La Vuelta es cosa de los Herrada

La Vuelta Jesus Herrada JoanSeguidor

En dos días los Herrada, Jesús y José logran una cuota de hermanos en la Vuelta que cabría rebuscar en los anales

En dos días es complicado ver un apellido en la vanguardia de una carrera como la Vuelta.

El apellido Herrada en dos jornadas de Maestrazgo, esa zona de colinas peladas, abruptas y rectas, serpientes por una ruta pedregosa.

Una ruta angosta que los Herrada tienen por la mano, como Jesús mantuvo cuando, entre lágrimas explicaba un triunfo de etapa que llega con cierto sabor a revancha.

 

Un día después que en Javalambre la suerte de la Vuelta se girara de espaldas sobre José Herrada, Jesús, el pequeño, en el mismo equipo, Cofidis, dio en la tecla.

Lo hizo es una escapada de buen nivel y nombres amenazando con descargar a los capos de la generar de tener que arrastrar algo tan pesado como el maillot rojo.

David de la Cruz fue líder oficioso mucho rato, pero la casaca roja recayó sobre la espalda de Dylan Teuns, uno de esos corredores cuya calidad empieza a reflejarse en el palmarés.

Cuando hace un año, claudicó ante Oscar Rodríguez en La Camperona, pensamos en la cantidad de ciclistas como Teuns que da lo que tiene y recibe escasas migajas para su empeño.

Ahora le caen dos premios importantes: la jornada de Planche des Belles Filles del Tour y un liderato de la Vuelta que tendrá que defender en Mas de la Costa, que no es cosa pequeña.

CambriBike: ven a disfrutar de la bicicleta en familia

DT-Swiss Junio-Agosto

 

 

Y en estas que otro Herrada pilló la fuga y el viento a favor.

Si a José le fundieron los dos Burgos, Bol a rueda y Madrazo haciendo un gestión de fuerzas sin parangón.

José Herrada, uno de los mejores gregarios que ha dado este ciclismo moderno que pone puntos a disposición de quien gana pero no de quien trabaja para el que gana, tuvo su ocasión y está voló por las estrellas que se atisban desde Javalambre.

Lo mereció, pero le fue todo en contra.

 

Cambrils Movil 300×100

 

Jesús Herrada sí tuvo las circunstancias a favor.

Se metió en una escapada con gente interesada en que eso prosperara y goza de un estado físico que afina desde hace meses.

Y así que a rueda de Dylan Teuns se lleva el premio que le faltaba en la Vuelta a España.

Al maillot rojo que supongo tendrá enmarcado le suma esta etapa que logra porque un día apostó a ser cabeza de ratón y le va resultando.

SQR – GORE

 

Jesús Herrada está completando su mejor año en un Cofidis que supo darle lo que quería en el momento que lo precisaba.

Un ciclista que estuvo seguro de ganarse el hueco en un equipo ajeno al World Tour para llegar a donde ya entonces pensábamos que podía llegar, a ciclista de culto, con un pequeño pero prestigioso palmarés, lleno de buenos momentos, ganas y calidad, porque Jesús Herrada sí tiene una cosa es calidad….

Imagen: FB de La Vuelta

Jesús Herrada y el embudo del Movistar

Jesús Herrada López es uno de los esos ciclistas que suscitan envidia, sana me refiero. Es un corredor que desde tierna edad ha destacado. De él me dijeron cosas excelentes, y gente que trabajó directamente con él. Me hablaron de un corredor polivalente, que hace unas cronos que te mueres pero que progresa subiendo. “Tiene un motor increíble” me espetaron. Lo estamos viendo a casa paso, su maillot con la enseña rojigualda se ve cada vez más adelante y en Romandía sólo un “hors clase” como Michael Albasini le privó de ganar su etapa.

El pequeño de esta saga castellano manchega comparte colores en Movistar con José, mayor y posiblemente uno de los mejores gregarios del año 2013, si este premio alguien se dignara a darlo puesto que el ciclismo actual sólo premia las estrellas, como si éstas corrieran ajenos al mundo y cuerpo a cuerpo. En Movistar conviven otros dos hermanos de gran talento: Ion y Gorka, ambos fueron el principal resorte de Alejandro Valverde en los suburbios de Lieja.

Volviendo a los Herrada, y en concreto a Jesús, muchos aducen que es joven y que puede ser paciente. Tiene sólo 23 años, hará 24 en junio. Sin embargo con tres campañas enteras en el profesionalismo no ha podido romper el hielo en una gran vuelta, cuando otros ciclistas, de otras nacionalidades, e incluso españoles, hace unas temporadas, ya habrían estado en grandes vueltas. Con 20 años Miguel Indurain fue el líder más joven de la historia de la Vuelta. Entonces la situación no era tan atípica.

Todo ello se explica por el tremendo colapso de talento que sufre el ciclismo español con esta manida crisis. Con solo un equipo en el World Tour, el Movistar, lo normal es que se produzca lo que estamos viendo: un efecto embudo porque no hay alternativas al equipo azul en suelo hispano. En la web de Movistar dicen lo siguiente del joven valor:

 

Como es norma en los equipos de Eusebio Unzué, las grandes perlas maduran con calma y sin exigencia de resultados inmediatos. Su progresión que debe llevarle en 2014 a debutar por fin en una gran ronda por etapas, después de ser reserva para la Vuelta a España en los dos últimos años. Su enorme polivalencia -gran contrarrelojista y rodador, sólido en la media y alta montaña- es sin duda un punto a favor de cara a figurar en alguno de los nueves que presentará el equipo en las tres grandes

Es decir hasta la fecha, siendo campeón de España de ruta, ha podido aspirar como máximo a ser dos veces reserva para el equipo de la Vuelta, pingüe premio a su clase que no tiene tanto que ver con la maduración lenta que impone Unzué como en el hecho de que en Movistar, fruto del embudo, no hay sitio para que todos sus activos luzcan como merecen

Imagen: Twitter de Orica