Froome irá a hoteles

En todas las carreras por etapas de carretera del calendario internacional, los organizadores deben cubrir los gastos de estancia de los equipos desde la noche anterior de la salida hasta la última jornada; los corredores deben permanecer en los hoteles previstos por el organizador durante toda la duración de la prueba

La UCI ha fallado sobre la opción, que al parecer los responsables del Team Sky tenían sobre la mesa para Chris Froome. El inglés de origen keniata que se crio en los alrededores de Nairobi, coleccionando serpientes y respirando libertad desde tierna edad, dormirá en el redil y no en la motorhome por la que Richie Porte paseaba descalzo en los tiempos muertos del Giro de Italia.

Recuerdo en la biografía del equipo de Brailsford que en los primeros días del Team Sky existía un miedo en el seno del grupo inglés sobre cómo serían recibidos en el pelotón. Miedos fundados por ellos mismos, porque la prepotencia es mala consejera cuando entras de nuevo en un garito. Ellos lo llamaron “ganancias marginales” y muchos equipos les copian. Miren Contador “lavando” lactado tras cada etapa, porque además le entrena un ex del equipo que va de negro.

Sin embargo hay ganancias y ganancias. Mientras se liaron con la rueda de Richie Porte, cosa que le costó directamente el Giro, tenían muy claro que el tasmano viviría mejor en un motorhome rodante aparcado en cualquier sitio, en medio de a saber dónde y con los ruidos sin adivinar de donde llegaban.

La experiencia aunque innovadora, dentro de esa política de ganancias, atentó ante las máximas de siempre en el ciclismo. Máximas que hablan de hotel, masaje, cena, convivencia, habitaciones, desayunos,... todo rodado, todo inventando hace mucho más de cien años. Lo de la motorhome era un “apartheid” en el seno del grupo y una forma de poner Porte en el rol de cobaya: “Si funciona, lo haremos con el jefe”.

A pocos días del Tour la UCI ha resuelto en lo que es otra decisión del organismo dirigido por un inglés en contra de su equipo de bandera. Seguro que ASO ha tenido que ver. Que Froome durmiera en una caravana significaba un soterrado mensaje de desprecio a la hostelería francesa. Lo que me chocó es ver cómo los italianos tragaron, quizá lo hicieron porque sabían que la experiencia nacía y moría en ese momento y así el Giro 2015 tuvo algo diferente que contar.

Imagen tomada de www.teamsky.com

INFO

2

Dicen que la Urban Run 2.0 es “una camiseta ligera de manga corta con lana de merino para corredores urbanos. Aspecto moderno y tacto suave. Confort extraordinario en contacto con la piel” y es cierto, fresca, ligera, suave no la notas

#RadioVuelta – Semana 1

#Trend Galería de campeones y barro

El fin de semana de campeonatos nacionales de ciclocross hizo justicia a muchos de los matices que se vienen dando durante la temporada de invierno. Por ejemplo, en España Aitor Hernández se rehízo con solvencia del varapalo del campeonato vasco y ganó contundentemente a Javier Ruiz de Larrinaga, quien esta cita no acostumbra a fallar. El circuito gijonés se vio pesado y ello influyó. Hasta allí se fueron José Antonio Hermida, quien no baja del podio en sus participaciones en esta carrera, y Samuel Sánchez, con todos los interrogantes sobre su futuro profesional en el alero. En Bélgica también el barro jugó fuerte, pero más lo hizo el veterano Klaas Vantornout que pudo con el pujante Van Aert. En Holanda el mítico apellido Van del Poel, Mathieu, fue campeón anunciando unos mundiales abiertos entre nuevos y viejos nombres aunque sin el ídolo local, Zdenek Stybar, el gran ausente de Tabor.

#Click Belleza gijonesa 

El Campeonato de España de ciclocross cumplió todos los tópicos de la modalidad: se disputó en mojado, con meteorología desagradable, con barro –el perejil de la modalidad-, senda marrón en medio de campas verdes y finas estampas para el recuerdo. Una gran cierre del núcleo duro de la campaña invernal.

#Profile El “comeback” de Haussler

Tremendo sprint para decidir el campeón australiano de ruta. Heinrich Haussler batió al prodigio Caleb Ewan para vestir el maillot que lució el lesionado Gerrans este último año. Haussler, un ciclista que acabó hastiado de la hostilidad alemana hacia el ciclismo, espera, esta vez sí, levantar cabeza y volver a ser ese ciclista omnipresente de 2009, con buenos resultados toda la temporada, hasta que al siguiente año Cavendish le arroyara en una llegada de Suiza dejando seca su progresión.

#Clipping

La reinvención del Team Sky. Tras cruzar la meta y ganar todavía hay historia que escribir” viene a decir Dave Brailsford que ahora quiere que su Sky sea una referencia transversal más allá del ciclismo. Trabajo tiene, y no poco, porque como se vio el año pasado a la mala marcha de sus estandartes se unió increíbles lagunas en la pizarra del equipo negro. Al final, no todo se soluciona nadando en la abundancia.

El desencanto de Iván Gutiérrez. Uno de los emblemas de la estructura de Eusebio Unzue, presente con él desde los años del Illes Balears, Iván Gutiérrez, se muestra desencantado con la que ha sido su familia estos diez años. El de Suances lamenta que no fuera invitado a la presentación –craso error- y posiblemente que no tenga sitio en el staff que sí integran serviles ex ciclistas.

Los caminos del ciclismo no pasan por Roma. La organización de la Roma Maxima, RCS, ha confirmado que no habrá tercera edición de esta rebautizada prueba en 2015. Sin entrar en los motivos –entendemos que serán económicos, los mismos que les lleva a Abu Dhabi- la noticia es una pena pues implica perder un escenario sublime para mostrar lo que es este deporte. La carrera en 2014 nos dio uno de los mejores triunfos de siempre de Alejandro Valverde en uno de esos días que murciano corrió sin ataduras. 

#Hashtags by @LiveCiclismo

#TourSanLuis, #TDU

Imagen tomada de www.rfec.com

Imagen tomada de www.rfec.com

INFO

2

#RideFightWin, el Team Cofidis ya rueda con Orbea

¿Ha traicionado el Team Sky su filosofía?

Hace un año todo eran parabienes en la gran casa del ciclismo británico. El equipo de la patria, el Team Sky, había redoblado su dominio en el Tour, en los Mundiales de Florencia Bryan Cookson, valedor de la zona, había sido elegido presidente de la UCI y desde Leeds a Londres contaban los días para que el Tour de Francia saliera de su entraña. 365 días después las tornas han cambiado como pocos hubieran apostado.

Estos días el presidente de la UCI, el mentado Cookson, tiene una importante cuota de visibilidad. Estuvo en la presentación del Giro, le vimos en el Telediario, en el cuestionable reportaje conducido por María Escario, y sin ir más lejos acompañó en vivo y en directo al nuevo recordman de la hora, el austriaco Matthias Brändle, a quien felicitó una vez consumó el registro.

Entre acto, evento y gesta deportiva, Cookson suelta perlas de todo tipo y colores. Anuncia comisiones, se postula por abrir el ciclismo definitivamente a las mujeres –el ciclismo llega increíblemente tarde a esta mitad del mercado-, abre la puerta a la redención de Lance Armstrong  y opina del ciclismo de su casa, que es lo mismo que opinar sobre el Team Sky.

Cookson argumenta algo que aquí ya apuntamos hace unos meses en este post a raíz de la exclusión de Brad Wiggins de la salida del Tour de Francia. Para Cookson el equipo de negro nació con la finalidad de encauzar el talento británico y aunque fue un objetivo respetado en las primeras temporadas, en este 2014 esta línea de trabajo no se ha mantenido. Para explicarse Cookson habla de los talentosos hermanos Yates, ahora mismo enrolados en el Orica. El mandamás de la UCI espera que ambos recalen en el Team Sky en 2016 si bien no será sencillo, pues como los propios hermanos han dicho “ellos sólo trabajan para su líder y así es muy difícil progresar para un ciclista joven”. Aquí lejos de nacionalidades lo que vemos es que la estricta jerarquía del equipo impide crecer a los jóvenes, sean o no ingleses.

Sea como fuere los debates se abren justo en el peor año del equipo Dave Brailsford. Si Contador quiere olvidar el 2013, Valverde sus dos campañas de sanción y Purtito este 2014, el Team Sky quiere pasar página sobre este 2014 plagado de mala suerte, las caídas de Froome así lo han demostrado, pero también de decisiones erróneas y estrategias fallidas. Nada en el Team Sky ha salido bien, ni la primavera, ni el Giro a donde Richie Porte estaba destinado, ni el Tour, descabezados sin Froome, ni siquiera en la Vuelta, donde el inglés de origen keniata estuvo un punto por debajo de su rival Contador.

Cookson incluso lamenta que en el Tour, ante la ausencia de Froome, la dirección del equipo apostara por un australiano como Porte y no se diera la alternativa al galés Geraint Thomas, excelente ciclista pero a todas luces inferior al de Tasmania en una gran vuelta. Para Cookson el colmo fue el día que Brailsford dijo que quería ganar el Tour con un francés.

Sin embargo, y aunque muchas de sus actitudes nos parezcan criticables, el Team Sky sí tiene motivos para sentirse orgulloso de su trayectoria pues en su ideas iniciales estaba ganar el Tour con un británico y así lo han hecho, por partida doble además. Por otro lado, con este conjunto el ciclismo apuntala su crecimiento en unas islas absolutamente enajenadas con la bicicleta y obliga a mejorar al ciclismo en su conjunto. Veremos qué depara el 2015, les han hecho un Tour muy alejando de sus gustos, pero no creemos que los hombres de negro renuncien tan fácilmente a brillar en el foro con mayúsculas.

Imagen tomada de www.cyclingquotes.com

INFO

Llévate el móvil a cualquier sitio mientras les en bici o corres a pie 

Soporte funda bici Tigra iPhone 5 5S

Ante la necesidad de llevar nuestro smartphone a cualquier sitio, hemos probado el nuevo soporte para teléfono mientras practicas running o sales en bicicleta. Mediante un sencillo sistema de anclaje, tipo rosca, y en una carcasa ligera y resistente, puedes llevar tu terminal sin mayor problema, cómodamente e incluso consultarlo sin necesidad de gestos raros, sólo haciendo un click y llevándotelo con la mano.

Comentaros que el KIT MULTISPORT KSIX BY TIGRA es un pack creado exclusivamente para KSIX, se trata de una carcasa fabricada en policarbonato y una cubierta translucida resistente a la lluvia, polvo o golpes. Solamente disponible para Iphone 5, 5S, Iphone 6, S4 y S5 se acopla al manillar  mediante una abrazadera de fácil y rápido montaje y a tu brazo mediante un simple click en uno de los dos brazaletes que el fabricante incluye en el pack.

Una idea realmente buena que te permitirá disfrutar de tus dos deportes favoritos sin tener que comprar múltiples accesorios, el KIT MULTISPORT KSIX BY TIGRA tiene una ventana frontal transparente que permite todas las operaciones de teléfonos inteligentes con pantalla táctil, especialmente cuando se utilizan aplicaciones de navegación GPS o aplicaciones de localización.

La carcasas flexible ofrece un máximo agarre a su smartphone mientras corre o monta en bici, el KIT MULTISPORT KSIX tiene un mecanismo de bloqueo giratorio que asegura  un fácil montaje y desprendimiento de smartphone al brazalete o soporte de bici.
Gracias a su sistema de rotación de 360º podrá colocar el soporte a su antojo para una mayor visión de sus aplicaciones móviles, podrá grabar sus videos y realizar sus fotos gracias al agujero de la carcasa.

El brazalete de running, es de neopreno con placa de montaje y agujeros de ventilación, disponible en dos tamaños: 8 a 30 cm y de 26 a 46 cm de circunferencia.

Los problemas del Team Sky son otros

Enfermedades, accidentes, mala suerte y malos resultados han sido la combinación del Team Sky en esta primavera –añadiría el Giro- en una mezcla tóxica

Las biblias anglosajonas hablan siempre con cuidado del buque insignia en desembarco inglés en el ciclismo de la vieja Europa. Ya saben, los problemas siempre son otros El editor de Procycling habla de mala suerte, de accidentes,… nada dice de la eterna investigación sobre Henao, del paupérrimo equipo que reunieron en el Giro –sin plan B cuando Richie Porte no pudo correr-, de las alineaciones irrespetuosas que han llevado a algunas carreras del World Tour. Sobre eso “no comment”.

En el Team Sky al final la apariencia eclipsa la esencia de los problemas. Me explico. A un mes de que arranque el Tour de Francia está claro que la cohabitación de los dos últimos ganadores del Tour es imposible. Poco menos que Chris Froome, quien se está revelando como un líder en todas sus acepciones, no quiere ni ver en pintura a Brad Wiggins. Suficiente tuvo con esperarle y hacerle el cortejo hace dos años. Froome quiere exclusividad, todo para él y si algo falla, que sea su querido y fiel Richie Porte el garante del relevo.

Se queja amargamente Brad Wiggins de su exclusión para el Tour. Sinceramente no debería extrañarse. La ambigüedad en sus objetivos, narrados a salto de mata en cualquier titular de prensa, le ha sacado en la carrera para el Tour. Cierto es que en Roubaix brilló y en California llegó a ganar, pero esto en contexto no vale, pues de Wiggins se han contado tantas cosas que lo que menos se podía imaginar es que el Tour 2014 estuviera en sus objetivos.

La decisión del Team Sky no es sencilla. Omiten al Sir en la salida inglesa del Tour. Como no les salga bien a Dave Brailsford no le quedarán éxitos pasados para argumentar su continuidad. A la mala temporada se le une esta gestión imposible de dos ciclistas que tuvieron suficiente en la convivencia hace dos años.

Sin embargo, la columna de Daniel Friebe, el editor de PC, toca un tema relativamente interesante y no es otro que la incapacidad del equipo de gestionar con éxito la proyección y la ambición de los talentos británicos. Un ejemplo suponen los hermanos Yates que pudieron correr en el equipo de casa se van al Orica a ganar sus carreras y seguir progresando. Cuando les preguntan por tal hecho, ellos son sinceros: “Ellos sólo trabajan para su líder y así es muy difícil progresar para un ciclista joven”. No sé si uno o ambos acabarán de negro, pero el presente les sitúa lejos de ser parte de este equipo.

Foto tomada de elpedalnoticias.com

INFO

Fantasy Critérium du Dauphiné al menos 2.000 Euros de premio

Con Nairo Quintana vistiendo el último jersey rosa, el primer gran evento de ciclismo del 2014 ha llegado a su fin. Los fanáticos del ciclismo no tendrán que esperar mucho para el próximo gran espectáculo: el sábado 5 de julio el Tour de France comenzará en Leeds. Las preparaciones para La Grande Boucle comenzarán con el Critérium du Dauphiné y una semana más tarde el Tour de Suisse.

Para prepararse para la porra del Tour de France, Zweeler organiza la porra del Critérium du Dauphiné y la porra del Tour du Suisse. En el Dauphiné vemos a Chris Froome, Alberto Contador y Vincenzo Nibali en la lista inicial, y en el Tour de Suisse encontramos a Peter Sagan, Fabian Cancellara, Mark Cavendish, Roman Kreuziger, Rui Costa y Bauke Mollema en la línea de salida. Como siempre, una excelente formación en ambas carreras y una buena oportunidad para que los corredores pongan a prueba sus habilidades.

El costo para ambos juegos es de 5 euros por equipo y para crear un equipo necesitas elegir 15 corredores y 5 substitutos. Estos substitutos se unirán al juego cuando uno de tus 15 corredores ya no comience la carrera. Estos substitutos son muy importantes, así que debes elegirlos con cuidado. Estos corredores pueden ganar puntos terminando en cada etapa dentro de los 15 mejores puestos. También tendrás que predecir el ganador de la clasificación general y el ganador de los puntos jersey.

Para ambos juegos comenzamos con 2.000 euros de premio con un primer premio de 200 euros. En cada etapa tenemos 105 euros de premio y si juegas con amigos o familiares en una subliga también pueden ganar un premio conjunto.

¡Haz clic aquí para registrarte lo antes posible!

La bofetada de Geraint Thomas

Mientras Belfast, una ciudad cuyo poso ciclista antes de la salida de este Giro debe ser pequeño, acoge la salida de la carrera de rosa, la semana trajo unas declaraciones cortas y muy interesantes de uno de los ciclistas insignia del Team Sky, Geraint Thomas. El galés de 28 años siempre ha sido un ciclista por el que he tenido especial predilección. Su forma de ser, siempre correcto y cortés, y sus maneras en la competición, nunca le he visto un mal gesto ni mala palabra a una orden o situación de carrera, le hacen acreedor, creo, de un aprecio que sin embargo no tiene aprecio en el palmarés que ha tenido ocasión de construir.

Thomas tiene una edad en la que ciclistas que han pasado por su vera ya amasaban un botín considerable. Por ejemplo Mark Cavendish hace dos años compitió en la escuadra británica con los mismos años pro que Thomas esta temporada y para entonces el isleño de Man ya era campeón del mundo, ganador en San Remo y titular de 25 triunfos de etapa en las grandes vueltas. Aunque medirse con Cavendish es salir perdiendo, la medida del velocista creo que dimensiona que Thomas ha sido muy generoso este tiempo y que puede llegar el momento de pensar en él.

Pero tiene un problema principal que debería centrarse en revolver. En las ocho temporadas que lleva en el profesionalismo, de ellas sólo cuatro full time en carretera, por cuanto se le ha visto triunfar en los velódromos, nunca se ha destacado por nada en concreto. Hace buenas clásicas, hace buenos Tours, incluso vistiendo el maillot blanco en su día, hace buenos arranques de temporada. Es bueno en todo, el mejor en nada.

Esta primavera sin ir más lejos se le ha visto mejor que nunca, llegando delante a los momentos cumbre de la misma, y fallando sólo notoriamente en Flandes, y porque creo que se cayó. En Roubaix estuvo muy presente toda la jornada y llegó junto a su “espejo” Wiggins al velódromo. Fue curioso como el Sir tuvo en Geraint un apoyo cuando quizá debió ser al revés pues el galés ha sido asiduo de estas carreras y Wiggo se animó este año a ellas.

Y es en Wiggins donde parece mirarse Thomas. Ambos nunca han sido grandes anotadores. Si Thomas tiene un pequeño palmarés, Wiggins tampoco presenta una gran ristra de triunfos, por cuanto no son tantos los años que lleva en la élite de este deporte. Ambos poseen un origen similar en los velódromos (ojo porque Thomas tiene mejor registro en la persecución que Wiggins, 4´15´´ 015 vs 4´15´031) y ambos se sienten bien en las vueltas por etapas. Recordemos que Thomas vistió el amarillo de París-Niza y defendió su suerte en el podio hasta que una caída lo descolgó del mismo. Pero seguir el camino de Wiggo implicaría renunciar al adoquín que tanto aprecia.

Con todo, y volviendo al principio, Thomas quiere despejar la ecuación de su futuro y quiere hacerlo sin tener que servir a nadie, gozando de su libertad, con el camino limpio. En declaraciones, hechas, curiosamente a BBC Sport, rival de Sky en UK, habla de tres o cuatro ofertas para seguir su carrera profesional fuera del cuadro de Dave Brailsford. A nadie se le escapa que en las circunstancias tan especiales del equipo inglés, que no  carbura como antaño, esta noticia no es más que una bofetada de uno de los corredores que han tenido por emblema. Veremos qué futuro le espera al de Cardiff, pero está claro que esa “ambición fría” de la que muchos hablan para referirse a él no es eterna y tiene fecha de caducidad.

Foto tomada de www.emol.com

INFO

Ahora puedes probar la Dogma del Team Sky!

 

Pinarello presenta la Campaña de Bicicletas de Demo más importante que ha creado.

Pinarello ha conformado una extensa red de Puntos de Venta en los cuales es posible probar su modelo tope de gama, la Pinarello Dogma 65.1, modelo que usan todos los corredores del Team Sky. Todo el que quiera podrá comprobar por sí mismo la diferencia entre montar una Dogma y montar cualquier otra bicicleta.

Recordamos que la Dogma 65.1, sólo en el año 2013 ha cosechado numerosos triunfos, entre los cuales destaca el Tour de Francia conquistado por el británico Chris Froome o el Campeonato del Mundo en ruta en el que se impuso el portugués Rui Costa.

Las características de la Bicicleta de Demo que puedes probar son:

 

  • Cuadro Pinarello DOGMA 65.1 Think2 col/859-Naked
  • grupo Shimano Ultegra 11v
  • ruedas Fulcrum Racing Zero cubierta

 

Los Puntos de Venta que forman parte de esta campaña pueden consultarse en el sitio web donde se ha creado un Mapa Demo Pinarello para que cualquier usuario pueda conocer los Puntos de Venta más próximos a su ciudad.

Ya puedes hacer tu reserva para probar la Dogma! Tienes tiempo hasta el 30 de junio de 2014 fecha en la que terminará la campaña.

Chris Froome al rescate

Las primeras palabras de Chris Froome este domingo, una vez aseguró el tiro en Romandia, fueron todo un síntoma de que en casa de Sky las cosas no están como debieran. Froome habló de su infección en el pecho y de sus dolores de espalda para justificar una pobre primavera, ausente de Tirreno y las clásicas de su perfil, y muy tibio en la Volta a Catalunya en la que nunca estuvo en disposición de hacer algo interesante.

Sea como fuere, extrapolando, el triunfo de Froome es un bálsamo para su equipo, el mejor del mundo a efectos prácticos, que no numéricos –en ese orden domina el Movistar-. El Team Sky es una sombra este año 2014. A priori, al inicio del año, el responsable de rendimiento del equipo de negro, Rod Ellingworth, situaba en cinco los objetivos a cumplir en este año competitivo. Hablaba de ganar cosas importantes, o al menos estar en disposición de hacer algún podio, en las clásicas, la suerte de Richie Porte en el Giro, repetir en el Tour de Francia, pensar en el calendario posterior a la gran ronda francesa y seguir en el proceso de revolución que a su juicio Sky ha inoculado al ciclismo y que muchos ya copian, el caso más obvio el de Alberto Contador.

De esta guisa, con este relato de objetivos, cuando la temporada camina por el final de su primer tercio, lo cierto es que el panorama no puede estar más alejado de las metas formuladas. El Team Sky no tendrá a Richie Porte en el Giro de Italia, por salud dicen, y sí un equipo muy de circunstancias liderado por Peter Kennaugh, corredor interesante pero inmaduro para envestir una carrera como la italiana, y Dario Cataldo. Nada que ver con el año pasado cuando acudían con la armada liderada por Brad Wiggins, en ganador de Tour, y su pareja de colombianos, Rigoberto Uran, ahora con Omega, y Sergio Henao, ciclista de cuyo proceso se sabe lo justo, con más interrogantes que respuestas y una muy poco transparente política de comunicación.

Por otro lado ha pasado un año más y el Team Sky ha pasado por las clásicas por la tangente. Han mejorado actuaciones pasadas, pero siguen dando la sensación de ser meros comparsas. Se aprecia el talento de Geraint Thomas, la dulzura de Boasson Hagen, la entrega de Ian Stannard –ganador en la Het Nieuwsblad de la única gran carrera que Sky ha probado en este terreno- pero todo sabe a poco frente a Cancellara, Vanmarcke, Terpstra y Van Avermaet. La actuación de Wiggins en Roubaix ha sido de lo poco positivo que han sacado en este ciclo.

Luego estuvieron hechos concretos que no dignifican el ciclismo que tanto dicen querer como la diezmada alienación de la Flecha Valona o la presencia de cuatro corredores en la puesta de largo de una carrera como la Lieja. No hablemos de sus resultados en las Ardenas donde cabe escudriñar para hallarles en la clasificación.

Desconozco cuál será la opinión de Dave Brailsford al respecto, obviamente no dirá nada dentro de la política de “todo perfecto, todo bien” que dicta sus comunicados, de cualquiera de las maneras esto no es la excelencia que proclaman, más bien se queda lejos. Quizá se agarren al Tour como mantra único. Al menos les cabe el consuelo de que en las últimas tres temporadas quien ganó Romandia, luego…

Si sospechamos de todo ¿qué hacemos siguiendo el ciclismo?

Ayer mismo este cuaderno despachaba un post que, para sorpresa de un servidor, ha tenido una excelente acogida y generado debate. Me preguntaba por qué un patrocinador pone su dinero en el ciclismo y qué le mueve a tal efecto. Pusimos sobre la mesa una amalgama, poco concreta, de posibilidades, asintiendo que ganar no es el único motivo para poner dinero en este circo.

Entre otros motivos, hubo uno que no citamos y hace referencia al dopaje. Muchos equipos ponen en su debe y algún día en medio de la relación de sus victorias, junto a etapas y generales, la lucha contra el dopaje. Es sencillo escuchar y leer en las hemerotecas grandes diatribas sobre la limpieza y los métodos inmaculados por parte de algunos actores de este deporte. Hay ciclistas incluso que no son ciclistas sino meras pancartas por el deporte limpio. Por ejemplo, Ryder Hesjedal y su victoria en el Giro de Italia, un hecho que por extraordinario dudamos se vuelva a repetir. Esa victoria, zanjó, llegó tras consumir EPO, muchos años antes concretó, y se quedó tan ancho.

En esta retórica, no exenta de demagogia, el Team Sky, como buen equipo vinculado a una empresa de comunicación, ha sido adalid. Si, los hombres de negro, esos mismos que arrancaron con personas de las que cuales se desprendieron en cuanto confesaron pasado oscuro. Entre otros figura el nuevo mentor de Alberto Contador, Steve De Jongh. A su primer mensaje de ciclismo limpio, inmaculado y casi transparente –como algunos de su “enrejillados” maillots– se le añadió la cláusula de tolerancia cero impresa por contrato y que poco menos que te asegura el infierno deportivo y personal si se te pilla en algo turbio.

Tanta parafernalia en este empeño tiene peajes y para los británicos no es otro que la continua observancia del pelotón y medios sobre cada uno de sus movimientos. Si hasta la fecha la máquina no ha pitado, por mucho que algunas de sus actuaciones –que no todas- hayan sido hegemónicas, la sombra de la sospecha nunca les ha dejado tranquilos. Una cuña tan atractiva como “ganancias marginales” esconde ambigüedad y por ende la posibilidad de que esas ganancias no sean trigo limpio.

En ello se insiste una y otra vez y a ello se han agarrado muchos para encontrar explicación a por otro lado extrañísimo caso de Sergio Henao y la no menos triste nota de prensa que estos gurús de las redes y el Marketing sacaron a continuación. Al parecer para Dave Brailsford el conocimiento que existe sobre el efecto de la altitud en los colombianos es limitado, como si los escarabajos fueran una invención de ayer y no de hace más de treinta años. A ello aliñen con el abandono de Porte en la Tirreno y añadan la ausencia de Froome en Italia. Y no olvidemos un tal Tiernan-Locke.

A pesar de lo vagas que suenan la explicaciones de los chichos de negro, así como la rápida y concreta reacción de la UCI considerándolo todo muy normal y acertado, no cabe duda de que al Sky se le tiene ganas desde hace tiempo, casi desde el momento que el proyecto empezó a rodar. Que se lo han ganado, posiblemente, que no sean tan puros como pregonan, pues es posible, pero de ahí a sembrar la sospecha a cada paso es fruto de la triste realidad de este deporte que dicen más limpio que nunca pero que sufre varapalos como si sus pecados no fueran a caducar nunca.

INFO 

– 4 días para San Remo. Haz ya tu equipo. Clica aquí

Imagen tomada de www.ciclismodecolombia.com

Bradley Wiggins pierde los papeles

En el libro que cuenta la rebotica de creación y puesta en marcha del Team Sky se toman en consideración muchos preceptos que hoy se plasman a diario. La retórica de los chicos de negro y sus mentores, valiéndose de la limpieza como gran bandera, les propinó un recibimiento más bien frio por parte del pelotón. Un cierto halo de prepotencia frente a la tradición, el desprecio a formas de hacer –viciadas sin duda- de toda la vida, la imposición de metodología propia, la tecnología a la proa de sus argumentos,… todo colaboró a que este equipo no cayera precisamente de pie entre el gremio.

Un ciclista que es una caricatura

A esa entrada se unió esa citada retórica de limpieza que con los años se hace complicado creer pues Sky ha consumado actuaciones hegemónicas que han recordado a otras similares con final no precisamente feliz. Dígase Festina, ONCE, Saunier,… Aquí siempre hemos defendido la legitimidad de los controles que han ido superando –por difícil que resulte creer en ellos- pues nunca han pitado. Y eso nos debe valer hasta nueva orden. Incluso hemos lamentado que en ciertos ámbitos ciclistas se reza a diario para que un chico de Brailsford dé positivo, en lo que sería, a mi juicio, una hecatombe para este ya de por sí magullado deporte.

Con estos mimbres no es de extrañar que las declaraciones de Bradley Wiggins caigan como una patada en el estómago. Mientras deshoja la margarita sobre su futuro inmediato, Wiggo atesora con acento científico que “los ganadores limpios del Tour se cuentan con los dedos de la mano. En otras declaraciones le oí decir que “no son más de tres los que han competido ajenos al dopaje”. Tremendo. Cabe pensar que en esa trinidad entran él, su compañero Chris Froome –o igual no- y un tercero que va desde Maurice Garin a Cadel Evans. Que escrute en 98 ediciones y nos diga quién, eso sí, descartando a unos cuantos como Lance Armstrong, Laurent Fignon, Jacques Anquetil, Bernard Thévénet y algún otro en el que ahora no caigo y que dijo haber competido con mandanga. Sus declaraciones revisten resquicio de inteligencia, pues abriendo la lista al infito se evita demandas e historias.

Con estas desgraciadas declaraciones de fondo, Wiggins se arroga el papel de pontificador del ciclismo limpio. “Es una responsabilidad que me ha tocado” aduce. Esta empresa de tamaño divino nadie la había acogido con estoicismo tal desde que a “Josemari” Aznar recibió el mandato de salvar a España de las hordas rojas.

No sé si estas soflamas forman parte del ideario de Dave Brailsford o si son del perfil de ganancias marginales. Desde luego no parece lo más inteligente. Te ganas el desprecio de tus compañeros de profesión y escupes en la historia del deporte que dices amar y defender, como si todo por lo que has luchado o creído no haya sido más que un puñetero y nebuloso sueño.

Porque en el fondo Wiggo debería ser consciente de su propia trayectoria. Unos orígenes de pistard culminados como ganador del Tour no son precisamente la concatenación de acontecimientos que inviten a prescindir de la sospecha y que conste que nos duele hablar así porque si en un sitio hemos demostrado respecto por Wiggins ha sido aquí.  De cualquiera de las maneras el ciclismo demuestra una vez más que poco hace falta desde fuera para destrozarlo cuando el enemigo sigue campando dentro.

Imagen tomada de mjmhome.blogspot.com