Y Txomin volvió a dirigir a Marino

Marino lejarreta al Giro 2018

Señaló al cielo. Rodeó la nube con su índice. “Esas nubes pueden traer lluvia” indicó. “Vienen del oeste, todas las borrascas llegan por ahí” concluyó Txomin. El frío invade Arrate, la cima eibarresa, verde, gélida y húmeda. En pleno enero, el lugar está desierto, tranquilo, solo, sin nadie que interfiera, ni voces que se confundan con las reflexiones de Txomin Perurena, acompañado de Marino Lejarreta y José Cruz Mujika, el hermano mayor de Jokin, rememorando sus años en el equipo Orbea.

Marino, joven, ganó la Vuelta a España en la puñalada que Angel Arroyo siempre llevó consigo, por ese positivo sacado a la palestra cuando la carrera había ya concluido. Marino vestía los colores del Teka de su padre Txomin y decidió probar lejos de casa, en Italia, en el equipo alfa Lum. En aquel paso Txomin le aconsejó, sabiendo que la experiencia internacional iba a ser buena para esa perla surgida de Berriz, en los contrafuertes de Urkiola, donde el ciclismo palpita con la gente y la tierra.

Marino quemó varios años en el Alfa Lum, uno de ellos, el primero, fue el de su triunfo en la primera ascension a los Lagos de Covadonga, en un pulso franco y sin intermediarios con Bernard Hinault. En el otoño de 1983 se supo que Orbea iba a ser parte del peloton profesional. La fruta en las piernas de Peio, Jokin y compañía había madurado lo suficiente. Para la empresa llamaron al mago de Oiartzun, a Txomin, otra vez en el redil, seducido por Peli Egaña, a la causa azul.

Y Txomin trabajó en la plantilla lanzando a los cuatro vientos un anhelo que tardó en plasmarte: “Marino y su hermano ismael estarán en Orbea”. Pasaron dos años para que aquello fuera una verdad. En 1986 Marino estuvo en casa, en su casa, con el mentor de su vida, con Txomin, y la marca de la bici de su padre, Orbea, en una campaña complicada que se solucionó el día que ganó una contrarreloj en cuesta en El Naranco con los mejores de la Vuelta a su rueda. Al siguiente año, con los colores del Caja Rural, Marino completaba por primera vez las tres grandes en un año.

Este domingo en Ordizia, treinta años después, todo aquello que quedó en la nebulosa de la memoria volverá a ser una realidad. Marino es homenajeado en Ordizia, el lugar que da vida a la clásica y por el recorrido de ésta rodarán muchos de los que un día compartieron vida profesional con un ciclista que fue un grande sin duda, una persona que muchos años después conserva el encanto de una modestia que no se dobló por la ambición alimentada por el trabajo concienzudo y constante. Txomin lleva el equipo de Marino, el ciclista que se merece este homenaje y mucho más.

La Vuelta a Burgos como ejemplo

A unos diez de meta, Jon Ander Insausti atacó del grupo. En ese momento el narrador de Teledeporte, Paco Grande, apuntó que el ciclista del Murias estaba por los treinta días de competición, si treinta días, en pleno mes de agosto. El comentarista, Luis Pasamontes, apuntó que él llegó a competir hasta noventa días alguna temporada. La diferencia es tangible.

Hablamos de la primera etapa de la Vuelta a Burgos, una carrera que sobrevive en medio de un calendario chafado por la crisis pero que ofrece terreno a esos equipos que apenas compiten como se competía hace 25 años, mientras pone de relieve la belleza de la provincia castellana que además mantiene su vuelta con un maillot singular y permanente, el morado burgalés, a diferencia del estandarizado amarillo de Portugal, Polonia y Dinamarca, lugares que también andan liados con sus vueltas.

Desconozco qué números y presupuestos maneja la organización de la Vuelta a Burgos. Me los puedo imaginar, pero dan un producto muy digno, con una cobertura televisiva a la que en España no estamos acostumbrados. Tras el desastre de la Clásica de San Sebastián, un desastre explicado desde muchos frentes y sobretodo por la televisión -o la falta de ella- la carrera burgalesa ha vendido las bondades del territorio como ni la Vuelta a España sabe hacer.

Para colmo la victoria de Carlos Barbero, otra del CajaRural, sirve para al menos demostrar que en España hay vida más allá del azulón del Movistar. Murias, Burgos-BH y Caja Rural son también ciclismo y nos alegramos muchísimo de que la suerte les sonría. Tanto como del fichaje de Amets Txurruka por el Orica, un equipo que le va a su perfil de ciclista peleón.

3

Entendedme, son tan pocas las buenas noticias que acontecen en el ciclismo patrio que al menos en Burgos encontramos el atisbo de lo que debe ser el trabajo bien hecho. La semana pasada se confirmaba a presencia de la selección española en el Tour del Porvenir mediante invitación de ultima hora pero se confirmaba la ausencia en el preolímpico de Río, esa cita en la que nuestros pistards ni siquiera entran en los cuentos de la lechera de algunos medios que a un año vista hacen números de cuántas medallas puede sacar España. Quizá que se lo pregunten a Cristiano, a Messi o a los Manolos, pues ellos capitalizan el deporte español, ese cuyos aficionados siguen hablando del «chuletón» de Contador mientras en UK se refieren a Wiggins como leyenda en vida.

Imagen tomada de 

INFO

Endura, preparada para Eurobike

3

El equipo de desarrollo de productos de Endura ha estado mas que  ocupado en un bar de whisky en Hogmanay trabajando duro para presentar otra fantástica colección en el Eurobike de este año. La marca escocesa amplía la oferta de  ropa, casco, maletas y accesorios. Una equipación adecuada para cada piloto, ya sea hombre o mujer, niño o adulto, ciclista de ocio, ambicioso aficionado o profesional de carretera, MTB o ciclismo urbano.

Endura continua innovando mediante una imparable investigación y desarrollo, en estrecha colaboración con sus atletas patrocinados para desarrollar y producir la mejor equipación posible. Con el Movistar Team que aparece en los podios de todo el mundo, Alex Dowsett estableciendo un nuevo récord de la hora, el establecimiento de Mark Beaumont de un nuevo récord mundial en su expedición África Solo, una selección de triatletas de larga distancia en busca de un boleto a Kona, el equipo de fábrica de Endura Bergamot poniendo su sello en la escena del Enduro y los legendarios Danny MacAskill impresionantes alrededor del mundo con habilidades de conducción inimaginables, el calibre de los ciclistas vestidos con prendas Endura es sin duda incuestionable. La tecnología textil aplicada a las prendas de vestir desarrolladas como resultado de estas dos vertientes y las relaciones con atletas de escala mundial se lleva rápidamente a la colección regular de Endura que se pondrá a disposición de todos los ciclistas.

Echa un vistazo a algunas de las nuevas prendas que son el resultado de este duro trabajo y pruebas intensivas

Ciclismo «corrido a pelo»

Los Cuatro Días de Dunkerque suponen una de las carreras más arraigadas del calendario francés. Se disputan desde hace sesenta años y su mejor exponente fue todo un ciclista llamado Freddy Maertens, uno de los grandes anotadores de la historia, que con cuatro victorias es el recordman de una carrera que acostumbra a correrse, paradójicamente, en cinco etapas sobre un total de 850 kilómetros, aproximadamente.

La carrera  fronteriza se desarrolla en un terreno que hace sólo un mes centraba miras y concentraba pasiones. Cercana al cogollo flamenco, tampoco dista mucho del final de Roubaix, por tanto nos podemos imaginar un poco su trazado: vertiginoso, oscilante, imprevisible y muy emocionante. Curiosamente la francesa es una carrera que viste de rosa a su líder, como el Giro, con quien comparte fechas a pesar de lo que le implica en expectación.

Así fue este sábado por la tarde, mientras los Orica volaban con los relevos que aprendieron en el velódromo por un carril bici que sigue la línea de costa hacia San Remo, Omar Fraile –y no Oscar como le llamaban insistentemente en Eurosport 2- ganaba la penúltima etapa de esta prueba.

Os recomiendo ir a YT, allí donde todo queda y ver la victoria de Fraile, que sigue engordando el palmarés a base de calidad como Apeninos o Dunquerke. Miradlo, de verdad. Veréis ciclismo corrido a pelo, en enrevesados circuitos, curva, contra curva, montículos y pavé por doquier. Finales de etapa con tres virajes en el último medio kilómetro, un ciclismo muy ajeno al World Tour, un ciclismo que se disputa desde la humildad de que en cualquier momento puedes quedar apeado del éxito. Lo vimos con el ciclista cuya suerte se cobró Fraile, Maurits Lammertink, corredor del Orange, ese equipo sostenido por expros holandeses, pero también con el campeón del mundo de madison Bryan Coquard, que petó sin previo aviso para alegría de Ignatar Konovalovas.

2

Y si tenéis un rato más largo, mirad la etapa del viernes, disputada en un eterno sprint a tres, tan «enfermizamente» planteado que casi les cogen bajo la línea de meta cuando tenían más de minuto y medio a tres kilómetros para llegar. Alexis Gougeard fue el más listo ante Julien Antomarchi y Bryan Ramírez. O la primera etapa, con exhibición del mentado Coquard y planos de persecuciones de tres grupos al unísono.

Como veis no hablamos del World Tour. Como tampoco lo hacemos cuando vemos el Tro Bro Léon, que se disputa a la sombra de la Amstel y es cien veces más entretenido. Como cuando disfrutamos de A Través de Flandes y las pinzas que le hacen a Kwiatkowski. Como cuando Ben Hermans ganó con el hostigamiento de su compañero Gilbert la Flecha Brabanzona. Como cuando podemos afirmar con la boca grande que la última París-Tours fue la mejor carrera del año pasado, con Voeckler afeando tan digno espectáculo negándose a subir al podio presa de una pataleta.

Como veis, ni hablar del World Tour, ese coto cerrado y hermético que no confiere nada al azar que siempre ha marcado el atractivo del ciclismo. Mientras los mandamases de Etixx, Sky y Tinkoff le dan vueltas a cómo hacer más espectacular su juguetito, quizá podrían darse un paseo por el llamado “ciclismo menor”, ese que en España tiene vedada la televisión, para apreciar en su justa medida a qué sabe el deporte «silvestre», sin cortapisas ni intereses. Lo que viene a ser ciclismo de toda la vida, vamos.

Imagen tomada de @ciclo21

INFO

Novedades de primavera en Endura

2

Hágase la luz: las nuevas incorporaciones a nuestra gama de cascos, los cascos Luminite Helmet  y el Xtract Helmet, han llegado! Ambos cascos son grandes todo terreno que atraen a commuters y los nuevos carreteros, pero que también son perfectos para ir de casa al tren.
Cuentan con un ajuste muy cómodo con una forma contemporánea, bastante redondeado que sienta un poco más bajo en la parte posterior. La principal diferencia en ambos cascos es la luz trasera USB recargable con 3 ajustes de flash diferentes. Ambos cascos vienen en 3 tamaños y con una visera extraíble. El Xtract está disponible en rojo y en blanco, mientras que el Luminite viene en negro, verde y Amarillo de alta visibilidad, y están equipado con montones y montones de material reflectante.
La primavera ha llegado, y ha traído un montón de color con ella: Los baggies de MTB y maillots de nuestra colección LIMITED ya han sido entregados a todos aquellos que los han programado, y serán un lujo en los medios de comunicación, distribuidores, y clientes por igual!
Mantente fresco: El maillot FS260-Pro SL Jersey está disponible en rojo y en negro. Desarrollado para el Movistar Team asumiendo las condiciones de verano más desafiantes, este maillot super ligero, ofrece absorción rápida del sudor y alto rendimiento para montar en climas calientes. El tres veces campeón olímpico y múltiple campeón de bicicleta de montaña británica Oli Beckingsale ha derramado una gran cantidad de sudor en la cámara climática de la Universidad de Kent para la investigación y el desarrollo de esta prenda. El resultado: El maillot la FS260-Pro SL mantiene un 15% más fresco a un ciclista en una escalada alpina simulada a 30 ° C que una camiseta de similares características y con solo 85 gramos de peso (tamaño mediano) es decir, un 40% más ligera.

Ciclismo español: pan para hoy y… ¿hambre para mañana?

Hace tres años nos preguntábamos cuán grande sería el socavón que dejaría la crisis en el ciclismo español. Por aquel entonces arreciaba sobre nuestras cabezas una tormenta financiera que nos hacía temer lo peor, pero lo peor de verdad. Tres años después no sabemos si estamos en el punto más bajo, si caer más es imposible, pero lo cierto es que el panorama es similar aquellos campos de batalla tras el fragor de las espadas y las lanzas.

Desde que escribimos ese post, el ciclismo español ha dado un paso para delante y tres para atrás. Entonces habían dos World Tour –pues el Geox estaba a punto de dar la espantada- habían más equipos profesionales, como el Andalucía tan pésimamente gestionado, y cabían algunas carreras más. En el tema de equipos hoy el ambiente es gélido: Movistar en el WT y Caja Rural en el siguiente escalón. Se ha vivido la desaparición, traumática, del Euskaltel, también la del Euskadi. Hemos presenciado el inexplicable serial de Fernando Alonso pero también el nacimiento de algo que esperamos vaya a más, el Murias Taldea, la semilla de mostaza en las condiciones más inclementes.

El calendario ciclista español se junta y se arrebuja entre la carencia total de medios. Unipublic comenta que la Vuelta empieza a arrojar buenas cifras –algo que esperemos reviertan en el ciclismo, por caridad-. Con todo se contemplan 66 días de competición, por los 119 que había hace tan sólo cinco años y 180 de hace diez. El desmembramiento trae cosas buenas, por ejemplo la racionalización de las fechas y los recursos.

Por ejemplo entre las vueltas a Murcia y Andalucía se juntan tres carreras –una de ellas vuelta por etapas- en ocho días por zonas densamente pobladas de concentraciones ciclistas por fechas invernales. Se mantienen las dos vascas –País Vasco y San Sebastián- y la Volta a Catalunya en el World Tour y se agiganta un tremendo agujero competitivo en los otrora superpoblados meses de mayo y junio. Desde la recuperada Vuelta a Madrid no habrá nada hasta los nacionales y luego otro paréntesis hasta Ordizia. Extrañamos Valles Mineros, Puertos, Hucha de Oro,… y Bicicleta Vasca, siempre eibarresa por ser el objeto más fabricado en la última población guipuzcoana.

Entroncando con lo primero, con los equipos, se supera el medio centenar de ciclistas sin equipo para 2015. El listado es profuso e interesante y habla de lo necesario que habría sido que lo de Fernando Alonso hubiera salido adelante.

Todo este panorama, todo este campo de batalla trufado de negros nubarrones acontece justo cuando el presidente de la UCI, Bryan Cookson, le ha dado en Madrid el premio de mejor ciclista a Alejandro Valverde, de mejor equipo al Movistar y de mejor país a España. Muchos sugieren que viene un periodo de hambre y penuria. Si bien la abundancia que gozamos desde que aquel chaval abulense Angel Arroyo fuera podio en el Tour, de eso hace ya 32 años, quizá no sea la que marque el camino del ciclismo patrio, tampoco es tan pésimo todo lo que viene.

Es obvio que Contador, Valverde y Purito se dan una vez cada varias generaciones. Otros países llevan esperando reverdecer laureles desde hace lustros. Belgas y franceses en el Tour sin ir más lejos. Quizá, y aprovechado que Cookson estaba por España, convendría haberle preguntado cómo lo hacen en otros países, por ejemplo en el de origen del presidente de la UCI. Quizá Cookson les hablaría de inversión, de largo plazo, de paciencia, de fe,… cosas que por desgracia no abundan aquí.

Imagen tomada de vive.telefonica.com

INFO

Protege tu pantalla de móvil de golpes indeseados

El protector de vidrio templado está demostrado como el más adecuado en los momentos que la pantalla de tu móvil recibe un indeseado y fuerte golpe. Viene en una especie de sobre, lo sacas del mismo, preparar el protector lo acoplas a la pantalla, y ¡chas! La tienes perfectamente protegida del primer impacto serio que el azar o a la mala suerte le propinen.

Hablamos de KSIX y de su PROTECTOR DE VIDRIO TEMPLADO DERESISTENCIA EXTREMA con una impresionante resistencia sin alterar las funciones táctiles de nuestro Smartphone.

El Protector de Pantalla de Vidrio Templado repele el agua, 100% transparente con extrema protección contra caídas y contra  rasguños. El Protector de Pantalla KSIX de Vidrio Templado es la mejor solución con solo 0,3 mm de grosor lo que nos permitirá tener inalteradas todas las funciones táctiles de nuestro smartphone, a diferencia de otros protectores de vidrio templado con mayores grosores y por lo tanto menor funcionalidad táctil.

KSIX con su Protector de Vidrio Templado nos ofrece toda la seguridad necesaria sin tener que renunciar a la funcionalidad.

Está fabricado en vidrio templado que ofrece protección frente a todo tipo de agresiones externas, como golpes y arañazos. Incluso los que hacen objetos metálicos puntiagudos, como las llaves. En caso de caída, absorbe la fuerza del impacto, evitando que la pantalla se rompa y, si no es así, minimiza los daños producidos. La diferencia puede suponer el ahorro de centenares de euros. También cuenta con un recubrimiento especial a prueba de manchas y de las molestas huellas de dedos.

Mira más aquí

Mil formas de hacer un equipo ciclista

Noviembre hace treinta años era periodo de asueto. Los ciclistas se metían en su cueva, habitualmente se iban lejos y recargaban las pilas de cara a las primeras concentraciones de la nueva temporada ya en diciembre. Desde hace unos años, noviembre se ha convertido en la familia ciclista el mes de las prisas, de las negociaciones en tiempo record, de querer hacer lo que en otros periodos del año no se ha podido, o querido, hacer.

En estas anda en el equipo gallego cuya creación gestiona el que fuera excelente rodador de los años ochenta, Jesús Blanco Villar. Inscritos en la española y la UCI los gallegos esperan que salga el maná que ponga la pasta para que lo que en su día fue el Xacobeo tenga una versión 2.0. No será sencillo, aquel equipo no acabó muy bien y para el nuevo bloque se habla de ciclistas que no son precisamente críos. Eso sí, Blanco Villar también incluye, entre los futuribles, a Alex Marque, el corredor rechazado por Movistar cuando surgieron nubarrones y no readmitido una vez los mismos escaparon.

Son formas de hacer las cosas: Intentar en otoño atar sponsor, material, proveedores, auxiliares, ciclistas y todo lo que rodea una estructura seria y solvente. Esta forma de hacer la he visto muchas veces y la experiencia me dice que no sale bien. Con ello no expreso mis mejores deseos al proyecto gallego, pero no me parece lo más adecuado.

Porque hay otra manera de hacer las cosas. Por ejemplo la del Murias Taldea. En medio de una marejadilla interesante, la que se generó en el País Vasco con la desaparición del Euskadi como segunda parte del serial abierto por Euskaltel, Jon Odriozola ha salido a flote con un equipo con todas las letras. El grupo presentado en Bilbao hace recientes fechas lo tenía todo atado antes de entrar en el mercado y empezar a fichar ciclistas. Para cuando presentaron el proyecto estaba todo en regla, perfecto y en marcha.

Parecería obvia esta forma de hacer pero lamentablemente no es la habitual en el pelotón español que ha vivido esta tensión muchas veces, incluso a veces con desenlaces lamentables: Andalucía, Tres Molinos o Nicolás Mateos. Ni hablemos del PinoRoad que pillara por medio a varios españoles. Jon Odriozola fue un excelente gregario de Abraham Olano en la Vuelta de 1998, seguro y eficaz. Por el momento estos principios parecen que guían su quehacer al frente del Murias. Como a los gallegos, toda la suerte y éxito del mundo.

Mimbres Odriozola tiene. Aquí si apuestan por la juventud, que en Euskadi no es poca. Un proyecto joven cuyo faro será un ciclista injustamente omitido como Egoitz García, experimentado clasicómano cuya presencia vistiendo el rojo Cofidis no era rara en las primeras clásicas primaverales. Para que se hagan una idea, Egoitz será el “abuelo” del equipo a sus 28 años.

También ha confirmado su continuidad el Burgos mientras que el Caja Rural lo tiene todo en orden. Sin el lastre de Luis León Sánchez, el equipo afronta otra temporada en el nivel intermedio con un aplomo y seriedad envidiables. Da además la alternativa a dos ciclistas que merecían esta oportunidad, Eduard Prades y Carlos Barbero, y va camino de su sexto año en el pelotón. Chapeau.

Harina de otro costal es el Movistar Team, éste está en Champions, ese nivel al que un día dijo aspirar Fernando Alonso. Hace unas fechas dijeron que en unos días presentarían nombres y detalles del equipo, esa fecha prescribió. Salvo sorpresa mayúscula nadie cuenta con ellos. Bettini, que ya ni siquiera está en el proyecto, así lo ha asegurado. Curiosa forma de matar la cosa. Tanto rebomborio para esto, y lo triste es que un servidor alumbró ilusiones.

INFO

Haz tu “Moverber” ciclista con Sencillo Bikes

2

Intentando unir el ciclismo con “Movember”, nos dio por hacer unas “salidas en bici con bigote”. Sin carácter competitivo ni organización reglada alguna, con un recorrido llevadero y peculiar, intentamos unir al numeroso colectivo ciclista de la capital maña y transmitir los mensajes de Movember a la par de pasar una mañana de ciclismo peculiar. Pedro J. Garcia (ciclos Adrenalina) diseña cada año un recorrido de carácter amable y distinguido.

Este año con la colaboración de ciclos ADRENALINA (Zaragoza), promovemos dos acciones, la salida en bici con bigote el próximo 30 de noviembre  y el 15 de este mes, en las instalaciones de ciclos ADRENALINA, se desarrollará una tarde (8.30H) de ROLLSPRINT, una novedad en la ciudad,  de gran éxito en otros lugares, actividad desarrollada por la empresa URBAN Fix STYLE.

Las series UFS ROLLSPRINT son un evento consistente en una competición entre 2 participantes montados en unas bicicletas, sobre una estructura con rodillos que permiten su deslizamiento.

Deben cubrir una distancia de 250* metros en el menor tiempo posible. Mientras los ciclistas pedalean se puede ver su evolución en una pantalla gigante a modo de gráfico.

Modalidades

Formato LIBRE: Se compite por parejas, sin importar sexo o edad, teniendo en cuenta el mejor tiempo.

Formato COMPETICIÓN: Se establecen dos categorías, masculina y femenina, sin distinción de edad.

Los activos de Chris Horner

Pasan los días, las semanas y, si se me permite, los meses, y no hay acuerdo de equipo alguno con Chris Horner. El rumor que apunta a hecho de su posible fichaje por el Caja Rural no se plasma si bien creo que la gente de Ciclo 21 tendrá más que datos fiables para pensar que esto pudiera ser así. Según reza la nota del citado medio, la marca Vivelo Bikes, marca que se ha apresurado a mover la información,  puede mediar en el fichaje del longevo ciclista estadounidense por un equipo, el navarro, que no cabe duda es un embudo donde han ido a romper interesantes corredores en un tiempo de una crisis canina.

No sé si Horner acabará en Caja Rural, las vueltas que da el mercado, los vientos que soplan en el ciclismo son tan cambiantes que lo que hoy parece seguro al día siguiente se convierte en quimera y al otro vuelve a ser plausible. Caja Rural ha sido descartado para el Giro, entiendo que es algo que pesa, pero no sé hasta qué punto.

De cualquiera de las maneras la forma de operar en la posible adquisición del Caja Rural habla de la importancia que está alcanzado el gremio en su sector objetivo y de las muchas e interesantes vibraciones que sugiere el vigente ganador de la Vuelta a España.

Porque ahora mismo el fichaje de Horner, lejos de ser perjudicial por lo raro que parece todo alrededor suyo, y de sus logros, es un golpe de efecto. Sí, sin duda. A pesar de los pesares, de todos los escarmientos, este deporte sigue teniendo adeptos, y en Estados Unidos no pocos, pues las singularidades de Horner, su edad y ese buen humor –y eso que no le habrán oído su macarrónico castellano en las entrevistas- venden y mucho, tanto que un departamento de marketing como el de Vivelo está presto a sufragar su paso al equipo de matices verdes por el potencial que ejerce sobre un mercado como el norteamericano.

Pero ¿cuáles son los activos para Chris Horner resulte aún atractivo? Yo creo que son muchos y van más allá del propio vilipendio que sus mentores de Trek le dedicaron cuando fueron preguntados por él. Horner representa el milagro, el imposible, el más allá en un país que acaba de sufrir el tremendo escarmiento de Lance Armstrong. Sí, suena increíble pero es así. No obstante, valoremos el hecho de que si Armstrong sembró su camino de minas en forma de compañeros agraviados e intimidados y periodistas ultrajados, Horner ha sabido ser más diplomático y al menos no transmite esa prepotencia. No tiene porqué temer, a priori, que un compañero le canté sus vergüenzas en público.

A su ya de por sí singular edad para triunfar en una gran vuelta, se une el hecho de que su éxito en ésta no le haya valido contrato alguno e incluso valore dar un paso atrás. Si para muchos esto sería un lastre, creo a Horner hasta le añade más a una singularidad que ya de por sí es redonda. Veremos, pero Horner sigue en el mercado y es una “perita en dulce” a la baja, con caché menguante y pocas o ninguna servidumbres a la espalda. Esto nos suena a adquisición bomba, de última hora y golpe de efecto. Al tiempo.

Foto tomada de www.colombia.com

 

10 x 13. La demolición no controlada del Euskaltel

A raíz del anuncio de Fernando Alonso sobre las negociaciones con la estructura del Euskaltel, la ETB realizó un reportaje sobre el equipo de bandera vasco en el que Igor González de Galdeano hace un breve repaso de lo mucho e intenso que la ha dado para vivir la vida en este último año. El fallecimiento de miembros del equipo, el cambio de las bases sociales del mismo, la enorme discusión que el mismo originó, las complicaciones en la gestión diario, el progresivo desarraigo de las instituciones, la no aparición de un segundo patrocinador, la ausencia total de resultados,…

No fue, desde luego, sencillo el último año para el vitoriano que en las páginas de El Diario Vasco repasa con medida dosis de sinceridad los muchos avatares que la vida le ha deparado estos doce meses. Muchos e interesantes datos de una realidad que en este cuaderno ya describimos y acertamos a revelar como caótica. El ciclismo vasco se ha convertido en un sumidero de desunión y desconfianza. Igor habla de actores que no dudan en fastidiarle un patrocinio al de al lado por el mero gusto de hacerlo. Situaciones dantescas que en la región donde el ciclismo es cuestión de estado suenan a susto.

No cabe duda que la verdad verdadera de la desaparición del Euskaltel dista mucho de ser sabidas con exactitud. Los movimientos propios del mercado, la propiedad de la institución, muy lejos de las fronteras de Euskadi jugaron su influencia. A la gente que firmó la titularidad de la empresa poco menos que les importaba un rábano la marea naranja y los pasillos que armara en las cunetas del Tour. Aquí se supo de resultados, no de arraigo, aquí se quisieron dividendo y buen precio, y si para ellos iba el coste del equipo, fuera equipo. Sencillo y abrumador, tanto como las leyes del mercado.

Si en algo nos atrevemos a opinar en este tinglado es la gestión deportiva, muy tangible a nuestros ojos. Euskaltel estos últimos tiempos no guardó nada del ese fragor naranja que siempre marcó el desenlace de las grandes carreras. En la carretera hemos apreciado ciclistas inapetentes, en muchos casos. Pocas ganas y menor presencia en esos momentos en los que el naranja era parte del paisaje.

Igor González de Galdeano no tiene palabras amables para Amets Txurruka en la entrevista referenciada, sin embargo el carismático ciclista del Caja Rural es el vivo ejemplo del carácter almohadillado que se había instalado en el cuadro naranja. Amets se pasó la Vuelta a España de 2012 tirando de carro, encabezando las persecuciones, trabajando para otros que, rara vez, cogían el corte bueno. Fuera de Euskaltel, Amets ha inaugurado su palmarés en Caja Rural, en la Vuelta a Asturias, y se ganó el calor y cariño en la Itzulia, esa carrera en la que él se escapaba y Euskaltel tiraba para que luego ganaran otros.

Sobre el desmonte del equipo, la opacidad ha sido una máxima. Desde que se supo que el equipo estaba en barrena poco o nada de claro se sondeó en los medios. Todo eran manos negras y sombras. Había hechos consumados, como la desaparición del equipo, pero ningún culpable confeso, todo se achacó a la crisis y las circunstancias, esas que no trascendieron cuando Fernando Alonso se interesó y desinteresó por la estructura. Luego historias para no dormir. Historias como la de Jon Odriozola y Ner Group, historias como las de la Federacion Vasca. Historias que no culminaron más allá de la supervivencia de la flor de Madariaga, el hombre que lo arrancó todo, el hombre que con su peculiar estilo sigue ahí, en el tajo, salvando los mínimos, con la esperanza de que el vaticinio de Igor no se cumpla y que Euskadi recuerde lo que es, una tierra de ciclismo fecunda y grande y que en ello se entierren las diferencias y surja algo tan bello como lo que fue Euskaltel estos veinte años.

#13×13 es el relato de perfiles, paisajes y momentos que describen el año que se nos escapa.

Foto tomada de www.euskalteleuskadi.com

La Inquisición cayó sobre Luis León Sánchez

El tribunal de la Inquisición fue un organismo creado en tiempos de los Reyes Católicos que cayó en desuso en la época napoleónica. En total fueron más de tres siglos sembrando fe y fervor en las conciencias de la plebe a través del miedo, la amenaza y la muerte. Una obra que contribuyó a esa leyenda negra que otros granjearon para derroque moral del Imperio Español y de paso hundió más este país en esas raíces cristianas que a día de hoy mucho siguen dando que hablar.

En el ciclismo moderno hay también un Tribunal de la Inquisición. Responde a las siglas MPCC que vienen a significar “Movimiento por un ciclismo creíble”. Es una especie de sanedrín creado en los días que el ciclismo convulsionó ante el positivo de Alexander Vinkourov en el Tour de 2007. Integra varios equipos de las dos primeras categorías. Su epicentro es francés, pero su idioma es inglés y su plan de acción universal.

Entre sus valedores encontramos a gente de muy dudosa doctrina. Jean-René Bernaudeau, director del Europcar, es uno de los más beligerantes del movimiento. No esconde quina contra los que han hecho trampas pero en su equipo ofrece sendos escándalos, ambos antes de los últimos Tours de Francia, con Pierre Rolland en el ojo del huracán y ofreciendo patéticas explicaciones por Facebook sobre sus affaires.

Tenemos también a Marc Madiot, mentor de la Française des Jeux, que hoya sus conocimientos profesionales en la época pre EPO y chilla a sus ciclistas hasta la humillación si una victoria de postín está a tiro. Madiot, coetáneo de Fignon, fue joven e inocente, como bien explica el parisino en su libro. Con eso está todo dicho.

En el ángulo anglosajón destaca el omnipresente Jonathan Vaughters, el pastor de exdopados que los reúne en el Garmin para hacer de ellos chicos de provecho. Ryder Hesjedal, empujado por el libro de Rasmussen, fue el último en admitir las culpas que de una manera u otra admitieron David Millar, Christian Vandevelde y Tom Danielson. Menuda colección Jonathan, menudo ramillete, justo lo  perfecto para adoctrinar en el ciclismo limpio.

Con este tipo de personas y su doble moral se ha construido el MPCC que ahora mismo tiene a Luis León Sánchez en el punto de mira. Hastiado en su equipo, el Belkin, hasta la extinción de su contrato, Luisle inició conversaciones que no llegaron a buen  puerto con Movistar. El jueves mismo se publicó que Caja Rural lo tenía caso hecho. Sin embargo los guardianes de la ética ponen trabas. No ven claro que Luisle prosiga su trayectoria pero sí ven plausible que sus no pocos marrones sigan en el armario.

Luis León Sánchez aparece en muchas listas, su nombre se barrunta con asiduidad en los mentideros de la Operación Puerto, pero hasta la fecha a Luisle nadie le ha metido mano. Nosotros podemos tener nuestra opinión, creer más o menos en su culpabilidad, gustarnos su forma de correr, pero de lo que no cabe duda es que se trata de una víctima de misma ambigüedad que ya se llevó muchos ciclistas por delante y que posiblemente acabe con su trayectoria. Es muy complicado entender como siete años  y medio después de explosionar la Operación Puerto, esto siga coleando en los límites de la duda. Esto es el ciclismo, esta es la OP de la que se vanaglorió un tipo que optó a alcalde de Madrid. Certezas pocas, incertidumbre, toda. Y por el camino siguen cayendo cadáveres.

Foto tomada de www.diez.hn