Iván García Cortina no viene a substituir a Alejandro Valverde

Ivan Garcia Cortina Andorra salida

Decir que Iván García Cortina es el relevo de Valverde es mentir a la gente

Debe tener el móvil a petar Iván García Cortina estos días, a petar de mensajes, felicitaciones, ánimos y recortes de prensa.

Cuando Movistar remueve las aguas, todos acuden solícitos, hay eco en todos lados y al mismo tiempo, un poder que los azules siguen teniendo intacto, aunque en la carretera el regreso les haya pillado, fríos.

Así leemos este titular

Ivan Garcia Cortina

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y es que como en otras muchas cosas en la vida, el «déjà vû» es un clásico que manejamos con una asiduidad que nos asusta.

Decir que Iván García Cortina viene al Movistar a tomar el sitio de Alejandro Valverde es, además de engañar al personal, colgarle una presión a este ciclista que ni merece ni ha buscado.

Comparar el perfil de uno y otro no es de recibo, ciclísticamente hablando, son dos corredores diametralmente diferentes, con virtudes y defectos plausibles, pero sobre todo, alejados de cualquier cosa que se pueda llamar relevo.

Desde los primeros años Alejandro Valverde fue un corredor de casa, pero depredador de todo lo que se le cruzara que ganó mucho desde el minuto cero, destacando por esa polivalencia que le daba victorias al sprint en carreras donde también disputaba generales.

Con el tiempo aprendió a apreciar lo que había fuera, pero tardó una eternidad, al entender de los aficionados más «frikis», en debutar en una carrera como Flandes y San Remo nunca fue una prioridad para él, estando incluso por debajo de la Vuelta a Murcia en su escala de valores.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Iván García Cortina es un emigrante que vuelve a casa a los 24 años

Con una calidad que ya hemos visto, es un ciclista diametralmente opuesto a Valverde.

Le cuesta mucho ganar porque estamos en un circuito donde la competencia es feroz y los nombres que destacan surgen por doquier y cada vez más jóvenes.

El pelotón en el que crece García Cortina es cien veces más internacional y competitivo que el de Valverde, esto en lo que implica al entorno.

El asturiano bebe de equipos internacionales, donde crece y aprende a amar carreras que, por ejemplo, nunca han sido objeto de deseo de Valverde.

Y luego en el físico, a la vista está, nada que ver.

Decir que Iván García Cortina viene a suceder a Alejandro Valverde es jugoso y vende, pero es un flaco favor a la realidad y a los que ya están en Movistar, al margen de que al gijonés le cargan un cruz que, como ya hemos visto tempos atrás, es muy pesada.

Abraham Olano podría dar fe.

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

«Las tres Andorras » de Iván García Cortina

Iván García Cortina encadenó todos los puertos de Andorra en dos días

Un día, durante el confinamiento, Iván García Cortina ideó una ruta que encadenara todos los puertos de Andorra.

Buscó, trazó y cuadró para hacer un país, más de 350 kilómetros y un desnivel acumulado superior a los 11.500 metros, en dos días, acompañado de un fotógrafo.

¿Cómo surge todo esto Iván?

«Durante el confinamiento, me entretenía haciendo rutas. Pensaba en encadenar puertos y puertos, uno tras otro, pero claro, en un día eso era imposible hacer, por cantidad de horas y desnivel positivo?

Lo dividiste en dos… ¿te quedaban puertos por conocer de Andorra?

«Dos me quedaban, uno de ellos el de Aixàs, una subida que queda enfrente de la Gallina»

Podríamos decir que eres un ciclista que ha nacido con y en las redes sociales

«En efecto, pero me gusta sacarles partido y documentarlas. A la gente le gusta lo que compartimos»

 

Todo esto en el año más raro que nos ha tocado vivir

«2020 nos ha traído mucha incertidumbre en lo económico y en lo deportivo, pero al mismo tiempo es un año para hacer cosas raras, cosas que no se te pasarían por la cabeza en temporada normal. Hemos tenido demasiado rodillo para mi gusto y esa tranquilidad que otras veces es imposible encontrar»

Volviendo sobre tu paseo por las nubes de Andorra… ¿qué elementos buscabas sí o sí en la ruta?

«Pues he de decirte que no me he roto mucho la cabeza, la verdad, era un tema de unir todas las carreteras principales con toda la dureza física del país»

Y encajar piezas…

«He seguido un guión muy sencillo, dos días por tanto dos partes, un día el norte y otro el sur de Andorra intentando no pasar dos veces por el mismo sitio, a no ser que acabara en una carretera sin salida»

Un paisaje rápido ¿cómo fue por el norte de Andorra?

«Frío, cero grados en Arcalis, con aguanieve»

¿El sur?

«Muy duro, más desniveles»

DT-Swiss Junio-Agosto

 

¿Cuántas Andorras ha descubierto Iván García Cortina?

«Diría que tres»

Empecemos…

«En el sur puertos más violentos, con desnivel y paisaje más seco. Y en el norte dos partes, por un lado el Valle de Massana, hacia Ordino, al oeste, con bosques más vírgenes y al otro, el Valle de Grandvalira, zona más explotada, de paisaje casi lunar»

¿Qué prefieres?

«El valle de Massana, más boscoso y verde?

¿Más Asturias?

«Así es»

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Dos días y temperaturas muy dispares…

«Puedo decir que me he movido en treinta grados, de los cero del primer día, a los treinta subiendo la Gallina»

Pero no sólo ha sido paisaje, también paisaje…

«Sí, tuve compañeros de ruta como Bernat Font y Edu Prades, me tomé un café y justo llegaba una grupeta con Enric Mas y un grupo de argentinos haciendo una parrillada el día de la Gallina?

¿Probaste algo?

«Sí algo de carne cayó, ese día iba seco, entre el cansancio del día anterior y el calor»

¿Algún momento crítico?

«La subida a Beixalis se me hizo dura, con cuatro horas en las piernas»

Veo que tomaste un baño…

«Sí, las patas lo agradecieron. Fue antes de subir La Gallina, el agua estaba fría pero fue reconfortante»

Ruta Martes 178,06km | 5.289m D+

Ruta Miércoles 189,72km | 6.335m D+

Gore 400×100 MArzo2020

 

¿Qué diferencia hay entre esto y competir?

«Es otra cosa, aquí puedes estar tan agotado que necesitas parar y lo haces, eso en competición no se te pasa por la cabeza?

¿Alguna playlist para la marcha?

«No acostumbro a llevar música, pero si llevo algo ahí hay de todo, el regaetton va bien para coger el ritmo y animarte»

¿A qué tanto por ciento vas en una marcha así?

«Al cincuenta, no necesitas más, son muchas horas. Hay que comer mucho. El segundo día me fui a las nueve horas»

¿Qué ronda por la cabeza en tanto rato?

«De todo, piensas cuándo volverás a competir, pero también en si tienes que comprar alguna cosa»

¿El ultrafondo es una opción de futuro?

«Siempre me he sentido atraído por él. Tengo una gravel de acero. Siempre hice caminos, desde pequeño, entonces ya le preparaba embocadas a mis amigos en Gijón»

¿Un reto que te venga a la mente?

«Hacerme un Andorra-Gijón por Francia, y entrando por el País Vasco»

Con el parón impuesto por el coronavirus, este tipo de cosas es un plus para tus patrocinadores ¿lo consideras tú también así?

«Desde luego, hay que hacer brand. Estoy muy a favor de este tipo de cosas, se profesional no significa ser una monja de clausura. La vieja escuela tenía sus bases: descansar y entrenar. Ahora debe ser diferente y eso no significa que no seamos responsables, me gusta salir en gravel, pero eso implica que puedo hacerlo una vez cada dos meses, no más»

Ya recordamos verte ganar un Red Hook…

«Claro, podemos hacer otras cosas, con cabeza y respetando nuestra profesión. Mira lo que hacen algunos Education First, u otros como Justin Willians»

¿El ciclismo necesita repensarse?

«Es que el ciclismo clásico como tal es aburrido a los ojos de la gente de hoy en día. Hay que meter gente de otras modalidades, de ciclocross, de piñón fijo… todos suman»

¿Resultó complicado venderle la idea al equipo?

«Pensaba que iba a costar más, pero la mano de Mc Laren se nota en estas cosas. Les encantó la idea y me apoyaron»

Hay que ser original

«…Y buscar cosas que enganchen al público»

Y de la campaña ciclista ¿qué?

«Tras Strade y San Remo, el Tour, hay que verlo»

Imágenes de Fidel Bagan para Strava

 

 

¿Cuál es el equipo para Iván García Cortina?

Paris-Niza 2020 Iván García Cortina jOANsEGUIDOR

A Iván García Cortina ya le adjudican equipo para el año que viene

Cuando la temporada quedó en punto muerto a las puertas de Niza, hablamos de varios perjudicados dado el golpe de pedal que mostraban, pero nos olvidamos de Iván García Cortina.

El astur dejó la temporada ganando un sprint de la carrera hacia el sol, sin público en la cuneta, sobre el mismo Sagan, demostrando que iba como un tiro para las clásicas.

Hoy, segundo lunes de junio, con casi la mitad de campaña realizada, si todo hubiera ido bien, nos preguntamos cómo la habría ido a Iván, qué suerte habría corrido en Flandes, en todas sus clásicas, cómo le habría sonreído el pavés de Roubaix…

Nos quedaremos con las ganas de saberlo.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Sin embargo, hoy Iván García Cortina es noticia no por lo que pudo ser y sí por el que podría ser su equipo el año que viene…

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Es curioso, lo que todos los medios dan por hecho, una firma de tres años con Movistar Team, el propio interesado lo pone en entredicho ¿a quién creer?

Cuando tantos tantas y tan diversas fuentes hablan en la misma dirección, con tal concreción es complicad creer que Iván García Cortina no acabe de celeste el año que viene.

Tantas y tantas veces se ha negado la mayor, que al final el rumor acabó siendo realidad, por más que lo negara el implicado.

La primera reacción del público fue de rechazo, que Movistar no es un equipo para él, que si no se orienta a clásicas, que si todo a vueltas, pero ojo porque el mantra está desgastado.

Hurgar en la plantilla del Movistar implica dar con nombres que tienen predicamento por las clásicas, no son top, ni primera línea, pero hay mimbres y sobre todo potencial.

Es decir que Cortina compartiera equipo con un perro viejo como Roelandts no le haría mal alguno, eso si el belga de 35 años alarga su periplo hacia el año que viene.

Lo mismo decir de Imanol Erviti, quien se despachara dos top ten Flandes, ambos son la cara más evidente de esa cara clasicómana que Unzué dijo querer potenciar.

Ahí atrás hay corredores que viene fuerte, un subcampeón de Roubaix sub 23 como el suizo Johan Jacobs, o Íñigo Elósegui, un metro noventa de ciclista que admite debilidad por los adoquines.

Strava saca rédito a su popularidad 

En ese caldo de cultivo Iván García Cortina tendría acomodo, equipo para desarrollar e incluso impartir la no poca sapiencia que trae de su viaje por Bélgica.

En el fondo nos gusta ver a estos chavales trepar ahí fuera, haciéndose el hueco que se les negó aquí de inicio, algo que no convierta al equipo telefónico en una selección española B.

Quizá Bahrain no sea el mejor equipo para clásicas, y para García Cortina haya enclaves icónicos en los que nos gustaría verle.

Por ejemplo en el Lotto-Soudal, equipo con dos ganadores de Roubaix, Gilbert & Degenkolb, con vastísima cultura belga y sin una jerarquía tan férrea como el Deceuninck.

O el Education First, un grupo que no es top pero que saca resultados envidiables, Flandes el año pasado, porque trabajan del colectivo al individuo como pocos.

Son dos opciones, alguna más podría ser, pero caerán en saco roto, mucho me temo que la balanza está decantada, y veo a Iván García Cortina en Movistar, como al final acabó Enric Mas, hace un año.

Gore 400×100 MArzo2020

California: Iván García Cortina ya lo tiene

Ivan Garcia Cortina JoanSeguidor

Ya está, Iván García Cortina ha estrenado su palmarés

«Es un crío, es un niño» me aseguran, me dicen los que conocen a Iván García Cortina.

«Me gusta, es arrojado, me recuerda a mí cuando empecé en todo esto» recuerdo que me dijo un día Purito.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Iván García Cortina no era un corredor más, desde bien joven se quedó prendado de ese tipo de carreras que no acostumbran a gustar en España.

Un ciclismo que, como una vez nos dijo Pascual Momparler, da trabajo, sueldo y estabilidad a quien quiera conquistarlo.

Por eso es importante meter en este lado de los Pirineos adoquín, sterrato y todos los elementos que marquen tendencia en el ciclismo mundial.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Porque el ciclismo es otra cosa que morir en tres semanas y veintiuna etapas.

Iván García Cortina lo tuvo claro, forjó su camino en esos ciclismos extraños para muchos y se ha hecho un nombre.

Un nombre que ahora figura en la historia del Tour de California.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Mil tiros al palo, sinsabores, segundos puestos, al final el asturiano con tez juvenil tiene su triunfo en el World Tour.

En Ventura, con el mar de telón, con el salitre en los pulmones, ha sacado todo aquello que se intuía en él.

Iván García Cortina ha aprendido de los mejores

Le ganaron corredores como Dylan Groenewegen -que lleva tres de tres en Dunkerque- o Matteo Trentin.

 

En la derrota encontró la oportunidad, la opción de crecer y sacar la cabeza.

Derrotas de las que se aprende a todo, a colocarse, a medir el esfuerzo y a matar en la recta.

Maximo Richeze sacó el látigo pero no le seguía Fabio Jakobsen, ni Asgreen, la rueda se la tomó Iván García Cortina que sacó la velocidad justa para ganar en un grupo que venía muy tocado por el repecho que precedió la llegada.

 

Podríamos decir que lo más complicado ya ha pasado para Iván García Cortina, que saborea, al fin, su primer triunfo, una victoria de quilates con los Deceuninck ahí y un colombiano que es la bomba, Sergio Higuita, el detonante de la subida final y tercero en el sprint.

El camino no ha sido sencillo.

En Monells, la Ciclobrava tiene un avituallamiento medieval

Otra primavera sin ganar, ni pisar un podio de importancia, pero con el éxito esperando en el amanecer californiano del verano.

SQR – GORE

 

Podríamos decir que lo más complicado ya ha pasado, pero sabemos que lo difícil no es llegar y sí mantenerse.

La clave es sostener ese ritmo en la élite y prolongar un éxito que no es sencillo prolongar.

Iván García Cortina corre desde hace tiempo más allá de los Pirineos y le va bien

Cambrils Square Agosto

 

Porque lo hace ajeno al «enjabonamiento» generalizado de una prensa loca por tener alguien de quien escribir.

El chaval crece a su ritmo y va bien, pero las tornas han cambiado.

Esta generación, la de Iván y compañía, nada tiene que ver con las anteriores.

Lo tienen complicadísimo, en una exigencia máxima, con puestos contados para los mejores.

Si se ha tenido que ir a California a estrenar el palmarés…

Imagen: FB de  Team Bahrain Merida 

 

 

 

 

La necesidad de romper de Iván García Cortina

Ivan Garcia Cortina JoanSeguidor

El día que Iván García Cortina gane nos quitaremos un peso de encima

Cuando Iván García Cortina nació, Abraham Olano se acababa de proclamar campeón del mundo y Miguel Indurain había desistido del récord de la hora en Quito.

Desparpajo, extrovertido, Iván García Cortina corre de la misma manera

Y no se arruga.

Tiene escasos 23 años y está ahí, merodeando los mejores puestos, compitiendo contra los mejores.

Y no es sencillo.

En Andalucía, estuvo cerca, casi lo logra, le faltó poco.

Donde nosotros vimos en un principio ansiedad, correr bajo el foco de la expectación, de las ganas del respetable por verle ganar, otros vieron jugar bien sus bazas.

Lo cierto es que el final de Iván García Cortina en la segunda etapa de Andalucía está al nivel de muy pocos.

Romper de esa manera la hegemonía del grupo… sólo Matteo Trentin le devolvió al redil.

Jugar de tú a tú con Matteo Trentin era casi imposible, al menos buscó algo diferente.

El problema para el gijonés es que las miradas pesan, no sé si sobre él, pero sí sobre los que le seguimos y esperamos verle un día ganar.

Porque ganar, romper el hielo tendrá que hacerlo, estando siempre tan bien, tan próximo.

Mov_Gore

El problema es ese peso de la responsabilidad, porque hoy, creemos que la noticia no era que el de Bahrain ha estado cerca de ganar y sí la victoria de Matteo Trentin.

Iván García Cortina afronta la primavera con más galones si cabe en una estructura en la que es un nombre destacado, con Mohoric y Colbrelli.

Que gane algo o no, no creo que deba ser decisivo para su futuro, pero sí balsámico para las lógicas ambiciones del momento.

Sin embargo, él con esa corta edad que aún atesora, ya tiene experiencia y sabe que en el terreno de las clásicas, a veces el mejor estado de forma no es sinónimo de éxito.

Él que siga así, trabajando y atrayendo gente a su causa, y rompiendo sprints como los Gastón y Recio de antaño, que lo demás llegará por defecto.

Imagen tomada de FB del Team Bahrain Merida

Iván García Cortina y la generación que surge de la adversidad

El presente del ciclismo español se puede explicar con Iván García Cortina

Dicen que la historia de Iván García Cortina es veloz, rápida, que quema etapas, devora páginas a ritmo de vértigo. Lo escribe Fernando Llamas en Marca, en una de esas entrevistas que son necesarias. Un diario, no sé si aun el más leído de España, dando pábulo a un corredor muy alejado del estándar histórico ibérico.

Un tío alto, amplio, con 22 años y ya delante, de bagaje internacional contrastado, ávido por ganar clásicas, por ganar a Peter Sagan, ahí es nada. Desprovisto de complejos, directo, que corre su primer año en el máximo nivel como si lo hubiera hecho de siempre.

Que no contento con ello se va a Milán y gana el Red Hook, esas carreras de nuevo cuño que tienen un poder de convocatoria como si del Tour se tratara. Que se corren sin frenos, a piñón fijo, que premian la pegada, el físico y la técnica por igual.

Iván García Cortina es el asidero que demuestra la amplitud de miras del ciclismo español en la antesala del cacareado desierto que le aguarda. Es el ejemplo, el vivo ejemplo de que el abanico se abre, que no será mucha la cantidad, pero que hay calidad, muy identificada en las espaldas de ciclistas que tendrán que convivir con una presión y una lupa sin igual.

El ciclismo español que viene es un poco como Iván. Ciclistas de talento inmenso, muy apreciados fuera, algunos en labores de auxilio para su líder y otros para crecer con todos los medios y las mejores carreras. Se abre el abanico, no sólo hay buenos vueltómanos, hay buenos clasicómanos, ciclistas de una semana, caza etapas,… a la calidad habrá que añadirle la cantidad.

Páginas: 1 2

Vuelta: El día que el mundo supo de Iván García Cortina

Iván García Cortina, escapado en la Vuelta

Si hubiera ganador moral, «esa gilipollez» que me dijo un día Oscar Pereiro, pensaría en Iván García Cortina…

Que gane un ciclista del Lotto, nunca lo hemos escondido, nos alegra. Que gane un ciclista belga del Lotto es el premio redondo, para qué nos vamos a engañar. En Gijón Thomas De Gendt ha entrado en la nómina, selecta, cribada, de ciclistas que han ganado en las tres grandes vueltas. Un premio a la persistencia, al no desfallecer y estar siempre en la brecha, un ciclista de los que ya no quedan.

 

Dos evidencias en la primera de las dos jornadas astures.

La primera: Ganar en la Vuelta a España es carísimo. La tercera grande la temporada tiene fugas “nivel Tour”. Sólo así se entiende una escapada formada por Bardet, Rui Costa, Mohoric, Roche, Jungels, Trentin, Pantano, Arroyo,…. Una escapada de seis estrellas.

Por eso conviene situar sin ambages lo que ha hecho Iván García Cortina, el corredor que vino aquí para ser ciclista con todas las letras. El corredor que hoy pasó por la puerta de su casa, dijo Chozas que estaba a cinco de meta, y se armó, en medio de un corte de estrellas, del valor necesario para decir: “Aquí os quedáis”.

Soñó, soñamos que podía ser posible, aunque muy bello para ser cierto. Esto no es tan fácil como desearlo o quererlo, son necesarias muchas más cosas y a Cortina quizá le hagan falta más batallas que curtan y endurezcan su piel, aunque que este chaval tiene madera, es algo que está fuera de cuestión.

Por un momento pensamos que Asturias volvería a ser el escenario de una victoria española, no se ha visto nada igual desde que el año pasado De la Cruz ganara en El Naranco, pero a Cortina le perseguían ciclistas muy buenos en terrenos muy complicados, que no por conocidos fueron cómplices de su éxito.

Mucho nos tememos que esto es sólo el principio. El gigantón gijonés tiene mucho pero mucho que ofrecer.

La segunda evidencia: que hay un cansancio extremo en la Vuelta. Sólo así se enciente que el pelotón fuera a diecisiete minutos de la escapada durante muchos tramos decisivos. Una diferencia que habla de las ganas de tranquilidad que planean el pelotón. Dicen que Froome está exhausto de tanto desnivel y encerrona. Él, que en teoría es el más fuerte, piensa esto. ¿Qué no barruntará el resto?

Contador está en la cuenta atrás. Volvió a intentarlo. Ha perdido la cuenta de los ataques, ya no valoraremos si es de peseta o no el realizado de cara Gijón, es inasequible al desaliento, incluso cuando todo invita a pensar que no es necesario ni conveniente moverse. Lo importante es que guarde pólvora para el Angliru, “donde todo puede pasar” dice.

El «relevo del ciclismo español» será la canción de la Vuelta

Rubén Fernández es uno de los del relevo del ciclismo español

Ha llegado el momento que el público, el gran público, ese que apela la organización de la Vuelta con grandes subidas y muros, conozca los apellidos de Soler, Fernández, Rosón, Arcas, Pedrero… como depositarios de la reciente tradición ciclista en este bendito país. A vueltas con el relevo del ciclismo español.

Es imperioso que en esta Vuelta, la de la retirada de Alberto Contador, con Alejandro Valverde en reposo y Purito retirado, arroje un nombre que la prensa mayúscula pueda mascullar cuando hable de ciclismo a la parroquia que sigue viendo bajo banderas y enseñas y mira el ciclismo como si fuera un partido de fútbol.

Será, lo no olvidéis, la canción de la Vuelta. Perico ya ha atizado el fuego, los plumillas escudriñan alineaciones y marcan los nombres ganadores de la armada patria ante la buena colección de estrellas que vienen a la Vuelta.

Pero, ¿es de recibo poner sobre la espalda de estos corredores tal grado de responsabilidad? Las circunstancias obligan, y el gran público pide madera, se le ha acostumbrado a ello. Es curioso el nueve de Movistar, es un nueve que muchos tacharían de circunstancias, pero ojo, a veces, cuando las cosas parece que no van a rular, van y rulan. Que se lo digan a Antequera cuando fue a un Mundial con Freire a cubrir el expediente.

La Vuelta a España de 2017 recibe la herencia que el ciclismo español ha cultivado durante largo tiempo. En esta historia, que no es la primera vez que contamos, hay muchos culpables y grandes perjudicados, aquellos que un día en este lado de los Pirineos un día quisieron ser ciclistas en el peor momento de la historia para hacerlo.

Todo movimiento, todo gesto será interpretado en clave de futuro, pero no de largo plazo, del corto, del de pasado mañana. No se reparará en lo que nos dice Nico Van Looy en esta pieza sobre la experiencia corta de Rubén Fernández en las tres semanas e inexistente de Marc Soler en dicho terreno. Lo mismo podemos decir de os citados anteriormente, hay que dejar a los chavales crecer, y si la travesía en el desierto es larga, pensar en qué nos ha llevado a este punto.

El ciclismo español tiene muy buenos nombres para el futuro, pero está claro que de la cantidad sale la calidad, y la primera simplemente no se da. Nos hace especial ilusión ver a Garcia Cortina, desparpajo y calidad al servicio de Nibali, pero de éste no os preocupéis hablarán de forma tangencial, quizá algún día para decir que es “rarito” como Oscar Freire, cuando decía que le molaban las clásicas.

En la vida cada uno tiene lo que recoge, el ciclismo español exactamente tendrá eso y la factura de tener sólo un bloque en el máximo nivel. El precio es alto, penoso, pero no cabrá otra. Ahora bien, cuando oigáis la musiquita de fondo de la carrera, recordad que la letra y las líneas que llenen el guion tendrán un elemento común: “el relevo del ciclismo español”.

Imagen tomada de Movistar Team

INFO

Barritas energéticas Long Energy Sport – Grosella y Chia… by EnergyFig