La Vuelta a España y el pez que se muerde la cola

Ya conocemos la Vuelta 2015, sus datos, recovecos y cimas novedosas. A este ritmo, la retahíla de nuevos nombres que arroja esta carrera sembrará de iconos y “semi-iconos” la geografía ibérica. El problema es que de tantos nombres que entran en escena resulta complicado que algunos cuajen en el colectivo como en su día lo hizo el Angliru y aquella fantástica jornada en la que el Chaba dio apertura a la cima astur, ese día que Manolo Lama dijo haber estado más tiempo con el abulense que con su propia mujer.

A grandes rasgos, la Vuelta 2015 saldrá de Marbella, incorpora nueve llegadas en alto, no tan bestias como las que marcaban los últimos años y sobretodo dos jornadas que encadenan dureza y kilómetros de subida, la de Andorra -que va camino de convertirse en celebérrima- y la de la Ermita de Alba, encadenando Cordal, Cobertoria y Ermita de Alba en 40 kilómetros-. La crono de Burgos no obstante puede tener la clave.

Como dijimos ayer, hablando de la etapa andorrana y crono burgalesa, la Vuelta ahora mismo no tiene nombres en el cartel. Si nos apuran, sólo dos se atisban con claridad, descartado casi totalmente, y salvo hecatombe, Alberto Contador -no olvidemos vigente ganador-, sólo adivinamos la segura presencia de Alejandro Valverde y Purito Rodriguez, sempiternos aspirantes, por cuanto el primero al menos ya ha podido hacerse con una victoria final y el segundo la ha tenido a tocar con los dedos.

La Vuelta es por tanto a día de hoy, y viendo las dos únicas estrellas enteramente confirmadas, una carrera en clave doméstica, y aquí entramos en el pez que se muerde la cola, pues ni Purito ni Valverde son críos. Ambos rebasan los treinta años con suficiencia y eso significa que cuando la Vuelta se presente en enero de aqui a dos o tres años, posiblemente estos dos ciclistas hayan colgado la bicicleta o su estela no brille como en el presente.

Muchas veces hemos oído que el relevo que viene para el ciclismo español no ofrece las perspectivas de lo logrado hasta la fecha. Quizá cuando la carrera se presente en unos años, no se puedan arrojar nombres del atractivo de Purito o Valverde, porque sencillamente ya no existan. Entonces muchos repararán en el enorme vacío de trabajo y cantera que ha predominado estos años.

La Vuelta a España goza de buena salud. A unas ediciones complicadas, en las que Javi Guillén admitió haber tomado una carrera con no pocos problemas financieros, le ha seguido un periodo de estabilización y mejores balances. Quizá ahora que la carrera está lanzada, con la siguiente edición atada, con la salida del 2016 también confirmada, en Nîmes, podría ser un buen momento para mirar hacia adentro, hacia el ciclismo de casa nuestra, hacia ese calendario perdido en el camino de crisis y dopaje que tanto daño le han hecho a este deporte.

Sabemos que no es sencillo presentarse en despachos atestados de dossiers de publicidad y posibles patrocinios. Empresarios, ayuntamientos, diputaciones,… están solicitadísimos por el ciclismo, el basquet, el fútbol, el tenis,… pero ello no quita que se puedan poner lo mimbres para que el ciclismo pueda ofrecer cosas que otros deportes no pueden: movilidad, cercanía, escenarios.

Hablaba la presidenta de la Costa del Sol de la importancia de la Vuelta para el turismo de la zona, pues bien, que en Unipulblic hagan valer esa baza y se valgan del delirio que el ciclismo causa en países como UK, Bélgica u Holanda para vender este deporte, vender turismo, porque eso otros deportes no son capaces de hacerlo.

Quizá, entonces, cuando faros como Unipublic vendan todo un calendario -al modo de su socio ASO- veranos el renacer del ciclismo español y por ende asegurar unas estrellas nacionales a meses vista de la celebración de la carrera.

Imagen tomada de catenacycling.com

INFO 

Prueba estos días Nacex y su servicio para llevar tu bicicleta everywhere… ni colas, ni cargados con equipajes…

La Vuelta da lo que la gente pide

El goteo sigue y poco a poco, en la recta final para su presentación, conocemos casi todos los detalles de la próxima edición de la Vuelta a España. Al final, entre filtraciones, rumores y los diarios locales, que saben de los pactos de sus políticos más de lo que cuentan, el mapa de la Vuelta toma forma dejando el acto que se celebrará por Torremolinos en un mero acontecimiento de foto y poco más. Incluso el diario As ha adelantado la integridad del trazado.

Entre los muchos detalles que se conocen de esta Vuelta, que poco a poco entra en los cauces de carrera “normal”, por cuanto ya no se premian en exclusiva las llegadas de pendientes inhumanas como hace dos o tres años, nos llaman la atención dos jornadas: la andorrana y la crono burgalesa. Y nos llaman la atención porque ponen de relieve lo que podríamos llamar “etapas a la carta” pues dos ciclistas, dos, son artífices directos o indirectos de su diseño y concepción.

1

Lo admitió en una entrevista el propio Purito, él ha intervenido en el dibujo bestial de la etapa andorrana, como hace tres años recomendó subir a la Collada de la Gallina. En el caso de la contrarreloj, fue el propio director de la Vuelta, Javier Guillén, quien admitió la complacencia de Chris Froome a una crono de esas características y ojo porque no es tema baladí, en la inclusión o no de esa cronometrada residía la clave para que el inglés pusiera o no la Vuelta en sus planes, aunque eso sea aventurar mucho, pues la Vuelta, ahí, en agosto, siempre es plato de segundo orden. Se corre o no, en función de cómo te haya ido la temporada. En todo caso miren imagen anterior, es de esta misma semana.

Entiéndanme, es normal que un ciclista conocedor de su zona recomiende una subida u otra, pero de ahí a hacerlo tan extensivo y público quizá no resulte la mejor imagen. Ya saben lo que dicen de la mujer del César.

Volviendo sobre esa etapa andorrana de la Vuelta, cabe decir que es la respuesta a las muchas demandas de jornada auténticamente dura en la carrera. Su perfil esconde varios puertos encadenados, sin casi transición entre ellos y una cifra, casi 6000 metros de desnivel. Rara vez se manejan estas cifras, pero creo que no han dejado rincón del principado por tocar.

La organización ha hecho su parte y en cierto modo ha desterrado el prototipo de etapa monopuerto que marcaba sus perfiles recientes. Ahora cabe ver qué hacen los ciclistas y esto sí que levanta conjeturas, porque mucho me temo que el control, conservadurismo y pinganillos harán el resto. Al final, la experiencia nos dice que las mejores etapas suelen ser aquellas con las que nadie cuenta y, espero equivocarme, esta vez no va a ser una excepción.

Imagen tomada de www.cronoescalada.com/www.ciclo21.com

INFO

1

Este año 2015, Orbea cumple 175 años desde que los hermanos eibarreses se pusieran a fabricar armas en la España del siglo XIX, la de las guerras charlistas y la restauración. Una densa historia les contempla desde entonces. Quieren que les cuentes tu historia con una Orbea poniendo ruedas a tu felicidad. Hazlo en 175@orbea.com.

¿Cuál debería ser el siguiente paso de Unipublic?

No es habitual ver el ciclismo en la prensa económica. La semana pasada Javier Guillén, máximo responsable de la Vuelta a España y por ende de Unipublic, protagonizó una interesante entrevista en el diario Cinco Días. Si deportes como la Fórmula 1, un circo en toda la amplitud del término, fútbol o tenis tienen su presencia en estos círculos, es interesante ver hablar a la gente del ciclismo, sobre todo para tomar conciencia de las modestas magnitudes del deporte que más territorio abarca.

La entrevista en sí está bien, pues habla Guillén de cuestiones que no acostumbra a abordar. Sin entrar en mayores detalles algunas de las impresiones del primer ejecutivo de la Vuelta sirven para tomar conciencia del estado real de la mejor carrera de nuestro país. Se cumplen unas cuantas ediciones bajo el paraguas de ASO y su efecto se deja sentir en lo que a difusión internacional se refiere. Es obvio que no entra en resultados, pero ya quisiéramos saber cuánto del paquete que negocia la empresa de matriz francesa queda en la Vuelta y cuánto para Francia, su Tour y sus carreras satélite (Dauphiné, París-Niza, las clásicas valonas, Roubaix, Tours, Avenir,…).

A Guillén le ha tocado torear con dos problemas. Heredó la carrera en un momento de herencia plomiza en forma de dopaje y con el tiempo le tocó gestionarla en tiempos de crisis total. No olvidemos que la España de 2011 y 2012, mientras la Vuelta rodaba, estaba en nivel de intervención. Parece no obstante que la carrera remonta, no sé si volverá a los niveles de aquella dorada época de abril y la carrera tambaleándose en los caprichos de la meteorología, pero al menos en 2014 Guillén admite que los resultados son mejores.

Un dato interesante es la cifra de inversión pública que corre por sus balances. Guillén la pone en el 13%, lo que en cierto modo es alentador porque le da independencia de acabar donde él quiera. Esperemos esa cuota baje. Con todo Guillén se pone otras metas y la primera es volver a Canarias, a donde la Vuelta no llega desde 1988 cuando lo hizo en su prólogo desde Tenerife y victorias de Etore Pastelli, Iñaki Gastón y el BH, dirigido por Mínguez y liderado por Cubino, de amarillo en aquel bucle.

Guillén también habla del norte de África para integrar Ceuta y Melilla en el mapa histórico de la carrera como siguientes pasos. Sin embargo desde este mal anillado cuaderno, se nos ocurren otros retos inminentes, tantos como carreras se han perdido en España desde 2005. Sí, hace un tiempo Unipublic era garante de un ramillete de carreras que entiendo que bien gestionadas, desde la racionalidad y bien proyectadas, pueden volver a ser negocio, pingüe si quieren, pero negocio a la postre. No entiendo que potencias turísticas como Catalunya no puedan recuperar su Setmana Catalana, que ciudades como Barcelona no eche el resto por la Escalada, que Aragón, Galicia o Valencia no tengan interés alguno en recuperar sus vueltas.

El retorno podría ser modesto, al nivel de lo que se exige hoy en día, pero si fuera un retorno ya nos daríamos con un canto en los dientes. A partir de aquí no vemos otra opción que seguir creciendo. Si lares como Dubai, Omán o Qatar ven el ciclismo atractivo que no habrán de hacer sitios de tradición y poso mil veces mayores. Creo que al margen de la Vuelta, la joya de la corona, Unipublic debería recuperar el rol que le corresponde en el ciclismo español. Es una obligación casi moral la que le empuja y estoy casi seguro que bien hecho hasta les daría beneficios.

INFO

Un práctico soporte para llevar nuestro smartphone en el manillar de la bici o en el brazo!!

2

Como ya sabemos, los teléfonos móviles de última generación (smartphones) cuentan con multitud de características técnicas y aplicaciones que los convierten en dispositivos multiusos cada vez más utilizados por deportistas de todo el mundo.
En el caso de los ciclistas y runners, uno de los accesorios esenciales para poder utilizar nuestro propio smartphone en la bicicleta o mientras corremos es el soporte para el manillar o brazo, existiendo múltiples opciones en el mercado.

De la mano de KSIX  conjuntamente con unos de los mejores fabricantes de soportes del mercado a nivel mundial «TIGRA»  nos llega un  práctico soporte para acoplar nuestro teléfono móvil a la bicicleta de forma sencilla o llevar cómodamente en nuestro brazo mientras disfrutamos corriendo, y además, segura y lo más importante, económica.

El KIT MULTISPORT KSIX BY TIGRA es un pack creado exclusivamente para KSIX, se trata de una carcasa fabricada en policarbonato y una cubierta translucida resistente a la lluvia, polvo o golpes. Solamente disponible para Iphone 5, 5S, Iphone 6, S4 y S5 se acopla al manillar  mediante una abrazadera de fácil y rápido montaje y a tu brazo mediante un simple click en uno de los dos brazaletes que el fabricante incluye en el pack.

Una idea realmente buena que te permitirá disfrutar de tus dos deportes favoritos sin tener que comprar múltiples accesorios, el KIT MULTISPORT KSIX BY TIGRA tiene una ventana frontal transparente que permite todas las operaciones de teléfonos inteligentes con pantalla táctil, especialmente cuando se utilizan aplicaciones de navegación GPS o aplicaciones de localización.

La carcasas flexible ofrece un máximo agarre a su smartphone mientras corre o monta en bici, el KIT MULTISPORT KSIX tiene un mecanismo de bloqueo giratorio que asegura  un fácil montaje y desprendimiento de smartphone al brazalete o soporte de bici.
Gracias a su sistema de rotación de 360º podrá colocar el soporte a su antojo para una mayor visión de sus aplicaciones móviles, podrá grabar sus videos y realizar sus fotos gracias al agujero de la carcasa.

El brazalete de running, es de neopreno con placa de montaje y agujeros de ventilación, disponible en dos tamaños: 8 a 30 cm y de 26 a 46 cm de circunferencia.

Lo que Abraham Olano nunca hubiera dicho

Con la misma eficiencia que imprimía a su pedalada, Abraham Olano ha elegido el arranque de la Vuelta a España para hablar de un suceso, su despido de Unipublic, que aconteció los días después de finalizar el Tour, al calor de las famosas pesquisas del Senado Francés sobre las muestras del antidopaje del famoso año 1998. Han pasado nada menos de cuatro semanas.

El plan de Olano ha sido doble, al mismo tiempo que ha lanzado un comunicado formulando sus impresiones, ha concedido una entrevista a El Correo donde, al margen de su contencioso con la empresa que organiza la Vuelta a España, se dedica a analizar una carrera en cuyo recorrido dice tener mucho que ver. Y es que en el caso del vasco no sé hasta qué punto valorar su implicación en un trazado que en sus tiempos de ciclista le resultaría nefasto y más cuando a él también se le atribuyeron uno de los peores recorridos de la historia de la Vuelta, aquel de 2007 que ganó Menchov con tantísima solvencia merced, en parte, a una interminable crono por una autovía zaragozana. ¿Cuál es la Vuelta del gusto de Olano aquella o ésta?

La nota que firma Abraham Olano es un vivo ejemplo de lo que es este ciclismo que languidece entre sombras, sospechas y medias verdades. Tras varios años debiéndose a Unipublic, Abraham Olano habla de los adalides de la “marca España” y cómo estos han dejado caer la roda patria en manos del vecino del norte. Entendemos que el exciclista se percata ahora de lo nocivo que resulta una Vuelta en manos francesas, no le oímos lo mismo en el tiempo que ejerció para la empresa que dirige Javier Guillén.

Desde hace tiempo, lo pesamos y así lo reiteramos, la Vuelta que ahora va y viene por la costa pontevedresa es un juguete en manos de ASO, una especie de laboratorio de probaturas de esto y aquello que este año además se permite el lujo de introducir una etapa homenaje a los 100 años del Tour por el Pirineo francés.

Y si Olano resulta tan agraviado por los gestores de Unipublic ¿qué habría de decir de los muchos excompañeros de pelotón que ahora conducen un coche de la carrera sin decir nada de su caso? El periodista de Eurosport Antonio Alix así lo comentó con twitter con toda la razón. Si el despido de Abraham Olano carece de toda lógica y criterio, ¿no cabría algo de solidaridad? O quizá no, ante el convencimiento de que el de Tolosa también callaría si se viera en la misma situación.

Lo que en el fondo emerge es que todos tenemos unos intereses y servidumbres y que el sueldo a final de mes, ahora que todo está tan jodido, no es un bien a hipotecar por causas perdidas, pues al final esto, lo de la solidaridad, es una causa perdida y más en el ciclismo que rueda por nuestros mundos.