Los “ciclismos” de Davide Rebellin

¿Qué pensar de Davide Rebellin?

¿Qué valoración hacer de la trayectoria de Davide Rebellin?

Para quienes seáis aficionados a la prehistoria, habréis oído del método carbono 14, un sistema que permite datar y poner nombre a muchos de los hallazgos de esa época, porque la cantidad de carbono que tenga la pieza da la pista sobre su antigüedad.

Si me permitís el símil, David Rebellin es el carbono 14 del ciclismo moderno, ese que va en el tránsito entre Lemond e Indurain, el que deja atrás las grandes glorias como Hinault, Fignon y Perico, herederos de Ocaña, Merckx y cia, y el actual. Hablamos, no es tontería, de un cuarto de siglo en un deporte que tiene ciento y pico años. Eso es más que nada para situarnos.

Yo recuerdo a Davide Rebellin con aquel maillot que me encantaba, el del GB Maglificio, en la Vuelta al País Vasco de 1994, pero es que incluso su memoria alcanza más allá, a 1992, el año de los prodigios, la temporada del primer doblete de Miguel Indurain. En esos días Davide Rebellin, con 21 años, ya tenía el morro metido en el pelotón y no en uno cualquiera, en el de los Juegos Olímpicos barceloneses que ganara su compañero Fabio Casartelli.

Ver si listado de equipos impresiona, Polti, FDJ, Liquigas, Gerolsteiner… ver su palmarés, lo mismo. Tocó el cielo en 2004, cuando hizo el triplete de las Ardenas (Amstel-Flecha-Lieja) y estuvo a punto de ganar la última edición de la Copa del Mundo, uno de esos torneos que disputó durante más de diez años y hace otros trece que desapareció.

Rebellin ha probado todos los estadios del ciclismo, bajo esa apariencia de apacible persona, dice Arribas que fue monaguillo, se esconde un tipo de convicciones como cuando quiso correr el mundial de Verona, el que ganó Freire, con Argentina porque no le llevaban convocado en una selección en la que mandaban Di Luca, Cunego y Bettini, pero que en aquella edición tuvo en Ivan Basso su mejor exponente.

Carbono 14, también del dopaje. Su vida, en los durísimos noventa, quedaría marcada por lo que se dice que se cocía entonces, porque fue señalado en aquella redada de San Remo, Giro de 2001, y desposeído de la plata que conquistó a rueda de uno que parece no va a acabar bien, Samuel Sánchez.

Fue en ese momento cuando se le puso en el otro lado, y conoció los otros ciclismos. El positivo por EPO cera, sustancia muy celebrada en 2008, pero de la que poco más se supo en los sucesivo, le abrió el camino hacia el ciclismo alejado de los grandes focos, con Androni, en el que pudo hacer cosas, Flecha Valona, por ejemplo, pero en el que ya no optó a grandes vueltas, por ejemplo.

Y metido en ese circuito en el que muchos han puesto el pie y ya no lo han dejado, Rebellin se ha eternizado, tiene 46 años y aguanta. Ha purgado sus penas, ha decrecido en el nivel de sus objetivos, aunque ha sacado tiempo para citas como Emilia y Melinda, pero sigue dando el callo, incluso ganándose la plaza que muchos dirían que es para un joven: pues bien que lo saquen de ahí.

Ahora ha vuelto a ganar en Asia, está en el Kuwait y dice que quiere más…

Imágenes tomadas de @cyclingkuwait y Ciclyng & Mud

#RadioVuelta – Semana 17

#Trend Llegan las grandes

Aunque no es como hace unos años, el Tour de Romandía siempre llega para marcar la línea entre los dos primeros ciclos de la temporada. Con la carrera suiza se abre el periodo de las grandes vueltas, si bien pocos de los que optarán al Giro se dejaron ver en la carrera helvética. Ganó Zakarin ante la indecisión de las figuras, que no quisieron, no pudieron, dar el extra que exige una vuelta del WT. Dos apuntes merecieron la pena: el triunfo de Pinot en la etapa reina y la tremenda exhibición del campeón mundial de persecución, el suizo  Stefan Küng. Mientras en Turquia, una carrera con hechuras televisivas de gran vuelta, el Caja Rural siguió sumando y lo hizo ante buenos nombres, sólo ver que Peio Bilbao ganó ante Miguel Angel López –actual ganador del Porvenir- y Luis Mas con Cavendish, segundo. La general fue para Kristjian Durasek, igual que la de Yorkshire para Nordhaug, vencedor del equipo de casa, con Samuel Sánchez acompañándole desde el podio.

#Click Una imagen que habla de monopolio   

Varios Movistar esprintan en la última etapa de la Vuelta a Asturias para acabar haciendo primero, con Jesús Herrada, tercero, cuarto y quinto. Un síntoma de lo que es el ciclismo español, con Movistar, arriba, muy arriba, Caja Rural batiéndose el cobre y el resto, pasándolo no muy bien. Lo milagroso es que Amets Txurruka fuera segundo.

#Profile Al Katusha sólo le faltaba Zakarin

Explotó ya del todo Ilnur Zakarin, un jovenzuelo de 25 años que como nos cuenta Gerardo Fuster en su contracrónica de Romandía es de la diminuta República Tartaristán y levanta casi un metro noventa. Lo que vimos en Arrate, el día grande de País Vasco, pasó de ser anecdótico a confirmarse en la parte francesa de Suiza. La victoria en Romandía además le da al Katusha un triunfo muy especial por llegar por parte de un ruso, siendo éste el país de origen del equipo. Aunque tímido e introvertido, Zakarin presenta las credenciales necesarias para hacer algo grande. Cabrá verle en el Giro que arranca el sábado.

#Clipping

La eternidad de Davide Rebellin. 21 años después de pasar al escalón más alto del profesionalismo, el ciclista italiano volvió a ganar. Fue en la etapa reina de la Vuelta a Turquia en un triunfo de viejo zorro que hizo presagiar que incluso ganaría hasta la general. Para lo bueno y lo malo, estamos ante historia viva del ciclismo si bien su dulce momento no le valió la convocatoria de su equipo para el Giro. Hay líneas rojas que no se debe atravesar.

Igor Antón, cuatro años después. El ciclista del Movistar volvió a lo más alto del podio, lugar que no pisaba desde su victoria en el Zoncolan en el Giro de 2011. Mucho tiempo para un ciclista que pasó por figura antes incluso de consagrarse. Ahora en Movistar sacan jugo a uno de los corredores más sobrevalorados de los últimos tiempos.

“Los nuevos belgas”. Ejemplar fue la comparación que los gestores del Tour de Francia sacaron a la luz al final del Tour de Yorkshire, donde se contaron cientos de miles espectadores viendo la primera edición de la carrera. Aunque hace unos años fuera una quimera, pensar en frecuentar el Reino Unido puede ser una de las tablas de salvación de un deporte que causa estragos en las islas.

#Hashtags by @LiveCiclismo

#TourAzerbaiyán #4JoursDunkerque #BernerRundfahrt #FlecheArdennaise #VueltaMadrid #AmgenTOC10Th #GPRingerike  #Giro

Imagen de Movistar Team

 INFO

Alex did it

2

Casi 53 kilómetros en una 60 minutos, Alex Dowsett es el nuevo recordman de la hora vistiendo un revolucionario buzo de Endura.