Giro: ¿Lo que nos perdemos sin Egan Bernal?

Egan Bernal Tour JoanSeguidor

Había ganas de Egan Bernal en el Giro, pero nos tendremos que conformar sin él

Sábado noche, cenas, salidas y en el móvil suena que Egan Bernal no correrá el Giro.

¿Qué pasa?

¿Qué ocurre?

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Que los entrenamientos de este Giro los carga el diablo.

Si uno previo a la Lieja dejó a Alejandro Valverde con un edema óseo que no le permite estar en el Giro, ahora Egan Bernal anuncia que se ha fracturado la clavícula, y eso, incluso en este ciclismo en el que las recuperaciones son como en el fútbol acortando plazos, es imposible a seis días de la salida.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Lo cierto es que había ganas de ver en el Giro de Italia a Egan Bernal

Su carisma, esa ternura de la mirada que disimula una ambición desmedida cuando se sitúa un dorsal en la espalda, su cambio de ritmo, la lectura de la carrera.

Ese talento que destila en cada pasaje…

Todo eso nos perdemos sin Egan Bernal en la salida de Bolonia.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Un golpe crudo para el aficionado medio de este deporte que ve cómo ese reluciente cartel del Giro pierde piezas, fichas caídas de la mesa, cuando el juego no ha empezado aún.

Había morbo por ver a Egan Bernal liderar algo tan grande y potente como el Team Ineos en este Giro de Italia.

Su progresión meteórica tenia aquí un primer test.

 

Estaba entre el top 6 de favoritos, y eso que en su haber figura nada más que una grande, pero qué grande, el Tour del año pasado, donde fue clave para todo, para que Geraint ganara y Froome acabara en el podio.

Egan Bernal había pasado la prueba de la semana de carrera con nota

Su París-Niza fue de traca, más incluso en la parte que menos le beneficiaba, la primera, la de los abanicos, que la segunda, la montaña, en la que se encargó de mantener lo logrado.

 

Este Giro le ofrecía la mezcla perfecta de montaña y lucha contra el crono, como para ser un rival temible.

Su forma de correr, esas aceleraciones que duelen sólo verlas, era una estampa que queríamos ver en el Giro.

Una forma de correr que, aunque parezca que no, estaba perfectamente guiada desde el coche, porque ahí es, no nos engañemos, donde se toman las decisiones.

Y más en el Team Ineos, otrora Sky.

SQR – GORE

 

Egan Bernal es joven, cierto, pero tiene hambre, y cuando se tiene hambre dan igual edades, límites y todo lo demás.

Que piense que otros pasaron por lo mismo y salieron adelante.

Si una cosa tiene Egan Bernal es que siempre sale, la temporada pasada sirve de ejemplo.

Y no nos olvidemos, este querubín, ganó el Tour del Porvenir hace año y medio.

Cambrils Square Agosto

 

El Giro pierde electricidad, golpe y pegada que lucirán amansados cuando en el Tour Egan Bernal tenga que deberse a Froome, en primera instancia, y Geraint, si quedan los restos.

Nacex: la bicicleta donde les digas, cuando les digas

Es increíble que este corredor, tan joven, esté ya en este nivel, pero es lo que hay en este ciclismo donde la ciencia provoca que los jóvenes hayan tomado el mando, llegando donde a sus mayores les costó tiempo llegar.

 

Sin plan B, el Team Ineos mira a los chavales del Tour de los Alpes para tomar el mando.

No nos engañemos, Tao Geoghedan y Pavel Sivakov no son Egan Bernal, pero es lo que hay.

Seguimos pensando que este Giro habría encajado bien en el plan de Geraint Thomas, pero el galés quiso, con todo el derecho irse al Tour a lucir el dorsal uno en el palmito.

No sé si al vigente ganador de la «Grande Boucle» se le pudiera convencer, quizá se podría marcar un «Contador», aunque en lugar de venir de la playa, lo haría desde Romandía.

Una pena, había ganas de Egan Bernal, el corredor que nos recuerda cuando Nairo Quintana no era el Nairo Quintana actual, pero la vida, los accidentes y esas cosas pasan, suceden, y seguro que, cuando sea un ilustre veterano, recordará estos momentos con una sonrisa.

LDB_Berria 1024×140

Cuando Geraint Thomas era un capo de las clásicas

Geraint Thomas Roubaix JoanSeguidor

El Tour vuelve a sacar a Geraint Thomas de las clásicas que tanto brillo le dieron

Cuando el ciclismo sustancia la vida de algunos, de algunos como Geraint Thomas, por ejemplo, cuando se echa la mirada atrás se comprueba por cuántas etapas se han pasado.

Y es que los orígenes pistards de Geraint Thomas, campeón olímpico y mundial, son sólo eso, orígenes, una parte de un corredor que antes de ganar el Tor ya era uno de los ciclistas más valiosos del pelotón.

Así leemos que Geraint Thomas, en su afán de defender el dorsal uno en las mejores condiciones en el Tour, se saltará las clásicas de primavera.


Una decisión que por esperada y entendible no deja de hacernos mirar con cierta nostalgia los tiempos que Geraint era uno de los capos del pavés.

Y no hace tanto, cuatro o cinco años atrás y veremos que el valor que el galés tenía en estas carreras excedía con mucho el que muchos le adjudicaban a simple vista.

Mov_Gore

Así las cosas, la campaña de 2015 fue un ejemplo de las posibilidades que atesoraba el vigente ganador del Tour

Geraint Thomas se debatió entre Van Avermaet, Stybar, Terpstra y Sagan en las grandes clásicas, incluso entre Cancellara y Boonen, y luego a los pocos meses era el mejor aliado en Chris Froome entre Contador, Nairo y Valverde.

En su palmarés luce Harelbeke. 

Esa era la realidad entonces y estos son los frutos de aquellas experiencias, la de un ciclista que recuperó algo que desde tiempos de Lemond y Fignon no veríamos: ganadores del Tour debatiéndose en Roubaix, San Remo y otros foros de la primavera.

El Suunto 9 a tu disposición 

De hecho Geraint retomó esta costumbre a la sombra del nunca bien ponderado Bradley Wiggins.

Y es que muchas veces nos centramos en el Team Sky, sus grandes triunfos, el bloqueo que ejercen en carrera, y nos olvidamos que en la pequeña historia los británicos ha hecho otras cosas bien.

Y Geraint Thomas es uno de esos ejemplos.

Chris Froome ve a Geraint Thomas en el Giro

Ciclismo británico Geraint-Froome JoanSeguidor

Froome dice que Geraint Thomas tiene un Giro perfecto a sus características

Gravel Ride SQR – 300×250

Esto más que realidades, son conjeturas, pero cualquiera que vea y lea lo que pasa en el Team Sky puede adivinar el juego de sillas que hay en el mejor equipo del mundo.

Lo que pasó en el último Tour, que Geraint Thomas pasara por delante de Froome hasta el final fue la excepción de la norma.

Tras ese Tour lo que vino fue algo que imaginábamos.

Que Geraint fue segundo plato casi toda la carrera, porque el capo es el capo.

Pero sobre ese Tour hay peculiaridades que no se dan esta temporada.

La principal y más visible es la apuesta exclusiva de Chris Froome al «quinto Tour».

Sobre el papel resulta complicado pensar que alguien podrá con el británico si éste va enchufado a Francia.

Además la concurrencia no parece la mejor, o no al menos al nivel del Tour frente a la nómina que anuncia el Giro.

Pirinexus 300×250

Una nómina que parece llamar a Geraint Thomas.

Aunque el galés quieren honrar el dorsal uno a tope de forma, muchas voces comentan que quizá el ganador del Tour debería pensar en el Giro.

Una opción que sería volver a 2017, cuando Geraint fue con Mikel Landa y acabó fuera de concurso por una caída en la base del Blockhaus.

Mov_Gore

¿Puede Geraint Thomas correr el Giro?

Aunque no sonara en un principio, la opción está ahí, y cobra fuera, incluso en boca de Chris Froome, quien sugiere que su compañero galés tiene un Giro muy propicio a sus intereses.

Lo dice quien debería compartir liderato con él en el Tour.

Si buscaba sutileza…

Ciclobrava, cicloturismo en alma y esencia 

Chris Froome y cualquier grande del momento sabe que jugar a ganar el Giro es comprometer el Tour.

El año pasado el propio Froome estuvo con un pie fuera del podio de la mejor carrera casi hasta el final, en ningún momento se vio al Froome de otros años.

Así las cosas, que Geraint Thomas acabe yendo al Giro toma forma y sería el sello definitivo a nuestro amor por la carrera italiana, que será más pequeña y menos trascendente que la francesa, pero que en términos ciclísticos le pasa la mano a sus colegas galos.

Los imprescindibles ciclistas de 2019 (vol IV)

Mikel Landa Tirreno-Adriatico JoanSeguidor

Mov_Gore

La suerte de Mikel Landa y Miguel Angel López, junto al caché de Geraint Thomas…. otros nudos para el 2019

Mikel Landa también existe

A Mikel Landa hay cosas que le van como anillo al dedo, parece hecho para el Giro de Italia, es un ciclista que necesita carreras duras, nerviosas y en lo personal parece funcionar mejor cuando la presión no está sobre él.

Así las cosas, el previo de la temporada 2019 ha dejado a Mikel Landa muy lejos de los titulares que ocupaba el año pasado.

Ahora Landa es un colíder en el Movistar de Alejandro Valverde, el objetivo de miradas y admiraciones.

Pero el tiempo pasa para Mikel Landa y si el Tour 2019 debería ser el test definitivo para Nairo, la campaña en su conjunto lo parece para Landa.

El alavés es un ciclista que necesita de la alineación de los astros para explotar, aunque si lo hace la escena tiembla.

Y así, Landa se presenta en el Giro, la carrera que mejor le ha tratado y en la que mejor se siente.

En cuyo podio se descubrió, hace cuatro años, como el notable ciclista que es.

Porque para ser excelente necesita ese paso adelante que requiere, principalmente, su edad.

Mikel Landa está en el momento de explotar, como decimos, y como ya comentó Eusebio Unzúe.

La mala suerte de 2018 es historia, también la del Giro del 17, incluso la del año antes.

Tiene, debe, agarrarse a lo bueno que ha logrado en su carrera, que es en lo que se basan sus defensores más acérrimos.

El Giro de Italia de Dumoulin, Roglic, López, Bernal, Mollema y Nibali también es el de Landa

Un escenario soñado para volver al primer plano.

Y de paso desmontar ese error que fue ir con tres capos al Tour.

Tour- Geraint Thomas JoanSeguidor

El rol de Geraint Thomas

Contó, pasado el Tour, Geraint Thomas, que durante esas tres semanas de julio se sintió agraviado por las prebendas que Chris Froome disfrutaba del equipo siendo él el líder de la carrera.

Ahora, Geraint y Froome empiezan el camino hacia Francia y mucho me temo el paisaje será similar.

Con Chris Froome en claro favorito, con el quinto Tour en su mano, es complicado pensar en otro aspirante a ganar.

Sin embargo Geraint Thomas recuerda cada poco que el dorsal uno colgará de su espalda y que sería un error no honrarlo presentándose en la mejor condición en Bruselas.

Esto pinta choque de trenes, desde lejos, y a que la carretera decidirá, en un primer plano.

Mano a mano, a full los dos, Froome parece aventajar a su mejor hombre, pero los caminos hacia el Tour son como los de Roma.

Y Geraint Thomas no quiere dar por perdida una batalla en la que parte con desventaja.

El momento de Miguel Angel López

Comenta Miguel Angel López que el Giro le hace tilín, pero que no renuncia al Tour de Francia.

El colombiano que acabó en el podio las dos grandes que corrió el año pasado espera que, por fin, le salga la carrera limpia sin incidentes ni tropezones, ni esos problemas que, por una cosa u otra, acaban lastrándole.

En el Giro, López tiene un recorrido, paradójicamente, menos favorable que en el Tour.

De ir a Francia en plenitud podría ser de lo poquito que le puede plantar cara al Team Sky.

La cicloturista de la Sea Otter se llama «La Brava»

Lo que está claro es que el precoz colombiano es ahora mismo un top 5 entre los vueltómanos de la actualidad y muy posiblemente la mejor baza del fecundo ciclismo colombiano.

Como dicen mucho por ahí, sólo desear que la salud, y la suerte, le acompañen…

Los imprescindibles ciclistas de 2019 (vol II)

Chris Froome 2019 JoanSeguidor

Mov_Gore

De Chris Froome a su Team Sky pasando por Mas & Soler, como claves para el nuevo año

Chris Froome, camino al quinto Tour

Paisaje muy diferente para Chris Froome un año después.

Hace 365 días nos preguntábamos por la suerte del mejor ciclista del mundo, una suerte en un cuyo regazo iba la del ciclismo.

Chris Froome ha pisado todos los estados de la moral en menos de medio año y ha salido «ileso».

Ileso, a ojos del ciclismo oficial, otra cosa es la percepción del aficionado, que dista muchas veces de los comunicados oficiales y esas cosas.

Nosotros siempre dijimos, hay mil maneras de hacerlo mejor, más cuando el Team Sky se arrogó una autoridad moral que supuso un plomo para la consistencia de sus explicaciones.

Sin embargo trabajaron en su mejor corredor, y lograron que saliera adelante.

Poco o nada que añadir.

Sobre lo visto en 2018, Chris Froome está claro que quiere el quinto Tour.

No es necesario señalar la importancia de este número, de una cifra mágica en ciclismo, inviolable con el paso de los años.

Froome apareció un día en nuestras vidas, aquella Vuelta de 2011, y está en la antesala, siete años después, de estar en el círculo de los más grandes.

Cualquier discusión sobre el liderazgo de Froome para el Tour son palabras vacías

Geraint Thomas podrá hacer valer su condición de dorsal uno, pero el inglés de origen keniata parece inabordable si los astros se alinean como acostumbran a hacerlo.

Si 1995 fue el del quinto de Miguel Indurain, borrado Lance Armstrong, 2019 será el del quinto de Froome, si nada se tuerce.

La suerte de Enric Mas y Marc Soler

A Mas y Soler les ha tocado bailar con la más fea: están en la pista bajo el sondeo de cientos de miradas e incómodas comparaciones.

Entiendo que ellos son muy conscientes de la realidad, de lo que se dice y se comenta, pero no es sencillo abstraerse.

Ambos seguirán progresando al nivel que su calidad les permite y sus directores marquen.

Sinceramente, no lo tienen nada sencillo, porque ahí fuera hay gente muy, pero que muy buena y pensar que corren solos es el primer error de los que se llenan la boca de relevo.

Enric Mas estrenará su historia en el Tour de Francia, sin presión, ni más deberes que aprender.

Marc Soler volverá a la París-Niza y esperará a ver qué rendijas dejan los líderes del Movistar, que esa es otra.

A partir de ahí, todas las conjeturas están pendientes de un hilo.

¿Quién asumirá el presupuesto del Team Sky?

El año pasado, ya pasado, aunque fuera anteayer, nos marcó el final del Team Sky.

En un año este equipo será historia del ciclismo, y no sabemos si su estructura también.

Cuesta creer que en el fecundo ciclismo inglés no se pueda encontrar un compañero de viaje para la estructura de Brailsford.

Otra cosa, es pensar que alguien va a pagar el total de la factura, y es más, que no pregunte y dé el margen que Sky le ha dado a su equipo.

Si el Team Sky se rompe, si pasan los días y no se garantiza nada, si cunde la incertidumbre, será interesante ver qué actitud toman los corredores, sobre todo esos que son buenísimos y cobran un pastón por renunciar a su palmarés por sus jefes.

Ya sabes lo que es rodar con el realismo de Oreka Training??? 

El 2019, sin sponsor anunciado, ya es diferente de inicio para el Team Sky

La comodidad de otras veces se ve amenazada.

A ver si eso, iguala algo las cosas.

Imágenes: Team Sky

#Top2018 El ciclismo de Geraint Thomas

Tour de France Geraint Thomas JoanSeguidor

Mov_Gore

Mil veces lo hemos dicho, y lo repetimos: el ciclismo ha hecho justicia con Geraint Thomas

Desconozco que si Geraint Thomas ha reescrito o actualizado su libro.

«Cycling according to G» puebla no pocas estanterías en las librerías de UK.

No lo hemos leído, pero apetece.

Es el ciclismo según Geraint Thomas, un compendio donde uno de los corredores que explican el éxito británico saca a relucir lo que este deporte le significa.

Como hemos dicho, no hemos leído el libro, pero no lo necesitamos.

El ciclismo para Geraint Thomas es la forma de prolongar su generosidad, entrega y sacrificio

La forma de mejorar en todos los aspectos, creciendo en la excelencia y haciéndola suya.

Geraint Thomas es kilómetro cero del Team Sky

Un corredor que está aquí desde que el Team Sky surgió de la nada.

Geraint Thomas ha crecido entre grandes nombres, a la sombra de Cav, Froomey, Wiggo.

Ha crecido entre ellos, les ha ayudado con una incondicionalidad, les ha ayudado a ganar, a triunfar, sin esperar nada a cambio hasta que…

…ha ganado él el Tour.

Sí, el Tour.

Un convencimiento, una corazonada que le venía rondando desde hace un año, cuando Froome y su suerte no eran agua clara.

Cuando Geraint Thomas dijo que él quería dar el paso.

Un paso del que todos dudaron.

Cuando ganó el Dauphiné se posicionó.

Luego en el Tour nadó a contracorriente, sabiendo que él siempre fue la segunda opción, o quizá la primera.

Porque cuando todos miraban a Froome, Geraint iba haciendo, iba creciendo.

Hizo la carrera perfecta.

Geraint Thomas fue el único gran nombre que no falló en momento alguno.

El mejor la primera semana, ileso de cortes y caídas.

Perfecto en los Alpes: un doblete y liderato apuntalado en Alpe d´Huez.

Condescendiente en Pirineos, sin más ambición que conservar lo logrado.

Un triunfo muy de Team Sky, sí, pero que hace justicia con uno de los corredores más completos y versátiles del ciclismo reciente.

Un pistard, un campeón olímpico, ahí es nada, que crece y se hace un hueco entre los mejores clasicómanos del mundo.

Y de partirse la cara contra rivales como Sagan, Van Avermaet y Stybar, a batirse con Dumoilin, Froome y Roglic.

Esas cosas, ese ciclismo lo puede contar Geraint Thomas.

Para un servidor el personaje ciclista de año cuyo éxito explica que cuando uno da tanto, a veces puede hasta recibir.

La gran prueba del ciclismo británico

Mov_Gore

La salida del Sky pone en jaque el imperio británico en ciclismo

Si una cosa han traído estos últimos diez años de ciclismo es el dominio, nunca visto y complicado de prever, de los ciclistas británicos.

Valga el apunte del triplete firmado por Geraint-Yates-Froome en las tres grandes, algo complicado de ver, y valga también el dominio que los hijos de la Gran Bretaña han alcanzado en otras modalidades.

Un dominio que no sólo tiene que ver con la pista y que también apunta al ciclocross, al margen del ejercido en carretera.

Tour de Yorkshire JoanSeguidor

¿El ciclismo es, o era, «trend» en UK?

El día que el Tour de Francia salió de UK muchos atisbamos la realidad de lo que se estaba cociendo por las islas.

Antes incluso, en los Juegos Olímpicos de Londres ya el ciclismo, la pista en especial, fue la estrella de la competición.

Incluso si hurgamos más, vemos la apuesta de la Lotería, hace veinte años, tejiendo los mimbres de lo que hemos visto luego: éxito en la pista, éxito en la carretera, Team Sky, Wiggins, Froome, Cav, Geraint, los Yates y los que vendrán.

Así las cosas: el presente es dulce no, lo siguiente.

Mientras en Yorkshire preparan los próximos mundiales con una asistencia de público que tememos abrumadora, mientras el velódromo londinense recoge los enseres de la manga de Copa del Mundo que ha vivido este fin de semana…

Mientras todo eso ocurre, Geraint Thomas hizo historia siendo la personalidad deportiva del año por la BBC, algo como digo histórico, pues se la jugo contra pilotos de F1, jugadores de criket y estrellas de fútbol.

Que Geraint Thomas esté en ese nivel en las islas, habla del nivel de implantación del ciclismo por estas tierras.

Una implantación que se respira entrando en cualquier librería y viendo el nivel y la cantidad de libros que pueblan las estanterías, paseando por el centro de Londres apreciando el escaparate de la flagship de Pinarello…

Porque en UK el ciclismo es el nuevo golf para los hombres de negocios y la bicicleta la forma de sacar tanto coche y porquería del centro de las ciudades.

Pues bien, todo eso que comentamos está ahora en el vértice sin el Sky en liza…

Geraint Thomas es otro rival de Chris Froome

Team Sky- Tour Geraint y Froome JoanSeguidor

Mov_Gore

Llevar el nº1 sin honrarlo no entra en los planes de Geraint Thomas

Dijo el otro día Nairo Quintana que un equipo con tres líderes no es una buena idea.

Tres son multitud, pero ¿dos?

Eso parece otro cantar, al menos más sencillo de gestionar, de puertas hacia fuera nos referimos.

El ciclismo es un deporte de equipo donde la victoria se disputa entre varios, sólo gana uno y muy pocos son recordados con el paso de los años.

Hasta hace unos meses Geraint Thomas era un doméstico de lujo, que prometía, perp que no tenía mucho que ofrecer en resultados.

Hoy, Geraint Thomas es el vigente ganador del Tour de Francia…

… y el cuento ha cambiado.

Al punto que por mucho que Chris Froome sea quien opta a ganar cinco Tours y formar parte de la historia, tendrá que lidiar con rivales dentro y fuera de su equipo.

Tres líderes serán muchos, según Nairo, pero al Team Sky dos le parecen bien.

Y, como añadiría, Brad Wiggins, lo que le importa al mentor del equipo es que gane el equipo, sin reparar en nombre y apellido.

Si hasta hace unos días, concebíamos la posibilidad de Geraint Thomas fuera a tomarse la revancha en el Giro que dejó inconcluso hace un par de años, ahora su “negocio” está en Francia, en julio.

Y no ve otra opción que defender con honor el dorsal uno.

Geraint Thomas, es que es el número uno

El honor para Geraint Thomas es ir a la gran salida de Bruselas con ese dorsal en la mejor condición posible.

Eso es, como este año o mejor, pues ya se ha visto que le vale y le llega para ganar todo un Tour.

El honor para Chris Froome debería ser disputar el Tour con todo, contra todos, su propio compañero inclusive.

Los tiempos del dedazo siguen vigentes, pero al menos en el Team Sky dan opción de que si uno tiene argumentos vaya con todo.

Gravity by Gobik: El culotte definitivo con menos de 145 gramos de peso

Se avecina un tiempo interesante previo al Tour.

Si los problemas que los rivales no les proporcionan al Team Sky vienen de dentro, mejor que mejor, siempre y cuando contribuyan a algo más que la carrera cuadriculada que acostumbran a regalarnos.