Geraint Thomas, contra todos los tópicos

Tour Team Sky - Geraint Thomas JoanSeguidor

Mov_Gore

La victoria del Tour de Geraint Thomas sigue escociendo

Esta mañana hemos leído la entrevista que Nacho Labarga le ha hecho a Geraint Thomas en Japón.

Lo cierto es que cuesta leer una entrevista así, más en un medio como Marca, con la profundidad y la intención que había en todas y cada una de las preguntas.

Al punto, que no sé yo si Geraint Thomas se extrañaría, en su fuero interno, por la vehemencia de ese periodista venido de España, la tierra de la luz y la pasión, y del arcoiris de Alejandro Valverde.

DT-Swiss Junio-Agosto

Pero Nacho hace su trabajo y lo hace bien, porque traslada cuestiones que son «vox populi» entre los aficionados que se extrañan de ver un ciclista como él ganando todo un Tour de Francia.

Y así le cuestionan las desavenencias en el Team Sky, el hecho que gane el Tour sin haber pisado el podio antes, de lo poco que se le ha visto desde que ganara en julio, de cómo Froome parece ser nuevamente la baza para el Tour….

Todas y cada una de las cuestiones le caen a plomo a Geraint Thomas como si tuviera adelante a cualquier ciudadano de esos que poblaban las gradas para acorralar a los presidentes del gobierno en máxima audiencia.

Lo mejor, por eso, es la diplomacia británica, que este galés sabe mostrar en cada momento.

Sabe, como no puede ser otra manera, que su triunfo es cuestionado, como todo se cuestiona en ciclismo, pero lo encaja y responde como hay que hacerlo: hay un ímprobo trabajo detrás y es cierto, no hay otra, por mucho que se le busquen tres pies al gato.

El Team Sky, como el ciclista admite, trabaja en unas condiciones ambientales terribles.

Les silban, las atacan, les abuchean, incluso algún imbécil les quiere golpear en alguna carrera, pero salen adelante.

Como Alejandro Valverde en el mar de insinuaciones que le han llegado tras ganar el mundial.

Yo no sé, ni tengo elementos para decir que Geraint Thomas es un campeón creíble, porque la mano en el fuego, como que no… pero que es un dignísimo campeón para el ciclismo sí.

Y que su Tour no ofrece dudas, en cuanto a la ejecución, también.

Fue el mejor cuando había que serlo, trabajó duro y estuvo donde debía estar.

La relación entre Trek y el carbono 

Todo lo demás resulta paja y por suerte esta gente no está para perder el tiempo.

Lo dijimos el otro día, no creo que esté en el Tour 2019 como lo estuvo en el 2018, pero verle ganar el Giro sería el refrendo de la escalada de este ciclista que va a más, aunque muchos no quieran admitirlo.

Geraint Thomas y el Tour 2019

Tour - Geraint y Froome JoanSeguidor

Mov_Gore

Mucho nos tememos que repetir triunfo en el Tour será complicado para Geraint Thomas

Han salido unas curiosas declaraciones de Geraint Thomas sobre el Tour que acabó ganando y el camino que tuvo que atravesar.

Dice el galés que durante la carrera, sobre todo en el primer tercio, todo estaba muy decantado, demasiado quizá, hacia el liderato de Chris Froome.

Son esas típicas confesiones que no esperas de un tipo como Geraint Thomas, en el seno de un equipo como el Team Sky.

Sobre el liderato de Geraint Thomas y Chris Froome

Dos detalles contó el ganador del Tour.

Por un lado cuando el hotel en el que se alojaban tras la etapa de Roubaix, sólo Chris Froome tuvo aire acondicionado.

Se ve que fallaba la electricidad en el hotel.

Ante la disyuntiva: Chris Froome. 

En la crono por equipos, días antes, el bloque dejó claro que, en caso de pinchazo, sólo se esperaría por Chris Froome.

En esos momentos el dorsal uno tenía casi un minuto perdido frente a Geraint Thomas por la caída de la primera etapa.

Ante la disyuntiva: Chris Froome.

DT-Swiss Junio-Agosto

No hemos visto mucho a Geraint Thomas desde que ganara el Tour.

Hacer lo que él hizo te saca, yo creo, literalmente, del circuito, y aunque se busque mantener cierto tono competitivo, centrarse en la competición no debe ser nada sencillo.

Para Geraint Thomas el Tour 2018 es la culminación de su carrera. 

Ganó con la solvencia que su equipo quizá ni esperara, por eso de la apuesta por Froome.

Sin embargo, Geraint fue el mejor claramente esas tres semanas de julio que marcan la suerte de todo un año.

No falló e incluso s ele vio contenido en ciertos momentos, cuando Froome parecía en el alambre.

Así las cosas, espero que Geraint Thomas haya saboreado bien e intensamente su triunfo en el Tour, porque mucho me temo que para el inmediato las cosas volverán a su cauce.

De hecho el galés ya se ha referido a un Giro que le beneficia como «un asunto inacabado«.

En invierno, prueba Endura 

Es decir que Chris Froome, ahora sí, va a por el quinto Tour, algo que le sitúa lo más arriba posible y hace única la labor del equipo.

Es decir que para Geraint queda el Giro y la suerte que no tuvo hace un par de años.

Y no debe parecerle tan mal, por cuanto renovó con su equipo.

Así que…

 

El Tour está cómodo en el desequilibrio

Tour - Tom Dumoulin JoanSeguidor

Mov_Gore

El recorrido del Tour 2019 parece haber sido cocinado en el horno del Team Sky

Dicen que la justicia es ciega.

La justicia, qué gran palabra, qué gran invento si se aplicara siempre y en todo.

La justicia se representa en la figura de una mujer de largo pelo y ojos vendados sosteniendo una balanza por el medio.

Es el término de equidad de igualdad.

La balanza de este Tour cae, viendo el mapa, hacia la derecha

Escrutando el recorrido, hacia el Team Sky.

Es curioso como el mal que aqueja la mejor carrera del planeta se cultiva y se cuida con tal perseverancia.

Entre el público de la presentación del recorrido del Tour de Francia, Geraint Thomas y Chris Froome atendían a los mapas y perfiles disimulando su satisfacción.

Los líderes del Team Sky son buenos en muchos terrenos, pero el que propone el Tour de Francia es su favorito.

Porque a la necesidad de su despunte individual, se le une el valor del colectivo que les rodea y de intimidación que imprimen sobre los rivales.

El recorrido del Tour de 2019, salvo hecatombe, invita a pensar que los ingleses lo tienen a favor.

Se dice que es un Tour para escaladores, pero nada más lejos de la realidad, cuando está demostrado que los escaladores no son capaces de desbordar el tren inglés.

DT-Swiss Junio-Agosto

Y no, no creáis que damos el pescado por vendido, es que sencillamente se insiste en recorridos que no dan de sí la medida que se espera del Tour.

Se insiste en etapas que, aunque icónicas, por atravesar grandes lugares, no son capaces de poner en un brete al equipo que ha ganado seis de las últimas siete ediciones.

¿Dónde está la contrarreloj en el Tour 2019?

Y así vemos que la principal y gran amenaza que puede tener el Team Sky, Tom Dumoulin, va a contar sólo con 27 kilómetros de lucha individual contra el cronómetro.

A las pírricas cifras de contrarreloj que se venían dando en el Tour, siempre cabe una vuelta de tuerca, a la baja.

Si en algún sitio se le puede meter mano a los ingleses, es por aquí, más cuando en la montaña, abundante otra vez, Dumoulin se vio rodeado de rivales con el mismo maillot sin más opción que remar para al menos atar la segunda plaza final.

Así las cosas, si el principal rival queda tan perjudicado de salida, sólo cabe quitarse el sombrero por el mero hecho de presentarse en Bruselas, en el homenaje que le tienen montado a Eddy Merckx y el maillot amarillo, cien años después de su creación.

Porque tras Dumoulin, no adivinamos otro que le dé tanto respeto a los Sky, quizá los Roglic y Kruijswijk, mientras Bardet no sabe en qué punto está y los Movistar… en fin los Movistar.

Sobre el recorrido del Tour

El recorrido del Tour de 2019 es curioso por eso en cuanto a movimiento de los elementos.

Empieza casi de salida con una crono por equipos, en las puertas mismas de Bruselas y pone por delante dos macizos habituales en la tercera semana como son los Vosgos y Macizo Central.

La entrada de la crono en Pau, en medio de los Pirineos, posiblemente le reste trascendencia a la lucha individual, mientras que el Tourmalet, casi diez años después de la subida amistosa Schleck-Contador, vuelve a ser final de etapa.

Tiene buena pinta la jornada de Foix, la  mejor del Tour de hace un par de años, tiene buena pinta y presenta una llegada interesante: Prat d´ Albis.

Los Alpes vienen cargaditos, acentuando la tradición de deportes de invierno francesa con dos emblemas en su oferta blanca, Tignes y Val Thorens, donde Cacaíto ganó a Ugrumov.

La entrada en los Alpes se hace por un tridente que impone: Vars, Izoard y Galibier.

El ciclista tiene una cita en Cambrils 

Final en descenso, otra de las tónicas de la década en el Tour.

Apuntar el coloso Iseran camino de Tignes.

El mapa del Tour ya lo conocemos, ya lo tenemos, se vuelve a lo mismo, y nos apena.

Siempre lo diremos, nada mejor que una buena crono, o buenas cronos, para poner la carrera caliente.

Sin ellas, la justicia ciclista es menos justa.

Geraint Thomas, sin trofeo del Tour

Geraint Thomas Tour JoanSeguidor

Mov_Gore

Roban el trofeo de ganador del Tour de Geraint Thomas en un acto promocional

Se ve que fue en Birminghan, en un evento promocional de Pinarello, el proveedor de bicicletas del Team Sky.

Les han birlado el trofeo de ganador del Tour de Geraint Thomas.

Es esa especie de frutero, elegante, hecho en la factoría de Sèvres.

A Geraint Thomas le han dejado como la novia sin el ramo

El galés, que es un ejemplo pulcro y perfecto de «fair play», se lo ha tomado con calma.

Se queda con los momentos vividos este verano.

Eso es encaje.

DT-Swiss Junio-Agosto

Sea como fuere, ahora que acaba la temporada, y meses después de todo lo sucedido en el Tour, no somos pocos los que nos preguntamos por el reparto de roles para el año que viene en el Team Sky.

El mejor equipo del mundo, que parece tener la continuidad asegurada hasta 2023, toma ya, debe atribuir responsabilidades.

A priori, de primeras, vemos muy complicado que Geraint Thomas vuelva a ganar el Tour.

No tenemos no siquiera claro que vaya a ser el primer espada de su equipo, con Chris Froome ante algo tan goloso como el quinto Tour.

Hablan de recorridos y esas cosas, pero ¿qué recorrido no le va bien a Froome?

 

El británico tiene que hacer valer su jerarquía.

Él y su equipo han acometido algo que les pondría al nivel de los más grandes de siempre, algo que, hasta que se demuestre lo contrario, Chris Froome merece.

A Geraint Thomas ya le interesa recuperar su pieza de ganador del Tour, porque a corto, vemos complicado que vuelva con otra a casa en julio.

Aunque no nos hagáis mucho caso.

Lo que pensábamos que iba a pasar en el Tour, que Froome diera el paso adelante, no ocurrió, y al final el equipo respeto el liderato del galés.

 

Ciclismo británico: el dominio que llegó para quedarse

Ciclismo británico Geraint-Froome JoanSeguidor

Mov_Gore

El ciclismo británico camina por un círculo virtuoso

Estos días corre por los sitios la curiosa estadística: tres ganadores británicos de tres grandes vueltas el mismo año.

Lo cierto es que, pasar ser justos, deberíamos abrir el foco, porque el ciclismo británico ha ganado las últimas cinco grandes vueltas.

Tom Dumoulin en el Giro 2017 marca el tope.

Desde entonces el ciclismo británico ha visto a Chris Froome aunar las tres carreras, sumándose Geraint Thomas y Simon Yates al ciclo victorioso.

Corre también por ahí el runrún de dónde ha salido este dominio del ciclismo británico.

Me preguntan incluso si es casualidad o casual.

 

Nada más lejos de la realidad.

El dominio del ciclismo británico es estructural

Viene de lejos, no es flor de un día y llegó, porque no es de este año, para quedarse.

Muchos sitúan la raíz en el Team Sky, pero viene de mucho más atrás.

Desde el día, en los inicios de este milenio, que alguien en UK dijo que en el ciclismo en pista estaba la sima para sacar medallas olímpicas.

Aquel gesto que parecía centrado en los velódromos era la semilla para cambiar el paso del ciclismo británico, un ciclismo que, como dijo un día David Millar, no tenía el menor seguimiento ni interés por parte de los suyos.

Hoy las cosas son diferentes.

Existe una cultura asentada y fuerte dentro del ciclismo británico que reposa en todos los niveles de la sociedad.

Ir por Londres es ver bicicletas y bicicletas, tiendas como la de Pinarello, cerca de Picadilly, y una producción literaria abrumadora.

Hay conciencia y cultura y hay pasión toda carrera que se corre por las islas.

Overboooking para ver pasar el Tour de Yorkshire, donde el año que viene será el mundial, o de la Gran Bretaña.

La Vuelta ganador - Simon Yates JoanSeguidor

Ciclismo británico: de la pista al asfalto

Hace unos días escribimos con nuestro amigo Jaume Mas una pieza sobre la importancia de la pista en el ciclismo profesional.

Negarlo es cerrar los ojos a lo que viene y sobre todo se impone.

Ver a Elia Viviani ganar varias etapas del Giro y la Vuelta, es verlo hacer a un corredor que es campeón olímpico de omnium.

El concepto de ligereza en una bicicleta se llama Emonda by Trek 

Pero más allá de la increíble campaña del italiano, vemos que la excelencia de la pista británica es el kilómetro cero de su dominio en la carretera.

Es coger los datos, los vatios, las cadencias, las estrategias, las «ganancias marginales» y llevarlas a la ruta.

Llevarlas además con éxito.

Porque en el palmarés del Tour hay hoy dos campeones olímpicos de pista como Wiggins y Geraint.

Ese trabajo metódico y casi obsesivo, según muchos, da unos resultados que nadie hubiera imaginado, pero los da.

Y ahora, que dominan todo lo que compiten, muchos se asombran.

Eso no ha hecho más que empezar, porque además no será exclusivo de ciclistas de las islas, también otros que entren en su círculo, dígase Egan Bernal, se verán beneficiados.

Por cierto que lo de Simon Yates merece un apunte, porque él sí que es el primer ciclista 100% inglés en ganar una grande.

 

Geraint Thomas elige el Team Sky

Tour Team Sky - Geraint Thomas JoanSeguidor

La renovación de Geraint Thomas con el Team Sky es lo más normal

Cambrils Movil 300×100

 

Qué final de la Vuelta a Gran Bretaña, un paseo por la Londres victoriana, la trazada tras las desgracias de la Edad Media.

Picadilly, Regent´s Street, Tragalgar…

Teníamos el mando entre Eurosport 1 y 2, entre Londres y Lagos de Covadonga.

En ese pelotón, de que rodó solo un ciclista que no merece presentación, Vasil Kiryienka, rodaba Geraint Thomas, recién renovado con el Team Sky.

Accesorios y soportes para llevar la bicicleta en tu coche

Geraint Thomas no podía correr en otro equipo

Se cerró así el círculo de una historia que sólo podía tener este final.

Geraint Thomas es el más genuino producto del Team Sky. 

 

Reclutado para el ambicioso proyecto de la pista británica, hecho y crecido en sus huestes, miembro fundacional del equipo dirigido por Dave Brailsford.

Geraint Thomas ha destacado en vatios Tours, sobre el pavé, y lo ha hecho alternando su suerte en la carretera con una doble medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

Era, es y será ciclista del Team Sky, porque es complicado verle en otros equipos, como raro se nos hace ver a Peter Kennaugh, por ejemplo, en el Bora.

Geraint Thomas ha tenido paciencia en un equipo donde no es nada sencillo sacar la cabeza.

 

Ganar el Dauphiné, combinado con la apuesta de Froome en el Giro propició el caldo para ver lo que vimos en Francia. 

La consagración de un modelo que habla de la perfección en cada cosa que atañe al ciclista, la caída de dogmas que dicen que los pistards no puede ganar el Tour y la claridad de ideas a la hora de apostar por un corredor, cuando todo indicaba que iban a apoyar a otro.

Por todo eso, lo más normal es lo que ha pasado: que Geraint Thomas se quede en el Team Sky.

Froome & Thomas: el merecido descanso

Ciclismo británico Geraint-Froome JoanSeguidor

Los ganadores del Giro y Tour no parecen motivados para el Mundial de Innsbruck 

Mov_Gore

En la Vuelta a la Gran Bretaña cuentan este año con un inédito honor: tienen a los dos últimos ganadores del Tour, algo que años atrás no han podido disfrutar, pues Chris Froome se había centrado en la Vuelta. 

En lo que algunos quieren ver la preparación del mundial, los dos ciclistas no lo acaban de tener claro. 

Hay por eso dos opciones. 

Chris Froome aún no descarta estar en Austria, en una carrera que, dadas su habilidades en las clásicas, le va hasta bien. 

Así es el mundial de ciclismo

Geraint Thomas no lo ha tenido sencillo desde el Tour. 

Le hemos visto en miles de homenajes y actos y hemos presenciado con cierta envidia como Cardiff se ha paralizado en sus homenajes. 

Algo así cuesta imaginarlo en este lado de los Pirineos. 

Una retahíla de actos que desde luego no combinan con una preparación seria para la carrera más bonita del año. 

Geraint Thomas es, mal que les pese a muchos, el ciclista del año y el descanso es más que merecido. 

¿Por qué no hay que despreciar el ciclismo en pista?

Geraint Thomas Tour JoanSeguidor
 

Triunfos como el de Geraint Thomas demuestran que en el ciclismo en pista se cuece la suerte de la carretera

Entre esas conversaciones que a veces mantenemos con nuestro amigo Jaume Mas, como sabéis el seleccionador que llevó al ciclismo en pista español a las mejores cotas de siempre, encontramos muchas de las claves que acontecen en este nuestro ciclismo.

Esto no es un post al uso, es el resumen de una charla llena de ideas, reflexiones que desmontan un mantra mil veces repetido, y mil veces falso.

Que el ciclismo en pista no es bueno ni relevante para la carretera.

Eso es mentira, lo hemos defendido siempre y vivimos días en los que el peralte y la elipse juegan fuerte en carretera.

Esta pieza va dedicada a quienes dudan del trabajo y los progresos de un ciclista como Geraint Thomas, pero también reivindica el lobby cada vez menos silencioso, el de los pistards que triunfan en la carretera.

  

Los europeos de ciclismo en pista

Como sabéis hace unos días estábamos con un ojo en el velódromo de Glasgow.

Un velodromo bendecido por el nombre de una leyenda, Sir Chris Hoy, que ha demostrado que muchos equipos lo están haciendo muy bien.

«Vemos mejoras generales en varios combinados, salvo en España» empieza contándonos Jaume Mas.

Dejando al margen el triste panorama del ciclismo en pista por España, vamos a por los casos de éxito.

Y cae el nombre de Italia, la selección ciclista por excelencia.

Y no porque en la carrera reina ganara el oro con Matteo Trentin, porque Italia nunca, nunca, nunca deja de competir.

«No todo es tema de presupuesto -dice Jaume Mas- entran en valor otras cuestiones: método, trabajo, técnicos y compromiso, cosa muy importante, porque me consta que en Italia ciclistas como Elia Viviani y Filippo Ganna querían estar ahí, con su selección disputando los europeos de pista«.

Ojo atención, uno de los nombres de la campaña Elia Viviani, centrado en un europeo, él, que está en el ranking de los más laureados de la carretera, él que es campeón olímpico.

Ganna es joven, tiene clase, talento y una pose casi pornográfica sobre la máquina, pero tiene que hacerse valer, lo de Viviani es otra cosa.

Otros equipos que crecen, ahí están Suiza y Portugal: «Los hermanos Oliveira no paran de mejorar. Portugal sin medios muy diferentes a los nuestros da que hablar, sube fuerte«.

Son selecciones que apuestan por el ciclismo en pista, muy al estilo de lo que hizo en su día UK.

Mirad ahora dónde están los hijos de la reina.

 

El Sky y el ciclismo en pista

Y no lo midáis todo en presupuesto, que obviamente influye, pero no es la madre del cordero.

En España hubo una época, no muy lejana en la que hubo medios y presupuesto: tampoco funcionó.

Sólo ver el ciclismo en pista español paupérrimamente representando en Río de Janeiro es el mejor ejemplo.

Pero volviendo al combinado británico.

«Recuerdo el día que todos miramos asombrados a Brailsford porque no paraba de introducir cosas, pequeños cambios que nos sorprendían pero que implicaban mejoras continuas entre los suyos» rememora Jaume Mas.

Habla de su ciclo de pista, y era un espectáculo: dorsales pegados de forma especial -los imperdibles pasaban a mejor vida-, detalles nimios, la suma de lo que llamaban «ganancias marginales»… la gente se reía.

Ahora llevan seis Tours en siete años.

La nueva pista británica

Y la rueda no para.

Los ingleses siguen yendo con todo a por todo.

No os extrañe que el Geraint Thomas del 2025 estuviera rodando la semana pasada en Glasgow.

Hay varios nombres que suenan.

Ethan Hayter, viene del filial del Team Sky, es muy joven y recuerda a Geraint y Wiggins.

Formado en la pista es un rodador excelso, que progresa en todos los terrenos.

Ya está en la órbita del Team Sky y es la clave en la cuarteta de la persecución, porque de ella, salen los fondistas para todo.

Tienes para la individual, puntos, americana y omnium, la carrera de Vivani, de Gaviria, de Kluge, ciclistas que triunfan también sobre el asfalto.

¿Más nombres?

Oliver Wood, también Stven Burke y una rareza, que no viene del ciclismo en pista, pero sí de ciclocross, donde las islas ya han puesto el foco,

Se llama Mark Donovan y viene del Team Wiggins.

 

El beneficio de la pista: Geraint Thomas

El otro día hicimos una enconada, raro en este mal anillado cuaderno, defensa de Geraint Thomas sobre las dudas que surgen en su triunfo en el Tour de Francia.

Pero nada más lejos de la realidad, como nos repite Jaume «el problema no es hablar de cosas que se ignoran, el problema es persistir en el error«.

Geraint Thomas es doble campeón olímpico de persecución por equipos.

Es la clave de bóveda en la cuarteta, si no nos equivocamos era el ciclista de la arrancada.

Rodar cuatro kilómetros por debajo de cuatro minutos y ser el que ponga en órbita el equipo implica mover entre 650 y 700 vatios.

Eso es una barbaridad.

Mov_Gore

Cuando se dejan caer a cola del grupo, bajan a 400 y luego vuelta a empezar.

Les sale a 14 segundos raspados la vuelta.

Eso cuando lo pasas a carretera es una materia bruta bestial: bajas el peso del ciclista y tienes una relación vatio-kilo tremenda.

Y en esa comparativa tienes una carta ganadora como Geraint Thomas frente a un peso pluma como Nairo Quintana.

Se trata pues de trabajar con gente grande y potente, que cuando mejoran en las subidas puede arrastrar vatios sin complicación.

«Se ponen a 350, a tren y cuando les ataca alguien ni se inmutan porque saben que no irán muy lejos» concluye Jaume.

Cambrils Movil 300×100
 

Y es que no os dejéis llevar por las apariencias. Es lo que hay, lo que en su día fue «el nuevo ciclismo» hoy es «el ciclismo que se impone» y para ganar hay que superarlo, en lugar de nadar en vagas excusas…

Imagen tomada de FB de Team Sky

INFO

Cruz y toda su gamma de portabicicletas