#Esenciales2020 La crono olímpica pinta increíble

Rohan Dennis Team Ineos JoanSeguidor

Muchas novias para el oro de la crono olímpica

 

La crono, la lucha contra el crono, el hombre a hombre, el veredicto del reloj, es una modalidad que por muy marginada que esté no deja de ser apasionante y si es la crono olímpica, más. 

El año que empieza, bisiesto, es olímpico, y en Tokio, la cita que lo cambia todo.

Leemos las sensaciones de Rohan Dennis tras su salida del Bahrain, una salida turbulenta, cargada de matices, en la que poco o nada sabemos, por mucho que queramos opinar.

Rohan Dennis, otro en la corte del Team Ineos, es para muchos el gran favorito para colgarse el oro en la crono olímpica.

 

Lo cierto es que el encaje de Tokio en el calendario del World Tour no es sencillo y eso va a condicionar ambas carreras, tanto el fondo como la crono.

Los sucesores de Van Avermaet y Cancellara tendrán que hilar muy fino, con ese Tour de Francia acabando muy cerca de la cita de Tokio.

Rohan Dennis es posiblemente el gran favorito, es el campeón del mundo vigente, y sale reforzado por su decisión de pasar página en aquella ambición de ganar una grande.

16 a 18 de febrero: Epic Gran Canaria 

Eso fue un sueño lúbrico que un día comentó en voz alta, pero la realidad, más allá de ese podio en Suiza, es que las grandes le implican un esfuerzo que quizá no esté preparado para asumir.

Es por ello que Dennis irá con todo y limpio a Tokio, a colgarse el oro olímpico y sacarse ese mal sabor de boca de Río, con avería incluida.

SQR – GORE

 

¿Quién le puede disputar a Rohan Dennis la crono olímpica?

Pues no son pocos, como no son pocas sus circunstancias.

Y es que la pareja de Jumbo parece la más adecuada para entrar en discusión por una presea que quita el sueño.

Tom Dumoulin y Primoz Roglic nos parecen rivales durísimos para Dennis, pero con la salvedad que el Tour les puede absorber.

Igual que Valverde dice que quiere dejar a medias la carrera del hexágono, es complicado pensar que neerlandés y esloveno dejen Francia si, como se prevé, estarán en la pugna por la general.

Quien sí que llegará limpio es Remco Evenepoel, con el Giro atrás y creciendo a marchas forzadas.

San Juan fue la primera, lo que venga ahora no sé si nos sorprenderá, Dennis de hecho le señala como el más cercano a discutirle el oro.

De hecho a veces creemos que nos volvemos locos con el niño prodigio.

El combinado belga tiene embudo para la crono, y la ruta, pero Remco Evenepoel les ha tomado distancia a todos.

Está claro que esa mañana, desde Tokio, la crono nos ofrecerá una de las carreras de los Juegos, en ese podio la plaza está carísima, y seguramente lo pise alguno con el que no contamos.

Alejandro Valverde, Tour y Tokio: ¿Es el mejor camino?

Alejandro Valverde JoanSeguidor

Que Alejandro Valverde vaya al Tour antes de Tokio no parece el mejor camino

Año 2020, llega Tokio, año olímpico cosas cambian en horizonte de muchos grandes nombres, Alejandro Valverde incluido.

El otro día, comentando en ruta por Flandes sobre la grandeza de Boonen frente a la de Greg Van Avermaet, convenimos que el primero lo es todo, pero que el segundo, quizá no le llegue en muchas cosas, pero es campeón olímpico.

No es poca cosa.

Es la reválida de cuatro años, a la que tienes opción de optar pocas o ninguna vez en tu vida, un tren que pasa rápido, no espera.

La historia olímpica de Alejandro Valverde tiene varios episodios, tantos como cuatro, y le quiere meter el quinto.

 

Tokio se enlaza con Atenas, Pekin, Londres y Río.

Que Alejandro Valverde vaya a tener cinco juegos olímpicos, con todo lo que ya tiene, explica la profundidad del personaje y lo larguísima que es su trayectoria, a parte de fecunda.

Leemos que estará en Tokio haciendo escalada en el Tour de Francia.

Al margen de lo que diga Eusebio Unzúe, que tratándose de Alejandro Valverde cualquier plan es bueno, sabemos que Movistar tiene gente competente en planes a medida, sin contar con las obviedades de su jefe, lo cierto es que el Tour pilla a contrapié si los Juegos son el objetivo.

 

Nibali y Bardet ya han trazado el camino a Tokio por el Giro de Italia.

¿Por qué Alejandro Valverde no?

Más cuando sabemos que el Giro era parte del plan hasta la caída de las Ardenas.

Ver a Valverde en Italia, hace tres años, fue una satisfacción inmensa por ese podio, esa carrera, la etapa que ganó, los vuelcos que vimos, con él de protagonista.

Maillot, recorrido, fecha, la Ciclobrava ya tiene todo a punto

Volver al Tour, con la aspiración, legítima de estar delante, pero no entrar en etapas y otros pormenores, porque en la general no te dejan, y ayudando, lo que se dice ayudar, más bien poco, no sé si es la mejor opción.

Entre el final de París y la carrera de Tokio hay seis o siete días, horas de adaptación y un viaje eterno a una ciudad que esos días será la locura.

 

Alejandro Valverde ya hizo el Tour, tras el Giro, hace tres años, y llegó a Río de Janeiro exhausto para acabar ayudando a Purito, el día de su despedida, por que no estaba para disputarle la victoria Nibali, el corredor que más puso y menos saco de aquella jornada.

Sobre el papel no parece el mejor plan, sobre el papel tampoco lo parecía cuando Alejandro Valverde fue a Innsbruck con la Vuelta calentita en las piernas, aquello ya sabemos cómo resultó.

Sea como fuere, en este Movistar renovado, entiendo que Valverde pueda ser de utilidad para el Tour, su experiencia es inmensa, los teóricos líderes del equipo harán bien al utilizarla, otra cosa es que realmente ayude, ya vimos lo que hizo este Tour, y que cómo su cuerpo aguante ese trajín.

Este murciano está en el umbral de los cuarenta.