Diario de la Gran Canaria Bike Week

La Gran Canaria Bike Week fue un regalo de Navidad anticipado

Una isla, muchos ciclistas y miles de climas que mudan paisajes para vivir la Gran Canaria Bike Week que ha salido adelante incluso en el controvertido veinte-veinte.

Empezamos por el cierre de la Gran Canaria Bike Week

Un oasis en medio del atípico año 2020. Así ha sido la semana de la bici cuyos protagonistas cumplieron el objetivo. Más de 550 kilómetros y 12.000 metros de desnivel por gran parte de la geografía insular. La experiencia promovida por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y DG Eventos puso el colofón con la ruta Love Gran Canaria. 53 kilómetros con salida y meta en el Faro de Maspalomas tras pedalear por Pasito Blanco, Arguineguín, Tauro y Taurito, entre otros lugares.

El amplio pelotón se puso en marcha a la diez de la mañana bajo un clima envidiable. El sol y los más de 20 grados de temperatura se unieron a la fiesta. Alegría a raudales entre el grupo que durante ocho días ha dado buena cuenta de un verdadero continente en miniatura. Por el sureste, oeste, de sur a norte y de norte a sur. También, por las medianías de la isla. Con lluvia, niebla, frío, calor, la gran mayoría de los 21 municipios han sido testigos de la Gran Canaria Bike Week patrocinada por el Patronato de Turismo y por la consejería de Deportes del Cabildo de Gran Canaria.

Más que una prueba cicloturista cuya organización ha trabajado intensamente durante todo el año para hacer realidad la 32 edición. Todo, en medio de una situación complicada que ha obligado a redoblar los esfuerzos en materia sanitaria y en seguridad. Una de las señas de identidad de este evento junto a numerosos servicios que animan e invitan a repetir. Además, gracias a un formato renovado e inconformista en busca de nuevos parajes y rutas que cautiven a los artífices. Más de mil a lo largo de la semana que puso el broche de oro en el Faro de Maspalomas y que ya piensa en 2021 tras la importante valoración concedida por los participantes.

Un impulso a esta cita que exporta al mundo la isla como paraíso ciclista. Una combinación de deporte, turismo, gastronomía, historia y mucho más rodando por profundos barrancos, imponentes calderas y farallones, junto a las maravillosas dunas de Maspalomas y playas de esta isla de cuento. Sensaciones, anécdotas y motivaciones que dia tras día refuerzan este concepto y que supone un grato recuerdo para los deportistas.

Gran Canaria verde

Arucas acogió la salida y llegada de la etapa Gran Canaria Verde, la penúltima jornada de la semana de la bici que este sábado pondrá el broche de oro a su 32 edición. El municipio norteño se convirtió en el anfitrión del pelotón que partió desde el corazón de la localidad para ascender hasta Cruz de Tejeda por Moya y Fontanales.

Lo hizo en un día que se antojó caprichoso con frío, niebla y lluvia. La misma que cubre de un magnífico manto verde la geografía insular. Los participantes disfrutaron de rincones como Moya y Fontanales, así como de parajes como la Caldera de los Pinos de Gáldar antes de avituallarse en Cruz de Tejeda. A continuación, el grupo descendió por Valleseco y Teror, donde realizó un reagrupamiento ante la Basílica de Nuestra Señora del Pino. Los protagonistas recuperaron energía con productos locales para cruzar el arco de meta instalado en el parque San Juan de la Ciudad de las Flores tras 83 kilómetros y 1.900 metros de desnivel en las piernas.

La experiencia cicloturista patrocinada por el Patronato de Turismo y la consejería de Deportes del Cabildo de Gran Canaria terminará con una ruta de 53 entre el Faro de Maspalomas y Taurito. Un paseo por el litoral para completar los ocho días, más de 550 kilómetros y 12.000 metros de desnivel por gran parte de los municipios. El pelotón pedaleará por Pasito Blanco, Arguineguín, Puerto Rico y Taurito en la ruta denominada Love Gran Canaria.

El asalto al Pico de las Nieves

El puerto más duro de Europa volvió a ser fiel a su condición. La dureza del recorrido entre la playa de El Burrero y el techo de la isla exigió al máximo a los más de cien valientes que se enfrentaron a pendientes superiores al 20 por ciento, al frío y la niebla. El francés Thomas Devaux y la campeona nacional rumana, Manuela Muresan, fueron los más rápidos de este ascenso infernal que también fue testigo de la proeza del paralímpico belga Jonas Van Steene.

Triunfo incontestable de principio a fin para Devaux. Arriesgó desde la salida y se proclamó vencedor con un tiempo histórico de 1:24:15. El danés Mads Ricahrdt Lundh se hizo con el segundo puesto al sprint en el Pico de las Nieves. Invirtió 1:25:57 y adelantó in extremis al noruego Olav Hjemsaeter, tercero. Idéntico mérito para la referente Manuela Muresan, quien inscribe su nombre en el palmarés de la Gran Canaria Bike Week con 1:45:26. La danesa Josefine Huitfeldt terminó segunda en la lucha con Cathaysa Sánchez. Apenas tres segundos de diferencia tras la entrada de Huitfeldt (1:59:22)

La semana de la bici celebró su plato fuerte. Una gran cita de 30 kilómetros y cerca de 2.000 metros de desnivel donde la entrega de sus protagonistas fue absoluta. Las piernas tiemblaron, sí, pero la la satisfacción al conseguir el preciado objetivo no tiene precio. La subida por La Pasadilla y Cazadores hasta alcanzar la cima centró todas las miradas. Un reclamo único avalado por el Patronato de Turismo y la consejería de Deportes del Cabildo de Gran Canaria.

Los más rápidos recibieron el trofeo y premios en metálico de 300, 200 y 100 euros, respectivamente. Además, José Ramón Álvarez y la teldense Cathaysa Sánchez fueron los mejores canarios de la Free Motion Escalada al Pico de las Nieves. Nombres propios también de esta edición en la que perciben 150 euros.

Vuelta a Guayadeque

La semana de la bici recuperó este año el mítico ascenso a Guayadeque con una ruta de 88 kilómetros y 1.615 metros de desnivel positivo. Un deseo a voces que el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y DG Eventos reservó para la quinta etapa patrocinada por Mercedes-Benz Flick Canarias. El grupo conectó pronto el Faro de Maspalomas con este monumental barranco que maravilló a los protagonistas. Los mismos que escalaron hasta Montaña Las Tierras y se avituallaron en el restaurante Tagoror. Además, conocieron de cerca este pintoresco rincón que se emplaza en una cueva excavada en la piedra. Tipo de construcciones propias de la zona y de importante reclamo turístico.

Antes, el pelotón ya había sido recibido en Agüimes. Parada obligatoria de la Gran Canaria Bike Week hasta donde los ciclistas llegaron por Las Crucitas. Un lugar, el de la Plaza del Rosario, para recuperar energía al son de la música popular canaria para continuar el itinerario por las emblemáticas y singulares calles de la localidad. Los deportistas valoraron con sobresaliente esta ruta previa a la Free Motion Escalada al Pico de las Nieves que este jueves hará temblar las piernas de sus intrépidos.

La experiencia patrocinada por el Cabildo de Gran Canaria, a través del Patronato de Turismo y de la consejería de Deportes, afronta la recta final de su 32 edición con un ambiente inmejorable y con el amplio dispositivo velando en todo momento por la seguridad de los participantes que se muestran encantados. Ahora, el puerto más duro de Europa reclama su protagonismo.

Este ascenso, de mar a cumbre partiendo desde la playa de El Burrero (Ingenio) y coronando a más de 1.900 metros de altitud, es una proeza. La organización es consciente del esfuerzo titánico y repartirá premios en metálico de 300, 200 y 100 euros para los más rápidos, así como un reconocimiento de 150 para los mejores canarios. Las pendientes que superan el 20 por ciento por La Pasadilla y Cazadores no lo pondrán nada fácil. El espectáculo está garantizado.

La circular al faro de Maspalomas

El paralímpico belga Jonas Van de Steene, Antonio Sosa, Luis Fernando Díaz, Joel Fuertes, Eduardo Martínez, Francisco Sarmiento, José Tacoronte y Alfonso Suárez volvieron a ser un ejemplo de superación en la semana de la bici. Participaron en handbike y tándem en la circular que llevó al pelotón por Ayagaures y Montaña La Data. Una jornada de ciclismo inclusivo de 32 kilómetros justo en el ecuador de la cita patrocinada por el Patronato de Turismo y la consejería de Deportes del Cabildo de Gran Canaria.

El grupo, que superó el centenar de ciclistas, emprendió la marcha a las diez de la mañana. Siempre, con todas las medidas de seguridad para continuar viviendo esta histórica cicloturista que desde 2018 tiene un formato renovado y donde los deportistas con discapacidad son grandes protagonistas. Así lo demostraron en su itinerario hacia Ayagaures y coronando la cima Pedro González. Un día diez con el sol y una temperatura agradable uniéndose al compañerismo y buen rollo impulsados por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y DG Eventos.

Maspalomas – Guayadeque es el próximo objetivo. 88 kilómetros y 1.615 metros de desnivel positivo pedaleando por El Doctoral, Vecindario, Cruce de Arinaga, Las Crucitas, Agüimes, Ingenio y Guayadeque hasta Montaña Las Tierras. Un itinerario de exigencia media y 976 metros de altura máxima antes de la Escalada al Pico de las Nieves de este jueves. Los especialistas ya cuentan las horas para el desafío.

Mil climas en una etapa

La tercera etapa tuvo de todo. Lluvia, sol, paisajes espectaculares, repechos que exigieron un plus de esfuerzo, pero con una recompensa vital y deportiva de la que sentirse orgulloso. Casi 100 kilómetros entre Agaete y el Faro de Maspalomas con 2.305 metros de desnivel positivo hablan por sí solos en esta novedosa ruta dentro de la semana de la bici. Siete horas de pasión compartida en este paraíso ciclista que hoy mostró su gran potencial a 120 valientes.

El pelotón tomó la salida a las nueve de la mañana desde el muelle viejo de la villa marinera y comenzó el ascenso hacia Tejeda bajo amenaza de lluvia y niebla. Las mismas que se sumaron a la fiesta durante la primera parte de la jornada. Piso Firme, Saucillo, Caideros, Fagajesto, Presa de los Pérez, Lugarejos y Cruz de Acusa presenciaron el paso del grupo que se reagrupó en Artenara. El ánimo no decayó mientras el sol se abría paso en Tejeda. Una parada de avituallamiento y comentarios de sorpresa en la majestuosa Caldera de Tejeda.

No fue para menos con el Roque Bentayga, primero, y el Roque Nublo, después, recibiendo al pelotón que también disfrutó de los profundos barrancos y del paraje singular de la cumbre grancanaria. Con el aumento de la temperatura, el abrigo sobraba. A partir de aquí, dirección Faro de Maspalomas pedaleando por la Cruz de Timagada y con un rápido descenso hacia Ayacata. No faltaron rincones con carácter propio como La Plata, Cruz Grande, Tunte, Fataga y el Mirador de la Degollada de las Yeguas. En el argot ciclista, un etapón que ya ha marcado época en la amplia trayectoria de esta experiencia patrocinada por el Cabildo de Gran Canaria, a través del Patronato de Turismo y de la consejería de Deportes.

Un regalo para los protagonistas que quedaron encantados y que ya acumulan 270 kilómetros en las piernas después de tres días. Para este martes toca recuperar con la tradicional circular de 32 con salida y meta en el Faro escalando Ayagaures y bajando por Montaña La Data hasta el centro neurálgico de la prueba promovida por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y DG Eventos. El miércoles será el turno para el retorno a Guayadeque tras unos años. Este será el preámbulo de la esperada Escalada al Pico de las Nieves, uno de los puertos más duros de Europa según los especialistas.

La Gran Canaria Bike Week se encamina hacia su ecuador de la 32 edición y el itinerario de Norte a Sur ha sido para enmarcar con rincones y paísajes de postal que ponen en valor este continente en miniatura e isla de cuento. No ha sido casualidad ya que es un escenario único, así como un auténtico reclamo que la semana de la bici se encarga de exportar a nivel nacional e internacional.

Del sur al norte

Desde el Faro de Maspalomas hasta Agaete por la vertiente oeste de la isla. Así fue el precioso recorrido de 95 kilómetros que cautivó al centenar de participantes que se atrevieron con esta etapa rompepiernas. La segunda de la semana y todo un escaparate al mundo con 2.130 metros de desnivel positivo. Palabras mayores y un reto para el pelotón que por primera vez en la historia de la prueba cruzó la meta en la villa marinera.

Desde las ocho de la mañana pedalearon por rincones pintorescos como Cercados de Espino y Las Filipinas antes de ascender por Barranquillo Andrés y escalar hasta la Cruz de San Antonio superando rampas que, en algunos tramos, superó el 14 por ciento. Los protagonistas descendieron hasta Pie de la Cuesta, volviendo a poner a prueba su energía por Veneguera y la Degollada de Tasartico. En medio, Los Azulejos con la maravillosa imagen del agua corriendo en improvisadas cascadas por los imponentes farallones. Una imagen que los ciclistas ya guardan con cariño de su participación en la ruta Sur – Norte.

Después de llegar a La Aldea de San Nicolás y disfrutar de un estupendo avituallamiento, el grupo se dirigió hacia Agaete. El Risco y los paisajes únicos de esta isla de cuento fueron testigos del buen hacer e inmejorable ambiente de la cicloturista que completó el itinerario en el muelle viejo. Idéntico enclave, con el Parque Natural de Tamadaba como vigía, que acogerá la salida de la etapa de este lunes. La más larga, con 100 kilómetros de Norte a Sur, recorrerá Fagajesto, Artenara, Tejeda, La Plata y muchas más localizaciones antes de alcanzar el Faro de Maspalomas.

El primer final en Fataga

Se cumplió la máxima de Gran Canaria, continente en miniatura, desde la primera de las ocho etapas. Del sol radiante en el Faro de Maspalomas, a la lluvia, siempre agradecida para la naturaleza, que mojó al amplio pelotón en el ascenso hacia Santa Lucía y Tunte. 77 kilómetros para calentar piernas y que incluyó el descenso por Fataga en esta Gran Canaria Bike Week que llega como regalo anticipado de Navidad para los amantes de la bici.

La actividad comenzó desde primera hora de la mañana con las medidas anticovid como uso de mascarilla obligatorio, control de temperatura, uso de gel hidroalcohólico, etc. El director deportivo de la experiencia, Ángel García, dio la bienvenida a los protagonistas y les animó a disfrutar de ocho días intensos con rutas para todos los gustos y niveles. Como la denominada Gran Canaria Sureste que abrió la 32 edición.

La emoción y ganas estaban servidas. La motivación y sonrisas de los deportistas alegraron el día pedaleando por rincones como San Agustín, Bahía Feliz o Vecindario antes de subir la Era del Cardón y la carretera de Los Cuchillos, junto a la Fortaleza de Ansite. Continuaron por Santa Lucía hasta alcanzar el avituallamiento general en Tunte. Un tramo donde la lluvia acompañó y obligó a extremar la precaución en el descenso por Fataga. El breve reagrupamiento en el Mirador de la Degollada de las Yeguas permitió a los participantes contemplar el paisaje en su esplendor antes de cruzar la meta en el Faro de Maspalomas a las tres de la tarde.

La jornada inaugural de la cita promovida por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y DG Eventos fue el primer contacto. Por delante, una semana para los apasionados de las dos ruedas que cede el testigo a la etapa Gran Canaria Sur – Norte. 95 kilómetros de auténtico cicloturismo entre Maspalomas y Agaete, municipio que recibirá por primera esta histórica vuelta. Eso sí, con 2.000 metros de desnivel positivo. Un día duro de roer, pero con el aliciente de recorrer la vertiente oeste por parajes como Las Crucitas, Cercados de Espino, Veneguera, La Aldea de San Nicolás y El Risco. La villa marinera recibirá a los valientes con los brazos abiertos.

El Cabildo de Gran Canaria, a través del Patronato de Turismo y la consejería de Deportes, patrocinan la prueba que cuenta con el apoyo de la Federación Canaria de Ciclismo, Federación Insular de Ciclismo de Gran Canaria, Federación Canaria de los Deportes para Personas con Discapacidades, Hospitales San Roque, Dunas Hotels & Resorts, Mercedes-Benz Flick Canarias, Free Motion, Fred. Olsen Express y Coca-Cola.

Apuntar que la Gran Canaria Bike Week está promovida por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, por medio de la concejalía de Deportes que dirige Samuel Henríquez, y DG Eventos. También cuenta con el apoyo de la Federación Canaria de Ciclismo, Federación Insular de Ciclismo de Gran Canaria, Federación Canaria de los Deportes para Personas con Discapacidades, Hospitales San Roque, Dunas Hotels & Resorts, Mercedes-Benz Flick Canarias, Fred. Olsen Express y Coca-Cola.

32 años de Gran Canaria Bike Week

Presentación Gran Canaria Bike Week

Esta vez la Gran Canara Week va del 5 al 12 de diciembre con el Faro de Maspalomas como sede y todas las garantías sanitarias

La semana de la bici continúa pedaleando hacia diciembre cuando del 5 al 12 celebre su 32 edición. Ahora se presentó en sociedad en el Faro de Maspalomas, centro neurálgico de la prueba que ya el año pasado superó el millar de participantes. El consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Álamo, junto al responsable de Deportes del Consistorio insular, Francisco Castellano, y la alcaldesa del municipio anfitrión, Conchi Narváez, compartieron la relevancia de la cita promovida por la propia localidad y DG Eventos. Especialmente por medio del área local de Deportes que dirige Samuel Henríquez.

Más de 550 kilómetros y 10.000 metros de desnivel acumulado esperan a los deportistas que, durante ocho etapas, recorrerán gran parte de la isla bajo un clima envidiable y con todos los servicios a su alcance. Una experiencia que contribuye a la dimensión internacional de esta semana histórica y referente del calendario que ha implementado un importante protocolo en materia sanitaria. Cumple así con los requisitos exigidos en el marco de la situación actual y, asimismo, ofrece atención personalizada a cada uno de sus protagonistas.

La Gran Canaria Bike Week comienza la cuenta atrás en un año atípico a nivel global pero que no merma la ilusión y optimismo de la organización. Más si cabe para esta 32 edición que tiene nuevas rutas y mantiene otras míticas como la Escalada al Pico de las Nieves. El ascenso al puerto más duro de Europa tendrá lugar el 10 de diciembre y repartirá premios en metálico de 300, 200 y 100 euros para los tres primeros y primeras clasificadas, así como 150 para los dos mejores canarios.

Etapas de todas las distancias y gustos para los ciclistas que, entre otras, completarán el día 9 la subida a Guayadaque, mientras que el 10 será el turno de Gran Canaria Verde con salida y meta en Arucas tras visitar Moya, Tejeda, Valleseco o Teror. Antes, del 5 al 8, se celebrará el Gran Tour. Un paquete de cuatro días por el Sureste. Además, conectará Maspalomas y Agaete por la vertiente Oeste e incluye la subida a Ayagaures. La semana finalizará el 12 con la ruta Love Gran Canaria entre Maspalomas y Taurito, un paseo por el litoral que pondrá el cierre perfecto.

Los participantes que se alojen en el hotel oficial, Suites & Villas 4* by Dunas, disponen de inscripción gratuita. Estas permanecen abiertas en www.grancanariabikeweek.es. Por su parte, Free Motion es el establecimiento que actúa de taller y alquiler de bicicletas.

La Federación Canaria de Ciclismo, Federación Insular de Ciclismo de Gran Canaria, Federación Canaria de los Deportes para Personas con Discapacidades, Hospitales San Roque, Mercedes-Benz Flick Canarias, Fred. Olsen Express, Coca-Cola, KTM y Valsebike también se implican con el evento que combina deporte, turismo y naturaleza. Una oportunidad única para disfrutar y descubrir Gran Canaria sobre la bici.

+ INFO

Gran Canaria Bike Week: una isla y todos sus colores

Gran Canaria Bike Week (4)

En la Gran Canaria Bike Week, todos los ciclistas encuentran su ruta

Del 5 al 12 de diciembre, el ciclismo vivirá el verano gran canario con la Gran Canaria Bike Week.

Una semana de ciclismo que se aventurará por nuevas rutas de arriba abajo en la gran isla canaria que, como estamos descubriendo estos días en El Cuaderno de JoanSeguidor, es capaz de ofrecer paisajes y rutas de todo tipo.

Desde Fataga al Pico de las Nieves y seguiremos…

El año pasado la Gran Canaria Bike Week reunió mil ciclistas para un recorrido de más de 550 kilómetros y 10.000 metros de desnivel acumulado

Fueron ocho etapas con el Faro de Maspalomas como el ombligo de una experiencia ciclista total que no escatimó escenarios de la grandeza del Pico de las Nieves.

Para este diciembre, el pelotón volverá a la subida del Guadayeque, lugar emblemático para los ciclistas de la isla, un lugar de esos que marcan y dejan en la retina los encantos únicos que la isla ofrece al amante de la bicicleta.

Esa es una, pero se proponen otras siete etapas que saca partido de norte a sur y viceversa, que saca partido al cogollo verde de la isla, que recorre el sur y sus dunas y se prodiga por el norte, una isla  y todos los colores.

En total ocho rutas que abren todos los matices de la isla, en una Gran Canaria Bike Week que lleva 32 años, desde 1988 ya, sacando los colores a una tierra en medio del Atlántico que es un continente.

Todo en un clima idea y ambiente plenamente ciclista

+ INFO