Euskaltel-Euskadi, las segundas partes…

Euskaltel Euskadi JoanSeguidor

La vuelta del Euskaltel-Euskadi es para cosas grandes

La semana pasada la Fundación Euskadi estampó el nombre de Euskaltel en el maillot del equipo.

Un maillot que era naranja y seguirá siendo naranja para empezar un libro cuya historia ya nos suena.

Desde aquellas míticas reuniones de Miguel Madariaga con el presidente de la Diputación de Vizcaya, la creación del Euskadi, una suerte de milagro en el año 94, a la entrada de Euskaltel, con aquella salida, el tema de Fernando Alonso, que dejó huérfano al ciclismo vasco.

Hoy todavía hay rescoldos de aquel Euskaltel-Euskadi en el pelotón: los Izagirre, Mikel Nieve, hasta no hace tanto el propio Igor Antón.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Y Landa, Mikel Landa que desde cogió el mando de la fundación, su labor, no sabemos en qué grado de influencia, ha sido notable.

La rúbrica de este acuerdo renueva muchas ilusiones, es obvio, no deja de ser un capítulo más en este culebrón que es el ciclismo vasco, el más potente a este lado de los Pirineos, que sin embargo no siempre ha tenido los mejores gestores.

Con la desaparición de Murias el año pasado, el verde fosforito ha dejado al naranja en monoplato ante lo que se les avecina, que no es nada sencillo.

Por que Euskaltel-Euskadi, siendo lo que es ahora mismo, no se va a conformar con una campaña a medias, con el regalo de la Volta, el caramelo de la Itzulia.

Este equipo quiere, y es lógico, estar ya en la Vuelta a España.

Un objetivo que choca con la absurda realidad normativa que las carreras del World Tour un día pusieron en marcha.

Si la París-Niza ha abierto la puerta a más equipos, incluso a más corredores por equipo por lo excepcional del momento ¿no se podrían plantear cambios en las grandes?

Si en dos o tres años el Tour es un objetivo, la Vuelta debe ser la estación intermedia: para que Roberto Laiseka ganara en Luz Ardiden, primero pasaron por Abantos.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Esperamos que esta renovada historia no haga bueno aquello de «las segundas partes nunca fueron buenas» y que el ciclismo vasco haga piña, de verdad, en un proyecto que le toca la fibra.

Entretanto dos apuntes.

Nos gustaría saber qué ha pasado en la telefónica vasca para, siete años después volver al pelotón que dejó de forma tan abrupta.

Entonces un cambio en el accionariado de la compañía no supo de sentimientos, mareas naranjas ni nada.

Volta 100, una carrera + que centenaria que viste Gobik 

Sea como fuere negar que el nombre de la empresa siempre ha estado vinculado a aquel Euskaltel-Euskadi sería una tropelía.

Haga lo que haga, ese logo, ese nombre siempre traerá el ciclismo a la cabeza.

Y otro apunte, grande Mikel Landa: el otro día nos acusaban de criticarlo siempre, cuando no es cierto, como corredor tenemos nuestras reservas, cosa que no quita que sea un corredorazo, pero en esta historia ha sabido aglutinar fuerzas y sacar esto adelante.

Compaginándolo con una trayectoria profesional del máximo nivel, cosa que no será sencilla.