Het Nieuwsblad + Kuurne: en las clásicas se premia los valientes

Las dos primeras clásicas, Het Nieuwsblad y Kuurne, dan barniz de grandeza a la temporada

Entre la Het Nieuwsblad y la Kuurne, del fin de semana de apertura, nos quedamos con esas sensaciones encontradas que el presente nos regala.

Un presente de carreras que son eso, carrerones, pasión y furia entregadas en el homenaje del deporte más bello en su tierra de origen, su nido mecido al temblor del adoquín, el kilómetro cero de la leyenda, y las gargantas de miles de flamencos que hacen, si cabe, más estrechas esas rutas que idolatran gentes venidas de medio mundo.

Hablamos de Flandes.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

 

Un presente incierto y efímero que, visto lo sucedido en el UAE Tour, la actualidad el coronavirus en el pelotón, la cancelación de otros eventos de la potencia de una media maratón en París.

Entre esos dos presentes, el disfrute del momento, a incertidumbre del qué será, han caminado las rutas de la Het Nieuwsblad y la Kuurne-Bruselas-Kuurne en un estética que al fin ha retomado el filtro de la leyenda.

Se dijo que llovería y fue cierto, hubo una ruta mojada, angulada y ratonera, lo que nos gusta vamos.

Un premio mal disimulado que acabó en manos de dos corredores que empiezan a recoger lo que prometían.

El ciclismo a veces es justo, y la Het Nieuwsblad y la Kuurne lo han sido.

Ciclo 21 – 400×100
Mov_Gore

 

En la primera Jasper Stuyven fue el maestro de las encerronas, siempre certero, omnipresente, imperial sobre la bicicleta, una promesa que abre el contador como esperábamos como hace tiempo.

Remando y remando mil veces, pillado en los cortes, muriendo en la orilla, como aquella etapa del Tour, Stuyven tuvo la lucidez de abortar los cortes que le amenazaron, despegarse en el templo de Flandes, la capilla, y arrimar lo suficiente a Yves Lampaert en el sprint final.

La Het Nieuwsblad, a falta de las semanas que han de pasar para Flandes y Roubaix, nos descubre que esta temporada sí, puede ser la de nombres que esperábamos hace tiempo aquí, llamando a la puerta, pero no despuntaban.

Lo mismo decir del danés -están que se salen los nórdicos. Kragh Andersen, un cuchillo camino de Tours que nunca habría brillado así en la primavera.

Nos dolió ver derrotado en la Het Nieuwsblad un coco como Lampaert, pero en Kuurne los Deceuninck tiraron de libro, fichas y oficio para que la cosa no se les escapara.

Y no fue sencillo, porque la victoria de otro danés Kasper Asgreen se escribió en la zozobra hasta el mismo final, con un equipo imponiendo por detrás y un velocista, Fabio Jakobsen que dudo estuviera para disputarle el triunfo a Nizzolo y Kristoff.

Pero el ciclismo es también esto, arte y engaño y los de Lefevere son maestros en ganar por cualquier forma que les cuadre.

Ahora, crucemos los dedos y que el espectáculo siga…

Imagen: ©Tim De Waele / ©Getty Images

 

 

La Het Nieuwsblad de Stannard: La mejor jornada ciclista en años

Het nieuwsblad Stannard JoanSeguidor

La segunda Het Nieuwsblad de Stannard figura entre los momentos top de las primaveras recientes

Cuando aquel cuarteto (Boonen, Terpstra, Stannard y Vandenbergh)  entraba en Gante para jugarse la primera gran pieza de la primavera de 2015, la Het Nieuwsblad, pocos esperaban un desenlace así.

Eran cuatro, lo dicho, Ian Stannard, dorsal uno en la espalda, el año anterior se había impuesto a Greg Van Avermaet en un sprint a dos, agónico, sucio. 

Ian Stannard, dorsal uno de la Het Nieuwsblad en la espalda, 27 años, ciclista del condado de Essex, producto cien x cien Team Sky, un equipo cuyo poder rara vez excedía el límite de las piedras.

Alrededor suyo tres Quick Step, salientes de una brutal criba, como brutal estaba siendo la carrera. 

Capitaneaba la armada Tom Boonen, el rey sol, por quien se podían arruinar estrategias y coherencia en la carretera.

Lefereve quería a Tom en lo alto del podio de la Het Nieuwsblad, con los años la única «major» que no estuvo en su palmarés.

Y para ello no escatimó en ceñir a Niki Terpstra y Stijn Vandenbergh al propósito de Tomeke.

Así es el Cruz Race Dark, un portabicicletas de techo 

Craso error, por que ese Boonen no era el de tres años antes, cuando ganó casi todo, salvo la mentata Het Niuewsblad, ni siquiera el que nos pondría de pie en la Roubaix del año siguiente, cuando Hayman arruinó la fiesta.

Stannard se puso a ello, peló uno a uno a los integrantes del mejor equipo del planeta en estas lides, y en la recta acabó con la suerte de Niki Terpstra, un auténtico negado en llegadas a dos.

Hoy Ian Stannard no figura en la primera línea para la Het Nieuwsblad, pero aquella obra permanece perenne en la memoria del buen aficionado.

Imagen: Ciclismo a fondo

Het Nieuwsblad: cinco caballos ganadores

Zdenek Stybar Het Nieuwsblad JoanSeguidor

Tenemos cinco ruedas para seguir en la Het Nieuwsblad

La gente va como loca con el fin de semana de apertura, la «opening weekend» que pone color a la campaña ciclista, color verde, pero también gris plomizo, dicen que lloverá sobre los techos de la Het Nieuwsblad, y quizá hasta marrón.

Que con tanta noticia ajena a ciclismo, ya toca un poco de verde en la carretera.

Así las cosas, la Het Nieuwsblad es esa carrera que esperamos en babeando cada año para que arranque el ciclo de clásicas.

Esa carrera, que no es la más prestigiosa, pero que ha tenido el acierto de encadenar Muur y Bosberg, el mítico tramo de De Ronde que nos hizo amar este deporte, y esta tierra.

Mirad lo que echan de menos el final de siempre para Flandes

Pero hemos venido a hablar aquí de favoritos y de nombres que queremos ver.

Ahí van cinco…

Zdenek Stybar al frente del equipo de los equipos, ganador vigente y secundando por un bloque tremendo, que perfectamente podría tener un ganador en ciernes.

Por que en esa lista Sénechal, Lampaert o Jungels suenan a gloria.

Girona Gravel Ride: nuevo recorrido… 

Pero ya sabéis de nuestra predilección por el checo, un corredor que el domina este arte como el que más, que dio un paso al frente con las salidas de Boonen y Terpstra, que este año tampoco tendrá a Gilbert -ganador dos veces aquí en sus tiempos jóvenes- y que ya sabe lo que es ganar una «major».

Seguimos por otro ciclocrossman, Wout Van Aert, otra de esas perlas que nacen con talento cincelado con un trabajo enorme.

Ya le tenemos aquí, tras esa caída espantosa en la crono del Tour, para llenar, en cierto modo, el hueco que deja Van der Poel, con gripe.

Sus opciones no sólo pasan por ataque de lejos, también por las condiciones del día y la velocidad que ya ha demostrado en el Tour, Viviani da fe.

Oliver Naessen es uno de esos corredores que sólo puedes querer. 

Con una buena ristra de resultados corre el riesgo de convertirse en el Leif Hoste de presente, siempre ahí, nunca en el peldaño más alto.

Como Van Avermaet, tiene que tirar de trabajo, de picar piedra y sobre todo abrir gas de lejos.

Llegar en compañía es un lastre.

Owain Doull al frente de un Ineos que no tiene capo definido o no al menos en el top 5 de candidatos.

Mientras sus compis de selección se la juegan en la pista de Berlín, Doull ha ido creciendo poco a poco en resultados y llega incluso con el casillero inaugurado.

Y acabamos por Matteo Trentin, uno de los ciclistas más admirables del pelotón que busca ese triunfo que rompa el círculo de mala suerte en las grandes de un día.

Le dejamos derrotado, cariacontecido en Yorkshire, y ahora le tenemos en el seno de un equipo, el CCC, que tendrá que jugar a dos bandas la doble baza, la del italiano con Van Avermaet.

Creo que estamos ante una de las parejas de la primavera y no sólo eso, quizá no ganen, pero condicionarán seguro lo que suceda.

Matteo Trentin: ¿Es lícito un trascoche después de una caída?

Matteo Trentin JoanSeguidor

Matteo Trentin habla de directores deportivos poco deportivos en la Het Nieuwsblad

Gravel Ride SQR – 300×250

Entre las secuelas de una carrera como la Het Nieuwsblad leemos sobre el cabreo de Matteo Trentin.

El italiano se cayó a los setenta kilómetros de carrera y no encontró complicidad de los coches para volver al pelotón.

No le salió bien el trascoche.

«Directores deportivos poco deportivos» adujo.

Pirinexus 300×250

 

Dicen que el trascoche en ciclismo es una regla no escrita que se practica y se admite

Hablan de cortesía cuando sucede por una caída, entiendo que en los momentos que la carrera no va lanzada.

Una cortesía que el profesional da por segura e incluso como un derecho que le asiste.

Sufrir una caída, un pinchazo es una putada no prevista, que habitualmente ocurre, como todo lo malo, en el peor de los momentos.

Pero es parte del juego.

Y ya que el ciclismo es más papista que el papa,  mira tanto por su imagen tendría que saber que los trascoche, por muy permitidos que estén entre los pros, no dejan de ser una mala imagen sobre el desarrollo del juego.

Hay sobre la carretera los equipos más potentes y mejor completados de la historia del ciclismo.

Unos equipos que además fían todo a las comunicaciones en la carretera, para temas de seguridad, comentan, pero no sólo eso, también para ordenar el patio.

Con este panorama: ¿Es lógico confiar la caza del pelotón a un trascoche?

Así las cosas, para Matteo Trentin la primera de las clásicas flamencas fue a contrapié, lo que no le impidió ser noveno.

La clase que tiene escapa a toda pregunta.

Sin embargo no nos gusta que, ya que eso del trascoche está tan normalizado, se emplee el mismo en la justificación de un resultado.

Porque estará muy admitido, y será cortesía, pero la historia nos habla de desenlaces muy «adulterados» por estas acciones.

Ciclobrava: así es el recorrido 

Aquella de Nibali en el Mundial de Florencia….

El año pasado Gilbert apareciendo en cabeza de una carrera, tras un pinchazo, como por arte de magia.

No recordamos dónde fue, quizá Le Samyn.

Cambrils Square Agosto

Y no sólo eso, la sensación de peligro que transmiten al espectador es brutal.

A nadie se escapa que Matteo Trentin es uno de los cocos del pelotón, y llevarle de compañero da miedo.

Quizá ahí resida la clave y la falta de cortesía.

Ayudar a cualquier ciclista será cortesía, pero no obligación, otra cosa es estorbar, entonces no debería quedar sólo una declaración en los medios y sí en una denuncia.

Sea como fuere Matteo Trentin parece más enchufado que nunca en el Mitchelton.

Quizá un día le dé el físico para rebatir a aquellos que no le ayudaron cuando iba descolgado en la primera clásica de la campaña flamenca…

 

 

 

 

Het Nieuwsblad: Se alienaron los astros para Zdenek Stybar

Zdenek Stybar HerelbekeJoanSeguidor

La primavera de la primavera es para Zdenek Stybar

Gravel Ride SQR – 300×250

A Zdenek Stybar le cuelga una mala fama a este lado de los Pirineos desde hace seis días.

Dicen que no ayudó a Enric Mas a ganar el Algarve, cada vez que sale el tema, todas las opiniones viene por este lado.

Pero, al margen de si tenía que haberlo esperado sacrificando su propio éxito o no, ni siquiera está claro que el mallorquín hubiera ganado la carrera lusa.

Pirinexus 300×250

Sea como fuere, Zdenek Stybar lo tiene: varios podios en Roubaix y otras grandes carreras después ya tiene su clásica del primer peldaño.

Porque la Het Nieuwsblad no es una carrera de las del montón.

Aunque alejada del core de la primavera flamenca, tiene su duende, el poder de prescribir campeones y señalar ganadores de algo mejor.

Aquí nunca ganó por ejemplo Tom Boonen, tampoco Peter Sagan, siempre amargado por Greg Van Avermaet.

Pero esta vez quien amargó al dos veces ganador aquí fue su sempiterno rival, el checo tres veces campeón del mundo de ciclocross, Zdenek Stybar que hizo la carrera perfecta.

Dijo Stybar antes de esta primavera de 2019 que necesitaba la alineación de los astros a su favor para ganar, de una vez, algo grande.

Mil veces después de influir en favor de Gilbert, de Terpstra…

Años después de aquel imbécil que le descolgó de Cancellara camino de Roubaix, Zdenek Stybar tuvo la suerte que merece.

Y así gana una Het Nieuwsblad genuina, corrida a mil por hora, tácticamente exigente, mucho, climatológicamente atractiva.

Stybar estuvo cuando había que estar

Desde los cincuenta para meta formando parte de todos los cortes buenos, colaborando, no siendo el aprovechado que muchos dicen que es, y estando fuere.

Fue el único en soldarse a Van Avermaet en Kapelmuur, primero. y Bosberg, posteriormente.

Luego jugó al gato y al ratón, siendo certero en el tiro, cuando había que estar estuvo, en un grupo nada sencillo, con invitados que nadie esperábamos como Tim Wellens, el ciclista que esperamos gane en las Ardenas y casi pisa un podio de Flandes.

https://twitter.com/Alpe__dHuez/status/1101870638279651329

El otro que daba miedo, y no poco, fue Lutsenko, Astana enrachado desde Omán y siempre certero en la resolución de finales de este estilo.

Mov_Gore

La condena del grupo por eso era Greg Van Avermaet, la rueda que todos querían dejar atrás.

Y Stybar, que lleva años porfiando con el campeón olímpico, sabía que a la contra tenía su alineación de los astros.

Berria: en breve os contamos qué nos ha parecido la Belador Hydrid

Una victoria que hace justicia, que rompe el rol de trabajador incansable en favor de terceros.

Sin Terpstra, pertrechado por Gilbert y Lampaert, Stybar tiene que dar el salto sí o sí.

Ha trabajado para ello.

Ya lo tiene y nos alegramos un montón.

Het Nieuwsblad: Cinco historias que esperamos para el Kapelmuur

Het Nieuwsblad publico JoanSeguidor

Terpstra, Van Aert, Valgren, Lampaert y Pedersen, cinco apuestas para brillar en la Het Nieuwsblad

No hay ciencia exacta para manejar una gran clásica, ni ciencia, ni matemática precisa que explique que cada movimiento, cada decisión es la correcta.

Eso se verá al final del día, cuando se eche la vista atrás y se examinen las calamidades que se han de pasar para emerger en estas circunstancias.

La Het Nieuwsblad se arroga el papel de apertura de una temporada más de primavera

Planes de primavera, comida de marzo y abril y posterior paso por la pantalla para ver las carreras más bellas de la campaña.

Si el ciclismo encuentra la esencia en las grandes vueltas y el fondo, en una clásica encuentra el origen, los primeros momentos, aquellos que se explican del punto de no retorno, de la decisión que cambia tu suerte en un segundo, sin marcha atrás.

Los 200 kilómetros de la Het Nieuwsblad son el telón que abren la campaña verde

Dicen en el Education First que tiene más de veinte bicicletas y casi sesenta juegos de ruedas para el evento.

El esfuerzo técnico es ímprobo, y explica la dimensión del momento.

Así las cosas, si nos permitís, tenemos el foco sobre cinco historias de ciclistas que seguramente estarán en la quiniela cuando la carrera serpentee entre la capilla y el Bosberg, ese tramo que mil veces vimos en Flandes y ahora decide la Het Niuewsblad.

Niki Terpstra es el primero de este humilde listado.

Ciclista dotado de una clase infinita, equiparable a su irritable carácter, ha dado el salto más allá de los algodones y la comodidad del Quick Step, el rodillo de la zona.

En el Direct Energie Terpstra tendrá que fijar las prioridades él solito, porque él solito lleva las riendas, y eso en medio de la manda en la que él aullaba fuerte hace unos pocos meses.

Interesante ver cómo lo manejará.

Het Nieuwsblad JoanSeguidor

Mov_Gore

Wout Van Aert viene con el listón alto, el que él fijó el año pasado, un invierno pobrísimo y la presión de cumplir en un equipo que este año pinta pero que muy bien, el Jumbo Visma.

Van Aert fue la gran revelación de la campaña pasada, explotando en todos los niveles, con un carácter en carrera impropio de una tierna juventud y una calidad llevada al extremo en lugares como Siena, donde la extenuación le pudo.

Como Terpstra no podría esperar a un desenlace al sprint, y dada su vocación por mover el árbol, no sería raro verle delante desde lejos.

Así es la gravel de la Sea Otter Europe 

Seguimos con Yves Lampaert, uno de los corredores más valiosos del ciclismo actual.

A su incondicionalidad por los compañeros, se une una calidad tremenda, que le hace ser uno de los rodadores más creíbles del momento.

Y ello aderezado por un palmarés pequeño aún, pero que evidencia que sabe ganar y que le podría hasta tomar el gusto.

Otro que queremos ver es Mads Pedersen, un corredor cuyo Flandes del año pasado no puede caer en saco roto.

Fue el más cercano a un Niki Terpstra imperial.

Pedersen crece en una estructura que ama profundamente las clásicas, tiene 23 años y prisa por ganar jerarquía.

Puede ser uno de los outsiders más sólidos.

Y el ganador, Michael Valgren, un ciclista que no siempre tenemos presente a pesar de un olfato tremendo en carrera.

Dotado de velocidad en grupos pequeños, resistente en la gran distancia -fue la última escapa en el Mundial de Valverde- su fichaje es una de las claves del remozado Dimension Data que no se encuentra con Cavendish tan anónimo.

Valgren es, ya lo demostró el año pasado, un ciclista perfecto para este circuito, la Het Niuewsblad ya le sonrió una vez y es una carrera que, curiosamente, premia a pares….

Imágenes: Education First

Het Nieuwsblad: Valgren Andersen no es un cualquiera

Valgren Andersen JoanSeguidor

Con Valgren Andersen, Astana redime su mal momento financiero

Momentos antes de ponerme a ver la Het Niuewsblad pude leer la realidad del Team Astana en boca de Alexander Vinokourov. Una realidad que al parecer habla de impagados, retrasos en las nóminas y problemas de flujo de caja. Michael Valgren Andersen quiso y pudo aliviar tanta penuria.

Por cierto que esta vez no hubo victoria belga

La Het Niuewsblad de 2018 se explica en una estadística, y no una de esas que ensucian la pantalla cada vez que vemos un par de favoritos en el mismo tiro de cámara (sé que los vatios, la cadencia y esas cosas son interesantes, pero no hacen más que quitarle alma al ciclismo, hacerlo numérico).

La citada estadística se refiere a la cantidad de ciclistas que estaban juntos a pie de la capilla, y su ascensión, por entre las ferias de Geraardsbergen.

Valgren Andersen remató la superioridad de Astana

Gatto y Lutsenko estuvieron ahí, Valgren Andersen, también. La selección de la capilla dejó tres Astana delante.

Y muy mal se ha de hacer cuando meter tantos ciclistas en un corte que no es muy numeroso.

Astana no esperó. Miraron a su alrededor, vieron que Colbrelli y Trentin habían pasado la criba, reservaron a Gatto, movieron a los otros dos.

Lo normal es lo que ha hecho Astana camino de Ninove, y lo normal es que pudieran ganar.

Páginas: 1 2

Het Nieuwsblad: es primavera en febrero 

Het Nieuwsblad JoanSeguidor

Con la Het Nieuwsblad el ciclismo inaugura el ciclo más intenso del año

La primavera en ciclismo empieza un fin de semana gélido en Flandes, con la estepa abrasada por la escarcha, los árboles desnudos y el barro surgiendo de entre el adoquinado. La primavera empieza con nombre de diario, la Het Niuewsblad.

Posiblemente uno de los fines de semana marcados en rojo para la agenda del aficionado del ciclismo.

El fin de semana en que las cosas se ponen serias, serias de verdad, ciclistas afinados, contundentes, poderosos, brutos que se jugarán la gloria de ser rey del adoquín sobre terrenos que mil veces han pisado.

Sabéis del final de la Het Nieuwsblad, un “Flandes revival”, y de la ausencia de Peter Sagan.

Het Nieuwsblad: la nómina es amplia

Pero no desesperéis, hay material para el espectáculo, ciclistas no faltarán, ni nombres ilustres.

Destaca el Quick Step con más jefes que indios, foco en Gaviria y sus opciones reales en este terreno, foco en Gilbert, si será capaz de revivir su 2017, foco en el dúo Terpstra & Stybar, desprendidos de la sombra de Tom Boonen.

Primera línea de ciclistas que quieren dar el primer paso en una grande del adoquín, sean Lars Boom, Jasper Suyven, Dylan van Baale, Jens Keukeliere y el joven Benoot.

Incluso recomendaríamos mirar a Iván García Cortina, el asturiano que se ve fuerte en  Bélgica.

Páginas: 1 2