Le Samyn y la curiosa realidad de Giacomo Nizzolo

Giacomo Nizzolo JoanSeguidor

Cuando todos mirábamos a Giacomo Nizzolo para el sprint, el italiano iba vacío

Qué bonito es Le Samyn, una de esas citas de primavera en las que pocos reparan cuando se hace un mapa a priori pero que rara vez decepciona porque tiene un recorrido silvestre y unas condiciones climáticas, rara vez no llueve o ha llovido, que la devuelven a la esencia de las grandes de un día.

En nuestro seguimiento de hoy marcamos el azul-negro de Nizzolo como la primera opción.

El otro día cruzó la meta de Kuurne frustrado, porque Asgreen se le fue por delante y en Le Samyn no pudo enhebrar el  triunfo.

?? #KBK20A superb ride from Giacomo Nizzolo saw him take ? Kuurne-Bruxelles-Kuurne!? Happy with the result but still plenty for the team to work on! ⤵️

Publicada por NTT Pro Cycling en Domingo, 1 de marzo de 2020

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Su final, en medio de corredores que andan como quieren, tipo Kirsch o Sénechal, hacía prever que estaría lo más alto posible, pero no.

Igual que marcamos la rueda de Matteo Trentin para el Mundial, hicimos lo propio con Giacomo Nizzolo aquí y erramos.

Así es el portabicicletas de techo Cruz Race Dark 

Los hombres rápidos tienen un handicap importante en estas carreras, todos les miran, todos les vigilan, quieren quedar bien, pasar desapercibidos y cuando llega el sprint final, están vacíos.

Giacomo Nizzolo no pudo entrar ni en el podio, en un grupo donde su nombre emergía como gran favorito.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

 

Es curioso este milanés, que ganó una etapa en el Down Under, poniendo fin a un periodo de ocho años sin ganar en el World Tour.

Se le ve mejor que nunca, atento, fino, fuerte… pero en los momentos clave se le escapan carreras que tienen su nombre en el trofeo, al menos a priori.

Sería por eso injusto centrar nuestro comentario de Le Samyn en Giacomo Nizzolo, cuando Hugo Hofstetter lloró chafado por la emoción en meta al verse ganador.

Su sprint fue imperial, sacó de rueda a Aimé De Gendt.

El Israel ya lleva en cinco semanas casi tantos triunfos como Katusha el año pasado.

La tierra de los velocistas

Una de las carreras más bonitas en estos dos últimos años ha sido el Eneco Tour, gracias principalmente a un nombre, el de Tim Wellens, el ciclista que estos días defiende dorsar número uno, tras resultar ganador de la carrera a caballo entre dos países que sienten el ciclismo como una religión, los Países Bajos y Bélgica.

Ya desde un buen inicio se anticipó en las previas que esta edición será complicada para que Wellens intente renovar los laureles de la carrera que mejor le va, pues el recorrido presume de tener pocas subidas, tachuelas y dificultades en las que el del Lotto se encuentra a gusto. Aún recordamos aquella jornada por las Ardenas, en pleno mes de agosto, en la que le ganó por la mano la carrera a Tom Dumolin en una persecución de esas que marcan época.

Este año en Eneco Tour da el cariño que los sprinters últimamente no tienen en muchas carreras, la Vuelta a España es el caso más obvio. Si la primera semana del Tour de Francia ofreció el regreso a esas jornadas de siesta y llegada al sprint, este Eneco va camino de rivalizar con aquellas tardes de sabor estival con un atractivo añadido, ver cómo están las piernas de cara al Mundial qatarí, que a buen seguro se sacudirán por las rutas del Benelux.

Ojo a la nómina: Andre Greipel, Giacomo Nizzolo, Sacha Modolo, Nace Bouhanni, Alexander Kristoff, Andrea Guardini, Ben Swift, Danny Van Poppel, Arnaud Demare, Michael Matthews, John Degenkolb, Marcel Kittel….

Podemos decir, sin temor a equivocarnos que está el 99% del plantel de favoritos al mundial. Añadidle Mark Cavendish, campeón en el ultimo mundial de este perfil, y el ganador vigente Sagan, que también está en el Eneco y que no creo que renuncie a renovar la corona así como así, y tendréis la quiniela, los nombres y los mejor posicionados en la parrilla del mundial qatarí.

Un apunte, Marcel Kittel y la crono que se ha marcado. No era muy larga, cierto, pero hacer top ten superando a Dowsett, Izagirre y Dumolin habla del recorrido de este velocista en las cronos, y de como en los sprints largos marca la diferencia. Su imagen plegado en la bici, sencillamente espectacular. Por delante no tienen muchas dificultades, la contrarreloj por equipos y el final en el Muur, el símbolo de Flandes que se ha apropiado el Eneco.

Por contra, falta Juanjo Lobato, que debería ser la mejor baza española, que estuvo en el europeo a ultima hora y que lleva una fila de abandonos realmente importante, nada menos que en las ultimas cinco que ha participado. Fue anunciar su paso al Lotto-Jumbo y caer en desgracia.

Imagen tomada del FB del Eneco Tour

INFO

La oferta de Hoteles RH en Levante para ciclistas también estará por Unibike

#RadioVuelta – Semana 11

#Trend Entre Milán y San Remo

Como siempre trepidante, la Milán San Remo nos dejó doloridos en el sofá tras ver rodar a ese nivel los mejores clasicómanos del mundo. Se abre la primavera con todas las de la ley con la victoria de un integrante de la llamada nueva generación. Tras ser protagonista en los adoquines hace un año, John Degenkolb se abrió a San Remo, una clásica que le va bien por definición batiendo al ganador saliente que tuvo que hacer frente al sprint demasiado lejos. La semana italiana se había abierto con el tramo final de Tirreno que se llevó Nairo Quintana y con el triunfo del siempre presente velocista italiano Giacomo Nizzolo en el GP Nobili.

#Click La marca del campeón

Los labios de la azafata del podio se clavaron en la mejilla de Degenkolb, la medalla más visible, pero efímera, de una victoria que para muchos justifica toda una trayectoria, sin embargo a este fornido ciclista se le auguran más momentos como éste.

#Profile El premio para John Degenkolb

Pocos ciclistas se muestran tanto como este alemán, joven, potente y muy corpulento. Digno producto del gran trabajo que despliega su equipo con los velocistas, nunca ha tenido problema en compartir galones, e incluso desde el segundo escalafón con Marcel Kittel. Aunque siendo rápido como es, Degenkolb atesora una polivalencia que le da más recorrido que su compañero pues se trata de un perfecto producto para pelear por monumentos tan dispares como San Remo, que ya ha ganado, o Roubaix.

#Clipping

Nervios en “chez Tinkov”. Poco tardó en saltar el propietario de equipo que también ejerce como director. Oleg Tinkov se quejó de que sus hombres no ganan. Tras el éxito de Sagan en la penúltima jornada de Tirreno, donde Contador anduvo por debajo de Nairo, el magnate le ha dado instrucciones claras a Bjarne Riis, sobre quien pende el veredicto de un informe sobre dopaje emitido desde su propio país. Le dijo claramente: “Son atletas, no princesas”. Convivir con el sugerente sonido de sables sobre tu cabeza. Entre el cambio del rublo y sus estrellas en plena sequía, al rubio se le hace cuesta arriba este inicio de temporada.

La última gilipollada de Lance Armstrong. La noticia merece eso, ser leída en diagonal. Un día antes de cada etapa el siete veces ganador del Tour, desposeído de tal honor varios años después, quiere correr al menos un par de etapas de la próxima edición con fines benéficos. Obviamente que Armstrong se preste a tal menester ayuda a la causa pues arrastra masas, la lucha contra la leucemia, pero quizá debería pensar que en el camino siga ahondando en la herida de muerte que ha abierto en el corazón del deporte que dice ser el de sus amores.

Ponferrada o la gestión imperfecta. Manda nuevos que un deporte que mueve tan poco y da tan pingües suelos a sus protagonistas como el ciclismo, sea también pasto de políticos manirrotos. El mundial de Ponferrada, meses después de su celebración sigue siendo protagonista por la tristísima gestión de sus mentores que arroja más y más números rojos con el paso de las semanas.

 #Hashtags by @LiveCiclismo

   

Imagen tomada de Facebook de Milán-San Remo