“Un sprint sin anestesia” por Jonh Degenkolb

El otro día en la retransmisión de la burla, que no etapa, de Bari en el Giro de Italia, Angel Edo, comentarista en Esport 3, comentaba a Arcadi Alibés, el narrador de la carrera para el canal catalán, lo increíble que sería poder ver un sprint con una cámara acoplada al sillín. Pues lo hemos visto, y casi al momento. El segundo velocista del Giant, un equipo que saca petróleo de cualquier situación, Jonh Degenkolb protagoniza este vídeo grabado “on board” desde el sillín y manillar de su sprint en el Tour de California. Tensión, nervios, velocidad, viento,… todos los elementos se aúnan en una producción que como pocas muestran que en cada sprint, en cada volatta, hay cientos de ángeles de la guarda velando para que uno de estos bárbaros no acabe acoplado al vallado. 

El adoquín redondo de Omega Pharma

Roger De Vlaeminck puede respirar tranquilo. Los récords están para batirlos pero el suyo sigue siendo todavía suyo, al menos en parte. Por fin entendieron los Omega Pharma que las figuras son bonitas y visten, pero que si no las meneas, estás perdido y en Roubaix se ha visto.

Hubo agria polémica entre Lefevere y los BMC esta semana. Polémica y hasta llamadas de tú a tú –hay que ver lo que trasciende cuando los nervios traicionan- entre los gestores de BMC y Omega durante el desenlace del Tour de Flandes. Entonces Lefevere, ese magnate que si no tuviera cinco bazas dudo que se metiera en estos fregaos, les dijo a los de rojo que él no corría para ser segundo, aunque nos lo pareciera.

En esta Roubaix, Omega no corrió para ser segundo, ni siquiera para ser tercero. Quisieron ganar y el ciclismo, no siempre, a veces premia las actitudes honestas. La pizarra de los belgas estaba clara. Roles señalados y marcados a fuego. La leyenda en activo, el “hombre bala” de este circo, Tom Boonen debería ser la primera baza a jugar. Saltó de lejos, tuvo el infortunio de cruzarse con el tipo más pestoso, pero de los más resolutivos, del pelotón, Thor Hushovd, pero mantuvo en un hilo las opciones de los grandes favoritos, obligándoles a esfuerzos extraordinarios que seguro al final pasaron factura.

Luego ejercieron con Zdenek Stybar, el “caza Cancellaras”, el único ciclista del equipo que ha demostrado sobre el pavé que cuando el suizo enfurece es capaz de atarse a su rueda sin que le saque un metro de gracia. Stybar no fue decisivo, pero mantuvo la presencia del equipo cuando la carrera pareció sentenciada para los hombres de vanguardia.

Y a la postre Niki Terpstra, un ciclista sin carne en las cervicales, pues la delgadez le consume, que fue la baza de postín cuando todos esperaban un desenlace al sprint. Fenomenal y oportuno, saltó cuando se tenía que hacer, en plena guerra fría de los grandes nombres atenazados por un alemán fuerte, curioso y efectivo, muy efectivo, llamado Jonh Degenkolb que mientras ve como su colega Kittel gana las volattas de toda la vida, él ha encontrado su público en las clásicas.

Porque Degenkolb fue el elemento disuasorio para llevar el corte que nos regaló el Carrefour de l´ Arbre adelante, hasta el final. De ahí salieron Fabian Cancellara, que culmina otro monumento en el podio, Sep Vanmarcke, un ciclista sensacional que necesitará un plus, y el propio Zdenek Stybar, el hombre que desde el ciclocross nos anunció la inminencia de la primavera. Con ellos Peter Sagan, brillante en la clásica que menos se le esperaba.

Ganó Omega la partida, pero a fe de ser sinceros en esta Roubaix todos los equipos hicieron sus méritos. Por ejemplo BMC, omnipresente, a quien no sé si su dinero, su aureola o a saber el qué le acaban lastrando. Belkin, hoy sí coordinado y grande en menesteres de marcaje, labores de equipo y demostrando que Lars Boom es un grande en ciernes que quizá cuando explote sea demasiado tarde.

Y  finalmente el Team Sky con un Geraint Thomas que es uno de los mejores y más abnegados hombres de equipo que jamás hemos visto y un Brad Winggins que sí, hizo top ten, demostrando que se puede ser grande también en estas cosas, protagonizando rarezas como las de ser un ganador de Tour que te atreves con Roubaix.

La nota negativa la protagonizó la televisión gala, imperdonable en su realización más cuando nos consta que sus medios no son modestos y que por estas inhumanas sendas ponen lo mejor de su equipo, y empeño, para que todo salga bien.

#RadioVuelta – Semana 6

#Trend  Llega el núcleo duro de la primavera  

Tras Harelbeke y Wevelgem las cosas ya no están para bromas en Flandes. La veda se ha abierto y la semana que iniciamos rompe en la Ronde, la carrera de las carreras, y segundo gran momento del año, tras la Milán-San Remo. En el camino hacia la gran cita, Peter Sagan se ha adelantado con una victoria y podio en las dos clásicas preparatorias. Especialmente bonito fue el desenlace de Harelbeke con el eslovaco vestido de pleno capo. En Wevelgem Degenkolb sacó provecho de la clásica adoquinada más propicia para los velocistas. Mientras el Omega vela armas y Fabian Cancellara espera ser el de antaño. Todo presto para que el menú flamenco sea provechoso.

 

#Click ¿El Criterium fue internacional?

Otrora carrera prestigiosa, el Criterium Internacional fue una prueba casi invisible en un fin de semana donde los ojos del  aficionado estuvieron entre Bélgica y Catalunya. Jean Christophe Peraud puede celebrar un triunfo que suena bien en cualquier palmarés, pero ello no esconde una paupérrima participación en cantidad y calidad que desde luego destapa la difícil relación entre ASO y los equipos. Por no estar ni siquiera se presentó el Team Sky que hace un año firmó aquí mismo un doblete con Chris Froome y Richie Porte.

 

#Profile Purito entre dos Voltas

Cuatro años pasaron desde la primera Volta a Catalunya en el palmarés de Purito Rodríguez. Cuatro años que le han significado como uno de los fichajes más rentables en la historia reciente del ciclismo pues desde 2010 el catalán ha sido el gran líder del Katusha, ese equipo que nació para dar salida el talento ruso pero que ha tenido una importante cuota para el ciclismo español.  Desde su fichaje Purito ha ganado etapas y sido podio en las tres grandes, líder en Vuelta y Giro, dos Voltas a Catalunya y dos Giros de Lombardía, entre otras grandes victorias y ha sido tres veces el mejor ciclista del mundo, según la UCI.

 

#Clipping

Paradojas en el Team Sky. No está siendo, hasta la fecha, la temporada de los hombres de negro. Si se compara con el año pasado, la deriva es obvia pero es que además los problemas se acumulan en la mesa de Brailsford con el tema Henao, sin solución a la vista, la salud de Richie Porte, quien hasta empieza a dudar de su concurso en el Giro, y la dupla Froome-Wiggins que no está en su mejor momento. Por el contra las actuaciones en las clásicas mejoran los discretos resultados de años atrás. Stannard, Thomas y Boasson Hagen son por el momento las únicas alegrías del equipo británico.

Las continuas perlas de Nairo Quintana cada vez que le ponen un micro cerca sobre su ausencia en el Tour denotan que los calendarios del Movistar han sido cerrados en falso. En el As el colombiano volvió a expresar su anhelo mientras Alejandro Valverde se sorprendía de lo bien que rodó por los adoquines. Sin embargo el Movistar de la semana fue Andrey Amador, realmente espléndido en Wevelgem.

El Gran Premio Miguel Indurain se celebrará salvándose in extremis en lo que se ha convertido en otra costumbre muy española: sacar carreras del hoyo a última hora mediante patrocinios negociados por llamadas telefónicas de tú a tú como si en los meses anteriores las gestiones no hubieran existido.

 

#hashtags by @LiveCiclismo

#Voltalimburg, #Ddp o #DePanne, # AdelieVitre, #GPIndurain, #Tourdumaroc, #VueltaLaRioja, #RvV