Hay cosas que los números no explican

Muchas veces medimos el corredor y el ciclismo por los éxitos. Cuando tenemos dudas sobre alguien acudimos al CQ Ranking, sondeamos sus resultados, ponemos número a sus puestos, les ubicamos en una clasificación con la que más de uno sueña. Por la que delira.

Pero esas estadísticas no son el todo, no son redondas, ni significativas de la realidad. Se dejan miga por el camino, se les escurre la verdad por los lados. Es imposible que en ellas atisbemos los matices de un deporte en el que en un solo día de competición ,sus protagonistas viven lo que muchas personas ven en una vida. Con ello está todo dicho.

Viene esto a cuento por lo que vimos en la crono colectiva del domingo y el afilador asesino que seccionó en dos el Tinkoff-Saxo. Cuando Patxi Vila se apea del coche y ve el desastre no puede evitar negar con la cabeza. Menuda avería, tremenda.

Y en el suelo estaban los dos Michael. Rogers, perro viejo, ciclista que está pero que muy de vuelta, se llevó varios cortes en la mano. La foto tras la carrera de su mano habla de la dimensión de las heridas. Es increíble que pudiera apoyar la mano derecha, aunque fuera someramente, antes de llegar a meta.

Aparentemente la perla danesa Michael Valgren se llevó la peor parte. Su buzo fue cera ante la llama, literalmente desapareció para dejar la carne y la piel desportegidas ante el hiriente asfalto. Las fotos que dejó en las redes a posteriori hablan de un cuerpo que no dejó parte sin sangrar. El solo hecho de acabar la crono es digno de un elogio que creo no hemos manifestado suficientemente.

Porque ¿qué ganaba Valgren acabando la crono? crematísticamente hablando nada, los rankings no lo recogerán, los fríos números no hablarán de sus heridas, más allá de la cantidad de puntos que le hayan tenido que aplicar. De verdad su fidelidad a la bicicleta en esos momentos es encomiable.

Valgren está en una posición curiosa. Se ha quedado como único danés en un equipo de raíces nórdicas, pero con la desbandada de daneses, a raíz de la salida de Riis y la casi segura marcha de Saxo. La isla en medio del desierto

Su actitud nos recordó mucho a la Peraud en el Tour al que iba a defender su segunda plaza. Completamente apeado de la lucha por algo grande, el bravísimo ciclista del AG2R no dudó en coger la máquina con brazos sangrando entre sudor y el abrasador sol. Tony Martin hace un tiempo también nos obsequió con purísimas fotos de sus caídas en el Tour.

Estos ciclistas que muchas veces ponemos en el ojo del huracán por trabajar o no con un médico, son personas, sufren y padecen como nosotros, pero su umbral está a unos limites que no nos podemos imaginar. Sinceramente, aunque los números no lo recojan, nunca podremos perderlo de vista.

Imagen tomada de Tinkoff-Saxo

No hay Tour tranquilo para Alberto Contador

Hay una máxima no escrita en lugar alguno que parece cumplirse con eficiente regularidad. Alberto Contador no conoce un Tour tranquilo y a las alturas de la película que estamos parece que no lo conocerá. Hace un año, las tornas, antes de tomar la salida, parecían muy diferentes a las actuales. Chris Froome arribaba en estado de gracia, casi imbatido y como favorito único. Luego la carretera corroboró las sensaciones y el inglés de procedencia keniata ganó por ser el más fuerte en los momentos cruciales y enfrentarse a rivales que no dieron la talla en lo táctico, dígase Movistar, o en lo físico, hablemos de Contador.

Un año después las cosas parecen, a priori, más igualadas. Contador ha realizado los méritos suficientes como para que se le equipare a Froome en las apuestas. El madrileño lleva una temporada realmente buena, con dos vueltas hors categorie en su haber –País Vasco y Tirreno- más sendas segundas plazas en otras dos –Dauphiné y Volta-. Estos mimbres, añadidos a la capacidad de trabajo que demuestra este ciclista y a la irregular campaña de su principal rival, le confieren más opciones, así de salida.

El año pasado Alberto Contador tenía el equipo pero no las piernas. Su grupo rindió excepcionalmente, en especial Roman Kreuziger, de cuya suerte hubiéramos querido saber si no se hubiera volcado en el pinteño. Sin embargo Contador no pudo corresponder las excelentes prestaciones de su equipo y cayó a una cuarta plaza que a sabiendas de su ambición sabe a bien poco.

Sin embargo este año que Contador tiene piernas, parece que no va a tener equipo, no al menos del nivel pasado. El toque sobre el pasaporte biológico de Kreuziger, impidiéndole tomar la salida, es una andanada en toda regla a la línea de flotación del Tinkoff. El checo se postulaba como el mejor apoyo para el madrileño y perderlo, además por un aspecto tan sórdido como éste, no puede menos que afectar, sobre todo cuando en el panel de juego de este Tour los segundos espadas pueden salvar la papeleta, como bien se pudo apreciar en el último Dauphiné.

La columna vertebral de Tinkoff es buena pero desgastada formada por tres ciclistas que tienen el Giro en las piernas: Nico Roche, Michael Rogers y Rafal Majka. Del primero seguramente esté ahí cuando lo necesite, pero de los otros dos se acaban de tener certezas, más cuando Rogers ha andado sorprendentemente bien en Italia, sería chocante verle al mismo nivel en Francia tras un prolongado espacio sin competir, y el polaco va a regañadientes, acusando a la cúpula del equipo ruso de licencia danesa de no velar por su salud.

Sea como fuere, la palabra paz no existe en el ideario de Contador cuando del Tour se habla. Sólo tuvo una edición tranquila, la primera, de ello hace ya nueve años, desde entonces, y en orden cronológico: expulsado con su equipo por la implosión de la Operación Puerto, ganador de un Tour por la expulsión de Rasmusen, excluido por correr en el Astana, la convivencia con Armstrong, positivo por clembuterol, dos ediciones en blanco y otra fuera de forma. Al final, son tantas las cuestiones, que uno ya no sabe si es el huevo o la gallina, pero en todo caso, no cabe duda que decir que estuvo en el sitio y momento equivocados es desafiar las leyes del azar.

Foto tomada de Tinkoff-Saxo

INFO

SERVICIO NACEX PROMO: Envío de equipajes y material deportivo sin complicaciones

 NACEX dispone de un servicio específico para cubrir la necesidad de los clientes que viajan con equipajes abultados o difíciles de transportar por uno mismo. Así, con NACEX PROMO, se puede viajar sin necesidad de sufrir la molestia de cargar con pesadas maletas y equipos deportivos (tablas de surf, bicicletas, palos de golf, equipos de buceo, etc.).

1nacex

Además, este servicio lleva implícitas otras ventajas muy notables, como evitar largas colas de facturación en los aeropuertos, tener la certeza y tranquilidad de que el equipaje llega al destino a tiempo y en perfecto estado, y la comodidad de poder controlar con el teléfono móvil, tableta u ordenador dónde se encuentra el equipaje en todo momento a través de la aplicación web de Nacex.

Más información en www.nacex.es  o en la agencia Nacex más cercana.

#GiroPost Demasiados gilipollas en las cunetas

Enlace permanente de imagen incrustada

El ciclismo se lo ha de hacer mirar. Este deporte camina en un fino alambre entre la desaparición, teoría de algunos, y fenómeno de masas, lo que vemos en otros momentos. La subida final de este Giro de Italia al Monte Zoncolan, una cuesta inhumana en el corazón del Friuli, tuvo de lo segundo.

Si en la subida al Grappa Fabio Aru llegó milagrosamente a la cima sin poner pie a tierra, en el Zoncolan hemos presenciado una clara violación del normal desarrollo de un acontecimiento deportivo por culpa de un imbécil que, ataviado con el maillot del campeón del mundo, desequilibró a Bongiono, otro Bardiani a la fuga, cuando iba camino de cima en compañía de Michael Rogers, ganador a la postre. Ojalá algún abogado del humilde equipo italiano le localice y le empure. Casi al mismo tiempo, otro subnormal, ataviado con la bandera colombiana, queriendo empujar a Nairo Quintana, seguro e imperturbable líder, casi tira al boyacense y perjudica a quienes seguían su rueda, entre otros Domenico Pozzovivo.

Desconozco cuáles son las costumbres del aficionado ciclista en su tiempo de espera de la carrera. No sé si corre el alcohol en mayor o menor medida, cosa que creo que es más bien lo primero por lo que ocurre en otros circuitos, no sé si la impaciencia les dispara la adrenalina o es la simple emoción la que les lanza al delirio.

Sea como fuere en el Zoncolan hemos tenido otra muestra de lo que va camino de convertirse este deporte cuando la masa acude a él sin respeto ni conciencia. El año pasado la doble subida en Alpe d´ Huez se saldó milagrosamente sin incidentes, e incluso ofreció estampas imborrables como la de Adan Hansen brindando con los holandeses, y ahora el Giro nos da un poco más de lo mismo.

El espectador ciclista medio actual creo que dista mucho del de hace veinte años. Ahora quien más quien menos se han hecho un Zoncolan, o si no una Bonaigua o como poco la cuesta de su pueblo. Saben lo que implica subir esas rampas inmundas, que ni siquiera se diseñaron para vehículos a motor, de ahí mi extrañeza ante lo que el Zoncolan nos han ofrecido. La subida ha concitado a todos los frikis de Italia y posiblemente a gran número venidos de países cercanos, pues ésta es una zona de frontera.

La falta de respeto al ciclista es tan grande que su solo presencia ahí ya ofende. Desconozco qué pensarán los organizadores de estas situaciones, que desde luego no hablan bien del evento, pero quizá deberían tomar medidas drásticas en el futuro. Si se dice que las vallas altas de las salidas han sido grandes obstáculos en el contacto del público con los corredores, la desprotección que existe en las subidas finales no es de recibo. Entiendo que hay soluciones intermedias, algunas incluso marciales, como revisión de alcohol al inicio de las subidas. Lo que está claro es que de seguir esto así, el ciclismo volverá a portada de noticiarios y no por sus ganadores, sino por el imbécil borracho que se carga a un ciclista en el digno ejercicio de su profesión.

Agradezco a @FcoJLucasS la idea de tan ilustrativo titular

Imagen tomada de @Dorsal51

#RadioVuelta – Semana 10

#TrendLa primavera languideció

El primer gran ciclo de carreras del año se acabó en Lieja con un resultado más o menos previsible. Los ganadores de las pruebas adoquinadas presentaron cierto halo de renovación, si bien Fabian Cancellara parece en disposición de mantenerse un tiempo y el Tom Boonen de Roubaix se reveló como un ciclista extemporáneo. Por otro lado se confirmó que Peter Sagan en tema de monumentos no es tan precoz como en otros lares y que Sep Vanmarcke y Jonh Degenkolb son los opositores a tomar el trono en un estatus similar al de Michal Kiatkowski en las pruebas tipo Ardenas, donde se sitúa como el único joven con posibilidades cercanas dado que los tres ganadores de estas carreras, Gilbert, Gerrans y Valverde demostraron que la jubilación habrá de esperar un año más.

 

#Click Grande Landa, precioso el Trentino

En el hermoso Trentino, con Cadel Evans afinando el punto para el Giro, Mikel Landa empezó a justificar la apuesta de Astana por él. Más allá de la victoria que hemos querido retratar, nos han gustado unos paisajes que la naturaleza esculpió para acoger el ciclista y el ciclismo. Bravo.

 

#Profile  Gerrans o como ganar no siendo el mejor

Poco a poco, paulatinamente, Simon Gerrans ha generado un palmarés de excepción en el que destacan etapas en las tres grandes vueltas, salpimentadas con un maillot amarillo en el último Tour, junto a dos monumentos, San Remo y Lieja, ganados además en la misma situación, rodeado de grandes ciclistas, a rebufo de todos ellos, sabiendo aprovechar su excepcional sentido de carrera, suficiente para ganar sin ser posiblemente el mejor.

 

# Clipping

La Vuelta a Asturias  también se cae. Aunque la zozobra ha rodeado muchas carreras del calendario español hasta las mismas puertas de su celebración hacía tiempo que no lamentábamos la no celebración de una carrera en suelo hispano. La Vuelta  a Asturias, una carrera que en la próxima década podría ser centenaria, no se ha celebrado por 35.000 euros, una cifra que sabida y viendo los lamentos de muchos actores del ciclismo de la zona parece increíble que haya sido decisiva en su letal suerte.

La maldición del arco iris… y del Giro. El serial de bajas y tocados previo al Giro de Italia de este año hace pensar en una especie de mal fario. Si hace unos días se descartaron Richie Porte, por enfermedad, y  Chris Horner, por accidente con un coche, a Purito la semana de clásicas entre Limburgo y Ardenas le ha sentado pésima llegando a temer por su presencia en Italia. Luego estuvo Nairo que vio como con la suspensión de Asturias se le trastocó la hoja de ruta hacia la primera gran vuelta del año.  Por si acaso, y como Fernando Lamas tuitea, el colombiano les ha dicho a sus paisanos en el momento de viajar a Italia: “Recen por mí”.

Vuelve Mick Rogers. Revisado el caso, chequeado que en China el clembuterol es moneda de cambio, a Rogers se le ha levantado la pena por su positivo en la pasada Japan Cup. Ahora el australiano tiene prisa, corrió en Lieja y se autoproclama dentro del nuevo de Tinkoff en el Tour. Una vez más la imagen ha sido lamentable.

 

#hashtags by @LiveCiclismo

#TDR2014#tourofthegila , #GpMoscow, #RVO2014, #Schbornffm, #GpSomme y #KWK

 

Foto toma de lasbielas.com

#RadioVuelta- Semana 3

#Trend  Furor por Alejandro Valverde

El fin de semana italiano ha sido realmente interesante con un personaje por encima de todos y ese no es otro que Alejandro Valverde, quien finalmente probó las mieles del éxito en la bota transalpina, y nada menos que en la capital. El murciano mostró dos caras de la misma moneda en solo 24 horas. En la Strade Bianche rodó muy fuerte, estuvo suelto y mostró fortaleza, pero su ausencia a la rueda de Peter Sagan le condenó a un nuevo podio tras evidenciar que estaba para ganar. No le ocurrió lo mismo en la Roma Maxima, donde sí puso toda la concentración en la empresa y acabó firmando uno de sus más hermosos triunfos.

 

#Click Una carrera que enamora

Es increíble como lo que nuestros ancestros resumían en carreras inhumanas y pistas infumables, hoy causa auténtica pasión. La Strade Bianche fue un bonito espectáculo en medio de las hermosas lomas verdes y suaves de la Toscana. La imagen del pelotón difuminado por los tramos de tierra delató un “tuiterío” ciclista absolutamente entregado a la causa. Como más de uno apuntó, en sólo ocho ediciones esta carrera ya ha sobrepasado por belleza y plasticidad otras muchas carreras que pueblan el calendario.

 

#Profile Los rivales que esperan a Peter Sagan

Ya hace cuatro años que empezamos a saber de Peter Sagan. Fue en una gélida París-Niza con Purito desempolvando su recién estrenado maillot de Katusha cuando un insolente eslovaco enrolado en el Liquigas empezó a destacar y de qué manera. Desde entonces el perfil de Sagan celebrando triunfos ha sido una de las imágenes más repetidas. Pero las cosas no son sencillas para Sagan que mira de reojo los continuos rivales que le acechan. El último, Michal Kiatkowski, que en el callejeo por Siena le propinó un golpe doloroso que le advierte que estrenarse en un monumento no será tarea sencilla. A los rivales de siempre, se le suman otros y siempre con Sagan en el objetivo.

 

#Clipping

A vueltas con la seguridad de los ciclistas. La aproximación a Roma por parte de Pozzovivo y Valverde y el grupo perseguidor nos dejó imágenes que debería hacernos reflexionar, pues se apreció consistentemente que el tráfico no estaba cerrado al 100% por donde circularon los ciclistas en lo que entiendo un ejercicio de temeridad. A ello se añade también la peligrosidad del primer circuito de la etapa de la París-Niza. Simon Gerrans lo criticó abiertamente y varios ciclistas se fueron al suelo.

El duelo Orica vs Sky. Curiosa iniciativa la que han arrancado Sky y Orica. Ciclistas de ambas formaciones, afines por muchas cosas, han entablado un duelo ajeno al ciclismo y seriado en diferentes capítulos cuya primera secuela ya está en la red. Se trata de un duelo a piedra, papel y tijera entre cinco componentes de ambas escuadras. Interesante, veremos cómo funciona, aunque de inicio estas chuminadas gustan mucho entre el público anglosajón.

¿Qué se sabe de Michael Rogers? A finales de 2013 el Saxo- Tinkoff recibía la siempre desagradable noticia de un positivo. Era nada menos que su capitán de ruta, Michael Rogers, quien desde entonces nadie sabe nada de su futuro. Es terrible, tan procelosos en algunos procesos, ver como los gestores del ciclismo permiten estas tropelías que no sé a quién benefician.

 

#hashtags by @LiveCiclismo

#ParisNice, #tirreno, #vandrenthe, #Ddd, #Kattekoers, #Paristroyes, #OvhH