Ciclismo: ¿Dónde queda el calendario español?

La Vuelta Jesus Herrada JoanSeguidor

El ciclismo español parece no pintar nada en el reparto de lo que quede de calendario

Con la última actualización de que dicen será la minitemporada ciclista 2020, a partir del primero de agosto, nos preguntamos qué ciclismo veremos en España este año, si habrá calendario ciclista.

Hasta la fecha, hemos seguido ese famoso guión de Mallorca, Valencia y Andalucía antes de llegar la hecatombe.

Desde entonces nos vamos enterando por goteo de las cancelaciones de carreras ciclistas en este lado de los Pirineos.

La Volta anunció el paso a marzo de 2021, la Itzulia y San Sebastián le han seguido.  

Cruz 400×100 Banner Landing

 

La Vuelta a Burgos pende de un hilo y hoy leemos con cierta complicidad este tweet…

 

Jaén es sede de los Campeonatos de España, a falta de fecha, porque hoy es imposible precisarlo.

Más allá, nada en el horizonte, nada que saber cuando miramos la web de la española y vemos que las noticias van sobre entrenos en rodillo para cuatro semanas y esas obviedades que ya tienen medios que las publican.

Se están aplazando y suspendiendo eventos hasta agosto, pero poco leemos de ellos… hasta escudriñar el calendario.

Mientras vemos que Italia, Francia y Bélgica van colocando sus carreras, monumentos y no monumentos, aquí cunde una especie de bajada de brazos y dejar la vida pasar.

Las organizaciones españolas en el World Tour no han pujado por un hueco imposible con la cantidad de carreras que se quieren hacer en tan poco tiempo, pero es que de las otras tampoco se oye nada.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Hace nueve años, en lo peor de la crisis económica, preguntamos cuán grande sería el socavón que quedaría en el ciclismo español.

De aquella pregunta cayeron muchas carreras, ahora vemos que a historia se repite, el tsunami vuelve a estar ahí.

¿Qué será de Asturias, Madrid, Castilla y León…?

Nadie sabe nada más allá de un reporte de suspensión.

El ciclismo español no tiene calendario porque ya no es dueño de sí mismo.

Parte de ASO, la Vuelta a España puede ser la primera grande de la historia con menos de tres semanas, y se ha ido a octubre-noviembre para darle sitio al Tour.

La decisión no se tomó en Madrid, se hizo en París y se acató en Madrid.

¿De quién es la culpa?

Ahora mismo nos da bastante igual, sólo pensar en qué puede quedar el calendario español de ciclismo tras este 2020 impide que busquemos un culpable.

La Vuelta retrata el momento del ciclismo español

Ciclismo español Vuelta JoanSeguidor

Uno en el top 10, cuatro en el top 20: la situación del ciclismo español en la Vuelta a España

El ciclismo español, cuánto hemos escrito de él en este mal anillado cuaderno, cuántas veces hemos descrito, desde hace tiempo la realidad que esta Vuelta está retratando.

Es la realidad de un ciclismo español exhausto en cantidad, que no en calidad, cuyos síntomas de hace un tiempo afloran casi todos de golpe en una edición que como bien leemos aquí, no tiene la mejor de las participaciones…

Lo de Alejandro Valverde en esta Vuelta a España es muy meritorio, pero el que sea el único español entre los diez…

Publicada por Chema Rodríguez en Sábado, 7 de septiembre de 2019

 

Y es que lo que dice Chema Rodríguez sí, da que pensar.

La general, en la segunda jornada de descanso, sigue teniendo sólo a Alejandro Valverde en el top ten, donde se sostienen ciclistas como Nicolas Edet o Carl Fedrik Hagen, el rookie desconocido de la carrera, como único local.

En el siguiente escalón vienen Ion Izagirre y Mikel Nieve, por detrás de Marc Soler, que va camino de los 27 años y no se ha visto nunca en el papel de líder.

Una situación muy coherente con el rol medio del ciclista español: ayudar a un jefe de filas.

Marc Soler dio un mal paso en Calpe y se descolgó tanto que las opciones de liderar el Movistar se desvanecieron desde el segundo día.

Marc Soler, desde entonces, ha estado ahí, rascando para una etapa que se le resiste y ayudando cuando se le requirió, de mejor o peor gana, pero ayudando.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La situación de Marc Soler es paradigmática de la situación del ciclismo español, que no tiene la cantidad que tuvo en la elite, pero sí tiene cierta calidad.

Los sempiternos problemas de Mikel Landa para encontrase de jefe único, la progresión de Enric Mas y si será capaz de seguir creciendo, entendemos que sí, pero habrá que verlo.

Fue segundo en esta misma carrera hace un año, pero el Tour se le descubrió como esa carrera que da y quita razones.

El Caja Rural viste sus mejores galas para la Vuelta a España 

Enric Mas es el ejemplo de «maduración española», más lenta, constante, siempre un poquito más.

Nada que ver con los caníbales que vienen por debajo, chavalucos de veinte años que quieren todo al momento.

Claro comparas unos con otros, y el ciclismo español no sale bien parado.

 

 

Como no sale de esa general que sólo tiene a Alejandro Valverde entre los diez mejores.

Un cuadro real, muy fiel de lo que venimos tiempo comentando, incluso en fechas tan mágicas como aquella Vuelta de 2012 que coparon Contador, Valverde y Purito.

Le llamaban la «edad de oro del ciclismo español»: pasaron olímpicamente de él. 

Aquella carrera marcó la cima, pero también el camino hacia lo que tenemos hoy.

Y hoy no tenemos fondistas, corredores que opten a ganar una grande más allá de Landa, Mas, Valverde, con los asteriscos que queráis ponerle, porque no es eterno…

Mirad las generales del Tour y Giro.

Más allá del mentado Landa, nada.

Cambrils Movil 300×100

 

Sin embargo ocurre que, en esta Vuelta, el ciclismo español está rascando etapas de una forma a la que no nos tenía acostumbrados.

En una carrera que no tiene la concurrencia internacional de otros años, los ciclistas españoles están sacando buena tajada, y eso que no es sencillo.

Ganar una etapa en la Vuelta no es sencillo pues ha movilizado estrellas como Sam Bennett, Philippe Gilbert y Jakob Fuglsang, sin obviar las dos que se llevó el fenómeno Pogacar, la crono de Roglic y el golpe de mano de Nairo en Calpe.

Entre esos grandes nombres, emerge la segunda línea de ciclismo español que quizá no venda titulares en grandes medios, pero que ayuda a pasar el trago.

La ilusión, con resultados, de los tres equipos profesionales es el ejemplo.

Murias es la imagen perenne en la carrera y eso proyecta chavales como Oscar Rodríguez, que si no me equivoco se va a Astana, Mikel Iturria, el ganador de Urdax, Sergio Samitier, Héctor Sáez y un corredor que nos encanta, Fernando Barceló.

 

En el Burgos la aventura montañera de Angel Madrazo está copando miradas y líneas gruesas.

Este cántabro se ha ganado la estima del respetable y la mirada de los focos, su presencia en carrera es redonda, aparece antes, durante y después.

Su aportación es apreciable.

SQR – GORE

 

Y en el Caja Rural no hay tregua hasta que no caiga la victoria.

Creo que al carrera pone en otro escalón un ciclista veloz como Alex Aramburu.

Esta es la foto que la Vuelta nos deja del momento actual del ciclismo español, una foto que retrata un paciente estable, que un día lo fue todo, pero como siempre en la vida, días de mucho…

Imagen: FB de Euskadi Murias

El ciclismo y la cultura del «no pagar» en España

Ciclismo pagar JoanSeguidor

Si en este lado de los Pirineos tuviéramos la cultura de pagar por las cosas, otra suerte tendría nuestro ciclismo

El otro día dimos nuestra opinión sobre un tweet de Manolo Lama sobre, a su juicio, escasa participación española en el Tour de Francia.

Fue una de esas muestras del rigor y seriedad que mueven nuestro querido periodismo deportivo, que se queda en la superficie, y rara vez rasca en las causas.

La cifra de trece ciclistas españoles en el Tour no es alarmante, entendida en la globalización del ciclismo, pero sí que es el reflejo de una crisis que hace tiempo que viene pudriendo las estructuras del ciclismo español.

Podremos decir mil cosas sobre las causas: que la juventud no quiere sacrificarse, que no hay voluntarios, que se pierden equipos, carreras…

Los males del ciclismo español

Todo lo dicho anteriormente, lo mezclamos con la realidad de picaresca y cultura de lo gratis que tenemos en este bendito país, y tenemos el resultado:

Un deporte que más allá del profesionalismo se ve descuidado, pobre incluso hasta cutre.

Cierto y real.

Y queremos poner un ejemplo muy claro.

El otro día en Ciclo21, Luis Román daba cuenta de la no celebración de la prueba de Seis Días en Palma de Mallorca.

Claro una noticia sepultada en un alud de otras tantas, que obviamente pasa con pena y sin gloria.

Pero es un ejemplo, la viva foto de lo que es la cultura deportiva española y de cómo ésta pudre lo que toca.

Los seis días es una competición de invierno que en Londres, Berlín, Copenhague… causa furor.

Es una máquina de hacer dinero.

Unos juegos olímpicos en un velódromo en otoño, gente presenciando pista non stop, cenando en la pelousse, efectos, luces…

… si hasta hay un DJ.

Dejan de hacer la prueba porque cuesta un dineral y la asistencia de público es escasa.

¿El motivo?

Podemos imaginarlo, lo que en unos sitios gusta y enloquece, aquí ya sabemos que pasa sin ruido.

Me dicen que en UK, ser jugador o técnico de tercera división de futbol es ser profesional de tu oficio.

Jornada completa y cotizando lo que te toque, mutua y esas cosas.

Lo son porque hay cultura de pagar, por ver y animar al equipo de tu pueblo y ser respetuoso para con el trabajo de otros.

Mov_Gore

En España, en el mismo nivel los jugares tienen que alternar su trabajo de ocho horas con el fútbol, los entrenos y los viajes.

Si aquel Mirandés que dio la campanada en la Copa tenía directores de sucursal de banco…

Así las cosas, ¿cómo va a funcionar una manga de seis días en Mallorca?

Si la gente no va a ver ciclismo de pista gratis, porque no se le da ni una oportunidad.

La organización sondea sitios más lejanos y seguramente más rentables, Australia, en las antípodas de nuestra cultura de pago.

Que una carrera de no se haga no es una tragedia, dirán algunos, pero ésta no era una prueba más, era la prueba y que aterrizara en Mallorca servía para crear demanda e ilusionar a niños.

Ahora ya no se hará.

Luego nos preguntamos por qué las cosas están cómo están…

Imagen: Six Days Series

INFO

El servicio de Nacex para el transporte de bicicletas en Península (España y Portugal) y Mallorca marítimo te facilitará las vacaciones junto a tu bicicleta sin tener más preocupación que pensar en tu ruta ideal y poder hacer realidad tu sueño.

Además la vuelta la puedes realizar desde cualquiera de las 300 oficinas Nacex que hay a tu disposición.

 

Manolo Lama: cuando los del fútbol hablan de ciclismo, sube el pan

Manolo Lama- ciclismo español JoanSeguidor

Para Manolo Lama trece españoles en el Tour es síntoma de la decadencia del ciclismo elite en España

Otro tweet, ahora de Manolo Lama, ha despertado la fiera que los afines al ciclismo llevamos dentro.

Hete aquí la perla…

Recuerdo que hace más de un año, cuando David de la Cruz ganó a Alberto Contador la última etapa de la París-Niza, hordas de patrióticos criticaron al hoy ciclista del Team Sky porque no dejó ganar al ídolo de Pinto.

Aquellas «acusaciones» fueron la muestra tangible del conocimiento de muchos sobre el intrincado mundo del ciclismo.

Como cuando Juan Mora dijo que el ciclismo no es duro porque se compite sentado y permite comer.

Toma ya.

Aquello en su día lo tachamos como lo «tontos del fútbol«, aquello nos valió algún reproche, porque insultar no está en el ADN de este mal anillado cuaderno, aunque a veces nos lleven los demonios.

Mov_Gore

El conocimiento ciclista de Manolo Lama

Manolo Lama es un afamado periodista ¿deportivo? que pasa por narrar con cierta gracia los partidos del Madrid y quedar en la posteridad como aquel que le tiró una tarjeta de crédito a un vagabundo en Hamburgo.

Aquella imagen dibuja bien de quien estamos hablando, aunque también lo hace el tweet arriba reflejado.

Como dijimos en su día, el problema que se le viene ahora encima al ciclismo español es el del relevo y para mas inri en la cantidad por encima de la calidad.

En su día comentamos que es cierto, hay menos cantidad de ciclistas españoles en el pelotón, pero esa bajada es correlativa a otras grandes naciones, algunas con excelente salud ciclista.

Manolo Lama confunde la cantidad por la calidad, puesto que, aunque sólo sean trece, vaya trece son, o líderes, o gregarios clave en sus respectivos equipos.

Pero no sólo eso, como se le indica en la interminable ristra de respuestas que sigue a su intervención, España es el cuarto país en aportar ciclistas.

Sólo le superan el anfitrión, Países Bajos y Bélgica, y esos dos por estrecho margen.

Manolo Lama: el ciclismo es más internacional que nunca, y como la lotería de Navidad está más repartido que nunca, todo lo demás que te invite a hacer un tweet fácil y rápido sobre este bello deporte, tendría que estar más sopesado.

Sé que desde la atalaya es complicado discernir, pero si de veras quieres algo este deporte que llenaba tus horas en los momentos álgidos del Chava, por favor no caigas en aquello que no le hace ningún bien.

Entiendo que la dolorosísima eliminación de la selección en Rusia deja sin meollo a algunos, pero por favor, para decir ciertas cosas, pasad de largo, queridos, porque así no le hacéis favor alguno al deporte español, ese que decís querer tanto.

Imagen tomada de Eurosport

INFO

[devvn_ihotspot id=»22620″]

Las nuevas piezas de Maglia Sport ya están para este verano

 

Los sueños cumplidos del Burgos-BH

Burgos-BH JoanSeguidor

Adrián González nos desgrana las ambiciones del Burgos-BH

Estamos en el año más importante en la historia de nuestro equipo, el Burgos-BH.

Hemos crecido hasta llegar a esta nueva categoría, la profesional continental. Podréis imaginaros la ilusión que nos hace poder competir en las primeras pruebas World Tour tras tantos años de duro esfuerzo.

Ahora mismo el trabajo, además de brillar por donde pasamos, está enfocado al reto más difícil pero también más ilusionante, conseguir un hueco en la Vuelta España de 2018.

Burgos-BH Adrian González JoanSeguidor

Para ello, tenemos un calendario centrado en Europa, es decir todo el español, algo de Portugal y pruebas muy interesantes en Francia.

Pero además hemos estado en la Oro y Paz de Colombia, una carrera que contaba con gran nivel.

En la segunda mitad del año, hay previstas varias salidas a algunas de las mejores carreras del continente asiático.

El gran objetivo del Burgos-BH: la Vuelta a España

Por ahora hemos sido invitados al resto de pruebas de World Tour de España, pero para la Vuelta a España aún no.

Ver el Burgos-BH en la salida de Málaga sería un premio enorme, tras el esfuerzo que han hecho patrocinadores y directiva del equipo, quienes llevan desde hace años trabajando en este proyecto.

Yo tengo esperanza de que se premie este trabajo.

Que el Burgos-BH estuviera en la Vuelta sería una buena lanzadera mediática para el equipo, los sponsors y para nosotros, los corredores, ya que cualquier pequeño logro en una prueba de esta repercusión vale doble.

Una prueba que siguen ya no sólo aficionados al ciclismo, también mucha gente en el mundo.

Burgos-BH-Volta-Catalunya JoanSeguidor

El camino del Burgos-BH hasta el presente

El equipo ha pasado más de una década en la categoría continental, un escalón complicado.

Hablamos de un equipo que, aunque con menos medios y presupuesto, ha competido competido de igual a igual con los mejores del mundo.

Considero que se ha hecho duro trabajo hasta llegar a este año y queremos recoger los frutos.

Aunque no hemos estado solos. Son muchas las marcas que han hecho una gran apuesta por este equipo, tenemos a BH Bikes, Maglia Sport, que nos aporta la ropa, y Rudy Project, las gafas.

También está la Diputación de Burgos, región de la cual vamos haciendo publicidad allí donde vamos.

El Hotel Ciudad de Burgos siempre presente como sede logística del equipo, hoteles Helios para las concentraciones este invierno y otros patrocinadores como Kassandra, Burpellet, Valderiz o Gopasa entre otros.

Esta aventura promete…

Por Adrián González

Maglia Sport en el Burgos-BH

La implicación de Maglia Sport en el sueño del Burgos-BH está siendo importante.

Esta marca leonesa lleva ya años siendo su proveedor de ropa de competición, y este año se han implicado aún más si cabe en una sinergia que nos favorece mutuamente.

El uso de sus prendas en alta competición nos proporciona un campo de pruebas con unas exigencias tan altas, que nos aseguramos el buen funcionamiento de las prendas en cualquier situación.

Un ciclista profesional corre en cualquier condición, ya sea bajo la lluvia o nieve acompañado del frío o bajo un sol abrasador, durante muchas horas.

No hay excusa para quedarse en casa.

Por tanto el feedback que se recibe, tanto de tejidos, badanas o patrones, es fundamental para poder mejorar el producto que luego va al al cliente final, que cada vez tiene un nivel de exigencia más alto y se aproxima a los niveles de los corredores.

Este año el equipo está probando muchas prendas y complementos que en la próxima temporada estarán disponibles para el público general, e incluso desde ya mismo en nuestra tienda online, donde todas las prendas del Burgos BH se nutren de los mismos materiales y patrones que los corredores en competición.

Visita la tienda de Maglia Sport con todas las prendas del equipo que estos días rueda por las mejores carreras de mundo…

Las contradicciones del ciclismo español

Opinión ciclismo español JoanSeguidor

El impulso del ciclismo español va de arriba hacia abajo

La primera impresión que tendría cualquier recorrido por los titulares del ciclismo español sería a de confusión. Estamos bien, quizá, lo que sí es cierto es que sí vamos mejor que hace un tiempo.

Porque hace un tiempo, el ciclismo español estaba en un agujero importante, con carreras desapareciendo y equipos en retirada. Era la descapitalización del ciclismo español.

Este inicio de año las cosas parecen diferentes.

Carreras que se recuperan, de las existentes se anuncia algún día más de competición. Se asienta Valencia, vuelve Aragón. Mientras la Volta anuncia el tridente del Movistar, Nairo-Valverde-Soler.

Si hasta Alejandro Valverde vuelve a competir, en una cegada Challenge de Mallorca que veremos en enlatado diferido, celebrándose en la meca de los cicloturistas.

Son cosas del ciclismo español

Como también lo son que tengamos tres pros en el pelotón. Al Caja Rural se le suman Murias y el Burgos. Parece que los tres podrán estar en la Vuelta a España, sin lugar a dudas el vértice de su viabilidad y futuro.

Pero la felicidad no siempre es completa y en ocasiones presenta matices. Cosas del ciclismo español.

Hablas con organizadores que admiten en petit comité que organizar en la carretera es un “coñazo”, que todo son trabas, precios carísimos, exiguas ayudas y poblaciones que te invitan a rodearlas para no romper la rutina vecinal, no sea que…

Ciclismo por autovías como única solución para circular.


En El Velódromo…


 

Porque el renovado optimismo que se respira en el profesionalismo no es compartido por otros actores del ciclismo español.

Tengo padres que me admiten que las cosas no las ven nada claras para sus hijos ciclistas. Eso y organizadores que se quejan amargamente de cómo está montado el tinglado.

Mirad lo que dice una de las personas cuya opinión siempre escuchamos, nuestro amigo Jesús Ruiz del Club Ciclista Sant Boi, una entidad pluriactiva con toda la dificultad que ello significa.

Ciclismo español opinion JoanSeguidor

 

Y eso es también ciclismo español, es marca del ciclismo español.

La base también es ciclismo español

Si el presente en el máximo nivel es mejor que el pasado inmediato, no es necesario ser un ingeniero para ver que el futuro más próximo no será sencillo si definitivamente las bases quedan al descubierto.

Si quien tiene ganas de trabajar por los chavales no encuentra más que trabas, ¿quién salvará la base del ciclismo español?

Por cierto, que las cosas no sonríen mucho en otros lares que imaginamos como paraísos. Hoy he leído un tweet que dice que ningún equipo italiano estará en la Lieja-Bastogne-Lieja. Tremenda noticia, con lo que fue el vergel italiano. Ya sabéis eso de sitios donde cuecen habas.

Imagen de Antonio Mesa

INFO

Os presentamos el nuevo portabicicletas de bola Cruz Pivot 4… 

Entre otras mejoras, las renovadas versiones de los portabicicletas Cruz Pivot, cuentan con unas rediseñadas fijaciones para las ruedas y correas de cierre rápido de gran longitud, que los hacen compatibles con neumáticos de hasta 4,8’’ de balón – Fatbike. Ahora, y ante el éxito cosechado en los últimos meses de 2017, Cruz lanza una nueva versión para transportar hasta 4 bicicletas – su nuevo portabicicletas Cruz Pivot 4.

La lenta pero continua mejora del ciclismo español

2018 parece un año clave para el futuro inmediato del ciclismo español

Hace unos días alumbrábamos sobre el nuevo quebradero de cabeza que cae sobre los organizadores de la Vuelta a España con el puzle de equipos que tomarán la salida en Málaga. Al margen de los intocables del WT, se plantea una situación inédita en tiempos recientes, la entrada de dos profesionales españoles, al nivel del Caja Rural, que desde luego complican la elección, con el ramillete que hay a nivel europeo.

Burgos BH y Euskadi-Murias han venido a darle un aire al ciclismo español, en un momento que muchos pensaban que empezaba una travesía en el desierto. La formación de un equipo ciclista en este lado de los Pirineos, a los niveles que estamos hablando, es algo tan extraordinario, que supone un notición en sí mismo.

Pero no nos engañemos, la segunda parte de esta historia está en que las nuevas formaciones tengan escaparate, continuidad en la televisión y grandes carreras, y ahí la Vuelta a España es clave.

Recuerdo el caso del Kaiku, un equipo perfectamente pertrechado para estar en la Vuelta, con buena estructura, buenos ciclistas, voluntad y resultados meritorios. No estar en la grande de casa le supuso una condena y el sueño duró dos años, creo recordar.

Páginas: 1 2

Los negros presagios del ciclismo español

Podríamos decir que la Vuelta a España se puede definir como la gran ronda por etapas donde el ciclismo español se examina y evalúa, donde no sólo se muestra el presente, también empiezan a forjarse las los que deberían tomar el testigo a medio plazo.

Y recién finalizada esta edición, el papel del ciclismo español sólo cabe calificarla como muy decepcionante. Y lo que es peor, el panorama a medio plazo es muy preocupante.

La única alegría para el ciclismo patrio la ha dado Alberto Contador el día que se llegaba al Angliru, en su penúltima jornada como ciclista profesional para ser quinto en la general final, tras haber estado descartado por la victoria, ya desde las primeras de cambio, el día que se llegaba a Andorra. En la Comella ya se vio que Contador tendría que apelar a la épica si quería tener alguna opción de lucimiento personal en su última gran ronda por etapas.

Con optimismo se puede hacer lectura de la carrera realizada por Marc Soler, Antonio Pedrero e Ivan García Cortina, incluso Enric Mas, muy activos todos ellos. Cortina estuvo muy cerca de lograr la victoria, en Gijón, ante su público, familiares y amigos y mirándole de tú a tú a todo un corredorazo como Romain Bardet.

Fuera de ahí: la nada. Revisando la general, tras Alberto Contador, hay que remontarse hasta el décimo quinto lugar de la general para buscar al siguiente corredor español, Sergio Pardilla, a prácticamente 23 minutos de Froome. David de la Cruz estuvo ahí, pero la suerte no le acompañó.

Ningún ciclista español ha logrado vestir ningún maillot de líder, ni de la general, ni de ninguna clasificación secundaria. En la de de equipos, nuestro único representante en el World Tour finalizó en segunda posición en la general por equipos. Un bagaje bastante pobre para un equipo que es toda una referencia en el World Tour.

Para encontrar un panorama tan desalentador para el ciclismo español, hay que remontarse al año 96.

Aquel año aún el papel del ciclismo español arrojaba bastantes más sombras, en una edición, que curiosamente también significó la despedida del corredor referencia del ciclismo español, Miguel Indurain.

La lectura tras aquel año era casi apocalíptica, sin Indurain, sin ninguna victoria de etapa, sin un español disputando la general, siendo el primero Fernando Escartin, décimo a más de 18 minutos, sin lograr disputar siquiera alguna clasificación secundaria, con el único consuelo era ver como dominaba un equipo español, la ONCE, pero con sus dos líderes extranjeros, Zulle y Jalabert. El panorama no podía ser más desalentador.

La Vuelta del 96 marcaría un punto de inflexión, desde entonces, de forma paulatina, el ciclismo español volvería a ir recuperando poco a poco el protagonismo de su gran ronda, comenzando con Eleuterio Anguita y su agónico triunfo de etapa camino de Jerez al año siguiente y la recuperación del maillot de líder en 1998, por parte de José María Jiménez tras estrenar el palmarés de la cima alicantina del Xorret de Cati.

Habían pasado tres años sin que un español vistiera el maillot de líder, entonces de color amarillo. Esa edición la ganaría Abraham Olano, quien tres años antes había sido segundo, tras Laurent Jalabert, tras una portentosa exhibición de éste en Avila. El propio Olano puso final a tras siete años sin victorias españolas en la general.

En el año 2004 sin embargo se logró alcanzar una gesta casi irrepetible: once victorias parciales y copo de los diez primeros puestos de la general, comandada por Roberto Heras. Y a los pocos días Oscar Freire, campeón del mundo.

Son ya muchas las voces que llevan años diciendo que cuando fue desfilando la actual generación de corredores, vendrían tiempos muy oscuros para el ciclismo español. Los más optimistas se agarraban a lo ocurrido en el 2012, hace escasamente un lustro, cuando la general fue copada en cuatro de sus cinco primeras posiciones por ciclistas españoles, dejando al todopoderoso Chris Froome, aun sin ser el dominador del pelotón internacional, sin pisar el podium, finalizando cuarto.

Ese año el maillot rojo fue portado únicamente por ciclistas españoles, desde Jonathan Castroviejo, para acabar en las espaldas de Alberto Contador, tras apelar, como es característico en él, a la épica y dar un vuelco a la carrera en Fuente De, y arrebatarle el liderato a Joaquín Rodríguez, quien ya se veía a verse ganador.

Hasta esta edición, únicamente en seis ocasiones el ciclismo español no ha tenido representante alguno en el pódium de la Vuelta, pero que se haya producido en dos ediciones consecutivas es más complicado.

El año pasado al menos pudimos alegrarnos con el triunfo de etapa de David de la Cruz en El Naranco, y los lideratos, aunque breves, de Rubén Fernández y del propio David, amén de la victoria en la montaña de Omar Fraile.

Este año, el panorama sólo invita al pesimismo y dan la razón a aquellas voces que ya, tras el 2012, anticipaban tiempos muy duros para el ciclismo español, una vez fueran apartándose de la primera línea los Contador, Purito y Valverde…

El relevo, esa palabra tan utilizada.

Por Nacho Silver

Imagen tomada de FB de Movistar Team