ALPECIN Dopaje para su pelo,El círculo virtuoso del ciclismo alemán

Alpecín “dopaje para su pelo

Se ve que para este Tour de Francia, la firma Alpecin, compañero de viaje en el patrocinio del Giant, quiso usar la expresión “dopaje para su pelo en sus reclamos publicitarios.

El requiebro, aunque llamativo, no era más que una moneda al aire en una sociedad, la alemana, que hundió el ciclismo a sus catacumbas, precisamente por culpa del dopaje y los escándalos que hace diez años por estas fechas asolaban como cortinas de agua el otrora florido paisaje ciclista alemán, ese que resultó de las victorias Ullrich, Zabel, Bolts, Aldag y toda pléyade de dopados confesos que vistieron la elástica del T Mobile.

Alpecin al final se ha decidido por otro slogan, más al uso, y si me aprietan, nada forzado: “Ingeniería alemana para su cabello

Bien, hablar de la ingeniería alemana es como hacerlo de los relojes suizos: puntualidad, seriedad y calidad. Correcto, y de paso quitamos la palabra dopaje de la semántica que rodea al ciclismo.

Sea como fuere este es un Tour importante para el ciclismo alemán, quizá el más importante en muchos años. Conviene no cagarla, ruego perdonéis lo basto de la expresión, pero es que es así.

Por los pasillos de la mejor carrera corren los cables de las cámaras y micros del ARD, el canal publico alemán que vuelve al Tour tras cuatro años de ausencia, asqueados del dopaje, escándalos y novelones de Agatha Christie en medio de una competición deportiva.

Locutor de Eurosport

El conductor de las retransmisiones ciclistas Michael Antwepes admite a la guía oficial de la carrera que el interés por el ciclismo ha bajado a niveles residuales en Alemania, sin embargo que no podía ser posible que el canal público dejara pasar tantas ediciones sin estar presente en el Tour.

Hay una buena generación que merece nuestro apoyo” dice y añade: “queremos mostrar lo mejor de este deporte, los entresijos, la tecnología, el material, las tácticas,…”. Esa es la actitud.

Pero no nos engañemos, que haya una buena generación ayuda, y mucho. Porque esa generación esta ahí, gana, lucha y da espectáculo.

En este Tour

Han ganado tres etapas, dos con André Greipel, que se está pelando a Cav como siempre había soñado, y otra con Tony Martin, que pasó a la historia de la carrera como otro maillot amarillo que dejó el Tour a medias.

Y eso que Marcel Kittel no fue de la partida. El resurgir del ciclismo alemán tiene números en los que el cuadrado ciclista rubio ha participado activamente.

Alemania había ganado 14 etapas en el Tour desde 2012 a 2014, más que Italia, España y Francia juntas y superando a los ingleses.

Cifras que hablan por sí solas que seguro que justifican el regreso de las teles y patrocinadores. Que el ciclismo sea más limpio, ayuda, pero que hay triunfos, mucho más.

INFO

¿Ya estás participando en Eurosport Tour?

A pocos días del comienzo del Tour de Francia, Eurosport, la Casa del Ciclismo, ha lanzado “Eurosport Tour”, concurso en el que los participantes pueden ganar fantásticos premios. Los ciclistas de toda Europa* pueden darse de alta en www.eurosport-tour.com.

Eurosport Tour 3

Eurosport ha colaborado con la plataforma Strava

para crear su propia Gran Vuelta en la que los kilómetros recorridos por los participantes ya suman el equivalente a 21 vueltas al mundo.

Los aficionados al ciclismo que quieran participar sólo tienen que darse de alta en la página Eurosport Tour, descargar la aplicación Strava y salir a montar en bici.

Un total de 906 aficionados al ciclismo ya se han apuntado a este reto y están compitiendo para llevarse los premios. La competición finalizará el próximo 15 de septiembre e incluye:

  • Competición por kilómetros: el ganador será el participante que acumule más kilómetros
  • Competición de montaña: el ganador será el participante que consiga la mejor puntuación en las etapas de la montaña.
  • Competición por ser el mejor corredor: el ganador será el participante que sume el mayor número de kilómetros en una sola carrera.

Los premios de Strava

Para los ganadores incluyen oportunidades únicas como la posibilidad de montar en bici junto a Juan Antonio Flecha, embajador de Eurosport Tour y ganador de una etapa de la ronda gala.

En los icónicos adoquines del Paris-Roubaix Challenge, Esta carrera, que tendrá lugar el viernes anterior a la disputa de la Clásica, será grabada y emitida en Eurosport y el ganador podrá verse en televisión como si de una estrella de la bicicleta se tratara.

Otro de los premio de Strava

consistirá en seguir una de las etapas de la Vuelta a España desde uno de los coches oficiales del Saxo-Tinkoff, disfrutando de todo lo que ocurra en los entresijos de la carrera.

Bicicleta ganadora del Tour, también como premio

Además los participantes podrán ganar muchos otros premios como por ejemplo una bicicleta Greg Lemond Washoe, bicicleta diseñada con la geometría que utilizaba el 3 veces ganador del Tour en competición.

En palabras de Juan Antonio Flecha: “Inscríbete en www.eurosport-tour.com y forma parte de la carrera ciclista más larga del planeta.

Hay premios fantásticos en juego pero además, este es un ejemplo del espíritu de equipo que tanto le gusta a la gente aficionada al deporte.

El Paris-Roubaix Challenge será duro, pero intentaré que no sea demasiado doloroso. ¡Eso sí, no olvidéis la crema de gamuza!

Eurosport Tour estará activo durante todo el Tour de Francia

Uno de los eventos más emblemáticos emitidos en Eurosport. Como la Casa del Ciclismo, Eurosport ofrece en 2015 lo mejor de la temporada con una amplísima cobertura de 23 carreras del UCI World Tour, incluyendo el Tour de Francia, el Giro de Italia, la Vuelta a España y las Grandes Clásicas, sumando un total de 1.800 horas de ciclismo.

Strava revela el potencial de una comunidad de atletas mundial. Sus innovadoras aplicaciones para móvil y su página web motivan e inspiran a corredores y ciclistas en sus diferentes aventuras deportivas, entrenamientos y competiciones. Diseñado por atletas y para atletas, Strava une a millones de deportistas de todo el mundo a diario a través del deporte que aman.

La renovada fe alemana en la bicicleta

Estamos muy contentos que el Tour vuelva a Alemania y salga tan cerca de nuestra central. Düsseldorf es nuestra casa y estos días podemos sentir las vibraciones de la ciudad ante la gran salida. Lo mejor de todo es que nosotros también estaremos ahí, celebrando el un momento de ciclismo, todos juntos. Los clubs de la zona llevan preparando tiempo con mimo esta cita, pensando cómo mezclar todo tipo de personas y generaciones con la bicicleta como eje.

Esperemos que signifique un renacer para el ciclismo alemán. Venimos de años nada fáciles para el profesionalismo en Alemania, pero estoy convencido que vamos hacia tiempos mejores en términos de cobertura mediática y con ello el talento va surgiendo.

Tengo la suerte de estar invitado a la gran salida, tanto en el inicio como en la meta, esperamos que sea inolvidable, porque es muy raro tener carreras de este nivel tan cerca nuestro. Crucemos los dedos y que nuestros corredores den la talla.

Nos hace mucha ilusión ver cómo crece Phil Bauhaus del Sunweb, es joven y muy prometedor. Viene del club local de nuestro pueblo, del RC77 Bocholt, que Rose apoya desde hace décadas. Phil tiene 22 años, es rápido, lo vimos en el Dauphiné cuando ganó una etapa. Es una de las estrellas más prometedoras en Alemania. Como su antiguo mecenas y alemanes, esperamos que brille como merece.

Con todo podemos decir que las bicicletas se han instalado en la vida de los alemanes, especialmente en nuestra zona. Cada trayecto de cinco kilómetros en Bocholt se habitúa a hacer en bicicleta, los niños se están acostumbrando a ir a la escuela, la gente va al trabajo en bicicleta,… nuestro paisaje se llena de ciclistas cada mañana. A ello contribuye que la infraestructura es amigable con carriles bici y señalizaciones para los coches. No es extraño que Bocholt sea la ciudad con mejor ratio de bicicletas en toda Alemania.

Este paisaje empuja a más personas a sacar la bicicleta. El gobierno alemán ha admitido que la bicicleta mejora la calidad de las ciudades, es buena para la salud y ayuda a que crezcan las infraestructuras. Están potenciando los carriles bici por toda la geografía, algunos importantes como el que se está construyendo en el área del Ruhr, una antigua zona minera y siderúrgica con unos diez millones de habitantes.

A nivel deportivo, el alemán medio ama la bicicleta, se ha convertido en uno de sus grandes hobbies. Sigue creciendo la cantidad de ciclistas e incluso aquellos que dedican el verano a conocer sitios sobre su bicicleta. Ahora mismo la cantidad de bicicletas excede a la de coches en Alemania, y de largo además.

Espero que no suene fuerte, pero podríamos decir que somos una “nación ciclista”.

Por Thorsten Heckrath-Rose, managing director de Rose Bikes

Imagen tomada del FB de Le Tour de France

Los indispensables para 2017 (y II)

Con el año ya entrado, vamos a por la segunda parte de piezas clave de la temporada que empieza en breve, tan breve que en pocos días ya oiremos noticias desde Australia y la cita del Down Under, que no será la más prestigiosa, pero sí populosa y celebrada por aquellas latitudes.

La pista en un impás: El año que sigue a unos Juegos Olímpicos suele ser extraño en la pista pues muchos de los nombres de los que colgó un oro, se dejan caer, se descuelgan de la vanguardia. Ocurre con algunas de las estrellas británicas que luego despiertan tantos comentarios cuando arrasan en el anillo olímpico. Esta vez la cita grande será en Honk Kong, en abril, y hasta allí veremos qué recoge la pista española de las cenizas recientes. La pareja femenina de velocidad empezará a trabajar con vistas a Tokio mientras Albert Torres iniciará su slalom por el ómnium al tiempo que mirará en primera persona como se restaura la fe en la cuarteta que un día nos llegó a dar un bronce olímpico.

Los entresijos del ciclismo: veremos cómo derivan esos pulsos latentes a veces, declarados otras, entre el mandamás en sombra, ASO, y los que en teoría pintan algo, la UCI. En ese mano a mano ya hay nuevos capítulos que se trasladan a 2017 como la supresión del Tour de Qatar, una carrera que viene con varias ediciones a la espalda, fue de las primeras en la región si no me equivoco, con el Mundial en la retina y la reciente entrada en World Tour, prestigiando carreras que como se ha visto no son ni viables, en lugar de darle brillo al calendario de siempre, el de la vieja Europa, tan castigado por la crisis de los últimos años.

¿Qué le queda al ciclismo español? La cantinela aunque repetida no deja de sonar en nuestra cabeza. El relevo, el manido relevo, volverá a centrar muchos comentarios, seguramente nos daremos cuenta de lo grandes que fueron los que están ya por la treintena alta, Purito ya no estará, pero no por ello podemos dejar de pensar en los que ya han llegado o van a llegar, pues calidad viene y quizá no se gane lo de estos años, pero no por ello dejaremos de seguirles pues talento siempre hay y como hemos visto a la larga acaba surgiendo.

Año clave para el ciclismo en Alemania. Tras un bache más duro y crudo que el de otro país, el ciclismo parece volver poco a poco al imaginario del alemán medio. Sí, a la buena hornada de ciclistas que ha aterrizado estos años, velocistas y buenos croners principalmente, le sigue la paulatina recuperación del apetito por organizar ciclismo. El Tour saldrá de Dusseldorf, mientras que se retoma la historia de una de las carreras más antiguas del mundo, la Vuelta Alemania,… buenos síntomas que esperemos cuajen en uno de los grandes mercados del viejo continente.

¿Quién puede emular a Peter Sagan? El otro día reflexionamos sobre la figura no ciclista de Bradley Wiggins, quien será, junto a Cancellara y Purito, otra de las bajas de este pelotón del mundo. Wiggins se ha distinguido este tiempo en ser un deportista que ha trascendido a su trabajo, un status en el que ahora mismo sólo veo a Peter Sagan, más allá de la bicicleta, y eso que sobre ella, ya es un crack. ¿Hay alguno más ahí? Sinceramente no se me ocurre nadie, y nombres que opositen hay. La importancia de tener figuras transversales en un deporte es vital, pues lo proyecta y le da voz. Sólo un dato: mirad como hoy, dos de enero, todos recuerdan que hace veinte años que Miguel Indurain dejó el ciclismo.

Imagen tomada de Eurosport

INFO

Con Tuvalum saca material a precio de segunda mano como si fuera a estrenar…

La nueva responsabilidad de Peter Sagan

La dimensión que ha adquirido Peter Sagan más allá de su faceta puramente ciclista está fuera de toda duda. Ahora cuando en Río vayan aterrizando todas las figuras, pocos ciclistas se medirán a las estrellas universales, ya sabéis Phelps, Djockovic o Bolt, como lo hará un tipo que corre carretera todo el año, pero que se jugará su suerte en el torneo de BTT.

La última responsabilidad que le llega a Peter Sagan viene del primero de agosto, y se centra en el nuevo cartel que adquiere al fichar por el Bora-Hansgrohe. El remozado equipo alemán es otra piedra de toque en el renacimiento del ciclismo en ese país que hace diez años no queria saber nada de las ruedas finas, con una depresión de patrocinio e inversión que ha tardado una década en ser superada.

El paso de un corredor como Sagan a un proyecto como el Bora, habla del nivel de inversión que el ciclismo alcanza en el país llamado la “locomotora de Europa”. Sagan ha sido objetivo de críticas por parte de quienes ven inflacionado artificialmente el sueldo de los ciclistas y ahora pasa a dominio alemán. Y no es solo fichar a Sagan, es rodearle de gente de su confianza, que alguno se lleva, más otros nombres que le den solidez al equipo que amenaza con romper la hegemonía de las grandes escuadras en la primavera.

La nueva responsabilidad de Sagan pasa por ser embajador del remozado ciclismo alemán, cada nada. Tony Martin, Kittel, Degenkolb, Greipel,… le dieron músculo a esa nueva generación, ahora un eslovaco tendrá que vender las bondades de lo logrado, que no es poco además, pues a la apuesta del Bora se le añaden dos elementos más que dan la medida de la renovada fiebre alemana por el ciclismo: la salida del Tour desde Dusseldorf y la nueva Vuelta a Alemania, dos puntas de lanza del ajedrez que ASO ve en el negocio del ciclismo, un tablero donde el rey es Peter Sagan.

Imagen tomada de Tinkoff Team

El ajedrez de ASO

Esta semana se ha confirmado que en 2018 la Vuelta a Alemania, una de las carreras más antiguas del calendario internacional, volverá a  celebrarse. Lo hará de la mano de ASO, los jefes del Tour, pero también de un porfolio amplio y ancho de carreras distribuidas a lo largo del calendario, entre otras monumentos como Roubaix o Lieja y la tercera grande, en importancia y cronología, Vuelta a España.

Desde hace un tiempo, el ciclismo se ha convertido en el tablero ajedrez en el que dos grandes entes, uno privado y enorme, como ASO, y otro internacional y oficial, UCI, desarrollan su lucha de poder. El otro día, en la retransmisión de París-Niza, el presidente de la federación internacional, Brian Cookson, hablaba con el logo de la carrera de su enemigo detrás de la importancia de encontrar un acuerdo con los otros actores del ciclismo para acabar de «poner hilo a la aguja» en los próximos años.

Creo que las cosas son inequívocas, y en esta partida, aunque la UCI quiera exhibir músculo, la organización de Amaury tiene la sartén por el mango pues entre sus poderes tienen la carrera que justifica presupuestos enteros de empresas que apuestan por el ciclismo: el Tour de Francia. Y con esa baza, la UCI tendrá que agachar y aceptar lo que desde París se le diga, triste pero cierto.

2

Sin embargo ASO no para quieta, no contenta con lo que tiene ya pasa a colonizar el país más grande de Europa, poblado de millones de bicicletas en las ciudades y resurgiendo de una crisis que le dejó sin equipos ni casi carreras. Dispusieron la salida en Düsseldorf y ahora pasan a ocupar todo el país. Si miramos sus carreras tienen para un calendario propio y han puesto el pie en el ciclismo femenino, un nicho que ofrece un potencial ahora mismo ilimitado.

El nuevo ciclismo alemán, el de Degenkolb, Greipel, Martin y Kittel, es un ciclismo que reniega de su pasado, no tan lejano, pues hace veinte años T Mobile ganaba dos Tours con nombres que suenan al mismísimo diablo -Riis y Ullrich-. Espero les vaya bien y esta generación no haga pitar la máquina, porque conociendo la dialéctica que han gastado el daño podría ser casi irreparable si hay algún otro desliz.

INFO

Remolques y acoples para que la bici vaya perfecta en tu coche 

El ciclismo aleman, la curiosa relación

joanseguidor

Este martes de lotería navideña y celebraciones salpicadas a base de pellizcos de pedrea y premios por la geografía hispana, el Tour de Francia, ajeno a la realidad que ha impuesto su amenaza de degradarse en el calendario, ha anunciado precisamente para 2017 que saldrá de la alemana ciudad de Düsseldorf, en lo que será una nueva salida desde terreno no francés que se añade a Utrech, Lieja, Londres, Rotterdam,… una muesca más en el tremendo negocio que es la mejor carrera del mundo.

Pero el objeto del post no es la contabilidad de ASO, no, el objeto es precisamente el país de donde se anuncia esa salida, Alemania, el país más grande y poblado de Europa que se mueve en la paradoja total respecto a este deporte. Tocado como ningún otro por la moralina antidopaje que sacudió este deporte hace unos diez años, Alemania ha sido un goteo de carreras que se han ido por en retrete.

Perdieron su vuelta a Alemania, aunque pocos lo sepan una de las más antiguas de este deporte, y a ella se le unieron otras. Un día antes del anuncio de la salida del Tour desde Düsseldorf, caía del calendario la Vuelta a Babiera, una carrera de segundo orden, que han ganado ciclistas como Geraint Thomas o Michael Rogers, que rea la ultima vuelta por etapas del calendario germano.

Ya ven, poco a poco, sin dilación, Alemania se ha quedado sin ciclismo de vueltas por etapas al tiempo que celebran la partida del Tour del 2017. Ahora el calendario germano tendrá clásicas de un día. Y no será por la economía, porque la teoría dice que las arcas de la locomotora de Europa están más saneadas que las españolas, en cuyas huestes se han recuperado las vueltas a Valencia y Lleida.

La desaparición de Baviera choca con la buena campaña llevada a cabo por un equipo de dinero alemán, el Giant-Alpecin, y la apuesta de Bora por su equipo. Empresas alemanas invirtiendo en ciclismo, empresas que han olvidado lo mal que salieron los Gerolsteiner, los Milram y los T Mobile del ciclismo. Y sin embargo se han quedado pelados de vueltas por etapas.

Alemania además es el país origen de un buen puñado de figuras, algunos corredores muy apreciados por su generosidad y clase, hablamos de Tony Martin, que el año que viene será compañero de Marcel Kittel, uno de los que más se han desgañitado en explicar que el presente del ciclismo en su país no tiene que ver con la podredumbre de sus antepasados Ullrich, Zabel, Henn, Aldag, Bolts y cía.

También está Jonh Degenkolb, un corredor que va camino de ser de culto, o el mejor velocista del ejercicio, André Greipel, ganador de cuatro etapas en el Tour que, asómbrense, vive con total normalidad y anonimato en un pueblecito alemán. Son esas cosas que nos asombran del gigante teutón.

El lavado y revitalizado del ciclismo alemán

Bajo el título “German cycling: shampooer and revitalised?”, Cycle Sport realiza un interesante retrato del paisaje ciclista alemán cuyos perfiles en este mal anillado cuaderno ya nos habían llamado la atención.

En 2015 la televisión pública alemana volverá al Tour de Francia y al mismo tiempo la marca del “dopaje para el pelo”, Alpecin, acompañará a Giant en su travesía por el World Tour. Con estos dos inputs se inicia un recorrido que se retrotrae hasta 2011 cuando el ente público dejó la mejor carrera del mundo hastiado de tantos escándalos de dopaje en el ciclismo.

En este periodo de ausencia, el ciclismo alemán se ha rehecho de sus cenizas sumando muchos triunfos en el Tour. Para que tomemos dimensión de este renacer conviene señalar que desde 2012 Alemania ha ganado 16 etapas, de ellas la mitad de Marcel Kittel, el mal sueño de  Mark Cavendish. Ganar 16 etapas en este periodo implica ser el país más laureado superando por cuatro al Reino Unido y sumando todas las que ganaron españoles, italianos y franceses juntos, ya saben ese viejo ciclismo.

Sea como fuere, la desaparición de T Mobile y Gerolsteiner –dos equipos asolados por los follones- fue suplida el año pasado por el regreso del NetApp-Endura, equipo que hoy es el Bora todo de negro y montando las carísima Argon 18.

Lo cierto, y ante lo que muchos pensarían “el escándalo de la confesión de Lance Armstrong no tuvo gran revuelo” en el principal país europeo, según un periodista de la revista Tour Magazin. “En Alemania, la imagen del ciclismo fue destruida por Eufemiano Fuentes”. Ya ven que las Canarias no sólo están en boga para lo turístico en aquel gran mercado.

Lo que es obvio es que la apuesta de la televisión pública abre las puertas al ciclismo al grandísimo estado con millones y millones de consumidores. Hasta la fecha quien quería ver el Tour en Alemania debía hacerlo por Eurosport, lo que no deja de ser una televisión de nicho, que conviene buscarla expresamente para disfrutar de su programación. Estar en el primer canal púbico multiplica las posibilidades de proyección del ciclismo, un deporte con el que este país enloqueció cuando Jan Ullrich se trajo el cetro del Tour, hace 18 años.

No lo tienen fácil Tony Martin, Marcel Kittel y Jonh Degenkolb, como punta de lanza. Compiten con la selección campeona del mundo de fútbol y el tetracampeón mundial de F1 Sebastian Vettel. Con todo cuatro de cada cinco alemanes pasan del ciclismo, que tiene en la vuelta de la principal televisión su gran valedor para interesar de nuevo a la masa. Alpecin lo ha visto, como vio en 2012 a Jan Ullrich su embajador ideal toda vez quedó saldado con sus casos de dopaje, eso sí, muchos años después de dejar el ciclismo.

Alpecin ve en el cuidado del ciclismo la forma de vender los cuidados del pelo para sus clientes. Su buque es Marcel Kittel, el selectivo velocista de tremendo tupé, rubio y siempre perfecto, toda vez se retira ese casco de pistard cada vez que gana. Kittel y sus no pocos triunfos son el ángulo de su apuesta. “No será como cuando Ullrich” advierte el periodista Kublik, pero se hace camino al andar.

Imagen tomada de www.colombia.com

INFO 

«Bicilovers» es la sección donde amantes de las dos ruedas nos enseñan su bicicleta

1.

El doble rasero alemán con el ciclismo

En España desde hace un tiempo hemos entrado en un bucle depresivo que sólo conduce a más desánimo y falta de perspectiva. Es cierto que los tiempos que nos acompañan no son favorables. Viento de cara y desagradable meteorología rodean nuestra actualidad: pocos equipos, calendario exiguo, ciclistas en el paro,… malas noticias que sí, son ciertas, están ahí, pero que sólo con contemplarlas y lamentarlas, posiblemente nunca las superaremos.

El ciclismo, como la vida, son ciclos. España ha tenido uno enorme en individualidades, ganando con claridad los mejores rankings y haciendo caer grandes triunfos en el zurrón, eso sí, sin estar exentos de polémicas y procesos angustiosos por dopaje, hechos que desde luego también pesan en el ánimo de los aficionados.

Sin embargo volvemos a eso que decíamos, a los ciclos y quizá convenga levantar la vista y ver como el imperio alemán, ese país que arrasaba en los Tours de los finales de los noventa con el T Mobile en vanguardia, casi se borró del ciclismo, por culpa del dopaje y una inasumible dosis de falsedad. Ahora el país germano vuelve con fuerza y por todos los frentes al deporte que denostó como a ningún otro.

Se ha confirmado que la ARD, la televisión pública alemana, volverá a dar en directo el Tour de Francia, una noticia buena para el ciclismo, pero sobretodo para ASO, cuyo porfolio de audiencia se abre a un país que pasa por ser la locomotora de este extraviado tren que es Europa. Los franceses sabrán sacarle partido.

077D1CA-TVT-P2_1

Miren las cifras que comenta José Carlos Carabias en su blog de ABC. Lo que hace seis años costaba 20 millones por tres años, ahora son cinco por dos, desde luego el precio está en consonancia con los tiempos, y en especial con el ciclismo, un deporte devaluado a niveles insospechados a pesar de ser un escaparate de primera escala.

Dice el ejecutivo de la ARD que los esfuerzos del ciclismo por contener el dopaje deben ser reconocidos y allí, que no hablan si no que actúan, lo han querido reconocer volviendo a las emisiones “live” de la mejor carrera. Es loable, le quieren dar una oportunidad a este deporte que en su día aborrecieron por el dopaje, curiosamente en un país cuya mitad comunista se distinguió por la “nacionalización” de la trampa y la carencia de miramientos con tal de liderar medalleros olímpicos. La mitad federal, la occidental, supongo que no tendrá pocos trapos sucios en el armario.

1

La segunda oportunidad germana al ciclismo llega por eso en plena recuperación de estrellas. Esta generación apuntamos hace unos meses, al calor del excelente Tour que les salió a los alemanes: John Degenkolb, Tony Martin, André Greipel, Marcel Kittel, Simon Geschje, Gerald Ciolek, Nikias Arndt y Fabian Weggman. ¿Casualidad? lo dudo, interesa de nuevo el ciclismo, se le quiere dar una segunda opcion, pero se hace con una ingente cantidad de talento triunfando en los mejores foros, de otra manera entender una apuesta económica como la realizada sería complicado.

Con los nombres mentados, más el Team Bora, la entrada de la pasta de Alpecin en el Giant y carreras que se pueden ir recuperando, esperamos que el país más grande de Europa regrese con todas al ciclismo, ese deporte con el que enloquecieron cuando Jan Ullrich besó el jarrón de Sevres en el podio de París.

Imagen tomada de www.nacion.com

INFO

Con este frío que nos encoge, conoce los tejidos de Bioracer

Iceberg 100 es un tejido elástico ligero regulador del calor con propiedades cortaviento e hidrófugas que mantiene una temperatura constante entre la piel y el tejido. El 100 significa que tiene una impermeabilidad del 100 %.

Esto convierte al Iceberg 100 en un tejido caliente y transpirable que los corredores pueden utilizar durante los recorridos invernales intensivos en condiciones frías, sin el volumen de una chaqueta de ciclismo de los tejidos de invierno comunes.

… e incluso personaliza tu propia ropa en línea

Una manera fácil y rápida de crear ropa de ciclismo. Elige en la galería de prendas y diseños actuales. Colorea tu ropa con los mismos colores que los de tu equipo y coloca el logotipo en su posición correcta. Ve a la pantalla de consultas, introduce tus datos de contacto y un representante de Bioracer se pondrá en contacto contigo para hablar y ofrecerte un presupuesto.