Cuando el ciclista es el peor enemigo de la bicicleta

Ciclista urbano JoanSeguidor

Un ciclista haciendo el trasbordo en bicicleta es una publicidad pésima

Gravel Ride SQR – 300×250

Muchas veces ocurre que el ciclista es el primero en pegarse nu tiro en el pie.

Y no otras tantas veces, sucede que cuando lo denunciamos se nos llama agoreros, amargados y poco menos que malos ciclistas.

Pero hay situaciones en las que el colectivo, sí colectivo, porque entendemos por colectivo ese grupo de personas que, en este caso, se mueve en bicicleta por las ciudades, necesita de gente que le haga buena publicidad.

Y el primero que puede hablar bien de la bicicleta y vender sus bondades es el propio ciclista.

Por eso cuando vemos que se nos llena la boca de derechos que reclamamos para nosotros y no reparamos en los deberes, nos puede la mala hostia.

Decimos esto porque corre por las redes una imagen corta, pero ejemplar de lo que muchos creen que tienen derecho a hacer.

Ir en bicicleta por el pasillo de un trasbordo en el metro de BCN.

La imagen la subieron ayer por a tarde y no deja lugar a dudas.

Al serial de respuestas gruesas contra el ciclista, cargadas de razón, lo siento, se le une que algunos «haters» de la bicicleta hacen suya la historia y remueven más las aguas.

Pirinexus 300×250

Y así, un tipo con miles de seguidores en la redes, con una acusada fobia contra la bicicleta y el ciclista urbanos tiene en este personaje que hace un transbordo a lomos de su flaca, el material perfecto para tener la razón.

No es la primera vez que pasa esto.

Aunque a algunos les resulte extraño y ajeno, cuando hacen algo malo sobre la bicicleta, el favor que la hacen al colectivo es flaco, es pésimo.

Incluso diría que para todos lo mejor es que dejarán la bicicleta en casa y se movieran en transporte público, o mejor, en coche, para poner su cuota de mierda en la boina de contaminación que recubre nuestras ciudades estos días de anticiclón.

Total, para hacer esto acaban resultado igual de tóxicos que la porquería que nos toca respirar.

El ciclista frente a un semáforo rojo

Hoy los amigos de Barceloneta Bikes tratan un tema peliagudo y muy recurrido cuando se habla de los ciclistas por la ciudad: los semáforos y pasárselos en rojo. A ver qué os parece.

Según la normativa de circulación de nuestro país saltarse un semáforo en rojo con una bici es ilegal y en esto, a los ciclistas, se nos acusa de auténticos criminales. Mirad y escuchad por ahí, en cualquier conversación la coletilla que utilizan las personas que no usan la bici como medio de transporte casi siempre es: “Los ciclistas os saltáis los semáforos”. Pues sí, mucho lo hacemos: “Tengo que confesar que yo también lo hago”. Pero ¿alguien recrimina a un peatón que cruce la calle con el semáforo en rojo?

Muchos dirán que no es lo mismo, sin embargo creo sinceramente que el hecho de que un ciclista se salte un semáforo en rojo es más comparable al peatón que a otro vehículo que haga lo mismo. Es más, los semáforos tienen su origen en el tráfico rodado. No estaban concebidos para penar a los peatones o a las bicis en su origen. Los semáforos surgieron para que no tuviera que haber un guardia dando el paso a los vehículos todo el día.

En otros países como Francia y Bélgica esta norma no es así. Allí se entiende la bici como algo más cercano al peatón que al resto de vehículos y en nuestro país, hay ciudades como Zaragoza que estudian la posibilidad de que los semáforos en rojo puedan ser interpretados como ceda el paso para los ciclistas, siempre respetando primero el paso de los peatones.

A parte de que se podría reducir el tiempo de desplazamiento de las bicis en un 30%, también está demostrado que es más seguro para los ciclistas, ya que el momento en que somos más vulnerables es en la arrancada, pues es cuando hacemos más fuerza y tenemos algo menos de equilibrio. Si a esto le sumamos que nos ahorramos unos cuantos coches y motos acelerando a tu alrededor y la sensación no es nada agradable.

Por otro lado el hecho de pasar un semáforo en rojo hace que una parte del trayecto la hagamos sin el tráfico rodado de los coches, así que, por unos instantes, la calzada es un poco más nuestra y podemos ir más tranquilos y tragando menos humos.

Por lo tanto los ciclistas nos pasamos los semáforos en rojo si no es peligroso y ello no es un crimen pues los semáforos no fueron pensados para nosotros.

(*) Desde el modesto punto de vista del autor de este mal anillado cuaderno, la imagen de un ciclista saltándose un semáforo no es la mejor para el colectivo y luego pesa en el juicio social de los ciclistas urbanos. Sinceramente un servidor se ha saltado semáforos como cualquier hijo de vecino, pero si la situacion requería cautela me he clavado al paso de cebra y he respetado a los de alrededor. El problema como siempre está en la generalización. Pasar un semáforo en rojo, si no se expone a nadie, no tiene que molestar , el problema es que la línea de lo que está bien o no es difusa… 

Imagen tomada de www.cedemos.org

INFO

2Mira este pequeño accesorio de Lucky Bästerds…

Organiza todo lo que necesitas para tu salida o desplazamientos diarios. Mantén los bolsillos de los pantalones libres para pedalear con más comodidad. Cada bolsa está equipada con trabillas para cinturón, extrapieza Ulock, reflectantes laterales, correa para luz, correa para llaves y bolsillo interior

La bicicleta al servicio de la demagogia

Hace un tres años, más o menos, sacamos un post en el que una conductora se cebaba contra los ciclistas en twitter. Me disculparéis porque no lo encuentro, pero recuerdo que llegaba a insultar al colectivo llegándose a regocijar ante la posibilidad de atropellar alguno. Aquello fue una muestra tangible y clara de cómo están las cosas entre algunos conductores hacia los ciclistas.

Ahora vemos esta imagen corriendo por Facebook

1

Es realmente increíble como una mentira bien vestida y mejor contada parece una verdad y con el paso de los minutos y mientras por más manos corra, se hace más y más verdad, aunque en esencia sea una patraña porque son muchos los errores en los que incurre. Sin embargo vemos que la demagogia se gasta también en estos temas respecto a personas además que ponen su carne y huesos a modo de chasis.

Ojalá un día se impusiera lo que dijimos hace una semana, que los peatones a veces pueden ser ciclistas, que estos también conducen coche y que el que va en coche a veces o es peatón o ciclista. Ponernos en la piel del otro vamos, eso sería rizar el rizo.

Imagen tomada del FB de Sancisport Club Deportivo 

Ciudades libres de coches, ruido y polución según ciclosfera

 

Las Ciudades sin bicicletas

Un estudio de varias universidades británicas revela escenarios urbanos para 2030 y en ellas la bicicleta y los espacios peatonales ganan espacio a espuertas. Esperemos que el sentido común, un mínimo orden y la escasez de energía nos lleven a esta idílica situación sobre la que conjeturan en Ciclosfera. 

Si eres capaz de ver una prueba ciclista, mira esta entrada del blog acerca del GIRO de Italia.

La carta para los Reyes del ciclista más friki

Hemos pensado que para estas fechas podría ser práctico relatar algunas ideas que seguramente llenen algún que otro renglón de la carta de un ciclista para sus majestades. Hete aquí, una lista de cosas, un poco diferentes o que nos han parecido curiosas, y de todos lo precios pues hace falta petar el presupuesto anual para quedar bien.

En primer lugar hemos pensado en algunos kits de herramientas pensados para bicis urbanas y que son muy prácticos. Nos gustaría destacar tres en concreto: el Topeak urbano 8, el trixie de Pedros  o el The nutre. En los tres casos tenemos las llaves hallen más utilizadas y la 15 para desmontar ruedas con tuerca si se diera un pinchazo. En el caso de trixie hasta puedes apretar el lookring de tu bici de piñón fijo.

En segundo lugar algo que todos los ciclistas hemos echado de menos alguna vez: una cartera para que tus dineros, tu tarjeta de crédito o el DNI no estén sueltos por los bolsillos del maillot,  o no se mojen con el sudor o lo lluvia. Aquí tenemos un par de opciones: tenéis el lookbox, hecho en silicona completamente sumergible o por el contrario el Jimi, que también es resistente al agua, sólo que con la carcasa rígida.

Para los que tengáis un amigo que se mueva en entornos mas urbanos o los que circuláis por zonas de mucho tránsito con mucha polución, os recomendamos que hagáis un cambio de aires con una de estas máscaras Respro, las tienes en versión polución o incluso para gente con problemas de alergias. También una versión más esport pensada para alto rendimiento

Pensando en la seguridad también se nos ocurre recomendaros un sistema de iluminación muy interesante: el Lightskin. Está integrado en la tija del sillin y por lo tanto no tienes que preocuparte de poner y quitar tus luces cada vez que las necesites pues siempre están puestas en la bici.

También pensando en la seguridad queremos recomendaros algunos  sistemas antirrobo muy prácticos para poner a salvo tus ruedas y otras piezas como el sillín. Se trata del sphike C3N o los Pinhead.

Para los que buscáis algún detalle más para el hogar también hay algunas ideas interesantes com por ejemplo los Bikini de Masdolor,  perfectos para convertir tu bici en un objeto de decoración o para que tu pareja no te deje la bici por en medio.

rodillo-roodol-track
El rodillo de Roodol donde quieras

Para esos fanáticos del entreno, esos  que cada día dedican, como mínimo, un buen rato a pedalear, aunque sea encima de un rodillo, tenemos dos opciones perfectas y complementarias. Por un lado el rodillo de Roodol,  súper fácil de montar y el más pequeño una vez plegado, además de su funcionamiento exquisito.  Si ya tienes rodillo, mira  la alfombra protectora de Blackburn, perfecta para no dejar un charco de sudor en el suelo del comedor y para reducir las vibraciones que puedan producir los rodillos.

Siguiendo con los detalles del hogar pero con menos afán de entreno, un clásico que nunca falla el cortador de pizzas de Parktools.  O preferís algo de beber os recomendamos un vino llamado Panache o de la misma producción el cava llamado Arribée.

Y por último pero no menos importante: ropa y complementos.  Para el típico regalo de los calcetines de rigor en el caso de que sean para un ciclista, la propuesta seria la serie speed/ snow life de Pacific and Co, donde te ofrecen tres calcetines en lugar de un par para que puedas combinar el speed o el show, según el ritmo que tu quieras llevar ese día.

Para ellos, si son unos románticos del ciclismo clásico, un maillot de llana merino de la prestigiosa  Carrera de bicis clásicas  L’Eroica  bajo la firma de Le Coq Sportif y para ellas unas cómodas braguitas ciclistas de la mano de Urbanista cycling. Para ambos, las gorras de Lucky Basterds echas a mano en Barcelona con todo el cariño y cuidando hasta el último detalle.

Esperamos que estas pequeñas sugerencias os sirvan de guía estos días de compras masivas. Tened por seguro que cualquier buen ciclista las pondría en su lista.

Desde Barceloneta Bikes

Imagen tomada del Facebook de Lucky Basterds

Si el piñón fijo es una religión, el velódromo es su templo

Dicen que probarlo lo es todo. Te sujetan la máquina, te acoplas, arrancas en seco, desarrollo fijo, desarrollo duro, afrontas el primer peralte casi parado, a ritmo de caracol. En filas la primera recta, las piernas se activan, la cadencia se hace profunda, eres redondo, en el segundo peralte subes un poco más. Tomas velocidad, sientes cortar el viento, es mantequilla. Empiezas a volar. El ruido, el aire, la fuerza centrífuga,… rodar en un velódromo es adictivo, quien lo prueba vuelve…

El Velódromo en las ciudades estaba de luto o al menos lo ha estado durante muchos años. En ciudades donde crecía el uso de la bicicleta, se había convertido en el gran olvidado. Parecía que el ciclismo de competición sólo se daba  en las carreteras de las grandes vueltas. El Velódromo quedaba para los jóvenes aprendices.

Pero las tornas cambian, últimamente parece que al Velódromo le están saliendo nuevos pretendientes. Se acaba el luto. Vamos tarde, en países como Inglaterra ya hace días que tiene muchos admiradores y peregrinos.

Hablamos de admiradores algo peculiares. Suelen tener largas barbas, tatuajes, gafas de pasta y ruedan por las ciudades en bicicletas de piñón fijo como si estas fueran una extensión del propio velódromo, el añadido necesario.

El Velódromo representa muchos de los valores del ciclismo. El primero lo llamaríamos “purismo”. Volvemos a lo de siempre, eso de “menos es más”, con la bici más básica posible. Sencillo: dos ruedas, un cuadro, sillín, bielas manillar,… poco más. Todo se centra en la pericia del piloto. La bici de pista pide mucha fuerza, equilibrio, explosividad, precisión. Los  errores se pagan caros. En ella se aprende a estar dentro del pelotón, a ir a rueda. La confianza en la máquina llega a su máxima expresión.

Es filosofía pervive entre muchos “fixeros», los amantes de las bicis de piñón fijo. Debes aprender a ir rápido, a prever los posibles obstáculos y tener la fuerza o la pericia suficiente para parar una bici sin frenos en medio de la ciudad, entre coches y peatones.

Por eso estos practicantes buscan lugares donde sacarle el máximo jugo a sus simples maquinas. Simples en apariencia, pero con un abanico de posibilidades muy amplio y al final todo termina donde empezó: en los velódromos.

Estos nuevos ciclistas sienten complicidad por los pistards y lo hacen porque entienden qué significa llevar una máquina de piñón fijo entre las piernas, porque entienden los riesgos que se corren a ciertas velocidades sin frenos y porque para estos nuevos ciclistas les resulta más familiar lo que pasa en un velódromo que lo que pasa en el Tour.

Hay nuevas iniciativas que acercan al ciclista de calle a los viejos velódromos. Hablamos como no del Velódromo de Horta, en Barcelona, el único anillo olímpico de España. Aquí se ha creado el club “Pista Barcelona”, que como su propio nombre indica está enfocado a la pista convirtiéndose en una de las escuelas más activas en un velódromo. Lo conduce Jaume Mas (ex seleccionador nacional de pista) para poder trasmitir su pasión por esta disciplina a todos estos nuevos ciclistas. Como en el Velódromo eso es lo importante, que la inercia nunca pare.

Desde Barceloneta Bikes

Imagen tomada de www.lfgss.com

INFO

Haz tu “Moverber” ciclista con Sencillo Bikes

2

Intentando unir el ciclismo con “Movember”, nos dio por hacer unas “salidas en bici con bigote”. Sin carácter competitivo ni organización reglada alguna, con un recorrido llevadero y peculiar, intentamos unir al numeroso colectivo ciclista de la capital maña y transmitir los mensajes de Movember a la par de pasar una mañana de ciclismo peculiar. Pedro J. Garcia (ciclos Adrenalina) diseña cada año un recorrido de carácter amable y distinguido.

Este año con la colaboración de ciclos ADRENALINA (Zaragoza), promovemos dos acciones, la salida en bici con bigote el próximo 30 de noviembre  y el 15 de este mes, en las instalaciones de ciclos ADRENALINA, se desarrollará una tarde (8.30H) de ROLLSPRINT, una novedad en la ciudad,  de gran éxito en otros lugares, actividad desarrollada por la empresa URBAN Fix STYLE.

Las series UFS ROLLSPRINT son un evento consistente en una competición entre 2 participantes montados en unas bicicletas, sobre una estructura con rodillos que permiten su deslizamiento.

Deben cubrir una distancia de 250* metros en el menor tiempo posible. Mientras los ciclistas pedalean se puede ver su evolución en una pantalla gigante a modo de gráfico.

Modalidades

Formato LIBRE: Se compite por parejas, sin importar sexo o edad, teniendo en cuenta el mejor tiempo.

Formato COMPETICIÓN: Se establecen dos categorías, masculina y femenina, sin distinción de edad.

Los ciclistas, atrás RTVE a la carta

Ciclistas en RTVE a la carta

Hace unos días pude ver parte de un documental de ciclistas por Londres. Está en RTVE a la carta, por si queréis verlo. A mí, hasta donde pude ver, más o menos tres cuartas partes del mismo, me resultó suficiente para saber que en las calles de la primera ciudad del  Reino Unido hay una auténtica guerra entre ciclistas y conductores, y entre estos especialmente aquellos que se ganan la vida conduciendo, es decir taxistas, chóferes de bus y limousines y conductores de furgonetas de reparto.

Ciclosfera

Como publica Ciclosfera, han proliferado por Londres diferentes carteles con el mensaje “Cyclist, stay back”, es decir “Ciclistas manteneros detrás”. Si la situación parecía latente a ojos de muchos, aunque si ven el mentado documental no lo parezca, ahora se hace expresa y de dominio público. Las ciudades, según están montadas ahora mismo, no son viables para que la bicicleta se desarrolle con normalidad.

Hace unos días en este mismo cuaderno, nuestro amigo David Bartolomé nos hablaba de las singularidades de circular sobre nieve en un país como Suecia. Afirmaba que, al contrario de lo que nos creemos en España, en ese tan civilizado país que es el gigante escandinavo el respeto por el ciclista brilla por su ausencia.

Obviamente los problemas vienen por ambos lados, y en próximas entregas abordaremos la no escasa problemática que envuelve al ciclista que se atreve a rodar por la ciudad, pero en este caso hemos de concluir que el caldo de cultivo no es el mejor para buscar una solución que contente a las dos partes.

INFO

Liège-Bastogne-Liège

La Porra de las Clásicas de Primavera – mín. 5.000 euros en premios

Para muchos amantes de las carreras ciclistas, la primavera es la época ciclista más interesante de la temporada. Es en ella cuando se disputan carreras tan interesantes como Tour de Flandes, Paris-Roubaix y la Liège-Bastogne-Liège, que hacen permanecer pegados a la pantalla a muchos aficionados al ciclismo. Siguiendo la tradición, la apertura del periodo de clásicas se dará con el Omloop Het Nieuwsblad y la Kuurne-Brussels-Kuurne, el fin de semana del 01 al 02 de marcha. Estas dos semi-clásicas constituyen también el inicio de la Porra de las Clásicas de Primavera de Zweeler.com.

El presupuesto de los ciclistas

Al igual que en el 2013, cada participante deberá crear un equipo de 15 ciclistas ajustándose a un presupuesto determinado, que en la presente edición será de 130 millones de euros. Se le ha dado un valor a cada uno de los ciclistas, así por ejemplo, Philippe Gilbert costará 16.7 millones, Fabian Cancellara otros 32.1, Tom Boonen 25.3 y Peter Sagan 35 millones. Los ciclistas sumarán puntos si terminan entre los 25 primeros de un clásica o entre los 15 primeros de una semi-clásica. En total, la porra constará de catorce carreras.

Zweeler

Los costes de inscripción de la porra serán de 7 euros por equipo, de los cuales la mayoría irán destinados al reparto de premios. En Zweeler.com, los conocimientos deportivos se premios con dinero. Así, La Porra de las Clásicas de Primavera repartirá un mínimo de 5.000 euros en premios. El ganador final de la porra se llevará un primer premio de 500 euros, mientras que el décimo, por ejemplo, se llevará un total de 110 euros. Habrá un total de 46 premios para la clasificación general. Además, habrá premios para los 5 mejores equipos de cada carrera (35, 20, 15, 10 y 5 euros) y para las 5 mejores subligas (100, 50, 25, 15, 10 y 5 Euros). Cuantos más equipos se inscriban a la porra, más dinero irá destinado a los premios.

 

Melilla necesita que la bici le gane la partida al coche

Melilla es una ciudad multicultural que vive principalmente del funcionariado y el pequeño comercio. A más de 150 km con la Península Ibérica, su conexión queda condicionada al barco (varias horas) y al avión (elevados precios), viviendo de espaldas a Marruecos que no la considera como ciudad española y dificulta las relaciones diplomáticas. Energéticamente no hay ningún plan de renovables y autoconsumo. Si a todo ello le añadimos unos pésimos resultados educativos y grandes diferencias socio-económicas, se justifica la urgencia de proyectos de emprendimiento social.

En relación a la movilidad, Melilla cuenta con uno de los mayores índices de motorización por habitante y espacio público: 3´4 km2 de los 12 km2 totales. Una inversión desproporcionada para la infraestructura que invita a abusar del coche (el 80% del espacio público es asfalto), da como resultado que tengamos los peores datos relacionados con la Violencia Vial por habitante según la Dirección General de Tráfico.

Por otro lado, sus soluciones son ciertamente sencillas. Es una ciudad compacta, y más que lo será al tener uno de los mayores índices de natalidad; las distancias cotidianas son asumibles en 15-30 minutos andando; no tiene problemas de presión metropolitana al estar limitado el acceso de vehículos motorizados por cuestiones de seguridad y por el contrabando hacia Marruecos que se mueve en zonas próximas a la frontera.

En este contexto, aparece la bicicleta, que como medio de transporte era prácticamente desconocida hace 8 años, y aunque actualmente no hay ni datos ni objetivos que reflejen su desarrollo, culturalmente comienza a entenderse, si bien la ciudad desarrolló un Plan de Movilidad Urbana Sostenible donde no tuvo en cuenta las aportaciones realizadas por Melilla ConBici, aunque estábamos de acuerdo en las grandes líneas propuestas contra el abuso del coche.

El desarrollo de la ciudad para la movilidad ciclista es asilado con propuestas muy interesantes como: el proyecto STARS de Camino Escolar, bajar el impuesto relacionado con la bicicleta, creación de un carril bici en el Paseo Marítimo o la reordenación de un barrio con la máxima: «El mejor carril bici es el que no se necesita».

Creo que la convivencia con otros conductores de vehículos motorizados debe mejorar viendo los datos de Violencia Vial que anualmente muestra la DGT. En relación a los peatones, desde Melilla ConBici tenemos claro que no queremos más bicicletas, y sí menos abuso del coche para que la accesibilidad mejore para todas las personas y el espacio público sea más amable. El Paseo Marítimo es un recorrido donde las bicicletas suelen circular por la acera. Fuimos de los primeros en firmar el manifiesto: «La acera es peatonal».

Para los ciclistas son especialmente peligrosos los principales ejes viales donde no se respeta la velocidad máxima, así como en otros viales donde se obliga al ciclista a ir escorado a la derecha en vez de regular por ordenanza la necesidad de que el ciclista pueda ir por el centro del carril por su seguridad. Los puntos más complejos se podrían salvar con una adecuada formación vial en bicicleta.

Por contra, no hay ningún punto en la ciudad pensado para la bici y es una pena porque, si bien las distancias son cortas, se muestra gran permisividad a la doble fila y aparcamiento sobre la acera que hacen que tengas que saber sortear obstáculos, pero también reducen la velocidad al resto del tráfico.

Es paradójico: Algunos políticos y técnicos se están formando y da gusto escuchar lo que se ha avanzado culturalmente. Después vemos que se sigue despilfarrando dinero para infraestructuras pensadas preferentemente desde el parabrisas y corroborando la descoordinación.

Con todo la ciudad no está preparada para hacer turismo en bicicleta, aunque desde Melilla ConBici trajimos 50 ciclistas de Ruedas Redondas un fin de semana y dimos algunas facilidades que no se han querido estudiar para su desarrollo. Ir en bicicleta es especialmente agradable por todo el corredor marítimo, algunos barrios con mucho encanto y el #SenderoGris.

El futuro de la bici en mi ciudad es el que el abuso del coche le permita y lo que ciudadanía e instituciones quieran proponer para el necesario cambio cultural.

Por José Emilio Pérez Sevilla

Imagen de Melilla Conbici

Conoce otras #CiudadesenBici como San Sebastián o Salamanca