#Esenciales2020 Ineos vs Jumbo, el choque de trenes

Lotto-Jumbo Tour of Britain JoanSeguidor

El duelo del año se llama Ineos vs Jumbo

Ahora mismo en el pelotón internacional, en el máximo nivel, hay dos equipos que aspirarían de inicio, a balón parado, a ganar las tres grandes, sí, hablamos de Ineos y Jumbo.

Los dos bloques más poderosos del panorama, dotados no con uno, ni dos y sí hasta tres líderes parecen dispuestos a ejercer tirarnía en cada carrera por etapas que compitan y si es posible atenazar las tres grandes.

No puede ser de otra manera cuando la concentración de talento y calidad confluyen de forma especial en dos equipos que ya en 2019 tomaron posiciones.

Cuando en el agosto pasado se conoció el paso, obvio por otro lado, de Tom Dumoulin al Jumbo, se cuadró el círculo.

Así es la cold season + atrevida de Gobik 

Aquello fue en agosto y llevados por la emoción hicimos un ocho tipo para el próximo Tour de Francia y nos salió esto…

Con Tom Dumoulin como líder y Primoz Roglic, baza en la reserva, hace un año (2018) ambos fueron segundo y cuarto en el Tour, seguiría una línea pretoriana formada por el tercero de la última edición, el mentado Kruijswijk, junto al experimentado Robert Gesink, el consistente George Bennet, el explosivo Laurens De Plus y dos rodadores del nivel de Wout Van Aert y Tony Martin.

 

Ese nueve sólo puede pretender el premio más importante.

El anotador Groenewegen, por ejemplo, quedaría fuera, ahí es nada. 

Ojo que dejan fuera a uno que ha ganado cuatro etapas en Francia.

Y luego el Team Ineos, que ya ha confirmado a Egan Bernal como parte de la terna para el Tour, de donde no se baja Geraint Thomas, como para meter presión.

Y así le añadimos la posibilidad que Froome vuelva a ser el de antes, no lo acabamos de ver, para redoblar la cuadratura del círculo del Jumbo.

 

El duelo sobre el papel está servido, sobre todo con el paso atrás del Movistar que ha perdido tres capos en un mismo año.

Pero ojo que aquí también hablamos de tridentes, bicefalías y muchos gallos en el corral.

Team Ineos ha sabido gestionarlo ¿Jumbo Visma, también?

Jumbo Visma ¿Dumoulin o Roglic? he ahí la cuestión

Tom Dumoulin Roglic JumboJoanSeguidor

El dilema del Jumbo-Visma para 2020: ¿Tom Dumoulin o Primoz Roglic?

El nuevo equipo, superequipo que viene, es el Jumbo Visma, a una clase media de nivel, se le añade la bicefalía Dumoulin-Roglic.

Lo tuvimos claro desde la primera semana del Tour, lo ganaron todo en pocos días, situaron un tío en el podio y tomaron el mando de la carrera ante la inacción del Team Ineos.

Inédito percal para una carrera que suele tener monocolor en los momentos clave.

Pero este Jumbo Visma se ha abierto hueco a codazos y talonario, a primera vista, porque vienen de lejos, como siempre en los Países Bajos, trabajando la base, picoteando y conformando este bloque.

En la Vuelta a España que concluyó hace una semana es el preludio: esta vez el otrora invisible equipo ha acompañado dignamente a Primoz Roglic y a donde no llegaron, lo hicieron los otros.

Les reventaron en momentos tipo Guadalajara, pero ¿quién no da un mal paso alguna vez?

A pesar de perder a Steven Kruijswijk en la primera semana, el equipo amarillo y negro fue el bloque sólido que un ciclista como Roglic necesita para asaltar su primera grande.

 

Con Primoz Roglic ganador de la Vuelta…

¿Quién liderará el Jumbo Visma en las grandes ocasiones?

Hablamos de 2020, el veinte veinte, ese año en el que un equipo se ha armado hasta los dientes para que, con el cambio de década, y de ciclo, caiga el dominio británico en el Tour de Francia.

Hace unos días se nos hizo la boca agua pensando en el ocho del Jumbo Visma para el Tour de Francia.

Dumoulin, Roglic, Kruijswijk, Bennett, Van Aert, Martin, De Plus, Gesink… El ocho que el Jumbo-Visma puede sacar el próximo Tour con Dumoulin al frente suena a máquina anti Ineos

Publicada por El Cuaderno de Joan Seguidor en Martes, 20 de agosto de 2019

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Podemos cuadrar el círculo, pensar que habrá ocasiones para todos, pero cuadrar el círculo se impone en el cuadro neerlandés si no quieren «hacer un Movistar», saliendo a por todo, volviendo con la general por equipos.

Durante la propia Vuelta a España, el Jumbo -Visma anunció la renovación de Roglic por cuatro años.

En la nota de prensa el esloveno habla de lo mucho que ha mejorado, de lo mucho más que le queda por progresar, del trabajo en este equipo y que le mola ganar.

 

¿A quién no le gusta ganar?

Obviando el mundial de contrarreloj, Primoz Roglic ha firmado una campaña casi perfecta, en el Giro le llovieron las hostias como panes, quizá por que llegó tan crecido que todos le pusieron en el punto de mira.

La Vuelta a España es, desde tiempos inmemoriales, el preludio de optar al Tour.

Quien sale de rojo de Madrid se le sitúa en la carrera por Francia y su grande.

Primoz Roglic ya fue cuarto el año pasado en el Tour, a donde fue a ver qué pasaba y acabó siendo uno de los nombres de la carrera.

Chris Froome le sacó del podio en la misma recta final.

 

Un par de sitios por encima quedó Tom Dumoulin, quien concluía, sin saberlo entonces, su última grande con el Sunweb.

Era curioso ver a Tom, neerlandés, rodeado de ciclistas del Jumbo, equipo neerlandés.

El camino de Dumoulin hacia el Jumbo Visma era el paso lógico, por afinidad nacional, por concepción similar del ciclismo y porque el Sunweb, como se acabó viendo, no era un equipo para un tipo que aspira a ganar las grandes.

Cambrils Movil 300×100

 

SQR – GORE

 

El año en blanco de Tom Dumoulin, mezclado con el excelso rendimiento de Primoz Roglic, oculta en cierto modo el potencial ganador del primero, pero no nos engañemos, en una quiniela, Tom Dumoulin debería ser primera baza.

No es nada científico, nada empírico, es un pálpito, la certeza de Tom, ese que atacaba hacia arriba con los Sky a rueda, sin importarle morir en la orilla, es que en su mejor punto es irresistible.

Es curioso, por eso, que el Jumbo, con todo el potencial que manejará en unas semanas, se haya provisto de dos líderes casi calcados, con virtudes y defectos similares y objetivos, lo veremos, que pasan por Francia y julio.

Al final no es todo tener los mejores, es también dirigirlos como los mejores.

En el Team Sky/ Ineos han demostrado que ellos pueden salir a flote: han ganado los tres últimos Tours con otros tantos.

¿Serán capaces en el Jumbo?

Jumbo-Visma: ¿Nace el antídoto del Team Ineos?

Tom Dumoulin JoanSeguidor

El Jumbo-Visma tiene los corredores pero ¿encontrará el método del Ineos?

El sonido de campanas tañía la llegada de Tom Dumoulin hacia el Jumbo-Visma y ésta ya se ha oficializado.

El movimiento aunque natural, un poco la cuadratura del círculo, no deja de ser curioso, por cuanto hace dos años Dumoulin estaba encantado en el Sunweb, con quien, ya entonces renovó por unas cuantas temporadas.

Pero las flores de entonces son cosa del pasado, el amor se marchita y la relación de Dumoulin con su inminente exjefe no da más de sí.

Ya se sabe que cuando las cosas van con el viento a favor las relaciones fluyen como no lo hacen cuando el camino presenta curvas.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y el de Dumoulin en el Sunweb se estaba complicando, con una campaña en blanco, con esa lesión a inicio del Giro que le ha dejado la rodilla seca para el Tour y la Vuelta que empieza ya.

Aunque en el caso de Tom Dumoulin lo cierto es que una cosa es ganar el Giro como lo ganó, sacando un poco de aquí y de allí, aprovechando que Movistar llevó el peso de esa carrera, y otra es partir de favorito claro y necesitar un equipo que le secunde.

Lo cierto es que el Jumbo-Visma es el sueño hecho realidad del ciclismo neerlandés.

Con el fichaje del último ganador de una grande en ese país, laos astros se alinean.

Es el sueño que un día Rabobank quiso acariciar, que nunca logró en el Tour y que ahora se arma de abajo arriba y en todas las direcciones.

El Jumbo-Visma crece con la aspiración de ser el antídoto del Team Ineos

De hecho en este Tour que gana Bernal, el equipo amarillo ya fue parte importante de la carrera, con un inicio fulgurante, siendo protagonistas del grupo de favoritos y situando un ciclista que le tenemos una estima especial, como Steven Kruijswijk, en el podio.

 

Es decir al ocho del Tour de Francia se le suma Tom Dumoulin, y eso que no estuvo Primoz Roglic.

Así que hacemos acopio de nombres, los mezclamos y tomamos lo mejor, sobre el papel, imaginaros un hipotético ocho del Jumbo-Visma para el próximo Tour.

Gobik debutará en la Vuelta con el Caja Rural

Con Tom Dumoulin como líder y Primoz Roglic, baza en la reserva, hace un año ambos fueron segundo y cuarto en el Tour, seguiría una línea pretoriana formada por el tercero de la última edición, el mentado Kruijswijk, junto al experimentado Robert Gesink, el consistente George Bennet, el explosivo Laurens De Plus y dos rodadores del nivel de Wout Van Aert y Tony Martin.

Toma ya, toma ya.

 

Un ocho de lujo, de quilates, cuyo valor sumado por separado rivaliza con el Team Ineos.

¿Han encontrado los ingleses un rival a su altura?

Sobre el papel el potencial del Jumbo-Visma es tremendo y eso que se deja gente en casa, jóvenes que, como De Plus están en la antesala de explotar.

SQR – GORE

 

Los neerlandeses han dado el salto de calidad en nombres, ahora bien ¿tendrán el método?

Esa es otra, porque al Team Ineos, ahora, Team Sky hasta abril, se le atribuye el poder económico, fichar a placer, como elemento clave, pero, siendo esto importante hay que poner acento sobre la forma de hacer las cosas, de prepararlo todo, de ponerle el mimo necesario…

Los ingleses en esto son maestros, lo han demostrado, la estadística habla por ellos, les secunda, pero también el efecto de no dejar nada al azar en cada Tour que abordan, la sensación de dominio de todas las facetas de la carrera y la transformación integral de corredores que entran como buenos galgos y acaban siendo rodillos.

En la historia reciente, el Team Sky se ha enfrentado a equipos muy potentes y experimentados, la versión 2.0 del Jumbo-Visma viene para dar el salto que otros no fueron capaces de culminar.

¿Lo lograrán?

Wout Van Aert tiene claro que quiere ser ciclista a tiempo completo

Wout Van Aert Tour JoanSeguidor

Otra vez Wout Van Aert vuelve a marcarle el camino a Van der Poel

La casualidad, no fue otra cosa, quiso que este artículo se escribiera horas antes de la primera victoria de Wout Van Aert en el World Tour, una crono, toda una crono, con grandes nombres en liza y unas diferencias importantes que hablan de la calidad de este talento…

Si una cosa tienen las selecciones de las grandes de un tiempo a esta parte es que hay que afinar mucho el tiro.

A veces con nueve corredores por equipo era complicado llegar a París, con ocho la vuelta de tuerca es un hecho.

De ahí el valor que le damos a que Wout Van Aert sea el octavo ciclista del equipo amarillo para el Tour de Francia.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Una selección que habla del estatus que el ciclista belga se ha ganado en un equipo al que accedió para disputar especialmente las clásicas.

Pero Wout Van Aert sigue creciendo en un mundo que hace un año y poco le resultaba lejano.

Acabó la primavera sin triunfos, pero estando muy delante en muchas de ellas, especialmente su final en San Remo nos gustó aunque no ganara.

Así es el Cycling Costa Daurada Tour 

Y ahora rueda por el Dauphiné explorando nuevos terrenos.

No va Roglic, pero no creo que Van Aert sea el sustituto.

SQR – Cerdanya Cycle

 

El fin de traca de una carrera como la del Delfinado es una prueba del algodón de lo que será el Tour de Francia.

En estas primeras jornadas se defiende bien, mientras las estrellas que esperamos en julio se dan de lo lindo y se miran las caras en la agonía.

Lleva maillots y disputa sprints, aunque George Bennett es el mejor de la carrera sin discusión en una volata.

Pero ello no amedrenta a este corredor que posiblemente tenga el límite en lo físico…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

… porque en lo mental es un tío que es como en la carretera: duro, duro, duro.

Para Wout Van Aert el límite se lo marcará lo que su machacado cuerpo quiera o pueda, porque por medio tenemos un corredor que no se amedrenta.

Y en esto volvemos a la sempiterna comparación con su antagonista.

Si Mathieu Van der Poel es genio, pasión, momentos, Van Aert se mide en dureza, resistencia al cambio, explorador de nuevos horizontes.

 

 

Van der Poel es ruido, un ciclista que deja surco, pero eso parece no pesar en la mente de Van Aert, que es duro, resistente, un tío que no desiste.

Y eso, en este mundo de idas y venidas, es de valorar.

Van der Poel lleva un ratio de genio en la carretera, un ratio de triunfos de auténtico genio, Van Aert continúa creciendo, haciendo…

En unos años hablaremos.

SQR – GORE

 

Van der Poel amasa palmarés por donde pisa, Van Aert abre camino, y va a ser el primero de los dos en pisar una grande, el Tour nada menos, en un equipo que va con bazas para velocidad y general, lo suyo tiene mérito.

Que se mire en espejos cercanos, en Lars Boom o Zdenek Stybar para saber que no sólo puede ir a aprender.

Sabemos que sacar un día la cara por Van Aert nos valió algún chascarrillo, que si Mathieu es puro talento, que no se pueden comparar, pero el trabajo y sacrificio que destila este chaval nos encandilan más que subidas fulgurantes, que también nos emocionan pero de otra manera.

Al fin y al cabo, el admirador de este duro y sacrificado deporte, debe serlo por ende de un tipo de la dureza de Wout Van Aert.