Reformas en el Dimension Data

Dimension Data quiere fichar a Valgren Andersen Amstel Gold Race JoanSeguidor

El Dimension Data busca refuerzos ante una temporada muy pobre en resultados

  

Mirar el casillero del Dimension Data deja en evidencia a uno de los equipos del World Tour.

Un triunfo de Mark Cavendish, el único, en Dubai, y otro del prometedor O´Connor en los Alpes son lo más granado de una de las estructuras top del ciclismo mundial.

Desde la dirección del equipo de bandera sudafricana se plantean cambios para 2019.

Y uno de ellos, el más sonado, puede ser el fichaje de Michael Valgren, uno de los nombres de la campaña.

Valgren, danés y 26 años, es una de las sensaciones de la campaña.

Ganador de Het Nieuwsblad y Amstel Gold Race, será la cabeza visible del Dimension Data.

En el único equipo africano del WT han tomado nota del rendimiento de Mark Cavendish, a quien su historial no le salvaría de retocar a la baja su sueldo.

Más que nada porque sus resultados están lejísimos del caché que maneja.

La otra estrella del equipo es Eduald Boasson Hagen, ganador de una etapa en el Tour del año pasado, y con dos victorias, de sabor doméstico, este año.

Dimension Data es junto a otros equipos, como Katusha o AG2R, uno de los grandes perjudicados del increíble monopolio de triunfos de algunas estructuras.

La estrella de Boasson Hagen vuelve a brillar

Las cosas no siempre son dos más dos cuatro, y menos en ciclismo. Cuando vemos a alguien con el poder de Edvald Boasson Hagen ganar 13 carreras con 22 años, los estadísticos del ciclismo, que haber hay unos cuantos, se vuelven literalmente locos y empiezan a proyectar. Si esto lo hace siendo un mozalbete de rubia calebellera y mofletes rosados, qué no hará cuando le salga pelo en el pecho.

Pero ocurre que los guarismos que tenemos por seguros no siempre lo son. Dicen en Road & Mud que EBH -pues responde a estas siglas- no es un ciclista ganador, yo no diría tanto, yo diría que es un ciclista diluido, como tantos otros, en el café para unos pocos que es el Team Sky.

Sólo valga un dato. EBH ganó 22 veces en el equipo de negro, de 2010 a 2014, es decir cinco temporadas. Fuera del mismo, entre HTC y Qhubeka, ahora Dimension Data, recogió ramos en el podio veinte veces, es decir dos años y muy poco, porque esta temporada ni siquiera ha roto y el noruego de promesas de oro ya ha ganado dos veces y perdió Qatar por un pinchazo.

Pero hay más, mirad la jornada reina de Oman, el brutal ritmo que rasga el pelotón en mil pedazos según gana altura. Mirad quiénes están ahí: Domenico Pozzovivo, Vincenzo Nibali y Greg Van Avermaet. Si un tío con la potencia de Bob Jungels acaba gripando.

Y EBH en medio del cotarro, aguantando la tremenda selección para darse un homenaje, una segunda victoria, exhibiendo un poder que no estaba en su repertorio reciente, que no estaba, hablemos claro en el noruego de grandes promesas que se diluyó en el Team Sky.

Dicen que EBH ha recuperado su entrenador de siempre, que en Oslo trabaja a destajo para volver a ser quién era, que quiere recuperar ese punch. En el Team Sky le tuvieron haciendo de mamporrero para Froome, Wiggins y cía como quien quisiera a Fernando Alonso para conducir el bus. Su trabajo fue para mantener el tempo durante muchos kilómetros en maratonianos tramos de montaña. Y eso diluyó su velocidad, y le situó un paso por detrás de Sagan, Kristoff y Degenkolb.

Creo que la noticia de este inicio de temporada, es ésta. que EBH está de vuelta y es una excelente noticia porque en su suerte va del ciclismo con un tipo que vende, cae bien y qué cojones, es un buen ciclista.

Imagen tomada del FB de Tour of Oman 

El orgullo ciclista africano no es completo

El Dimension Data ya tiene el honor de ser parte del World Tour. La proa de un continente, el africano, que ya se atreve con el ciclismo del máximo escalón, estará en el circuito más importante que, como explica Luis Roman en este interesante artículo, no tiene tantos pretendientes como la UCI podría imaginar.

Hace unos días ya hablamos de lo que implicaba la entrada de Cavendish, una celebridad del imperio, en un proyecto de este nivel y para más regodeo en un equipo sudafricano, con lo que ello implica en términos simbólicos y de relación de las islas con sus dominios ancestrales. Sin embargo, la esencia del equipo queda en cierto modo corrompida, pues la suerte del mismo queda cada vez más en gente que no es oriunda del lugar, cosa que resta atractivo a la originalidad del proyecto.

Porque como comenta Luis en su reflexión la gran estrella del país, Louis Meintjes se va al Lampre italiano, en un movimiento que sorprende muchísimo porque hablamos del mejor ciclista del lugar dejando el equipo de su región justo cuando éste se promociona al máximo nivel.

Meintjes es uno de los mejores ciclistas jóvenes del mundo. Su nombre no ha sido ajeno a interesantes momentos de la temporada y su continua pronunciación en las narraciones y crónicas esconde una edad en la que otros están “progresando adecuadamente”. Sí, el de Pretoria camina por los 23 años y cada vez tiene a los grandes más cerca y a tiro.

El estandarte del ciclismo sudafricano que el año que viene correrá en Italia, aunque en una estructura muy reforzada por el capital taiwanés de su marca de bicis, es residente en el país transalpino y crece a paso firme y seguro. Aunque al final le pesó la factura del desgaste en el Tour acabó quinto en Plateau de Beille tras una caída y una incesante lluvia. Luego, top ten en la Vuelta.

Viendo la grandeza que alcanza el Dimension Data, el ciclismo africano puede sentirse orgulloso, pero convendría se preguntara si le dejarán el mando de su proyecto como requiere o si esto va a ser una especie de protectorado, de sucursal de la reina, o de quien se precie, al fin y al cabo estas historias las hemos visto muchas veces en muchas cosas.

INFO

1

Prueba estos días Nacex y su servicio para llevar tu bicicleta everywhere… ni colas, ni cargados con equipajes…