La sanción a Dylan Groenewegen es incompleta

Dylan Groenewegen sanción

Nueve meses de sanción para Groenewegen pero nadie dice nada del peligro de la llegada en Polonia

Esta mañana el Jumbo Visma pasó una nota en la que admitía la sanción de nueve meses para Dylan Groenewegen tras la horrible caída de Fabio Jakobsen en Polonia.

En el equipo ya cuentan con volver a verle en mayo de año que viene, una fecha alejada en el tiempo, que nos parece de otra época, con todo lo que está cayendo.

Lo admiten sin más, en un carrusel de declaraciones entre responsables del equipo y el ciclista.

Cambrils 400×400 OCT20

 

Es como si lo considerasen un mal menor: «Tengo la oportunidad de mirar adelante, y estoy feliz por ello, incluso pareciendo el 7 de mayo  lejano en el tiempo«.

La sanción a Dylan Groenewegen me parece justa, su acción ha pasado al libro negro de la historia del ciclismo y se enmarca en una sucesión de imágenes que nos ponen los pelos como escarpias, pues a veces tenemos la sensación que todo vale en los sprints, que esta gente no tiene ni miedo ni mesura cuando la línea se aproxima.

Gronewegen paga un precio que espero ejemplar para quienes sacan a pasear los codos, cuando no la cabeza y cambian de trayectoria, tanto en la aproximación como en la culminación del sprint

Creo que, sanción a parte, Groenewegen es top 3 en los sprints ahora mismo, no me atrevería a decir en qué puesto del cajón, eso cada uno lo interpreta como le plazca, pero de lo que no cabe duda es que a esta gente les merodea una angelito y un demoniete, pues son capaces de disputar llegadas limpias y al día siguiente bailar con el peligro sin mayor resquemor.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

De cualquiera de las maneras, la sanción a Groenewegen nos parece incompleta.

En agosto, con el susto de la caída de Fabio Jakobsen, pudimos hablar con uno de los corredores que más crítico se había mostrado en las redes…

¿Crees factible cierta empatía con Groenewegen?

«Es que no hay justificación para lo que hace. A ciertas velocidades la bicicleta es un proyectil, aunque me ponga en su lugar, lo que hace es inaceptable. A veces, en pos de la victoria, algunos pierden todos los escrúpulos, creo que éste es el caso»

¿El ciclismo no obstante es riesgo?

«Lo es claro que lo es, el riesgo es intrínseco al ciclismo, ya lo es circulando por la vía pública. En la escalda el riesgo disminuye, pero en los sprints se multiplica»

Corren voces que denuncian excesivos riesgos en el pelotón estos años…

«Es que todo ha mejorado, las infraestructuras, las bicicletas… se corre más y por tanto hay más peligro, a ello le añades llegadas infumables como la de Katowice»

¿Está desprotegido el ciclista en este tema?

«Está claro que en esa llegada no se ha puesto la atención necesaria para que sea segura. A la velocidad que menciono le añades esa llegada y tenemos todos los ingredientes para que pase lo que ha pasado»

¿Qué pinta el ciclista en estos temas?

«Nada, no pintamos nada, somos los payasos de este circo sin voz ni voto. Una llegada como esa es una falta de respeto a todos nosotros: un sprint a 80 kilómetros por hora»

Polonia y sus recorridos

«No es la primera vez, es un tema que cada año sale a la palestra, sólo hay que ver la televisión»

 

Las palabras de Luis Angel Maté dibujan lo que pensamos, Dylan Groenwegen se pasó tres pueblos y el resultado fue nefasto, pero el contexto, ay el contexto, esa meta estaba marcada en rojo por su peligro y repitió en el libro de ruta.

Como dijo Maté, una bicicleta a esa velocidad es un proyectil, un peligro para todos, y aquello acabó muy mal.

Una recta en leve descenso que ya había dado que hablar años atrás en la reanudación de una temporada como la presente, con mucho que demostrar y perder.

En ese caldo se desarrolló el sprint, pero nadie se acuerda de Polonia y su organizador, que vemos le pone todo el esmero en el montaje de las llegadas, incluso con vallas que vuelan en un impacto, y difusión de su carrera.

Sabemos que en el triángulo del ciclismo ciclista-equipo-organizador, el último vértice lo tiene muy jodido, quizá el que más, sobre todo en años con el presente cuando muchos de ellos han tenido que cancelar su evento, con un perjuicio económico que sólo ellos saben, pero un poco de sentido común.

La sanción a Groenwegen la vemos correcta, pero aquello sucedió en un sitio que facilitaba la desgracia que nos tocó ver

Imagen: Cor Vos

Gore 400×100 MArzo2020

Groeneweven no es el único culpable de la desgracia de Jaboksen

Jakobsen Groenewegen JoanSeguidor

En la acción de Gronewegen y Jakobsen hay otros culpables

El resto, el podio, vencedor de etapas, quedará en los anales y en la memoria de los más frikis y alguno más, gracias a Evenepoel.
Pero vayamos hacia atrás.
Han pasado ya cinco días y aún no se nos ha ido de la cabeza la espeluznante montonera provocada por un sucio gesto de Groenewegen y que me niego a ver como único responsable.
Seguimos yendo hacia atrás.
Antes de que la Vuelta a Polonia fuera WT, cuando se hacia en septiembre, ya era una prueba importante y muy peligrosa.
No la he corrido nunca, pero ya a inicios de los 2000, mis compañeros de profesión me lo comentaban.
Llegó el Pro Tour primero, el WT ahora, y la prueba polaca entró en la máxima categoría.
Es una prueba bien colocada en el calendario, con un país implicado, televisión; en directo, etc….y supongo que con un gran apoyo institucional y privado para pagar el canon de pertenecer a esa élite.
Pero el dinero, el ambiente y la televisión no aseguran que una prueba tenga el máximo nivel.
Volviendo a la caída de la primera etapa.
Nos encontramos con un circuito final que se lleva repitiendo, como mínimo, tres años, con una llegada en bajada en la que Prades nos ha dicho que  cae a 81km/h en una recta recta realmente estrecha y con unas vallas que llevan sin usarse en el kilómetro final años en las pruebas con el máximo nivel organizativo.
¿Quién es el culpable de eso?
¿Quién lo ha permitido?
¿Dónde están los informes negativos que deberían de haber hecho los comisarios internacionales en las ediciones anteriores?
Si los corredores se han quejado, algo que era voz populi en el gremio, ¿dónde están las Asociaciones Ciclistas para corregir esos errores?
Porque, recordemos, Dylan Groenewegen cambia su trayectoria, termina sacando el codo y Fabio Jakobsen que sigue intentando pasar por donde no hay hueco, cae contra la valla provocando un efecto dominó terrorífico.
La acción entre los dos es printers es algo habitual y que no es la primera vez que termina en caída.
Pero ahí termina su culpa o responsabilidad.
Totalmente punible y deberá asumir la sanción que sea.
Y a partir de aquí llega el esperpento.
Que en twitter se llame criminal a Dylan en las primeras horas es grave,
Pero que Patrick Lefevere siga erre que erre al día siguiente con esa cantinela y que diga que va a poner una denuncia criminal por la acción del sprint es simplemente vergonzoso.
Igual que vergonzoso que Gianni Bugno salga a la palestra diciendo que va a pedir a la UCI que vele por la seguridad de los ciclistas.
Una UCI que está calladita intentando que todo esto se olvide.
Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20
¿En serio, Sr. Lefevere?
En serio Sr. Bugno?
¿En serio señores de la UCI?
¿Hemos tenido que rozar la tragedia -el año pasado no la rozamos, que no se nos olvide- para que levantéis la voz?
Sr. Lefevere, ¿sus corredores llevan esprintando en esa meta al menos 3 años y no se ha enterado de que es peligrosa?
¿O es que acaso no le ha interesado quejarse?
¿Qué le parecería que sus corredores le denunciasen por obligarles a correr años tras año en ese circuito?
Estaría tan fuera de lugar como la denuncia criminal que usted quiere poner a Groenewegen.
¿Y Gianni Bugno como responsable de la Asociación Internacional de Ciclistas pide ahora a la UCI que tiene que luchar por unas carreras más seguras?
¿Y esa meta, esas vallas, hasta ahora no lo eran?
Y qué decir de la UCI…..mejor estar callados y seguir cobrando por las licencias de los equipos, los cañones de las pruebas y que los problemas se los solucionen otros…..
Por cierto, mientras tanto, mis compañeros, los ciclistas se han quejado en RRSS pero no he leído un comunicado conjunto ni he visto una acción contundente para poner sobre la mesa la falta de seguridad en algunas pruebas.
La acción de Groenewegen fue suya, la caída la provocó el juego en el alambre al que juegan los esprinters, pero el resultado es responsabilidad de mucha más gente. Espero que Dylan no sea el único que pague su error.
Gore 400×100 MArzo2020

«No hay justificación en lo de Groenewegen» Luis Ángel Maté

En la desgracia de Jakobsen se ha sumado el peligro de la llegada con la temeridad extrema de Groenewegen

En la tarde del miércoles, encogidos por el accidente de Fabio Jakobsen, prestamos especial atención a lo que decía Luis Ángel Maté por el conocimiento de lo que sucede en el pelotón, pero también por su experiencia hace tan sólo un año en la Vuelta a Polonia

Al otro lado del teléfono pillamos a Luis Ángel maté saliendo por la puerta de casa…

¿Qué tal va todo Luis?

«Muy bien, dentro de lo que es este año, reconduciendo la situación»

¿En qué calendario trabajas?

«Primero el Dauphiné, luego carreras previas para preparar la Vuelta a España»

 

Seguimos con interés tus comentarios la tarde de la caída de Fabio Jakobsen sobre el desarrollo del sprint pero también por el tipo de llegada…

«Conozco esa llegada de otros años, es muy peligrosa, pero si ¡es en bajada!, a 80 kilómetros por hora. Esas llegadas no deberían producirse, no aportan nada al espectáculo, y en todo caso nos dejan caídas como la que vimos»

¿Cuál fue tu primera impresión al ver el final?

«Horrible, un susto tremendo, creo que como todo el mundo solté un grito al verlo. Groenewegen va cerrando progresivamente a Jakobsen y la cámara lenta refleja que cuando se ve superado saca el codo«

En esos momentos, a mil por hora todo, ¿crees que es voluntario?

«Sí, desde luego, saca el codo y le lleva contra la valla»

Horas después ¿sigues pensando lo mismo?

«Sigo pensando lo mismo»

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

¿Estás de acuerdo con el adjetivo «criminal» que se ha utilizado contra Gronewegen?

«Suena fuerte y no soy yo la persona que debe calificarlo, pero es una acción muy fuerte»

¿Qué sientes ante una situación así?

«Desconsuelo, los profesionales hacemos unos sacrificios enormes para alcanzar la forma. Trabajos específicos que nos cuestan mucho y que uno venga y lo hecho todo al traste es una marranada. Espero que la justicia deportiva le castigue como merece»

No había grandes referencias sobre si Groenewegen es un velocista sucio…

«No le conocía fama de sucio, pero luego vi esa llegada con Naessen de hace unos años. Lo que le hace a Jakobsen es una mamarrachada»

¿Crees factible cierta empatía con Groenewegen?

«Es que no hay justificación para lo que hace. A ciertas velocidades la bicicleta es un proyectil, aunque me ponga en su lugar, lo que hace es inaceptable. A veces, en pos de la victoria, algunos pierden todos los escrúpulos, creo que éste es el caso»

¿El ciclismo no obstante es riesgo?

«Lo es claro que lo es, el riesgo es intrínseco al ciclismo, ya lo es circulando por la vía pública. En la escalda el riesgo disminuye, pero en los sprints se multiplica»

Corren voces que denuncian excesivos riesgos en el pelotón estos años…

«Es que todo ha mejorado, las infraestructuras, las bicicletas… se corre más y por tanto hay más peligro, a ello le añades llegadas infumables como la de Katowice»

¿Está desprotegido el ciclista en este tema?

«Está claro que en esa llegada no se ha puesto la atención necesaria para que sea segura. A la velocidad que menciono le añades esa llegada y tenemos todos los ingredientes para que pase lo que ha pasado»

¿Qué pinta el ciclista en estos temas?

«Nada, no pintamos nada, somos los payasos de este circo sin voz ni voto. Una llegada como esa es una falta de respeto a todos nosotros: un sprint a 80 kilómetros por hora»

Polonia y sus recorridos

«No es la primera vez, es un tema que cada año sale a la palestra, sólo hay que ver la televisión»

Gore 400×100 MArzo2020

 

¿Y los ciclistas no pueden hacer nada?

«Como digo: ni voz ni voto»

El año pasado lamentamos la muerte de Bjorg Lambrecht y en tu caso tuviste un accidente muy duro… ¿cómo lo recuerdas?

«Fue en la entrada de un circuito, había un bache mal señalado y volé contra un bordillo. Mi compañero Filippo Fortin fue detrás mío, pero él contra la valla y sufrió un neumotórax»

¿Todo al traste?

«Me quedé sin Vuelta a España, pero he de decir que la recuperación fue muy dura y recuperar la confianza nada fácil»

¿Ahora cómo lo ves?

«Lo recuerdo con orgullo por haberlo superado. Me siento afortunado»

Imagen: @TrekSegafredo

 

Me niego a llamar «criminal» lo de Groenewegen a Jakobsen

Jakobsen Groenewegen JoanSeguidor

Rezamos por Jakobsen e imaginamos el sentimiento de culpa de Groenewegen

A raíz de lo visto en Polonia entre Dylan Groenewegen y Fabio Jakobsen….

¿Cuántos sprints nos han dejado sin respiración?

Perdí la cuenta desde aquella vez que vi a Jalabert emanar sangre a borbotones en la primera llegada del Tour de 1994 porque un gendarme se asomó a hacer una foto y arruinó la carrera de no pocos ciclistas.

Entre otros de aquel velocista belga que le plantó cara a Cipollini, Wilfried Nelissen.

Desde entonces hemos visto sprints horrendos, de esos que te ponen en escorzo, te horrorizan y te dejan un mal cuerpo que no se te quita en horas.

 

El de Fabio Jakobsen y Dylan Gronewegen en la jornada inaugural de Polonia creo que supera todos juntos. 

Para que os hagáis una idea, el Tour de Polonia, Gronewegen y Jakobsen han sido y son TT en España, hablábamos el otro día de las veces que el ciclismo trasciende a sus propios límites, hete aquí un ejemplo.

Hemos querido dejar pasar unas horas desde el incidente, reposar las cosas, mirar con perspectiva, saber de la salud de Jakobsen, en coma, madre mía, qué desgracia, del resto de damnificados, vimos a Edu Prades caerse por detrás, por suerte sin novedad.

Sinceramente, visto ahora, leyendo lo que he leído, Dylan Groenewegen debe ser la persona más hundida del mundo.

Se lo ha buscado, diréis muchos, ha cruzado la línea, es obvio, un punto de no retorno que atravesado es como abrir la caja de Pandora.

Dylan Groenwegen se equivoca, de cabo a rabo, como miles de personas se equivocan a diario ejerciendo su profesión, haciendo su trabajo, en su caso pesará sobre su conciencia haber enviado a un rival y colega de profesión a un coma inducido de que, rezamos, espero que Jakobsen salga ileso.

Se equivoca, su acción es punible, posiblemente necesite de una sanción ejemplar, pero me niego a llamarlo criminal, un adjetivo que se ha repetido con asiduidad durante toda la tarde.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

¿Sancionarle de por vida?

Pues qué queréis que os diga, es factible, y pondría coto a los riesgos sin límite que algunos parecen dispuestos a asumir en pos de la victoria, pero a estas alturas de la película hemos visto otros sprints que podríamos tachar de la misma gravedad que éste, y pululan por el pelotón.

Mark Cavendish volvió a nacer como ciclista el día que se llevó por delante a Haussler y Boonen en Suiza, hace diez años, y se miró para otro lado.

Si Nelissen no volvió a ser el mismo tras aquella caída de Armentieres, Haussler perdió su estrella aquella tarde en Suiza y Boonen dejó de meterse en las llegadas masivas.

Luego se preguntaban por qué el belga nunca ayudó al británico en un a volata cuando coincidieron en Quick Step.

Dylan Groenewegen la caga, mucho, se ve superado y saca el codo, además de cambiar la trayectoria, pero dudo mucho que imaginara las consecuencias de su acto, me cuesta llamarlo «criminal», como no imagino que se levante por la mañana pensando en arruinar la vida a un colega de profesión.

Lo que está claro es que habrá un antes y un después de este día y rezo para que Fabio Jakobsen vuelva a tener una vida normal, ya no digo ser ciclista.

Por cierto, que convendrá saber qué narices pasa en Polonia para que nos lamentemos de cosas así cada año…

Imagen: FB de Tour de Pologne

Gore 400×100 MArzo2020