Santini nos habla de las prendas para entrenar en interior

Santini JoanSeguidor

Dos modelos de Santini para entrenar en casa estos días de confinamiento

Nos han pasado los consejos de Alessandro Vanotti, de Christine Majerus, del equipo Boels-Dolmans, y de Santini Cycling Wear para rodar bajo techo.

Los cicloergómetros, desde los más sencillos a los más sofisticados, son una alternativa válida a las salidas en bicicleta, para las que habrá que esperar a que acabe el estado de emergencia.

Una solución válida, pero que requiere la habitual atención técnica a las prendas que nos ponemos.

Nunca antes el entrenamiento entre las cuatro paredes de la vivienda había ocupado tantas líneas en las conversaciones por chat o en las publicaciones en las redes sociales: sentadillas, flexiones, estiramientos y carreras sobre la cinta de correr.

Sin embargo, para los ciclistas y triatletas, el entrenamiento en interior tiene solo un nombre: rodillos.

Junto a los tradicionales, la tecnología actual propone unos rodillos evolucionados y sofisticados, que pueden conectarse a internet para participar en retos planetarios y son capaces de medir parámetros cada vez más importantes como la potencia.

«Los rodillos siempre han sido una solución alternativa cuando hacía mal tiempo y no había ganas de salir a montar en bici bajo la lluvia, por el riesgo de enfermar y perjudicar la preparación –comenta Alessandro Vanotti, exciclista con una carrera de 14 años como profesional– pero yo solía utilizarlos a menudo para hacer trabajos específicos que resultaba difícil realizar en la calle: repeticiones, sprints, precisión en la cadencia de las pedaladas valores de los vatios para mantener el umbral… y no hay nada como los rodillos para hacer todo eso».

«Los rodillos son perfectos para los ejercicios específicos, como los de velocidad, intensidad y fuerza –confirma Christine Majerus del equipo World Tour Boels-Dolmansy te permiten centrarte en tus objetivos. Yo me entreno sobre los rodillos en casa o en el jardín, y elijo entrenamientos breves, pero intensos, a menudo con el apoyo de carreras virtuales».

Y para disfrutar de una buena sesión de bicicleta en interior es necesario, además de un buen cicloergómetro, contar con algunos accesorios para contrarrestar al verdadero enemigo del entrenamiento en interior: el abundante sudor producido en una hora de bici.

«Es importante hidratarse correctamente, desde el día anterior a la sesión de bicicleta sobre rodillos, y entrenarse en un ambiente con una temperatura en torno a los 18 grados. Una esterilla, un par de servilletas e incluso un ventilador pueden resultar muy útiles,  – continúa Vanotti– a lo que añadiría las prendas técnicas adecuadas que podremos considerar para las altas temperaturas: ligeras y, sobre todo, transpirables».

Para el entrenamiento en interior, Santini Cycling Wear propone los conjuntos Tono Studio para él, y Tono Chromosome y Tono Puro para ella

El kit para hombre Tono Studio está compuesto por un maillot ligerísimo y un pantalón corto con badana NAT con núcleo de gel con efecto refrescante.

La ligereza del maillot se consigue gracias a la combinación de tejidos de microrred, que lo hacen ideal para los entrenamientos en interior durante los que se puede sudar mucho.

Una prenda no solo ligera, sino también cómoda, gracias a las mangas en tejido Bodyfit cortadas sin dobladillo que no aprietan, y al elástico de la parte inferior del maillot, para que siempre esté en su sitio.

En combinación con el maillot, los pantalones cortos Tono Studio están fabricados con la badana NAT, con núcleo en gel NEXT de efecto refrescante, concebido para los entrenamientos largos, incluso sobre rodillos.

Los pantalones cortos ofrecen además un ligero efecto compresivo y se adhieren perfectamente a la pierna sin apretar, gracias al tejido Thunderbike Power.

Image

Un efecto tatuaje que es sinónimo de vestibilidad óptima: en el interior del tejido se halla una trama de nido de abeja en silicona que mantiene los pantalones en su sitio en todo momento. Los tirantes elásticos sin costuras también garantizan la comodidad. El kit Tono Studio está realizado en cuatro variantes de colores vivos y con un estampado atractivo.

Image

Para las mujeres, la propuesta de Santini es el maillot Tono Chromosome en combinación con los pantalones cortos Tono Puro.

Estas prendas, así como toda la colección para mujer PE20 de la marca, han sido creadas en colaboración con la campeona del mundo de ciclismo de 2015, Lizzie Deignan. Los conjuntos de la línea han sido realizados siguiendo los consejos de la británica galardonada con el maillot arcoíris, para responder a las exigencias de las ciclistas. El maillot Tono Chromosome puede utilizarse en un rango de temperaturas desde los +18° a los +35° C porque está fabricado en una microrred ligera, característica que lo convierte en una prenda óptima para usar sobre los rodillos. Ligereza y comodidad, garantizada también por sus mangas sin dobladillo que no aprietan, para un maillot de colores muy chulos: amarillo Toscana con detalles en azul, negro con detalles en amarillo flúor, rosa flúor con detalles en azul y verde/azul rocío con detalles en rosa.

El maillot cuenta además con un estampado moderno donde los cromosomas femeninos son los protagonistas. Para llevar con este maillot, los pantalones cortos Tono Puro te permitirán entrenar con toda comodidad gracias a la badana GILevo, diseñada específicamente para las mujeres, y a los tirantes elásticos y transpirables que se adaptan al cuerpo.

Y para completar el conjunto, y evitar que las molestas gotitas de sudor lleguen a la cara durante la sesión sobre la bici, Santini propone la cinta Tono Chromosome, elástica y fabricada en tejido resistente y duradero.

«Y una vez concluido el entrenamiento, no olvidemos cuidarnos: es importante que nos cambiemos y estiremos – concluye Vanottiy cuidar de la bicicleta: después de la sesión es preciso limpiar el sudor del bastidor».

+ INFO 

Imagen: Christine Majerus