Escuchar los abucheos a Froome es impresentable

Chris Froome UAE Tour Featured

Los abucheos a Froome no son ciclismo, son personas cortos de entendederas y visión limitada

Vamos a ver, sobre lo que sucedió con Chris Froome en la etapa reina de la Route d´ Occitane y el espectador que le profiere unos abucheos…

«Que te jodan idiota» se ve que le dice, pasada la curva, Froome se gira, entiendo que para mandarle recuerdos a la madre.

No es para menos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

No es la primera vez que decimos en este mal anillado cuaderno que nos duele que un ciclista educado hasta el extremo como Chris Froome reciba abucheos del público, lo dijimos incluso en esa salida del Tour en la que iba con todo provisional, por su resultado adverso en la Vuelta del año anterior.

Froome se ha puesto el listón alto en la moralina contra el dopaje, pero hasta el día de hoy no ha pitado y si lo ha hecho, una corte de abogados le limpió ante las autoridades, podrá parecer mejor o peor pero es la realidad.

A Froome le han dicho de todo, le han tirado hasta orina, hay que ser ruin, el lo ha encajado como parte del sueldo y las servidumbres de ser una superestrella de un deporte en el que cunden los puristas.

Ha seguido adelante, no ha dicho esta boca es mía en ningún momento y seguro que ha lidiado con situaciones e insinuaciones terribles.

Basta ya.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

No obstante conviene no confundir las cosas: en la eterna comparación del ciclismo con el fútbol, que si en nuestro deporte nadie silba y se anima a todos por igual, que si imágenes como las de la Vuelta a Besaya son dignas del fútbol, nos olvidamos que el ciclismo está también lleno de impresentables, como cualquier orden de la vida, sólo cabe ver la ascensión a Alpe d  Huez hace dos años, cómo acaba Nibali, el peligro que corren los corredores, algunos idiotas en Flandes que también hacen tropelías o situaciones puntuales en ciclocross donde hemos visto a corredores saltando la cuneta como Cantona aquella vez en la banda de Old Trafford.

Imbéciles los hay por doquier. 

Y diré otra cosa, como aficionados que somos puedes tener ciclistas por los que sientes debilidad, de los que sólo puedes hablar bien y esas cosas, pero también corredores que se te atraviesan y no quieres que ganen por nada en el mundo.

Eso no es no apreciar el esfuerzo del profesional, eso es ver ciclismo y tener tu criterio, acertado o no, hay corredores que por mucho que entreguen resultan infumables, no hay vuelta de hoja.

Y eso lo decimos nosotros, que los admiramos hasta el extremo.

Ahora bien desplazarte a una cuneta a chillarlos y proferir abucheos como los que se llevó Froome es otra cosa, eso es tener muy mala hostia, mucho tiempo libre y un dedo de frente.

Todos podemos tener filias y fobias, otra cosa es ser un impresentable, y de esos las cunetas también van llenas.

Gore 400×100 MArzo2020

 

#Profiles2020 Chris Froome, en medio de todo

Giro Italia - rendimiento Froome 2 JoanSeguidor

Para Chris Froome este Tour es el más complicado de cuantos ha tomado parte

 

Hace ocho años, Chris Froome acudió al Tour con un rol muy diferente a los anteriores.

Llegaba con una segunda plaza en la Vuelta anterior, plaza que sería la primera años después por sanción a Juanjo Cobo, se había mostrado superior al teórico líder, Bradley Wiggins, y su estatus nada tenía que ver cono ese corredor que llegó a abandonar el Giro de Itala porque le engancharon remolcado a una moto.

Aquel Tour, año 2012, año olímpico, fue especial para Froome, singular, ya no era una rueda anónima.

Le tocó esperar a Wiggins en los momentos clave, en aquellos instantes donde el líder del Tour estaba en el alambre, Froome tuvo que frenar y respetar la jerarquía.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Ocho años después, cuatro Tours de Francia, dos Vueltas y un Giro, después, Chris Froome vuelve a la casilla de salida

Su caída entrenando hace más de un año en la crono del Dauphiné le abrió en canal, al punto que muchos dudan, dudamos, que vuelva a ser el mismo.

Los galones pesan, qué duda cabe, pero también los nombres que emergen y siguen la estela del cuatro veces ganador del Tour de Francia.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Con su salida anunciada, con Egan Bernal portando el uno, con Geraint, también hambriento, nunca imaginaría Chris Froome que su concurso para el quinto Tour se iba a complicar tanto.

Para un ganador como él, trabajar para terceros no creo que sea plato de gusto, incluso por mucho que se le vea apacible y cercano, Froome es un capo, eso se lleva en la sangre y tira micho.

Por eso en esta galería de retratos que iniciamos con la temporada que debe empezar en unos días, Chris Froome ocupa la primera plaza.

Algunos, como leemos en el tweet, albergan la esperanza de que, de perdido al río y Froome se líe la manta a la cabeza el día menos pensado, como hiciera en el Giro de hace dos años.

Dudamos, dudamos mucho que lo haga, Froome es ADN Ineos, hoy, Sky, anteriormente, incluso un ciclista impulsivo como él, ha sabido templar los nervios y esos achaques a que a veces le han puesto en el límite -recordemos aquellos ataques de su primer Tour en Alpe d´ Huez y Semoz cuando todo apuntaba a que iba a ganar-.

Sobre el papel, a modo teórico, vemos muy complicado que Froome esté al nivel de Bernal este año, aunque como digo ahora mismo la temporada es un folio en blanco cuya singularidad seguro que nos dará más de una sorpresa.

Gore 400×100 MArzo2020

 

En Ineos son especialistas de lavar los trapos en casa, incluso en los momentos más tensos, como aquellos de Froome y Wiggo hace ocho años, y ahora no será excepción.

Si Froome va finalmente al Tour, porque su forma le da para estar en el ocho más potente de la carrera, será para ir con y para el equipo, otra cosa no la contemplamos.

 

 

Mi 4 + 1 para el Tour de Francia

Geraint Thomas featured

Indurain, Lemond, Contador, Evans y Bernal en nuestro 5 para el Tour

Leaderboard Canarias

 

Esta tarde de julio, con el calor avanzando, y las vacaciones acercándose tendríamos el paseo final del Tour de Francia, una ceremonia mil veces vista, sólo rota una vez, aquella que Lemond remontó a Fignon, de ida y vuelta por los Campos Elíseos, Arco del Trinfo arriba, la Defensa más allá, al otro lado la Concorde, antes de circundar el Louvre y tomar la vuelta por la arcada de la Rue Rivoli.

Una cita que este veinte-veinte nos ha privado, al menos en julio, veremos si entrados en septiembre podremos verla.

Una ceremonia cuyo recuero nos trae a la memoria los mejores «hombres Tour» que hemos visto en los más de treinta años que llevamos llenando nuestro julio de Tour, ciclismo y todo lo que más allá de los Pirineos sucede.

 

Una historia que queremos resumir en cuatro nombres, cuatro más uno, en la historia que tenemos fresca de la mejor carrera del planeta, en las tres semanas en las que el ciclismo se mide en importancia a las grandes competiciones, sea de lo que sea.

Cuatro nombres que queremos empezar con lo mejor que hemos visto en treinta años largos de Tour de Francia, la aventura de los cinco leoncitos de Miguel Indurain en las estanterías de su casa.

Nunca vimos nada igual que Miguel Indurain en el Tour, nunca a ese nivel, sin casi altibajos, ni disonancias, en cinco años seguidos

Su dominio del Tour de Francia fue a tal extremo que pensar en algo más que sus cinco años de dominio es complicado.

Su ciclo fue perfecto, con cronos demoledoras que marcaron época, con ataques complicadísimos de resolver que sacaron los colores al pelotón, con jornadas que quedan para la retina, perennes.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero antes que Miguel Indurain, hubo un americano que hizo del Tour un arte extraño, malabarista y casi perfecto

Greg Lemond tuvo la suerte de romper contra Indurain, no sé si habría llegado mucho más allá, de lo que no cabe duda es que su legado es el de un artista del Tour, un corredor que era capaz de enterrar la cabeza bajo tierra semanas y meses y aparecer, espléndido, a su cita en el julio francés.

Él acabo el reinado de Hinault y evitó que Fignon prolongara el suyo, sacó provecho de un equipo paupérrimo, como aquel  ADR, donde lo único potable era un tal, y entonces semidesconocido, Johan Museeuw, que le acompañó en segundo Tour.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Entre los Tours que vimos, lo cierto es que la victoria de Alberto Contador, año 2009, fue lo más redondo que recordamos

Un Tour de esos de los antaño, con la montaña justa para cumplir, el peligro del viento, unas cronos potables y un ciclista que esa vez tocó el techo, con no muchos años, los justos para no aspirar al blanco de mejor joven.

En ese Tour Contador volaba en la montaña, ganaba cronos a Cancellara y corría al margen, y marginado, de su equipo, completamente solo, soñando improbables conspiraciones, vistiendo de esa épica que el madrileño gustaba, y gusta tanto, de usar en sus hazañas.

El cuarto, nos permitiréis, es una opción muy especial, Cadel Evans, uno de los ciclistas más limitados del palmarés reciente del Tour que hizo virtud de su aparente inferioridad en una edición que ganó porque creyó más que nadie, muy por encima de los Schleck, auténticos inoperantes sobre la pizarra, que salieron colorados de la edición que luce en la vitrina del primer australiano en ganar el Tour.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Pero caben ambages, y el «bonus track» que nos pedimos es Egan Bernal, el ganador vigente que será el primero en la historia en defender título en septiembre, en medio de un corrido que se deshilacha, el Ineos, para que él pueda seguir con el reinado que justo empieza.

Egan Bernal es un corredor renacentista, que todo lo hace, y bien, que progresa y aprende, que quiere seguir la senda de los más grandes, donde la edad no es problema, en todo caso acicate para hacer del suyo un legado irremplazable.

Quedan fuera de esta pequeña y particular lista varios nombres

Entre ellos Chris Froome, un ciclista que incluso con cuatro Tours en ristre, con todo lo que cuelga de su bagaje, creemos que ha basado tanto su éxito en el equipo y su poder que a veces pensamos qué habría sido de él, si las luces rojas se hubieran encendido sin una rueda amiga.

Tampoco ponemos a Lance Armstrong, por motivos obvios, aunque, según que mañanas, consideremos la suya una cabeza de turco, ni Jan Ullrich, la clase alemana, eterna, como su media sonrisa sobre el esfuerzo extremo…

Son nuestro 4 + 1 de los que vimos, seguro que alguno recuerda otros más…

La bola de nieve que viene tras Chris Froome

Team Ineos Chris Froome JoanSeguidor

El salto de Froome provoca temblores en Ineos y abre horizontes en Israel

El paisaje que deja a su paso un cuatro veces ganador del Tour de Francia no es cualquier cosa, cada paso que ejecuta Chris Froome tiene replicas en círculo, como ese pedrusco que cae en medio del lago para agitar el espejo que es el agua en calma.

Lo cierto es que si miramos atrás, no mucho, Chris Froome casi no se ha puesto la camiseta del Ineos, en aquel Tour de Yorkshire en el que debutó la marca y los días que pasaron de Dauphiné hasta su caída entrenando.

Eso en 2019, el año actual se resume al UAE Tour que fue suspendido por el coronavirus.

 

Sumando los días de Froome con los colores del Ineos casi nos valen los dedos de sendas manos: premonitorio

Veremos si al final la campaña ciclista se desarrolla como reprogramó en su día, veremos si Froome vuelve a vestir los colores del Team Ineos.

Pero mientras las especulaciones van en dos direcciones.

¿Respaldará el equipo a un ciclista que dejará el grupo en unos meses?

La pregunta, sólo formularla, parece estúpida, pero alimenta todo tipo de teorías.

Leemos, a Geraint decir que, hasta bien entrado en el Tour que acabaría ganando, no se vio del todo con las riendas del equipo, y eso que su hoja de servicio estaba siendo perfecta.

Recuerdo, hace dos años, que incluso tras ganar las dos etapas de los Alpes, habían quien dudaba de la solidez de G al frente del Team Sky.

La sombra de Froome es muy alargada.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Tanto para fuera, como para dentro, y está claro que Froome quiere el favor de los Ineos, frente a Bernal y Geraint, debería estar perfecto en el Tour, un escenario impredecible en un ciclista que hace casi dos años que no vemos a tope y con la caída horrible por el medio.

Sabiendo que el Team Ineos quiere el triunfo, pensar que no lo dejen todo por Froome, si éste es el mejor, es una locura.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Otra cosa es Chris Froome es en el Israel Start-Up Nation, un equipo que hace unos meses era un continental apañado, que se hizo con la licencia del Katusha para dar el salto y que hoy está lejos de ser el bloque pétreo que ha sido el mejor Sky con su líder.

Por eso es interesante la lista de futuribles que desgranan aquí.

¿Volvería Richie Porte con Froome?

¿Aceptaría Bob Jungels tirar por Froome?

Incluso hablan de los hermanos Izagirre, curioso porque Ion dejó Movistar para volar por sí mismo, y de Kelderman, el gregario de lujo que poco hizo o pudo hacer por Dumoulin…

El paso de Froome al equipo de Israel es comprobar que ese ciclismo de un patrón enamorado y acaudalado era todo lo necesario para sacar adelante algo grande.

Cuando leemos las hechuras de Adams, el mandamás del Israel, nos acordamos de Tinkov, sin decir necesariamente que son iguales.

Tanto tiempo después, hay cosas que no cambian.

Froome es un negocio, con 35 años pone al equipo en otro nivel, da la medida de lo en serio que va y lo atractivo que países como UAE, Bahrain, Kazajistán e Israel ven este deporte.

Si Adams ya logró llevar el Giro a Jerusalén…

Gore 400×100 MArzo2020

 

Team Ineos: au revoir Chris Froome

Chris Froome UAE Tour Featured

La salida de Froome de Ineos era una solución inevitable

En tiempos en los que incertidumbre nos está matando, el Team Ineos ha querido reducir la suya propia con Chris Froome con un comunicado que destaca por lo concreto y escueto.

Y sobretodo por la prisa que se han dado.

Pero no hace falta más para decir que Chris Froome deja el Team Ineos a finales de año, que ha sido un placer y que no podía garantizarle un liderazgo único.

 

No es más que la constatación escrita de eso que llamamos paso del tiempo, el relevo que siempre llega y acaba tomando el mando.

El otro día repetían en Eurosport la etapa de Alpe d´ Huez, de hace dos años, trayendo a la pantalla la increíble ascensión de Egan Bernal, primer año ahí, meses de profesionalismo, tirando de Nibali, Landa, Bardet, Roglic y sus dos líderes Geraint y Froome para cazar al escapado Kruijswijk.

Desde el minuto uno Egan Bernal se vio que no era un más, que un sub23 de primer o segundo año estuviera ahí, era un motivo, otro más para pensar que a ese afilado colombiano no se le podía tener mucho en menesteres para terceros.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Los argumentos del Team Ineos en esa nota no citan a Bernal, pero su nombre sobrevuela, como el hecho que haya un tercero en discordia, Geraint, mucho más acostumbrado a estar fuera de los focos, en la sombra, y por tanto compartir galones, cuando haya podido teneros.

«Dados sus logros, Chris quiere estar sólo en el liderazgo de un equipo, y eso no se lo podemos dar ahora mismo. Hay otros miembros del equipo que se lo merecen y trabajan para ser líderes»

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

A las palabras sobre la capitanía del equipo, Brailsford también mete el dedo en otro tema, el anuncio y la premura del mismo.

Sin tan siquiera haber llegado a agosto, Froome ya está confirmado fuera del Ineos y presto para el Israel Start Up, y todo para reducir la incertidumbre, dentro y fuera del equipo.

Nos podemos imaginar lo que es cuadrar una serpiente de tres cabezas y lo que habrán sido estos meses de parón en los que Froome, Ineos y todo lo que les rodeaba ha llenado tantos espacios.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Froome ha sido alfa y omega en este equipo, empezó con él el cuento y ahora se va dejando puntos suspensivos

Deja un legado enorme, uno de los más grandes de la historia con mayúsculas del ciclismo, en un contexto imposible a veces, con sospechas e incluso un resultado adverso del que se libró, no sé si co0n razón o no, por el poder económico de la estructura.

Pero ya sabéis que los anglosajones van por faena, y si ahora un colombiano les da más garantías se lo juegan al mismo.

¿Qué será de Froome fuera del Ineos?

Estamos ávidos por verlo, ahora bien, que no cunda el pánico, el Israel Start Up de ahora dudo que sea el de 2021, ese año que quizá todo vuelva a ser algo más normal.

El fichaje de Chris Froome: ¿Es una mala inversión?

Team Ineos Chris Froome JoanSeguidor

En el fichaje de Froome por el Israel no sólo jugaría lo deportivo

Aunque hubo unos días que el futuro de Chris Froome no era un asunto de titulares, el interés del Israel Start-Up Nation ha vuelto a poner el inglés en el foco.

Un fichaje que de completarse ya quitaría hierro a la tensión en la cúpula del Ineos para el Tour y que como leemos pocos podrían permitirse.

 

Y entre ellos está el capo del Israel, el mismo que se hizo con la licencia del Katusha, un equipo que el año pasado fue anónimo, Politt fue lo único reseñable, y que ahora parece apuntar a Froome.

Alrededor de esta hipotética operación, habla Patrick Lefevere, el capo de Deceuninck, quien da un rodeo argumental para acabar diciendo que, ahora mismo, Chris Froome no sería un buen negocio.

En resumidas cuentas, dos cosas pesan en las declaraciones de Lefevere, con 34 años Froome no parece el mejor situado para ganar el Tour y su agente es su esposa.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Y aquí es donde la historia se torna interesante, por apuntar directamente al pasado y a nombres españoles.

Tener un familiar por agente no es una buena cosa para Lefevere y recuerda historias como la de Abraham Olano, representado por su esposa, como una experiencia poco recomendable, lo mismo que Alberto Contador con su hermano Fran, o el mismo Oscar Freire.

La historia entre agentes y managers de equipos es una montaña rusa que ha dejado muchas y buenas historias en el pasado.

Si los agentes son familiares la cosa se complica.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Es cierto que Froome no está en la flor de la vida, y su recuperación deja muchas dudas, pero también es una evidencia que su fichaje es un golpe de efecto y si en el Israel quieren crecer rápido en caché, es inglés es un aval de presente.

Si la inversión contempla sólo lo deportivo no es la mejor, si entra en otros círculos está claro que Adams, el dueño del Israel, lo tiene a tocar, en Ineos el ambiente necesita descompresión, y Froome parece el eslabón mas frágil de la cadena.

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Chris Froome no se lo debe todo al equipo

Chris Froome UAE Tour Featured

Dicen que Froome puede cambiar de equipo ya, entonces veremos si todo se lo debe al Sky/Ineos

Cuando el agua suena se dice, y en el caso de Chris Froome y el equipo no para de sonar.

Hace no mucho, le dimos vueltas a la posibilidad que Froome acabara con su flaco cuerpo en Movistar, se desmintió desde todos los lados, se aceptó a regañadientes que la única opción era que Bernal, Geraint y Froome convivieran, pero vuelve la matraca.

Se dice que Chris Froome lo tiene casi hecho con el Israel con efecto inmediato. 

 

Habrá que ver si todo va a ser tan inmediato y tan rápido. habrá que ver si el Team Ineos, que quizá cambie de nombre en breve, dejará su corredor franquicia tan fácilmente, aunque los anglosajones no son ni de pañuelo, ni lacrimógenos, cuando alguien viene y es mejor que tú, te hacen a un sitio.

Y esa duda, y creo que corroe a los mentores del equipo británico que ven imparable a Egan Bernal ante el mar de dudas de Chris Froome.

Sea como fuere el paso atrás sería un hecho, el Israel Start-Up Nation está lejos del potencial del Ineos, lejos no, lejísimos.

Un equipo que acaba de renovar a André Greipel y con puntales como el generoso y clasicómano alemán Niels Politt, el polivalente Dan Martin, que podría ver trastocados sus planes como quien gira un calcetín si viene Froome y Dani Navarro.

El resto, sinceramente, no le vemos potencial para ayudar a un cuatro veces ganador del Tour.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

¿Qué sería de Chris Froome sin un equipo potente alrededor?

Una pregunta que nos hemos hecho mil veces y que igual hasta tenemos la suerte de contar con una respuesta este mismo año.

La influencia del Team Sky en las victorias de Froome ha sido obvia, han danzando a la marcha que la ha ido bien al inglés, han estado con él en los momentos de crisis, cuando otros rivales navegaban sin compañeros y han ahogado cientos de ataques que no han caminado más que unos metros por ese sistema de vatios que tan interiorizado tienen.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Todo eso es cierto, pero es un argumento tramposo, porque esconde parte de la realidad: para que Froome lidere ese bloque hay que tener una fortaleza brutal.

Froome ha manejado un equipo con ciclistas que perfectamente podían liderar otras estructuras, pero ha estado siempre por encima, presto a seguirlos y rematar su labor.

Además al inglés se le recuerdan jornadas en las que se ha bastado solito para salir adelante.

Tomad cualquier crono como ejemplo, aquella de Levante en la que le quitó las pegatinas a Nairo cuando estaba todo sentenciado tras Formigal, la de Logroño al año siguiente, las cronometras que ganó en el Tour, una en un pañuelo con Contador y Purito, siendo líder y sin necesidad de apretar más de lo necesario.

Jornadas como la que sentencia el Giro de hace dos años, ahí el equipo lanza al ciclista y éste se va ochenta kilómetros sólo hasta meta, los cortes del Tour del 16, cuando se va bajando el Peyresourde en las mismas narices de Nairo y eso que teníamos la percepción que no bajaba bien.

Pero si casi despega del asfalto.

Está claro que si Froome se va al Israel tendría un equipo más limitado incluso que Nairo en el Arkéa, su palmarés tiene mucho que ver con el grupo, pero también a una vida y perfección por y para el ciclismo que ha escrito grandes páginas de un tío que sólo con el equipo no gana cuatro Tours, dos Vueltas y un Giro.

Gore 400×100 MArzo2020

La tercera salida de Froome ¿un nuevo equipo?

Chris Froome UAE Tour Featured

Es posible que Froome le estén vendiendo la opción de un nuevo equipo

Chris Froome y su presente y futuro equipo siguen saltando de portadas y páginas por motivos que, como vemos, nada tienen que ver con la competición, por el momento.

Sin embargo, cada día que pasa, el titular que nos deja Froome es mejor que al anterior, y el flaco inglés de origen keniata puede ser la mejor noticia para este deporte que camina vapuleado con la crisis del coronavirus.

Publican en  Francia que Froome podría apadrinar un nuevo equipo para el año que viene. 

Cruz 400×100 Banner Landing

 

La noticia no sería buena, sería lo siguiente, el solo rumor de un nuevo equipo siempre es bienvenido, en estos tiempos es oxígeno puro.

Con el quejido de estructuras como CCC y Astana, con el incierto futuro que se dibuja sobre no pocos actores del pelotón, con la incertidumbre de saber qué será de este pelotón en estos meses, que Froome salga al mercado y escuche cantos de una nueva estructura es una buena noticia.

Reflejo de que el ciclismo podría seguir interesando, incluso en sus momentos más bajos, con el propio Ineos pidiendo dinero al gobierno de la Reina.

Dicen que Froome, un tipo que tenemos por tranquilo y razonable, aunque con los dejes propios de un campeonísimo, se ha cabreado porque nadie en Ineos ha terciado ante la declaración de Bernal que nadie parte por encima de nadie en el Tour.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Y aunque pueda tener sus razones, se le olvida al inglés que los méritos no residen en las rentas, cuatro Tours nada menos, y sí en el presente.

Froome debería ofrecerle a Ineos algo tan sólido como lo que ofrece Bernal para optar a su quinto Tour en la que ha sido la casa de sus éxitos.

Quizá en el fondo quisiera una reedición del affaire con Wiggins, hace ocho años, aunque ahora con él como gran beneficiario.

En todo caso, que en la maraña de equipos que han sonado para Froome surja un bloque nuevo es música, una noticia que esperemos llegue a buen puerto, pues no olvidemos que, mucho antes de que estallara la mierda del coronavirus, el ciclismo británico había perdido más de un equipo por el camino.