Estrella de Bessèges: ¿Cómo es posible que no haya antidopaje?

Estrella Bessèges antidopaje JoanSeguidor

La carrera que abre el calendario francés, la Estrella de Bessèges, no tuvo control antidopaje

En la Estella de Bessèges –donde Bettiol quedó desfondando– que acaba de finalizar, la primera carrera del calendario francés, nada menos, el control antidopaje brilló por su ausencia.

Leemos a Magnus Cort, el danés que este año corre para el Edudaction First, que lamenta que la carrera no tuviera controles antidopaje, cosa que no deja de sorprendernos.

 

La argumentación que da este singular ciclista es interesante…

«No entiendo como se permite una carrera de este nivel, con siete equipos del World Tour, que no tenga un control antidoping»

En teoría la UCI debe correr con la responsabilidad de tener un control antidopaje en todas las carreras que están su calendario y esa responsabilidad se ejecuta a través de la Fundación Antidopaje de Ciclismo.

Sin embargo, la norma no les obliga a ir a todas las carreras, pueden hacer controles dentro y fuera de competición, pero punto.

Por eso la UCI no ha llevado, o no ha considerado oportuno tener control antidopaje en la Estrella de Bessèges, ni al ganador de la carrera, ni a los de las etapas.

«Los controles funcionan y son preventivos. Si hay muchas carreras sin controles alimentas las especulaciones»

 

Nada que añadir a lo que dice Cort. 

Esto como lo de la mujer del César, no sólo ser honesto, también parecerlo.

Si el ciclismo ha llegado hasta la paranoia con el dopaje ¿cómo se entiende esta dejación a estos niveles?

¿Tema económico?

Entonces, igual, es que el calendario está sobredimensionado ante las capacidades de una gestión razonable.

Y que una carrera como la Estrella de Bessèges tenga antidopaje forma parte de una gestión razonable.

Imagen: FB Étoile de Bessèges

Carreras que salen adelante

Quiero un día de estos hablar con calma de lo que pensamos en este mal anillado cuaderno de la decisión de ASO, y Unipublic a su estela, de sacar las carreras de su calendario del circuito del World Tour y de las raíces que vemos en este tema, porque al final, como en las elecciones a presidente del Gobierno, las cábalas que se abren en este tema son muchas y las consecuencias nadie las sabe más allá de que se impone un acuerdo, mejor o peor, pero un acuerdo.

Sin embargo, y al calor de la actualidad, ponemos el foco de nuevo en el calendario más modesto y astesanal, que también es ciclismo y también merece respeto. Si siempre hemos defendido y reivindicado carreras que han sido “víctimas colaterales” del canibalismo de los grandes organizadores y la UCI, carreras como París-Tours, Dunkerque, Giro de Emilia o Tro Bro leon, esta vez toca hablar de una noticia que ha pasado desapercibida pero que da la clave de lo que hay que hacer, e ingeniar, para salir adelante en un panorama desolador para muchos pequeños organizadores.

Francia perdió el año pasado el Tour del Mediterráneo, un clásico de inicio de temporada, una carrera que se solía decidir en el Mont Faron y que siempre nos obsequió estampas de frío extremo en su desarrollo. La falta de dinero se cargó esta vuelta de cuatro o cinco días que gestionaba nuestro protagonista histórico Lucien Aimar.

Sobre las cenizas del Mediterráneo surgirá La Méditerranéen, una carrera que hará todo el arco sobre el Mare Nostrum, pues saldrá de Girona y llegará a Italia cuatro días después. Pues bien esta carrera hará junto a la Estrella de Bessèges un ranking conjunto que completa un primer ciclo de competición, ya en febrero, en el país vecino.

Aunque la noticia pasé desapercibida, demuestra lo mucho que hay que ingeniar y el margen que aún existe para seguir en esta jungla. Aunque sea poco a poco, el calendario recupera carreras, aquí en España, en Francia, esperemos que este cuento de la hormiguita no sepa aún el final.

#RadioVuelta – Semana 5

#Trend Gallopin, Jungels, Degenkolb,… nombres a tener en cuenta

La campaña entra en pleno febrero desde escenarios dispares. Sigue la corriente de ciclismo árabe con doble ración encadenada. La segunda edición del Dubai Tour nos dio un espectáculo digno para la altura de campaña y el lugar de su desarrollo. Ganó Mark Cavendish ante un elenco que no le apretó al máximo. En la Estrella de Bessèges la crono final coronó al buen croner luxemburgués, un país sin faro por el ocaso de los hermanísimos, Bob Jungels ante un ciclista que de seguir en esta tónica puede ser una de las caras de la primavera, el certero Tony Gallopin y su compañero en el Lotto Kris Boeckmans y es que el cuadro rojo y belga ha tenido un buen arranque europeo.

#Click La agonía de Jonh Degenkolb

La jornada reina del Dubai Tour moría en el contorno de una presa. En total un kilómetro escaso de subida con picos finales realmente duros pero muy cortos, tanto que Mark Cavendish salió vivo para disputar el triunfo final. Allí, en los confines del desierto Jonh Degenkolb arrastró un desarrollo bestial para imponerse a Valverde y Lobato y protagonizar una de las imágenes de la carrera: tirado en el suelo, roto por el subidón de todo que acababa de experimentar. 

#Profile Las cartas de Mark Cavendish 

Decía Antonio Banderas en su discurso de los Goya que empezaba la segunda parte del partido de su vida, no sé si podría decir algo similar Mark Cavendish tras Dubai, pero lo cierto es que a nadie se le esconde que el inglés está en el punto de mira de muchos. El año pasado no fue el mejor para este velocista que necesita zampar triunfos para seguir “on fire”. Ahora le quedan muchas asignaturas que reaprobar porque en Dubai no tuvo la mejor concurrencia pero sí el equipo más certero con un Mark Renshaw que empiezo a pensar sólo rinde cuando está a las órdenes de su querido Cav. 

#Clipping

Dennis sí pone la hora. No se puede hablar de reto sencillo, Jack Bobridge puede dar fe, pero la lógica de Rohan Dennis se impuso y el australiano se hizo con el récord de la hora. No pasó casi una vuelta sin que el joven del BMC rodara en tiempos de récord y ha establecido un registro que parece ser muy serio, casi al nivel de Brad Wiggins y quizá algún otro, a la espera de que Dowsett diga la suya.

Rojas dice que recoge los frutos. La primera etapa del Tour de Qatar vio la primera victoria, una excelente victoria por cierto, de José Joaquin Rojas desde la Vuelta a Castilla y León, hace nueve meses. Dice el murciano -a quien confunden en la narración francesa con Alejandro Valverde- que esto es recoger, y yo diría que con él han tenido una paciencia impropia con otros siendo sólo noticia en los últimos meses con una vinculación con Ferrari y la expulsión del Tour de Francia.

Campeones colombianos. El fin de semana sirvió para proclamar a los campeones colombianos. Si Robinson Chalapud fue el mejor en la línea, Rigoberto Uran, un ciclista en comunión con el mundo, fue campeón contra el crono dejándonos una imagen para el recuerdo por la cantidad de gente que envolvió su éxito.

#Hashtags by @LiveCiclismo

#TourofQatar  

Imagen tomada del Facebook de Dubai Tour

 

Carpeta de carreras: Estrella de Bessèges & Qatar

En el contexto de arabización del inicio de campaña, con el Dubai Tour recién finalizado, el arranque del Tour de Qatar coincide con el ocaso de la Estrella de Bessèges, otrora un clásico de los albores de la campaña, siempre carrera helada, de velocistas de segunda línea y buenos recorridos para entonar las piernas por la Provenza gala.

Este año además la Estrella ganó peso con la anulación del Tour del Mediterráneo cuya salida se anunció para Figueres. La Estrella de Bessèges suele ofrecer unas seis etapas y casi setecientos kilómetros. Tiene una traición de 44 años nada menos y entre sus ganadores más importantes se cuentan con dos triunfos Jean-Luc Molineris y Jo Planckaert, miembro de la fecunda saga ciclista.

Por su parte Qatar tiene el privilegio de ser pionero en la horda de nuevas carreras nacidas en el cobijo del desierto arábigo. La carrera nació en 2002 en un entorno árido y ventoso, inédito para gran parte de los ciclistas europeos que le dan lustre. Su perfil da para lo que da, y alrededor de su capital, Doha, se desarrolla el meollo de esta carrera partícipe del porfolio de ASO que tiene su cuartel general en el Ritz Carlton de la capital qatarí.

Ya saben, nada se deja fuera del lujo en estos lares y menos cuando tienes en tu casa a parte de los mejores ciclistas del mundo afinando el estado de forma ante la inminente campaña primaveral. En ese sentido el mejor en este confín es Tom Boonen, quien ganó cuatro veces. Si Tomeke gana en Qatar podemos tenerle delante en las clásicas. Así ocurrió en 2012 cuando cuadro el círculo en las pruebas del adoquín. Unas siete etapas y más de setecientos kilómetros acostumbran a ser el menú con al gaznate seco y tocado por el polvoriento y desértico entorno.

Imagen tomada del Facebook del Tour of Qatar

INFO 

Gran éxito en la inauguración del nuevo distribuidor De Rosa para España

3El pasado viernes 6 de Febrero se inauguró en Igualada (Barcelona) el nuevo show room de la marca italiana de bicicletas de carretera De Rosa para España y Andorra. La empresa Global Igualada, encabezada por los hermanos Campos, Eli y Mar, ha  apostado por esta prestigiosa marca con el deseo de tener mucho éxito a nivel nacional y establecer diversos puntos de venta en todo el territorio español.