El récord mundial de Filippo Ganna también es Team Ineos

Filippo Ganna JoanSeguidor

Cuatro minutos y poco para vestir los dos récord del mundo de persecución de Filippo Ganna

 

En el arte de rodar no hay manuales escritos, es un tema que conjura talento, clase, motor y horas de trabajo excelso, lo vemos por ejemplo en Filippo Ganna.

El rodador italiano, alto como una mala cosa, metro noventa y pico es una de esas cosas por las que merece la pena ver ciclismo, una prueba inequívoca de que la naturaleza privilegia a algunos con una pose y una potencia fuera de lo común, una bendición que que es azarosa, pero como te toque, vas listo.

Así funciona el Suunto 5, el hermano pequeño 

Dijimos en su día…

Si nos deleitamos con el efecto resultadista de Miguel Indurain, si nos impresionó la elegante efectividad Brad Wiggins, si nos apasiona la silueta de Tom Dumoulin ¿qué diremos de Filippo Ganna?

y añadimos…

Anotad el nombre, Filippo Ganna, porque nació esos días que Riis y Ullrich le quitaban el sexto Tour a Miguel Indurain. Es un “baby”, uno de esos que da gusto ver sobre la máquina.

 

Hoy Filippo Ganna es el nuevo poseedor del récord del mundo de persecución.

Un prodigio de actuación que desarrolló en el velódromo de Minsk este fin de semana de los Santos en el que parecía que el ciclismo entraba en letargo.

Esos días de otoño, que no parecen para la bicicleta, han dado con dos récords del mundo sobre cuatro kilómetros.

Primero cuatro minutos cuatro segundos y pico, luego con un 4´02´´647, una bestialidad que implica rodar a 59 kilómetros por hora largos, acercándose peligrosamente al límite, esos sesenta por hora que sería la consecuencia de zampar kilómetros a sesenta segundos, algo así como esa raya invisible de las dos horas del maratón.

DT-Swiss 2019

 

Dice Filippo Ganna que quiere el récord de la hora tras plantarse en los Juegos Olímpicos de Tokio con este golpe en la mesa.

Ojo que hablamos de una modalidad que ha tenido tremendos especialistas en los últimos veinte años, Brad Wiggins y Bradley Mc Gee, por ejemplo, aunque el hecho de sacarla del programa olímpico la ha penalizado.

La proeza de Filippo Ganna desmiente esa teoría que en Team Ineos sólo se maneja dinero, así de forma alegre, porque también hay trabajo, ciencia y método igual que certifica el ingente trabajo de la pista italiana en una entorno supercompetitivo.

Para quienes crean que la estabilidad de la carretera no beneficia a la pista ahí queda el golpe de teatro de Ganna, negro sobre blanco con la precariedad de Albert Torres, por ejemplo, que situado en la carrera por la gloria olímpica sigue sin equipo…

Imagen: UCITrack2019

La clase tiene un nombre: Filippo Ganna

Filippo Ganna es la perfección sobre la bicicleta

¿Ha Filippo Ganna a torcer la suerte? No es Italia una tierra prolífica en grandes contrarrelojistas, no al menos en los tiempos recientes. Su mejor hombre en la modalidad ha sido el recién retirado Adriano Malori, cuya suerte describe Luis Guinea en la segunda edición de El Afilador de nuestros amigos de Libros de Ruta.

En esa historia, la de Malori, se explica cómo hace dos años por estas fechas el fino rodador italiano casi se deja el alma en San Juan, la carrera argentina que alza el telón para parte del pelotón que no se estrenó en Australia.

Ya sabéis lo que le ocurrió a Malori, y la suerte que acabó corriendo en su vida profesional, porque por suerte ha podido salir adelante.

Filippo Ganna es el líder de Vuelta a San Juan, a falta de subir al Alto del Corolado, la tarde de este viernes.

Nos ha encantado ver rodar a Filippo Ganna

La mañana posterior al liderato de Filippo Ganna vimos este tweet de la gente de @Cronoescalada

Filippo Ganna tweet JoanSeguidor

 

Y es que no les falta razón.

Filippo Ganna es la clase sobre la bicicleta, la clave de bóveda que marca el paso de fuerza física, prestancia y resultado hacia la imagen, siempre atemporal, del hombre que ha nacido para ser ciclista.


En El Velódromo… 

  • Anquetil, otro que rebosó clase y tratos…

 

Si nos deleitamos con el efecto resultadista de Miguel Indurain, si nos impresionó la elegante efectividad Brad Wiggins, si nos apasiona la silueta de Tom Dumoulin ¿qué diremos de Filippo Ganna?

Pues que posiblemente no gane San Luis, por la dureza del trazado y porque aquí vienen ciclistas de la región que preparan esto como el todo o nada que les abra el camino a un grande, pero Filippo Ganna es un espectáculo sobre bici.

Indagad sobre su pasado y sólo con verle recordaréis a Joan Llaneras metiendo vueltas en las puntuaciones, alargado, con las manos reposando más allá de las manetas, conduciendo, suave y liso.

Persecución: especialidad en la que Filippo Ganna es medalla de oro en el mundial de Londres de hace un par de años, aquel que quedó marcado por el maracanzo de los australianos.

Filippo Ganna viene de la pista y se nota

Filippo Ganna es eso, esencia de ciclismo porque viene del velódromo, de las artes de rodar, y la sutileza de no transmitir esfuerzo ni velocidad.

Y no sólo eso, su apellido oriundo de Vervania, ahí donde Gilbert voló en un Giro, bebe de un grande, de Luigi Ganna, primer ganador de la historia de la corsa rosa. No tienen nada que ver, pero despierta conciencias.

Filippo Ganna JoanSeguidor

Anotad el nombre, Filippo Ganna, porque nació esos días que Riis y Ullrich le quitaban el sexto Tour a Miguel Indurain. Es un “baby”, uno de esos que da gusto ver sobre la máquina.

Imagen tomada de Bettini Photo- Team Emirates

INFO

Taymory, que otra edición más vuelve a ser partner técnico de la Titan Desert by Garmin, lanza el sorteo de un dorsal valorado en 2.395€ para asistir a la carrera.