Los ciclistas deberían decir basta

El año pasado el ciclismo del más alto nivel vio, asombrado, como accidentes de corredores causados por las motos de enlace, que en teoría están para ayudar, se sucedieron uno tras otro y en varias ocasiones. Y no ocurrió en carreras menores, ocurrió en Flandes, Tour de Francia y San Sebastián, sin obviar la penosa circunstancia de Peter Sagan en la caótica etapa murciana de la Vuelta a España.

1.jpgPues bien, no contentos con ellos, el fin de semana pasado, hemos visto otros dos accidentes, el La Drôle Classic, en Francia, y en la Kuurne-Bruselas-Kuurne. El acontecido en esta ultima se vio además en vivo y en directo, por tele y ante sus compañeros. El motorista no prevé el movimiento del ciclista del Lotto, Stug Broeck, en lo que me parece una triste negligencia, porque si hay ocasiones en las que el accidente es una desgracia, en este caso, no parece que haya disculpa aparente. Pero ¿quién reparte los carnets?

El manager del BMC, Jim Ochowicz, ha enviado una carta a la UCI pidiendo soluciones a esta escabechina. Recuerda la misma persona que culpó a los equipo continentales de las caídas que acontecen en algunas carreras, como si los del Caja Rural, Novo Nordisk o Cofidis, entre otros, fueran idiotas, que ya escribió una misiva con este problema meses atrás, pero nada ha cambiado.

A mí me gustaría saber si esas misivas van con veladas amenazas de parar una competición de una vez por todas, porque este gremio que ha aceptado muchas cosas y ha montado grandes protestas por temas menores, no puede permitir ver como las necesidades de las organizaciones sobrepasan sus derechos quedando en el olvido o en el programa de zaping estos auténticos atentados contra su dignidad.

Una vez más vemos que los payasos del circo, los que dan vida a todo esto pero que suponen el eslabón frágil de la cadena vuelven a bailar con la más fea.

La inusual rajada de Gilbert

Pocas veces en este superprofesionalizado ciclismo del World Tour oímos discursos que desentonen con la pauta establecida. Es por ello que las palabras de un ciclista del calado y repercusión de Philippe Gilbert respecto a su posible presencia en el Tour de Francia han reclamado nuestra atención.

Sacan en el Cyclinbg Weekly, las amargas quejas del excampeón del mundo desde Suiza por no saber aún, a menos de tres semanas si estará o no en el Tour de Francia. Gilbert, que ganó dos etapas en el Giro, ambas fenomenales, dice que “así es difícil motivarse en los entrenamientos” y que a su edad no tiene nada que demostrar para estar en la mejor carrera del mundo. De hecho invita a los periodistas a llamar al mánager del equipo, Jim Ochowicz, para que le pregunten por su nueve para el Tour.

Es curiosa esta reacción, y lo es porque además de muy rara en alguien experimentado, viene de un ciclista cuya trayectoria en el BMC dista mucho de ser la que se presumía el año que le ficharon. Recordemos que Gilbert cumple su tercer año de “rossonero” y que llegó tras una temporada 2011 que posiblemente sea la mejor de la última década. Con BMC, no sabemos el motivo, y preferimos no intuirlo, Gilbert ha logrado cosas interesantes, especialmente ser campeón del mundo, pero poco, muy poco, más. En tres años: etapa en la Vuelta, dos en el Giro y una Amstel. Escaso bagaje cuando sólo en 2011 se llevó mucho más en una sola temporada.

No obstante llama la atención que Gilbert quiera estar en el Tour donde no se le adivina un rol claro en un equipo con un líder marcado, Tejay Van Garderen. Con el Giro en las piernas, creo que incluso le vendría mejor descansar de cara al final de temporada donde tiene citas –Vuelta, Mundial y Lombardía- que se le dan bien.

Es curioso por eso que este desbarajuste salga a la luz en el equipo cuyo mánager hace poco decía que los equipos continentales eran los causantes de que hubieran tantas caídas en el pelotón. Como todo en la vida, a veces conviene mirar primero en casa.

INFO

La gorra de Lucky Bästerds para primavera/verano

12

Ideal para usar debajo del casco. Es una gorra muy ligera que absorbe el sudor pero a la vez muy transpirable debajo del casco para mantenerte fresco. El material que utilizamos hace con que sea muy cómoda de utilizar. Confeccionadas a mano, en Barcelona.

La hipocresía del World Tour

31Jim Ochowicz es presidente- manager general del BMC Racing Team. Lleva en la gestión de equipos desde 1981 y forma parte del “Hall of fame” del ciclismo estadounidense desde 1997. En www.biciciclismo.com se hacen eco de una carta escrita por tan insigne persona, una carta tan despectiva como injusta con esa  parte del pelotón que no forma parte de la elite del World Tour, esa que ofrece carreras como Dunkerque mientras algunas del WT son un auténtico coñazo.

Ochowicz lamenta algo que todo buen hijo de vecino lamentaría, las caídas en el pelotón. Lamenta además lo que a su juicio ha sido un incremento salvaje del número de accidentes en el seno de las carreras. Es cierto, desde que arrancó el año, no han sido pocas las caídas que han sacudido el pelotón, llevándose por delante ciclistas, sueños, planes y personas en definitiva.

Sin embargo el responsable de BMC tiene causantes de los siniestros y estos no son otros que los equipos continentales, es decir los ajenos al World Tour, dando explicaciones sin sentido sobre el dinero y material que estos mueven, como principal causa de que no estén a la altura, como si sus ciclistas fueran idiotas o sus proveedores no se pudieran medir a los propios del World Tour. Apuntar al respecto que BMC aplicó un ERE no hace mucho. ¿Se les ha cuestionado merma en su calidad por ello?

Obviamente, la inexperiencia de algunos ciclistas es causante de estragos en el pelotón. Es cierto que algunas caídas se podrían evitar haciendo más racional el número de ciclistas que entran en competición, pero también es verdad que cuando las cosas se loen feas la culpa es siempre del pianista. Porque ya que se acusa con tal diligencia, y de forma tan directa convendría ver por ejemplo que el World Tour tiene también ciclistas sin escrúpulos como Mark Cavendish, que quizá ahora ande más tranquilo, pero que acostumbra a esprintar sin miramiento por quienes le rodean.

También convendría mirar a las organizaciones. Este domingo en Rotterdam, en el final de la World Ports Classic, carrera organizada por la gente del Tour de Francia, incluyó un final trampa donde un coche quedó aparcado en medio de una rotonda, quieto, parado, con un pelotón a mil por hora a menos de diez kilómetros de meta. Hablamos de Rotterdam, Países Bajos, la meca de la civilización y civismo occidentales. El paraíso de la bicicleta, vamos. Un accidente injustificable ocurrió en el País Vasco, y se le montó un plante a la salida del día siguiente, con toda la razón ¿Se le montará algo similar al Tour en su próxima organización por tamaña cagada?

Miren qué percal se encontraron los ciclistas a menos de diez kilómetros de meta:

5

Es más ya que lamentamos los accidentes, quizá convendría modular el tono de medios doctrinales como el Procycling, excelente revista que se arroga el papel de “guardián de la moral” del pelotón mientras que habla de las clásicas como de una “matanza”, como si en las hostias que se pegan los ciclistas residiera el gran atractivo de las clásicas.

3Creo que hay mejores formas de vender unas carreras preciosas, en cuyo peligro reside parte de su atractivo, pero hablar de matanza…

INFO

La gorra de Lucky Bästerds para primavera/verano

12

Ideal para usar debajo del casco. Es una gorra muy ligera que absorbe el sudor pero a la vez muy transpirable debajo del casco para mantenerte fresco. El material que utilizamos hace con que sea muy cómoda de utilizar. Confeccionadas a mano, en Barcelona.