«La gente me recuerda el duelo con Philippe Gilbert» Fernando Barceló

Fernando Barcelo JoanSeguidor

La historia del año que cambió la vida ciclista de Fernando Barceló

Cualquiera que aprecie el buen ciclismo, saborea lo que ofrece Fernando Barceló como una pieza trufada de esfuerzo y aliñada de calidad.

Un corredor joven, ese bien tan escaso en el ciclismo español, que crece sin pausa, al son de ese gesto torcido que luce cuando está dándolo todo, cada vez más arriba, cada vez entre más buenos.

Tours, esa carrera que es un tesorete, fue la última estación.

Vaya, Fernando, ¿podrías prever algo como lo que sucedió en la París-Tours?

«Lo que pasó exactamente igual no, pero lo cierto es que llegué a esa carrera muy bien. La París-Tours posiblemente no sea la carrera que mejor se adapta, per es que me encontré muy bien y había que aprovechar»

¿Cómo fue la cosa?

«Antes de conectar la televisión ya hubo una primera selección, fruto de unos abanicos brutales»

Y ahí empezó todo…

«Es que me sentía de maravilla, iba bien, disfrutando»

¿Qué se siente entre Naesen, Terpstra y esa gente?

«Es un orgullo estar hay, correr sin complejos, pero respetando, que son los mejores del mundo»

 

¿Qué te parece que la tierra entre de esa manera en una carrera más que centenaria?

«Tampoco era para tanto, tenemos que pensar que los tramos de tierra tenían máximo kilómetro y medio de largo, es decir que en un par de minutos estábamos ya fuera»

En definitiva un «experiención»…

«Sinceramente, no me sorprendió verme tan adelante aunque no fuera tan esperado»

Viendo lo de Tours, viendo lo de la Vuelta, viendo lo de tantas otras carreras ¿qué tipo de corredor eres?

«No quiero definirme, me veo bien en muchos terrenos, tanto que nunca dejo escapar el momento. En este ciclismo son pocas la veces que disfrutas, que cuando estás ahí, hay que estrujar el instante»

Cruzas la meta de Tours y piensas «es la última con Murias, se acabó»

«Sí, lo piensas, claro, pero el mal rato no viene ahí, porque ya hace días que eres consciente que el final está cerca, es más como un proceso de asumir la pérdida de un equipo que creo que ha sido ejemplar en todo»

 

El anuncio, ese momento…

«Es un shock, piensas cómo es posible que suceda esto, que desaparezca un equipo que con los mínimos medios saque los mejores resultados»

El Murias ha sido ejemplo de muchas cosas…

«De muchas, desde luego. Aquí por ejemplo no había lucha de egos, hemos sido y corrido como equipo siempre. Aquí había una máxima: El que está bien marcha para adelante y el equipo con él»

En la Vuelta lo vimos

«Fue como un carrusel de nuestros ciclistas por cabeza de carrera, cada día uno o dos, dando lo mejor»

DT-Swiss 2019

 

 

¿Os han explicado el motivo de su desaparición?

«Sencillamente que no había dinero para seguir. Más de eso es complicado saber, lo cierto es que el ciclismo cada vez es más caro, los presupuestos se disparan, hay cada vez gastos, corremos, por ejemplo más días fuera de Europa»

¿Tu mejor momento con Murias fue?

«¿A nivel deportivo te refieres?»

Sí, a ese nivel

«Sin duda la etapa de la Vuelta que acaba en Bilbao, corriendo contra Philippe Gilbert. Es increíble lo que marcó ese momento, la gente me para por la calle y me lo recuerda. Hoy mismo me ha pasado, me lo ha recordado un amigo por la calle. El mejor halago que pueden hacerme es que les evito dormir la siesta durante la etapa»

Es bonito, incluso glamouroso, lo que sucede con Gilbert, pero lo que hay detrás es complicado de explicar

«Contar lo que nos sacrificamos no es sencillo de imaginar, la gente no se lo cree, cuatro o cinco horas de entreno nieve, truene o caiga un sol de 40 grados, hay que hacer grandes sacrificios durante gran parte del año. Hay que ser ciclista el 100% de tu tiempo, y eso implica también a la familia y amigos»

¿Qué es lo que llevas peor?

«Las privaciones en la mesa, la alimentación. Cada uno tiene sus debilidades. Pasar hambre cuando quemas 5000 calorías no es plato de gusto»

Enero 2019 contra octubre de 2019 ¿en qué ha cambiado Fernando Barceló?

«Esta temporada la habría firmado de inicio, ya lo creo. Ahora soy mas regular, pero tengo mis espinitas clavadas»

¿Cuáles?

«Si hubiera corrido con más inteligencia París-Tours me veía en el top cinco y eso son palabras muy mayores, aunque cierto es que si no hubiera corrido así quizá no hubiera estado tan adelante. Amorebieta e Indurain son dos carreras de las que salí con la sensación que tendrían que haber ido mejor»

 

SQR – GORE

 

Una lección que te lleves de este año

«Con constancia vas a todos los lados, pero también saber relativizar las cosas, cada día superas todo tipo de circunstancias. Luego te vienen personas que te dicen qué bueno eres, y al día siguiente las cosas no salen. Hay que convivir con ello, me gusta que me alaguen, como a todo el mundo, pero a veces se endiosa demasiado al ciclista y luego viene la decepción»

Tú ya habías tenido contacto con Cofidis

«Sí, de la prueba que hice hace un par de años con ellos, entonces vieron que me faltaba un poco»

¿Cómo surgió tu fichaje con ellos?

«Siempre estuvimos en contacto  pero respetaron mi papel en Murias, Cuando las noticias aquí empezaron a ser las que son, volvimos a hablar y la oferta era buena. Es el equipo ideal»

¿Por qué ideal?

«Por que su forma de correr y afrontar las carreras me gusta, es un estilo a Murias, todos tienen su protagonismo»

¿Ya conoces la estructura?

«Estuve tres días con ellos en Lille, fue un primer contacto, tres días de locura, sin tiempo para montar en bicicleta»

¿Y ahora?

«Tiempo libre hasta el uno de noviembre, estos días salgo en bici pero de forma irregular, sin plan establecido. También camino y he hecho una vía ferrata. Un poco de natación»

El 2020 ya está aquí ¿qué le pides?

«Levantar los brazos porque haya ganado algo»

Un sitio para estrenarte…

«La Vuelta España, en una etapa»

Pero para eso habría que esperar mucho

«Si logro una etapa en la Vuelta, lo doy por bueno»

¿Dónde te vestirás de Cofidis por primera vez?

«En San Luis, Argentina»

El ciclismo español ¿está tan mal como se dice?

«Si miramos hace unos pocos años atrás, vemos que tenemos más carreras, más equipos, claro que si lo comparas con veinticinco años atrás, no hay color. Estamos a un tercio de entonces, pero es que las cosas han cambiado mucho. Sólo digo una cosa: tenemos que valorar lo que tenemos»

¿Y qué pasa con los jóvenes?

«A ver, si se ven con capacidad ¿por qué no van a triunfar? ojalá tuviera yo ese problema. Como digo las cosas han cambiado mucho, por ejemplo en esto, antes quizá había un respeto que ahora no existe»

La última, si no hubieras sido ciclista…

«Pues no sé qué habría sido, hice ciencia de la actividad física, seguro que estaría metido en algo de deporte, seguro»

Imagen: FB Euskadi Murias

Fernando Barceló y La Vuelta

Fernando Barceló Tour de Porvenir JoanSeguidor

La victoria de Fernando Barceló coincide con la salida en la Vuelta más española de los últimos tiempos 

Hace un año y pico Fernando Barceló escribió en este mal anillado cuaderno

El ciclismo es una liberación, un vicio del que uno no se cansa, lo digo convencido y tras muchos años en esto. Con él me envuelvo de una libertad increíble, poder estar un día en una ciudad, al día siguiente viajar a la otra punta de España o a otro país. Eso es, poder viajar y conocer gente es algo que no se paga con dinero.

Fue a raíz de su participación en la Vuelta a Asturias con los colores de la selección española. 

Ahora, de nuevo con los colores de la española ha ganado escapado una de las etapas reinas del Tour del Porvenir, teniendo opciones aún de pisar el podio final. 

Fernando Barceló es un joven ciclista aragonés de esos que nos gustan porque transmite a partes iguales: ilusión, esfuerzo y generosidad

El orden ponedlo vosotros, que lo conocéis mejor. 

Nosotros nos basamos en lo que nos cuenta, en loa que escribe y lo que vemos. 

Al otro lado del mapa, muy al sur arranca la Vuelta a España desde Málaga

Una salida que se hace con la mejor inscripción de ciclistas españoles en bastantes años. 

Nacho Larbarga da cuenta de ello en Marca, y no sé si esos cuatro equipos anfitriones que están en Málaga, marcarán el cambio de tendencia. 

Ojalá. 

Es increíble el ciclismo español actual, que hace tanto con tan poco

Fernando Barceló es un ejemplo, hay otros más. 

Es increíble que en un ciclismo que dice tener la cantera seca el Tour del Porvenir sea noticia cada poco. 

Es increíble que Fernando Barceló, su victoria y la salida de la Vuelta en Málaga se despachen con someros titulares en la mass media, sin prestar atención ni calibrar lo que hacen estas personas. 

Es increíble que luego vengan los tontos del fútbol, dígase nuestro querido Manolo Lama, y cuente que el ciclismo en España está muy jodido y luego no le dedique dos minutos a ver qué ocurre. 

Nosotros mientras tantos nos alegramos de estas pequeñas grandes victorias como si fuera nuestra, porque sabemos lo que cuestan y lo que implican. 

Que no decaiga. 

Imagen: Cassandra Donne

INFO

La ropa de los domingos… 

Mi Vuelta a Burgos con el Cofidis

Subida en la Vuelta a Burgos
El Cofidis ya sabía de mí, desde el principio de la temporada han estado atentos a mis resultados y entrenamientos. Y llegado el momento han considerado oportuno ponerme a prueba. Ese momento ha sido la Vuelta a Burgos que acaba de finalizar. Por mi parte ha sido un gran placer estar con ellos e imagino que estaré en alguna competición mas.

La verdad es que afronté la carrera con algo de dudas e incertidumbre, es una prueba de prestigio y con nombre pero es que encontrarte frente a equipos como el Sky y el Movistar siempre es algo que impone mucho.

La convivencia en el equipo ha sido mucho mas fácil de lo que esperaba, vaya por delante que no tengo demasiados problemas con los idiomas. Si algo no sé decirlo, me lo invento y voy haciendo. He de admitir que por su parte han puesto facilidades para comunicarse conmigo.

De estos días en Burgos, el mejor momento ha sido estar sentado en el autobús, junto a los compañeros del equipo y recibir lo que dicen «briefing», que viene a ser la táctica de carrera. Ahí me di cuenta de que realmente formaba parte de un equipo profesional y que mi labor, aunque fuera pequeña, como tirar del pelotón o bajar a por algunos bidones, estaba completamente integrada dentro de la táctica del equipo.

Me hizo sentir orgulloso y formar parte de un grupo.

En carrera me he encontrado cómodo, sentí el ritmo y la velocidad del pelotón, está claro, pero no supuso un gran problema.

Hace un par de meses corrí ya la Vuelta a Asturias, con la selección española. No era mi primera vuelta a este nivel, aunque si os soy sincero, he de decir que son totalmente diferentes, aquí en Burgos, el grueso del pelotón esta preparando la Vuelta España y eso se nota: más velocidad, mas concentración, más nervios…

Estoy seguro de que la mayoría de los corredores que han quedado delante de mí irá a la Vuelta a España. En cuanto a la meteorología el calor no me va demasiado bien y me ha costado mucho esfuerzo soportarlo en esta vuelta, terminaba las etapas algo deshidratado…

Puedo decir que en ambas carreras he corrido con grades ciclistas, por ejemplo Nairo Quintana y Mikel Landa.

Son corredores diferentes sin duda, Nairo me pareció un corredor bastante distante. A Landa lo vi mucho más cercano al resto de corredores e incluso me saludo y me dio ánimos en la cuarta etapa cuando me tocó tirar del pelotón.

Con todo es una experiencia impagable, un aprendizaje de lujo.

Ahora me queda disfrutar de lo que queda de temporada, que ha sido muy intensa. Estoy a disposición del Cofidis y por supuesto de mi actual equipo la Fundación Euskadi. Debo aprender mucho todavía. El año que viene me gustaría estar en el campo profesional, pero admito que aún es pronto.

Por Fernando Barceló

Si tuviera un vicio, éste sería el ciclismo

El ciclismo es una liberación, un vicio del que uno no se cansa, lo digo convencido y tras muchos años en esto. Con él me envuelvo de una libertad increíble, poder estar un día en una ciudad, al día siguiente viajar a la otra punta de España o a otro país. Eso es, poder viajar y conocer gente es algo que no se paga con dinero.

Mis inicios fueron muy bonitos, siempre acompañado de mi hermano. Para mi cada entrenamiento era como una carrera, disfrutaba al máximo. Pasé por el equipo de Huesca, antes de, en juveniles, correr con la Fundación Contador hasta sub23 de segundo año, cuando pasé a la Fundación Euskadi.

De cadetes logré ganar bastantes carreras, pero no había presión. Iba a cada carrera como si fuera un Tour de Francia, sólo me gustaba ganar, pero poco a poco vas tolerando las derrotas. De ellas aprendo mucho y tiro del gran Miguel Indurain: «He perdido mas carreras de las que he ganado». La categoría juvenil se me dio bastante bien también: logré ganar la Copa España de primer año y el Campeonato de España de crono más el ranking nacional de segundo año.

Tengo muy buenos recuerdos de tantas carreras. Por ejemplo de la copa de España de juveniles, el campeonato de España de contrarreloj, la etapa de Vistabella de la Vuelta a Castellón de sub23…

Y con estos mimbres me planté hace unos días en la Vuelta a Asturias, con la intención de dar lo mejor de mí e intentar estar lo mas arriba posible, aunque sin ningún objetivo marcado.

Mi gran día fue el Acebo. Empecé el puerto bastante atrás… porque no soy más que un chaval de 21 años de la selección Española y ya no sólo es que los demás no te tengan respeto, es que te hacen cosas que con un Movistar ni se plantearían. Sin embargo no desespero. Poco a poco fui remontando puestos y en seguida vi que había poca gente en el grupo y yo me encontraba bastante bien.

A falta de tres kilómetros de meta, el grupo se rompió por completo y quedamos unos diez corredores delante. Poco después atacó Nairo, vique tan sólo Alarcón era capaz de ir a por el. Yo traté de salir a la rueda, pero me fue imposible. Desde ese momento, y hasta la meta, tengo la sensación de haber estado en un sprint continuo.

Hacía muchísimo frío, nos nevaba con mucha fuerza. Pero al mismo tiempo yo me sentía en una nube. Con corredores como Nairo y Sevilla al lado mío.

La verdad es que es una pasada verse ahí. Qué os puedo contar, nadie se lo esperaba, yo tampoco. Desde luego que da mucha moral, pero lo que tengo claro es el sacrificio que he tenido que hacer para hacer una carrera así de buena y se que tengo que seguir así si quiero llegar a algún sitio.

De esos días, me llamó la atención desde un primer momento que Sevilla, más que Nairo, era uno más en el pelotón. Tenía que luchar la posición igual que todo el mundo, aunque contaba con la ayuda de un buen equipo para trabajar en su ayuda. En cuanto a Nairo, era el mas respetado del pelotón, todo el mundo le dejaba pasar, él iba como en un entrenamiento. Paraba a hacer sus necesidades en situaciones en las que yo iba sufriendo y después lo veías regresar a la cabeza del pelotón como si nada hubiera pasado. 

Mirando el resultado, me da confianza de cara a próximas carreras. Pero no cambia demasiado la verdad, mi objetivo sigue siendo dar el máximo en cada competición: «No hay carrera pequeña si uno no quiere«. Corro en Urraki, después vuelta a Bidasoa y la semana siguiente Ronde l´Isard.

Sé que este año algunos buenos jóvenes han dejado la bici, qué puedo decir. Siempre hay momentos muy duros, en el deporte y en la vida en general. Yo no sé qué sería de mi sin mis padres y mi hermano, son un apoyo imprescindible en mi vida. Por mi carácter un poco cerrado, me cuesta expresar los sentimientos, así que aunque ya lo sepan, desde aquí voy a aprovechar a mandarles un beso, decirles que les quiero y que gracias por todo. Y además me gustaría agradecer a Jorge Azanza la confianza ciega que ha puesto en mi, cuando muchos otros no lo han hecho.

Seguimos…

Por Fernando Barceló

Imagen tomada de www.purociclismo.com

INFO

Sanremo Speedsuit de Castelli cuenta con diseño único de una sola pieza con la comodidad de maillot y culotte