El círculo vicioso de la pista española

Hace diez años el ciclismo en pista en España vivía los mejores momentos de su historia. Recién finalizados los juegos de Atenas –donde se lograron cuatro medallas- vino un jarro de agua fría que enturbió tan dulce instante y supuso una predicción de lo que con el tiempo acabaría pasando. Un error burocrático dejó buena parte de la selección en España sin opciones de correr los mundiales, que en aquel entonces recuerdo se celebraron en Los Ángeles. El trabajo de técnicos, corredores, auxiliares,… todo mancillado por gestores ineptos.

Sin embargo, como digo, aquella situación, que dejó sin ir más lejos al equipo de persecución en casa, y eso que venían de ser terceros en unos juegos, abrió el camino hacia un lento declive de resultados, malamente disimulados en Pekin por la magia de Joan Llaneras hasta romper en el vacío que vimos en el velódromo de Londres 2012.

Para que os hagáis una idea de cómo ha evolucionado la pista estos años sólo decir que España fue medalla de bronce en unos juegos marcando un registro superior a los cuatro minutos. Once años después, en el mundial de París que acabó este domingo, la séptima plaza estaba por debajo de los cuatro minutos. España fue décima plaza y su presencia en Río de Janeiro se complica, aunque no está imposible.

Veamos. Tras el retoque a la baja de disciplinas olímpicas en Londres 2012, España ha quedado muy tocada en sus planes con la pista. En dicho retoque se premiaron dos aspectos en los que España nunca ha reparado en demasía: la velocidad y las carreras femeninas. Con una larga tradición de fondistas, desde aquellos que tras moto ganaron tantos mundiales, el cambio perpetrado hace ya seis años no ha sentado, y sigue sin sentar, bien a nuestros pistards.

Porque los Juegos Olímpicos son al final quienes marcan la ayuda o no en deportes que no están profesionalizados, como es el caso de la pista. Para que nos hagamos una idea, las dos medallas de plata que se han colgado Albert Torres y Eloy Teruel no les va a significar nada en términos de beca pues ésta se da a los ocho mejores de disciplinas que figuren en el calendario olímpico y ni el scratch ni la puntuación –allí donde menorquín y murciano probaron la plata- están entre las elegidas por el COI. Es decir, vago negocio al final, que además pone la espada de Damocles sobre nuestros persecucionistas que al no estar en el top 8 no tienen beca de aquí a Río. En fin, un sin vivir.

La gran tragedia de Teruel y Torres, como también la de David Muntaner, quien debió pagarse unos mundiales de su bolsillo, es que enfrente sí tienen a profesionales auténticos. Por ejemplo en la americana, carrera no olímpica pero que abre las puertas a las giras de seis días, Torres y Muntaner se jugaron los cuartos con Bryan Coquard y Elia Viviani, pros de Europcar y Team Sky. En España pistards en ese estatus no los hay. Eloy Teruel estuvo un año en Movistar, pero duró eso, un año.

Si miramos las disciplinas olímpicas y la situación de los diferentes españoles en cada una, el panorama no es halagüeño. Miren este informe, disciplina por disciplina, ahora mismo sólo hay tres clasificados, las dos velocistas Tania Calvo y Helena Casas van haciendo camino, aunque no lo tienen sencillo, mientras que la persecución masculina se enfrente a la obligación de sacar billete a Río sin beca de por medio, y el onmium con Leire Olaberria está en el alero.

En fin que la pista, por lo que fuere, nunca ha tenido en este país lo que se merece: cuando las cosas iban bien porque iban bien, cuando van mal porque van mal. Qué bonitas quedaron aquellas fotos en Atenas, en Pequin,… qué bonitas y qué lejanas.

Fotografía tomada de RFEC

INFO

Esta primavera estad atentos a los nuevos maillots de  Q36.5 

3

Nuevos colores como hawai, azulpink, el estampado en 3d, y el voccaboia, expresión italiana que empleamos cuando tenemos un compañero que se pone a tirar del grupo tan fuerte que rompe la hegemonía de la grupeta.  Hablamos de un diseño vanguardista desde la licra muy ajustada y  flexible con mucha transpiración.

La diferencia más notable de Q36.5 es que su diseño es exclusivo para entrenar en bicicleta los bolsillos traseros no cuelgan y no se ven siendo maillot muy ligeros y aerodinamicos. Aquí Mikel os explica más detalle.

Más info en wwwmikelkolino.com

#RadioVuelta – Semana 16

#Trend Esto huele a Tour

La  entrada en acción de la Dauphiné y con ella los tres mejores ciclistas de cara la victoria final del próximo Tour entramos en la recta final a la mejor carrera del mundo. Esta vez la Dauphiné potencia la montaña y omite la crono la larga que tan bien iba en ediciones anteriores para testar puntos de forma y material de cara a la gran cita. Sea como fuere el que gane la carrera alpina por excelencia se gana automáticamente el título de candidato de primera línea para la grande francesa. Por de pronto hay dos, Froome y Contador, que no parecen por dejar hacer.

#Click El aguardor del Sky

Preciosa imagen de Bettini Photo de Dany Pate, el tontaina que comió un chuletón en Irún y lo tuiteó, subiendo agua al pelotón. Una instantánea que habla de lo que este deporte, abnegado e incondicional con un punto de sofoco a la vista de la sal que concentra el fino maillot negro del Sky.

#Profile El perfil del nuevo colombiano

En la semana de digestión del Giro de Nairo y sus consecuencias, todos se han girado a Colombia y a la pléyade de ciclistas que han surgido al unísono para dominar las mejores carreras del calendario. A falta de lo que ocurra en el Tour, donde el irregular Carlos Betancur parecía su mejor baza, hay consenso en señalar que esta generación supera a la original, aquella que irrumpió hace unos treinta años más o menos con Fabio Parra y Lucho Herrera al frente y un Vuelta a España más podio en el Tour como grandes logros.

 

#Clipping

Alex Marque y la vulnerabilidad del ciclista. No sabemos sinceramente qué pensar de todo lo sucedido con este ciclista. Flamante ganador de la Vuelta a Portugal, entró en la plantilla del Movistar del cual salió despedido por la investigación en una infiltración de rodilla. A día de hoy nada pesa en su contra como comentan en el Faro de Vigo y vuelve a competir como amateur mientras, pasado medio año su caso sigue sin solución. Caso que ejemplifica la indefensión que el colectivo ciclista se ha ganado, siendo el último eslabón entre UCI, equipos, carreras y mecenas, cuando debería ser el primero de todos. 

Los  pistards molestan en España según Eloy Teruel. El dos veces podio en un mundial de fondo, Eloy Teruel, se mostró disgustado por el trato que los equipos españoles le da a los especialistas en pista. A pesar de las evidencias que hablan de lo idóneo de carretera y velódromo, se ha tenido que buscar la vida en Estados Unidos, lejos muy lejos del Movistar que tan sólo un año le tuvo en sus huestes.

Qué poquito se oye de Ponferrada y sus Mundiales. Aunque parezca mentira este año la mejor carrera de la temporada, el Campeonato del Mundo, es en España, en Ponferrada concretamente. Mientras conocemos detalles y particularidades de la edición de 2015 en Estados Unidos, la edición actual pasa con sigilo por la prensa. Obras de acondicionamiento, comida de patrocinadores y poco más para  “calentar” una cita muy poco prodigada.

#hashtags by @LiveCiclismo

#Tourdebeauce, #Tourdesuisse, #GpGippingen, #RVLimburg

#RadioVuelta – Semana 13

#Trend Las cribas del Giro

La primera semana del Giro de Italia abrió la puerta a la incertidumbre de las caídas y accidentes como primer filtro serio de la carrera. Cadel Evans, quien rara vez es pescado en un renuncio en estas reyertas, sale líder de la misma si bien queda mucho, un mundo, como para considerarle claro favorito. Las bajas de Purito y Dan Martin son las más destacadas, pero se da la circunstancia que los principales rivales del australiano, Rigoberto Uran y Nairo Quintana, no acaban de encontrar el tono para poner a prueba al canguro. Restañadas las heridas, la prueba entra en el momento importante, la segunda semana, con una crono y un fin de semana con montaña.

 

#Click El error de Eloy Teruel

Bromea Eloy Teruel que espera que pocos le vieran celebrar erróneamente un triunfo en la llegada de la Vuelta a California a Pasadena. No creo que fuera el caso y propios y extraños se asombraron por el error y el convencimiento de que la etapa acababa en ese momento por parte del ciclista. La algarabía que mostró el subcampeón mundial de puntuación habló de la importancia de un logro de ese tamaño aunque finalmente no fuera tal.

 

#Profile La casualidad no va con Cadel Evans

Pocos grandes ciclistas despiertan tan encontradas emociones como Cadel Evans. En este cuaderno siempre hemos sido mucho del australiano, no porque su sentido del espectáculo sea inquebrantable y sí porque cada vez que compite muestra un compromiso y solidez envidiables. No creemos que sea más favorito que otros para llevarse este Giro, siempre tiene un día malo, pero sin embargo ya son muchas las veces que está en estos niveles y tantos años después tiene su mérito.

 

#Clipping

Otra carrera en el anonimato. Se celebró la Vuelta a Castilla y León con total discreción. Ganó David Belda, y supimos de su éxito por webs especializadas y resúmenes que fueron retransmitidos por la televisión regional. Aprisionada entre Giro y California, la carrera no puede crecer con tal presión y tan poco eco televisivo y decir que no puede crecer es decir que su celebración se puede complicar en el futuro si las empresas que aun apuestan por ella no ven un retorno claro y limpio.

El Giro de los dobletes. Con una semana de carrera celebrada, el Giro ofrece una importante lista de damnificados por caídas y accidentes al tiempo tres ciclistas que se reparten seis victorias. Si Kittel ganó las dos llegadas irlandesas, ya en la bota itálica Diego Ulissi, un ciclista que es como el Guadiana, y el boxeador Nacer Bouhanni doblaron sus éxitos en lo que supone una curiosa estadística que completaría el Orica con la crono por equipos inicial y el éxito de Peter Weening en los Apeninos.

La margarita de Purito. Tras su caída en el Giro el día de Montecassino, Purito tuiteó presto que su pensamiento estaba en el Tour. Al poco su representante Angel Edo no quiso ni valorar la opción del Tour, mientras que el director de Katusha, Viatcheslav Ekimov, no quiso descartar la ronda francesa. Luego Purito pidió tiempo para pensar. Cualquiera podría deducir que ahora mismo lo que le queda de temporada al accidentado ciclista está siendo objeto de acalorado debate.

 

#hashtags by @LiveCiclismo

#Giro, #WPC#TON2014

Imagen tomada de @ScienceinSport 

#RadioVuelta-Semana 2

#Trend  Los equilibrios de la pista española

No pudo tener mejor colofón el Mundial de Cali. Aunque con zozobra, la pareja de americana David Muntaner y Albert Torres dio la clave para llegar al oro ocho años después de que Llaneras-Gálvez lograra idéntica hazaña. Se unió este arco iris al bronce de Eloy Teruel. Peor supo el anónimo trato que la prensa le dio a tan singular hecho. Ediciones digitales se dieron prisa, algunos no tanta, para sacar detalle del logro de la pareja balear. Sin embargo la información lució por su ausencia. En este país que se ha puesto de moda hablar de emprendedores y de historias de superación sepan los medios que con Torres y Muntaner se han perdido una historia con mayúsculas. Posiblemente en Bélgica y otros lugares les den el cariño y dinero que merece un dúo de oro.

 

#Click Ian Stannard nos deja con ganas de más

Se abrió el melón de la primavera y el bocado nos supo dulce. Una regla no escrita hace que la Het Nieuwsblad sea la carrera más gélida y húmeda del periodo y esta vez no fue una excepción. Quizá por llamar muchas veces a la puerta sin fortuna el Team Sky encontró la llave para entrar al olimpo del éxito. Corrieron como un equipo y el resultado con sus mimbres no se hizo esperar. El anchísimo Stannard demostró que en cada pedalada no sólo iba corazón y fuerza, también una confianza en sí mismo fuera de lo normal, una confianza que volvió a dejar a Greg Van Avermaet, bueno en todo, el mejor en nada, con la miel en los labios.

 

#Profile François Pervis

El hombre de Cali fue un francés, tan cuadrado, angulado, ancho y poderoso que su testa parece pequeña sobre los hombros en los que reposa. François Pervis es el velocista de los registros imposibles, al menos inéditos. En Colombia hizo el mundo redondo con tres títulos sobre tres posibles. Como rezaba L´Equipe, “tres de tres”: kilómetro, keirin y velocidad. Un portento de metro ochenta y 81 kilos de peso que hace menos de tres meses firmó los récords mundiales de kilómetro y 200 metros.

 

#Clipping

¿Era Cali la sede ideal para un mundial? El Campeonato del Mundo de pista tuvo muchos alicientes pero un contexto complicado. Colombia, se demostró, es tierra de buenos pistards y gusto por la disciplina pero las imágenes del velódromo perjudicado por las lluvias y sus laterales no cubiertos no fueron las mejores. Selecciones como la británica mostraron su disconformidad, si bien cabría preguntarse porque este combinado rara vez da la medida de su infinito potencial cuando los Juegos Olímpicos no están en el horizonte.

Los sprints de Movistar. Las dos clásicas españolas de fin de semana dejaron sabor desigual en casa de los azules, si en Murcia Alejandro Valverde siguió engrosando su palmarés en este tipo de pruebas, en Almería Sam Bennet demostró que no por tener más velocistas puedes asegurar el triunfo. El joven irlandés sonrojó al equipo telefónico que eso sí situó a Lobato, Ventoso y Rojas en plazas de honor. Quizá podrían ver como el Omega montó la llegada a Boonen en la Kuurne.

ASO podría cuadrar el círculo. La opción de que ASO se haga con el control de RCS fue una de las noticias de la semana. Desapercibida porque no se plasmó en ninguna clasificación, esta hipótesis puede ser realmente tremenda de plasmarse pues hablaríamos que el control total y absoluto del calendario correspondería a esta organización, un poder que pasaría de la sombra a colisionar contra la propia UCI. El ciclismo en manos privadas.

 

#hashtags

#Samyn, #GPCamaiore, #ddv, #stradebianche, #zwolle, #ParisNice, #RomaMaxima, #VueltaMexico 

Imagen tomada de Team Sky

INFO

Llega la París-Niza, se abre el juego.

Qué grande David, qué grande Albert

Si la madison fuera un idioma, sería el mallorquín. Anoche, hasta tarde, nos quedamos de pie, medio en vela, para ver un milagro. Un milagro que como muchos que ocurren se hacen a través de la fe, de la perseverancia, del corazón, del TRA BA JO. David Muntaner y Albert Torres fueron Isaac Gálvez, Miquel Alzamora,… Joan Llaneras. Lograron el cuarto, sí cuatro ya, oro de la pista española en la americana, esa carrera caótica de treinta ciclistas, o más, dando vueltas diferentes velocidades por la madera del velódromo a golpe de relevos invisibles, pues no hay testigo, midiendo donde darlo para sacar la velocidad en los sprints puntuales y el fondo en los ataques de gran radio.

Se respiraba ambiente raro en la elipse de Cali. La carrera se corrió a cuchillo y arrojó el resultado de los belgas primero y luego, la pareja española. Impás, momento de tensión, expectantes, los jueces revisaban vídeos, anotaban, hablaban. El técnico belga explicaba y explica, gesticulaba, su cara denotaba en curso de los acontecimientos. En los hot seats Muntaner y Torres comentaban la jugada, parecían ajenos, como ausentes. De repente, la pareja belga es invitada a salir del cuadro, los españoles pasan a los asientos centrales. Se había estimado que Bélgica había perdido vuelta. España pasaba a ser campeona.

A pesar de que en el podio hubo reacciones diversas y que en el canal de Youtube los comentarios respecto a España fueron bárbaros, no les resten ni una pizca de mérito a estos chavales. Ahora mismo en España conseguir algo de este tamaño es doblemente grande, porque al sorteo propio de la competición le añades historias personales y profesionales trufadas de dificultades mil. Sé que la pareja belga estará en las catacumbas del dolor, pero ellos volverán a su casa y serán héroes, el dúo español incluso ganando tendrá problemas para ser tratado como lo que es: campeón del mundo.

Miren los tres medallistas españoles en Cali. Eloy Teruel, un ciclista que lleva mucho tiempo demostrando cosas, entre otras cosas, dos podios mundialistas y consecutivos. Se tuvo que ir a Estados Unidos a correr, porque tras un año con Movistar no hubo continuidad. Albert Torres es un ciclista que desde muy temprana, tempranísima, edad se mide con ciclistas mucho más hechos y los bate. Ahora que entra en plenitud pisa los terrenos que su clase le permite. Si Albert corre para el Team Ecuador, David Muntaner lo hace para el Active Jet polaco.

Sepan que Albert comentó aquí mismo que el material de la selección española se mueve con unos cuantos años de retraso respecto a sus rivales. Que David logró un hilo de esperanza para su carrera hace un año cuando convenció a un patrocinador privado para que le sacara pasaje a Bielorrusia a colgarse la plata de americana.

Desconozco cuál será la beca por ganar un mundial de  una modalidad que no es olímpica, hasta en eso se les complica. Sea como fuere que les quiten los bailado, el próximo ciclo de seis días irán como la pareja campeona del mundo y nos desquitarán del enorme mazazo que fue perder a Isaac Gálvez vestido con ese bellísimo maillot en Gante, Berlín, Amsterdam,…

Entendemos la situación, no es sencilla y obviamente hay que invertir en sanidad antes que en ciclismo en pista, pero al calor de estos triunfos –contados desde Madrid por jefe de prensa de la española y no in situ- habrán fotos y palmaditas. Hace diez años España tuvo una generación de pistards que caminó en la cresta de la ola durante varias temporadas, que lograron medallas olímpicas y campeonatos del mundo. En esos momentos “España iba bien” y qué se hizo…

Imagen tomada de www.elperiodico.com

 

 

El abismo que separa a David Muntaner de Bradley Wiggins

Cuelga orgulloso esta foto David Muntaner en su muro de Facebook. El subcampeón del mundo de americana, este año en el Active Jet polaco, rueda a la estela de Bradley Wiggins en el tercer trofeo de la Challenge de Mallorca.

Comentarios a tope, felicitaciones. El púbico le quiere. Rueda David con el ganador de un Tour de Francia, con un multilaureado pistard, y no sólo en mundiales, también en Juegos Olímpicos. Bradley Wiggins, sobre quien departiendo en una comida con un londinense le sorprendí con sus raíces flamencas, es Sir en el Reino Unido. Esa distinción que, desde la ignorancia, es lo máximo en las tierras de su Majestad. Aquí tenemos al Marqués de Del Bosque y no sé si algo más.

Decía Kevin Costner en su magnífica interpretación de Robin Hood que “la nobleza te la otorgan tus actos y no se hereda”. Aquí en España aupar a un tipo como Wiggins hasta los altares que lo han hecho en un país que tenemos por espejo es imposible. Ahí tenemos David, quien en carrera circula tras Wiggins, pero que en la vida real está a un abismo de él, en cuanto a fama, reconocimiento y ayuda.

David fue subcampeón del mundo el año pasado con un patrocinador privado, gestionado en primera persona por él. Se gana ahora la vida en un equipo estadounidense mientras afina para el Mundial de pista. Lo mismo que su compañero Albert Torres, estos días si no me equivoco con el Team Ecuador en el país de origen del equipo. Por no hablar de Eloy Teruel, medallista mundial también, ganándose los cuartos en una escuadra estadounidense.

Este es el panorama, éste es el abismo que existe entre Wiggins y Muntaner. Aunque no desesperen, que gente como estos tres pistards que hemos citado seguirá saliendo, con tesón, sin auxilio, pero con la certeza de que allí fuera, en algún sitio, el talento se premia.

INFO

Hoy quiero hablaros W2W WEAPON TO WIN, una nueva y revolucionaria marca de productos para la prevención, activación y recuperación muscular basada en aminoácidos. Seguiremos informando…

Mientras pasaros por su web

El papel de José Antonio Escuredo en el éxito de la pista española

José Antonio Escuredo es un tipo que no deja indiferente. La sinceridad que domina sus palabras ejerce de palanca para que su presencia no pase inadvertida. Estos días el catalán ha tenido la suerte de dirigir una selección española que realmente ha brillado mucho más de lo que un servidor preveía. Felicidades.

En Bielorrusia, el ciclismo en pista español halló los motivos para seguir creyendo que la modalidad necesita apoyo y recursos. Sabemos que los momentos no son los mejores, es más, posiblemente sean los peores de siempre. Por ejemplo en los muchísimos años que el hoy seleccionador lleva vinculado a la federación nunca vio nada igual.

Pero los resultados, afortunadamente, caminan por otro sendero, y muy opuesto. Las dos medallas de plata en sendas modalidades donde siempre hemos brillado como son la puntación y americana más el bagaje de la cuarteta indican que hay mimbres y sobretodo argumentos para creer en el grupo.

Se habla de un programa olímpico en Río de Janeiro que incorpore la puntuación de nuevo. A un servidor le parece una magnífica noticia y no sólo porque España goce de mejor tradición fondista, sino porque en la puntuación convergen nombres que engrandecen la pista añadidos a la espectacularidad de la carrera, en sí casi tan bella como la propia americana, sólo que ésta no parece estar en mente.

Dando vueltas sobre el papel de Escuredo en estos notables resultados creo que es de recibo pensar que con la premura que se incorporó al cargo la inercia anterior a él tuvo una cuota importante. Es decir, Escuredo lo ha hecho bien, sí, pero con su recién estrenado cargo poco pudo incorporar a lo ya establecido si bien, entre ese “poco” que ha podido contribuir está claro que no ha sido nocivo, más bien todo lo contrario. Por ejemplo, y como él mismo me confirmó, la cuarteta que firmó el mejor resultado absoluto desde Atenas 2004 viajó por su empeño.

Pero como el propio seleccionador reconoció en este mismo blog, su margen era más bien escaso. No estuvo a tope en el cargo hasta unas semanas antes de viajar a Minsk. Con todo cabe la lectura que él mismo repitió en el citado artículo y que reproduzco en su extensión:

 

Años atrás vivimos una época en la que obtuvimos grandes resultados llegando a pensar que España era una potencia mundial, si bien ésta era una verdad a medias pues todo fue debido a la coincidencia en el tiempo de una serie de corredores con unas cualidades excepcionales que obtuvieron medallas durante varios años.

 

Es decir, los resultados de Bielorrusia se deben al talento y trabajo denodados de nuestros pistards que a pesar de todo siguen en forma y pendientes de mejorar. Su menoscabo social, con un premio mediático pobre, y la escasez de medios no les amedrantan y siguen trabajando para cuando tienen que estar están. Teruel, Torres, Muntaner, Elorriaga, Leire, el eterno Maeztu,… son los Escobar, Llaneras, Torrent & cia de hace diez años, esa generación de individualidades a la que Escuredo se refiere. Si la apuesta de equipos fuertes como Movistar, Caja Rural y Euskaltel se ampliara sería excepcional para el fondo. En  velocidad, creo que el seleccionador tiene el conocimiento para establecer un mejor futuro. En esa “profesión a parte” que es la velocidad no obstante las cosas están muy complicadas, al menos para Río. Luego se verá.

Pero ahora, con un casi un 80% del ciclo olímpico por delante, Escuredo deberá refrendar este debut con nota alta que ha protagonizado. Que lo haga con la personalidad que siempre ha demostrado va a ser clave. Fácil no lo tiene, lo económico es importantísimo -a ver cuántas concentraciones podrá montar-, y deportivamente tendrá presiones muy fuertes. A mi juicio su principal objetivo consiste en cambiar aquello de lo que adoleció su generación: un plan de trabajo creíble que se le permita desarrollar hasta las últimas consecuencias. Eso es ni más ni menos lo plantearon los ingleses a finales de los noventa y miren. Jaume Mas tuvo ese plan, pero no se le dejó llevarlo adelante.  Ahora, José lo tienes en tu mano.

 

Si Eloy Teruel fuera inglés…

Permitidme que os haga una pregunta: ¿Estuvo Eusebio Unzúe viendo a su pupilo Eloy Teruel en la puntuación del Mundial? Sin jugar a adivino, quiero pensar que debería, pero no estoy seguro de que lo haya hecho. Dicho de otra manera, ¿dudaríamos  de Dave Brailsford en caso similar?

Eloy Teruel le ha dado a la selección española su primera medalla en los Mundiales de pista que se celebran en la primera ciudad de Bielorrusia. Sin temor a equivocarme, pocas veces se ha hecho tan magro caso a un resultado notable de un deportista español en el extranjero. Mientras los medios se despacharon con la vacía e inútil intervención de Angel Vicioso –como la de casi todos los ciclistas y exciclistas- en el ruedo de la Operación Puerto, míseras referencias adulaban el éxito del murciano.

A ver hay que ser coherente. Que en Minsk se corre una competición de primerísimo nivel ha pasado ajeno a los rotativos. Por tanto es de cajón que la plata de Teruel pasé desapercibida. ¿Queremos coherencia no? Ahí la tenemos.

Pero otra cosa es la gente del ciclismo. Eso es otro cantar. Es milagroso que un ciclista integrado en un equipo de carretera en España logre lo que alcanzó Eloy Teruel en Bielorrusia. Se sigue pensando, en España principalmente, que velódromo y carretera son términos semánticamente incompatibles y no se repara en la extraordinaria colección de grandes que han salido de las pelousses. Pero si hasta un velocista campeón del mundo como Teo Bos ha logrado ser pro.

No sabemos cuáles han sido las facilidades de Movistar en la labor de Teruel hacia su plata mundial. El murciano dice que han sido todas, obvio, y apostilla que se debería dar más margen en la compatibilización de ambas disciplinas. De cualquiera de las maneras dudamos mucho que el éxito del corredor haya quitado el sueño a su director.

Quizá como me comentaban en la sobremesa de la competición, ahora sea un buen momento para ver si desde el equipo azul se apuesta y se cree en la pista ¿Cómo? Por ejemplo fichando a otro buen fondista de procedencia hispana. Albert Torres, sin ir más lejos, un fenómeno a caballo entre pista y carretera que acumula, al margen de su edad, victorias en ambas disciplinas con un horizonte complicado si en la carretera no se gana las “garrofas” que le niega el programa olímpico.

De cualquiera de las maneras, Teruel no puede estar decepcionado con ese oro que sí es cierto se le fue  el postrero bufido. Y no puede porque su camino ha sido muy complicado y virado, pero ahí ha estado. Sorteó el complicado ómnium con buenos resultados incluso en Mundiales y quizá, sólo quizá, ahora haya encontrado lo que le ha llevado media vida buscar: un equipo que le da tranquilidad y una opción en la puntuación, una carrera que quizá vuelva al calendario olímpico.

 

Foto tomada de RFEC