La multa a Purito

Multa purito selfie bicicleta JoanSeguidor

Una multa a Purito desacredita a todos los que dicen hacer su trabajo mientras se graban sobre la bicicleta

Ayer nos hicieron llegar este tweet de una multa a Purito, una multa que él mismo hacía prender como la pólvora por las redes.

No podemos añadir ni quitar nada. Es lo que hay.

Purito admite con deportividad la multa, lo curioso es que lo divulgue de esta manera en un perfil con cientos de miles de seguidores. Le honra el gesto.

Obviamente la multa a Purito a repercutido y se ha comentado por cientos.

La multa a Purito demuestra que grabarse sobre la bici muy normal no es

Muchos comentarios en sentido positivo –este corredor es ciertamente querido- aunque surgen muchas cuestiones.

Porque es usual ver a ciclistas pros y otro tipo de “influencers” grabarse en marcha, con la vía abierta.

Tan usual como que muchos aficionados han saltado por lo irresponsable y poco edificante de su actitud.

Aquí lo hemos comentado alguna vez y hemos visto alguna que otra reacción airada de algún pro ante aficionados que les reprendían por hacerse selfies y vídeos en plena ruta.

Nos lo piden las marcas” venían a decir.

Yo no sé que intríngulis entran en estos compromisos, pero hay cuestiones que creo que deberían estar al margen de cualquier petición, sea de una marca, sea de un organismo, sea de quien sea.

Grabarse en la bicicleta, con tráfico rodado pasando a tu espalda, personas con miles de seguidores es un pésimo ejemplo para quienes pretenden emularles pero también un asidero para quienes ven en el ciclista un enemigo y no valoran su derecho a circular por la carretera.

La multa a Purito y su admisión desmonta todas esas teorías sobre el bien y el mal, que a ojos de cualquier persona con dos dedos de frente no admitían discusión.

Si quieres grabarte pie a tierra, un arcén y haces malabarismos

Lo hemos dicho cienes y cienes de veces. ¡Y mucho cuidado con subirlo a las redes, que es por donde le han pillado!

Publicada por Planeta Triatlón en Jueves, 8 de marzo de 2018

Porque como hemos dicho alguna vez más, no somos conscientes de lo que hay en juego, que no es poco, es sacar al ciclista del papel de eslabón frágil de la cadena y darle los derechos que le deberían asistir en caso de accidente.

Escuchad esta entrevista a Anna González en Ser Deportivos y en un mes pasamos cuentas de cómo llevan nuestros queridos políticos los cambios que se proponen en #Porunaleyjusta.

Mirad qué razón asiste al ciclista y entonces veréis que el mundo nos mira, nos escruta y nos evalúa y que cualquier actitud temeraria juega en contra de nuestra salud y del colectivo.

Hoy jueves 8 de marzo, que todos hablan de la mujer y sus derechos queremos reivindicar a Anna como el verdadero ejemplo de sacrificio y lucha por los derechos de los ciclistas, sean mejores o peores, pros o globeros, por todos, porque sacando fuerzas del vacío que te deja la muerte de alguien muy querido ha puesto en jaque toda la desprotección que sigue padeciendo el ciclista cada vez que monta su bicicleta.

Imagen tomada de Rueda Lenticular

Un, dos, tres,… Purito

Finalmente tras un campo curvas, declaraciones y la inédita situación de verse corriendo cuando se había despedido, el ciclismo no volverá a tener nunca más a Purito Rodríguez con un dorsal en la espalda.

No quiero saber cómo fue el momento de ver que, pese a las energías que quiso dedicarle a su retorno, aquello era una tarea literalmente imposible, porque el día que dijo que lo dejaba, aquella tarde de agosto en Río, se descolgó de esa vida que marca el sacrificio de un ciclista: una vida de penurias, rutina y trabajo duro que retomar, una vez has probado la vida más allá de las dos ruedas, debe ser un muro de dos dígitos de pendiente.

Sobre Purito se ha arrojado mucha literatura estos días, estos años. Aquí no hemos sido excepción. Tras verle en el San Sebastián y Juegos Olímpicos, queremos quedarnos con tres momentos, tres flashes de su trayectoria profesional. Son tres retazos que consideramos representativos de quién fue y qué hizo este ciclista que, en un entorno muy complicado, conviviendo con dos leyendas del tamaño de Valverde y Contador, pudo hacerse un hueco, grande y cómodo en el corazón del aficionado.

La primera etapa en el Tour

Tras varios años en “chez Unzue”, Purito admitió la oferta del Katusha, para medir sus posibilidades más alá de la zona de confort del peloton español. Con los rusos tendrá algo que tardó mucho tiempo en conseguir: debutar en el Tour, carrera a la que Unzué no le llevaba porque Valverde tenía prioridad.

Y Purito fue al Tour, cargándose de las razones que había esgrimido durante años para que llevaran a la mejor carrera. Y en el Tour le salió la carrera perfecta pues se situó entre los mejores de la general y ganó una etapa en Mende que pasa, yo creo, por ser el espejo de su latente rivalidad con Alberto Contador.

Escapados ambos, el madrileño le azuza paz meter tiempo a Andy Schleck. Purito busca negociar, etapa para él, amarillo para el de Astana. Contador sacude la cabeza negándose. Se acabó el trato. Purito, más rápido sobre el papel, se reserva y gana la etapa. Un mal negocio para el rival.

El encaje de Fuente De

La Vuelta de 2012 tiene llegadas en alto novedosas salpicando el recorrido, pero el paisaje al final siembre es el mismo. Purito, generalmente de rojo líder, con Valverde y Contador, en la carrera que reveló la igualdad en carisma y fuerzas que reinó entre los tres. Día tras día, la estrategia de ataques de corto radio de Contador se revela inútil. Parecía que la Vuelta tendría ganador catalán 21 después de Melchor Mauri, hasta que hubo un cortocircuito que lo cambió todo.

Camino de Fuente De, Alberto Contador hace gala de aquello que siempre le movió incluso cuando todo pintaba mal. Contador lanzó ciclistas por delante y tomó metros, metros que se hicieron segundos y luego minutos. Purito había perdido una Vuelta que pareció suya, que era suya. Aquel día encajó un golpe durísimo, pero subió al podio y admitió el valor de su rival. Grandeza para perder.

El chaparrón de Florencia

Hay mundiales que yacen en la memoria por los años de los años. Florencia, la cuna de los hombres que sabían hacerlo todo, vivió la mejor edición que recordamos en los tiempos recientes. La tormenta que recibió al peloton viniendo de Lucca fue el presagio del final más increíble, el desenlace más surrealista.

Purito siempre en vanguardia, vence la resistencia de los rivales. Parecía que la carrera era suya, debía ser suya. Valverde con Rui Costa y Vincenzo Nibali por detrás. Parecía hecho, pero en un desliz, nunca confesado al 100%, el portugués toma unos metros que le acercan de forma irremisible a Purito. En meta, gana Costa, Purito, roto, llora en el podio. Aquello fue duro, uno de esos chaparrones que quebrarían el junco más duro, le cabría el consuelo de su querida Lombardía, a la semana y con el sentimiento de que él debía haber sido el campeón flotando en el ambiente. Años después aquel día sigue escociendo. Nos sigue escociendo.

Imagen tomada de @GirodItalia

INFO

El Cruz Race es un portabicicletas de techo con un diseño funcional

Diez ciclistas para no perder de vista

Al margen de la lógica quiniela de favoritos, no hemos querido dejar de lado nombres que despiertan nuestra curiosidad y que seguramente darán que hablar estas tres semanas de movimiento contrario a las agujas del reloj por el hexágono francés. Ahí van esas diez perlas.

Bauke Mollema, la eterna promesa del eterno prometedor ciclismo holandés. Un ciclista de esos que aún no ha roto, y eso que ya camina por los 29 años. Su tacticismo, con actuaciones de traca defendiendo sextas o séptimas posiciones, creo que no debe ser el tope de un corredor que todo lo que generó de joven, en expectativas, quedó por el camino. Veremos si tuerce ese destino.

Jesús Herrada, el vivo ejemplo de la desgracia de un ciclismo, el español, que con sólo un WT es imposible que garantice las oportunidades que su talento tiene. Aunque esté superditado a Nairo, sabemos que una carrera así da tantas vueltas, son tres semanas nada menos, que se nos hace muy complicado pensar que un día no tenga su oportunidad. Su victoria en el Dauphiné es un arma de doble filo, le da confianza y le marca ante los rivales. Un lujo para el Movistar tenerle de doméstico.

Frank Schleck, aunque se nos olvide este garante de la estirpe más ciclista de los ultmos años fue podio en el Tour no hace tanto, hace sólo cinco años. Obviamente está muy lejos de hacer algo sonado en la general, pero atención a él en jornadas puntuales. Sin Mollema reclamando los servicios de otros líderes más sólidos, puede hasta pasárselo bien pillando escapadas e incluso ganando alguna etapa. En la Vuelta lo hizo y aunque siempre le hemos considerado un ciclista sobrevalorado, hasta nos gustó verle ahí arriba.

Pierre Rolland, el ciclista francés en el que casi nadie repara pero que casi siempre lo suele hacer bien en el Tour. Enrolado siempre en el Europcar, ardemos en deseos de ver si su eminente director, Jonathan Vaughters, es capaz de sacarle de los sistemas de entrenamiento de antes de la guerra y hace de él el portento ciclista que anunció durante su fichaje.

Greg Van Avermaet, aunque en su equipo se parta con dos bazas para la general, es obvio que un corredor de esta categoría tiene carta libre en las no pocas etapas que le van como anillo al dedo. Esperamos ansiosos nuevos episodios de su rivalidad con Peter Sagan en el lugar, el Tour, donde abrió el año pasado su historia de “bestia negra” del eslovaco.

Mark Cavendish, siempre disperso, con el sueño olimpico en el horizonte, no sé qué gracia les hará a los de su equipo, el hombre de la isla de Man es sin duda un manojo de dudas: ¿Se le habrá pasado el arroz?. Tiene varios velocistas por delante de él desde hace ya tres años, Kittel especialmente, pero sigue siendo uno de los grandes de siempre en la recolección de etapas en el Tour y sólo por eso tiene el beneficio de la duda.

John Degenkolb, la alegría de volver a verle en el máximo nivel compensa cualquier exigencia deportiva. Las personas se miden primero por su calidad humana y luego viene lo demás y en ese sentido a este extraordinario competidor se le reconoce una calidad fuera de duda, con una filosofía de vida, después de su accidente de invierno, que debería ser un libro de consulta obligada en las universidades de la vida. Ojalá, y digo ojalá, ganara una etapa.

Purito Rodríguez, un grande en todos los sentidos que llega descolocado al Tour, vacío de victorias y con cantos de sirena de fondo. No sé si optar a la general, aunque el recorrido le sea favorable, será una buena opción por cuanto el año pasado ya vio que en la tarea de etapas resuelve como los ángeles y engrandece su caché. Poco le queda por demostrar.

Adam Yates, para mí el gran favorito a ganar el maillot blanco. Mientras su hermano se desespera en la nevera, Adam tiene todo para seguir progresando, casi ninguna responsabilidad en su equipo y calidad a raudales. El recorrido ratonero le beneficia y creo que no estará lejos de los mejores, eso si no los aguanta y se solapa a ellos.

Rui Costa, creo que hace tiempo que se percató que el Tour a nivel de general es una utopía de la que se debería desprender. Sea como fuere parece que insiste, no sé si con el convencimiento de antaño. En la presentación asustó lo delgado que se le veía, su cabeza era la perfecta forma del esquelto, como si la carne entre el hueso y la piel se hubiera desvanecido. A pesar de su olfato le cuesta horrores ganar y es posible que, como una vez me dijo una persona, en Movistar sabes lo que hay, debes obedecer la jerarquía y acatar, porque fuera de los azules la vida es mucho más complicada.

Imagen tomada de FB de Giant-Alpecin

INFO patrocinada por 226ers

Productos para tomar durante entrenamientos de alta intensidad y competiciones, para mantener los niveles de tu organismo.

Catalanes que fueron profetas en su Volta

No hace muchos días un fiel lector que se identifica plenamente con los escritos aparecidos en el informativo conocido bajo la titularidad de Joan Seguidor tuvo la deferencia de comunicarnos la motivación que sentía de un tiempo a esta parte por saber qué ciclistas catalanes que se han adjudicado la Volta hasta la fecha presente y que figuran en el libro de oro, que acumula un extenso y valioso historial.

Se han celebrado nada menos 94 ediciones, una cifra que en su justa medida constituye un elogio a favor de los diversos organizadores de esta veterana prueba que han tratado a toda costa de mantenerla dentro del calendario internacional, a pesar de las enormes dificultades económicas que cada año los dirigentes deben lidiar o solventar en el transcurso de las últimas temporadas ruteras. Nos congratulamos plenamente ante los esfuerzos que vienen realizando sus responsables, al mantener en liza a toda costa la citada competición por etapas.

De manera sucinta, pues, pasamos a responder escuetamente a la pregunta formulada por este entusiasta de la bicicleta, y más tomando en consideración que la Volta de este año está cercana a su puesta en marcha. La citada competición catalana tiene lugar estos días, por espacio de una semana, del día 23 al 29 del presente mes de marzo.

Queremos corresponder a este seguidor del ámbito de la bicicleta que siente indudable predilección por esta competición que ha reunido y reúne tanta atractiva historia. Vamos a divulgar la relación solicitada, especificando los  nombres y apellidos de los vencedores catalanes, y a su vez indicando el año correspondiente del evento. Complementamos una nota aclaratoria en torno a los dos ciclistas que hemos adicionado, catalanes de adopción, indicados en la presente  relación.

Ganadores catalanes de la Volta 

Sebastián Masdeu  en 1911

José Magdalena en 1912

Juan Martí en 1913

Mucio Miquel  en 1924-1925

Mariano Cañardo (·) en 1928-1929-1930-1932-1935-1936-1939

Miguel Casas  en 1944

Miguel Poblet  en 1952-1960

Aniceto Utset en 1956

José Recio (··) en 1983

Joaquim Rodríguez en 2010-2014

(·) Mariano Cañardo: Nacido en Olite (Navarra), el 5 de febrero de 1906. Aunque navarro, se trasladó pronto a Catalunya. Los entusiastas aficionados al ciclismo inmediatamente le convirtieron en uno de sus ídolos preferidos. Posteriormente, como nota complementaria, Cañardo, una vez retirado del deporte activo, asumió la presidencia de la Federación Catalana de Ciclismo (del año 1969 al 1974).

(··) José Recio: Nacido en Fernán Núñez (Córdoba), el 24 de diciembre de 1957. A edad temprana se afincó en la ciudad de Barcelona, adoptando la condición de catalán.

Por  Gerardo  Fuster

INFO

1

Prueba estos días Nacex y su servicio para llevar tu bicicleta everywhere… ni colas, ni cargados con equipajes…

El desconocido oficio del padre de ciclista

El otro día cotilleando por twtter me encontré esta foto de Andy Schleck aupando a su hijo. Exciclista profesional, de éxito, recién retirado, ganador de un Tour -aunque fuera sin coronarse en París- enseñándole a su pequeño. A ello se le añade el peso familiar, su hermano, el tito Frank, uno de los corredores más sobrevalorados de la historia, y el abuelo, el papi de la colección, también se vinculan al ciclismo. Entiendo que si el pequeño Schleck sale ciclista, tendrá el argumento en los genes.

Hace un tiempo, al calor de la rabia de la muerte de Victor Cabedo, escribí esto:

Esto es el ciclismo de bambalinas. No lo conocemos, pues lo padecen en silencio sufridos padres que asienten ante las obligaciones de sus chavales para con la bicicleta, la carretera y el ciclismo. Suena duro. “Respiras hondo, menos mal”. Momento en que ves al chaval tras llegar de entrenar o cuando le recoges en la carretera porque ha pinchado en medio de la nada.

Así es la rutina en la casa de muchos de los críos que salen diariamente a intentar ganarse la vida sobre una bicicleta. Los que somos padres nos estremecemos cuando oímos relatos así. La carretera, el vivero de ciclistas, se ha convertido en territorio hostil. Quedan otras opciones, surgen circuitos cerrados, pero no son más que apaños para intentar retrasar lo inevitable, que no es otra cosa, que un día cojan su máquina y se lancen al asfalto a hacer kilómetros.

Semanalmente, casi como en la violencia de género, oímos sobre la muerte de un ciclista. El caso de Víctor Cabedo emerge por su condición de ciclista profesional, pero también por los muchos buenos amigos que dejó por el camino. Sin embargo, la cantidad de ciclistas anónimos que alimentan la mortandad es alarmante

Es curioso, el otro día Jesús Ruiz, el presi del Sant Boi, nos explicaba la importancia de los padres. En el libro de Ainara Herrando hay un capítulo, el de Purto, que se basa en los padres, al menos la mitad del mismo con especial atención a su padre, cuyas lecciones y collejas a tiempo dieron resultado: pocos ciclistas demostraron la grandeza del catalán en el momento de perder como lo hizo en la Vuelta de 2012, cuando Contador giró la suerte de una carrera que parecía de Joaquim.

El padre es valedor abnegado, persona cómplice, pero en la distancia, un auténtico sufridor. No quiero saber del escalofrío que recorrió a los Tondo el día que perdieron a su Xavi. Quienes tenemos un enano pululando por el mundo lo podemos imaginar, aunque someramente.

En este mal anillado cuaderno a veces hemos intentado recordarles que el niño, antes que ciclista es persona. Que exprimir a un jovenzuelo con una flaca entre las piernas puede ser erróneo, que los niños nacen, crecen y eligen lo que quieren ser. Si el ciclismo se les impone, lo dejan. Hay gente experta en el tema, personas que no respiran por los críos, viven para ellos, por eso lo mejor es dejar al chaval crecer solo, inculcarle los valores que le hagan digno de respeto y cruzar los dedos para que cada vez que se le vea salir por la puerta no sea la última.

INFO

1

Prueba estos días Nacex y su servicio para llevar tu bicicleta everywhere… ni colas, ni cargados con equipajes…

Al final, solo Purito habla claro

No me mal interpreten. Purito también juega sus cartas. Es listo y ávido, pequeño en apariencia, grande en esencia. ¿Miente a veces? sí, ¿cuantas veces lo necesite? También. Recuerdo aquel mundial de Mendrisio. Iba escapado con Cadel Evans, a la postre campeón, y Alexnader Kolobev, el “hombre mundial”. Había una glorieta que se podía tomar por dos lados, sus compañeros de fuga por la derecha, Purito por la izquierda y aprovecha para atacar. “¿Ahí se ve que soy un poco hijo de puta verdad?” me dijo con esa media sonrisa. Obviamente jugó su baza. No le salió.

Sin embargo el Purito que se pone enfrente del micro es al menos el que más claro habla. No adorna como Samuel, ni engaña como Alberto Contador, tampoco se auto complace como Valverde. Dice lo que piensa y punto. En el arranque de la Vuelta aseguró que “aquí nadie dice la verdad” viendo tanto favorito poniéndose la venda antes de la herida. En el final de esta temporada, pues ya ha colgado la bicicleta hasta enero, ha sido que “esta temporada ha sido mala y no veía el momento de acabarla”.

Tanta sinceridad en este contexto abruma, pero se agradece. Describe, a su vez, un año a contrapié, al revés, sin duda. Muy similar en ciertas cosas al de Daniel Martin, atosigado por las caídas en los momentos más importantes. Sin embargo, en el descargo de irlandés y catalán al menos ambos tuvieron que llevarse  a la boca en el balance del año. Otros que lo adornan más sólo se alimentan de palabras.

Como digo el año de Purito ha sido al revés. Salió victorioso de la Volta y no fue sencillo: un tiempo de perros y una plana de rivales importante. En La Molina, en medio de nieves de marzo levantó por primera y última vez los brazos. Luego ganaría la general. Apeado del frenesí competitivo dejó de lado dos carreras fetiche como Tirreno y País Vasco con el convencimiento de que llegaría más fresco a las Ardenas.

Sin embargo, la vida, siempre caprichosa, le golpeó con una caída en la Amstel que le dejó seco en las clásicas de su perfil. Medio lesionado tomó la salida en Belfast con una crono por equipos que invitaba a pensar que aquello no iba bien. En la escabechina de Monte Casino volvió al suelo y adiós al Giro. Peor suerte, por eso, corrió su compañero Angel Vicioso, muy tocado de aquel trago, tanto que algunos especularon con su retirada.

Con la Vuelta lejos, quiso estar a medio gas en el Tour. Sabedor de que su tercer puesto en el podio era inviable, se descolgó rápido para buscar la etapa, primer, y el maillot de la montaña, luego. Al final ni lo uno ni lo otro, fuera porque Nibali buscaba sentencia, fuera porque Majka iba sin cadena, Purito fue una sombra, combativa, pero sombra durante una carrera cuyas tres semanas tuvieron que pesarle, por ejemplo, en la Vuelta, una prueba en la que nunca se vio en disposición de pisar el podio, el objetivo de mínimos que se había planteado.

Ahora Purito dice que espera volver al mejor nivel el año que viene. Esperamos que así sea, su forma de correr, explosiva aunque contenida, nos gusta porque es coherente con su persona y sus posibilidades. No obstante, este año así lo hemos dicho alguna vez, nos ronda un temor y ese no es otro que el lógico peso de la edad. Está claro que si Purito vuelve arriba será con esfuerzos medidos y lógicos a su condición. Así planteó este año aciago y así supongo que será el próximo. Esperamos no obstante verle en liza. El ciclismo se merece a Purito.

Foto tomada de Kec Pro Sport

INFO

Algo que marque la diferencia puede ser “sencillo”

2

El guardabarros “sencillo” protege de las salpicaduras de la rueda trasera de la bicicleta sea cual sea la disciplina y se instala sin herramientas en la mayoría de sillines.Usado en todas las disciplinas, mountainbike, carretera y ciclismo urbano. Y cuando no se usa puede plegarse y llevarse cómodamente en el bolsillo. Con un peso apenas superior a 12 grms, se mantiene de forma consistente en el sillín gracias al diseño de sus formas y al material empleado. Sencillo parte de un sistema de anclaje simple, se instala sin herramientas, bajo el sillín en los railes de este, se mantiene firme, actuando como guardabarros de protección de salpicaduras de a rueda trasera de nuestra bicicleta .

Mira los modelos dedicados a Purito

La participación de la Vuelta no es la gallina de los huevos de oro

Hay euforia por la participación de la Vuelta a España. No es para menos. En la salida de Jerez, estarán, entre muchos otros, Carlos Betancur, Fabio Aru, Robert Gesink, Cadel Evans, Samuel Sánchez, Philippe Gilbert, Peter Sagan, Thibaut Pinot, Daniel Martin, Jonh Degenkolb, Joaquim Rodríguez, Chris Horner, Damiano Cunego, Jurgen Van den Broeck, Alejandro Valverde, Nairo Quintana, Gerald Ciolek, Rigoberto Uran, Tom Boonen, Tony Martin, Alberto Contador, Fabian Cancellara y Chris Froome.

Traducido al cristiano, vemos palmareses acumulados que reflejan cuatro Tours de Francia, tres Giros de Italia y otras tantas Vueltas a España, cinco Campeonatos del Mundo, unos veinte monumentos y unos Juegos Olímpicos, si bien, siendo exactos, deberíamos añadir el título de Brett Lancaster en la persecución colectiva de Atenas de hace diez años y el de Peter Kennaugh en la misma prueba de Londres 2012.

La nómina es excelente, por calidad de nombres y la cantidad de los mismos. Además muhos llegan necesitados de buenos resultados. Creo, siendo sinceros, que el Tour difícilmente habría igualado este listado y el Giro no opta al mismo desde hace años. Pero sin embargo, a  diferencia de las otras dos grandes, la Vuelta, con este plantel sigue teniéndolo complicado en un país de escasa cultura deportiva y de esfuerzo como España.

El Tour es el Tour, como dicen los gabachos “Le Tour c´ est le Tour”, y es cierto, este año con una criba bestial entre los grandes nombres en las primeras diez etapas, la carrera no perdió ápice de interés y seguimiento a nivel planetario. Es con diferencia el gran evento ciclista, con mayúsculas, con la grandilocuencia de los franceses. El Tour es el acontecimiento deportivo anual más grande del mundo, incluso tras todos los varapalos que le han llovido al ciclismo.

Luego el Giro está en otra división. Italia es ciclismo cuando el Giro rueda, incluso cuando coincide con los grandes partidos del Calcio. El Giro es una carrera de enormes pasiones, de personas entendidas en las cunetas y un seguimiento mediático que ha sido ejemplar en medio mundo. Ahí está ese programa llamado “Processo della Tapa”, un vivo ejemplo de lo mucho que genera esta carrera.

En España la realidad es más complicada y mucho me temo que la cosa se convertida en un entremés de tercer orden, desplazado por el arranque de la Liga de fútbol y otras menudencias del deporte rey. Es así pero real, y hasta que las tornas no cambien no tendremos una carrera que se mida a las otras dos grandes. Una carrera bella, que se singularizó por correrse en primavera y con grandes nombres de este nuestro ciclismo.

La Vuelta basa sus atractivos en dos grandes activos que a mi juicio son efímeros. Por un lado la participación, algo que no suele fallar pero que no garantiza grandes titulares en los medios más importantes ni se puede asegurar que vaya a ser buena. El otro es el recorrido, algo que enorgullece a la organización pero que no es otra cosa que el resultado de una carrera cuyo carácter no está definido. La Vuelta se ha convertido un asalto a la caza de grandes cuestas sin importar el ciclismo de pizarra y táctico pues en ello se cree que va la audiencia, cuando ésta es caprichosa y muy posiblemente se acabe cansando.

#RadioVuelta – Semana 6

#Trend  Llega el núcleo duro de la primavera  

Tras Harelbeke y Wevelgem las cosas ya no están para bromas en Flandes. La veda se ha abierto y la semana que iniciamos rompe en la Ronde, la carrera de las carreras, y segundo gran momento del año, tras la Milán-San Remo. En el camino hacia la gran cita, Peter Sagan se ha adelantado con una victoria y podio en las dos clásicas preparatorias. Especialmente bonito fue el desenlace de Harelbeke con el eslovaco vestido de pleno capo. En Wevelgem Degenkolb sacó provecho de la clásica adoquinada más propicia para los velocistas. Mientras el Omega vela armas y Fabian Cancellara espera ser el de antaño. Todo presto para que el menú flamenco sea provechoso.

 

#Click ¿El Criterium fue internacional?

Otrora carrera prestigiosa, el Criterium Internacional fue una prueba casi invisible en un fin de semana donde los ojos del  aficionado estuvieron entre Bélgica y Catalunya. Jean Christophe Peraud puede celebrar un triunfo que suena bien en cualquier palmarés, pero ello no esconde una paupérrima participación en cantidad y calidad que desde luego destapa la difícil relación entre ASO y los equipos. Por no estar ni siquiera se presentó el Team Sky que hace un año firmó aquí mismo un doblete con Chris Froome y Richie Porte.

 

#Profile Purito entre dos Voltas

Cuatro años pasaron desde la primera Volta a Catalunya en el palmarés de Purito Rodríguez. Cuatro años que le han significado como uno de los fichajes más rentables en la historia reciente del ciclismo pues desde 2010 el catalán ha sido el gran líder del Katusha, ese equipo que nació para dar salida el talento ruso pero que ha tenido una importante cuota para el ciclismo español.  Desde su fichaje Purito ha ganado etapas y sido podio en las tres grandes, líder en Vuelta y Giro, dos Voltas a Catalunya y dos Giros de Lombardía, entre otras grandes victorias y ha sido tres veces el mejor ciclista del mundo, según la UCI.

 

#Clipping

Paradojas en el Team Sky. No está siendo, hasta la fecha, la temporada de los hombres de negro. Si se compara con el año pasado, la deriva es obvia pero es que además los problemas se acumulan en la mesa de Brailsford con el tema Henao, sin solución a la vista, la salud de Richie Porte, quien hasta empieza a dudar de su concurso en el Giro, y la dupla Froome-Wiggins que no está en su mejor momento. Por el contra las actuaciones en las clásicas mejoran los discretos resultados de años atrás. Stannard, Thomas y Boasson Hagen son por el momento las únicas alegrías del equipo británico.

Las continuas perlas de Nairo Quintana cada vez que le ponen un micro cerca sobre su ausencia en el Tour denotan que los calendarios del Movistar han sido cerrados en falso. En el As el colombiano volvió a expresar su anhelo mientras Alejandro Valverde se sorprendía de lo bien que rodó por los adoquines. Sin embargo el Movistar de la semana fue Andrey Amador, realmente espléndido en Wevelgem.

El Gran Premio Miguel Indurain se celebrará salvándose in extremis en lo que se ha convertido en otra costumbre muy española: sacar carreras del hoyo a última hora mediante patrocinios negociados por llamadas telefónicas de tú a tú como si en los meses anteriores las gestiones no hubieran existido.

 

#hashtags by @LiveCiclismo

#Voltalimburg, #Ddp o #DePanne, # AdelieVitre, #GPIndurain, #Tourdumaroc, #VueltaLaRioja, #RvV