Bjorg Lambrecht, las formas de sentir la muerte de un ciclista

muerte Lambrecht Vuelta Polonia Featured

La muerte de Lambrecht vuelve a poner el ciclismo en esos sitios que nunca se acuerdan de él

Hablar de ciclismo hay mil maneras.

La muerte de Lambrecht nos lo ha vuelto a demostrar. 

A la gente que nos gusta el ciclismo que trenzamos el día a día sabiendo de éste y de aquel, de ésta y aquella carrera, nos llena que se hable de ciclismo en grandes medios.

Llamadnos antiguos, nostálgicos, pero un servidor vivió la época de Miguel Indurain, las portadas del Marca, el butanito con conexiones horarias, los cabreos por los que Perico no corrió la Vuelta…

Aquel ciclismo saltaba por las primeras planas, prendía en el ambiente.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Hoy cuando se habla de ciclismo en medios generalistas es que algo no está bien.

El gigante de A3 Media, que tiene a bien hacer programas de pancarta donde el fútbol es la excusa, es un ejemplo.

No hace tanto que Antena 3 era la dueña de la Vuelta a España, diez u once años a lo sumo.

Entonces la carrera que estaba en su porfolio rara vez daba el salto a las noticias o los titulares de la jornada.

 

 

Hoy cuando alguien de ese rodillo se acuerda de ciclismo es, como decimos, que algo malo ha pasado.

La muerte de Bjorg Lambrecht, por ejemplo, ha tenido su hueco en ese espacio de deportes que sigue a un noticiario que por higiene mental preferimos omitir.

Le dedican un hueco en la cargadísima actualidad de ese deporte que es precioso, menos cuando entra por los canales de la telebasura, el fútbol.

Yo no he visto el accidente, y no por querer ejercer autoridad moral sobre nadie -cada uno debe hacer lo considere oportuno-, y sí porque ya no merece la pena saber cómo fue y porque fue si un servidor no va a tener que tomar medidas para que esto pase lo menos posible,

Que el ciclismo esté de luto es noticia para esta gente que, como bien dice Sergi López, es muy libre de trabajar y publicar como quiera, pero que se lo hagan mirar.

Hace un par de años el ciclismo fue portada en La Sexta por los azafatos del Tour Down Under.

Son formas de verlo y para este colectivo, tan pequeño tan sentido, es triste.

Al menos reconforta el reconocimiento que la Vuelta a Polonia le ha hecho al ciclista fallecido.

This stage will be #ForBjorg ?

Publicada por Tour de Pologne en Martes, 6 de agosto de 2019

 

La llegada con los Lotto en punta, en solitario, suspirando por la desgracia que nos ha sobrevenido, totalmente despoblada de publicidad, arcos y globos, Polonia hace un despliegue que anualmente nos parece excepcional, ha sido sentida, pero de verdad.

SQR – GORE

 

Un homenaje de etapa en toda su acepción, donde la figura del ciclista fallecido ha sobrevolado toda la jornada.

La gamma 2020 de Berria ya disponible 

Su recuerdo y lo poco que lo pudimos disfrutar, el gran público me refiero, nos los llevamos con nosotros.

Y Polonia, ese país verde a rabiar, bello cada vez de agosto, que nos llena las tardes que quedan hasta la Vuelta de buen ciclismo, nos ha ganado con un homenaje que nos ha parecido sincero.

Lambrecht estaría orgulloso.

Imagen: FB de Tour de Pologne

DEP Bjorg Lambrecht

Bjorg Lambrecht joanseguidor

La muerte de Bjorg Lambrecht nos ha dejado sin palabras

Qué complicado es escribir cuando en la hoja en blanco sólo prevés obviedades, porque las palabras no surgen y el mundo se cae a tus pies

La muerte de Bjorg Lambrecht nos ha roto esta tarde de agosto, con el regusto de buenas carreras, la expectación de las que han de venir y el ciclismo que nos llena las horas.

Todo eso es ahora intrascendente.

Una broma respecto al jodido destino.

Leo en twitter que las muertes en carrera tiene un sabor raro…

Son noticias narradas al minuto, al segundo, en las que prevés lo peor y la angustia te hace cuestionar tantas cosas.

Y nos acordamos de la pérdida y aquel reguero de sangre de Fabio Casartelli, hace 23 años, y la muerte que le vino a Lolo Sanroma, cerca de casa, en Vilanova.

Aquellas jornadas negras en las que supimos de la pérdida de Wouter Weylandt, Giro del 11, o la de Demoitié, en Flandes, en su casa, la pérdida de Goolaerts camino de Roubaix.

La de Isaac Gálvez nos golpeó muy de cerca, un domingo frío de noviembre, en un velódromo, donde rara vez narramos cosas así.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La pérdida de Bjorn Lambrecht es una mierda, una auténtica mierda, una forma que tiene la vida de avisarnos que nos perdemos en los detalles.

El belga era muy joven, aún con 22 años, una mirada transparente y una carrera y vida que quería recorrer.

Lo recordamos, pequeño sobre la bicicleta en escorzo, tras Alaphilippe llegando a lo alto del Muro de Huy con los mejores.

Porque la presencia de Bjorg Lambretch en la Vuelta que empieza en unas semanas nos había despertado curiosidad.

 

Pero la vida no avisa y un mal paso no ofrece partido de vuelta.

56 kilos, no hacía ni metro setenta, nacido en Gante, hace 22 años, era un sub 23, puro y duro.

Ahora pasa a esa maldita lista.

En este deporte que vemos triunfar cada vez más jóvenes, nos sobrevienen miles de preguntas y las respuestas ni se atisban.

Luis Angel Maté ha podido contarlo, pero no somos conscientes del riesgo que esto entraña.

DEP Bjorg Lambrecht, y que el pelotón nunca olvide que hubo un pequeño gran corredor que soñó en grande y un día todo se esfumó.

Fotografia: Ciclo21