Al final todo se reduce al dinero

Once equipos, más del 60% del World Tour, han creado una iniciativa que se llama Velon. Esta vez el tema no va contra el dopaje ni la limpieza, es más una cuestión empresarial, ya saben gestión de activos y esas cosas. El ciclismo y su gente, muchos años después, se dan cuenta de que estos asuntos son importantes.

Entre los firmantes se encuentran Belkin Pro Cycling, BMC Racing, Garmin-Sharp, Lampre-Merida, Lotto-Belisol, Omega Pharma – Quick-Step, Orica-GreenEDGE, Team Giant-Shimano, Team Sky, Tinkoff-Saxo y Trek Factory Racing. Once dueños del tinglado a partes iguales. Once cabezas pensantes, once gerentes, cada uno de su padre y su madre. En el vértice superior una especie de gerente venido del mundo del fútbol. No está en ese elenco el Movistar Team, tampoco el Astana, a quienes más de uno ve como apestados. Movistar se pronuncia a medias, conflictos de intereses con la televisión aducen. La televisión, ahí parece estar la clave.
El ideario de la propuesta en sí no es nuevo y podría estar sacado de cualquier powerpoint empresarial. Hablan de sostenibilidad, rentabilidad, accesibilidad y la madre del cordero.

Cada concepto que sacan se contradice con sus hechos. Arguyen accesibilidad: es curioso que equipos con megacamiones como el Sky, Omega u Orica -que bien que lo estampó contra un arco del Tour- hablen de facilidades para el aficionado que ni siquiera adivina las estrellas que se esconden de la muchedumbre tras tintados cristales.

Hablan también de espectáculo y vistosidad. Viniendo estas prerrogativas de Lefevere, el mandamás de Omega, o Riis nos sonrojamos. Gente que han hecho del ciclismo una especulación continua, basada en el fichaje a golpe de talonario para esconder el poco talento que lleva el volante. De ese grupo sinceramente sólo Garmin, Orica y Giant están en condiciones de dar lecciones: pocos medios respecto a sus rivales y excelentes resultados.

También aciertan a hablar de la tecnología, ese término que hasta Fernando Alonso dijo la suya nadie mentó. El ciclismo montado sobre una bicicleta, una de las máquinas sobre las que se ha contado la evolución humana, descubre ahora la importancia de la tecnología, algo que plasman en cámaras a bordo, un invento del que no supimos hasta este año. No hablan de virilidad en los contenidos, vídeos originales que vendan ciclismo, que divulguen ciclismo más allá de las típicas hostias que tanto gusta insertar en los Telediarios, no hablan de cómo hacerlo, cómo venderse.

Con todo el invento hecha a rodar desde ya. Esperemos dé resultados, el ciclismo lo necesita, si bien renovar ciertos círculos sería a veces más necesario porque en el fondo creo que estamos asistiendo a un capítulo más de la lucha por el poder de este circo. Nótense la ausencia de equipos franceses, así como el mentado Movistar. Los primeros por su obvia relación con ASO, los otros por el tema de la televisión, es decir, flota el tema de los derechos y la pasta que mueven.

Como dice Luis Román, no se trabaja en hacer más grande el pastel si no en comerse el trozo más gordo. Por cierto, cabrá ver si las sinergias que han alcanzado estas once empresas se trasladan a la carretera, es decir si habrán entendimiento para sacar adelante resultados deportivos. Entonces sí que estaríamos ante una tomadura de pelo supina.

Foto tomada: cycling-news.info

INFO

El GPCC 2015 se presenta el sábado en BIBEBIKE (Bilbao)

El próximo sábado 29 de noviembre a las 13:00 h se presenta en Bilbao el GP Canal de Castilla 2015, marcha cicloturista conocida popularmente como la «Roubaix castellana» y que celebra en el mes julio con un recorrido por las provincias de Valladolid y Palencia.

Y para el acto no se podía contar con un escenario mejor, la Feria Internacional de Ciclismo BIBE BIKE (Bilbao International Bike Exhibition), un gran punto de encuentro para los amantes del deporte de las dos ruedas en el que se espera la presencia de más de 20.000 visitantes.

Será un acto dirigido muy dinámico el speaker de la Vuelta a España, Juan Mari Guajardo  en el que intervendrán los organizadores de la prueba y el Teniente de Alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban.

En las pantallas gigantes del Escenario BIBE 2014 podrán verse videos y fotos de la épica edición 2014, marcada por una brutal tormenta, y se desvelarán todos los detalles de los eventos programados para 2015, que como viene siendo habitual, contarán con importantes novedades.

Allí se conocerán los detalles sobre la marcha larga, el GP Canal de Castilla que se celebrará el sábado 18 de julio, así como de los eventos con bicis clásicos (Retro GPCC, reservado a bicis de carretera clásicas y el Encuentro Nacional de Bicis Clásicas GPCC, en la línea del Teed Cycling, que se celebran al día siguiente con centro neurálgico en la bella Medina de Rioseco).

El método Garmin

Muchas veces ocurre que nos olvidamos que el deporte es cosa de varios. Sí. Recordemos la semana de la París-Niza simultaneada con la Tirreno. Aquello fue un baño de pesimismo frente a lo que se presumía un paseo militar de meses para el Team Sky. Richie Porte se anotaba con solidez la carrera del sol mientras Chris Froome atenazaba la prueba delos dos mares. A lo rocoso de sus líderes se unían las hechuras del equipo. Sin embargo hubo una sima, una pequeña brecha en la penúltima etapa de la Tirreno, la encontró Nibali y la explotó hasta la extenuación de los hombres de negro.

En la Volta a Catalunya que acaba de concluir tenemos otro botón. Mientras Froome y Porte se repartían las mieles del Criterium Internacional, en tierras catalanas a Sky se le ha adivinado otra tara. En la  jornada reina los Garmin buscaron el todo por el todo y, oh sorpresa, encontraron el premio. Terrible. Sencillamente demoledor. Los compañeros de Brad Wiggins no pudieron contener un ataque tan de lejos, tan a saco. Dos formas de entender un ciclismo. Se impuso la menos lógica, la menos analítica. No cabe duda de que torres más altas cayeron.

El Garmin-Sharp es un equipo de la clase media-alta del pelotón que convive entre la culpa pasada y el pregón de un presente limpio y un futuro cristalino. Claro, arrepentidos los quiere Dios. Eso sin embargo, en los matices de la lucha contra el dopaje, no cabe en la concepción del Sky. Mientras que para los ingleses todo aquel que presente una tacha de dopaje es un proscrito, Garmin quiere abrir las puertas de la reinserción a aquellos que presenten “sincero” arrepentimiento.

Son formas de verlo. Jonathan Vaughters, siempre en el fino alambre del equilibrista sin red, defiende las tesis del perdón por que él se vio inmerso en la podredumbre que corroe las estructuras. Sin embargo, ¿sería tan ligero en sus juicios si no hubiera sucumbido? De cualquiera de las maneras, no hay mejor que hacer caja con una historia de tan jugosa sustancia.

Si no que se lo pregunten a David Millar en su media confesión plasmada en un libro que va por su cuarta edición y llena estúpidas editoriales y columnas de opinión. Al público anglosajón, a pesar de la intolerancia integrista del Sky, le encanta el arrepentimiento. Millar adoptó ese perfil. Le está valiendo una segunda oportunidad, la misma que le niegan a otros muchos que no hablan su “chic” inglés, y al tiempo una opción de ingresos “no ordinarios” en forma de autoría editorial. Perfecto. Negocio redondo. Bien visto David.

Y mientras sigue el camino de Ryder Hesjedal hacia la defensa de su título en el Giro de Italia. En la jornada reina de esa carrera llamada Volta le vimos por fin en las lides de campeón, como no le apreciábamos desde junio pasado. Hesjedal es un corredor que no es una persona, es una bandera, un lema, una proclama por un ciclismo limpio. Paradójico. Ganó una gran vuelta casi al mismo tiempo que su compañero Millar dijo que era imposible ganarla siendo trigo limpio. El método Garmin. Ya ven, también presenta grietas.

Cuando los anglosajones nos enseñan qué es ser original

Escribo este post al ritmo del “Call me maybe”. La performance del Orica me acabó de convencer para descargar esta melodía en el Spotify que aligera las horas frente al ordenador. Sí, los canguros le han dado toque a la carrera. Protagonistas en varios pasajes de la misma, ha sabido dar en el clavo sobre lo qué necesita el ciclismo: modernidad, desparpajo, humor, buen humor,…

Esta vez el cuadro anglosajón nos ha despertado una tierna sonrisa al tiempo que nos ha invitado a explorar otras versiones, mucho más apetecibles en lo visual, que circulan por la red. Ellos hacen lo que pueden, lo hacen bien, sobretodo Neil Stephens quien aún tiene cara de más australiano que cuando era ese fenomenal ciclista en la ONCE.

Pero hay algo más. El vídeo de Orica se complementa con otro evento menos divulgado pero que deja entrever cómo los anglosajones saben sacarle partido a cualquier eventualidad que acompañe el deporte. Un hecho que tanto que hablamos de emprender en España podría hacernos tomar nota.

Hablamos del concurso de chefs de equipos. Aquí los cracks de Cobbles and Hills dan fe, pero al menos déjenme cuatro pinceladas. Es un torneo paralelo a la carrera competido por los cocineros de Saxo Bank, Garmin, BMC y Team Sky. Tienen incluso hasta un site propio donde votar.

No haremos la gracia fácil de si el chef del equipo danés cocina un chuletón irundarra pero si reparamos en la originalidad de la idea y de lo importante que son cosas así para el ciclismo, pues este deporte sigue ofreciendo un parangón de posibilidades que ahora mismo ningún otro deporte puede poner sobre la mesa. El mero hecho de ser un deporte itinerante descarta competencia posible. Lo lamentable en estos casos es que iniciativas de tal pelaje vengan de acento británico y que los chefs de Caja Rural, Movistar, Euskaltel y Andalucía no nos deleitaran con las delicatesen que sus regiones nos podrían ofrecer. Todo se andará.