«Narramos pensando en quien nos está escuchando» Carlos de Andrés

Carlos de Andrés televisión JoanSeguidor

Una hora larga con Carlos de Andrés deja pocos temas por tocar

En estos días de ciclismo de sobremesa, escuchando y sabiendo de Ángel María de Pablos -gracias Pello por traérnoslo a este mal anillado cuaderno-, reviviendo las mítica voz de Pedro González,… hemos pensado en dar un paseo por ese oficio que «no se enseña en las facultades» que es el de narrador ciclista, y lo hemos querido hacer con personaje como Carlos de Andrés, la «voz» del ciclismo en Televisión Española, que no es poca cosa.

Al otro lado del teléfono, tenemos a Carlos de Andrés…

Buenas tardes Carlos ¿cómo estás llevando estos días?

«Pues hay días de todo, al principio bien, luego pesan los días en casa y últimamente quizá estoy más optimista ante la posibilidad que en mayo podamos salir»

¿Optimista? quizá sepas algo que nosotros no sabemos

«No, no de verdad, por lo que veo en la tele. Hay que ver el vaso medio lleno»

Nos tenéis entretenidos cada tarde con reposiciones de ciclismo ¿cómo están funcionando?

«Pues la verdad que están funcionando muy bien y no sólo el ciclismo y no es sencillo, estamos haciendo esto desde casa con dos o tres personas en los estudios. A veces pasando los códigos ha habido un error y no ha salido lo que se anunciaba, pero es entendible, todos cometemos errores»

Ante la perspectiva de lo que iba a pasar ¿preparaste una lista de emisiones?

«Sí, hice una primera lista para el 11-12 de marzo, de lo más antiguo a lo más nuevo, es un trabajo duro porque a veces te encuentras que las cosas no están en el estado que imaginabas. Hará falta más material a la vista del tiempo que vamos a estar sin deporte en directo»

¿Qué criterios sigue Carlos de Andrés para sacar ese material?

«De inicio hice un planteamiento de lo que queríamos, incluso le pedí ayuda a Pedro (Delgado) sobre cintas de su época. Cuando haces una selección de este estilo hay que distinguir que una cosa es lo que te gusta y otra lo que le gusta al público, por eso rescatamos triunfos españoles»

¿Cómo están funcionando las reposiciones?

«Lo cierto es que cualquier emisión de Indurain y Perico sube la audiencia por encima de la media. También funcionó muy bien la reposición de Roberto Laiseka en Luz Ardiden»

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Volviendo al criterio dices que «una cosa es lo que te gusta a ti, y otra lo que le gusta al público»

«Es que yo no trabajo para mí. Mira, una de las cosas de las que estoy más orgulloso en mi trayectoria profesional es que una vez tomo las narraciones de ciclismo, en el año 2000, tardo dos o tres años en darme cuenta que yo narro para otros, no para mí. Eso parece sencillo, pero no lo es tanto, y más cuando entras en La 1 con dos millones de audiencia de lo más hetereogénea«

Entiendo que no veremos más Roubaix que aquellas de los Mapei y la de Flecha

«Posiblemente. Quizá no pasaría una criba, pero la Roubaix de Flecha me emocionó por verle en el podio y le guardo cariño. Obviamente no sólo nos mueven los resultados de audiencia, pero es que hay tantas opciones, que no resulta sencillo. Por otro lado, es increíble la cantidad de excorredores que me ha llamado para darme las gracias por recordarles»

Alguna otra que te toque la fibra…

«Me hacía mucha ilusión recuperar la crono de Luxemburgo de Miguel Indurain«

Vuestro criterio debe abrirse…

«Es que a veces pensamos que hay carreras muy interesantes, pero que sólo cuatro frikis acabamos viendo. Mira recuerdo un año que me curré unos gráficos de rendimiento para la Vuelta con los picos de forma de los corredores para sacarlos en las retransmisiones. Aquello acabó en el cajón porque vi que no interesaba. La gente muy entendida de ciclismo piensa que todos somos iguales, y no es así»

Sois de hecho una tele generalista.

«Nos guste o no, esto es así. Tenemos audiencias de dos millones de personas en La 1 motivadas por mil razones para ver el Tour, por que es una tradición, por que les gustan los paisajes… ahora dime de esa gente ¿qué porcentaje de entendidos en ciclismo hay?«

Un diez por ciento a lo sumo

«Posiblemente y siendo generosos. No sólo les interesa la técnica, la preparación, la bicicleta. A veces un comentario gracioso de Pedro (Delgado) tiene más éxito que el análisis más técnico que puedas darle a la gente» 

«Tenemos audiencias de dos millones de personas en La 1 motivadas por mil razones para ver el Tour, por que es una tradición, por que les gustan los paisajes…» Carlos de Andrés

Gore 400×100 MArzo2020

 

Vamos al principio, si te parece: ¿Cómo empieza Carlos de Andrés en ciclismo?

«En el Tour de 1988 había un locutor junto a Angel María de Pablos que retransmite la carrera para la señal en catalán -hablamos de Jacint Felip-. Al año siguiente surge una vacante en esa plaza y entro. En 1990 ya formo parte del equipo de Pedro González, narrando desde la moto»

¿Buscabas retransmitir ciclismo?

«No, la verdad es que no era algo que buscara»

¿Cómo recuerdas la época desde la moto?

«Con ilusión, ves cosas desde otra perspectiva que con el tiempo te ayuda a mejorar tus narraciones. Tuvimos días dantescos, como uno de lluvia en la Vuelta al País Vasco. Es todo más relajado, en la moto puedes ser el simpático de la retransmisión, otra cosa es cuando llevas la narración»

Treinta abriles ya ¿cómo han cambiado las cosas?

«Totalmente. Mira, en etapas como las que ganan Chozas y Etxabe –años 1987 y 1988- escuchamos muchas críticas de los narradores a la televisión francesa, pero es que en el momento en que tenías una escapada con seis minutos era imposible cubrir las dos carreras al mismo tiempo como sucede hoy en día. Cuando las diferencias se van más allá de los diez minutos, tienes que echar mano del avión para la señal. En esa época, llegaban a retransmitir las carreras sin lista de dorsales, sin internet…»

Hoy pasan cosas como las de Andorra en la pasada Vuelta

«Ya, pero es que ese día, la que cayó no nos lo podemos imaginar, cayó todo, no sólo la televisión. Fue una excepción. Entonces si había niebla, olvídate de tele en directo, por ejemplo»

«Es todo más relajado, en la moto puedes ser el simpático de la retransmisión, otra cosa es cuando llevas la narración»

Nosotros no nos acordábamos a Angel María de Pablos hasta estos días, Pello el otro día nos lo retrató. ¿Qué recuerdos tienes de él?

«Un gran recuerdo, era una persona muy educada y cultivada»

¿Y de Pedro González?

«Es que era mi amigo, me abrió las puertas a comentar este deporte. Podría decir que estoy aquí por la muerte de un amigo, pero la vida es así. Me tocó ser sus sustituto»

¿Cómo era?

«Una persona alegre y con empatía, un amigo. Tuve relación con sus familiares. Hoy puedo decir que quiso vivir sus 48 años bien vividos, siempre dije que vivió a alta velocidad»

Estos días habéis dado el Mundial de Freire en Verona, año 1999, posiblemente fuera su última gran retransmisión

«Es muy posible que así fuera»

Vamos a por Perico

«Otro que es mi amigo. Como profesional siempre me trató muy bien y eso ahora se extiende a nuestra labor en la televisión. Es un tipo muy fácil de llevar, bromista, sabedor que la vida le ha tratado muy bien, él es muy consciente de eso. Se toma las cosas con humor y sabe rebajar tensión. Los dos hemos crecido juntos»

¿Y cómo comentarista?

«Es un gran comentarista que ha sabido entender qué tipo de gente nos sigue. Tiene tablas y oficio. Maneja los tiempos, el ritmo, le pone pasión. Creo que nos hemos equilibrado»

«Perico es un tipo muy fácil de llevar, bromista, sabedor que la vida le ha tratado muy bien, él es muy consciente de eso. Se toma las cosas con humor y sabe rebajar tensión»

¿Qué es un buen comentarista para ti?

«Un buen comentarista no es el que más sabe de algo, yo recuerdo narradores que han retransmitido, por ejemplo, un partido de basquet sin ser especialistas y salir muy airosos»

Nosotros, en este mal anillado cuaderno, hemos sido muchas veces críticos con las retransmisiones que hacéis Perico y tú

«Lo sé. No sigo mucho ni blogs ni redes sociales, pero una vez me llegó un artículo vuestro en que decíais que veíais desidia en mi trabajo, debo admitir que me impactó»

Charla Carlos de Andrés JoanSeguidor

Recuerdo que lo escribimos durante un Tour, quizá el de 2016, y que fue nuestra percepción de ese momento

«Ese es el problema, que las percepciones a veces son crueles y alejadas de la realidad. No digo que no tuvieras esa sensación entonces, debo admitir que mi época de narrador combinada con la dirección de Teledeporte fue apasionante pero muy dura, con mucho trabajo. Hoy soy más pobre pero más feliz»

Posiblemente fuera por esa época, pero estamos encantados que nos lo puedas rebatir…

«No es que quiera entrar a rebatir, sólo que me llamó la atención ese comentario. Recuerdo otro año muy duro de trabajo, el de los Juegos Olímpicos de Londres, a veces ese cansancio se puede extrapolar a las narraciones. Recuerdo una entrevista que me hicieron en el Tour 2011. Me llamó un periodista tras una etapa y me pilló de vuelta al hotel. No sé qué impresión debí causarle, pero el titular del día siguiente era tan demoledor que tuve que llamar al director del diario para que matizaran. Quizá en ese momento me pillaran cansado y el periodista sacara una percepción equivocada. El día que no quisiera seguir con este oficio, no tengo otra cosa que hacer que dejarlo»

¿Te desencantó el ciclismo en los años que no paraban de salir escándalos de dopaje?

«Sí claro, fueron años muy duros, cuando veía todo aquello pensaba que no era normal y ya ves cómo acabó todo. Es por eso que aprecio mucho que un tipo como Johan Bruyneel haya salido en la Cope admitiendo que todo aquello fue un error»

A veces en las retransmisiones vemos que tomáis mucho partido, por ejemplo aquella famosa Vuelta entre Contador y Purito, a veces nos escandalizaba lo parciales que fuisteis a favor de Contador

«A nosotros nos han llamado «contadoristas», «valverdistas»… cada uno lo ve desde su prisma. Sí que es cierto que a Contador lo hemos vendido bien, pero es que el ciclismo siempre ha necesitado de un líder y él nunca ha rehuido ese papel. Otros como Freire o Valverde han sido más individualistas. Contador siempre nos ha tratado muy bien y engancha a la gente, nosotros queremos que se vea nuestro producto, por eso que cambiábamos el tono cuando hablábamos de él. Está justificado y en cierto modo contradice esa desidia que a veces nos atribuís»

Hombre, visto así…

«Es que necesitamos líderes que arrastren y no es tan sencillo tenerlos, al final estábamos vendiendo el producto. Ahora viene una época difícil. No obstante nunca nadie me dicho a quién apoyar y a quién no»

Por mí aclarado

«Está claro que las críticas forman parte de nuestro día a día, pero todo tiene una explicación. Si tan mal lo hubiéramos hecho, hubieran dejado de contar con nosotros«

Carlos de Andrés JoanSeguidor
Foto: El Tío del Mazo

Sobre la Vuelta a España ¿cuándo empezáis a montar el dispositivo?

«En octubre del año anterior»

Es decir, a menos de un mes de haber acabado la última edición…

«Así es. La gente no es consciente de lo que implica, es que llegamos a programar el horario de repostaje de los helicópteros y dónde hacerlo. Posicionar todos los elementos que intervienen en una retransmisión no son diez minutos, hay una labor ingente. En cada etapa tenemos a gente situando antenas por los montes para que la señal sea perfecta, ese es el nivel de exigencia, somos uno grupo de unas setenta personas que incluye hasta pilotos de avión. Y todo eso con un presupuesto que hay que manejar»

Entiendo que Javier Guillén os consulta cada final de etapa complicado

«Desde luego que sí, antes de plantear cualquier final, nos llama. Nosotros debíamos bajar un camión de 4000 kilos por un sitio como Machucos, pero nuestro técnico se negó y situamos todo en la Peña Cabarga. Todo eso es así. Podría llegar a decir que en la Vuelta, el más prescindible soy yo si lo que queremos es tener imágenes. Recuerdo una vez que me vino Paco Giner -director técnico de la Vuelta- y me dice que han preparado una salida muy bonita. Tuve que responderle que si no se ve, que si la gente no lo ve, es como si no existiera. Si cada día damos unos sesenta kilómetros de etapa, tenemos que tener aliciente suficiente como para que pase algo, que haya algo que tenga a la gente atenta. Y es así un día y otro hasta las 21 etapas que dura la Vuelta»

¿Es complicado hacer atractivo el ciclismo?

«Es que tenemos que partir de la base que el deporte de alta competición es espectáculo y si la gente se aburre, se va a otro lado, por que ademas, la oferta es amplísima. Por eso lo que digo, que a veces una broma de Perico da un resultado que el comentario más técnico del mundo nunca lograría»

¿Cree Carlos de Andrés si habrá más ciclismo en 2020?

«Pues no lo sé, porque ciclismo y multitud van juntos. Para la Vuelta tenemos a favor que quedan cinco meses y medio pero hemos de tener cuidado. En Francia, Macron ha admitido el error de las elecciones municipales, eso apunta directamente al Tour»

Complicado entonces

«Es difícil pero aún falta tiempo. Quiero ser optimista, agarrarme a esa posibilidad o muchos equipos lo pasarán mal«

Imagen: El Correo Gallego

 

El eterno deje antifrancés de las narraciones ciclistas

ciclista español JoanSeguidor

El palo a lo francés era y es la constante en las narraciones ciclistas

Estos días de refresco ciclista en Teledeporte, escuchamos con perplejidad algunas narraciones ciclistas que pusieron voz a este circo, allá por los ochenta.

Obviamente nada que ver con la actualidad, una cosa similar a leer un libro de texto de hoy y entonces, aunque hay dejes que sobreviven al tiempo.

El palo al francés, a lo francés, a los franceses sigue vigente, una constante que se repite de mano en mano, de boca en boca, de Angel María de Pablos a Ramón Pizarro, pasando por Rafael Recio.

En la revival de la etapa de Alpe d´ Huez que pone a Perico de amarillo en el Tour que acaba ganando -qué gustazo ver esa etapa desde el Glandon- Rafael Recio es una máquina de hincarle el diente a nuestros vecinos del norte.

Una obsesión tal, que a veces pensamos que es el hilo conductor de las retransmisiones, el motor de cualquier comentario o apreciación, el síntoma de un complejo de inferioridad que no sé si está superado.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Esta tarde de domingo vimos a Joan Llaneras colgarse el oro de puntuación en el mundial de Burdeos.

Pizarro, el narrador del evento, rabió hasta la extenuación contra la organización gala por la confusión entre la ceremonia del mallorquín y la celebración de los velocistas franceses, condecorados justo antes.

Es un ejemplo, uno de tantos.

Hoy las cosas, no podemos decir que sean muy diferentes.

Sigue prevaleciendo ese «forofismo» por lo español, por lo que de aquí.

Y no creáis que es así en todos los sitios.

Que cada uno mire por lo suyo, es normal, pero hay límites.

Obviamente, sucede en todos los lados, que creen que lo mejor es lo suyo, es natural, pero hasta cierto punto.

Pero hay otros comentaristas, otros horizontes.

Sin ir más lejos en ese mundial que gana Llaneras el bronce es Silvio Martinello, uno de los ciclistas más completos que ha parido Italia en los últimos treinta años.

Ver unos Juegos Olímpicos, en mi caso Río 2016, bien sea la crono o la pista, con Silvio Martinello en los comentarios es un lujo que Italia se permite.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Conocimiento de las disciplinas, imparcialidad, técnica, la palabra justa… celebrando las gestas, vengan de donde vengas, firme quien las firme.

Sus comentarios cuando Elia Viviani se colgó el oro en omnium caminaban a caballo entre la emoción, el análisis y el reconocimiento de la gesta del veronés.

Pero volviendo sobre el inicio, aquellas narraciones, con musiquita de fondo, sin conocimiento del terreno y con literatura en medio de la tensión de la carrera, las de hoy también tienen lo suyo, cualquier comparación con Martinello provoca llorar, son las de un tiempo que el ciclismo gozaba de una popularidad y prestigio que actualmente ni sueña.

En lo que no han cambiado las cosas en en lo hostil que sigue siendo el relato ante nuestro vecino del norte, no en las dosis de hace treinta y pico años, pero también se llevan lo suyo.

Eso del «yo soy español» también mola por aquí, no sólo va con el fútbol.

¿Por qué no me gustan Perico y Carlos de Andrés?

Perico y Carlos de Andrés nos resultan repetitivos, partidistas y desapasionados, será el «gen funcionarial»

A dos semanas de que el Tour se ponga en marcha en Bruselas, permitidnos recuperar el cuerpo de un artículo donde argumentamos razones por las que la «pareja ciclista» de TVE Perico y Carlos de Andrés no nos gustan…

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Es una opinión de hace dos años, pero sigue vigente, y la exponemos desde el punto de vista de alguien que ama este deporte, que no mira DNI´s y sí méritos y paisajes.

Porque si cayéramos en lo contrario, nos gustarían otros deportes más dados a la crítica vacía…

Esta mañana pude recuperar un post de hace un tiempo cuando en España se vivía en el filo de intervención económica y la prima de riesgo se nos cantaba como las oscilaciones de la temperatura. El post en cuestión hablaba de cómo se las tendría que ver Carlos de Andrés sin su compañero de retransmisión, Pedro Delgado, Perico vamos, no podía acompañarle porque su entrada en el plató dependía de, curioso, un patrocinio privado. Al final Perico tuvo ese patrocinio, cosido con poca fortuna en su polo, y pudo estar, pero durante unos días, pensamos que el Ente confiaría toda la locución del Tour al narrador catalán.

SQR – Cerdanya Cycle

 

En fin que en breve los volveremos a tener aquí, y como todo en la vida, el respetable se muestra dividido. Guste o no, este par será parte de la familia de muchos hogares y con lo que ellos vean y se interprete tendremos sobre la mesa lo que da de sí una carrera como el Tour, la cita que muchos relacionan con julio y la siesta.

Monta tu Belador Aero Hybrid by Berria a tu gusto

A mí, personalmente, no me gustan nada sus retransmisiones, muchas veces lo hemos comentado, y aunque no seamos asiduos a sus relatos, acostumbramos a escuchar al otro dúo, Alix & Chozas, sí que cuando los sintonizamos o nos llegan comentarios de terceros, tomamos la medida de su trabajo.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y no nos gustan porque:

Son partidistas, entiendo que lo patrio tire, pero no hasta ciertos extremos de negar realidades que todos vemos. Alberto Contador y Team Movistar son los vértices de sus gustos, todo lo que demás no es digno de ser tratado igual. Ejemplos mil…

Desprecian a los rivales y además de forma poco disimulada. Como en el anterior punto, ejemplos mil. Uno gráfico: la etapa del Aubisque de la Vuelta pasada cuando hacían chanza con los movimientos del Orica hasta que Simon Yates se situó entre los mejores de la general. Ahí se ven las limitaciones de sus análisis de movimientos y estrategia. Es más, si alguien lo prueba y no entra en sus cánones, lo tachan de inconscienciente: «¿a dónde va?», «¿qué hace?»… como si rompiera el sesteo que les gusta imponer en el relato.

 

Chris Froome es otro de sus focos y el dinero que maneja el Team Sky el mantra para explicar sus victorias. No hay trabajo, no hay método, no hay mil cosas, el dinero que manejan es la clave. Se les nota tanto que quieren ver caer al tres veces ganador del Tour, como a Josu Garay que Tom Dumolin perdiera el Giro.

Se centran en los nombres conocidos, no cuentan con que la carrera la corren casi doscientos tíos con su padre y madre respectivos, doscientos tíos que llegan a full y son perfectamente capaces de ganar a quien se le cruce. Como el “Cancellara de turno” se meta en la fuga, todo gira en torno a a él y si no da la talla, muestran sorpresa y hasta decepción. En el ciclismo, por suerte, no hay nada escrito, y el más tonto hace puentes.

 

Muestran desidia y desinterés en lo que ven, en especial Carlos de Andrés, a quien le recuerdo lúcido y atento cuando iba en la moto, hace un cuarto de siglo, o cuando narró aquel Tour del 92 que no pudo hacerlo Pedro González, por un accidente durante la Vuelta a España, que entonces se disputaba en abril. Aquel Carlos de Andrés dominaba el inglés, era incisivo y admito nostalgia aquella pareja que hizo con un periodista que creo que apellidaba Tamargo o Camargo, ya me disculparéis no me acuerde. Ahora se le hacen un mundo ciertas ciertas situaciones, omitiendo que hay muchos por estar donde él está.

SQR – GORE

 

Y por último, y ahora que viene el Tour, empezará el cachondeíto con los “chateaux” y demás, se quedarán en la anécdota, “estos franceses…”, leerán cuatro reseñas de la Wiki o de donde sea, y poco más. No verán como un país vende su territorio, sus bondades, sus atractivos, su turismo,… un país que es el primero en el mundo en recepción de turistas, incluso golpeado por el terrorismo, un país que compite con España en el top de grandes potencias receptoras de turismo, no copiarán este modelo para la Vuelta y harán de la carrera un publirreportaje de tres horas que la gente se trague porque sencillamente está a gusto viendo lo que ve. Se quedarán en lo anecdótico e insustancial, como otras muchas veces… y pasarán los chistes, las gracias y los tópicos, eso que si os digo la verdad, es lo que menos me molesta porque ser 100% correcto durante tantas horas, es sencillamente imposible.

Imágenes tomadas de Youtube y El Tío del Mazo

 

¿De los «Pericopuertos» a los «Puritopuertos»?

Purito comentarista televisión JoanSeguidor

Mov_Gore

Se oyen voces a favor de que Purito comente el ciclismo en TVE

¿Sabíais que Perico lleva la friolera de más de veinte años narrando las peripecias de los pros tanto en el Tour como en la Vuelta?

¿Tantos? —os preguntaréis muchos de vosotros.

Pues sí, aunque no lo parezca, Pedro Delgado lleva dándole a golpe de micrófono, acompañándonos en nuestras sobremesas ciclistas de los grandes acontecimientos del calendario internacional, desde prácticamente su retirada del ciclismo profesional.

Y de esto hace nada menos que 23 años.

Su carisma, su personalidad, su carácter dicharachero y locuaz -y no seguimos porque no vamos a descubrir aquí y ahora su labia y verborrea-, hicieron que desde TVE pronto se fijaran en él para cubrir junto al recordado Pedro González las largas y aburridas horas de retransmisiones ciclistas.

Nadie como él, ciclista mediático en este país donde los haya, capaz de no parar de hablar atrapando al espectador con sus historias, unido a su experiencia como profesional, sus anécdotas para todos los gustos, como su famoso “el minuto de oro de Perico”, para rellenar con sus acertados (o no siempre) comentarios, la larga espera que supone narrar en directo los momentos más decisivos de las carreras.

Y esto sólo lo podía conseguir Pedro Delgado.

Cuando nuestra otra estimada voz del ciclismo, Pedro González, nos dejó aquella triste mañana del 1 de enero del año 2000 de manera súbita, a Perico le asignaron como pareja de baile a su actual compañero Carlos de Andrés, con el que comparte desde entonces micrófonos, cámaras y plató de TVE para trasladarnos las vivencias de los corredores de una manera divertida, o al menos entretenida, entre chascarrillos y chistes (malos).

Por mucho que pasen los años siempre recordaremos, por poner un ejemplo, su famoso “tararirari… ¡al ataque!”, mientras acompaña la frase con un buen solo de corneta. En fin… cosas de Perico.

El caso es que en la retransmisión de esta pasada edición de la Vuelta tuvimos una agradable sorpresa con uno de los invitados que suelen acompañar a la “pareja” para comentar la etapa del día.

Nos estamos refiriendo, sí, a Purito Rodríguez, claro está.

Fueron varias las jornadas en las que el noi de Parets escoltó a los ínclitos Carlos y Perico en la narración de la carrera, pero quizás fue en la del pasado sábado en Andorra que los aficionados descubrimos que, por qué no, Purito podría llegar a ser un gran sustituto de Perico… ¿en el futuro?

¡Hey! Que conste que nosotros no queremos jubilar al bueno de Pedro, que a sus 58 años está en plena forma y viviendo una madurez espléndida, pero sí es verdad que aquel día, en las redes sociales, se abrió un pequeño debate ante esta posibilidad.

Para muchos, bastantes diríamos, Purito bordó la narración y eclipsó a sus partenaires, por lo que fuera, por mayor conocimiento del terreno y los puertos (vive en Andorra, claro), porque le dio frescura a los comentarios y porque se comió literalmente el tempo de sus dos veteranos compañeros.

Alguien incluso llegó a comentar que había hablado el doble de tiempo que Perico, que ya es decir, y que lo sabía porque… ¡lo había cronometrado!

En Twitter  fueron muchos los tuits que celebraban el acierto del fichaje de Purito para comentar la Vuelta en TVE, que había sido muy entretenido y que había ofrecido a la afición un auténtico máster -ahora que están tan de moda- de ciclismo ante el micro.

Alguno llegó a tuitear que Joaquim había sido el mejor comentarista que ha tenido TVE en la Vuelta… “aunque sólo sea por llevarle la contraria a Carlos de Andrés”.

Y es que hasta hubo algún comentario que incluso se atrevía a tocar al intocable Carlos, deseando que lo reemplacen por su poca imparcialidad.

Es un hecho que a De Andrés siempre se le ha criticado mucho por este motivo y algunos piensan que ya está caduco, pero no de ahora, sino desde hace varios años, como Perico, al que algunos ya ven que necesita un relevo.

Foreros hablando de “enchufados” o de los insoportables comentarios de Amat y Miguel Ángel Iglesias: “no dan ya la talla”.

Otros reclamando el salto de la moto al plató de Juan Carlos García o la presencia de comentaristas de prestigio como Peio Ruiz Cabestany o Flecha.

En definitiva la opinión generalizada fue la de que Purito daría aires nuevos, más fresco y con más soltura, aportaría datos más modernos dada su reciente retirada, si bien hay que reconocer que lleva poco tiempo y le puedan faltar tablas.

Carisma tiene y parece que no se corta a la hora de ser crítico.

Viste de blanco Team Sky

De momento nos podemos quedar ya con alguna perla que ha soltado, una jugosa frase que no tiene ningún tipo de desperdicio: “a un ciclista le tiene que dar el aire menos que a un submarino”. Para enmarcar.

De esta manera creemos que más tarde o más temprano los Pericospuertos tendrían digno sucesor con unos flamantes Puritopuertos. Al tiempo.

Por Jordi Escrihuela 

Imagen @PuritoRodriguez

 

Carlos de Andrés: las estrellas no surgen solas

Carlos de Andres - Enric Mas JoanSeguidor

Mov_Gore

Estrellas como Enric Mas no salen de la nada, aunque a veces algunos lo crean así

La llegada al Monte Oiz fue la llegada de Enric Mas.

Su prestación, un día después de una crono, en la tercera semana, entrando por delante de Alejandro Valverde causó impresión.

Entre otros escuché a Carlos de Andrés decir algo como «da igual lo que nos preocupemos que el ciclismo español siempre saca alguien«.

Aunque es una verdad muy relativa, siempre dijimos que relevo habría, conviene no perder de vista que la calidad del manido relevo del ciclismo español no viene avalada por la cantidad, y eso siempre es un problema.

Pero es que además hay otra, y es que las cosas no surgen porque sí, como parece sugerir Carlos de Andrés.

Despachar la explosión de Enric Mas con un «es que siempre sale alguien» no es ajustarse a la realidad.

Hay detrás un trabajo enorme y sobre todo desinteresado de mucha gente.

En el caso de Enric Mas además influye la apuesta de Alberto Contador y su fundación, una bonita forma de devolverle al ciclismo lo que éste le ha dado.

Y eso que en este mal anillado cuaderno hubo un artículo que no habla muy bien de la fundación.

El talento no surge por generación espontánea, como todo en la vida merece atención, ser cuidado y darle cariño.

Y TVE está lejos, hace mucho además, de estar en esa batalla.

Ver el calendario de carreras ciclistas que el ente público llegó a tener, veinticinco años atrás, nos evidencia que el paisaje ha ido muy a peor.

Y esto es un pez que se muerde la cola, si no cuidas las pocas carreras que hay no pretendas que surjan talentos ni equipos.

A Televisión Española la suerte del ciclismo debería interesarle porque es de lo poco que mantiene en su parrilla, al menos en lo que hace referencia al Tour y Vuelta.

Por tratar bien el ciclismo me refiero a algo similar a lo que hacen en Italia con el Giro.

Aunque fuera remotamente.

Recuerdo cuando hace unos años Carlos de Andrés afirmaba no estar preocupado por el futuro del Euskaltel.

«Con la afición que tenéis en Euskadi, no hay problema» les decía.

El resultado ya lo vimos.

En Castelli todo el kit del Team Sky 

Incluso en el País Vasco, si esa pasión ciclista no se capitaliza, no hay proyecto que pueda salir adelante.

Murias lo está haciendo, pero no lo ha tenido nada fácil Jon Odriozola.

Y es que las cosas no son sencillas, ni en ciclismo, ni en ningún sitio, y no pasan por casualidad.

Y que este deporte siga a flote no es azaroso, aunque a veces lo parezca, es fruto de muchos anónimos que arriman el hombro sin pedir nada a cambio.

Ver a Contador en La 1 es una buena noticia

No os sorprenderá a muchos lo que opino de las retransmisiones ciclistas de TVE. Partiendo de la base de que cubren el Tour a caballo entre los estudios de Madrid y Barcelona –en la Champions no veo que escatimen-, los comentarios, las apreciaciones y las valoraciones de la carrera acaban de redondear una cobertura muy mejorable.

Carlos de Andrés y Perico –de quien no hace mucho comentamos esto de su libro- son para muchos la voz indisoluble del ciclismo en este lado de los Pirineos. No dudo que sea así para mucha gente y hasta que caigan simpáticos, pero esa especie de “Entre todos”, ese programa “limosnero” que montan cada día repartiendo premios a los tuiteros graciosos o pesados, se ha convertido en un panegírico de opiniones que no hacen más que desmerecer los méritos de Nibali, Astana, Pinot, Bardet, AG2R y Sky, entre otros, mientras brilla por su ausencia atisbo de crítica sobre Movistar Team y sus inexplicables taciticas. Conviene más imparcialidad.

Dicho esto, sí que me parece una gran noticia que Alberto Contador sea el personaje que comente este sábado la etapa de Risoul, e incluso se dé una opción a una entrevista/balance –dicen que con participación del público, entiendo que tras una concienzuda criba de preguntas-. Gran maniobra.

Y me parece bien, porque Alberto Contador estará la sobremesa de un sábado en La 1, con la cuota de pantalla que ello significa, explicando su desgraciado Tour y dando las claves de lo complicado, muchísimo, que es deporte, que en mi opinión merece mucho más respeto y seguimiento por parte de la masa de este país.

Esperemos pues que Contador esté a la altura –a ver qué dice las bicicletas de su accidente-, como creo que lo habría estado de no haberse caído en el descenso del Grand Ballon. En un momento en que el ciclismo necesita espaldarazos, creo que éste es un buen elemento de ayuda. Que salga bonito.

Foto tomada de www.deportesonline.com

Las ingenuidades del Euskaltel

“Yo creo que tenemos un gran equipo, pero tenemos que apretar” le dijo un día Miguel Madariaga a Igor González de Galdeano

 

Hace tres semanas corría la euforia por twitter, facebook, titulares, prensa, televisión y hasta en las cunetas de la Vuelta a España que por esos días frecuentaba rutas granadinas. Fernando Alonso confirmaba que estaba cerrando un acuerdo, repito cerrando que no cerrado, para comprar la licencia del Euskaltel. Se habló mucho, de relaciones personales entre piloto y ciclistas, de la nueva ubicación de la escuadra, de los patrocinadores, de los compromisos adquiridos por Euskaltel… se habló mucho sin saber de nada. Y mira por donde tres semanas después el acuerdo peligra en diferentes grados dependiendo que medio se consulte: los hay que lo dan por inexistente hasta quienes opinan que hay opciones de arreglar el desaguisado. Euskaltel ya ha lanzado un comunicado hablando de cierre ordenado del equipo. Sólo recordar que en agosto lanzó otro similar.

Sea como fuere anoche pude ver este programa de ETB que nuestra amiga Helena Dias movió por twitter. Son poco menos de sesenta minutos pero sinceramente creo que se narra bien la historia del equipo y mejor aún, se retrata cada uno de los personajes que intervienen en el relato y dan muchas pistas de porqué a Fernando Alonso se le han hinchado las pelotas de tratar en un mundo gestionado con los pies. Y ojo que no digo que el asturiano sea un santo, pero me da que las cosas no le han resultado sencillas a pesar de lo que se argumente.

De todos los protagonistas de este programa me quedo sin dudarlo con la afición, me encanta ese que dice “si quieren un equipo 100% vasco que vengan y pongan la pasta”, que al final evidencia que tiene el criterio más fino y certero sobre estos quehaceres.

El resto de partícipes hace gala de una ingenuidad infumable en personas talluditas con no pocos tiros dados. Por ejemplo Julián Gorospe y Miguel Madariaga que atribuyen sus noches de desvelo y defenestración a no sabemos qué fuerzas ocultas. Son nombres, no dicen cuáles, personas, no sabemos si físicas o imaginarias, que les mataron, laboralmente hablando. Quizá en una pitonisa adivinen esas fuerzas malévolas que un día truncaron su sueño y nos digan de una vez quiénes fueron.

Tanto para Gorospe como Madariaga sin Euskaltel no habrá un mañana en el ciclismo euskaldun y no escuchan esa afición que admite en el mismo reportaje querer seguir yendo a las carreras por les enloquece el ciclismo, vistan o no de naranja. Y como no hay más ciego que quien no quiere ver la candidez de Carlos de Andrés, admitiendo a sus colegas que “Euskaltel nunca puede desaparecer”, es de traca cuando la sanidad pública, sin ir más lejos, lleva tiempo cayendo en picado. También sonrojantes los ánimos que Samu Sánchez e Igor Anton le profieren a Madariaga por el micro. “Puedes ir con la cabeza bien alta” le dicen admitiendo con estoicismo la debacle de Euskaltel y lo que es más grave, la complicadísima situación de la Fundación Euskadi, el germen que debería sobrevivir a este tsunami por si un día esto se puede relanzar.

Luego están las razones de Igor González de Galdeano –quien ha tenido el terrible trago de perder un ciclista y auxiliar en menos de un año en un trance horrible-, que una vez desvinculado del proyecto le confieren de primera mano el mismo en un curioso movimiento circular. Igor lo deja bien claro en diferentes pasajes, esto está aquí, en Euskadi y prescindir del legado social y cariño de la afición sería un error. Aviso de navegantes a Fernando Alonso. Curioso, cuando él fue quien plasmó el desarraigo de la estructura y por ende la normalísima desinversión de las instituciones vascas.

Igor, quien admite haber machacado el código de circulación por seguir a sus chichos en un entrenamiento, pone en solfa los fichajes. Como no tenían manera de contratar a Purito Rodríguez, buscan un marroquí, un griego, un ruso, que al final da positivo,… parece que no hay punto medio, o te vas al rango alto o a otros continentes, donde, con todos los respetos, pocas certezas tienes que no te acaben dando un susto, como al final pasó.

Con todo este dibujo, un embrollo monumental, una sensación de provisionalidad terrible, luchas de poder intestinas y subterráneas que asustan y una cuenta de resultados de la que poco queremos saber, qué podría pasar, pues lo que está sucediendo, que el equipo puede pasar a la historia en cuestión de horas. Ellos sabrán, pero el caramelo se lo habían puesto al aficionado…