¿Una etapa «virtual» en el Giro?

Dopaje futbol JoanSeguidor

Se habla de una crono del Giro de Italia en «modo Zwift»

A la pregunta sobre qué hay de cierto que el año que viene el Giro de Italia puede salir con una crono virtual al estilo «Zwift»…

…Mauro Vegni responde

Se ha hablado, lo veremos. Si lo hiciéramos sería para atraer gente joven, un público que podría competir contra los mejores cada día. ¿Por qué no? estamos trabajando en ello. 

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Zwift es una de esas plataformas virtuales que ponen el ciclismo en la salita de casa, con opción de subir todos los puertos del mundo y experimentar la violencia de sus rampas en el propio hogar.

En la primera etapa del Giro de Italia, la contrarreloj desde el corazón de Bolonia a los pies de San Luca, se recrearon algunos renders virtuales de la ciudad porticada acogiendo la marcha de algunos corredores.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Las nuevas tecnologías no han desembarcado el ciclismo, es que lo han hecho suyo.

Pies de imagen con los vatios instantáneos del corredor, a veces dando unos datos complicados de explicar, los datos medios, la velocidad en ese momento, las revoluciones por minuto,…

Explicamos las llegadas al sprint en datos, los puertos con números.

No sé si el ciclismo se ha deshumanizado o que nos hacemos viejos, pero a veces parece que lo que no ocurra en una pantalla, sencillamente no ha ocurrido.

Hablando de tecnología, con Suunto tenemos otro nivel de prestaciones 

Creo que fue Daniel Martin quien, después de caerse en la jornada final de la Volta, pidió por favor el potenciómetro que un listo le guindó del manillar en medio del caos.

Bueno, más que el potenciómetro pidió los datos del mismo, que el aparatito se lo podían quedar, si era menester.

DT-Swiss 2019

 

Así las cosas, leemos esta entrevista al boss del Giro y sencillamente nos asustamos.

El futuro del Giro contempla una contrarreloj en modo virtual, patrocinada por una plataforma tal como Zwift

Toma ya.

Toma ya.

 

Sería la vuelta de tuerca para atraer el público joven, quizá, pero clavar un clavo más en el ataúd de la esencia de este deporte, esa palabra que tanto gusta utilizar, pero que a veces se olvida practicar.

Esos rumores que Andrew Hood ha oído no son humo y me veo que, en el capítulo de innovación, se pueden sacar de la manga una crono de este estilo, con 180 participantes del Giro dándole a un rodillo virtual.

Budapest, sede de la próxima salida del Giro, tiene buenas plazas y grandes avenidas para montar el circo.

Abajo, al otro lado de Buda, en la orilla izquierda del Danubio, donde se extiende Pest, podemos asistir a un espectáculo que por insólito creo que no sería de recibo.

 

Es obvio que el ciclismo no camina al margen de la tecnología, y bastante ha hecho ésta ya, pero esto sería un paso decisivo hacia no sé dónde…

SQR – GORE

 

Atraer gente joven es un objetivo, pero ¿ésta es la forma?

Poner casi dos cientos tíos al unísono sobre otros tantos rodillos ya no es ciencia ficción, señores, hay quien lo piensa, y no un cualquiera.

Una quedada de esta magnitud para abrir el Giro fuera posible no sé si al aficionado de toda la vida le gustaría, a un servidor no, pero dicen que abriría nuevos nichos, incluso perdiendo esas cosas que hacen único a este deporte.

La factura no sería pequeña, pero mucho me temo que ese público joven que dicen interesa no estaría muy por la labor de pegarse una sudada de esas características.

Imagen: FB de Giro d´ Italia

 

 

Mikel Landa, otra vez a las puertas de todo

Mikel Landa JoanSeguidor

El sentido trágico del «Landismo» tiene en los ocho segundos del podio del Giro un nuevo episodio

Permitidnos un copia & pega.

El otro día definimos el Landismo como…

… esa actitud, una forma de mirar con arrogancia el futuro desde la seguridad y la autoestima

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Mikel Landa se ha quedado fuera de otro podio

Hace dos años, una contrarreloj, curiosamente, casi le da el tercer peldaño del Tour de Francia, un Tour en el que se pasó escapado o trabajando para Froome toda la carrera y casi acaba el el podio.

Entonces el desmoronamiento final de Romain Bardet casi acaba en tragedia para el francés.

En ese momento, en el Velodrome de Marsella, Mikel Landa acuñó una de esas frases que son «Landismo» total, en esencia: «Nunca más volveré a una grande a trabajar para otro«.

Aquello sonó a «Lo que el viento se llevó» y esos epitafios que te acompañan de por vida.

Le faltó poner a Dios por testigo.

Este Giro de Italia, sin embargo, el destino juguetón le tenía reservada otra fresca al «Landismo» más rancio.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Otra vez le robaron la cartera a Mikel Landa, otra vez tuvo que trabajar para otro, que llegó de tapado, en silencio, obsequiado con una Vuelta a Asturias que parecía el caramelo propio del jefe al gregario antes de la gran cita.

Sin embargo, el final en alto de Mikel Landa en el Giro, cerca del podio, atacando hasta la última jornada, remontando, superado en la última cima sólo por Pello Bilbao, confiere a la historia ese punto de dramatismo que toda buena historia del «Landismo» ha de tener.

Y le podremos dar mil vueltas, si Mikel Landa no ha estado en el podio es porque no lo ha merecido.

DT-Swiss 2019

 

Hoy podremos hacer mil números, conjeturas, qué pudo ser.

Mikel Landa firmó dos desastres que le han condenado, dos cronos, la de Bolonia y la de San Marino que le pusieron a cinco minutos de su verdugo en el cajón de Verona: Primoz Roglic.

Que Mikel Landa le haya disputado el podio al esloveno, hace dos semanas sonaría a utopía

Así es el Cycling Costa Daurada Tour 

Lo ha logrado porque ha corrido en el filo en cada jornada de montaña, sabiendo que cada segundo contaba, ocho tuvieron la cuenta.

Llevando a cabo una táctica discutible, como el atacar con Richard Carapaz de líder, rodeado de rivales.

¿Qué hubiera pasado si un ataque de Landa se lleva a Nibali y destapa un mal momento de Carapaz?

 

En el coche de Movistar, tan de cuello de camisa ellos, no hubiera llegado el nudo de la corbata, si Landa destapara un mal momento de su compañero en rosa.

No ocurrió porque Carapaz, sencillamente ha sido el mejor de la carrera, pero…

 

Qué suerte tiene Landa de vivir estos tiempos en los que las cronos viven en la marginalidad de los recorridos.

En otros tiempos, su opción pasaría por ganar etapas en alto y luchar por la montaña.

El ciclismo moderno, por suerte, tiene cierto sentido de justicia, y el inicio abrumador de Roglic ha tenido premio.

No hay otra.

SQR – GORE

 

A Mikel Landa le va mejor cuando otro lleva los galones y él va haciendo.

Con Richard Carapaz ha tenido margen, porque me imagino al ecuatoriano hablar en bajito cada vez que Landa insinuaba un ataque.

Ahora viene el Tour, donde estará un Nairo que ya ha dicho que prefiere gregarios fieles que tíos que vayan como un tiro y le pongan en un brete.

Mikel Landa dice que va de líder al Tour, ya tenemos la ensalada aliñada.

Sencillamente, genial, lo que se nos viene va a ser divertido.

¿Qué hace Bob Jungels en el Giro de Italia?

Bob Jungels Lieja JoanSeguidor

Bob Jungels tiene carreras mucho mejores que el Giro para conseguir deleitarnos

Entre los aficionados al ciclismo creo que existe un intangible para cogerle aprecio a un corredor.

Más allá de la bandera que calce, hay varios elementos que construyen un ciclista querido.

Son variables como la clase, la entrega, el sacrificio, la ambición, las ganas de ofrecer algo diferente.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

En esa confluencia de variables, Bob Jungels es uno de esos ciclistas que cumplen con casi todos los requisitos para no ser un ciclista más en el pelotón.

Es uno de esos corredores que sólo puedes apreciar, por esa imagen, doblado su manillar, en la que destila categoría, clase pero sobre todo trabajo y cariño por su profesión.

No es el ciclista con el palmarés más excelso, pero déjale, que tiene buenas perlas, como la Lieja del año pasado y una maglia rosa de hace tres que debe guardar con mucho cariño.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Y digo eso porque es difícil comprender la obsesión que tiene Bob Jungels por hacerlo bien en el Giro, sacrificando, seguramente, otros objetivos más de su perfil.

Es cierto que el luxemburgués firmó un top ten hace tres años y que se llevó, creo recordar, la maglia bianca de mejor joven.

A esa edición debe agarrarse el excelente rodador del Deceuninck.

Ese año vistió la maglia rosa e incluso le recuerdo una etapa excepcional en la que se escapó con Andrei Amador en la que el costarricense iba sencillamente al límite cuando Bob Jungels le tomaba el relevo.

Es complicado transmitir esa sensación de fuerza sobre la bicicleta, más en un llano.

Bob Jungels lo consigue.

DT-Swiss 2019

 

Este año se ha estrenado bien en los adoquines.

Él, más centrado en las Árdenas, ni siquiera defendió su dorsal uno en Lieja porque venía cargado de las carreras flamencas y tenía el Giro en capilla.

Sobre el adoquinado de Flandes, Bob Jungels voló especialmente ese día de Harelbeke, que puso a todos al límite, provocando la reacción de Van Avermaet y el posterior triunfo de su compañero Zdenek Stybar.

Ese día Bob Jungels dio uno de esos recitales que salen cuando uno pasa revista al año en las navidades.

 

Bob Jungels es un multiherramienta que vale para reventar carreras, poner rivales al límite, ganar cuando se le pide e incluso tener la ambición de poder hacerlo bien en una grande.

Pero esto último ya no lo tenemos tan claro.

Jungels pisó el top ten hace tres años en el Giro, cierto, pero su progresión parece estancada al punto que este tipo de carreras sencillamente no le van.

 

Puede seguir insistiendo, es su decisión y lícito, faltaría más, pero el aficionado, el buen aficionado que gusta de jamoncito bueno disfruta como un enano viéndole cerrar abanicos en Niza o exhibirse en la Kuurne, ganando tras mantener un pulso él solo con un pelotón.

Transporta tu bicicleta cómodamente con Nacex

El otro día, en la jornada de Anterselva hay una imagen del grupo de escapados, a cuatro de meta, en la que se ve a Jungels abriéndose, dejando ir la escapada, porque no puede más.

Esas imágenes duelen y no se entienden cuando el luxemburgués es un ciclista de un motor extraordinario en ciertas carreras.

SQR – GORE

 

Salir de la zona de confort está bien, pero ser realista se impone

El Deceuninck está haciendo un Giro pésimo, sobre todo viendo los números que les preceden y Jungels está en sintonía con ello.

Quizá, en el futuro, valga más pájaro en mano que un puesto en una grande, que a nivel personal puede saber a gloria, pero que a la postre priva a los aficionados de ver este talento allí donde se desarrolla mejor.

Este Giro no ha tenido nadie mejor que Richard Carapaz

Richard Carapaz Giro de Italia joanSeguidor

El Giro de Italia ha tenido en Richard Carapaz el mejor ganador posible

El calambre rosa ha muerto en la arena de la Arena de Verona.

Un anfiteatro viejo, en la plaza Bra, en la entrada de la ciudad medieval, no lejos del balcón de Julieta, la plaza de las hierbas… y en medio de un entramado urbano bendecido con un románico excelente.

Ahí Richard Carapaz ha sido coronado mejor gladiador de un Giro de Italia que ha dominado sin discusión ni atenuante.

El que fallen otros, que otros no acabaran, que otros no fueran… eso no ha sido culpa de Richard Carapaz, él ha hecho lo que le pedía.

Ganar el Giro, nada menos.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Richard Carapaz lo ha hecho todo bien

Llegó al Giro en silencio, no quiso focos, sabíamos que estaba bien, más que por Asturias, donde ganó sin concurrencia del nivel, porque el año pasado estuvo ahí, entre los mejores y a su progresión sólo le quedaba ir a mejor.

Dejó hacer, se quitó de en medio, pero el día de la caída final, esa en la que Landa dijo que Yates era un retrasado, dio el aviso.

Un corredor que tenemos por escalador sorprendiendo en un grupo pequeño, fruto de diferentes cortes y caídas.

En el casino, Carapaz tenía dados ganadores.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Y abrió juego.

Hoy todo el mundo especula qué habría pasado en San Carlo si Roglic y Nibali no se hubieran obsesionado el uno con el otro.

Sencillamente, no lo sabremos nunca, pero ese día, en esa subida, algunos probaron suerte y sólo Carapaz hizo daño.

Eso es un hecho, tangible, claro.

En ese momento despegó hacia un rosa que ya no soltaría.

Richard Carapaz Giro JoanSeguidor

DT-Swiss 2019

 

En la jornada de antes, en Lago Serrú, Mikel Landa realizó un ataque de largo radio que tuvo casi el mismo efecto que los últimos seis kilómetros de Carapaz, cuando, asombrado por el marcaje de Roglic y Nibali, les dio portazo.

Esa exhibición se saldó con un resultado discreto en la clasificación, pero muy jugoso en tiempo.

Carapaz se ponía, tras la crono de San Marino, en disposición de asaltar un Giro que habría de conquistar una día después.

 

El ciclismo se mide en vatios, este ciclismo al menos, se plasma en cuadros, se resume en rendimientos, pero hay otra cosa, sensaciones, algo intangible en números, pero denso en el desenlace de la carrera.

Richard Carapaz dio la sensación no de ir frenado, pero sí con la solvencia de salir a todos y cada uno de los retos que la carrera le presentaba.

Lago de Como, por ejemplo, era el único a rueda de Nibali en los prolegómenos de su ataque en Civiglio, le siguió sin cederle un metro e incluso, cuando el siciliano sacó a relucir su antología en el descenso, le neutralizó en el llano.

Son hechos, cosas sueltas, apuntes que hilvanados todos dan el resultado que hemos presenciado en la Arena de Verona.

 

En el Mortirolo, lo mismo, NIbali tensó y él tranquilo al abrigo del equipo y la niebla.

Para Richard Carapaz esta semana en rosa habrá sido bellísima, pero también la más larga de su carrera.

Lo ha gestionado muy bien, perfectamente arropado por un Movistar inédito.

Siendo consciente incluso de las inquietudes de su compañero Mikel Landa, quien ha vivido un «déjà vû».

El trabajo de Richard Carapaz en favor de Mikel Landa en el Monte Avena es el colofón al retrato de un ciclista sencillamente adorable, que habla con hechos.

SQR – GORE

 

Hechos que dan resultados.

Ha ganado el mejor en este momento, en este recorrido, en este Giro.

Que Bernal no tomó la salida, mala suerte, que Dumoulin abandonó, nos sabe fatal, que Yates no fue el de Yates de hace un año, cosas de la vida, que López tiene un romance con la mala suerte, puede pasar, que….

Así es el recorrido de La Cerdanya Cycle Tour

El que haya apostado por Richard Carapaz un dinero para ganar el Giro recogerá jugosas ganancias.

Estaba en las quinielas, pero no en la parte de arriba, y sin embargo ha corrido y ganado un Giro, con menos ruido, con menos palabrería, con más hechos y pragmatismo que muchos otros.

Felicidades Richard Carapaz, felicidades Ecuador, un país que entra nuevo en el mapa de las vueltas.

Es el ciclismo que se hace universal.

Imagen: FB de Giro d´ Italia

Giro: El ciclismo y el ciclista tienen un problema con el público

Giro de Italia publico JoanSeguidor

No puede ser que el público condicione el desenlace de un Giro de Italia

El ciclismo tiene enromes virtudes, algunas evidentes, otras floran de vez en cuanto.

El territorio que pisa entra en el mapa gracias al paso de las grandes citas, carreras que ponen el tiro de cámara de un lugar en los ojos de millones de personas.

Lugares increíbles se han abierto a la vista del gran público merced a las dos ruedas.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Lugares que lucen increíbles con una serpiente trepando y una muchedumbre que la rodea.

El público es el contexto, el motivo y el fin de una carrera ciclista, también del Giro

No tiene sentido correr por lugares escondidos y solitarios, esquinas casi clandestinas de la geografía que casi no saben de la existencia de una carrera por sus calles y caminos.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Los pasillos de gente el ciclismo son la franquicia universal de este deporte que ofrece otro gran atractivo que pocos pueden regalar.

Echarle tu aliento, tu grito, tu ánimo al oído del ciclista.

Esa intimidad entre el deportista de alto nivel y el aficionado, esa conexión en la agonía del profesional no se da en casi ningún otro deporte.

Una magia que no ha perecido con los años ni el tiempo.

Una magia que corre el peligro de perderse. 

DT-Swiss 2019

 

Por que las grandes jornadas de las grandes vueltas y algunas otras que no son grandes vueltas, se han convertido en un nido de estupidez humana ignorando que el profesional que camina penosamente entre la gente es un elemento en frágil equilibrio.

En el Giro volvimos a ver las imágenes que el año pasado nos asaltaron en el Tour de Francia.

El ciclismo tiene un problema gordo con los cuatro gilipollas que corren al lado de los ciclistas y con la masa ingente de profesionales del selfie con el pelotón pasando por detrás.

 

La idiotez humana toma forma en muchos sitios y momentos y en el ciclismo se plasma en ciertas cunetas.

El atontado que apea de la bicicleta a Miguel Ángel López recibió pequeño castigo de un tío que está trabajando y jugándose el pan suyo y delos suyos.

El subnormal que empuja a Primoz Roglic ha conseguido una sanción para el corredor esloveno, por empujarle.

Leo a gente que Roglic debería haberle apartado.

Así es la colección de maglias del Giro de Italia

Podría haberlo hecho sí, pero no lo hizo y no sabemos el motivo.

Quizá es que iba tan ciego por tres semanas de competición horrible que ni se percató.

Quizá se percató y no tenía fuerzas de sacar al aficionado.

Quizá, directamente, dio la bienvenida a ese empujón porque en ese momento le cayó como agua del cielo.

 

Es triste pensar que el trabajo y sacrificio de semanas y meses esté en mano de cuatro desalmados que dicen amar el ciclismo y van a dar por culo y joder el espectáculo.

Acabarán poniendo arcos en el inicio de las subidas, como dijimos hace menos de un año cuando se puso la subida a Alpe d´ Huez al límite.

Serán arcos para identificar idiotas y retrasados mentales que tienen cero complicidad con los ciclistas que admiten ir a ver.

SQR – GORE

 

Mientras seguiremos cruzando los dedos para que no haya desgracias, para que la admiración por el corredor se limite en un grito y aplausos, muchos aplausos…

… porque como comentaba uno de esos días con uno que sabe mucho de esto, en ese pelotón hay veinte o treinta que va «relativamente» cómodo y una amplia mayoría que pasa una miseria total.

Imagen: FB de Giro d´ Italia

 

Giro: ¿Qué le falta a Miguel Ángel López para explotar?

Miguel Angel López JoanSeguidor

No ha llegado el día que Miguel Ángel López se sacuda toda la mala suerte

Que os guste Miguel Ángel López significa que os gusta el ciclismo.

Es tensión, ambición, calidad, pero juventud, sobre todo juventud.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Miguel Ángel López volverá a ser la maglia bianca del Giro de Italia y es curioso, porque lleva tanto tiempo ahí delante que se nos olvida que él nació en febrero del 94, veinticinco primaveras, justo ese mes de febrero que lloramos la muerte de Antonio Martín Velasco, atropellado por un camión mientras entrenaba.

Miguel Ángel López sigue siendo joven, pero está ahí hace tiempo, destacando entre los grandes nombres, y no sólo eso, exhibiendo esa calidad que le marcó el camino a ganar el Tour del Porvenir.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Calidad, determinación, esa ambición… no son ingredientes suficientes si no hay suerte.

Dicen que la suerte hay que buscarla y trabajarla, pero ésta no siempre surge: si no se alinea con el trabajo, poco hay que hacer.

El Giro de Miguel Ángel López es la historia de su vida ciclista

Pocos corredores exponen tanto y recogen tan poco: lo de Miguel Ángel López es frustrante.

DT-Swiss 2019

 

Cuando el corredor la emprendió con el idiota que le tiró de la bicicleta camino del Monte Avena, creo que poco o nada le quedaba al corredor por hacer.

En la jornada más dura del Giro, al final de tres semanas extenuantes, Miguel Ángel López jugó en el alambre, y casi descarrila algunos de los grandes nombres de la carrera, especialmente Nibali y Roglic.

Cuando vemos que un esfuerzo dantesco está en manos de un aficionado imprudente, duele como si el empujón mal dado nos lo dieran a nosotros.

 

Y así López quema etapas, entre caídas apocalípticas e infortunio que un día esperamos que pase página.

Por suerte, hace un par de años que el escalador no nos pone el corazón en la garganta con un accidente de esos.

Pero estos están ahí, dejan mella y quedan en el recuerdo.

López sin embargo sigue con lo suyo, no hacer una carrera limpia, sin sobresaltos, sin más.

La suya es una lucha a la contra.

 

Y quizá por eso sepan a gloria las victorias, esa Volta que parecía entre Bernal y Nairo que él se llevó.

O más, atrás, los dos podios del año pasado, en Giro y Vuelta, siendo el comodín de todos los ataques, el engranaje de los momentos estelares.

Pero el brillo de este corredor, que recupera la esencia del escarabajo de toda la vida -bajito, peleón, explosivo- se resiente cuando sale de la primera semana tan tocado entre cortes, averías, alguna caída y unas contrarrelojes que le pesan como losas.

SQR – GORE

 

Miguel Ángel López es un corredor que no optará a una grande hasta que no pase limpio aquellas etapas que no le van.

A su favor queda el hecho que sabemos que tiene margen, que puede ir a más, que aprenderá.

Así es el Cycling Costa Daurada Tour

En su contra que los problemas que le sobrevienen fuera de la montaña corren el riesgo de ser fantasmas que en muchos casos acaban pesando.

Miguel Ángel López seguirá siendo de la terna de favoritos siempre que tome la salida de una carrera, pero ganar una grande necesita de una alineación de astros que para el colombiano celeste no se da.

Passo di San Boldo, el puerto intermitente del Giro

El Giro asciende esta maravilla llamada Passo di San Boldo, una carretera que os dejará con la boca abierta 

Los supervivientes de la corsa rosa tendrán la oportunidad de grimpar este muro de 18 exquisitas curvas numeradas del tirón, ya sea en pelotón, en grupo o escapados.

¿Por qué del tirón?

El Passo di San Boldo es un puerto intermitente, es el Guadiana de los pasos de montaña, porque aparece y desaparece ante nuestros ojos de manera caprichosa.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Con sus cinco túneles que trepanan la montaña, los cicloturistas lo tenemos imposible para poderlo subir de una sola vez sin parar, en algún momento, en uno de sus 7 kilómetros de escalada desde Tovena, en la provincia del Véneto italiano.

Y no es precisamente por su dureza contenida para su casi 7% de porcentaje medio.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Tampoco por su gran altura.

El Passo San Boldo, a pesar de su gran magnitud, es un puerto bajito y a duras penas supera los 700 metros de altitud.

Lo que hace que sea una subida interrumpida y discontinua es que, aunque de doble sentido, la carretera es muy estrecha -apenas 5,50 metros- y hay que dar paso alterno a los vehículos que caracolean -nunca a más de 30 km/h- por semejante pared.

Incluidas las bicicletas.

Esto hay que tenerlo en cuenta.

DT-Swiss 2019

 

No somos tan rápidos y es fácil encontrarnos que el semáforo de turno, que regula el paso en cada uno de los túneles que perforan estos muros, se haya puesto en verde para los que vienen en sentido contrario.

Es el momento de parar y esperar nuestro turno.

Mejor, así podremos deleitarnos con más detalle con este monumental camino pavimentado.

DT-Swiss 2019

 

Eso los que no lo conozcáis, porque ya sabemos que en la actualidad es muy difícil sorprender a nadie ya que todo lo consultamos en internet y queda poco margen para la imaginación.

Quizás, por tanto, igual tendría que dejar aquí mi redacción para recomendaros que fuerais de inmediato a preguntar a Google por esta impresionante obra de ingeniería de principios del siglo XX.

Es fácil, teclead “Passo San Boldo” y veréis.

Bromas aparte, si lo hacéis, sino lo habéis hecho ya, sobran las palabras y basta con contemplar con detenimiento las fotos de esta bendita locura en forma de paso de montaña.

 

Esto sería lo fácil para dejar de escribir ahora mismo, pero no lo voy a hacer porque no es mi estilo y, por tanto, el desafío es intentar expresar negro sobre blanco sobre lo que significa, en nuestro caso, pedalear por este increíble lugar.

Yo tuve la suerte de estar por aquí hace ya unos cuantos años, en 2007, camino de mis vacaciones a Dolomitas, donde pude ascender míticos puertos como las Tres Cimas de Lavaredo.

Pero no os voy a engañar.

No pude abordar estos increíbles tornantis a lomos de mi bici.

Me tuve que conformar con hacerlo en coche.

Sí, una verdadera lástima.

Iba de paso y no tenía mucho tiempo, pero quise dar un pequeño rodeo para acercarme hasta aquí y ver este tremendo paso de montaña en vivo.

 

Sí es cierto que también había visto ya algunas imágenes de la subida, muy bonitas y fotogénicas, además de que tenía -tengo- algún amigo que ya había estado antes por aquí y me había hablado con fascinación de este puerto de ensueño.

Ya os puedo decir, en este preciso momento, que por muchas fotos que hayáis visto antes la visión de esta carretera, contemplada desde abajo o desde arriba, os va a impresionar igual y quedará grabada en vuestras retinas para siempre.

Los túneles encadenados son espectaculares y es un puerto que no olvidaréis jamás.

De la misma manera que a mí me estremeció, allí parado, esperando a que uno de los semáforos me diera vía libre para continuar mi camino por esta cinta asfaltada que se agarraba, cuesta arriba, a esta pared de roca dolomítica.

Desde luego que eché de menos, en aquel instante, el poder disponer de una bici para disfrutar de semejante rincón inclinado, que parecía sacado de un cuento de sueños ciclistas. ¡Qué rabia!

De este modo tuve tiempo para ir leyendo, a través de las imágenes que documentan el paso, la historia de la construcción de este exclusivo puerto en el mundo.

SQR – GORE

 

Hace siglos también se subía por aquí.

Lo hacían los comerciantes, los pastores con sus rebaños, los granjeros con sus mulas cargadas, que ascendían penosamente estos empinados tramos de piedras y de rocas que llegaban hasta la cumbre.

San Boldo es también el puerto de los 100 días.

Que es su eslogan más reconocido, porque se construyó en tan sólo ese corto espacio de tiempo.

Siete mil trabajadores, en su mayoría prisioneros de guerra rusos, niños, mujeres y ancianos, que fueron obligados por el imperio Austro-Húngaro  a construir a toda prisa esta carretera por motivos militares durante la 1ª Guerra Mundial.

San Boldo, el puerto de los 101 años.

Porque el próximo mes de junio esta carretera cumplirá esta mágica cifra.

San Boldo es uno de los puertos más pintorescos del mundo.

Muchos así lo consideran: mítico, impresionante, turístico.

San Boldo, un  puerto italiano con nombre de un ermitaño español.

Que es quien da nombre a este paso y que vivía en estas montañas haciendo milagros.

San Boldo, un puerto que deseareis que no se acabe nunca.

Como una bonita historia interminable.

Fotos: it.wikipedia.org/

www.italybikehotels.com

Giro: El desgaste que se y no se ve en el Mortirolo

Giulio Ciccone Giro JoanSeguidor

La dureza de este Mortirolo seguro que saldrá en el tramo final del Giro

Si alguna mente pensante en el Movistar imaginó una grande perfecta, el Giro de 2019 se aproximaría mucho a ese ideal .

El equipo celeste lo tiene en su mano, no es una exageración, ni vender la piel del oso.

Es una carrera que Movistar está ganando a diario, sacando partido a todos los elementos de su ocho en Bolonia, en cada momento, en el preciso instante.

Estamos perplejos.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Algunas veces tuvieron el equipo, pero no la idea.

En otras, quizá al revés.

Este Giro, Movistar lo tiene todo, la estrategia, el equipo y las piernas

Y ese es el resultado, una jornada legendaria, con lluvia remojando los ciclistas en las complicadísimas rampas del Mortirolo, en la que Richard Carapaz sigue de rosa, distancia a Roglic y comprueba que su compañero, Mikel Landa va cada día a más.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Es lo que hay, y la general no engaña.

Vicenzo Nibali es la principal amenaza a la hegemonía telefónica, es lo de Como pero un poquito más.

Las caretas se han caído y el siciliano es un corredor que juega a genio, porque atacar casi en la base del Mortirolo es de una confianza que supera con creces la media.

Vinceno Nibali llevó la carrera al límite, y peso cayó a plomo.

Cuando decimos que a Movistar le sale todo venido aquí tenemos otra muesca.

DT-Swiss 2019

 

Con su ataque Vincenzo Nibali estaba descolgando a Primoz Roglic, la pesadilla en chez Unzué.

Una pesadilla que ahora pasa a preocupación relativa, aunque el esloveno no está descartado para nada, es complicado pensar que antes de la crono deje las cosas como a la salida de esta mañana.

¿Qué es el Cycling Costa Daurada Tour?

El esloveno a dos y pico de Carapaz es amenaza, pero mucho menos ni punto de comparación que por debajo del minuto

Esto es tener los deberes hechos con adelanto.

 

Ahora bien, está la otra etapa del Mortirolo, la que no vemos, y posiblemente percibamos en unos dias.

El desgaste que se posa en las piernas de los corredores, esa raya de la batería que baja y baja hasta entrar en reserva.

Un desgaste que no se plasma en la general, hoy, pero que en días venideros cabrá apreciarlo.

Porque las caras eran espejos del alma, ojos enrojecidos, pómulos prominentes, rostros afilados, miradas perdidas…

Eso se ha visto hoy bajo el chaparrón del Mortirolo.

 

Vienen días de truenos y rayos, el atractivo de este Giro que entra y sale de la primera al verano y viceversa tiene esto, que te consumes de calor, y al día siguiente el agua te pone veinte grados por debajo.

Palizas al cuerpo que son, como decimos, invisible en las estadísticas de esta etapa, pero que ponen plomo en los corredores, en su cuerpo, en sus piernas, en su ánimo.

Movistar lo tiene muy bien para ganar este Giro, pero en esas circunstancias, cuando muchos flaquean, Vincenzo Nibali se crece, y el tiburón, que parece reinventarse tras cada caída, tras cada traspiés, no va a parar hasta Verona.

SQR – GORE

 

Cambrils Square Agosto

 

Y eso debe inquietar, porque a diferencia de Roglic, cuyo equipo no está para cohetes ni para aventuras que pongan al esloveno donde estaba hace cinco días, Nibali sí tiene gente alrededor que le puede empujar hacia adelante.

Cuenta con un buen equipo, especialmente Caruso y Pozzovivo, incluso con Ventoso y los bidones que pueda darle si se cruza en su camino, porque su hermano Antonio, pobre, casi provoca la neutralización de los Movistar en la primera parte del Mortirolo.

Por eso, calma y esperar verlas venir, algo muy de Eusebio, que ahora sí se justifica.

Porque esto es largo, y los cinco días hasta el final infunden respeto y casi miedo, algo que parece no tener Guilio Ciccone, un corredor que corre de azul porque es el capo de la montaña de este Giro, de inicio a fin, quitándole emoción a una de las maglias más apreciadas del imaginario.

Que ganara esta etapa es un premio merecido para él y su equipo, que además mete a Mollema en quinta plaza, ideal para este neerlandés tan apegado a los puestos de honor.

Imagen: FB Giro d´Italia