La «gota fría» de los ciclistas: mejor en casa y a cubierto

Miguel Angel López JoanSeguidor

La gota fría por Levante y Murcia recuerda que salir sobre mojado no es la mejor opción para el ciclista

Quedarse en casa los días de lluvia, cuando si más de gota fría, no debería ser una opción para los ciclistas, debería ser una obligación.

El peligro del firme mojado, cualquier mala trazada, si los ciclistas profesionales detestan la lluvia, más si tienen algo que perder, qué no habría de pasarle a los aficionados en episodios de tormentas como esta gota fría.

Mejor en casa, hay opciones, entre ellas el rodillo y con él, la posibilidad de pasarlo bien, sin necesidad de acabar atufado contando los minutos para que acabe la sesión.

Y no es necesario picarse con medio mundo para progresar, lo mismo que perder un día de entrenamiento no pasará factura a esa forma que tan celosamente construimos.

Con la lluvia en la carretera, mejor no jugársela.

Como otras tantas cosas, la gota fría no es amiga de los ciclistas.

Y a las caídas posibles, añadile resfriados, quedarse helado y sensaciones que seguro no molan sobre una bicicleta.

Nacho Silvero nos explica cómo se lo monta él, en su Benidorm, siempre tan en el objetivo de las gotas frías que nos visitan por estas fechas para recordar a los ciclistas que el buen tiempo, al calorcito y esas cosas son temas del verano que se va retirando.