La verdad absoluta de Froome

Ayer mismo vimos las impresiones de Contador al respecto del Dauphiné que empieza ya. Aunque la historia esta llena de erratas, de ciclistas que brillaron en la carrera pequeña, y luego en el Tour no plasmaron los pronósticos, también sucede lo contrario, que el «mini Tour» ha sido vaticinio certero de lo que ocurriría en julio.

Y lo ha sido especialmente en la persona de Chris Froome, ganador vigente del Tour y Dauphiné, que esta temporada llegada con el casillero casi a cero si no llega a ser que gana el Herald Sun en invierno. Para muchos corredores lo que acontece en el Delfinato es circunstancial o en todo caso orientativo de lo que puede dar de sí lo que ha de venir, para Froome sin embargo esta semana alcanza la categoría de verdad absoluta.

Veamos:

En 2012 Froome se acopla al discurso oficial de «todo a Wiggins». El inglés de orgen keniata forma parte del tren que blinda el expistard y lo que ocurre en la Dauphiné se alargará hacia el Tour, que no deja de ser la secuela de su hermana pequeña.

En 2013 Chris Froome vuela literalmente. Desprovisto de servidumbres, es el líder absoluto y repasa varias veces a Alberto Contador. No hay color, el inglés gana la etapa reina sobre el madrileño y se dedica a sacar más y más tiempo en cada llegada en alto. En la crono larga mantiene el tipo frente al “hiperespecialista” Tony Martin y en la general le secunda Richie Porte, ciclista que surgirá como auténtico ángel de la guarda del inminente ganador del Tour.

En 2014 la Dauphiné predijo el desastre de Froome en el Tour y en la temporada en general. Empieza fortísimo, con ataques sostenidos de los que solo sobrevive Contador, aunque no sin esfuerzo. Esta vez el madrileño se le ha acercado, y mucho, le gana por la mano en la general. Froome por eso sale tocado de una caída en las vísperas de las etapas clave, de eso y de la famosa imagen del inhalador. Por cierto que la última jornada de esa edición, en la que Talansky sale ganador final, se presenció uno de los mejores días de ciclismo de los últimos años.

En 2015 Chris Froome recupera el equilibrio y la verticalidad y se muestra intratable. Aunque Tejay Van Garderen parece un líder sólido, el inglés no para hasta que revienta al estadounidense en la carretera que lleva hasta Modane. Otra vez, la Dauphiné es profética, el triunfo y el buen tono mostrado en ella, le sirven a Froome para apuntalar el camino hacia el Tour, hacia el segundo Tour que acabaría ganando.

INFO patrocinada por 226ers

1

La línea de @226ERS para una óptima recuperación del organismo tiene nuevos sabores

Lo que pasa en el Dauphiné se queda en el Dauphiné

Cada año, por estas fechas, en el momento que acaba ese “mini Tour” que es Dauphiné, todos nos apresuramos en sacar “lecturas Tour” de la excelente carrera alpina. Sin embargo como los buenos quesos que surgen de los pastos de la zona, conviene dejar reposar el producto, darle aire y valorar las cosas con cierta perspectiva. La experiencia nos dice que lo que pasa en la Dauphiné no siempre es extrapolable al Tour.

Sólo cabe mirar a las últimas ediciones para notar que la profecía del Delfinato se cubre al 50% en el Tour. Si Bradley Wiggins y Chris Froome consiguieron doblar, también hubo sonoros fracasos, fuera por el motivo que fuera, de ganadores del Dauphiné en julio. Janez Brajckovic, Andrew Talansky y Alejandro Valverde no proyectaron sus resultados de inicios de junio en el mes siguiente, e incluso recordamos ediciones icónicas como aquella de 2004 en la que Iban Mayo infringió una derrota brutal a Armstrong en el Ventoux y luego el Tour fue un cuento muy diferente.

Pero quedémonos con un puñado de nombres sobre lo que vimos en los Alpes franceses. Por ejemplo con Chris Froome que tras un inicio titubeante, y meses fuera de forma, parece dispuesto a repetir éxito en el Tour. El inglés no se esconde, es tremendamente violento en su forma de entender el ciclismo, con ataques que pasarán al repertorio de las rarezas de este deporte y una pegada a prueba de bombas. Le quedan dos asignaturas pendientes: demostrar que puede salir vivo del pavé y la primera semana, no es el ciclista con mejor manejo de la máquina, y esperar que su Sky haga una crono por equipos en condiciones, algo que se no se le recuerda desde hace bastante.

Pase Tejay Van Garderen, un ciclista en un laberinto que nos ofreció una tierna imagen al acabar la carreradesolado en una pared lamentando la derrota-. Nos gusta esa imagen, pues demuestra que hay corazón y rabia en cada pasaje que el ciclista se pone un dorsal. Hay también calidad, mucha, pero no sé yo si suficiente para optar al premio gordo. Antes que Van Garderen hay unos cuantos. Explotó hace cinco años en el Dauphiné, pero no ha dado la medida que de él se esperaba y lo peor es que jóvenes como Nairo, Pinot o Bardet están a punto para rellenar el hueco que se destinaba a él.

Vemos a Rui Costa, quien parece en forma pero del que no podemos esperar, al menos a priori, que dispute de tú a tú todo un Tour de Francia. es legítimo que ansíe el triunfo en julio, pero no sé si por el camino se está perdiendo cosas buenas y también muy dignas. Algo así como la sensación que nos viene a la mente cuando hablamos de Alejandro Valverde, que espero vaya al Tour a amasar y dar brillo a un palmarés como ninguno hay ahora en el pelotón.

Nos siguen dando motivos para ilusionar Sean Yates y Romain Bardet. Tanto uno como otro deben estar delante en Francia. Sabemos que lo suyo son pasitos, “partido a partido”, pero nos gusta, sobretodo en el caso del francés, como cuando la carrera se endurece siempre sale a flote, aunque caiga un vendaval sobre su cabeza. Esa virtud con los años, y una vez tenga la madurez necesaria, le puede ser muy útil. Nadar y nadar. Bardet, que es un tipo ilustrado, lo tiene claro. Purito se quiere subir al carro, veremos si su físico da lo que dio años atrás.

Y acabamos con Vincenzo Nibali a quien creo que su triunfo en el Tour le ha cambiado hasta la mueca de la cara. El siciliano es un corredor que nos enamoró por entregarse a los placeres de la aventura desde febrero a octubre, pero ahora no. El año pasado se lo jugó al Tour, le salió bien y ahora quiere repetir. Sabe que tiene complicado repetir, pero como ganador vigente se ha ganado el derecho a probar, nuevamente. Su estado de forma es volátil y aunque quiere, se ve que no puede. Hace un año estaba en el mismo punto, y miren cómo anduvo en el Tour.

Imagen tomada del Facebook de Dauphiné

INFO

2

«CycleHack» llega este fin de semana a Bilbao para eliminar las barreras a la bici

La capital vizcaína se suma a la gran ola internacional que promueve un mundo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, y será una de las 35 capitales mundiales que acogerá este fin de semana el evento que impulsa el movimiento ciudadano global ‘CycleHack’, que plantea hacer de las ciudades espacios más amigables donde la bicicleta pueda convertirse en un medio de transporte cotidiano, para lo que es preciso reducir las barreras arquitectónicas que lo impiden.

La iniciativa global, que tendrá lugar entre este viernes 19 y el domingo 21 de junio en la Asociación Sociocultural Zwap de Zorrozaurre (Iturrixko Kalea s/n, Bilbao), está impulsada por la Plataforma BIBE, que promueve actividades y eventos alrededor de la bicicleta en Bilbao, entre las que destaca la Feria Internacional de la Bicicleta, cuya segunda edición se celebrará este próximo mes de noviembre.
“Queremos que el uso de la bicicleta se convierta en un medio de transporte personal, saludable y placentero, y para ello debemos identificar y buscar alternativas a las limitaciones o barreras que nos encontremos en nuestra ciudad”. Este sería el argumento sobre el que
se construye esta iniciativa internacional que vio la luz en el año 2014 en la ciudad escocesa de Glasgow y que se ha extendido ya a otras 35 ciudades del mundo.

También habrá una salida en bicicleta por las calles de Bilbao el domingo 21 de junio a las 12.00 horas. Las plazas son limitadas, de carácter gratuito, y se confirmarán por orden de inscripción.

Habrá debates, trabajos en grupo, conferencias y una quedada en bicicleta, entre otros actos. Carácter anual En este evento de carácter anual se reúnen personas para buscar soluciones a los problemas que impiden o que limitan utilizar la bicicleta de una manera satisfactoria. CycleHack Bilbao formará parte por primera vez de este movimiento global. En este espacio de Zwap en Zorrozaurre tendrán cabida todas aquellas personas, ya sean usuarias o no de la bicicleta, que quieran aportar sus ideas para convertir Bilbao en un lugar donde se pueda disfrutar de las ventajas que aporta el uso de la bicicleta en forma de mejora de la calidad del aire, un transporte sostenible, o espacios más habitables.

Para ver más detalle.

#RadioVuelta – Semana 23

#Trend  Todo en orden  

A tres semanas del inicio del Tour Chris Froome ha demostrado que está a punto. La Dauphiné, una prueba del algodón aunque no siempre indiscutible, ha caído por segunda vez en manos de este ciclista que ataca tan a lo bruto que solo verle someter rivales trasmite dolor. Froome ha ganado claro y conciso curiosamente en la montaña y no en la crono por equipos, donde a su escuadra se le considera puntera. Paralelamente en Suiza se ha dado la salida a la penúltima carrera por etapas antes de la Grande Boucle. Aunque la helvética siempre es una carrera abierta no tendrá el atractivo de ver grandes aspirantes al trono de julio, eso sí será una guerra a cuchillo por suceder a Rui Costa. Posiblemente los focos se los lleve la Ruta del Sur con Nairo y Contador. Mientras lejos, en ambos lados del mundo, noticias ya familiares: Caleb Ewan ganando por combustión masiva en Corea y el Caja Rural aumentando su botín en Canadá. 

#Click Un líder que ya no lo es

Pocas veces se alcanza en una fotografía tanta carga emocional como en ésta de Tejay Van Garderen al acabar la Dauphiné. El estadounidense se había medio soldado a la rueda de Froome para defender su prenda, pero el inglés curtido en África acabó siendo demasiado. Son ya cinco los años que han pasado desde la explosión del hombre del BMC, precisamente en la Dauphiné, y las temporadas pasan sin resolver la ecuación.  

#Profile Froome pega duro 

No muchos ciclistas transmiten la sensación de violencia que Froome plasma cada vez que acelera sobre la bicicleta. El ganador del Tour de 2013, parece estar fino y presto para asaltar su segundo triunfo en Francia. Este año también ha tenido sus complicaciones, y la ya usual infección de pecho de cada invierno-primavera, pero si evita las caídas que el año pasado le lastraron estamos ante un aspirante cinco estrellas en cualquier apuesta sobre el Tour que se acerca casi sin percatarnos.

#Clipping

Dumolin prepara el relevo. No está siendo una temporada espectacular para Tom Dumolin quien sin embargo logró en Suiza una victoria muy simbólica: un prólogo batiendo a Fabian Cancellera. El de Berna, tan brutote él, no es eterno y por detrás la chavalería anda revuelta. El holandés es desde luego un aspirante a tomarle el sillón cuando menos se lo espere.

Retiro budista de Contador. Tranquilidad, paz, reflexión y supongo que entrenamientos inhumanos llenan el día a día de Alberto Contador mientras cuenta las horas para partir a Utrech en busca de su tercer Tour. El madrileño anunció que estaba ante una grande de tres meses y ello anda, en mitad de la carrera. La escasa celebración que acompañó al Giro habla de su convicción. Por lo que podrá saber, o ver, sus rivales también avanzan.

Los registros de Caleb Ewan. Pocas veces hemos hablado de este joven australiano de Sidney, Caleb Ewan, que con escasos 21 añitos crece muy poco a poco y lejos de los circuitos europeos, donde sólo cuenta con dos victorias, etapa en Porvenir y Vuelta a La Rioja. Sin embargo por donde pisa más allá del viejo continente logra impresionar como lo ha hecho en Corea donde ha ganado cuatro etapas y la general, registros que no pueden ser corrientes. 

#Hashtags by @LiveCiclismo

#TourdeSuisse #SterZLM #RDS2015 #TDP15 #CircuitWallonie #TDS

Critérium del Dauphiné, la contracrónica

Es evidente que Christopher Froome, este ciclista oriundo de Kenia y nacionalizado inglés, lleva hasta ahora unas buenas actuaciones en el transcurso de estas últimas temporadas, un factor que le da automáticamente como principal favorito ante el inminente Tour de Francia, que se iniciará el próximo día 4 de julio en la ciudad holandesa de Utrecht, el paraíso de las bicicletas.

Froome, aunque por muy escasa diferencia: tan sólo una decena de segundos, acaba de adjudicarse el Critérium del Dauphiné con elocuente maestría y poniendo en práctica su consabido sentido táctico, que ha podido desplegar en esas últimas etapas de evidente dureza con innumerables puertos alpinos a salvar. Ha sido en pocas palabras una victoria bien trabajada bajo la tutela inteligente de los componentes del equipo Sky, inconfundibles con sus elásticas negras, que llevaban en silencio la batuta de los acontecimientos vividos en la prueba.

Froome, el hombre de Nairobi, sabía el terreno que pisaba

La papeleta resolutiva de Christopher Froome quedó zanjada sin tapujos en la última jornada de la carrera en cuestión, en una etapa que finalizaba en la cima de un puerto de alta montaña denominado Modane Valfréjus, situado a 1.553 metros de altura, catalogado de primera categoría. El citado juez de paz, con su silueta inconfundible y una ascensión de 8,4 kilómetros bajo una pendiente del 5,7%, le valió en definitiva para emitir su justo juicio a favor del corredor británico, vencedor en apoteosis.

El ciclista Froome, nacido en la capital de Nairobi e hijo de padres ingleses, que se desplazaron a aquellas tierras africanas por razones económicas, se impuso como quiso. Su antagonista más cercano resultó ser el estadounidense Tejay Van Garderen, portador hasta entonces de la casaca de oro, una ilusión que no pudo festejar un tanto por los pelos ¡valga la expresión! Debió rendirse ante la evidencia fraguada en los postreros cuatro kilómetros, que fue un espectáculo digno para contemplar y digno de elogio. Froome pudo redondear la marcha triunfal e individual, repetimos, en los últimos trazos, acumulando metro por metro su ventaja sobre su adversario más directo: el voluntarioso Van Garderen, que hacía lo imposible por conservar su prenda amarilla, curva tras curva. Dieciocho fatídicos segundos más una bonificación de diez segundos, le hicieron perder la ilusión de su vida. Froome, con un estilo un tanto peculiar a la vez inconfundible, retorciéndose sobre la bicicleta, pudo colmar su victoria, aplaudida en aquellos parajes alpinos de impresionante belleza.

Fue un digno colofón final dedicado a la gran masa de público presente al borde de las carreteras. Siempre constituye un aliciente para nosotros el contemplar a las gentes apiñadas contemplando las carreras ciclistas con un entusiasmo desbordado y un magno colorido extendido en sus ambientes.

Los españoles se hicieron notar

Meritoria la llegada tras Froome en solitario de un trío integrado por el británico también Simon Yates, el portugués Rui Alberto Costa y el americano Van Garderen, el perdedor de la jornada. A continuación lo hizo nuestro representante Joaquim Rodríguez, un atleta del pedal que ha sonado con insistencia en estos últimos días de carrera.

A raíz de lo dicho e introducidos en la clasificación final definitiva, cabe recalcar el segundo puesto conseguido en buena lid por Van Garderen y el tercero a cargo del lusitano Rui Alberto Costa. Sin embargo, no pudo alcanzar podio, por muy poco, el corredor vasco Beñat Intxausti (4º), muy bravo cuando la carretera se enfilaba hacia arriba. Hemos de reconocer que nuestros representantes a fin de cuentas se han hecho notar. Así de claro. Debemos adicionar precisamente al catalán Joaquim Rodríguez (8º) y al murciano Alejandro Valverde (9º). No deja de llamarnos a la atención que entre los diez primeros clasificados hayan copado plaza tres españoles. Es obligado no olvidarnos de ello. Deseamos aquí divulgarlo a los cuatro vientos; y más teniendo en cuenta que el Tour de Francia está a la vuelta de la esquina. Por otra parte, en el reciente Giro de Italia, incluyendo el triunfo de Alberto Contador, entró también en liza Mikel Landa (3º). Así se escribe la historia y nuestra satisfacción.

Dándole vueltas al historial del Dauphiné     

Nunca está de más exponer que con anterioridad al año 2010 la prueba en cuestión se denominaba Critérium Dauphiné Libéré, en homenaje a las singladuras del periódico organizador. Esta competición que por tradición se suele celebrar en el mes de junio en vigilia del célebre Tour, se corre básicamente en el territorio abarcado por el ampuloso río Ródano y los atractivos Alpes franceses. Su instauración tuvo lugar en el año 1947, creada por el entusiasta y millonario economista Georges Cazeneuve, mano derecha de la publicación que acabamos de mencionar.

El primer vencedor fue el polaco Edward Klabinski, que pronto se establecería su residencia en el país galo, lugar muy apropiado para la promoción del deporte de la bicicleta. Hasta la fecha actual, con el triunfo de Christopher Froome, que repite su victoria que tuvo lugar en la temporada 2013, se han celebrado 64 ediciones. Francia ha sido la nación más agraciada, con 31. Le sigue España, con 10, por obra de Valentín Uriona (1964), Luis Ocaña (1970-1972-1973), Miguel Induráin (1995-1996), Ibán Mayo (2004), Íñigo Landaluce (2005) y Alejandro Valverde (2008-2009). Resultados que nos delatan que a los españoles no les ha ido del todo mal esta competición por etapas de alto copete.

No está de más el exponer que hasta ahora tan sólo ha habido cuatro ciclistas que han inscrito su nombre en el historial de esta carrera por tres veces, cota máxima. Nos cabe nombrar a Nello Lauredi (1950-1951-1954), Luis Ocaña (1970-1972-1973), Bernard Hinault (1977-1979-1981) y Charly Mottet (1987-1989-1992), franceses todos ellos, salvo el malogrado Ocaña, el ciclista conquense de Priego.

Nunca está de más repasar un poco las pinceladas que nos depara el historial de esta prueba de alta consideración internacional del deporte de las dos ruedas. Esto es todo.

Por  Gerardo  Fuster

Fotografía: archivo de la revista de otros tiempos Miroir-Sprint, una publicación popular que ya no se edita. Dejó de publicarse en el año 1971. Salió a la luz en el año 1946 tras la segunda Guerra Mundial

INFO

Que os queréis ir de vacaciones con la bicicleta… os interesará saber de Nacex Promo y la forma de llevarla sin colas ni molestias

La miradita de Froome

En la jornada reina del Dauphiné al final emergieron los dos mejores ciclistas, a pesar de lo ocurrido un día antes. Siempre nos ha llamado mucho la atención la forma de correr y moverse sobre la bicicleta de Chris Froome y esta vez no ha sido excepción. Tras entrar a colaborar con el inglés, Tejay Van Garderen fue sondeado por el ganador del Tour de hace dos años para unos 300 metros después recibir un letal ataque, de esos cuya cifra en SRM nos dan vértigo…  y eso que en algún tramo de la subida parece que hasta hablaron. Eso sí, en la llegada final no hubo miradas, sólo un ataque, sólo uno…

(*) #PantallaJoanSeguidor será una sección oportunista que espero os guste, trataremos algunas imágenes que quizá pasen desapercibidas en el fragor de la carrera, pero que nos resulta interesante reseñar…

Imagen: pantallazo de Eurosport

Las navajas suizas del Team Sky

Menuda Dauphiné nos ha tocado en suerte. Como el año pasado, en la carrera alpina resuelve buena parte del mejor ciclismo del año. Revolcón, vuelco y “contravuelco” al día siguiente. Una carrera magnífica, el nivel que se le presume en el World Tour. No obstante habrá momento para hablar de las conclusiones que vienen del Delfinato, de sus montañas y parajes, porque no siempre todo es lo que parece, o al menos así lo pensamos aquí.

Aprovechamos para comentar lo que vimos en la etapa reina, en la llegada que vio ganar a Chris Froome. Nos llamó mucho la atención, otra vez, el trabajo de un ciclista mayúsculo llamado Peter Kennaugh. De él repescamos una pieza hace poco más de un año. A pesar de ser un ciclista que se proclamó campeón olímpico en Londres, este corredor de la Isla de Man siempre ansió el Tour y correrlo. Lo hozo hace dos años y su bautismo fue grande, en la subida a Pailheres, con Nairo atacando de lejos y sembrando el camino para el primer, y casi definitivo, ataque de su líder.

Curiosamente en la semana que la pista británica ha vuelto a la palestra por el récord de Wiggo, Kennaugh ha destacado de sobremanera con dos “performances” de nivel. En la primera etapa fue capaz de burlar el ritmo del pelotón para acabar ganando la etapa, con el aliento en el cogote y recordando esos ciclistas que de vez en cuando son capaces de dejar en evidencia a los “trenos” de los velocistas. Un bien cada vez más escaso y difícil de encontrar.

Luego, unos días después, en la subida más bonita de la carrera, Kennaugh se bastó y se sobró en favor de su jefe para reventar nada más y nada menos que Vincenzo Nibali, líder “in pectore” y ganador vigente del Tour. Un trabajo fino y elegante, como la ropa que calza este equipo que quiere recuperar el trono de la mejor carrera.

Kennaugh encaja perfectamente en el papel abierto por Geraint Thomas. Los dos son pistards de adopción, crecieron en el British Cycling, se proyectaron al Team Sky, tienen calidad para ganar grandes carreras, incluso en el caso de Geraint ser un excelente clásicomano, y cumplir excelentes hojas de servicio a sus capitanes.

Pero es que ambos son de lugares poco ciclistas, al menos tradicionalmente, Isla de Man y País de Gales, cosa que no les impide ser auténticas «navajas suizas», multiusos, dos ciclistas de los que no abundan que muy posiblemente un día vuelen porque necesitan aire y espacio para dar rienda a tanto y tan buen talento.

Imagen tomada del Team Sky

INFO 

2

30 años después de la gran victoria de Pedro Delgado en la Vuelta a España de 1985 y para conmemorar aquella gran hazaña, hemos desarrollado junto a ETXEONDO una “edición limitada” de la equipación del mítico equipo ORBEA – GIN MG con la que el ciclista segoviano consiguió hacerse con la vuelta a España. Disponible a la venta en nuestra página web para todos aquellos que quieran rendirle su particular homenaje.

#RadioVuelta – Semana 22

#Trend  El respiro 

La primera semana de junio, otrora cargada de tensión competitiva, también en España, ha significado un paréntesis. Digeridos el Giro de Italia y su resultado, la temporada entra en ciclo caliente porque la Dauphiné que tuvo a Kennaugh como telonero de Wiggins abre la cuenta atrás hacia el Tour. En Luxemburgo supimos de un ciclista, antes estrella en ciernes, Linus Gerdeman que ganó una etapa y la general de una carrera ya clásica en este momentos. Siguió por eso la racha verde, en esta ocasión con Carlos Barbero en la Philadelphia Cycling Classic en lo que es un punto y seguido que el Caja Rural ha tomado como norma, demostrando que la clase media del ciclismo español lejos de los pocos titulares que se dedican a los grandes éxitos está en disposición de recibir una apuesta que realmente merece.

#Click Un espectáculo de sesenta minutos

Una tarde de domingo cualquiera en Londres se monta un espectáculo redondo en torno a una de sus leyendas deportivas para abordar un reto mayúsculo, de esos que te dejan seco. Al margen del desafío deportivo, quedó patente el tremendo montaje tanto en el propio lugar como en la cobertura, planos, entrevistas, análisis y no pocas personalidades por la pelouse, entre otros Miguel Indurain. Sensacional, de lujo. se demuestra por enésima vez que el ciclismo gusta en sociedades avanzadas, pero claro, el ciclismo bien planificado, bien venido, generando demanda, lejos de la cutrez que caracteriza tantos lugares.

3

#Profile La hora se añade al bagaje de Wiggins

Ciertamente en este mal anillado cuaderno hemos hablado muchas veces de la singularidad que rodea el palmarés de Bradley Wiggins pero no por repetirnos creemos hacernos pesados. Con el récord de la hora sigue engordando la leyenda de esta celebridad que es Sir con mayúsculas asentado sobre una carrera deportiva que engloba tantas victorias, tan diferentes y tan peculiares. Disfrútenlo mientras puedan, la estación de Río de Janeiro espera allá en el horizonte.

#Clipping

La casa rodante de Chris Froome. La experiencia de Richie Porte con su motor home en el Giro de Italia ha abierto la posibilidad de que Froome repita fórmula en el Tour. Los mentores del Team Sky no descartan usarlo nuevamente, ahora con su primer hombre. Los ingleses sabrán qué hacer, entiendo que el Tour aceptará, o no, pero si esto se extendiera los parkings de las grandes vueltas pueden acabar

La injustificada tortura de Kreuziger. Una de las personas que merecen mayor crédito por mi parte en este mundillo, Jorge Quintana, hace una acertada reflexión sobre lo que le ha pasado a Roman Kreuziger este último año. La UCI esta vez, a juicio de Quintana, no ha estado fina y ha sometido a un ciclista, que al margen de todo es persona, a una tortura que el tiempo declaró injustificada. En el momento en que el TAS iba a entrar en el tema, la UCI lo dejó correr…

¿Vuelve José Belda?. Mi móvil pitó por un mensaje directo en Twitter. Era un comentario sobre el Tour de Juguete, una marcha cicloturista. La presencia de José Belda, adelante del todo, al nivel incluso del pro de Caja Rural, Antonio Molina, chirriaba en los mentideros. ¿Existe la opción de volver a sus 40 años y tras pasar todo lo que pasó?

#Hashtags by @LiveCiclismo

Imagen tomada de  

INFO

Conoce más de los Endura FS260 Pro SL Bibshorts 

4

#RadioVuelta – Semana 17

#Trend Una Dauphiné inolvidable

Rara vez el ciclismo nos ofrece una carrera tan extraordinaria como este Dauphiné. La antesala del Tour fue mucho más que  eso, una simple antesala, y ofreció grandes momentos. Los demarrajes de Froome sólo aguantados por Contador, la victoria de Westra en la jornada reina ante dos Katusha haciendo eses, desenlaces  variados y la increíble jornada final donde la realización poco menos que se volvió loca para cubrir tantos frentes como los que se armaron en la victoria de Anrew Talansky.

#Click Suiza, un paraje de cuento para Sagan

Bellizona, una preciosa población del Ticino, abrió la Vuelta a Suiza, el último escamoteo de los favoritos antes del Tour. En la localidad cercana a Lugano rodó como los ángeles Tony Martin pero el despliegue de fans que siempre rodea a Peter Sagan demostró lo mucho que arrastra un ciclista que empieza a tener más dimensión mediática que deportiva, siendo ésta ya enorme.

#Profile Talansky vuela solo

Hay carreras y momentos que pueden marcar un antes y un después y esta Daupiné puede abrir un nuevo periodo para este talento estadounidense que crece con ritmo paulatino pero incansable. Décimo el año pasado en el Tour, podio en grandes carreras como Romandía y valedor de un palmarés pequeño pero consistente el triunfo en la carrera de los Alpes es un paso al frente como outsider a ser protagonista en la principal carrera del año.  

 

#Clipping

Gran entrevista a Gorka Izaguirre. En el Diario Vasco tuvo voz Gorka Izaguirre, un ciclista que tuvo desde luego mucha culpa en el desenlace del Giro de Italia, a pesar de que todos miren para Nairo. Sincero y claro, no se subió al carro de alabanzas que el Giro ha puesto en marcha desde hace unos años. No le gustó, y punto.

¿Merece la pena organizar unos Campeonatos de España? Unas deudas de la Federación Española han puesto en la cuerda floja los Campeonatos de España. La cita, que pone en juego un maillot que por decisiones de equipo se disimula ante el logo del mecenas, se celebrará con razonables dudas sobre la calidad de su participación, nada que ver con los nacionales italianos donde se espera llenazo de figuras.

Betancur y Henao, colombianos de ida y vuelta. Las circunstancias que rodean a Carlos Betancur no parecen, desde fuera, las idóneas para que este excelente ciclista culmine su trayectoria. No estará en el Tour. Mientras Sergio Henao ha vuelto a competir en Suiza tras su cuarentena e investigación. Esperemos que esto no vaya a más, en Team Sky el año no está resultando sencillo.

 

#hashtags by @LiveCiclismo

#RDS2014 , #TDPS2014 , #zlmtoer