La dictadura de los «Me gusta»

Un «me gusta» no significa que haya sido mejor la salida en bicicleta

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Hay gente que le gusta que guste lo que ellos publican: sus salidas en bici del fin de semana, sus últimas machadas ascendiendo puertos, sus fotos en las cimas después de haberlos coronado o sus logros y medallas en la última gran marcha cicloturista en la que han participado.

Puede que a esta gente les guste lo que tú publicas, o que les guste y no te lo digan, o no les guste y sí lo hagan, o no…

SQR – Cerdanya Cycle

 

También gente que no muestra su gusto si tú no le muestras el suyo antes, o que solo valoren cuántos «Me gusta» reciben y ni tan siquiera ellos mismos se molesten en darle al «Me gusta» en otras publicaciones: sólo quieren recibir «Me gusta» sin dar ninguno a cambio.

Hay también a los que les gusta (casi) todo, otros que no les gusta (casi) nada, gente que intenta pasar desapercibida sin darle al «Me gusta», pero están “ahí” ¡Y lo sabes! Pero no quieren darte el placer de darle a «Me gusta», ni el apoyo, ni la confianza, ni el mérito (o demérito), ni el aprecio (o desprecio) de un «Me gusta o No me gusta».

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Los «Me gusta» hablan, pero su ausencia también

Todo es significativo, todo es indicativo, todo es revelador… ¡qué grandes son los «Me gusta» incluso cuando no están!

No me gusta que me castiguen con los «Me gusta o no».

 

A mí, la verdad, me da igual.

«Me gusta» lo que a muchos gusta, me gusta gustar, pero lo que hago o digo no es buscando más «Me gusta», sólo me gusta transmitir, comunicar, no cuento los «Me gusta», me son del todo indiferente.

Hagamos todos una reflexión sobre la degradación del concepto “gustar”.

Estamos llegando a un punto en el que la única valoración que sabemos hacer de algo es “Me gusta” o “No me gusta”.

 

SQR – GORE

 

Tendríamos que prohibirnos a nosotros mismos el poder usar esas expresiones para mostrar nuestro interés en algo, porque parece que el interés en algo se explica solo con el simplismo del “Me gusta”.

El éxito de «Me gusta» está en su propia insustancialidad.

Y eso no me gusta… ¿y a vosotros?

Foto: https://joseluis015.files.wordpress.com

¿Cuántas fotos de ciclista guardas?

De aquellas fotos amarillentas a miles de retratos en el disco duro

Gravel Ride SQR – 300×250

Seguro que el disco duro de vuestro portátil, tablet o smartphone está lleno de carpetas con vuestras fotos ciclistas recordando «Dolomitas 2015», «Grandes Alpes 2016», «Pirineo Navarro 2017» o «Asturias 2018», por poner unos ejemplos y no citar quizás archivos más antiguos.

¿Y cuántas tenéis en cada una de ellas?

Cientos, ¿verdad? ¿100? ¿200? ¿400? (¡¿más? ¡¿de verdad?!).

Es lo que tiene de «fácil» hoy «tirar» fotos.

fotos ciclista JoanSeguidor

Nos encontramos con tal cantidad de instantáneas realizadas que quizás no las apreciemos en conjunto todo su valor, salvo algunas (o muchas) que nos han quedado «de autor» y luego presumimos de fotógrafo y las lucimos colgándolas en las redes sociales muchas de ellas (¡o todas!).

Pero ahí quedan, en la «nube» y en nuestras carpetas, hasta que un día nos olvidamos de ellas y ni nos acordamos que existen.

Bueno, estar sí están, ahí escondidas en «Mis imágenes», pero reconocedlo, después de verlas una vez… ¿habéis vuelto a entrar para contemplarlas de nuevo?

Raramente ¿cierto?

Qué diferencia cuando sólo disponíamos de carretes de 12, 24 ó 36 fotos.

Entonces teníamos que tener muy clara la toma, porque además luego teníamos que pagar el revelado.

Pirinexus 300×250

Era mucho más ameno, entretenido y divertido, cuando sacábamos en nuestras tertulias ciclistas después del café aquellas «viejas» fotos reveladas en papel, brillante o mate, que para todos los gustos había, y recordábamos nuestras batallitas encima de la bici en los Lagos de Covadonga, en el Marie Blanque (por cierto, en solitario) o en el Tourmalet.

¿Sentís nostalgia de aquellas viejas fotos?