gravel es para mancharse

Nos gustaría que cundiera el ejemplo, porque además pone al pro en el lugar del aficionado que camina anónimo por carreteras de tráfico abierto y peligro perenne.

Espero, eso sí, que no se hagan un selfie en marcha.

200 millas en la bicicleta de una niña

Mov_Gore

Un padre emprende un viaje solidario de 200 millas en la bicicleta de su pequeña fallecida por un cáncer

Leemos una historia en Road de esas que explican lo que muchas veces intentamos transmitir de la bicicleta.

Peter Willians ha completado 200 millas desde Bristol a Land´s End, en  Cornualles.

Donde la Tierra acaba.

Y lo ha hecho con la bicicleta de su hija, una niña que falleció a los siete años por un maldito cáncer.

Peter completó el recorrido en la pequeña bicicleta que su hija aprendió a manejar sin ruedines los tres años.

La bicicleta estaba seis tallas por debajo del padre.

 

Peter Williams tenía un objetivo: recaudar por el cáncer.

Ha conseguido reunir casi 40.000 libras para mejorar la lucha contra esa lacra.

Lo ha hecho sobre la máquina de su pequeña sorteando el ataque de algún perro que cuidaba de sus rebaños.

 

Estas son las historias que inspiran sobre la bicicleta y el efecto multiplicador de su sola presencia.

Un ingenio que consiguió multiplicar por mucho la fuerza humana a través de una cadena de transmisión a través de un movimiento cíclico y que cada vez que entra en alguna aventura solidaria siempre resulta.

Es como cuadrar el círculo.

En medio de competiciones y otras cuestiones, la bicicleta nos recuerda lo humano de nuestra condición.

Ya no sólo hace más humana nuestra vida, es que la mejora y contribuye a que sea mejor.

Ojalá la pequeña Ellie lo hubiera podido ver.

La industria de la bicicleta, con el Tour a favor

Bicicleta - Julian Alaphilippe JoanSeguidor

Gravel, disco, ¿monoplato? el ciclismo pro, el Tour, vuela a favor del gremio de la bicicleta

Mov_Gore

 

Dos charlas han tenido la culpa, dos momentos, con personas de índole muy diferente, que nos han dado la medida del poder que la industria de la bicicleta tiene en el ciclismo actual.

Y no hablamos de su presencia en equipos o su influencia, la de Specialized con Sagan, sin ir más lejos.

El primer síntoma: ese comunicado de la UCI del primero de julio que aceptaba el uso del freno de disco con efecto inmediato.

Eso implicaba que el Tour que hoy estamos disfrutando, abría las puertas a lo que viene y que el gremio de la bicicleta trata de instaurar.

 

 

El freno de disco para todos, incluidos los profesionales.

A los pocos días, tuvimos una breve pero interesante conversación con un player importante en el mercado de la bicicleta.

Le comenté lo del freno de disco y fue nítido:

 

 

Cambrils Movil 300×100

 

«Claro que nos interesa introducir el freno de disco, es lo que viene y le interesa al gremio, pero es que hablamos de una mejora buena para el usuario y para los fabricantes. No es algo que impongamos sin más, por capricho, el usuario es el principal beneficiado de unas prestaciones que ahí están«

  

 

Cierto, el freno de disco es un win- win.

Pero como lo de la mujer del César: no sólo hay que ser honrado…

Porque los usuarios perciben que a veces las novedades entran a la brava, sin vaselina.

Y desde un tiempo a esta parte si una cosa tienen las marcas de bicicletas es el apuntar todas en la misma dirección cuando se trata de introducir alguna novedad.

Con los frenos de disco tenemos esa sensación.

 

Y ahí estamos, escrutando las bicicletas del Tour de Francia, un escaparate que tiene mucha influencia, sobre todo en España, que gustamos de emular a los pros.

Y miramos si Alaphilippe lleva disco, si lo lleva Sagan, si lo calza Barguil..

Si sólo usan disco en el llano, si vuelven al cantilever de toda la vida en montaña.

El ciclismo, tan innovador, tan conservador, todo a la vez.

 

 

Pero no sólo eso, en el repertorio de las estridencias, vemos que el Tour incluye un tramo de tierra en el alto de de los Alpes.

Plateau de Glières parecía la Strade Bianche.

Tierra en el Tour, es gravel en el escaparate.

La modalidad que tiene on fire las marcas, que les ha abierto el cielo de otro mercado, un nicho que ya da réditos, y que seguirá dando.

Y no es cualquier cosa en un mercado raro, como admiten todos los actores que están en liza.

 

La bicicleta: Discos, gravel, y en el horizonte ¿el monoplato?

El Aqua Blue con 3T no estuvo en el Giro, no está en el Tour, ni estará en la Vuelta que abre el paso a los equipos españoles.

Si la reducción de ciclistas por equipo implicara más equipos en una grande, podrían haber tenido sitio.

De haberlo tenido ahí pondrían su monoplato, posiblemente la novedad que acabe por extenderse.

No cabe duda que la bicicleta tiene en el ciclismo su mejor escenario, pero las circunstancias han tardado en que se plasme como se está plasmado ahora.

Y ahora el gremio vive su mejor momento entre los pros.

INFO

Ya en marcha el Tour de Bkool

La renovada fe alemana en la bicicleta

Estamos muy contentos que el Tour vuelva a Alemania y salga tan cerca de nuestra central. Düsseldorf es nuestra casa y estos días podemos sentir las vibraciones de la ciudad ante la gran salida. Lo mejor de todo es que nosotros también estaremos ahí, celebrando el un momento de ciclismo, todos juntos. Los clubs de la zona llevan preparando tiempo con mimo esta cita, pensando cómo mezclar todo tipo de personas y generaciones con la bicicleta como eje.

Esperemos que signifique un renacer para el ciclismo alemán. Venimos de años nada fáciles para el profesionalismo en Alemania, pero estoy convencido que vamos hacia tiempos mejores en términos de cobertura mediática y con ello el talento va surgiendo.

Tengo la suerte de estar invitado a la gran salida, tanto en el inicio como en la meta, esperamos que sea inolvidable, porque es muy raro tener carreras de este nivel tan cerca nuestro. Crucemos los dedos y que nuestros corredores den la talla.

Nos hace mucha ilusión ver cómo crece Phil Bauhaus del Sunweb, es joven y muy prometedor. Viene del club local de nuestro pueblo, del RC77 Bocholt, que Rose apoya desde hace décadas. Phil tiene 22 años, es rápido, lo vimos en el Dauphiné cuando ganó una etapa. Es una de las estrellas más prometedoras en Alemania. Como su antiguo mecenas y alemanes, esperamos que brille como merece.

Con todo podemos decir que las bicicletas se han instalado en la vida de los alemanes, especialmente en nuestra zona. Cada trayecto de cinco kilómetros en Bocholt se habitúa a hacer en bicicleta, los niños se están acostumbrando a ir a la escuela, la gente va al trabajo en bicicleta,… nuestro paisaje se llena de ciclistas cada mañana. A ello contribuye que la infraestructura es amigable con carriles bici y señalizaciones para los coches. No es extraño que Bocholt sea la ciudad con mejor ratio de bicicletas en toda Alemania.

Este paisaje empuja a más personas a sacar la bicicleta. El gobierno alemán ha admitido que la bicicleta mejora la calidad de las ciudades, es buena para la salud y ayuda a que crezcan las infraestructuras. Están potenciando los carriles bici por toda la geografía, algunos importantes como el que se está construyendo en el área del Ruhr, una antigua zona minera y siderúrgica con unos diez millones de habitantes.

A nivel deportivo, el alemán medio ama la bicicleta, se ha convertido en uno de sus grandes hobbies. Sigue creciendo la cantidad de ciclistas e incluso aquellos que dedican el verano a conocer sitios sobre su bicicleta. Ahora mismo la cantidad de bicicletas excede a la de coches en Alemania, y de largo además.

Espero que no suene fuerte, pero podríamos decir que somos una “nación ciclista”.

Por Thorsten Heckrath-Rose, managing director de Rose Bikes

Imagen tomada del FB de Le Tour de France

Bicio va con “b”

Nuestros amigos de La Biciteca siguen con su trabajo de hormiguitas por mantener activo ese ciclismo de papel que de una parte a estos días sigue deleitándonos con buenas joyitas, piezas que no necesitan el aval de un gran número de lectores, para saber que son buenas, que suman y que aportan.

Hace unas semanas Manu y los suyos sacaron “Bicio”, una obra de vuelo libre que firma Paul Fournel de quien luego daremos cuatro pinceladas. Pretende Manu abrir una nueva línea en su pequeño cofre de sorpresas, se llama “Bielas de papel” y nos darán luz sobre muchas de esas cuestiones que hacen grande el ciclismo y la bicicleta.

Porque en “Bicio” tenemos eso, un retrato de brocha gorda y sin el corsé de «presentación- nudo- desenlace» donde el ciclismo se dibuja en muchos y seguidos capítulos que una vez leídos todos, y vistos en perspectiva, hilvanan una historia íntima y personal del autor con su flaca, con el paisaje y con el ciclismo como tal.

Fournel habla de bicicleta como esa flecha de Cupido que te atraviesa el corazón y ya nunca te deja. Habla de ella a través de las edades, desde el niño que salía en busca de libertad en verano, habla también de momentos e impresiones que recorrieron su mente cuando “ciclaba”, marca en el mapa una geografía personal generada a través de la bicicleta, delimita su importancia y lo mucho que ha influido en su vida y en la de las personas que conoce, habla de técnica, de desarrollos, de vestimenta,… habla de algo tan hetéreo como la clase y concluye con el diario que escribió siguiendo el Tour de 1996,

Y es que en Fournel vemos porqué la bicicleta es un caramelo para los intelectuales y mentes inquietas. Poeta de profesión, el de Saint-Étienne viene a reconocer que la bicicleta, con B, es la pieza, es la vuelta de bóveda que sostiene la persona que es, porque la máquina es el hilo y él, la persona, el argumento…

Imagen tomada de L´ Éssor

INFO

La bicicleta en destino sin cargar con ella en ningún momento

El día mundial de ir #Altrabajoenbici tendría que ser cada día

Más de 180.000 ciclistas urbanos con casi 277.000 actividades registradas se movieron a ritmo de Strava el pasado 11 de mayo, el día mundial de ir en bicicleta al trabajo. Las cifras que a groso modo pueden sonar etéreas tienen en España una innegable realidad, y es que casi un 25% más de personas eligieron ese día la bicicleta como medio de transporte hasta su trabajo, plasmando de forma clara e inequívoca, que las dos ruedas se consolidan en la vida de muchos ciudadanos en urbes atacadas de tráfico y polución con una factura por transporte que no para de crecer. Y ojo que si vas en bici al curro, acabarás usándola en todo.

El mundial de ir en bicicleta al trabajo fue una iniciativa de Strava enmarcada en el Strava Metro, del que ya hablamos aquí y que no es otra cosa que una monitorización de varias ciudades alrededor del mundo. Con los datos extraídos de esa observación, se trazan planes de mejora de vida ciclista en ciudades como Londres, Calgary, Portland o Sydney.

Los países que mejores datos arrojaron fueron UK, USA y Alemania por delante de brasileños y australianos, mientras que Londres fue la ciudad más activa.

Tomad nota de la cifra: la atmósfera se ahorró 1,5 toneladas de emisiones de carbono.

¿Salen los números? Que no haya un día de #Altrabajoenbici porque sean 365 al año.

Hoy soy un poco más del Eibar

Hace un par de años pude conocer con algo de detalle Eibar, su cuenca, su historia y lo que más nos movía, su bicicleta. En el proyecto de los 175 años de Orbea, indagamos y supimos de una tierra que por muchos motivos te marca. Conocimos gente que nos explicó eso del “gen” eibarrés, algo que creo surgió el mismo día que una persona puso el pie en esos valles tan complicados e inhóspitos, imposibles de domar y con la única opción de quemar la leña para trabajar el hierro para salir adelante.

De ese trabajo, supimos de la pericia que inundó la cuenca del Deba. Como el día que no vieron futuro en las armas, utilizaron esos tubos para hacer bicicletas y de éstas como surgieron grandes competiciones que llenaron de gloria los festivos de esa tierra que es verde, pero también azul, azul de Bergara, como los buzos de los obreros que dejaban la máquina para ver pasar un pelotón y cuyo homenaje quedó impreso en los maillots de la Bicicleta Vasca.

Eibar es al ciclismo en España lo que Flandes en el universo. Es un ombligo, adelantada en muchas cosas, ahora que se celebra el día de la mujer, aquí la mujer casi siempre llevó un sueldo a casa, también lo fue en la bicicleta gracias a esas familias que la hicieron crecer: los Gárate, los Beistegui, los Orbea,…

Eibar además es laboriosidad, saber hacer, paciencia, fuego lento. A quienes nos gusta seguir el fútbol, pero no la pasión y la desmesura, el fútbol de verdad, el que se explica y no se chilla, el Eibar es un ejemplo profundo de cómo es esta tierra: modesto pero ufano de sus raíces, artesanal, del pueblo, en un estadio que no puede crecer, porque la montaña le empuja,… por donde cada semana desfilan los mejores futbolistas del mundo.

Ese Eibar que está en la parte noble de la tabla, ese Eibar que inunda de azulgrana balcones, el Txoko, el Arkupe y otros sitios de reunión, apoyará el Memorial Valenciaga a través de su fundación. “Una forma de devolverle a la sociedad lo que nos da” dice la presidenta del equipo que viste como el Barça, porque no sé qué año ni en qué competición, el Barça les dejó las camisetas para salir al campo y ya nunca dejaron esos colores.

Pocas veces encontramos comunión entre el fútbol y el ciclismo y sí en algún sitio maridan tenía que ser en Eibar. Yo conozco gente de la Eibarresa y sé lo complicado que lo tienen para sacar adelante la mejor carrera amateur de España, cosa que parece mucho, pero que en el fondo no es tanto, porque la historia está llena de torres muy altas que acabaron cayendo. Sé del rally de patrocinios que afrontan cada año, y muchas veces con teléfonos que no responden y puertas que no atienden. Sé de todo eso y por eso me alegro muchísimo que el Eibar, en los mejores años de su historia, se acuerde de los suyos y mantenga vivo ese monumento que aupó a Freire, Purito, Rosón y compañía.

INFO

Conoce las Rutas Míticas WD-40!!!Este año el premio final consistirá en un viaje a las Cataratas del Niágara

Para cortar la pizza

La bicicleta como modo de vida y reflejar quién eres en cada faceta y momento. Saca tu cortador de pizza que emula, no, clava la silueta de una fixie para cuadrar el círculo. Va con soporte para ponerla cuando no se usa, decora, alegra la vista y te deja la pizza en las porciones que te apetezcan. Regalito redondo…