Dopaje: algunas de las excusas más increíbles jamás escuchadas

Dopaje excusas joanseguidor

En el recetario de excusas ante el dopaje hay innovadoras recetas

Lo cierto es que cuando surge un escándalo por dopaje, esperar la excusa es la primera parte de un trago de difícil digestión, luego viene lo otro.

La historia del ciclismo esconde todo tipo de cuentos, leyendas y otras cuestiones que preferiríamos olvidar, pero que, como el presente que golpea nuestra puerta.

Y en este cuento, los tiempos recientes nos traen dopaje e historias aledañas que a veces bien miradas nos pueden hasta levantar una sonrisa.

Eso nos pasó cuando leímos este artículo sobre las trece de las excusas más bizarras sobre dopaje, un paseo por la galería de lo absurdo que retrata que a veces algunos tomaron por idiotas esta afición que tan incondicionalmente les ha seguido, y les sigue, durante tanto tiempo.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Leemos cómo acabó el año 2004 para Tyler Hamilton, otrora admirado ciclista que concluyó un Tour con la clavícula rota y con los años autor de un excelente libro que narra aquellos años.

Cuando pitó en la Vuelta de aquel año ante la sospecha de una transfusión, alegó que le encontraran sangre ajena a la suya con una historia sobre un gemelo desaparecido en la gestación de su madre.

Raimondas Rumsas, el lituano que apretó a Beloki para el podio del Tour 2002, dijo que la EPO, la hormona de crecimiento, testosterona y corticoides hallados al final de la competición en el coche de su mujer eran para su madrastra.

Alexander Vinokourov hizo saltar la banca en el Tour de 2007, una edición maldita, con una doble victoria, en crono y escapado, consecutiva.

Cuando pitó por transfusión alegó que sus muslos rebosaban sangre y que esa podía ser la razón.

Volvería años después para ganar una Lieja con sombra de amaño y colgarse el oro olímpico de Londres, unos juegos que se basaron en la limpieza del personal…

Alexis Greal fue otro campeón olímpico que acabó mal.

El canadiense dio positivo por opiáceos en una carrera americana, lo excusó con un muffin de opio.

La historia del filete de Alberto Contador y la intoxicación que argumentó el corredor forman parte de una galería de prosigue con Bjorn Leukemans que dio positivo por testosterona en 2007, lo justificó por hacer el amor con su mujer el día de antes pasando por alto que el sexo no generó la testosterona sintética que le encontraron.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Gilberto Simoni tuvo que salir rápido del Giro 2002 cuando se supo que había dado un no negativo por cocaína días antes.

Fuera de la carrera el italiano se quiso agarrar a un clavo ardiendo, rindiendo visita al dentista que le dio un analgésico que contenía cocaína, una historia que no le benefició pues ya estaba fuera de carrera.

El siguiente no negativo le llegó en medio de aquel Giro, por unos caramelos peruanos que le dio su tío, una excusa que puso sobre la mesa y le dejó limpio para correr, al año siguiente, un Giro que acabaría ganando.

 

El positivazo que Floyd Landis dio en el Tour que acabaría ganando en París, pero perdiendo días después, se justificó por un par de birras y varios pelotazos de Jack Daniel´s.

Si la bebida fue la coartada de Landis, un tratamiento de fertilidad y contra la disfunción erectil alegó Mauro Santambrogio en 2014.

El papá de Mathieu, Adrie Van der Poel alegó su positivo en 1983 por un pastel de paloma.

Cuando Gianni Bugno dio positivo por cafeína en la Coppa Agostoni dijo que fue por una taza de café previa a la carrera, curiosamente ganó en su recurso y volvió a competir al año siguiente.

Jesús Rosendo en cambio pudo salir airoso del primer ciclo de chequeos surgido del pasaporte biológico exponiendo que sus valores estaban alterados por una anemia casada por la sangre de unas hemorroides.

Ese argumento le sirvió para seguir compitiendo.

Y llegamos al último, a Tiernan-Locke que días antes del mundial de Florencia, 2013, se emborrachó a tal punto, vino, ginebra y vodka, que llegó con los valores del pasaporte alteradísimos para asombro de los responsables de la selección británica.

Imagen: Nación

¿Hay una nueva mentalidad contra el dopaje en Colombia?

Ciclismo colombiano dopaje JoanSeguidor

El dopaje en Colombia necesita una revolución que vaya de abajo arriba

 

Sobre el dopaje en Colombia, en su ciclismo, dice Egan Bernal que «Sergio Higuita, Iván Sosa y yo, la gente joven, mismo tenemos una mentalidad diferente«.

Lo dice inquirido sobre el lastre del dopaje en Colombia, un lastre que no entumece la primera línea del ciclismo colombiano, que no le resta brillo, pero que en la base está haciendo estragos.

Sólo hay que sondea un poco, preguntar algo por esos lares, para saber del hartazgo que hay en Colombia con la situación interna y la imagen que se desprende de puertas hacia afuera.

Y no es sólo una percepción, hay datos que hablan de la macha del dopaje en Colombia.

Leemos que ahora mismo hay veinte ciclistas colombianos sancionados, son el país con más sanciones vigentes, el laboratorio antidopaje colombiano está actualmente cerrado, desacreditado desde febrero de 2017.

Además el año que está en su recta final vio el positivo de Jarlinson Pantano, quien al final ha desestimado defenderse en algo que cuesta mucho tiempo y más dinero con resultado incierto, también pasó lo del Manzana Postobón, creado con tolerancia cero y derrocado por un par de positivos, uno de ellos de EPO, gentileza de Wilmar Paredes…

Aquellos positivos que saltaron a la palestra en tiempos de Riccò y Kohl, los de CERA, dejaron ocho casos en tiempos recientes en Colombia.

 

Y claro esta situación asalta cada poco en las ruedas de prensa que protagoniza Egan Bernal.

Un paisaje en el que, según el ganador del Tour, la federación colombiana, siempre en el ojo de todos, está trabajando bien, haciendo lo que se pueda, atención, con «los medios disponibles».

¿Son suficientes?

Es complicado poner la mano en el fuego cuando se indaga algo.

Si hay positivos es porque se hacen más y mejores controles, se insiste, y sí es cierto, como que hay positivos por doquier, incluso en momentos que se dice que esto está mejor que nunca.

El problema es que cada positivo en ciclismo pesa como no lo hace en cualquier otro deporte, y a veces parece que la autocomplacencia domina el discurso.

Eso sí, como cuentan en Cyclingnews, con el laboratorio colombiano cerrado el envío de muestras a Canadá o Estados Unidos cuesta una pasta que al final va a cargo de la calidad de los controles.

Es decir, un círculo vicioso.

Esperemos que Bernal, los Higuita, los Sosa hagan cambiar la mentalidad, vender que este cambio es un hecho es ser quizá muy optimista, pensar que en realidad se pueda logra algo, un objetivo que, de verdad, deseamos para el ciclismo colombiano.

El dopaje es un tema de ciclistas, según el fútbol

Dopaje futbol JoanSeguidor

En el fútbol, dicen, creen que el dopaje no va con ellos

Esta lunes, El País en su edición impresa llevaba una contraportada firmada por Carlos Arribas que me ha llamado la atención no se haya comentado mucho.

La pieza, que lleva por título «¿Dopaje? Por favor, somos futbolistas», es el retrato empírico de una realidad que nos podíamos imaginar.

Se basa es un estudio de Mikel Zabala, ahora en el Movistar, y deja verdades que por muy sabidas, mejor tenerlas constatadas con datos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

A saber, el estudio se lleva por delante 1000 futbolistas y queda patente que casi ninguno sabe qué significa el acrónimo AMA -Agencia Mundial Antidopaje-.

Y si el 90% largo no sabe eso, casi el 100% no sabe de los productos que componen la lista de sustancias prohibidas.

Es decir, que si un día uno da positivo puede agarrarse, aunque sin fortuna, a eso de desconocer la norma.

Pueden argumentar lo que los primeros ciclistas que cuando eran cazados, tenían ciertas cosas tan por la mano que decían desconocer estar violando la ley.

Se sorprendían cuando les suspendían un par de semanas o les caían unos minutos de sanción.

 

Pero no sólo eso, el futbolista medio sin embargo sí que es consciente de que su deporte es tratado de forma diferente a otros, como el ciclismo y el atletismo.

De hecho cuando se les habla de dopaje, dicen que eso es de otros deportes, que en el fútbol el dopaje no es necesario, no marca la diferencia, cosa que hace reír, porque la realidad nos ha demostrado que hay un dopaje para cada situación y el fútbol, que mueve mil veces más que la bicicleta, seguro que tiene más trapos sucios aunque sólo sea por volumen.

 

Dicho esto, no hace bien el ciclista, el ciclismo, en caer en el victimismo.

Lo dicen en el propio artículo y lo pensamos aquí desde siempre.

El ciclismo ha pasado su desierto porque se lo ha buscado, porque a algunos se les ha ido la mano y las consecuencias se pagan.

Como me dijeron el otro día: «No cometas un delito si no estás dispuesto a cumplir la pena».

SQR – GORE

 

El ciclismo ha purgado por sí mismo y quizá por otros, pero la realidad es la que es, y es más, incluso diríamos que poner la mano en el fuego, como que no.

Dicho todo esto, el artículo se cierra con una «futbolización» del ciclismo, es decir: preguntas cada vez menos incómodas en las zonas mixtas y respuestas en ingles estándar repletas de monosílabos.

Como cuenta Arribas, a Ciccone le tuvieron que sacar medio agobiado el otro día, vestido de amarillo, de la rueda de preguntas por responder casi siempre lo mismo en el mismo inglés.

Catalunya, destino cicloturista 

El ciclismo parece que aprende, los trapos se levan en casa.

¿Omertá? pues claro que la hubo, la hay y la habrá

¿Dónde no hay omertá?

El mundo es imperfecto y un reflejo suyo es el deporte, al final para que las culpas vayan siempre al mismo y el deporte se quede en el alambre, pues qué queréis que os diga, patada adelante…

Dopaje en Colombia: ¿Hay paranoia?

Andres Camilo Ardila Giro sub 23 JoanSeguidor

Cuando gana un colombiano muchos cruzan los dedos por lo que pueda pasar…

No son tiempos sencillos para el dopaje en Colombia.

La luz que brilla desde hace unos años desde ese vergel de ciclistas dotados de talento y pegada nos ha podido cegar, pero voces anónimas nos hablaban de lo mal que estaban las cosas más allá del World Tour.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Una estructura podrida por los favores y el dopaje, un dopaje que estaba mucho más extendido de lo que nos podíamos imaginar, teniendo la trampa como una de las monedas de cambio.

Claro que, con Uran, Nairo, Betancur, Atapuma, Patano, Chaves, Henao y otros ganando aquí y allí, pocos nos preguntábamos de lo que había por debajo de la densa piel de la elite.

Pero hay una ley de física, que habla de la teoría del fluidos y la necesidad de salir hacia cualquier lado, una burda comparación que va de eso de «be water».

SQR – Cerdanya Cycle

 

La presión en ciertas esferas del ciclismo colombiano por la parte de abajo ha apuntado arriba y las cosas ya no son sólo achacables a la ristra de positivos en categorías más modestas.

Como aquella fila de positivos en la Vuelta a Colombia tan difícil de justificar.

Las cosas cambiaron para el gran público con la caída de Jarlinson Pantano, en un serial con tres capítulos mil veces vistos: presentación, momento que se anuncia el positivo, nudo,»todo es un error, es imposible», y desenlace colgando la bicicleta.

Dejó entrever Pantano una cosa en el momento de colgar la máquina, que esto no es más que la punta del iceberg y que si él hablara…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Luego la salida de Manzana Postobón, una marca que en Colombia debería ir cosida al escudo nacional de ciclismo por la cantidad de tiempo y recursos que le ha dedicado al ciclismo en Colombia.

También el caso de Molano y su salida del Giro de Italia.

En fin, que la lacra que muchos lectores nos denunciaban no era sólo por abajo, también, por esa física de fluidos, apuntaba arriba.

 

 

Hay miedo, pavor, en Colombia cada vez que gana uno de ellos, más cuando se dan circunstancias como la del Giro baby, donde sencillamente están copando las etapas de montaña.

Es un éxito que desconozco si tiene precedentes, pero que visto así suena abrumador, un orgullo para cualquiera que ame el ciclismo de su país, porque aquí vienen los mejores de la categoría y ellos se reparten el pastel.

Tras esto veremos si habrá más colombianos en el World Tour el año que viene.

Así las cosas, lo que debería ser una celebración sin paliativos, se convierte en un carrusel de miedo…

El aficionado medio colombiano vive en medio de la paranoia del dopaje, pensando que bien, esos resultados son cojonudos, pero que cruza los dedos para que no piten dentro de unas semanas, meses o quién sabe, como ha sucedido con Juanjo Cobo, en ocho años.

SQR – GORE

Eso se llama poner la venda antes de la herida, aunque también hay realismo y conocimiento sobre lo que se cuece, y eso de la «fama bien merecida».

En estos tiempos inciertos, en los que muchos desean que todo el Sky pite como lo ha hecho Cobo, dentro de un tiempo y les desmonten el chiringuito, es humano pensar así, igual que lamentable dejar en el camino la pasión ciega e incondicional que se le supone al aficionado del ciclismo.

Esperemos que las aguar bajen más calmadas y volvamos al terreno de lo deportivo, aunque mucho nos tememos que estamos, como bien se ha dicho, en la punta del iceberg.

Imagen: FB Giro d´ Italia U23

Sigue el goteo de dopaje: Dos positivos en una gran fondo

gran fondo dopaje joanseguidor

Que aparezca EPO en una gran fondo es otra muesca de cuán mal está la gente

A veces suscribimos la estupidez humana cuando vemos imágenes como la del Everest: esa cola de gente guardando turno para tocar la cima, tomar la foto y volver para abajo.

Una foto, un reconocimiento social que pone en juego, incluso, sus vidas, porque subir allí arriba no es baladí, por poner tu cuerpo al límite de todos los límites.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

SQR – Cerdanya Cycle

 

Esta es la realidad, esta es la especie humana que surgen y se potencia ante la importancia de lo que dirán, qué pensarán.

Esta realidad en ciclismo tiene una gota malaya que es el dopaje en una gran fondo, un bolo multitudinario de ciclistas metidos en una edad, con cosas más importantes que hacer en la vida, que aparecer en un listado por haberte inyectado EPO.

El colmo de la estupidez cobra forma en la noticia que leemos del Gran Fondo NYC

Dos tipos han pitado en los controles antidopaje, ya es triste tener que poner una maquinita para pruebas totalmente amateurs.

Ambos fueron pillados y bien pillados, y no sólo con el EPO corriendo por sus venas, también urdiendo una trampa sobre si se habían confundido con su hermano gemelo.

Monta tu Belador Aero Hybrid by Berria a tu gusto

Ambos corredores no podrán tomar nunca más la salida en eventos así.

Sanciones de por vida, esa es una solución, pero no la única, si la sociedad, como tal, pudiera mirarse al espejo por las mañanas sin nada que esconder.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

 

Lo cierto es que lo que dice el organizador es tétrico, casi irreal:

«Es sencillo: no puedes cazar tramposos sin estos controles. Estos resultados demuestran que el sistema funciona. Desgraciadamente, las pruebas más multitudinarias no siempre pueden hacer controles efectivos, con lo que damos la sensación de que el dopaje está permitido aquí«

«Nos merecemos una competición limpia, nuestros corredores entrenan muy duro, nos gastamos 15.000 dólares cada año. No hacerlo sería egoísta, porque el ahorro de costes es un tema que compete al director y no hacerlo provocaría una escalada del dopaje«

 

El cuadro es éste.

Ciclismo de ocio convertido en la cueva de los cuarenta ladrones, pruebas que no son carreras, pero que se toman como tales hasta las últimas consecuencias,

Junio es el mes del ciclismo de ocio, por placer, por excelencia.

En un par de días la QH reunirá el pelotón de cicloturistas más grande de todo el año y su último «ganador» ya vemos cómo acabó.

SQR – GORE

 

Creer que el dopaje sólo está justificado en el profesionalismo sería una temeridad, pero verlo en estos círculos habla de cuánto se ha desvirtuado todo y de lo baja que está la catadura moral del personal.

El ciclismo vende valores que esta gente pisotea con una vanidad que no alcanza límites ni respeta nada.

Es un goteo el que se sucede, a sabiendas de que el control seguro en este tipo de pruebas es imposible, que da la sensación de que sólo nos enteramos de la punta del iceberg.

Imagen: Campagnolo GFNYC 

Jarlinson Pantano: Ser buena persona no salva de una sanción

Jarlinson Pantano JoanSeguidor

Lo mejor que podría hacer Jarlison Pantano es convertirse en un activo luchador contra el dopaje

Cuando se habla de Jarlinson Pantano a quien cariñosamente le dicen «país», lo primero que se me viene a la mente es que es una gran persona, trabajador, buen padre de familia, buen esposo, buen amigo… 

Gravel Ride SQR – 300×250

En definitiva un luchador como todos los ciclistas que da Colombia, que vienen de abajo y salen adelante.

Jarlinson Pantano es creador de una fundación, héroe Del Valle del Cauca.

SQR – Cerdanya Cycle

Corría el año 2007 cuando supimos de él.

Si no equivocado,  estuvo concentrado en el centro de alto rendimiento de la UCI, que por cierto y lastimosamente ya poco se usa por parte de Colombia.

En esa época, otro que estaba concentrado en el mismo centro de alto rendimiento era Fabio Duarte, a la postre campeón mundial de ruta sub 23.

De ahí «País» siguió creciendo, ya en manos del gran proyecto pedaleamos por Colombia, de donde salieron también Nairo, Chaves, Henao, Puma y otros, instalados hoy en día el Manzana Postobon, liderado por Ignacio Velez y el Profe Saldarriaga, luchadores incansables contra el dopaje.

Ambos aportan mucho en la formación de país.

Pero volviendo a Jarlinson Pantano, luego pasó por el nefasto proyecto del Team Colombia.

Me acuerdo que siendo parte de este equipo corrieron Giro de Italia, se quedó cerca de ganar una etapa, faltando muy pocos metros, se fundió por el esfuerzo.

DT-Swiss Junio-Agosto

Ese día hasta lágrimas brotaron de mis ojos, lagrimas de admiración, por ser ese tipo de ciclista que respeto y valoró.

Un ciclista como Jarlinson, que  lo entrega todo…

Ésa hubiera sido la etapa de su vida, incluso por encima de la del Tour.

Si seguimos el recorrido de la carrera de Jarlinson Pantano, sólo veremos alegría y aciertos de su parte hasta que, para desgracia de todos sus admiradores, familiares, amigos y la propia, el dopaje llamó a su puerta.

https://www.joanseguidor.com/positivo-jarlison-pantano/

El dopaje, el destructor de millones de kilómetros luchados y recorridos, el que cambia vidas en segundos, el enemigo más grande que puede tener un deportista.

El dopaje, que la mayoría de casos no es detectable, aunque acompañe al deportista en su conciencia por el resto de su vida y le dirá cada noche en la soledad de su almohada: «Nunca te pillaron pero te jodí«.

Berria, así funciona su nueva aero eléctrica

Una decepción también para su querido país.

Desgraciadamente no se le están sancionando si es o no es buena gente, y tendrá que pagar un costo muy alto por la falta cometida, su resultado le duele a él, le duele al ciclismo y le duele a un país, al que lastimosamente le falta mucho por aprender del daño colateral que trae el dopaje.

Aquellos que se dopan y piensan que mientras no los pillen son inocentes, les dejo el camino que ha recorrido el gran «País», también espero que un colombiano reconozca su falta y en un gesto de su arrepentimiento y por el daño y dolor que causa este flagelo, se convierta en un acérrimo luchador contra el dopaje.

Por alguien que sea así, siempre irá mi admiración y la de muchos aficionados sería el doble.

Colombia sigue siendo ese sitio donde algunos dirigentes y periodistas continúan pensando y diciendo que los que criticamos que el dopaje somos un cáncer y enemigos del ciclismo.

Todos esos, ya es hora que no le hagan más daño a nuestro querido deporte y den un paso al lado.

Por @Noaldopaje 

SQR – GORE

El dopaje produce pesadillas

Dopaje JoanSeguidor

Dos confesiones de dopaje sanguíneo en Austria evidencia que no tenemos ni idea de lo que se cuece

Gravel Ride SQR – 300×250

Vaya declaraciones de Georg Preidler

«He hecho una confesión de dopaje. Me extraje sangre pero no me la volví a inyectar. Sin embargo, el pensamiento y el fraude son también un crimen»

«En las últimas noches he tenido pesadillas. No duermo, no como. No sabía si iba a ser detenido porque no tenia el control de cómo trabajaba el doctor. no podría vivir con este secreto»

«Es el error más grande de mi carrera y debo pedir perdón a todo aquel que se haya sentido estafado».

«Cuando entrenas y entrenas y nunca eres el primero, siempre quieres algo más. Y el dopaje sanguíneo no implica más esfuerzos ni sacrificios»

«Te preocupa tu rendimiento, persigues un buen contrato, te preocupa mantener tu trabajo, en ese momento no distingues el límite. Los doctores te aseguran que todo está bien, que nunca serás cazado«

Pirinexus 300×250

Georg Preidler es un ciclista profesional austriaco del Groupama, mejor dicho era.

El Groupama, el equipo de Marc Madiot, garante del ciclismo limpio, pulcro, como otros directores franceses de su corte.

El año pasado Preidler ganó una etapa de la Vuelta a Polonia y ahora dice esto,

Su caso salta con el de Stefan Denifl, aquel ciclista también austriaco que ganara en Los Machucos hace un par de años.

Ese día el corredor entonces del Aqua Blue dejó a Contador sin estrenar la cima que Revilla regaló a la Vuelta.

Denifl realizó una etapa de impresión, calando hondo en no pocos aficionados que el pasado otoño, cuando el Aqua Blue dio un portazo al ciclismo, llegaron a pedir un equipo para el ciclista centroeuropeo.

Y lo consiguieron, porque el CCC le abrió el camino a seguir, pero fue un camino sin salida, porque ni siquiera ha debutado.

Adujo motivos personales, y ahora nos enteramos que había hecho lo mismo que Preidler.

Dos historias centradas en Austria que ponen de relieve la profundidad del problema y que cuestionan si se está haciendo todo lo necesario.

Que nos evidencian que no sabemos nada, que no nos enteramos de nada, que caminamos ciegos con la confianza de ver un buen espectáculo cuando ponemos la televisión.

Es curioso, que todo pase en Austria, últimamente.

Como ese esquiador de fondo que fue pillado in fraganti.

No sabía donde meterse.

Mov_Gore

El doping, la trampa, es consustancial al ciclismo y el deporte en general

Pensar que se puede obviar es omitir el problema y por tanto hacerlo más grande, si no lo es ya suficiente.

Mucha gente se disgusta cuando aparece el término dopaje en los renglones de este mal anillado cuaderno, pero es que es lo que hay.

Es la cara B de todo el glamour y brillo que desprenden las estrellas cuando bajan del estrado de firmas entre miradas de admiración y envidia.

Nada sale gratis, todo tiene un coste y las noches de muchos ciclistas, de muchos deportistas, deben estar llenas de malos ratos porque el sistema es un rodillo que, o lo aceptas o sales.

 Accesorios y soportes para llevar la bicicleta en tu coche

Y a estos dos les han pillado bien pillados.

No hay muchos como ellos, pero ello no significa que pensemos que la realidad dista de ser tan bonita como se vende.

Porque al final el ciclismo es imperfecto, como la vida, tiene dos caras, y quedarse con la bonita es lo que al final siempre acabamos haciendo.

Que la vida son cuatro días….

Imagen tomada de FB de La Vuelta

Jaime Rosón, qué poco duró el sueño

Ciclismo español Jaime Roson JoanSeguidor

Sólo Jaime Rosón sabe qué hay detrás de ese valor anormal

Gravel Ride SQR – 300×250

No sé si el azar ha actuado, si los astros se alienaron, pero la pesadilla de Jaime Rosón duró lo que Pedro Sánchez en la Moncloa.

Y si nos permitís el requiebro, a Jaime Rosón quizá le vendrá el tiempo de aplicar su ciencia política, muchos antes de lo que hubiera querido.

Porque al zamorano el sueño le ha durado poco, muy poco.

Apenas unos mese de celeste en el Movistar, con un maillot blanco en Tirreno y la general de la Vuelta a Aragón como hitos.

El ciclismo español que no va sobrado de grandes nombres en el futuro inmediato pierde unas sus referencias.

Jaime Rosón entró en el círculo, acató las normas, tenía pasaporte, pitó y punto.

Le han caído cuatro años, incluso con su edad, parece una sentencia a una carrera deportiva que iba poco a poco, por buen camino.

No sabemos los pormenores, nos sabemos sobre la defensa que querrá esgrimir, si la quisiera, ahora mismo está solo, el equipo ha liquidado la relación.

Para volver a ver a Jaime Rosón en un pelotón habrá que echar mano de fotografías.

El ciclista que estuvo a un paso de ganar a Nibail en Croacia, que crecía con paso firme, con los pies en el suelo.

Pero ha pitado.

Y una sensación extraña recorre nuestro cuerpo.

Aquí, que ante situaciones del mismo tipo nos ponemos como motos.

Que criticamos a quien se le ha ido la mano.

Caer en este error, de eso nadie está libre, pero que en el caso de Jaime Rosón no nos lo esperábamos, es algo que debemos admitir.

Pirinexus 300×250

Su error le ha costado carísimo, no  cabe darle más vueltas, cuatro años es en una carrera deportiva una cadena perpetua.

No le hemos oído, ni leído, decir nada, no sé si un día nos dará su versión.

Él ya ha visto cómo se las gasta la familia ciclista. 

El equipo lo ha despachado con una nota recordando que su anomalía viene de antes, que nada tiene que ver con Movistar.

Así es el recorrido de la Ciclobrava

Como bien leemos, nos es la primera vez que pitan en «chez Unzué».

Los medios lo despachan con el comunicado del equipo, poco más.

Jaime Rosón, qué poco ha durado el sueño.