Van der Poel vs Van Aert ¿Quién ha sido el mejor ciclocrossman de la temporada?

Van Aert JoanSeguidor

La temporada de Van der Poel debería prevalecer sobre el mundial de Van Aert

Hace tres semanas por estas horas, afinábamos el lápiz para responder sobre la previsión del mundial de ciclocross.

Mathieu Van der Poel sigue sumando triunfos y según los números de Nico Van Looy está a un paso de batir el récord de Sven Nys, de éxitos una misma temporada.

La pregunta es obvia, e incluso usual cuando Nys aun corría.

Lo que Nys fue en el ciclorcoss aquí mismo lo podéis comprobar.

¿Quién es el mejor ciclista de la temporada de ciclocross?

Sven Nys cosechó una fecunda trayectoria en ciclocross, una apuesta en exclusiva, con raras inclusiones en BTT, sobre todo llevado por el anhelo olímpico, que no le desvió de la campaña invernal.

En ese camino Nys consiguió lo imposible, ganar y encadenar triunfos como rara vez se había visto en la modalidad.

Pero llegado al mundial, Nys o se bloqueaba, o se enfriaba, o sencillamente no estaba a la altura de los mejores.

Sven Nys – Onboard

#ThrowbackThursday? Take a look back at some onboard footage with Sven Nys at the 2014 UCI CX World Cup in Milton Keynes ??

Publicada por UCI Cyclo-cross en Jueves, 15 de febrero de 2018

En una carrera tan bestial como la suya, sólo dos maillots irisados son poco, muy poco, para tal bagaje. Si no era Bart Wellens, era Ervin Vervenken, también Zdenek Stybar, e incluso Lars Boom.

Nys no ganaba el mundial con la facilidad de otras «majors».

La historia de Van der Poel nos suena de Nys

La historia es similar, aunque con acento neerlandés con Mathieu Van der Poel, el ciclista que en la antesala del estrellado absoluto ya fue campeón del mundo y ha tenido que asistir cómo Wout Van Aert le ha ganado tres mundiales consecutivos.

Si en campañas anteriores, Van Aert venía con deberes hechos, esto no ha sucedido en esta edición.

Van Aert ha sido ampliamente dominado por Van der Poel durante la temporada, a excepción del mundial, donde todos los demonios se cruzaron en el camino de Mathieu Van der Poel.

El holandés lo ha ganado casi todo, el belga el mundial.

Así nos preguntamos: ¿Quién ha sido el mejor ciclocrossman de la temporada?

Aunque muchos diríamos que Mathieu Van der Poel, corre la tentación de señalar a Wout Van Aert, quien será arco iris el año que viene.

El propio Van Aert ha rogado no se le tome por estúpido y pidió valorar toda la campaña de Van der Poel, pero el premio de Van Aert no es moral, no es cualquier cosa, es el maillot de campeón del mundo, la prenda que, más allá de rankings, viste y se cotiza en los carteles.

Para mí, amante del ciclismo en toda su extensión, la temporada de Van der Poel se mide por el factor Nys, que con quien se le compara, pero el ciclismo, como muchas cosas en la vida, se juegan en un día, en un suspiro, un momento.

El mundial es eso, y Van Aert ha dejado compuesto y sin maillot al mejor Van der Poel de la historia, que ahora tiene, que idear un ciclocross sin Van Aert, porque éste piensa en clásicas y carretera. Su calendario de primavera no tiene desperdicio.

Imagen tomada de FB de UCI Cyclo-cross

Mundial de ciclocross: “Duro, pero técnico y explosivo”

Felipe Orts JoanSeguidor

Felipe Orts llega como subcampeón sub 23 al mundial de ciclocross

Mi balance de la campaña de ciclocross es muy positivo la verdad. He rendido desde octubre hasta ahora al nivel esperado, que ya era alto de inicio y se han cumplido las expectativas

Es cierto que fui subcampeón de España de ciclocross y tengo que admitir que salí a ganarlo.

Como favorito, hice mi carrera, fui muy rápido, pero Ismael simplemente se salió y fue mejor que yo.

Es una victoria muy especial para él, tras su lesión, sin duda ha sido un milagro que haya vuelto a la competición tan pronto y más al nivel que está.

Sin duda el año que viene se verán bonitas carreras.

Adaptado a la Copa del Mundo

Pero también hay competiciones internacionales y en la Copa del Mundo me he sentido a gusto y me he adaptado muy bien al nivel centro europeo.

Creo que he dado un paso adelante y ya estoy peleando con gente de mucho nivel en el ciclocross.

Poco a poco voy progresando y ya estoy pensando en dar otro paso adelante, pero buscar el top15 en el Mundial de ciclocross lo veo cerca y muy complicado a la vez.

En Valkenburg he corrido ya dos años y es un circuito que me gusta mucho.

Es duro, pero a la vez técnico y explosivo. Se adapta bien a mis características.

Pues la «táctica», por decirlo de alguna manera, es salir a no perder nada en las primeras vueltas y cuando la carrera esté estirada dar todo lo que haya dentro hasta meta.

Sin duda el objetivo es estar entre los 20 primeros.

El top 20 en el Mundial de ciclocross, un objetivo realista

¿Van Aert o Van der Poel?

Creo que Van der Poel está por encima, pero un mundial es un día especial y sin duda con la presión que tienen ambos, pueden cometer fallos.

Por lo que a nosotros respecta, creo que el ciclocross español está en un buen momento.

Si sin duda ya somos varios los corredores que estamos apostando por esta disciplina y demostrando que se puede llegar muy alto, incluso partiendo con mucha desventaja respecto a belgas y holandeses.

La campaña que acaba creo que me ha dado un punto de madurez, tanto en carrera como física y mentalmente.

Me ha llegado tengo un punto de tranquilidad que me hace cometer menos fallos además de tener fuerzas durante la hora y poco de carrera.

Por Felipe Orts

Imagen tomada Twitter Felipe Orts

Mundial de ciclocross: «Se adapta a mis características»

Jofre Cullell ciclocross JoanSeguidor

Jofre Cullell sigue creciendo en el universo del ciclocross

Estoy bastante satisfecho de mi temporada de ciclocross.

He sido campeón de España de ciclocross, sumado a una manga de la Copa de España. He estado en tres Copas del Mundo, consiguiendo incluso un top 20.

Creo que es un buen balance, porque no preparo específicamente la modalidad, pues la utilizo de pretemporada de BTT.

Si debo quedarme con una carrera, sería sin duda el Campeonato de España de ciclocross,

Fue la carrera perfecta. El día de antes, corriendo el team relay con la selección pude realizar la vuelta más rápida de todos los participantes y con muy buenas sensaciones.

El sábado corrí el campeonato a mi manera: desde la primera vuelta marcando el ritmo y abriendo distancia entre los rivales.

En el plano internacional no me he sentido nunca al 100 %, aunque puedo contento porque he aprendido mucho en los circuitos y sobretodo el ritmo que se lleva.

El Campeonato de España de ciclocross fue la carrera perfecta

Correr entre los mejores del mundo de ciclocross es algo que de momento no me lo he planteado, porque todavía tengo mucho que aprender y mejorar respecto los mejores.

Jofre Cullell ciclocross JoanSeguidor
Ahora tenemos el mundial de ciclocross, otro mundial, el primero de sub 23.

Por lo que sé del recorrido de Valkenburg se trata de un circuito técnico y muy duro, con dos subidas largas a pie.


En El Velódromo… 


Es un circuito que me gusta mucho y se adapta bien a mis características.

No obstante soy realista. El mundial de ciclocross es una carrera más de la temporada y la voy a correr sin ninguna presión ni objetivo concretos.

El circuito del mundial de ciclocross se adapta a mis características

La temporada de ciclocross está planteada como previa para la campaña de BTT, que es lo que estoy preparando de verdad con mucho sacrificio e ilusión. Estoy a punto para mi primera temporada de sub 23.

El mundial de ciclocross lo planteo para salir a mi ritmo e ir viendo cómo se desarrolla la carrera.

Jofre Cullell ciclocross JoanSeguidor
Imagen de Miguel Rodríguez

¿Van Aert o Van der Poel?

Creo que en Valkenburg va a ganar Van Aert, es cierto que Van der Poel ha sido bastante superior en la campaña pero creo que Van Aert puede estar con él.

En España, hemos visto que ha llegado una generación nueva de corredores y que el nivel ha subido mucho en poco tiempo.

Lo vemos porque hay más apoyo en las carreras, dando puntos UCI, y reuniendo más corredores en cada prueba.

En esta temporada de ciclocross, he mejorado sobretodo en mi ritmo de carrera y he aprendido a sufrir más. El año que viene volveremos.

Por Jofre Cullell

Imágenes tomadas de FB de Miguel Rodriguez  y Rueda Lenticular

Mundial de ciclocross: “Mi favorito es Wout Van Aert”

Ciclocross JoanSeguidor

La medalla de bronce es la gran incógnita del mundial de ciclocross

Cuando competí me tocó enfrentarme con lo mejor de varias generaciones de ciclocross.

Ahí estaban Bart Wellens, Richard Groenendaal, Erwin Vervecken, Mario de Clerq, Sven Nys, Zdenek Stybar, Lars Boon y Niels Albert, entre otros muchos.

Todos han formado parte de diferentes generaciones y tengo grandes recuerdos de cada uno de ellos porque cada uno era una forma diferente de entender y afrontar en ciclocross.

Sin duda Sven Nys fue un referente en mi época, y de todos los tiempos del ciclocross. De muy joven ya estaba al pie del cañón como Van der Poel o Van Aert, ahora, pero Nys se decantó por ciclocross en lugar de la carretera, y con eso le hizo un gran favor al ciclocross.

Con él se vivieron grandes momentos y batallas, aunque le faltaba rematar en los mundiales era el número uno.

La rivalidad Van der Poel vs Van Aert es buena para el ciclocross

Por el momento Van der Poel se queda en el ciclocross y esperemos que Van Aert quiera seguir en él para vivir grandes batallas.

No obstante lo que vemos ahora no es tan diferente de mis tiempos, e incluso antes. Son generaciones diferentes, está claro, y en cada una de ellas grandes talentos. Algunos siguieron en ciclocross y otros se pasaron a la carretera.

Tanto Van Aert como Van der Poel están dando un gran espectáculo en las carreras, pero este año están varios puntos por encima del resto y eso se esta viendo en las carreras. Están ellos dos y luego viene el resto. Para el ciclocross es buena esta rivalidad y esos piques. Si uno de ellos no corriera, las carreras serian un poco menos atractivas por las diferencias que hay con el resto.

Son además muy diferentes. Cada uno pone sus virtudes sobre la mesa.

De Mathieu Van der Poel está casi todo dicho, es técnico, explosivo y espectacular.

Por el contrario Wout Van Aert tiene mucho motor y una gran cabeza.

Técnica de Van der Poel vs cabeza de Van Aert


En El Velódromo…


Este domingo vuelven a verse las caras en un mundial. Yo creo que estará entre ellos dos. A día de hoy Van der Poel parece que lo tiene a favor, pero Van Aert está muy cerca y también es un corredor de mundiales y para mí es mi favorito.

Para el bronce del mundial veo a muchos optando.

Tanto Van der Poel como Van Aert están siendo tan superiores, que si no tienen ningún problema, lo que habrá en juego para el resto será el bronce  y aquí Lars Van Der Haar es mi apuesta.

Por Isaac Suárez

Imagen UCI Cyclo-cross

INFO

En el Campus Melcior Mauri podrás rodar con Abraham Olano

Ciclocross: la clave está en la pretemporada

Algunas cuestiones técnicas sobre el ciclocross

¿Por qué nos cuesta tanto ver a ciclistas no belgas y neerlandeses en el top10 mundial de ciclocross?

Ésta es la pregunta del millón, y sin duda hay muchos factores. Necesitaríamos veinte posts como éste, para entenderlo. Sin embargo, estamos en agosto y queremos hablar de la pretemporada, bajo mi punto de vista, la clave del rendimiento del top15 mundial en invierno.

Y es que encontramos una gran diferencia entre la pretemporada que llevan los belgas-neerlandeses respecto a los especialistas del resto de países.

Aunque parezca una contrariedad, la pretemporada en carretera es básica para un buen rendimiento en el barro. Sin querer meterme en camisas de once varas, ni en campos que no son los míos, la puesta a punto de un especialista tiene, simplificando mucho, dos áreas importantes: la preparación específica y la base.

La específica es sencilla: campa, obstáculos, barro y horas. La otra, la base, cobra gran importancia en esta época. Se trata de meter horas en bicicleta de carretera, buscando el fondo que permita a los especialistas aguantar la duración de la temporada de barro.

Este trabajo de base hay que combinarlo con pruebas de competición que ayudan a quitar la carbonilla al cuerpo y oxigenan la cabeza del ciclista, ya que de febrero a septiembre es mucho tiempo sin ponerse un dorsal.

La amplia mayoría del top15 del ranking, salvo el americano Stephen Hyde, está enrolada en equipos Continentales Profesionales o Continentales. Estos equipos cuentan con acceso a carreras de ciclismo en ruta, en muchas ocasiones a carreras de máxima categoría como WT, HC o 1.1.

Estas semanas hemos podido ver a Tim Merlier y Wour Van Aert con su equipo PCT Vérandas Willems-Crelan en el BinckBank Tour World Tour. La general de la carrera con licencia neerlandesa ha sido ganada por el “local” Tom Dumolin, ganador del Giro de Italia de este año.

Si este detalle no basta para “calibrar” el nivel de la carrera, Stuyben, Sagan y Boom están entre los ganadores de etapa. La dupla belga no ha desentonado para nada. Tim Merlier estuvo a 150 metros de ganar el sprint en la cuarta etapa, en la que finalmente se clasificó tercero y aunque, Wout van Aert no ha cosechado puestos de honor en esta carrera, ha estado presente en fugas y en el grupo delantero al paso por los muros de piedras por los que ha transcurrido la carrera.

Sin ir más lejos, cinco especialistas del top20 mundial cuenta con victorias UCI en ciclismo en ruta esta temporada. Mirad qué listado:

1.º Mathieu van der Poel (NED – Beobank) – 5 victorias en carreras HC y .1
2.º Wout van Aert (BEL – Vérandas Willems – Crelan) – 3 victorias en carreras .1
3.º Clement Venturini (FRA – Team Cofidis) – 2 victorias en carreras HC y .1
4.º Gianni Vermeersch (BEL – Beobank) – 1 victoria en carrera .1
5.º Laurens Sweeck (BEL – Era – Circus) – 1 victoria en carrera .1
6.º Toon Aerts (BEL – Telenet – Fidea) – 1 victoria en carrera .2

Victorias y presencia en carreras de máximo nivel, los mejores especialistas del mundo han demostrado que no desentonan en los circuitos WT y UCI de primer nivel.

¿Y qué hacen los especialistas españoles?

Esta situación contrasta fuertemente con la realidad que viven nuestros especialistas. La falta de equipos continentales copados por crossers como pasa en Bélgica, o las puertas cerradas en equipos continentales- profesionales, al contrario que en Francia, Países Bajos y/o Bélgica, hace que se tengan que preparar en carreras amateur o pruebas de MTB de “bajo perfil” competitivo.

Dicen que al “pellejo” hay que estirarlo para que se adapte a la forma que le toca, y manteniendo la metáfora, no es lo mismo estirar el pellejo partiéndose la cara en carreras UCI y WT de alto nivel, que hacerlo en la Vuelta a Segovia de turno, dicho sea con todos los respetos para la carrera.

Sin duda, esa vuelta es el escenario perfecto para que un ciclista amateur muestre su valía y busque un hueco en el ciclismo profesional. Pero no es la “plataforma” que necesita el ciclocross nacional para evolucionar.

El futuro de la evolución de la especialidad en España pasa por la creación de estructuras potentes centradas en la especialidad. No hablo de la pseudo-categoría de equipos de Ciclocross creadas por la UCI, bajo mi punto de vista innecesarios e inefectivos. Estoy hablando de unos equipos que cuenten con los medios económicos necesarios para salarios de ciclistas y staff, infraestructura, calendario y material.

Algo que está ni se le espera en España en un futuro corto-medio.

Estas afirmaciones no son pesimismo, son realidad. Para lanzar un equipo profesional (Con nominas para todos, calendario internacional e infraestructura mínima) de verdad hacen falta del orden de 250.000-300.000€. Hoy por hoy absolutamente inviable que una o varias empresas pongan un montante semejante para un equipo de una disciplina que no es mayoritaria.

Mientras esto ocurre, el ciclocross nacional avanza dando pasitos pequeños pero sólidos. Este año tendremos el primer equipo de ciclocross en España, creo que deportivamente no aporta nada dada la idiosincrasia de la disciplina en el país pero sí que da un aporte moral importante para que jóvenes ciclistas vean un futuro menos negro.

También tendremos las primeras carreras C1 dentro de nuestras fronteras y en número de carreras UCI superaremos o nos pondremos cerquita de países referentes como Suiza, República Checa o Países Bajos. Pequeños brotes verdes que nos hacen ver el futuro con un poquito más de luz dentro de la penumbra que vivimos.

Por Jon Hernández

INFO

Toda la gamma de cascos @uvexsports en un click

Van Aert vs Van der Poel, como la vida misma

Hemos dejado distancia, tomado aire, valorado lo visto y lo que puede propiciar. Ahora mismo lo mejor que le podría pasar al maravilloso mundo del ciclocross es que sus dos adalides sigan en activo por los circuitos y barrizales de media Europa. Creo que los mundiales de Luxemburgo han abierto una nueva era, una era de apertura y amplitud de fronteras, todo es celeste y naranja, belga y holandés, sí, pero las cosas no parece tan sencillas como hace un tiempo. El resultado de los juveniles británicos, el auge de la modalidad en Estados Unidos, la plata de Felipe Orts,… todo invita, no sé, a que las puertas se han abierto, que el dominio sigue vigente, pero que no parece tan incontestable como antes, que hasta igual un día vemos otros países ahí arriba y la modalidad da el salto que merece.

Pero, mientras, volvemos al principio, y pedimos turno para explicar lo que nos pareció la excecpional carrera de elites en las campas de Bieles. Fue excepcional, por la emoción y espectáculo vivido y también porque las condiciones se convirtieron en una pesadilla para las máquinas, podríamos decir “Bieles, donde el barro más pesa”, a tenor del carrusel de ciclistas que cruzaron el arco caminando o haciendo el patinete, eso sin contar con los neumáticos desinflados o directamente pinchados,

Otra clave de esa excepcionalidad fueron las diferencias, enormes, siderales, hablamos de carreras de una hora y el tercero entró a más de dos minutos del campeón y en el top ten se manejaron los cuatro, tiempos dignos de etapas reinas del Tour de Francia. Y es que fue cosa de los adalides, de los dos personajes que le han dado a su rivalidad la condición de danstesca, de auténtico canibalismo persona, deportivo y casi humano.

Esto fue, lo consideramos así una lección de vida. Hay personas con talento, gracil pedaleo, que hacen sencillo lo complicado y parecen tocados por un no sé qué. Pongamos que hablamos de Mathieu Van der Poel. Otras son toscas, insistentes, machaconas, meten codos dan el 110% para alcanzar lo que otros parecen tocar con la mano por defecto. Sí es Wout Van Aert.

Ocurre que algunos quieren puntos cortos, decididos con golpes ganadores, golpes de teatro, que matan la moral del rival y en esas tenemos que Van der Poel sale a romper desde la misma recta de inicio. Y sucede que por detrás los hay que reman, que nadan, poco a poco, sin descanso, que quieren partidas largas, de desgaste, de fondo de la pista, el amigo Van Aert.

Uno salta los tablones en la bici, otro apeado de ella, a pie. Y de esa forma tan antagónica de ver la vida surge un espectáculo mayúsculo que aúpa a nuestros protagonistas a lo más alto hasta que un tubular que falla decanta la balanza porque sencillamente algo tenía que decantarla. Fue la reedición de tarde y europea del Nadal-Federar de la noche austral.

Wout Van Aert ha ganado, yo creo, contra todo pronóstico, contra el mío el primero, pero la gente como él se hace grande en la adversidad y cuando todo pinta mal, o peor. Chapeau, porque esa cara de niño y mirada de ambición profunda e ilimitada esconde la esencia misma de lo que admiramos en los deportistas pro, esa capacidad de hacer cosas que los simples morales sólo soñaríamos. Y chapeau para Van der Poel por bañar de lágrimas su derrota, por demostrar que siente y padece y porque nos deja con los dientes largos para dentro de 52 semanas. Desde Purito en Florencia no vimos a nadie tan perjudicado en el podio.

Felicidades chicos por elevarnos por momentos, por darnos el premio de la rivalidad con mayúsculas. Sólo un deseo, dilatar lo más posible la llamada de la carretera.

Imagen tomada de FB de Nacho Silver

INFO

Conoce todos los accesorios de Cruz para llevar tu bici en el coche

Qué grande es el ciclocross

Ayer me preguntaban dónde ver el mundial de ciclocross, por el canal de la UCI en Youtube, respondí. Lamentaron que no se viera por canales convencionales. Qué más da, qué más nos da, lo importante es que podemos verlo y vemos carreras como la de féminas de ayer.

Ser campeona del mundo a ser subcampeona en ciclocross es un escalón enorme, además de figurar en un selecto palmarés, significa un torrente económico en caché, publicidad y notoriedad importante. Todo es mejor y más bonito con un lacito arco iris.

Por eso el duelo de Marianne Vos y Sanne Cant en la última vuelta del mundial implica todo lo que decimos comprimido en escasos segundos. Vos es una leyenda y actúa como tal, incluso es grande arreglando su maltrecha bici y entrando con todo hacia la victoria, pero para Cant el pan estaba en juego y corre con una determinación admirable, tanto que en el sprint final, donde los pronósticos señalaban a la neerlandesa, no le da opción a su rival. Como me dijo Nico Van Looy estaba colgado de la lámpara viendo ese desenlace.

Mirad esa última vuelta, me lo agradeceréis.

Imagen tomada de UCI

Todo suma en el ciclismo británico

Esta semana leí cómo HSBC puso su nombre en la entrada del velódromo de Manchester, la casa del ciclismo inglés. El banco cuyas siglas se leen con claridad en uno de los edificios más altos del Canary Wharf, al oeste de la City de Londres, es ahora el “main sponsor” del British Cycling, que concluyó su periplo con Sky y ahora tiene la firma bancaria como principal mecenas para mantener una de las joyas de la corona, el ciclismo, y procurar que más ingleses se pasen a la bicicleta inspirados por sus atletas pues, como bien dicen, “llevamos tres ciclos a la cabeza del medallero olímpico y paralímpico”. Ya veis, el Brexit también implica una apuesta integral y decidida por la bicicleta, como forma de ahorrarle pasta al sistema público.

Que el inglés es un ciclismo que está de moda ya lo vemos desde hace unos años. El Tour es la punta del iceberg de un dominio que llega a todos los escalones y por lo visto a todas la modalidades, poco a poco, paulatinamente, sin prisa. Esa apuesta que Bradley Wiggins explica en su libro, hace ya unos quince o dieciseis años, de la Lotería Británica patrocinando el ciclismo de casa ahora es una madura realidad que amenaza con hacerse perenne. Los británicos, en este tiempo, han hecho suya la pista, sin duda y sin dudarlo, han ganado vatios Tours, su equipo es la vanguardia, cuestionada, pero vanguardia de la carretera y ahora otros campos empiezan a caer de su lado.

Esta mañana de sábado el helado campo de Bieles, en el corazón del breve ducado de Luxemburgo, dio inicio al mundial de ciclocross con la carrera de juveniles. Quienes llevaban tiempo rodando por las campas sabían que el hielo y la nieve podían ser decisivas, pero quizá no tanto, ni tan pronto, en la primera fase de la carrera una resbaladiza placa reventó el grupo que se sumió en una montonera que acabó de raíz con las esperanzas hispanas de Iván Feijoo y Jofre Cullell, las bazas más sólidas de traerse un podio, el primero en muchísimo tiempo, a este lado de los Pirineos.

Ocurrió que la suerte sonrió a los británicos y tres de ellos quedaron en vanguardia. Acabaron copando el podio. ¿Casualidad? no lo creo ¿suerte? la tuvieron, pero como dice el sabio, la suerte no llega porque si, hay que buscarla, perseguirla y trabajarla, y estos han hecho las tres cosas.

Abrumado por la carrera, hablo con el especialista de cabecera en ciclocross de este mal anillado cuaderno. Jon, desde su Rocket Bike eibarrés, me explica que poco o nada de sorpresa hay en el triplete británico en el mundial juvenil. Resulta que tienen un trofeo nacional como Dios manda, con puntos UCI y todo, que la selección ha pisado suelo belga muchas veces y que de tanto perseguir a los dioses de la modalidad han aprendido y lo más importante, se lo han creído, al punto de ir a por todas a Luxemburgo. No en vano los ingleses estuvieron en toda la Copa del Mundo y en los torneos belgas que trascienden.

Si a todo esto le sumas la calidad del podio juvenil, que Tom Pidcock ya era favorito y que va como un tiro, tienes por resultado que todo confluye para que los astros se alineen y den por resultado un tres de tres. Por cierto, que cuando Pidcock cruzó la meta, se apeó de la bici y la zarandeó bajo el arco vi su maillot y su sponsor principal, el HSBC, y pensé “bingo”, todo acompaña, todo suma.

Imagen tomada de UCI