¿Por qué nos gusta el Giro?

Giro de Italia - George Bennett JoanSeguidor

¿Pasión? Nos gusta el Giro porque es la carrera más bonita en el país más bello

Porque su recorrido atravesando hermosos pueblos medievales, renacentistas… nos traslada a la épica, al mito, a la historia.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Porque el mejor ciclismo del planeta es el italiano.

Se trata de la prueba más importante del año para las firmas, marcas y corredores italianos.

Es una carrera espectacular desde el principio.

El Giro de Italia siempre se corre de forma nerviosa, buscando los equipos solucionar la papeleta lo antes posible.

Aunque esa forma de correr entrañe riesgos para los corredores, que han de llegar lo más enteros hasta el final.

SQR – Cerdanya Cycle

Porque nos gustan sus volatas, donde los esprinters tumban sus bicis a más de 70 km/h.

La ronda italiana se vive bajo el signo del descontrol. Y eso nos entusiasma.

Lleva a los corredores al límite.

Porque el ritmo en Italia es siempre muy fuerte. La carrera siempre es movida.

Y es ciclismo de ataque, con escapadas constantes.

Porque su victoria se disputa en las montañas del juicio final.

DT-Swiss 2019

 

Como los Dolomitas.

 

Puertos de leyenda, cumbres sin piedad, que no saben de compasión y hunden a los más débiles para coronar a los más fuertes.

Rampas envueltas de odio y sentimientos. Maravilla de paisajes, de éxtasis mirando a todos lados, pero también de sufrimiento atacando a las viles anacondas grises que surcan estas colladas.

Puertos de montaña que componen una sinfonía de belleza y angustia.

 

Etapas de altísima montaña, los tappone, como se denominan en Italia, que acaban por reventar totalmente la carrera en una borrachera de espectáculo deportivo y agonía.

Jornadas matagigantes. De miedo.

DT-Swiss 2019

Paredes. Cortafuegos asfaltados. Cicatrices que dejan huella en sus laderas.

Puertos que revientan los cuerpos.

Muros. Cuestas. Subidas que hacen daño.

Carreteras con vertiginosos barrancos en sus flancos, sin protecciones, escenarios grandiosos para vivir épicas batallas en bicicleta.

Descarnados y polvorientos ascensos como el Gavia.

Todas las maglias del Giro by Castelli

Salvajes pendientes como las del Mortirolo.

Obras de ingeniería como el Stelvio, porque nos gustan los tornanti.

Pasos de montaña bajo la nieve, ofreciendo un espectáculo digno de figurar en una antología.

Escenarios inmortales como el Passo Pordoi, una cima legendaria.

El paisaje irreal de las Tres Cimas de Lavaredo y su rampa infernal al 16% donde atacó Merckx en el Giro del 68.

Recorridos confeccionados para la mayor gloria de los escaladores.

Los hachazos en el pelotón lo rompen en mil pedazos.

Y es cuando escasean las fuerzas y comienza el sálvese quien pueda.

Porque las grandes dificultades están situadas en el tramo final de la carrera. Gran emoción.

En cualquiera de estas etapas se puede ganar el Giro pero también perderlo.

Porque los héroes, sufren, se desvanecen y al final sólo puede quedar uno.

El Giro de Italia es Girardengo, Binda, Bartali, Coppi, Gimondi, Moser… pero también Bugno, Chioccioli, Gotti, Garzelli, Simoni, Chiappucci y Pantani.

Y Nibali.

Y los nuestros: Poblet, Fuente, Angelino Soler, Julio Jiménez, Perurena, Chozas, Cubino, Lejarreta y también Induráin, Ángel Edo, Rubiera, Ventoso, Nieve, Purito y Contador.

Entre otros, muchos.

Una carrera pródiga en mantener la tensión hasta sus momentos finales.

Porque al final de la carrera los organismos suelen estar muy castigados. Muchos explotan.

Y pueden ser jornadas para la debacle, que pueden llevar a 20 ó 30 corredores para casa.

Nos gusta el Giro porque la corsa rosa siempre se nos muestra abierta y sorprendente.

La ronda italiana cada año se muestra insidiosa, inexplicable y peligrosa.

Porque es veneno puro en forma de ciclismo, deporte de infarto, vaticinio difícil.

SQR – GORE

Cambrils Square Agosto

Y nos gusta el trofeo de los campeones, como dijo Nibali: “la sua belleza equivale al peso, è davvero spettacolare”.

Porque nos va el rosa, la maglia rosa, el color que da personalidad a la carrera, la luz que todo lo ilumina.

¿Por qué nos gusta el Giro?

Porque amamos el ciclismo.

Porque somos unos tifosi más.

Y nos emociona.

Foto: FB Giro d´ Italia

Giro: ¿Qué le vale a Mikel Landa?

Mikel Landa mala suerte JoanSeguidor

A cinco minutos de Roglic, hay que ser muy optimista para que Mikel Landa sea líder de Movistar en el Giro

Hace dos años por estas fechas, Mikel Landa se recomponía de aquella caída en la base del Blockhaus que sacó a Geraint Thomas de la carrera y le dejó sin opciones en la general.

De aquella experiencia Mikel Landa sacó la conclusión que mejor no dejarlo estar, que había que seguir y sacar lo que fuera de positivo de una carrera a la que acudía, por segundo año consecutivo, como cabeza de cartel del Team Sky.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Si en 2015, Mikel Landa iba sin cadena, al año siguiente nos sorprendió a todos con un abandono que muchos aún no acertamos a entender justo el día después de realizar la que posiblemente fue su mejor contrarreloj de siempre, aquella del Chianti que por cierto ganó un entonces poco conocido Primoz Roglic.

En 2017, Mikel Landa hizo una última semana de Giro lúcida y omnipresente, ganando una etapa, tras estar escapado casi todos los días, y vistiéndose la maglia azzurra en la plaza del Duomo de Milán, junto al rosa de Dumoulin.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Mikel Landa, leemos, pasa revista a la primera parte del Giro y admite que al menos le gustaría conseguir lo de hace dos años.

¿Es suficiente una etapa para Landa?

¿Es suficiente ser el rey de la montaña del Giro?

Mikel Landa Giro JoanSeguidor

Cuesta leer esto cuando lo que se vendió fue otra cosa.

DT-Swiss 2019

 

Mikel Landa acuñó sus frases, de mago de las palabras, en su día, cuando le tocó trabajar para Chris Froome en el Giro.

Y desde entonces es un quiero y no puedo.

No rompe en montaña como un día lo logró, no hace las cronos que sí consiguió firmar en el Team Sky.

Al final habrá que creerse que como en el equipo inglés no ha vuelto a trabajar igual ni brillará más.

 

Que Mikel Landa admita que Richard Carapaz puede seguir creciendo es un paso hacia una convivencia que será imprescindible si Movistar no quiere ver como otra gran vuelta pasa por delante suyo con más pena que otra cosa.

Una cosa es la absurdez de la bandera y si Movistar como equipo español debe apoyar a Landa por ser español, y otra que Richard Carapaz tiene todos los elementos para ser el líder del equipo, porque entendemos que Andrey Amador no está como hace cuatro años.

En el ciclismo hay una cosa que se llama ley de la carretera, esa que da y quita razones y pone y saca líderes.

 

En muchos equipos del World Tour no existe cintura en la jerarquía y lo que el aficionado medio ve con nitidez, las direcciones de los equipos, a veces con la única habilidad de conducir bien el coche, no lo aprecian.

Desde fuera, viéndoles en carrera Richard Carapaz camina más que Landa, va mejor en todos los terrenos y en gincamas como la del otro día es capaz de ganar una etapa por delante de Caleb Ewan.

SQR – GORE

 

Cambrils Square Agosto

 

Días antes del inicio del Giro, Mikel Landa dejó pasar primero a Richard Carapaz en Asturias, pensando que el ecuatoriano tendría que currarle en Italia.

Quizá tendría que haber ganado él.

Pero las cosas no han resultado, y mil errores después, Movistar está en capilla de hacer justicia entre sus jefes y jugar con la mejor baza, objetivamente hablando, y no con la que partía desde Bolonia.

En la elección estará la clave.

Otras veces se eligió mal ¿volveremos a verlo?

Imagen: FB de Giro d´ Italia

 

Giro: ¿Tan importante es el equipo para Primoz Roglic?

Giro Primoz Roglic equipo JoanSeguidor

¿Por qué creemos que el equipo no puede ser decisivo para que Roglic gane el Giro?

Llegados a este punto de Giro de Italia, la matraca es incesante.

Todos ven en el equipo el punto débil de Primoz Roglic, todos ven alianzas, negras conspiraciones a su alrededor, urdidas a escondidas y con malévolas intenciones, todos…

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Sin embargo, aunque el equipo es importante para ganar una grande, la experiencia reciente nos demuestra que no lo es tanto.

Al menos en lo que a Giro y Vuelta se refiere, y no tanto en el Tour, donde todos echamos mano del manual Sky-Inesos, para agarrarnos a esa certeza.

Desde tiempos de Miguel Indurain, cuando ganaba el Giro contra Chiapucci y Chioccioli, se oía hablar de la «Santa Alianza», una suerte de contubernio tejido para relegar un líder más poderoso en el mano a mano.

También se hablaban de componendas entre Chiapucci y Bugno.

También los colombianos las proclaman cada poco entre los suyos.

Desde esos tiempos, llevamos oyendo eso, pero al final, a efectos prácticos.

SQR – Cerdanya Cycle

 

El ciclismo es una suerte de corriente de fluidos en los que las cosas corren y pasan, y los huecos se llenan, aunque sea por pura inercia y teoría de la gravedad.

Primoz Roglic no tiene el mejor equipo de la carrera, pero no es seguro que en caso de haberlo tenido habría de estar más seguro

Perdió un corredor prometedor y fuerte como Laurens De Plus, su mejor aliado en el UAE Tour, pero a parte del belga el Jumbo Visma se está destacando por una temporada muy completa en todos los terrenos.

DT-Swiss 2019

 

Sé que hablar de Dunkerque y el dominio ejercido puede sonar trilero, pero es que es cierto, los amarillos este año otra cosa no, pero motivados van un rato, y eficaces lo son también.

Claro que es importante tener un buen equipo alrededor, pero fiarlo todo a la debilidad del equipo y las oleadas de ataques que se prevén en la gran montaña es simplificar el mensaje

El Giro no está concluido por mil motivos y el equipo del hombre más fuerte puede ser una razón más, pero no el clavo ardiendo al que agarrarse.

 

Cuando Primoz Roglic pase por problemas en alguna etapa, que los pasará, porque no es infalible, quizá haya quien le solvente la plana, porque en este ciclismo que premia el puestómetro siempre hay alguien dispuesto a tirar por ti, cuando tú no puedes dar la cara.

Lo demostró Tom Dumoulin hace un par de años con un bloque mucho más justito que el de Roglic.

El neerlandés ganó entre el Movistar de Nairo y el Bahrain de Nibali.

 

Tom Dumoulin demostró que siempre tenía uno para tirar que no llevara la zamarra de su equipo, porque sencillamente le interesaba como la líder que los ataques no prosperaran.

Los puntos UCI, el cansancio extremo, lo que sea hará que Primoz Roglic solvente las papeletas que no le solucionen en su equipo.

Nacex te lleva la bicicleta donde le digas 

Y en caso de duda, siempre tendrá a Movistar, especialista en tirar cuando en tren ha pasado y el caballo ganador va por delante y con ventaja.

Diría más, que el Movistar tenga su preciada clasificación por equipos en juego seguro que le puede sacar las castañas del fuego al capo esloveno.

SQR – GORE

 

Sea como fuere, como leemos aquí, las otras dos veces que San Marino señaló sendos líderes fuertes en mitad de carrera estos acabaron claudicando

¿Casualidad?

No lo sabemos: Roberto Visentini acabaría cediendo ante la «traición» de su compañero Stephen Roche y Pavel Tonkov, diez años después, dorsal uno a la espalda, cómo iba el ruso ese año, acabó cediendo la maglia rosa a Ivan Gotti.

Cambrils Square Agosto

 

El Jumbo Visma perdió el Giro a 48 horas del final hace tres años cuando Vincenzo Nibali propició el error de Stven Kruijswijk pero la misma estructura pudo ganar con Denis Menchov hace diez años, con los colores del Rabobank y un susto de cortar el aliento en las mismas calles de Roma, cuando Menchov se fue al suelo con unos kilómetros por delante.

El ciclismo, su historia es rica y variada, con todo tipo de desenlaces, pero la experiencia es más juguetona, y echando mano de lo más castizo, el «hasta el rabo…» vale más que nunca tanto como que «la liebre salta cuando menos te lo imagines».

Primoz Roglic y su equipo seguro que son muy conscientes de ello

Imagen: FB Giro d´ Italia

¿Y si Egan Bernal estuviera en el Giro?

libro - Egan Bernal JoanSeguidor

Este era el Giro en el que Egan Bernal podría haber abierto el tarro de las esencias

El ciclismo ficción es un ejercicio tan sano como practicado.

Igual que los grandes seguidores del juego de tronos reclaman otras soluciones a los mil conflictos que atenazaban la serie de las series, prometemos verla algún día, el aficionado ciclista también es muy dado a figurar qué hubiera sido si…

Y de esta guisa, tal y como se está desarrollando el Giro, no somos pocos los que nos preguntamos por la suerte y desarrollo de la carrera si Egan Bernal hubiera estado en Bolonia hace diez días.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Todo lo que aquí se diga son suposiciones, pero pocas veces el debut de un yogurín de 22 años había despertado tanta expectación como la de Egan Bernal en este Giro.

Ni siquiera teníamos la certeza de que hubiera podido aguantar hasta el final, porque no había disputado nunca una grande en calidad de líder

Y todos nos agarrábamos al Tour que hizo el año pasado para pensar que podría ser un as en la carrera que camina ya por su segunda semana.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Pero Egan Bernal se cayó del cartel por una caída entrenando, un lance de esos que pone de relieve que este deporte es un cúmulo de circunstancias y cruces que hacen tu camino una especie de crucigrama infinito en el que sacar la cabeza a veces ya es un milagro.

Egan Bernal podría haber sido un hombre importante en este Giro y la gran incógnita reside en saber cuánto habría sabido minimizar los daños que Primoz Roglic le ha infringido a sus rivales sin casi haber entrado en la zona roja de la carrera.

Si una cosa nos ha despertado la admiración de Egan Bernal no son sus consabidas virtudes para escalar, que estaban ya fuera de toda duda y sí la capacidad que ha tenido el joven fideo colombiano de adaptarse fuera de su zona de confort.

DT-Swiss 2019

 

Egan Bernal dio una de las exhibiciones del año en la París-Niza cuando rodó en medio de los abanicos con un armario de dos por dos tipo Luke Rowe como si de un persecucionista se tratara.

Y salió reforzado de la crono larga, que ganara curiosamente Simon Yates, ante sus rivales y en especial Nairo Quintana.

La gran circunstancia que ha ocurrido en San Marino es el margen que ahora tiene Primoz Roglic frente a sus rivales, a excepción hecha de Vincenzo Nibali.

 

 

Si Egan Bernal hubiera estado en carrera posiblemente estaría como el italiano o quizá mejor, vista su capacidad de progresar en las cronos.

Primoz Roglic ya sabe cómo se las gasta el colombiano, hace un año escaso lo sufrió en Romandía, y hace menos en el mismo Tour de Francia, en el que el ritmo de Bernal quitaba las ganas de intentar nada frente a Thomas.

En este Giro Bernal no hubiera corrido con la presión que seguro que tendrá en el futuro y podría haberse movido con mayor libertad y ¿quién sabe? quizá llevarse a alguno por delante.

 

SQR – GORE

 

El problema de Egan Bernal no es su trabajo ni su progresión, en todos los terrenos y al mismo tiempo además.

Como otros grandes ciclistas empieza a tener un problema serio con las caídas y el oportunismo de las mismas.

¿Por qué elegimos un Suunto?

El año pasado tuvo dos galletas importantes, ahora ésta entrenando.

Miguel Ángel López puede explicarle como levantarse una y otra vez de tortazos que en estos superhombres no pasan la factura que seguro a cualquiera de nosotros nos dejaría para el arrastre.

Cambrils Square Agosto

 

Sin embargo liderar antes el Team Sky y ahora el Team Ineos en una grande es un privilegio disputado y cotizado.

Egan Bernal se lo había ganado muy rápido, a las 22 primaveras, por eso cada vez que el Giro entre en zona caliente, no podremos menos que imaginar qué habría sido de la carrera de haber estado él en la misma.

Al fin y al cabo, el ciclismo ficción es un ejercicio sano que entretiene y no cuesta dinero.

Giro: La república independiente de Primoz Roglic

Giro Primoz Roglic JoanSeguidor

Es complicado pensar que el Giro se le escape a Primoz Roglic, pero…

En San Marino se asienta la república más antigua del mundo.

Un sitio indómito escarpado, no muy alto, pero sí violento, que emerge de la llanura entre Rimini e Imola, por donde trepan viñas y corre el buen vino de sangiovese, la tinta italiana que seguro habrá corrido en la mesa del Jumbo Visma, pues su hombre fuerte, en el primer tercio del Giro, domina con una autoridad que antes de la crono se pensaba sólida y que una vez pasada parece infranqueable.

Como aquellos indómitos que se instalaron en la falta del monte Titán.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

San Marino, ese recodo que se mantuvo al margen de lo que le rodea, que supo pervivir al tiempo y a los tiempos, contra todo pronóstico, en medio de ciudades estado, de una unificación que no fue hace tanto tiempo…

En sus murallas se erige el orgullo de Primoz Roglic

Porque San Marino es la metáfora a la que se agarra Roglic para pensar que el Giro no se le puede escapar.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Hará bien o mal, yo creo que lo segundo, si piensa que ya lo tiene, sin embargo eso no quita que estamos ante un corredor de esos que intimidan antes, durante y después de la competición.

Primoz Roglic corrió a dos velocidades, porque la ocasión lo solicitaba, y le valió como si hubiese planteado la crono en modo lineal.

Las curvas, la generosa lluvia le invitaron a ser prudente.

¿Habría ganado a Campenaerts en otras circunstancias?

No creo que ni resulte relevante la cuestión.

DT-Swiss 2019

 

El campeón europeo de la modalidad se lo puso lo complicado que la situación exigió al coco esloveno.

Porque el objetivo de la etapa podía o no caer, el varapalo a los rivales no se podía obviar.

La Girona Gravel Ride abre la puerta al ciclismo de caminos en la Sea Otter 

Primoz Roglic sabe que en el golpe de efecto, en teatro que le rodea le va su suerte.

Las diferencias son buenas, muy buenas, casi óptimas.

 

Es muy complicado pensar en ciertos nombres para ganar este Giro y eso pesa en la mesa.

Estamos con una semana de competición y las diferencias parecen de tres.

O muy audaz es Mikel Landa, o creemos que su Giro será el que sea, pero muy complicado pensar que con la general de objetivo de fondo.

Landa está a casi cinco minutos, una barbaridad, un mundo que deberá hacerle reflexionar: ¿qué le pasa siempre para acabar así?

Queda mucho, sí, pero ese #FreeLanda que proclamó, por ejemplo, cuando el tocó trabajar para Froome ni se le ve, ni se le espera.

Jugar a la heroica puede resultar, pero la ruleta que se impone para Movistar excede lo que el equipo ha demostrado este tiempo.

 

Si hasta un gregario excelso y generoso, que además fue cuarto en un Giro, como Andrey Amador puede ser mejor baza.

Por no hablar de Richard Carapaz.

Empezamos por Landa, porque lo hacemos por el final, porque subiendo la mirada, omitiendo a Esteban Chaves, tocó su techo en 2016, Miguel Ángel López vuelve a estar donde no quería estar al inicio de la carrera, donde ha estado otras tantas veces, en posición de remontar si la seguridad que la victoria en el Giro pueda ser un objetivo realista.

En Monells la Ciclobrava tiene su avituallamiento medieval

A Miguel Ángel López entre las cronos y percances varios, siempre le surge algo que le lastra y por encima de los cuatro minutos tendrá que echar mano de un Astana, por otro lado, inspirado y con opciones de hacerlo bien si Pello Bilbao impone la regularidad que emerge cuando otros naufragan.

SQR – GORE

 

Roglic, Landa, López,… sin embargo quien tiene que salir de San Marino tocado es Simon Yates, el inglés de lengua de plata que ha cuajado la peor crono de su carrera en el momento más inoportuno.

Cuando el crono marcaba a Simon Yates tres minutos por encima de Primoz Roglic pensamos en un espejismo, en un mal sueño para un ciclista que no puede permitirse estas cosas cuando opta a ganar el Giro de Italia.

Simon Yates va a tener que afilar el ingenio, buscar en el recorrido, atacar donde nadie ataca y tomar los riesgos que el año pasado quizá no debió afrontar.

Cambrils Square Agosto

 

Que el inglés ante tan descolgado es una excelente noticia para lo que ha de venir.

La carretera es sabia, por eso, y pone elementos que distorsionan por medio, ciclistas que no son top, pero…

Caso de Bauke Mollema y Rafal Majka.

En el caso del neerlandés el ciclismo saldaría con justicia la fortuna que siempre le ha faltado al del Trek.

Y por último, y no menos importante, el ciclista que creo le hace perder el sueño a Roglic, Vincenzo Nibali, el superviviente, el corredor que siempre nada, mira adelante, no se amedrenta y seguro que le pondrá en un aprieto.

Lo dijimos en la partida de Bolonia, que le pregunte Roglic a su compañero Kruijswijk qué es correr con Nibali echando el aliento por detrás.

Primoz Roglic es el capo, pero queda Giro, dos tercios nada menos y la carrera encara rumbo a Piamonte y Lombardía.

Imagen: FB de Giro d´ltalia

 

 

Giro: Pello Bilbao no habla, corre, compite y gana

Peio Bilbao Giro JoanSeguidor

Cuando el terreno pesa, cuando las piernas fallan, surge Pello Bilbao

L´Aquila fue centro de todas las noticias por ese terremoto que dejó la ciudad herida, pero no moribunda.

En L´ Aquila el ciclismo se gusta, se saborea con mayúsculas…

SQR – Cerdanya Cycle

 

Es un terreno duro, áspero, que no tiene grandes puertos, pero sí cuestas, trampas y dureza.

Una jornada que prometía y no decepcionó.

Hace nueve años esa jornada puso en jaque el pelotón, ganó el ruso Petrov, pero de aquella jornada corrida bajo un aguacero recuerdo que puso a David Arroyo en la senda de lo que sería su plaza de plata en el Giro.

Sólo Ivan Basso, a bloque en el Mortirolo, y remolcado por Nibali en el descenso, pudo quitarle toda una general del Giro de Italia.

DT-Swiss 2019

 

Nueve años después L´ Aquila deja mella en los corredores y en el aficionado.

Que Pello Bilbao gane, así, en un grupo de escapados de una calidad tremenda, es una  bendición para el buen aficionado del ciclismo.

Ese que quiere hechos y no palabras, que busca trabajo, sacrificio y espectáculo en la carretera.

Pello Bilbao sabe mucho de todo eso

 

Cuando el Giro entre en la tercera semana, las fuerzas flaqueen y dé pereza todo, el corredor que haya sobrevivido a esta locura achacará a jornadas como ésta buena dosis de sus cansancio.

Pero en el cansancio extremo, en el filo del error cuando pesan las piernas, Pello Bilbao saca lo mejor.

 

La victoria de Pello Bilbao es de manual: contribuyó lo justo a una escapada nada sencilla, porque había grandes rivales y porque el pelotón no les iba a dar tregua -con Rojas en el corte-, luego vio como se iban cayendo las caretas, gente que había trabajado, como Antonio Pedrero, y finalmente dejando hacer para dar el golpe a kilómetro y medio.

Un ataque y etapa. Punto.

Pello Bilbao: Una victoria como que es como él, resultona, sin estridencias y eficaz

SQR – GORE

 

En ese grupo había ansiedad, mucha, reflejada en la sobreexposición de Davide Formolo.

Y también fuerzas muy justitas en Toni Gallopin, que en cualquier otra circunstancia sería el principal favorito.

Pello Bilbao, como dijo al final, «tenía las piernas» y salió muy bien.

Le salió a un ciclista que fue sexto hace sólo un año en el Giro, sexto en el Giro en el que explotaron grandes nombres, alguno incluso acabando en el hospital, Thibaut Pinot.

Se sexto en ese Giro es de tener un motor privilegiado.

Cambrils Square Agosto

 

Bilbao puso la guinda a una de esas jornadas que son Giro en esencia, dureza y aspereza en cada tramo, en medio de pueblos en fiesta, de jolgorio generalizado, cada corredor padece un viacrucis personal y sordo.

Unas circunstancias que parece gustan al Movistar, a este Movistar, ese equipo indescifrable, que ahora es ambicioso.

El Cruz Criterium está diseñado para el transporte seguro de la mayoría de tipos de bicicletas

Algunos lo achacan a efemérides, no sé yo si será por eso o porque les ha dado el sol más de lo conveniente.

Pero juegan a todo, la clasificación por equipos, obviamente, y eso es bueno, no merece la pena tener esos nombres para esperar a ver qué sucede, qué se mueve.

Mikel Landa lleva tiempo diciendo que llega, pero es como el cuento del lobo cuando avisaba que llegaba…

Moverse no es malo, e incluso hasta activa la circulación.

 

 

 

 

El Giro sin Tom Dumoulin

Tom Dumoulin Roglic JumboJoanSeguidor

El Giro pierde un tipo que nunca le pierde la cara a la carrera sin Tom Dumoulin

Este Giro no es el que nos vendieron, el que nos encendía la mirada hace menos de un mes, con el que nos relamíamos a inicio de año.

El Giro que había desplazado el Tour en las preferencias de muchos grandes nombres se va quedando si esos grandes nombres, poco a poco.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

A la no salida de Valverde y Bernal, se le añade este Tom Dumoulin que había dejado nítido que el Tour de Francia, tal y como se está planteando, cada vez estaba más lejos de su radar.

Unas declaraciones valientes en un contexto en el que todos rinden pleitesía a la gran carrera francesa que sin embargo va a tener que tragarse bien profundas esas impresiones en voz alta.

La llegada a Frascati tuvo de todo, gente que habló alto, un ganador claro y un gran perdedor, el aficionado que se queda sin un ciclista tan recomendable como Tom Dumoulin.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Sí que es cierto que Tom Dumoulin no había dado grandes señales de estar al 110% por este Giro, pero también lo es que en este ciclismo donde vuelven los dobletes, o al menos la aspiración de optar a ellos, era muy complicado entrar a full en el Giro.

Tom Dumoulin priorizó el Giro, pero no cerró la puerta al Tour.

Por eso no llegó a tope a Bolonia, con la fe de sacar el mejor posible sin sacrificar la general y esperar que la forma fuera creciendo con el paso de los días.

DT-Swiss 2019

 

El Giro sin Tom Dumoulin se pierde un ciclista imprescindible en la carrera en los últimos tres años.

Ha sido maglia rosa fija desde 2016, ganó hace dos años y el pasado fue segundo, sólo desplazado por la legendaria gesta de Chris Froome.

Es neerlandés pero explica la grandeza reciente de la carrera italiana.

 

Aquí tenía un recorrido más acorde y era el contrapeso mas evidente para Primoz Roglic en San Marino, una contrarreloj en la que seguramenta ya hubiera estado más atinado que en la de Bolonia.

Y no sólo eso, el conocimiento de Tom Dumoulin del Giro, sus dinámicas, las montañas, haberlas vencido ante rivales como Nairo Quintana, yo creo que todo eso le daba al del Sunweb un plus frente al líder esloveno.

En Monells está el avituallamiento medieval de la Ciclobrava 

 

Creo que el Giro se pierde un ciclista que siempre da la cara, que no se esconde, que no se lamenta de este ciclismo que es hostil, porque arrincona las cronos y potencia las subidas y los muros.

Todo eso es un alivio para un líder que además no titubea, que sigue firme, aunque no olvidemos quede un mundo.

 

SQR – GORE

 

Si algo puede aprender Primoz Roglic de Tom Dumoulin es que un equipo es importante hasta cierto punto.

Tom Dumoulin ganó un Giro solo en la teoría y en la práctica, y Primoz Roglic puede verse en situaciones similares, aunque con matices.

Porque este Jumbo Visma es más potente que ese Sunweb que escudó a Dumoulin, y porque las alianzas que todos presuponen se desvanecen cuando los objetivos van cambiando y el listón es cambiante.

Cambrils Square Agosto

 

Pero ojo, que a Primoz Roglic no se le ha caído el peor rival posible.

Hay dos tipos en el pelotón, que tiene segundo y tercero en la general, Yates & Nibali a los que no les vale otra cosa que ganar.

El podio no creo que satisfaga ni a inglés ni a italiano, como no tampoco le hubiera pasado a Tom Dumoulin, quien ahora, en su casa y con tiempo para curar esa rodilla volverá a rehacerse, como tantas veces, y demostrará que el movimiento se hace andando y no quejándose si el recorrido le va mejor o peor.

Irá a Francia como si tuviera una alfombra de kilómetros de contrarreloj a complicarle las cosas a Chris Froome y seguro que lo hará, porque en el fondo creo que todos pensamos que Tom Dumoulin debe ser el que un día tome el cetro de Froome.

 

 

 

 

La UCI a veces parece el peor enemigo del ciclismo

UCI Van Garderen California JoanSeguidor

Que Van Garderen siga líder en California es una cacicada de la UCI

California es una de esas carreras que pillan a contrapelo, por que te asaltan en el momento de ir a la cama y convive con el Giro de Italia.

Es un ciclismo muy diferente al europeo, por paisaje, ruta y esencia.

Esas carreteras por las que mal bajó Remi Cavagna, dando miedo, esas urbanizaciones tan de USA, las rutas tan anchas otras veces, el sol que tuesta…

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Y unas etapas que dan que hablar, vaya si lo dan.

Porque visto el desenlace de la jornada que gana Fabio Jakobsen, visto lo que se dice y lo que se argumenta, es increíble que Tejay Van Garderen haya salido como si cualquier cosa.

En menos de 48 horas la UCI ha sacado el repertorio de incoherencias que retratan los motivos por que el ente que regula el ciclismo carece de crédito cada vez que se le necesita

SQR – Cerdanya Cycle

 

Tejay Van Garderen convivió con la desgracia en el tramo final de la jornada y al final parece que el jurado quiso compensarle por tanto sinsabor.

Una primera caída le descuelga a menos de diez para meta, se cambia la bicicleta con un compañero, una bicicleta que tiene problemas y hace un recto, vuelve a la ruta, recupera con sus compañeros y cuando tiene el pelotón a la vista, otra caída le cierra el paso y se acabó.

Esa segunda caída se produce a más de tres kilómetros de meta, pero el jurado decide darle a todos el mismo tiempo.

Toma ya.

Van Garderen sigue líder, Moscon, segundo

DT-Swiss 2019

 

La decisión es dantesca y se carga un reglamento que cada vez confunde más al personal.

Quizá no tanto el reglamento, y sí el uso que se hace de él.

Decir que se ha beneficiado a Van Garderen por ser americano y estar en USA es por otro lado no conocer que esto está en manos de jueces que vienen del sitio más insospechado a arbitrar una carrera en la que las banderas son indiferentes

 

El otro día en el Giro de Italia ya nos quedamos sorprendidos por la decisión sobre Elia Viviani en un sprint que ganó con solvencia pero que perdió por una decisión rígida, tanto, que sorprende no se aplique más a menudo en sprints muy similares.

El Cruz Criterium está diseñado para el transporte seguro de la mayoría de tipos de bicicletas. Es compatible tanto con ejes normales como con ejes pasantes, así como, con la mayoría de frenos de disco

Con Viviani se falló al revés que con Van Garderen, no le valió vestir la tricolor en la carrera de su país.

Sea como fuere la ley es de chicle, elástica y el aficionado sencillamente se pierde.

 

SQR – GORE

 

La UCI sentencia, dicta y no puede haber enmienda ni marcha atrás, no hay más opción que acatar.

En lo de la UCI, California y Van Garderen ¿quién juzga a los jueces?

Por que lo de California es un despropósito que deja antecedentes a los que todo el mundo puede agarrarse.

Las explicaciones del Education First son de ciclismo ficción, pues daban por descontado que Van Garderen iba a entrar cuando se produjo la caída.

También iba a entrar Marc Soler en la primera jornada de la París-Niza y se armó un abanico que lo sacó de la carrera.

Cambrils Square Agosto

 

Así las cosas, ¿qué valor tiene lo que diga el árbitro?

La UCI, el organismo que dice velar por el ciclismo, el mismo que disculpa a Samuel Sánchez por un suplemento en mal estado cuyo nombre no precisa, el mismo que mide la acción de Viviani de una forma y la de Van Garderen de otra, ha perdido el norte.

Imagen: FB EF Education First