#PodcastJS Chema Martínez, conviviendo entre zapatillas y bicicletas

Sabemos más del reto gran canario de Chema Martínez con Luis Angel Maté…

La semana pasada el mano a mano que Luis Angel Maté mantuvo con tres atletas, Pablo Villa, Sheila Avilés y Chema Martínez, en la que llamamos subida más dura de Europa, un tramo del Pico de las Nieves, corazón de Gran Canaria, nos llamó la atención por la originalidad del reto y las imágenes que dejó.

Imágenes que nos son familiares, un corredor al lado de un ciclista, en una pendiente, como en cualquier subida a los Lagos de Covadonga o Alpe d´ Huez de un Tour cualquiera.

Dicen que subieron a cinco y medio el kilómetro, poco que añadir sobre el muro que le preparó Chema Martínez a su «amigo» Maté.

Poner negro sobre blanco dos de los deportes más populares de nuestra sociedad, running y bicicleta, eso hemos querido hacer con Chema Martínez, atleta de élite durante muchos años, y creo que el resultado queda patente.

Media hora de conversación en la que conocemos más a un personaje que ha hecho de su forma de entender el deporte una manera de afrontar esta vida tan cambiante que nos ha tocado en suerte.

De cómo le fue con Maté, de sus rincones favoritos del paraíso deportista que es la isla de Gran Canaria, de cómo running y ciclismo conviven en su día a día y cómo avanza por las curvas de la vida, de todo eso y algo más hablamos con Chema Martínez en una nueva entrega del Podcast de El Cuaderno de JoanSeguidor.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

«No hay justificación en lo de Groenewegen» Luis Ángel Maté

En la desgracia de Jakobsen se ha sumado el peligro de la llegada con la temeridad extrema de Groenewegen

En la tarde del miércoles, encogidos por el accidente de Fabio Jakobsen, prestamos especial atención a lo que decía Luis Ángel Maté por el conocimiento de lo que sucede en el pelotón, pero también por su experiencia hace tan sólo un año en la Vuelta a Polonia

Al otro lado del teléfono pillamos a Luis Ángel maté saliendo por la puerta de casa…

¿Qué tal va todo Luis?

«Muy bien, dentro de lo que es este año, reconduciendo la situación»

¿En qué calendario trabajas?

«Primero el Dauphiné, luego carreras previas para preparar la Vuelta a España»

 

Seguimos con interés tus comentarios la tarde de la caída de Fabio Jakobsen sobre el desarrollo del sprint pero también por el tipo de llegada…

«Conozco esa llegada de otros años, es muy peligrosa, pero si ¡es en bajada!, a 80 kilómetros por hora. Esas llegadas no deberían producirse, no aportan nada al espectáculo, y en todo caso nos dejan caídas como la que vimos»

¿Cuál fue tu primera impresión al ver el final?

«Horrible, un susto tremendo, creo que como todo el mundo solté un grito al verlo. Groenewegen va cerrando progresivamente a Jakobsen y la cámara lenta refleja que cuando se ve superado saca el codo«

En esos momentos, a mil por hora todo, ¿crees que es voluntario?

«Sí, desde luego, saca el codo y le lleva contra la valla»

Horas después ¿sigues pensando lo mismo?

«Sigo pensando lo mismo»

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

¿Estás de acuerdo con el adjetivo «criminal» que se ha utilizado contra Gronewegen?

«Suena fuerte y no soy yo la persona que debe calificarlo, pero es una acción muy fuerte»

¿Qué sientes ante una situación así?

«Desconsuelo, los profesionales hacemos unos sacrificios enormes para alcanzar la forma. Trabajos específicos que nos cuestan mucho y que uno venga y lo hecho todo al traste es una marranada. Espero que la justicia deportiva le castigue como merece»

No había grandes referencias sobre si Groenewegen es un velocista sucio…

«No le conocía fama de sucio, pero luego vi esa llegada con Naessen de hace unos años. Lo que le hace a Jakobsen es una mamarrachada»

¿Crees factible cierta empatía con Groenewegen?

«Es que no hay justificación para lo que hace. A ciertas velocidades la bicicleta es un proyectil, aunque me ponga en su lugar, lo que hace es inaceptable. A veces, en pos de la victoria, algunos pierden todos los escrúpulos, creo que éste es el caso»

¿El ciclismo no obstante es riesgo?

«Lo es claro que lo es, el riesgo es intrínseco al ciclismo, ya lo es circulando por la vía pública. En la escalda el riesgo disminuye, pero en los sprints se multiplica»

Corren voces que denuncian excesivos riesgos en el pelotón estos años…

«Es que todo ha mejorado, las infraestructuras, las bicicletas… se corre más y por tanto hay más peligro, a ello le añades llegadas infumables como la de Katowice»

¿Está desprotegido el ciclista en este tema?

«Está claro que en esa llegada no se ha puesto la atención necesaria para que sea segura. A la velocidad que menciono le añades esa llegada y tenemos todos los ingredientes para que pase lo que ha pasado»

¿Qué pinta el ciclista en estos temas?

«Nada, no pintamos nada, somos los payasos de este circo sin voz ni voto. Una llegada como esa es una falta de respeto a todos nosotros: un sprint a 80 kilómetros por hora»

Polonia y sus recorridos

«No es la primera vez, es un tema que cada año sale a la palestra, sólo hay que ver la televisión»

Gore 400×100 MArzo2020

 

¿Y los ciclistas no pueden hacer nada?

«Como digo: ni voz ni voto»

El año pasado lamentamos la muerte de Bjorg Lambrecht y en tu caso tuviste un accidente muy duro… ¿cómo lo recuerdas?

«Fue en la entrada de un circuito, había un bache mal señalado y volé contra un bordillo. Mi compañero Filippo Fortin fue detrás mío, pero él contra la valla y sufrió un neumotórax»

¿Todo al traste?

«Me quedé sin Vuelta a España, pero he de decir que la recuperación fue muy dura y recuperar la confianza nada fácil»

¿Ahora cómo lo ves?

«Lo recuerdo con orgullo por haberlo superado. Me siento afortunado»

Imagen: @TrekSegafredo

 

Las estrellas ciclistas: ¿deben devolverle algo al ciclismo?

Academia Maté JoanSeguidor

Valverde, Contador, Maté… algunas estrellas ciclistas que reinvierten en su deporte

Está claro que cada uno es muy libre de hacer con lo suyo lo que crea conveniente. Si no quieren invertir su dinero es respetable,  pero cuando menos, creo que las estrellas ciclistas podrían ayudar a los equipos de base y llamar a las puertas de los posible patrocinadores, pues sólo con pronunciar su nombre, indudablemente muchas de éstas se abrirían.

Las estrellas ciclistas deben de pensar en cuando ellos estaban en categorías inferiores, y pensar si tenían o podrían tener todas las facilidades de sus equipos, para ir decentemente a las competiciones.

Algunas estrellas ciclistas que hayan reinvertido existen, pero si os soy sincero me muy pocas.

Alejandro Valverde tiene equipos de cadetes y juniors, Samuel Sanchez también de junior, Alberto Contador sigue adelante con su Fundación, que ampara varios equipos en diferentes categorías.

Aquí en Andalucía, está Luis Ángel Mate, con su Academia Mate de cadetes, y el último en incorporarse es el italiano del Astana, Darío Cataldo, con dos equipos junior, uno en Granada y otro en Cádiz, además un equipo de Féminas.

Ojalá hubiera muchas más estrellas ciclistas como éste, que sin ser español, ahí está, apoyando la base.

Valverde, Contador, Maté… algunas estrellas ciclistas con equipos de base


En El Velódromo…


Al margen de que son excelentes embajadores, hay que pensar que los chavales más jóvenes, junior y cadetes, miran lo más famosos, son sus ídolos y desearían ser como ellos el día de mañana. Con esa ilusión se mantienen en estas categorías, hasta que suben a Sub-23, aquí cada uno ya ve sus posibilidades, y si en el día de mañana con más o menos suerte pueden llegar a profesionales.

Porque las estrellas ciclistas creo que transmiten los valores del trabajo intenso realizado, de la dedicación durante muchos años, así como el sacrificio que ello supone desde edades muy tempranas, e indudablemente si se quieren mantener en la cima, tienen que seguir con las mismas pautas de ilusión, sacrificio y dedicación.

Hay algunos pros de alto nivel que se destacan del resto en el trato directo con los aficionados y el público en general, como son Valverde, Purito (ya retirado), Froome, y algunos más.

Team Valverde JoanSeguidor

Siempre están dispuestos a firmar autógrafos con una sonrisa. En el lado opuesto también hay algunos, pero me los voy a callar.

Indudablemente el apoyo de las estrellas ciclistas ayuda al conjunto: al haber más pruebas y equipos, qué duda cabe,  se mejoraría e incrementaría el número de equipos de base.

Hace ya algunos años en Andalucía, había tal cantidad de pruebas que hubo que dividir las provincias en Oriental y Occidental, para el tema de clasificaciones y Copas.

Asimismo creo recordar que en la categoría de junior estábamos así como 13 o 14 equipos andaluces. Este año sólo hay cuatro.

Al haber más  carreras de ciclismo en estas categorías de base, tendríamos mas días de competición, los equipos darían salida a todos sus corredores, lo cual redundaría en la calidad y la experiencia de los corredores. Un círculo vicioso.

Los equipos normalmente que contamos con 14-15 corredores, solamente siete u ocho disputan alrededor de 40-45 días de competición, si se incrementara el número de pruebas, todas las plantillas al completo alcanzarían los parámetros de 40-45 días de trabajo.

Pero no es sencillo.

Las principales carencias en el ciclismo de base son los apoyos de los patrocinadores tanto de las entidades públicas como de las privadas.

Diputaciones y  empresas prefieren gastarse su dinero en las grandes vueltas y no dedicar ni un solo euro a los mas jóvenes. Ejemplos hay para dar y tomar.

También influyen el boom del BTT y de la categoría Master, que en la actualidad son el foco principal de la actualidad ciclista, por lo menos en Andalucía, Madrid y Levante.

Pero volviendo sobre las estrellas ciclistas: tener un padrino famoso lógicamente motiva mucho a los chavales, y están deseando destacar, para que se fijen en ellos, pero claro está, esto es solo un estímulo, que sirve para el principio de temporada durante la presentación de los equipos. Después en el transcurso del año, ya se va olvidando.

Por descontado que hay que agradecer a los pros y personas relevantes que dediquen un día de su apretada agenda, para estar con los mas pequeños, aunque lo ideal seria tener un padrino que a la misma vez apoyara al equipo económicamente, pero esto ya esta mas complicado.

Por Joaquín León Rojas

Imagen tomada de Marbella 24 Horas

INFO

Este año el Campus Melcior Mauri te trae a Abraham Olano

Conviene alejar los imbéciles de las cunetas

 

Un tipo se pone a corre paralelo a Tejay Van Garderen y otro le pone la zancadilla echándolo a rodar en paralelo al exprimido ciclista. El propio Van Garderen le propina una hostia aun impertinente en plena subida a Alpe d´ Huez. Poco después Christophe Riblon hace lo propio. A ocho kilómetros de coronar el coloso alpino Chris Froome está a punto de atropellar a un niño que le aborda por su izquierda. Al poco el mentado líder y Nairo Quintana están a punto de irse al suelo por la estrechez del paso. A seis de meta dos tipos descalzos corren en paralelo al titular del maillot amarillo. Uno más arriba una bandera noruega rebaña el sudor de Roman Kreuziger  que no sabe qué se encontrará medio metro más allá. En plena crisis y con Richie Porte gestionando el malestar de Froome, el australiano es asaltado por una bandera japonesa.

Este inventario de sucesos se dieron en la segunda ascensión de Alpe d´Huez el pasado jueves. Una suerte de milagros que no terminaron con un ciclista en el suelo por que alguien, no sé desde dónde, mira y reza por ellos, por su salud, integridad y equilibrio.

El ciclismo dicen que se muere se cacareó el jueves, pero sin embargo es capaz de reunir 800.000 almas en menos de trece kilómetros. Aunque la acepción es cierta de arriba abajo, conviene revisar si esto no es morir de éxito porque es increíble que no pasen más cosas y si pasan se silencian pues ocurren más atrás y ni siquiera nos enteramos. Lo contó Luis Angel Maté, delante de él un tipo tiró a Davide Malacarne y ambos al suelo. Así fue según el risueño ciclista de Cofidis:

 

“No obstante, no he podido llegar donde quería porque un corredor, uno de esos aficionados que se ponen a correr a nuestro lado en los puertos, ha tirado al suelo a Davide Malacarne, de Europcar, que marchaba justo delante de mí. Me he tragado a Davide y, por supuesto, me he caído. Como siempre, mala costumbre la mía, he aterrizado sobre una rodilla. En el momento no me fastidiaba, pero mientras escribo la tengo rodeada de hielo e hinchada, y me duele. Espero estar mejor mañana, que nos espera mucha tralla camino de Le Grand Bornand…”

 

El pasaje narrado desde la fatiga extrema y el dolor que sobrepasa tus capacidades es estremecedor. Estamos ante auténticos funambulescas, gente que además se ser apaleada mediáticamente por hacer su oficio lo mejor que saben, como cualquier otro deportista, y con las mismas armas, se expone a la multitud para ser empujados, golpeados, chillados y casi vejados a cada pedalada.

Sé que el Tour y para los gestores del ciclismo lo de Alpe d´ Huez, como lo del Mont Ventoux o Senmoz, es un triunfo que va más allá del retorno al inversor, es un éxito en toda regla del ciclismo, y de quien ama este deporte, pero no nos confundamos, un poco de dimensión y poner en regla la capacidad de carga y la cantidad de gente que estos lugares pueden aceptar, es paso imprescindible para que esto siga siendo una fiesta del ciclismo y no una colección de imbéciles disfrazados calentados por el efecto de grupo y el alcohol.