Balance: el Giro en Israel

Elia Viviani - Giro Italia JoanSeguidor

Elia Viviani y Rohan Dennis salen con buen botín de la salida del Giro de Italia desde Israel

No hay balance redondo ni verdad absoluta, pero de lo que no cabe duda de que la salida del Giro en Israel pasará a los anales de este deporte.

Y lo hará porque lo que un día fue ver el Tour de Qatar o el Dubai Tour, luego fue el mundial de ciclismo en Qatar y ahora es presenciar el Giro de Italia, la primera grande del calendario por medio del desierto más absoluto.

Hubo un día que nos preguntamos: ¿Se debe resignar el ciclismo a deambular por el desierto?

La respuesta nos la ha dado este Giro, el desierto quizá no sea el escenario definitivo, pero sí el peaje a pagar para que el circo siga su camino.

Y eso es lo que ha hecho Israel, pagar la fiesta para que al Giro le salgan los número, incluso a costa de «blanquear» lo que para muchos es imposible «blanquear», la imagen de Israel en el mundo.

Pero eso es harina de otro costal, alejada de lo que pueda pensar o escribirse en este mal anillado cuaderno.

Viviani, en el escalón que le toca

Elia Viviani  fue uno de nuestros outsiders antes de que la carrera se pusiera en marcha en Jerusalén.

Bueno, Elia Viviani y Rohan Dennis.

Uno ha ganado dos etapas, el otro sale líder del Giro en Israel.

Sobre el primero no hacía falta ser un genio, sólo con repasar la lista de velocistas, para saber que Viviani debía ser protagonista en el Giro.

Igual que Gaviria el año pasado por las ínsulas italianas, Viviani ya ha ganado dos etapas de signo muy diferente.

Si lo de Tel Aviv fue una fortuna de sorteo en el que salió indemne de tanto peligro y carretera maltrecha, en la tarde dominical Viviani consiguió sacar provecho al trabajo de los suyos para ganar, incluso  con Sam Bennett cruzándose de forma escandalosa.

El año 2018 es un antes y después para Elia Viviani, pero también para Max Schachmann, portador de blanco de mejor joven y decisivo en todo, en la crono de Jerusalén, en la victoria de Alaphilippe en Flecha, en la de Jungels en Lieja, en las de Viviani en el Giro e incluso ganador de una etapa en la Volta.

Un maillot blanco, de Quick Step en el Giro nos descubrió a Bob Jungels.

El alemán le hace justicia.

Rohan Dennis - Giro JoanSeguidor

Rohan Dennis y los favoritos del Giro

Otra cosa es la lucha por el Giro, cuya sola mención suena a prematuro, incluso bajo el impacto de la victoria de Tom Dumoulin en Jerusalén.

El neerlandés es dorsal uno en todos los sentidos, incluso en las preferencia y posiblemente apuestas, pero esto es largo y la clase hecha ciclista sobre una cabra tiene muchas montañas que sortear. Me parece incluso que hasta demasiadas.

Tom Dumoulin se guardó el primero golpe, incluso sobre Rohan Dennis, el mismo que le fastidió el prólogo de Utrech, hace tres años, salida del Tour.

Rohan Dennis por eso sale de rosa, le falta un hervor en las grandes vueltas que él dice querer ganar un día.

Quizá este Giro le dé esa opción. Recuerdo una vez que Bradley Mc Gee, excelente croner, gran pistard, un día dijo lo mismo y acabó un Giro en el top ten.

No tuvo mayor recorrido el entonces ciclista de FDJ. Dennis tiene la pelota en su tejado.

El Giro sale de Israel con la sensación de que ha ganado mucho más el mecenas, Israel, que la propia carrera. Quizá un día veamos esto, muchos años después y nos despierte la sonrisa, pero desde luego que esta «grande partenza» no ha sido una cosa cualquiera, pocos lo dudan.

Nos vemos en Sicilia.

Imagen: © Quick-Step Floors Cycling Team – © Tim De Waele / Getty Images

INFO

La historia para que Gobik vista al mejor ciclista de la Volta

 

 

El Giro en Israel: una excelente noticia para el ciclismo

Cartel de la salida del Giro desde Israel

El Giro en Israel, ya no es un rumor.

Hace unos días comentamos lo mucho que nos gustaba oír a Carlos de Andrés, tropecientos años después de que se hiciera con el Tour de Francia, hablar de los monumentos, castillos, fortalezas, villas, calles, iglesias y otros elementos que tejidos entre si, construyen la historia e idiosincrasia de los sitios que pisa el ciclismo.

Pocos deportes, por no decir que casi ninguno, pueden ofrecer esa fortuna, la de atravesar como una flecha por lugares que otros no pueden ni soñar pisar. Aunque hubo quien nos comentó que ellos ven ciclismo para ver ciclismo, pasando del sitio por donde transita la carrera, lo cierto es que este valor ha crecido dentro de argumentario que los organizadores utilizan para convencer a ayuntamientos y diputaciones a poner pasta y medios.

Decimos todo esto, y damos este rodeo, porque nos gusta, nos entusiasma que el Giro de Italia de 2018 dé el salto a Jerusalén para tomar la salida. Es un paso, parece pequeño en el mapa, pero enorme en las implicaciones que conlleva. La primera salida de una grande fuera de Europa, la consolidación del ciclismo como deporte de paz y entendimiento, el escaparate de un país, Israel, que no siempre sale beneficiado en las noticias….

Todo ello son argumentos que el ciclismo hace valer y debe hacer valer. Sé que para auxiliares, técnicos, corredores, infraestructura en general, es un coñazo partir de un lugar on tan poca tradición ciclística y tan lejos del escenario natural, Italia, pero chapeau por la valentía de la corsa rosa, esa que un día “voló” por los canales de Venecia y empezó desde la entraña de San Pedro del Vaticano.

la salida del Giro desde Israel

La salida israelí pondrá ocre, tierra y desierto, también recordará a Gino Bartali y lo que hizo por los judíos en la II GM, a una carrera que se distingue por tener las montañas más bellas, más rocosas y verdes, por correr entre las curvas de la Liguria, las planicies de la Romagna y los acantilados de la Puglia. Israel, la ciudad vieja de Jerusalén, los desiertos pasan al inventario de imágenes de la carrera.

Admiten inquietud ante el tamaño de la competición, pero el esfuerzo merece la pena y ya no sólo en las imágenes y novedad que se derivarán, también en las arcas de los organizadores, que sacarán una buena pasta, demostrando una vez más, que cada euro invertido en este deporte es un altavoz de resultados tangibles.

Por cierto, que la maglia rosa volverá a ser Castelli…

Imágenes tomadas de FB de Giro d´Italia