El valor de un triunfo en la Titan Desert

Llevo tres Titan Desert a las espaldas. En la primera quedé cuarto, una lástima porque tenía piernas para ganar, pero la mala suerte en forma de averías y un problema con unas flechas que cambiaron unos niños me hicieron perderme me descolgaron del triunfo.

Sin embargo aquella experiencia me sirvió para ver que esta carrera podía ser mía porque se adaptaba mucho a mis características. El año pasado no recuerdo bien el resultado. Fue la edición de aquella famosa etapa en la que un control estaba con coordenadas erróneas (fallo de la organización), no encontré el punto y me indigné de tal manera que me fui para meta con la penalización de tiempo que acarreaba el no pasar por el control. Esa etapa me produjo mucha rabia e impotencia pero me sirvió para entrenar con más ganas para la siguiente edición.

Y ahora puedo decir que he ganado la Titan Desert, y lo he logrado porque manejamos perfectamente las dos claves más importantes: la frialdad en los momentos trascendentes y el estar convencido de mis posibilidades.

La verdad es que la Titan Desert es una carrera muy distinta. La psicología es muy importante, así como la técnica con el “flow». También es una prueba donde los kilómetros y las horas sobre tu bici ponen a cada uno en su sitio.

Lo llamamos selección natural, pero no puedes olvidar a corredores del segundo grupo porque, con una buena navegación te la pueden liar ya que no tienen nada que perder y mucho que ganar. En el grupo de los favoritos cuesta más que alguien se la juegue navegando.

A nivel de cobertura esta carrera es la más importante a la que optamos. Los beneficios vienen indirectamente a partir de la prueba por medio de los sponsors que ya tenemos o nuevos que llegan.

Es la prueba más mediática que tenemos y la tele, prensa y radio la valoran muchísimo, de ahí el interés de muchos patrocinadores. Ganar aquí implica un aumento considerable del «caché» lo que antes valía dos, ahora vale cinco. Los medios de comunicación hacen mella de esto y eso vale dinero.

Mi próxima carrera importante es el Guanaride en Costa Rica, ya que mi patrocinador principal es de allí. Llevo dos años haciendo segundo en la general y ganando etapas, el año pasado la perdí en el último suspiro, algo raro en mi. Simplemente me confié y en el ciclismo, como bajes un momento la guardia, te ganan.

Luego quiero preparar bien el Campeonato de España de XCM. Otras citas importantes serán La Ruta de los Conquistadores en noviembre y la Titan Tropic en diciembre. En estos momentos estoy cerrando un acuerdo para correr una vuelta en Asia en agosto.

Seguimos…

Por Josep Betalú

INFO

3Reconocida por su icónica gama de prendas irrompibles de MTB, la introducción de dos nuevas mochilas marcan un cambio decisivo en la oferta de equipajes de Endura. Cargadas de funciones innovadoras y orientadas al ciclista de fuera de pista, estas mochilas demuestran que la marca escocesa se ha tomado en serio esta categoría.

La característica más notable que distingue a nuestra mochila de Enduro MT500 de la competencia, es la introducción de un protector Koroyd EOP 1.0 que funciona como una columna vertebral, ligera y transpirable, ofreciendo un nivel de protección estándar Nº 2 codificado como EN1621-2. Esta protección es visible gracias a un corte en la zona posterior de la mochila, la construcción de tubos huecos de la EOP 1.0 proporciona una protección efectiva a temperaturas extremas, tanto altas como bajas, a diferencia de muchos de sus competidores, manteniendo el peso y volumen al mínimo. La mochila de 15 litros tiene mucho espacio interior para pasar muchos días fuera con varios bolsillos y un rollo de herramienta extraíble y práctico que permite mantener todo organizado. También cuenta con la posibilidad de almacenar un casco integral. Las correas ajustables QR con almohadilla mejoran la flexibilidad y capacidad de incrementar el equipaje.

El sistema ligero de correas, situados en la cintura con bolsillos de fácil acceso, y en el pecho que puede ser operado con una sola mano mantienen fija la mochila en su lugar, sin importar cuán empinada sea la ruta, fácil de limpiar, paneles inferiores impermeables, mantienen alejadas las salpicaduras.

La mochila SINGLETRACK de 10 litros, básica y ligera diseñada para llevar lo necesario para un viaje por carretera decente sin añadir peso. La mochila cuenta con un innovador clip que fija una membrana para guardar el casco y se puede quitar si se desea. La malla cubierta Spinechiller ™ en el panel posterior proporciona un soporte ligero estupendo y fantástico que permite el flujo de aire y expulsar el sudor cuando se monta duro. El sistema de correas cuidadosamente diseñado bloquea la mochila. La SINGLETRACK también viene con un rollo de herramienta extraíble y está disponible en varias tonalidades de color, verde y azul junto con una opción de un discreto color negro . Tanto el MT500 como la SINGLETRACK son compatibles con la bolsa de hidratación, completa la compra con un depósito Hydrapack de 3L que cabe perfectamente en el compartimiento de fácil acceso diseñado específicamente para ello.

Las fuertes y soberbias mochilas combinan a la perfección con las colecciones de ropa que sintonizan con los colores fuertes y brillantes que demuestran el continuo compromiso de Endura para alejarse del gris y negro con líneas «Limited» un programa exitoso de ventas que ha sido introducido en 2015.

Como si fuera una pyme ciclista

Si me preguntas cuántos años llevo sobre una bici, pues te diré que muchos, aunque al mismo tiempo son pocos. Empecé en juveniles hasta sub-23 corriendo en BTT, nada serio, aunque intentaba quedar mejor posible. Sin embargo lo dejé harto de lesionarme. Ocho años después volví, ya corriendo en masters 30, para después pasarme a élite y hasta hoy, con casi 39 años.

Tras varios años corriendo en ruedas gordas me pasé a la carretera con 34 años, consiguiendo triunfos importantes como la Vuelta Castelló en un par de ocasiones, la Vuelta a Lugo, diferentes clásicas élite del calendario español, contrarrelojes…..
He pasado por varios equipos eliete, algunos modestos como el Alcoletge, pero que me abrieron las puertas cuando no era nadie, y pasando por algunos de los mejores como el Comunidad Valenciana entre otros.

Con el tiempo decidí sacar mi proyecto, pues compagino el ciclismo profesional con una empresa que tengo de automoción. He tenido varias ofertas de equipos continentales de carretera pero, toca irse lejos de casa y me resulta incompatible. Lo del propio equipo es más gestionable pero, se tienen que dar muchas vueltas para sacar rentabilidad, por suerte hace dos años que lo estoy consiguiendo y cada vez con más presupuesto.

El proceso de contacto es claro, siempre tocar puertas de empresarios entusiasmados en el ciclismo, así como marcas de ciclismo que vean tu proyecto rentable.

1

El proceso de negociación depende de lo que le puedes ofrecer a la empresa en cuestión. Aquí se trata de enseñar tu proyecto, siempre algo creíble y real sin vender humo. Lo que vas a correr, la repercusión mediática de las competiciones y muy importante, tu repercusión mediática.

Se trata evidentemente de ganar carreras y hacer buenos resultados porque esto vende pero, no todo el mundo tiene la capacidad de sacar frutos, veo gente con calidad y apenas tienen sponsors que les cubran gastos. Digamos que hay tener don de gentes, ser mediático. Con las redes sociales todo esto es mucho más sencillo pero hay que estar pendiente, se tienen que cuidar mucho la imagen y las formas.

Las trabas siempre son más con el tema económico. Pero tienes que hacerle ver al sponsor que con su patrocinio habrá retorno, esto es como una empresa donde el ciclista es un trabajador y debe que tener un sueldo. Siempre digo lo mismo: “la palabra gratis carece de calidad”.

No tengo ni idea cuántos corredores hacen como yo, aquí en España creo que pocos. La gente piensa que para ganarse la vida se tiene que correr en un equipo profesional y no siempre es así.

La patrocinadores quieren ver seriedad, que cuidas tu imagen y la de su empresa sobretodo, tienen que ver siempre que lo que estás haciendo les dé beneficio. El tiempo de recibir dinero a cambio de nada se ha terminado, es más, nunca debió de existir. Tanto haces, tanto vales.

Por Josep Betalú

La quimera del ciclocross en España

Pasada una semana del mundial, vistos los resultados de la temporada, la confección de la selección española para Zolder y la no presencia de Aitor Hernández en el mundial, creo que es momento de valorar lo que podemos esperar de esta bella disciplina en España los próximos años.

Por un lado, existe una conciencia unánime de que la modalidad va muy bien, viento en popa, y aunque en parte es cierto (Kevin el otro día nos habló de una interesante cifra de cadetes en los Campeonatos de España) no deja de ser patente que el nivel de inscripciones tiene mucho que ver con categorías no de competitivas, categorías master, que dejan dinero pero que no son carne de mundiales o Copas del Mundo, que es donde se juega la suerte de la modalidad.

Dicho esto, el otro día recibí un mensaje de Josep Betalú invitándome a ver su muro de FB y el mensaje que dejó en torno a la modalidad. Josep, quienes no lo conozcáis, es un tipo que le gusta el ciclismo desde la médula, conoce todas las modalidades y ha corrido mundo, mucho mundo. Josep centra su discurso en la no presencia mundialista de Aitor Hernández, quien declinó estar presente en este mal anillado cuaderno, y lo que cuesta ser pro en este mundillo de ciclocross.

Todo lo que escribió Betalú, hasta el desglose que hace de los presupuestos tiene su lógica, es más, el milagro de ser pro en ciclocross y en España reviste ahora incluso más mérito que antes de leer esas líneas. Chapeau a los cuatro o cinco que lo han logrado, que entiendo que serán Aitor, Larrinaga, no sé si Ismael Esteban y poco más.

Dicho esto, viene la segunda parte. El seleccionador nacional, Pascual Monparler, e incluso nuestra firma invitada hace unos días, Kevin Suárez, han hablado de que hay que seguir invirtiendo en la base, que cosas como las de Felipe Orts, histórico sexto puesto en el Mundial, no tendrán continuidad si no hay apuesta por parte de la federación y los estamentos. Aunque tiene razón en lo que dicen, convendría ver a dónde conduce apostar por el ciclocross en España, porque hablamos de una modalidad totalmente “amateurizada”, salvo contadas excepciones, que encima, para más inri no es olímpica, cosa que en España es un lastre.

Tenemos sobre la mesa muchos casos en ese sentido, no necesariamente de ciclocross, por ejemplo el de Airan Fernández, cuando fue campeón de Europa de americana en pista, no tuvo nada más allá de una palmaditasaludos a Albert Torres y Sebastián Mora– porque la americana no es olímpica. Esa es la realidad, y hoy el ciclista de Terrassa no se dedica a la pista, o no con la intensidad de antes, porque no hay camino.

Con todo, apostar por la base es bonito, es obligación de la federación y sus técnicos, pero hay que hacerlo desde la sinceridad y hablando con claridad de lo que implica meterse en un mundo donde la recompensa no está clara. Es más a la técnica, a la estrategia, a la postura sobre la bici, a todas las lecciones que les impartiría, añadiría un curso de cómo hacer rentable su carrera, a título individual, muy individual, porque quizá así puedan acabar diciendo que han vivido de esto, como los pocos que lo han logrado a este lado de los Pirineos.

Imagen tomada de www.elpeloton.net

INFO

Nacex Promo o como llevar tu bici al fin del mundo sin cargar con ella