El ciclismo de carretera un placer que no esperas, La Challenge de la Costa Brava

La Challenge en la Costa Brava

De todos los paisajes de la Challenge in Costa Brava, el tramo de Gualba es una de las carreteras que me gusta más de todo el reto pues combina unos bellos paisajes verdes con técnica y dureza. Sus constantes rampas con porcentajes de hasta el 15%, tanto para subir como para bajar, me recuerdan a los trialeras que te encuentras cuando haces BTT, pues es un tramo en medio del bosque, en el que apenas pasan coches.

La verdad es que mucha gente no conoce este lugar. De hecho tan sólo hace tres años que la descubrí, un día en un entrenamiento yendo dirección al Turó de l´ Home.

Descubre la Costa Brava, con joanseguidor

Mira los otros rincones mágicos del Menú de «mar y montaña» para la Challenge in Costa Brava

El paraíso de Sant Grau
El «Coll» para los ciclistas
Su majestad el Turó de l´ Home

Por Fran Zurita

Una de la mejores vistas que podemos disfrutar en la vuelta ciclista por excelencia en italia, IL GIRO DE ITALIA, donde ciclista profesionales de todo los países se reúnen a mediados de mayo a recorrer el país, una prueba por etapas que se decide mayormente en los alpes.

Challenge in Costa Brava, para despedir el año ciclista a lo grande

Challenge in Costa Brava JoanSeguidor

Mov_Gore

El reto final de 2018 vuelve a ser la Challenge in Costa Brava

Mar y montaña, la Challenge in Costa Brava es la mezcolanza perfecta para que el ciclista vea en esta tierra su patria chica.

El próximo 13 de octubre, sábado, la campaña tiene un epílogo vestido de verdes con matices otoñales, luz, mar y primeras hojas en caídas en la ruta.

En la puerta del otoño la Challenge in Costa Brava dispone tres retos a escoger.

El primero de 246 kilómetros y más de 5000 metros de desnivel.

El intermedio, la «half» challenge, de 142 kilómetros y 2600 metros de dificultad.

El tercero de 120 kilómetros y casi 1800 metros.

Desde ese sábado, a primera hora, desde las siete y cuarto de la mañana, la Challenge in Costa Brava empezará a rodar.

Este año no se atravesará la zona de Susqueda ni el Coll.

Pero se entrará por las selvas verdes que llevan a Sant Hilari de Sacalm y luego el Alt dels Cortalls, subiendo por Arbúcies.

Se recorrerán Les Guilleries, bordeando la frontera con Osona.

Y la llegada se prevé en un sitio emblemático para el ciclismo catalán, el Castell de Sant Joan de Blanes.

El centinela que vigila la bahía, donde grandes nombres han inscrito su nombre en el palmarés, ahí los héroes del último reto del año tienen la cima.

Será épico.