#Top2018 Michael Valgren es el anotador

Dimension Data quiere fichar a Valgren Andersen Amstel Gold Race JoanSeguidor

Mov_Gore

Las victorias de Michael Valgren son calidad frente a cantidad

En la crónica menos divulgada del año está la historia de un ciclista danés que saldrá en las anotaciones a pie de página como uno de los más eficientes de la temporada que se acaba.

Michael Valgren es el anotador, el ciclista que en dos meses fue heredero de la rara habilidad de dominar todos los terrenos de la primavera.

En la semana fantástica de Astana, cuando los «ski blues» lo ganaban todo, a Valgren le cayó la Het Nieuwsblad en un movimiento de pizarra que pareció trazado en su cabeza antes de empezar.

Ese día posiblemente no fuera el más fuerte, ni el más entero, pero las ocasiones son para quienes la cogen fuerte, y Michael Valgren no la soltó.

En Flandes los daneses pusieron dos en el top 4.

Si Mads Pedersen se llevó la plaza de plata, Philippe Gilbert sacó el podio a Michael Valgren en pleno éxtasis azul por las rutas de De Ronde.

A las dos semanas vendría otra lección de tablero: el triunfo en la Amstel Gold Race.

Con los ojos puestos en Sagan y Valverde, de las flechas que salían desperdigadas, el anotador danés se distanció y jugó al ajedrez con Roman Kreuziger,

En un mes escaso: adoquín y colinas en la misma vitrina.

Valgren empalmaba con Bartoli, Bettini, Argentin y otros muchos que aunaron triunfos tan dispares en su carrera, demostrando que en ciclismo no todo es especialización.

Ahora Michael Valgren pondrá el talento para el Dimension Data, donde además coincidirá con Roman Kreuziguer.

El último corredor que cayó antes de que Valverde empezara a dibujar un arcoíris sobre Innsbruck tiene ahora el reto de repetir y mejorar lo que ese fino olfato le ha regalado.

Imagen tomada del FB de Amstel Gold Race

Amstel Gold Race: Valgren Andersen, el ciclista bisagra

Dimension Data quiere fichar a Valgren Andersen Amstel Gold Race JoanSeguidor

Otra vez Astana lo ha vuelto a hacer con Valgren Andersen

Decía Paxti Vila que Peter Sagan había movido su temporada, omitiendo la Het Nieuwsblad y Kuurne para estar en la Amstel. De haber estado en ambas, habría visto Valgren Andersen levantar los brazos.

Grande el danés, nada qué objetar, pero permitidnos desahogarnos: No hace mucho, hablábamos de cuando una gran clásica te deja frío. Así nos hemos sentido al final de esta Amstel Gold Race.

Repito, y con todos los respetos para Valgren Andersen, que ha estado donde debía y cómo debía.

Ni más ni menos.

Al margen del Quick Step, a contrapié siempre en el Limburgo, el Astana ha sido el equipo que, cuando se ha terciado, ha sabido ser un equipo.

La Amstel más complicada

Así las cosas, el final de la Amstel, muy divulgado, ha dado los efectos deseados.

La carrera ha sido una ruleta de caminos, estrechos, angulados, revirados pero sobre todo, que es lo que interesa, selectivos.

No querían muchos juntos al final, y sólo Astana con Jakob Fuglsang y Michael Andersen, llegó con dos opciones al final.

Los celestes, kazajos de capital y escudo, en manos de dos daneses.

Como en la Het Nieuwsblad, se veía venir que Astana lo iba a hacer, lo iba a repetir.

Valgren Andersen Amstel Gold Race JoanSeguidor

Preguntarse porqué Valverde no estuvo con Valgren Andersen es pasar por alto la esencia misma de una carrera de 260 kilómetros.

Alejandro Valverde ha sido punta de carrera pero también objeto de las miradas.

El problema, si es que es un problema, del este ciclismo ultramoderno es que hay una igualdad casi lacerante y ello conlleva que la sangre fía y la cabeza amueblada jueguen un papel casi tan relevante como las propias fuerzas.

Alejandro Valverde tenía un problema en la Amstel que no tendrá en Lieja, y se llamaba Peter Sagan y ello le obligó a moverse antes y quedarse quieto cuando los Astana movieron las fichas, no fuera que arrastrara Sagan hacia adelante.

Valgren Andersen atacó cuando debía en una carrera que sinceramente a esas alturas de competición podía ganar cualquiera, principalmente porque Sagan, Wellens, Alaphilippe, Van Avermaet ya tienen la calidad y entidad para hacerlo.

Por eso cualquier corte y cualquier descuido es fatal.

Valgren Andersen o el movimiento perfecto

No es sencillo que un equipo con doble presencia alcance el éxito en las circunstancias del Astana.

Pero Valgren Andersen es sin duda uno de los ciclistas más valiosos en estas circunstancias.

Su olfato pasó por delante de ganadores de la Amstel como Gasparotto y Kreuziger e incluso superando trabajos colectivos como los del Bahrain, sin duda el equipo que mejor y más había apostado.

No tuvimos presente a Valgren Andersen en el balance del adoquín, pero el danés, que sucede, 22 años después a Bjarne Riis, se suma a la lista de los pocos corredores que pueden brillar sobre pavés y por los «bergs».

Sin duda uno de los grandes nombres de la primavera, un ciclista que sale ganador en paisajes verdes y de ensueño, como ese Limburgo que ofrecía una postal en cada estampa.

Imagen tomada del FB de Amstel Gold Race

INFO

Sube el muro de Huy en tu Bkool

Het Nieuwsblad: Valgren Andersen no es un cualquiera

Valgren Andersen JoanSeguidor

Con Valgren Andersen, Astana redime su mal momento financiero

Momentos antes de ponerme a ver la Het Niuewsblad pude leer la realidad del Team Astana en boca de Alexander Vinokourov. Una realidad que al parecer habla de impagados, retrasos en las nóminas y problemas de flujo de caja. Michael Valgren Andersen quiso y pudo aliviar tanta penuria.

Por cierto que esta vez no hubo victoria belga

La Het Niuewsblad de 2018 se explica en una estadística, y no una de esas que ensucian la pantalla cada vez que vemos un par de favoritos en el mismo tiro de cámara (sé que los vatios, la cadencia y esas cosas son interesantes, pero no hacen más que quitarle alma al ciclismo, hacerlo numérico).

La citada estadística se refiere a la cantidad de ciclistas que estaban juntos a pie de la capilla, y su ascensión, por entre las ferias de Geraardsbergen.

Valgren Andersen remató la superioridad de Astana

Gatto y Lutsenko estuvieron ahí, Valgren Andersen, también. La selección de la capilla dejó tres Astana delante.

Y muy mal se ha de hacer cuando meter tantos ciclistas en un corte que no es muy numeroso.

Astana no esperó. Miraron a su alrededor, vieron que Colbrelli y Trentin habían pasado la criba, reservaron a Gatto, movieron a los otros dos.

Lo normal es lo que ha hecho Astana camino de Ninove, y lo normal es que pudieran ganar.

Páginas: 1 2