La Vuelta es cosa de los Herrada

La Vuelta Jesus Herrada JoanSeguidor

En dos días los Herrada, Jesús y José logran una cuota de hermanos en la Vuelta que cabría rebuscar en los anales

En dos días es complicado ver un apellido en la vanguardia de una carrera como la Vuelta.

El apellido Herrada en dos jornadas de Maestrazgo, esa zona de colinas peladas, abruptas y rectas, serpientes por una ruta pedregosa.

Una ruta angosta que los Herrada tienen por la mano, como Jesús mantuvo cuando, entre lágrimas explicaba un triunfo de etapa que llega con cierto sabor a revancha.

 

Un día después que en Javalambre la suerte de la Vuelta se girara de espaldas sobre José Herrada, Jesús, el pequeño, en el mismo equipo, Cofidis, dio en la tecla.

Lo hizo es una escapada de buen nivel y nombres amenazando con descargar a los capos de la generar de tener que arrastrar algo tan pesado como el maillot rojo.

David de la Cruz fue líder oficioso mucho rato, pero la casaca roja recayó sobre la espalda de Dylan Teuns, uno de esos corredores cuya calidad empieza a reflejarse en el palmarés.

Cuando hace un año, claudicó ante Oscar Rodríguez en La Camperona, pensamos en la cantidad de ciclistas como Teuns que da lo que tiene y recibe escasas migajas para su empeño.

Ahora le caen dos premios importantes: la jornada de Planche des Belles Filles del Tour y un liderato de la Vuelta que tendrá que defender en Mas de la Costa, que no es cosa pequeña.

CambriBike: ven a disfrutar de la bicicleta en familia

DT-Swiss Junio-Agosto

 

 

Y en estas que otro Herrada pilló la fuga y el viento a favor.

Si a José le fundieron los dos Burgos, Bol a rueda y Madrazo haciendo un gestión de fuerzas sin parangón.

José Herrada, uno de los mejores gregarios que ha dado este ciclismo moderno que pone puntos a disposición de quien gana pero no de quien trabaja para el que gana, tuvo su ocasión y está voló por las estrellas que se atisban desde Javalambre.

Lo mereció, pero le fue todo en contra.

 

Cambrils Movil 300×100

 

Jesús Herrada sí tuvo las circunstancias a favor.

Se metió en una escapada con gente interesada en que eso prosperara y goza de un estado físico que afina desde hace meses.

Y así que a rueda de Dylan Teuns se lleva el premio que le faltaba en la Vuelta a España.

Al maillot rojo que supongo tendrá enmarcado le suma esta etapa que logra porque un día apostó a ser cabeza de ratón y le va resultando.

SQR – GORE

 

Jesús Herrada está completando su mejor año en un Cofidis que supo darle lo que quería en el momento que lo precisaba.

Un ciclista que estuvo seguro de ganarse el hueco en un equipo ajeno al World Tour para llegar a donde ya entonces pensábamos que podía llegar, a ciclista de culto, con un pequeño pero prestigioso palmarés, lleno de buenos momentos, ganas y calidad, porque Jesús Herrada sí tiene una cosa es calidad….

Imagen: FB de La Vuelta

La valentía de Jesús Herrada tiene premio

Jesus Herrada JoanSeguidor

El momento dulce de Jesús Herrada parece que no pasará por el Tour

Hace tres años, también en junio, Jesús Herrada ganaba una etapa del Dauphiné y decíamos esto

Hay un cuello de botella, dos grandes líderes, Nairo & Valverde, e insuficientes citas para todos. Por eso este Dauphiné es perfecto para quienes deben tomar el relevo de los grandes capos.

Sin colombiano ni murciano, Herrada ha logrado un triunfo de esos tan sobrados que recuerdan al Valverde de los buenos tiempos, que por cierto no tiene nada lejanos.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

El problema es que esa segunda linea que aludimos entra en edad de merecer y quiere más, como es lógico. Si Jesús Herrada y Ion Izagirre siguen de azules deberán tener objetivos para ellos, pero no caramelitos, objetivos con mayúsculas, dignos de su clase y categoría.

Lo poco que han podido brillar lo han aprovechado tan bien, que si se les abre el abanico, de qué serían capaces 

Esto es de hace tres años, hoy vemos que aquella segunda línea que hacía poderosa, a su vez, la primera de Movistar, se ha sabido buscar la vida y jugar sus opciones.

Jesús Herrada era uno de esos casos, un ciclista que traía la clase de lejos

Siempre digo lo mismo, me hablaron de él hace diez años, cuando corría para el Andorra, con otros talentos que el tiempo ha tratado bien, tipo Edu Prades.

Jesús Herrada tenía motor desde siempre, iba bien en todos los terrenos.

SQR – Cerdanya Cycle

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Un corredor que, como su hermano dejó grandes momentos personales en favor de otros como Valverde y Nairo, como su hermano José, cada vez que tenía ocasión asomaba delante.

Y no sólo ganando, también demostrando cualidades de gran fondista, llegando delante en casi todas las etapas de la última semana del Tour, demostrando que dentro de ese cuerpo conquense y afilado había madera.

 

El paso que Jesús Herrada dio hace un año y medio, cuando siendo campeón de España, quiso probar a vestir otros colores, el Cofidis en este caso, fue el testigo de la confianza que manejaba el corredor.

Dejar Movistar, chez Unzue, una estructura en la que se está a gusto y calentito, no es sencillo.

Aventurarse en un profesional en apariencia, pero World Tour en esencia, necesita de convicción.

Jesús Herrada la tenía y la razón le asiste.

 

Ya el año pasado fue líder en la Vuelta a España y esta campaña va fuerte.

Es uno de los corredores que más carreras ha disputado.

El otro día ganó el Tour de Luxemburgo, donde no habrá el mejor nivel, pero donde seguro que ganar no es sencillo.

Y ahora la carrera del Mont Ventoux, una carrera nueva, pero que por lo icónico del lugar te pone en el imaginario y hasta en los titulares deportivos del Telediario.

SQR – GORE

 

La victoria de Jesús Herrada sobre Romain Bardet es de pasarle la mano al francés, en un mano a mano que se presumía, pero que se debía dar.

Romain Bardet no escatimó y Jesús Herrada le propició una de esas arrancadas que quedan en la retina.

Un triunfo mayúsculo para un estado de forma sublime, un estado de forma que posiblemente no veamos en el Tour.

Leemos que Herrada va cargado de días de competición y que si quiere estar en la Vuelta no tiene gran margen.

Quizá estar tan bien ahora no implique estarlo en julio, pero desde luego que este dulce que maneja ahora el conquense daría que hablar en Francia, seguro.

Sin embargo, la Vuelta tira.

¿El Mont Ventoux merecía esto?

Mont Ventoux JoanSeguidor

La primera carrera del Mont Ventoux no hace justicia ni a la leyenda ni la magia del lugar

La Mont Ventoux Dénivelé Challenge es el nombre de la nueva carrera que nos recuerda al Tour de los Alpes, el tradicional prólogo del Dauphiné, que ha coronado Jesús Herrada en la cima del monte desforestado.

Una carrera profesional, con participación muy discreta, equipos incompletos

Gravel Ride SQR – 300×250

 

SQR – Cerdanya Cycle

 

Ya sabemos que el calendario es complicado, que no hay sitio ni piernas para todo lo que se propone, que hay objetivos prioritarios, pero ver el Mont Ventoux subido un lunes de junio, al mediodía, ajeno al mundanal ruido, sin gente…

Todo nos hace pensar si uno de los iconos del ciclismo mundial merece esta estampa, si no se estará atornillando el profesional medio hasta extremos insospechados.

La imagen no desentonaba de ésta…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Estas instantáneas de la carrera pro llegan al día siguiente de la gran fondo del Mont Ventoux, con 2500 cicloturistas ávidos de experiencias en la cima de las cimas.

Dicen que cada verano 200.000 ciclistas atentan contra las pareces del gigante pelado, alentados por su mística, paisaje lunar y pedregoso, los romanos fueron los primeros en deforestar un monte, y la leyenda de grandes campeones, entre la que emerge la de Tom Simpson.

Icono en el ciclismo británico, ahora tan en la cresta, el desafortunado ciclista fue el principal culpable de la leyenda de este sitio que compite, cuando no supera, a Alpe d´ Huez en ciclistas por sus rampas.

 

Dijo el director de la carrera que el Mont Ventoux merecía su propia competición

Son opiniones, lo cierto es que 24 horas después de la muchedumbre cicloturista el ciclismo profesional no sale muy bien parado en la comparación.

Eso es un hecho y un asidero para quien quiera comparar la salud de ambos ciclismos.

 

Y es una pena, porque en la extraña obsesión que nos mueve por maridad ciclismo y turismo, la carrera es perfecta, de 175 kilómetros por panzas provenzales sembradas de viñedos y coronadas por castillos.

La estampa es idílica, una postal que el cincela con maestría y lanza a los cuatro vientos.

Pero no sé si en este calendario atiborrado, que en su día ya se cobró la clásica de los Alpes, cabía este icono y la consiguiente quema del cartucho Ventoux en el objetivo.

SQR – GORE

 

Y ojo que no queremos quitarle mérito al mejor Jesús Herrada «ever», ganando mano a mano y con una aceleración brutal a Romain Bardet a medio kilómetro de la cima.

Ambos se comieron la parte gorda del pastel.

Ilusiona ver a Herrada, lejos de la comodidad del Movistar, gastar sus balas en beneficio propio, y nos da qué pensar para este Tour.

Esperemos que no llegue pasado, eso siempre pensamos cuando vemos rodar a alguien así a tres semanas de la gran carrera.

Sabemos que para que algo arranque tiene que tener una primera edición, el Mont Ventous Dénivele Challenge ya la tiene, esperemos que el futuro inmediato trate el lugar como un icono merece.

 

El maillot rojo de la Vuelta: ¿Da miedo o alergia?

Vuelta a España- maillot rojo La Vuelta JoanSeguidor

Jesús Herrada viste un maillot rojo que incomoda a los favoritos

Mov_Gore

Cuando muchas veces lees las previas de los equipos internacionales que viene a la Vuelta, muchos coinciden en el diagnóstico inicial.

«Es la tercera grande, parece la más sencilla, pero el camino está lleno de trampas, se corre como si no hubiera un mañana y llega a finales de campaña«

 Ese extracto «inventado, viene a resumir lo que muchas veces vemos que es la puja por el maillot rojo.

Endura os invita a entrenar con el Movistar Team 

Si en ediciones anteriores, especialmente la última, hemos visto que vinieron un ciclista y un equipo, Froome y el Sky, que no se asustaron ante el maillot rojo, lo cierto es que la Vuelta que entra en territorio decisivo no da las mismas vibraciones.

En la jornada de Estacada de Bares, al margen de ir al punto más al norte de la península, pudimos ver un portador de maillot rojo, realmente emocionado.

El liderato que Jesús Herrada ostente estos días es un sueño cumplido y no lo ocultaba.

El maillot rojo para las estrellas

Herrada entró en esa partida de pócker que mantienen los equipos de los grandes, y les dio un buen susto. Su éxito se basó en el riesgo que tomó, entrando en una fuga de un nivel «Tour», y en el desdén que algunos muestran ante la prenda de líder.

Es como si el maillot rojo quemase, y Simon Yates ha hecho lo justo para cederlo a un tercero pero sin sacrificar sus opciones.

Y es que la Vuelta, como decíamos, parece la más sencilla, pero a estas alturas de año, muchos no tienen la frescura de otros momentos.

Cambrils Movil 300×100

 

  El maillot rojo es el faro de la carrera, pero implica unos costes que muchos no se plantean asumir.

Nos sorprendió lo rápido que Rohan Dennis dijo, tras la salida, que ese liderato «no se ofendan, poco me va a durar».

Y así fue. Por eso al menos, nos gusta ver cómo lo defendió Groupama camino de La Covatilla o cómo lo sudará Jesús Herrada en el tríptico que viene ahora.

Al menos, no da alergia, o miedo, a todo el mundo.  

La Vuelta: El mejor premio para Jesús Herrada

Jesus Herrada JoanSeguidor

El liderato de la Vuelta es muy grande, pero Jesús Herrada pudo soñar con mucho más

Las jornadas éstas no tienen desperdicio. 

Qué diferente la Vuelta respecto al Tour, por ejemplo, donde el control de uno o unos equipos no permitieron una puñetera fuga hasta bien entrada la segunda parte de la carrera. 

La travesía por el la España más septentrional del mapa le ha salido provechosa a Jesús Herrada

Un corredor que un día salió del hogar dulce hogar, Movistar, el calor y la comodidad de un sitio al que muchos aspiran, y se fue a Cofidis porque pensó que podía dar más. 

De haber seguido en el equipo telefónico, hoy habría estado atrás, tirando. 

En Cofidis ha tenido carta libre. 

Premio a los valientes. 

Le ha costado horrores, una temporada delante, siempre en el filo, cerca de los mejores, pero no delante de ellos. 

Hasta que Jesús Herrada se ha vestido de rojo, pero no de rojo Cofidis, y sí de rojo Vuelta, una prenda que 24 horas yo creo que ni soñaba lograr. 

El asalto de Jesús Herrada al liderato de la Vuelta

Hacía tiempo que no veíamos una fuga bidón. 

Dícese de fuga bidón aquella que por desgana, descontrol o desconcierto del gran grupo, toma y toma minutos, llegando a comprometer la suerte de los grandes líderes. 

En este ciclismo de vatios y cálculos despiadados las fugas bidón no tienen sitio

Pero Jesús Herrada ha recuperado la esencia de esas jornadas que entremezclaban sorpresa e indignación.

Se ha vestido el liderato de la Vuelta, pero llegó a tenerlo en sus manos con cinco y casi seis minutos de ventaja

Que un corredor de su calidad, se hubiera puesto delante con una renta así habría condicionado la Vuelta. 

El maillot del Team Sky, by Castelli

Pero para Herrada hubo dos lastres. 

Quedarse cortado en un grupo de auténtico lujo, del que salió el ganador del día Alexander Geniez, como De Marchi el especialista de la Vuelta, y la reacción del Movistar, ante el ritmo cansino que Mitchelton puso, como invitando a que alguien les tomara la caza. 

Ya sabemos que estos dos estarán al gato y el ratón varios días más.

He oído que a Movistar podía llevarle el sentimentalismo con el gran día de Jesús Herrada, pero nada más lejos de la realidad.

Los azules le han secado la diferencia para dejarla en poco más de tres minutos en la general.

Suficiente para ser líder, pero escaso para optar a dar la campanada. 

Al menos Jesús Herrada ha tenido premio. 

Jesús Herrada demuestra lo difícil que ser un crack

Jesus Herrada JoanSeguidor

Acaba el año en rojigualda de Jesús Herrada que ha lucido el maillot de campeón más bonito en años pero sin poder estrenarlo en lo más alto de un podio.

Quien esté al corriente de los últimos 10-15 años de ciclismo sabrá que el apellido de los Herrada no es uno más.

José, el mayor, fue uno de los gregarios más valiosos del Movistar.

Ahora corre en Cofidis con su hermano Jesús, quien sin duda es uno de los mejores talentos que ha florecido en este lado de los Pirineos.

Jesús Herrada se ha hecho grande en Movistar al punto que quiso más retos.

No se acomodó, campeón de España hace un año en Soria, dio un paso con riesgos, el Cofidis.

Un equipo que no es un World Tour.

Tour de Francia - Julio Jiménez JoanSeguidor
Casas Gredos

Herrada fue noticia sin correr

El uno de enero, la imagen de Jesús Herrada con el maillot de campeón de España corrió por las redes.

Sin duda, fue un punto, ver la rojigualda bien representada, como con Juanma Gárate, Plaza o Purito.

Herrada campeones de España JoanSeguidor

Un maillot de esos de colección, que desde luego te marca, ante el aficionado, y a los ojos de los rivales.

Jesús Herrada empezó bien el año, pero en las grandes carreras que ha disputado, París-Niza, País Vasco o Árdenas, vimos que le falta un poco.

Y le falta eso que marca a cientos de ciclistas en la historia.

Porque hay ciclistas buenos, muy buenos y campeones.

Jesús Herrada, con viento a favor, un equipo a su servicio, está en el segundo nivel.

Con Jesús Herrada, Cofidis ha hecho una apuesta importante.

Mantener el maillot es harto complicado, Herrada sabe que su exquipo no perdona en una cita que domina desde 2010.

Pero viene el Tour, y rol de gregario de lujo para Nairo o Valverde permuta en el de líder de un equipo que combinará la velocidad de Bouhanni con su calidad.

Esperemos que Jesús Herrada dé el salto en el Tour, está en el punto justo, y la valentía de su salto al equipo rojo merece premio, otra cosa es que todo le vaya de cara y los resultados no lleguen.

Porque ahí, ya sabéis, que los cracks son los que marcan la diferencia, y de esos, hay muy pocos, contados con los dedos de la mano.

Imagen tomada de FB de Team Cofidis

INFO

El Cruz Race es un funcional portabicicletas de techo… 

 

El maillot de Jesús Herrada

Sin haber corrido Jesús Herrada ya está en el foco

Primero de año. 2018, felicitaciones y esas cosas. Cierto sabor de resaca, cuerda quemada por los dos extremos. En ciclismo es día de desvelar maillots, nuevas caras y prendas estrenadas. Muchos focos, muchas fotos, un nombre que trepa por las redes, un nombre y una imagen la de su maillot. Jesús Herrada es el ciclista de moda, sin haber puesto el pie en una carrera.

Muchos lo toman como anecdótico, quizá lo sea, pero no es casualidad que esto sea tema de debate, que lo lleve siendo hace un tiempo, que todos esperásemos a ver el maillot de campeón de España de Jesús Herrada en el Cofidis, el equipo en el que ha aterrizado para tener las opciones que la realidad del Movistar le cerraban.

Hasta Cofidis ya puso en solfa el desvelo del nuevo maillot, genial, sinceramente buena jugada del departamento de marketing de una firma con muchos intereses en este lado de los Pirineos, una marca que con el ciclismo ha dulcificado su imagen y se ha acercado al público como de otra manera no hubiera podido lograr.

En resumidas cuentas, el ciclismo español recupera su maillot de campeón nacional, aunque sea por unos meses, los que quedan hasta el mes de junio.

Jesús Herrada sí que viste un maillot de campeón nacional a full. Entero, de doble pieza, de arriba abajo, rojo con franja amarilla, integrando la marca, dando lustre y prestancia, señalándole sobre el resto, emergiendo de la uniformidad. Golpe de efecto.

Páginas: 1 2

El Movistar Team debe abrir las ventanas

Ruben Fernandez como lider de la Vuelta en Movistar

Quizá hablar de que un clavo quita otro resulte crudo e incluso hasta grotesco, cuando hablamos de personas con nombre y apellido, que conocemos y admiramos, pero lo cierto es que en el Movistar Team las cosas no rulan como esperaban, no al menos lo bien que podían prever hace una semana, cuando afilaban las armas en Düsseldorf.

Con Alejandro Valverde de baja y Nairo Quintana en stand by en la lucha por la general lo cierto es que el presente y futuro inmediato del equipo azul son complicados. Pero más allá del Tour, cabe la pregunta de la Vuelta a España y quién liderará el equipo sin sus dos puntales en liza. Salvo que Nairo abandone precipitadamente el Tour, ahora mismo la capitanía bicéfala “au chez Unzue” no tiene visos de estar en la grande hispana, donde, no olvidemos, defienden el título del colombiano.

Gorka Izagirre habló en Eurosport en los momentos más bajos de la jornada con final en Troyes. El mayor de la saga, parco en palabras, quedó medio noqueado ante la pregunta de quién podría liderar Movistar en la Vuelta. Sin saber qué decir, ni apuntando a nadie en concreto, Gorka salió en diagonal. No le quedaba otra.

Sea como fuere esa pregunta llegará el día que cabrá responder, y Movistar, un equipo de férreas convicciones en temas de jerarquía, necesitará quién le lidere en la defensa del dorsal uno que muy seguramente Nairo no se ajuste al maillot. Ya veis, un equipo que era un embudo en temas de liderazgo, ahora tiene una plaza, un espacio abierto de candidatos a capitanear en uno de los grandes momentos de la campaña.

A priori son varios los nombres que se pueden manejar, incluso el de Marc Soler, al que muchos empujan para que sea el nuevo no sé qué, sin darse cuenta que todo corredor necesita la maduración necesaria que le lleve a donde su físico le permita llegar.

Yo creo que Soler tiene un futuro inmenso por delante, pero ponerle al frente de un equipo así, sin casi tenerlo previsto de inicio, no me cabe en la cabeza en los planes de Unzué, que podrá ser mil cosas, pero que en cuestiones de tiempos creo que se ha ganado crédito y prestigio, incluso a veces con decisiones que no entendimos en su día, como el privar a Nairo del Tour de 2014 para dejarle más tranquilo en el Giro.

Si Soler pudiera ser de la partida, puedo entender que será para foguearse y prestar buenos servicios. A mí el mejor posicionado del equipo me parece, por eso, Rubén Fernández, quien posiblemente no sea un top, como sus líderes u otros grandes nombres, pero que demostró hace un año adaptarse a las mil maravillas a la carrera, dominarla y entenderla, cosa importante, porque manejarse en los recorridos que se priman en la Vuelta no es sencillo.

Si Rubén no fuera el dorsal uno, entra una segunda línea que más que pensar en la general, quizá haría bien en amasar lo que se pudiera antes de las cosas se pongan serias. Dani Moreno me parecería una buena opción si a ese talento le hubiera añadido alguna vez regularidad, Jesús Herrada es un ciclista que me encanta, pero el Tour es el Tour y si lo acaba trabajando a full, es complicado tener resuello, y Dayer Quintana, un poco a caballo entre Soler y Rubén, por edad, pero prometiendo mucho y ojo, defendiendo el triunfo del apellido un año antes. Algunos podrían pensar en Carlos Betancur, pero este corredor al final lo daremos por imposible e incomprensible.

No es una papeleta fácil para Unzue, que ve como se le acerca una grande con muchas dudas, y un corredor que le habría venido a las mil maravillas, Ion Izagirre, en un equipo rival y además lesionado. Acostumbrados a ser protagonistas, quizá le corresponda volver a ser aquel Banesto de Chava, Triqui, Piepoli y compañía que veía como otros ganaban la general, mientras ellos sacaban petróleo del día a día.

Imagen tomada de FB de Movistar Team

INFO

Rebajas en Santa Fixie HASTA –50%