Las Sidi de Matteo Trentin

Sidi zapatillas ciclismo Matteo Trentin

En las Sidi de Matteo Trentin el ciclista elogia la entereza de quienes luchan contra la Covid19

Matteo Trentin nos ha enseñado sus Sidi para la reanudación de la campaña…

«Vi esa imagen de un dibujante inglés y me sacudió. Mientras ese trabajo es un mensaje directo, pensé que la situación que el mundo está afrontando necesitaba una respuesta honesta. Aquí no hay otra intención que valorar el espíritu de la gente frente a algo así»

De esta manera la Covid19 sale cual monstruo de su divulgada e infame forma para atacar un sanitario, como ejemplo del valor que ha demostrado un colectivo que muchos hoy dan por amortizado.

Las Sidi de Trentin quieren reflejar la tenacidad y valentía frente a la peor lacra que nos ha tocado vivir. 

Las zapatillas no estará en catálogo, pero se pondrán en subasta a final de año, una subasta con fines benéficos.

No son tiempos sencillos para el subcampeón del mundo, que sin portar el arcoíris que tan cerca tuvo padece una doble maldición, a la campaña interrumpida, se une el mal momento de su patrocinador, el CCC.

Se trabaja desde la estructura para solventar el futuro del equipo, ahora mismo pocas cosas nos harían más felices que ver las Sidi de Matteo Trentin en competición, junto a otro grande, Greg Van Avermaet en las clásicas de primavera que el Covid19 situó en otoño.

Matteo Trentin ¿cuánto cuesta olvidar perder un mundial?

Matteo Trentin Harrogate JoanSeguidor

Perder un mundial como el que cedió Matteo Trentin no debe ser sencillo olvidarlo

Entre las historias del año que concluye, entre otras muchas, la de Matteo Trentin en el desenlace del mundial de fondo inglés debe ocupar una plaza ya no digamos en el top 5, sí al menos en el top 10.

En la vuelta final del mundial de Yorkshire, cuando la lluvia ya había hecho todo el daño que podía hacerle a aquellos «alámbricos» cuerpos deambulando por todos los lados, todos pensamos en Matteo Trentin como el nuevo campeón del mundo.

Incluso pensábamos en él, con Mathieu Van derl Poel aguantando hasta el final.

Poderoso, corredor de fondo extremo, el año anterior ya había sido campeón continental en un día de perros en Glasgow, por delante del citado neerlandés, y su némeses Wout Van Aert.

Matteo Trentin es un tío duro, curtido en mil batallas, con etapas en las tres grandes, aspirando, que no asaltando, a grandes clásicas, un tipo de equipo cuando se le requiere, un matador, en el momento preciso, que en su cuenta de víctimas relata nombres como Peter Sagan en sus años más luminosos.

 

Pero el gran fondo, aliñado con un terreno pestoso y un tiempo de auténtico espanto es lo que tiene, que convierte cualquier pronóstico infalible en malo.

Leemos esta fenomenal entrevista a Matteo Trentin y nos ponemos en su lugar,

Aunque parezca que no, la empatía mueve este mal anillado cuaderno, no siempre, pero en algunos casos no puede ser de otra manera.

Dice el italiano que cuando Van der Poel reventó, entró en cierto pánico.

Que pudo haber hecho la carrera de otra manera, posiblemente, pero quién los sabe, y sobretodo ¿a quién le importa ahora?

Tantas semanas después.

 

En Harragote Matteo Trentin hizo buena esa teoría de que en 280 kilómetros de carrera pasa lo más insospechado.

Como Gerald Ciolek le gane un sprint a Peter Sagan en San Remo o Mathew Hayman a Tom Boonen en Roubaix.

Son monedas al aire, donde la lógica se aparca en el carril de la fatiga, y eso es como pisar arenas movedizas.

La entrevista en cuestión retrata un corredor que, arrepentido de la ocasión fallida, deja de lado la historia, es lo que hay.

Se torturó, aunque en vano, soñar con lo que pudo ser, es hacerse daño, pasó y punto.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Matteo Tretin puede echar mano de la experiencia de Purito en finales traumáticos.

Al italiano no se le vieron aflorar las lágrimas del catalán seis años antes en el podio de Florencia, donde el ambiente era tan denso que ni Rui Costa se atrevió a sonreír más allá de lo necesario.

La historia del mundial es esto, un universo en arcoíris y mucha gente en el camino que un día tuvo que perder para que otros ganaran.

Lo bueno de Matteo Trentin, como Purito entonces, es que es consciente que la vida sigue, aunque ellos, como otros muchos que seguimos enganchados a este mundillo tan adictivo, saben que hay trenes trenes que sólo pasan una vez.

Ojalá por esa generosidad que le pone, a Trentin le llegue otra opción, lo decimos de verdad.

Mundial de Yorkshire: Mads Pedersen lo hizo sin importar quién iba a su lado

Mads Pedersen Yorkshire JoanSeguidor

La lección de personalidad de Mads Pedersen en Yorkshire fue clave en el ciclismo menos normal de la temporada

Cuando Matteo Trentin lanzó el sprint final del Mundial, minutos después de arrojarse agua por las piernas -«tiene calambres» dijo Contador- Mads Pedersen vio el cielo abierto en el techo plomizo, gris y hostil de Harrogate.

Leíamos muchas veces es en las redes «it´s not normal situation» y tomamos nota.

Esto no era normal, no era corriente, las cosas se quedaban en el margen de toda lógica, sin más suerte que el momento quisiera darle a cada uno, la suerte y las fuerzas.

Porque el mundial no es una carrera más, es otra cosa, y un día de invierno en el corazón de Inglaterra

 

Viendo el resumen del Mundial, en imágenes sueltas, la lejanía de los ataques del campeón, Mads Pedersen, y la medalla de bronce de Stephan Kung, la entrega de Van der Poel, la vacidada de Gianni Moscon… entendemos que cualquier cosa era posible.

Y no es la primera vez que ocurre.

Hoy era una de esas carreras en el que que tienes que fiarte de tu físico, de tus fuerzas y aspiraciones, sin mirar alrededor, porque pesan las sensaciones, no los nombres, pesa el depósito, no la aureola.

Y Mads Pedersen compitió hasta el final, sabiendo que la mella de las vueltas, los kilómetros y la lluvia dejaba muy mermada cualquier selección para perseguir, que era un día de probar, de lejos, remar y remar y resistir.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Mads Pedersen no tiene un gran palmarés, como otros que aspiraban al cetro de Yorkshire.

A sus 23 años, siguen los pipiolos ganando todo lo grande, escuchó sus sensaciones y quizá vio cosas que nosotros no veríamos jamás en la televisión.

Sensaciones, quejidos, caras, soplidos,… todo eso lo sintió Mads Pedersen para seguir trabajando, sin importarle que Matteo Trentin fuera con todo, que le acompañara Gianni Moscon, que Van der Poel fuera regalando fuerzas.

Hizo lo que tenía, y no dejó camino por recorrer.

 

 

Cuando quedaba poco para meta, cuando había dos italianos en el corte de cuatro, nos acordamos de Florencia.

Ahí estuvo el resultado.

Así funciona el recomendador de Tuvalum 

Un resultado que para desgracia de Matteo Trentin le deja en el palmarés de un mundial, pero en el renglón de la plata.

En una carrera plagada de grandes nombres, él era el último favorito en sacar la cabeza hasta el final, todos le veíamos en arcoíris, pero la «tricolore» hoy tenía nubarrones sobre sus cabezas, y en la mejor actuación coral de la selección por excelencia de la carrera desde hace tiempo.

El bronce para otro de esos nombres que en estas circunstancias siempre emerge.

De los mejores, Stephan Kung fue el primero en abrir el tarro, es un privilegio verle rodar en jornadas así.

Tuvo la carrera cerca en el repecho final, cuando incluso Pedersen agonizaba, pero la escasa punta de velocidad que acompaña ciclistas de su planta le pesó al final.

Cambrils Movil 300×100

 

Mathieu Van der Poel, esto es otra cosa, no cabe duda que ahora mismo no hay un ciclista como él. 

Concita miradas, admiraciones, comentarios, todo, él lo sabe y a veces el personaje supera la persona.

¿Necesita atacar a treinta de meta Van der Poel con ese rush final?

¿Necesita ser pluriactivo en todo corte que se precie?

Eso lo sabrá él, hasta la fecha si lo necesitaba o no quedará en la historia, pero en lo sucesivo las cosas creo no van a ser igual.

Seguir mirando carreras en las que tome parte el neerlandés seguirá siendo norma, pero la vida demuestra que hay carreras que están en otro nivel.

El Mundial de Yorkshire que muchos le adjudicaban sin haber roto a sudar es la muestra.

Una carrera que ha reventado a Alaphilippe, que ha eliminado a los belgas, que heló a Valverde no es cualquier cosa. 

Mathieu Van der Poel  siguió a lo suyo, y sinceramente, le vimos en campeón, se debió ver en campeón hasta que la realidad de 260 kilómetros con el arcoíris en el horizonte le pasó por encima.

SQR – GORE

 

Una trascendencia que, no nos engañemos, no tiene ni la Amstel.

No es hacer leña del árbol caído, esto es aprendizaje, formación continua y Van der Poel ha tenido uno intensivo.

De España ¿qué decir?

El día no era el propicio, se vio de inicio, Valverde KO, Corrtina, enfermo, la clave fue que Gorka no cazara ahí, pero el ciclismo son eso, momentos, y esa sima que separó a Gorka de VdP, Trentin y cía cuando arrancaron la moto fue un mundo.

Imagen: FB de Yorkshire 2019 

 

 

Philippe Gilbert: El más rápido a este lado del Atlántico

Philippe-Gilbert-Vuelta-a-Espana-Stage-12-Attack---_Justin-Setterfield---Getty-Images Joanseguidor

La super etapa de Guadalajara el da el «Ruban Bleu» de Matteo Trentin a Philippe Gilbert

De Matteo Trentin a Philippe Gilbert, una de las condecoraciones más curiosas del ciclismo…

“Le Ruban bleu” es un premio que cogió cierta volada allá por el siglo XIX cuando las navieras europeas querían atesorar ante la clientela su velocidad en el tránsito por el Atlántico hacia el ya no tan nuevo mundo.

Fue especialmente célebre la rivalidad entre dos empresas cuya sola mención ya pone la “gallina de piel” a los amantes de los cruceros y los símbolos imperecederos del glamour: la Cunard Line vs la White Star Line.

El primer integrante de este palmarés de la navegación fue el Sirius, que cubrió por primera vez el charco atracando en New Yourk en 1838.

Pionero en muchas cosas, periodista, antes ciclista y con tantas opiniones sobre él, como personas conoció, Henry Desgrange quiso hacer el premio “Ruban jaune”, la versión ciclista del lacito azul, aunque de color amarillo.

El premio era sencillo, para el ganador de la clásica o etapa más rápida que siempre superare los 200 kilómetros.

 

Pues bien, la etapa de Guadalajara, la locura desatada a más de doscientos de meta y Philippe Gilbert al frente de los siete azules ha hecho cambiar de manos este símbolo.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

 

En la lista de éxitos de Philippe Gilbert, esto será anécdota, pero el sólo nombre, la solemnidad de lo francés viste el evento, y en manos de un ciclista de culto, pues más.

Lo cierto es que la París-Tours es coto abonado para el galardón.

En 1936. Gustave Dannels, belga, fue el primero en ser galardonado por ganar la París-Tours, más de 250 kilómetros, en seis horas peladas, eso es a más de 41 kilómetros la hora.

Tuvo varios sucesores hasta llegar al último ganador en Tours, hace un par de otoños Matteo Trentin que hizo 231 kilómetros a 49,6 kilómetros a la hora.

Es curioso, que este listado de doce ganadores (desde Rik Van Steenbergen a Erik Zabel) incluya diez ganadores de la clásica que acaba en Tours, como síntoma del craso error que implicó sacar esta carrera del máximo circuito cuando cada año nos depara un espectáculo digno del ciclismo: paisaje otoñal, la ruta del Loira y competición velocísima con un final siempre emocionante.

Por cierto que un español pisó la luna en este terreno, fue Freire, Oscar Freire, cuando ganó, como no, en Tours hace más de cinco años tras volar a 47,7 kilómetros a la hora durante poco menos de cinco horas.

Ahora Philippe Gilbert se lo pondrá a fuego en el cuadro… 

En cualquier otro deporte, Matteo Trentin sería MVP

Matteo Trentin Tour JoanSeguidor

El triunfo de Matteo Trentin es el éxito de saber resistir

Ver el Matteo Trentin que dejó el Quick Step que recala en el Mitchelton no era para pensar que se iba a «hinchar» pero sí que la cosa le resultaría mejor.

Pero lejos de la realidad, en el equipo australiano, este italiano de calidad top no ha estado en el punto que nos podíamos imaginar.

No han sido pocas las veces que le hemos visto ahí, delante en San Remo, entre los mejores de Flandes, siempre en Roubaix, omnipresente de febrero a octubre pero la suerte no le sonreía.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

O quizá sí, son saberlo ni ser del todo consciente.

Matteo Trentin tiene algo, una cosa que en la vida corriente son la clave: Hay que resistir, insistir e persistir.

Matteo Trentin nunca perdió de vista la victoria ni el camino a ella, ese olfato fino de grandes ciclistas que tienen sólo unos cuantos.

Por eso cuando en la salida del acueducto romano del Pont-du-Gard, el calor rezumaba por cada poro de un terreno que pide agua a gritos, Matteo Trentin sabía que la jornada era de las suyas.

Un dia de tipos duros, con cuajo, experiencia y motor.

Por #cicloturismocatalunya con los tres primeros en Val Thorens….

Una jornada de esas que premia los corredores como él, donde hay que desenvolverse con gesto adusto y efectividad.

Una de esas fugas de tercera semana que acumula calidad a raudales delante y pone un ritmo mortal, caso que el pelotón no les deje ir.

Pero hubo cordura y ese grupo en el que se insertó Matteo Trentin tomó metros para jugarse una victoria en la etapa 17 del Tour, a la puerta de los Alpes jugada a 46 kilómetros a la hora.

 

Matteo Trentin recuperó el olfato cuando era azul.

Ese olfato que le da la opción de dar, y dar primero, antes del típico puerto que anuncia el aterrizaje en Gap.

Un golpe en un grupo conducido por Van Avermaet, Keukeliere, Mollema, Oss, Roche, Herrada, Gorka Izagirre, Rui Costa, De Gendt, Asgreen,… toma ya.

Es la tercera etapa de Mateo Trentin en el Tour de Francia.

Un corredor que es campeón de Europa y que necesitaba algo así para saber que sigue teniendo pólvora.

Un corredor que tiene un palmarés de delicatessen que no le impide ser un valiosísimo apoyo para sus compañeros.

 

Que se lo digan a Simon Yates, hace seis días, cuando le hizo de facilitador, o que se lo digan a Boone, Terpstra, Gilbert, Ewan y otros grandes que se beneficiaron de la calidad de este corredor.

Matteo Trentin dicen que corre por sensaciones…

SQR – GORE

 

… y representa ese ciclismo que es corazón, sapiencia y conocmiento de uno mismo, más los rivales.

Él es ciclista todo el año salvo en Navidad y año nuevo, un tipo de férreas convicciones, que tiene grandes triunfos, que viene de una travesía en el desierto de la que sólo se sale cuando crees en ti, eres bueno y no desistes.

Por eso, Matteo sería una MVP en cualquier otro deporte.

Imagen: FB de Matteo Trentin

Matteo Trentin: ¿Es lícito un trascoche después de una caída?

Matteo Trentin JoanSeguidor

Matteo Trentin habla de directores deportivos poco deportivos en la Het Nieuwsblad

Gravel Ride SQR – 300×250

Entre las secuelas de una carrera como la Het Nieuwsblad leemos sobre el cabreo de Matteo Trentin.

El italiano se cayó a los setenta kilómetros de carrera y no encontró complicidad de los coches para volver al pelotón.

No le salió bien el trascoche.

«Directores deportivos poco deportivos» adujo.

Pirinexus 300×250

 

Dicen que el trascoche en ciclismo es una regla no escrita que se practica y se admite

Hablan de cortesía cuando sucede por una caída, entiendo que en los momentos que la carrera no va lanzada.

Una cortesía que el profesional da por segura e incluso como un derecho que le asiste.

Sufrir una caída, un pinchazo es una putada no prevista, que habitualmente ocurre, como todo lo malo, en el peor de los momentos.

Pero es parte del juego.

Y ya que el ciclismo es más papista que el papa,  mira tanto por su imagen tendría que saber que los trascoche, por muy permitidos que estén entre los pros, no dejan de ser una mala imagen sobre el desarrollo del juego.

Hay sobre la carretera los equipos más potentes y mejor completados de la historia del ciclismo.

Unos equipos que además fían todo a las comunicaciones en la carretera, para temas de seguridad, comentan, pero no sólo eso, también para ordenar el patio.

Con este panorama: ¿Es lógico confiar la caza del pelotón a un trascoche?

Así las cosas, para Matteo Trentin la primera de las clásicas flamencas fue a contrapié, lo que no le impidió ser noveno.

La clase que tiene escapa a toda pregunta.

Sin embargo no nos gusta que, ya que eso del trascoche está tan normalizado, se emplee el mismo en la justificación de un resultado.

Porque estará muy admitido, y será cortesía, pero la historia nos habla de desenlaces muy «adulterados» por estas acciones.

Ciclobrava: así es el recorrido 

Aquella de Nibali en el Mundial de Florencia….

El año pasado Gilbert apareciendo en cabeza de una carrera, tras un pinchazo, como por arte de magia.

No recordamos dónde fue, quizá Le Samyn.

Cambrils Square Agosto

Y no sólo eso, la sensación de peligro que transmiten al espectador es brutal.

A nadie se escapa que Matteo Trentin es uno de los cocos del pelotón, y llevarle de compañero da miedo.

Quizá ahí resida la clave y la falta de cortesía.

Ayudar a cualquier ciclista será cortesía, pero no obligación, otra cosa es estorbar, entonces no debería quedar sólo una declaración en los medios y sí en una denuncia.

Sea como fuere Matteo Trentin parece más enchufado que nunca en el Mitchelton.

Quizá un día le dé el físico para rebatir a aquellos que no le ayudaron cuando iba descolgado en la primera clásica de la campaña flamenca…

 

 

 

 

¿El año de Matteo Trentin?

Matteo Trentin JoanSeguidor

Tras un 2018 gris, Matteo Trentin tiene mimbres para la primavera

Gravel Ride SQR – 300×250

Sobre Matteo Trentin dijimos, hace trece meses, esto…

El italiano es uno de esos corredores que sólo puedes querer, como Chaves, como Uran, como Wellens, como Valverde. Es inasequible al desaliento, ciclista de altura, con pocos, pero excelentes triunfos, etapas en las tres grandes, un par de París-Tours, la olvidada clásica del otoño francés…

Matteo Trentin además se ha mostrado como un ciclista puede perfectamente asumir roles muy diferentes e incluso opuestos, en un corto espacio de tiempo, estando él, además, cerca o muy cerca de los líderes para los que ha trabajado.

Eso dijimos hace trece meses y ahora casi que pensamos lo mismo.

Vemos a Matteo Trentin rodar por Valencia y dados los objetivos que tiene en un mes, no creemos que esté lejos de su mejor momento.

Trentin, que en Navidades omite el entreno para ver qué hay bajo el árbol, pasó un 2018 casi en blanco.

Sólo la gran carrera que ganó en Glasgow, el europeo frente a los dos cocos del ciclocross, Van Aert y Van der Poel, puso algo de luz en una temporada aciaga.

Sin embargo, ¿qué le falta a Matteo Trentin para ser un coco?

Sobre el papel nada: Lo tiene todo.

Una experiencia enorme, forjada entre los mejores, en el Quick Step, tiene conocimiento y batallas en las que se curtió por otros, Gilbert en Flandes, por ejemplo, tiene fondo y una excelente punta de velocidad.

Pirinexus 300×250

Matteo Trentin es ese que no quieres en las fugas contigo, que se lo digan a Rojas, ni siquiera cuando eres Peter Sagan.

Es un ciclista de largo radio y puntería, que necesita salud y la suerte que inspira los corazones.

En el Mitchelton de tres cabezas, por un lado los Yates, con Simon especialmente, por el otro Chaves, que si sí, que si no, Matteo Trentin es la tercera.

Ese maillot de campeón de Europa tiene que levantar las manos, una vez en la vida en una «major», porque Matteo Trentin tiene los tiros pegados para ello.

Matteo Trentin y la «gran Italia»

Matteo Trentin JoanSeguidor

 

El ciclismo recupera la mejor versión de Matteo Trentin

Vísperas de la Vuelta a España, y Matteo Trentin ya está on fire.

El ciclismo en agosto en Glasgow es como debería serlo en Lieja en el cambiante e inestable mes de abril.

Ciclismo cogido con alfileres, sujeto a cualquier curva, peralte mal trazado, humedad, lluvia…

El día de los europeos de ruta en Glasgow ha sido estéticamente brutal y en su conclusión, tremendo.

Mov_Gore

 

 

Volvió la «gran Italia».

La selección que hace años que no gana un mundial, que no se cuelga un oro olímpico.

Desde tiempos de Ballan, Cunego y Bettini.

En la RAI, celebrando el título continental de Matteo Trentin hablaban de «trabajo impecable».

Un equipo azul que conjugaba estrellas, con buenos ciclistas.

Donde trabajaron Puccio, Canola y Guarnieri.

Donde el pistard Elia Viviani quiso optar a dobletes.

Donde hubo un corredor que se salió, Davide Cimolai, un ciclista que fue varios en uno solo en el verano escocés.

Un verano de frío, lluvia, desapacible. ¿Cómo será el invierno?

  

Matteo Trentin, la mejor noticia

Pero vamos al ganador, a un ciclista que es ganador por ADN y por palmarés.

Matteo Trentin estaba inédito en su paso por el Mitchelton.

Quisimos ver en él el ciclista de la primavera, pero una caída camino de Roubaix le secó el camino.

Mil veces en las clásicas, mil veces ayudando a otros, a Philippe Gilbert para ganar en Flandes, por ejemplo, y cuando le toca liderar se va a al suelo rápido.

Una lesión de meses. Volvió en la Ionica y participó en Polonia.

No acabó allí, porque quizá preveía que en Glasgow tenía sus cartas.

Fue en una carrera de supervivencia, durísima, posiblemente de las más del año, en la que emergieron los genios del ciclocross, como prueba del nivel que había en la «navegación» sobre un asfalto tan complicado y trazado tan revirado.

Pero Trentin aguanto los filtros, la selección, como otras veces él ha provocado para otros.

Esta vez la baza era él. La baza de la «gran Italia».

Una victoria que no será la más prestigiosa, pero que le da el maillot más bonito del pelotón.

Alexander Kristoff puede dar fe, lo pudo lucir en los Campos Elíseos, sobre una bicicleta sencillamente brutal.

Cambrils Movil 300×100
 

Mov_Gore

Ahora lo llevará un italiano que no es un corredor, es un killer de la vieja escuela, uno de esos ciclistas que sólo verlo amortiza la entrada.

Nos alegramos pero mucho, por él.

INFO

El kit italiano by Castelli