¿Ha perdido el ciclismo su magia?

Miguel Angel López JoanSeguidor

Decir que el ciclismo perdió su magia por la tecnología es ver una parte del problema

¿Qué es la magia en el ciclismo?

Que este ciclismo moderno, contemporáneo, el que nos venden como la panacea, como lo más, necesita un revolcón es una obviedad.

Decir que se ha perdido la magia, pues no sé hasta qué punto… aunque algo de eso hay. 

 

Es por ello que estamos de acuerdo en parte con lo que dice Miguel Angel López en esta entrevista a Ciclored.

«Cuando te centras en la general es raro ganar una etapa. Y tal como está el ciclismo actual, con tanta tecnologia. La gente se centra con su Garmin o su SRM y se mira mucho abajo. Faltan ciclistas valientes y la magia que tenía el ciclismo 10 o 12 años atrás. Cuando había ataques a 80 kilómetros o de salida. Ahora a los últimos 500 metros. A mi me gustaría, pero hay que ser consciente de que está todo tan controlado que si explotas puedes perder 20 minutos y tener que pensar solo en etapas»

Miguel Ángel López es un corredor, ya lo hemos visto muchas veces, que corre con el corazón, de hecho no sólo gestiona su carrera profesional con el mismo, también otras cuestiones, de ahí su apodo de «supermán».

Pero esto ya lo hemos leído, y nos suena.

SQR – GORE

 

«Siempre que puedo ataco y no me lamento luego. Prefiero intentarlo y fallar a estar luego lamentándome por no haberlo intentado. Cuando arranco miro lo que mandan las piernas, no los número del potenciómetro. Si vas mirando eso lo mismo no atacas. A veces te marchas con pocos números y otras con muchos números no marcas la diferencia. Depende de la situación» 

Decir que los potenciómetros se han cargado la magia del ciclismo es como admitir que sólo un motivo fue el causante de la crisis económica.

El ciclismo moderno adolece de muchas cosas, cosas que nos hicieron enamorar de este deporte, sin duda, pero también pone otras de relieve.

Y la tecnología no podía estar ajena a la evolución, a no ser que se quiera seguir siendo el deporte de alpargata.

Nosotros muchas veces miramos con nostalgia los ochenta, que vimos en primera persona, los sesenta o setenta de los que tanto nos han hablado, pero también entonces había «amarrateguis», ciclistas tibios, barnizados de miedo y aplomados por el respeto.

¿Jornadas memorables?

Las hubo siempre.

Bodrios, también.

Lo de los potenciómetros es una parte del discurso, el enemigo fácil, como los pinganillos, el problema no es el aparato, es quien lo usa.

Y en el coche hay personas que corren con la calculadora de un sistema perverso que se premia a los puntos: da más rédito diez top ten que una victoria memorable y eso los ciclistas de hoy lo tienen grabado a fuego.

Salen con ello escrito en la frente.

El mismo sistema que quizá nos deje sin Mathieu Van der Poel en la Vuelta que sale de los Países Bajos.

 

Ese neerlandés largo y adorado, si es poner un pie en la carrera y hay pasión, capaz de remontar en el último momento o reventar cuando le damos por campeón del mundo.

Pero es lo que hay, un ciclismo rígido y prisionero de la evolución, su evolución, por que otros deportes también han pedido lo suyo por el camino.

Al menos nos cabe el consuelo de leer lo que dice en Biolaster:

«De todas formas, el ciclista es tremendamente sensible a sus sensaciones, y no creo que nadie llegue al extremo de la torpeza antes detallada, y por ello considero que más que por el uso de los artilugios modernos, el problema de la falta de atracción del ciclismo actual es más por el diseño de los equipos y sus propuestas defensivas que por la esclavitud hacia los datos«

Miguel Ángel López: ganar no es nada fácil

Para Miguel Ángel López cada carrera es una montaña rusa

Aunque la frase resulte una obviedad, aunque lo tengamos asumido y sea el pan nuestro, eso de ganar no es sencillo, nada sencillo, son mil tíos y uno que gana, está todo dicho y Miguel Ángel López lo sabe.

Para el colombiano la vida es un perfil de dientes de sierra, nunca arriba lo suficiente, poco tiempo abajo.

Miguel Ángel López es un ciclista que camina en la cresta de todo, de las miradas, de las apuestas, de los pronósticos… pero la victoria que todos le atribuíamos a no tardar, se resiste.

Y lo hace porque el pequeño escalador de Astana sigue sin firmar la grande limpia, recta, que creo se merece.

 

Otras veces podríamos decir que la mala fortuna le pesó en exceso.

Este último Giro de Italia, con las caídas.

Si miramos más atrás: caídas, cortes, abanicos, percances, desgracias mecánicas…

Todo eso que está al orden del día en cualquier corredor que disputa una grande, en Miguel Ángel López tomó más dimensión.

Le lastró más.

¿Dónde estuvo el mal paso de Miguel Ángel López en la Vuelta 2019?

Nosotros pensamos que en Andorra, en ese sterrato que acogió el diluvio y acabó con él, y Roglic, en el suelo.

Ese Miguel Ángel López que aparecía sangrando de un brazo tras el apagón televisivo no era el mismo que el de minutos antes del jarreo.

No lo quitaron, nos dieron el cambiazo en algún lugar de Engolasters entre cortinas de agua del primero de septiembre, que seguro a esas alturas resulta heladora.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Es Miguel Ángel López que sale sangrando no era el mismo que llevaba medio minuto largo a los favoritos porque había atacado de lejos.

Entiéndase por lejos a veinte de meta en este nuestro ciclismo.

Tras esa caída, Miguel Ángel López fue un quiero y no puedo, un volcán con tope.

Todos esperábamos que fuera a más, que sus ataques hicieran daño, que Roglic lo viera venir, pero el golpe de pedal no llegó.

El Miguel Ángel López que sale de Andorra es un corredor puteado por las circunstancias, el que resulta de la crono de Pau es un competidor inocuo para el liderato de Roglic,

 

 

Mil ataques, duros algunos, otros menos, pólvora mojada podríamos decir, Miguel Ángel López no sacó nada en claro del tramo final de la carrera.

Lo suyo fue un quiero y no puedo que desembocó en ataques mal medidos, golpes que no hacían daño, una estrategia de equipo servil a los intereses del líder y ganador final y la explosión contra los Movistar en Toledo en un ejercicio de transparencia que creo delata el sentir de muchos integrantes del pelotón.

Cambrils Movil 300×100

 

Pero con palabras no se ganan las carreras, en todo caso sirven para disfrazar la frustración interior de alguien que se ve ahí pero que algo siempre le frena.

Cuando Pogacar le dio la vuelta a la general y se aupó hasta el maillot blanco, López admitió tener demasiados ya, en un somero ejercicio de admitir que sí, explotó joven, creció rápido pero los frutos tardan en llegar, quizá demasiado.

Y lo hacen cuando en la Vuelta todo le pintaba bien.

En su pequeña intrahistoria podrá explicar lo bien que sienta llevar el maillot rojo, dominar la carrera y hacer daño atacando.

SQR – GORE

 

Porque nos quedamos con el Miguel Ángel López de la primera semana, el ciclista que causaba pavor con cada movimiento en el vientre del pelotón, pues tenía chispa, golpe de pedal…

Nunca sabremos si esa caída en Andorra le dejó seco, le cortó las alas, lo que sí sabemos, ahora mismo, ya, es que Miguel Ángel López es ese tipo de corredores a los que siempre les pasa algo, de lo más insospechado, a lo obvio, pero algo, no sé qué, que al final le deja fuera de concurso.

Y tenemos muchas historias de talentos natos que no rompieron ese techo de cristal que es la mala suerte, talentos que dejaron, y dejan -un saludo a Mikel Landa- buen sabor de boca, pero siempre con ganas de más.

Imagen: FB de Astana Pro Team

¿Pero cómo se puede decir que Miguel Ángel López ha traicionado a Nairo Quintana?

Miguel Ángel López y Nairo Quintana no llevan la misma bandera cuando compiten

Me puedo imaginar los hogares colombianos ayer por la mañana, de madrugada, cuando apreciaban el duelo con cinco minutos de diferencia que mantuvieron los equipos de Miguel Ángel López y Nairo Quintana.

Ayer, cuando Movistar limpió de Jumbos el pelotón del líder, emergió otro celeste en el grupo, el de Astana, que corrió para defender la suerte y las opciones de Miguel Ángel López ante la etapa de la sierra de Madrid.

Fue un movimiento curioso, por motivos que ahora contaremos, pero para muchos en Colombia, fue la traición de Miguel Ángel López a la hazaña de Nairo Quintana

Miguel Angel Lopez vs Nairo Quintana Fetured

 

Escribir esto, publicar tamaña tontería demuestra un desconocimiento supino del ciclismo, sus resortes, lo que lo mueve…

Esto no va de países, ni de banderas, a veces, incluso cuando va de patria, dígase el mundial, vemos cosas raras, rarísimas, porque la sombra de los equipos, la mano de los directores 51 semanas al año pasa por encima de lo que diga el seleccionador de turno.

Decir que Astana ayer no debía tirar para echar abajo la renta de Nairo es negar la realidad de este ciclismo y verlo todo con unos ojos patrioteros que suena a historias de hace un siglo.

El RH Ifach es la casa del ciclista en Calpe 

Para Miguel Ángel López, Nairo Quintana es tan rival como cualquier otro ciclista, sea de donde sea, lleve la bandera que lleve.

En la pugna por equipos, los directores de equipo se ven todo el año, aquí o allí, se guardan cositas y cuando pueden se la devuelven.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero es que además, la reacción de Miguel Angel López y su equipo fue la normal, cuando ven que pierden una plaza en la general y el podio, objetivo más realista para el escalador colombiano, tiene un nuevo inquilino: cinco corredores para tres plazas en Madrid.

Astana tiró con todas las de la ley.

 

Nos podemos imaginar a los narradores, allá en Colombia, enrareciendo el ambiente entre dos corredores, Miguel Ángel López y Nairo Quintana, que son el orgullo de ese país que no para de crear estrellas.

Son comentarios ajenos al ciclismo, más vistos en deportes de masas.

En España ya hemos visto alguna similar: aquella vez que Johan Bruyneel no ayudó a Miguel Indurain en el Tour de 1995.

Si es de un equipo español tiene que ayudar al campeón español, dedujeron algunos, cuando el belga tenía sus líderes por detrás y quería además ganar la etapa.

Cuando David de la Cruz y Marc Soler no ayudaron a Alberto Contador en la París-Niza.

Como si ambos se debieran al madrileño.

 

Cambrils Movil 300×100

 

Miguel Ángel López puso a Astana a tirar con todas las ley, para defender lo conseguido, que no es poco, ni le ha costado poco.

Otra cosa es que los celestes podrían haber tenido un poco de paciencia, dejar la distancia crecer y ver la reacción del líder que llevaron en carroza de plata.

Si Primoz Roglic, el ciclista hasta el momento más fuerte de la Vuelta, se castiga ayer en la persecución, iba sin compañeros, tiene que tomar el mando, se deja camino de Guadalajara unas fuerzas que le podrían hacer falta en la Sierra de Madrid y de Gredos.

SQR – GORE

 

Pero nos quedaremos con las ganas.

El desenlace ayer entre Miguel Ángel López y Nairo Quintana, esa persecución y su conclusión va camino de ser la clave de la Vuelta.

Lo veremos.

Imagen: FB de Astana Pro Team

Esta Vuelta sólo la puede perder Primoz Roglic

Primoz Roglic La Vuelta JoanSeguidor

Tras la crono de la Vuelta, Primoz Roglic está igual que en el Giro pero con sensaciones muy diferentes

Viendo a Primoz Roglic en la crono de la Vuelta, menos de cuarenta kilómetros, una crono que, posiblemente, fuera diseñada para camelar a Chris Froome, cabe pensar…

¿Qué sería del ciclismo si recuperase prólogo individual y dos cronos largas?

¿Qué sería del ciclismo si pusiese sobre la mesa 12o kilómetros de test individual?

Cuando Primoz Roglic recibió de manos de Miguel Indurain el reloj de ganador de etapa, la simbología estaba dispuesta, el poder del cronómetro se impone…

…aunque el navarro quizá debiera contarle porqué la española fue la grande que nunca se le dio.

O quizá se lo debería explicar Chris Froome, que hoy tiene dos Vueltas en la vitrina, pero que hace dos años por estas fechas no escatimaba en sustos, aquel de los Machucos fue sonado, para ganar su primera Vuelta, porque entonces no sabía que tendría otra, que sería la primera en sentido cronológico, la segunda en el orden de sucesión de hechos.

 

La Vuelta a España afronta un escenario nuevo: casi dos semanas de carrera por delante, cinco más seis etapas, es decir, once, con una general que recuerda los tiempos de… Miguel Indurain.

y no es que el navarro se nos venga como ejemplo de nada, es que verle con Roglic en el podio causaba furor, el mismo que ver rodar a este esloveno que, en teoría, debería ser gregario de lujo, lujísimo de Tom Dumoulin, el año que viene.

Ojo la paradoja que se nos viene encima si Roglic ganara la Vuelta…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

 

Dicho esto, muchos nos agarramos al Giro de Italia para pensar que esto no está sentenciado.

Y creemos que no lo están, no por el momento, aunque la carrera camina en el alero, un mal paso del resto, uno bueno de Roglic y entonces diríamos que el primer esloveno de la historia gana la Vuelta.

Podemos, debemos, pensar en el Giro de Italia, aunque con matices.

Ahí, a Bolonia, Primoz Roglic llegó con todo, cargado de victorias y moral, y quizá pasado de forma, un dulce que se fue diluyendo, primero en un obsesivo duelo con Nibali, luego con Carapaz saliendo por el córner.

Pero es que en el Giro, Richard Carapaz, lo vimos el día del Lago Serrú, 24 horas antes de ser líder en la falda del Montblanc, era el mejor, sin discusión.

Su forma era insultante, su látigo irresistible.

Y Roglic iba a menos, cosa que en la Vuelta no acabamos de ver.

Tras un primer ciclo de carreras victorioso, Primoz Roglic tomó suspiro tras el Giro, dejó el Tour de lado y se apuntó en el último momento a la Vuelta.

Un tipo como el esloveno, que parece un actorazo de esos de Hollywood de acción, de acción de la buena, no viene a la Vuelta a ver qué tal, no.

Roglic aterrizó en Torrevieja para ganar la carrera y salvada la caída de la desastrosa crono colectiva inicial está en ello.

 

Cambrils Movil 300×100

 

Su forma presenta la solidez que se desvaneció en la semana final del Giro y aquí el equipo responde con más solvencia.

Tiene un perro viejo como Gesink, un multiusos como Bennett y un joven que los pone en final como Kuss.

Este Jumbo no es aquel azucarillo en el café de Italia, es más fiable, más consistente, la antesala de ese equipazo que están montando para rivalizar con el Ineos en unos meses.

Pero claro, uno mira el mapa y ve una sucesión infernal: Machucos-Acebo-La Cubilla más sierra de Guadarrama y Gredos.

SQR – GORE

 

Una ruta infernal que pondrá a prueba especialmente a Miguel Angel López, en una escala del 1 al 5, el rival número uno y más en forma que tiene ahora mismo Primoz Roglic.

Alejado en la general, sí, pero con el caramelo de haber tocado el maillot de líder y con una situación inédita para él, tan acostumbrado a correr a la contra y desde atrás, López tiene forma y equipo para probarlo las veces que el cuerpo le dé de sí.

La tercera semana, dicen, es muchas veces para mantener lo conseguido, pero es que en esta crono de Pau todos han perdido salvo Roglic.

¿Le veis los beneficios ahora a una crono en condiciones?

Luego está el Movistar y su liderato interno.

Ahora Valverde ocupa la plaza que hace 24 horas ostentaba Nairo. 

Dice Unzué que la capitanía no es un problema, que la decide la carretera, luego se ven imágenes de frustración en vivo y directo porque no se da un golpe en la mesa y se solventa el tema de inicio.

Macerar los problemas, eso tan español…

Sinceramente, no vemos forma que Valverde le meta mano a Roglic, ahora mismo no, todo sea que los celestes corran en bloque, a uno y Nairo quiera ser decisivo.

Igual el colombiano buscando el corte de lejos, poniendo al límite al líder, se encuentra con algo más.

Sea como fuere, la Vuelta 2019 es el epílogo a un Movistar que con savia nueva al frente, deberá saber más y mejor qué quiere y pretende.

Luego de Nairo, está Tadeg Pogacar, el segundo esloveno de la ecuación que, dada su juventud, debería tener suficiente con lo logrado, pero ya sabéis cómo funcionan estos.

La Vuelta podría tener un elemento inesperado, debería, pero no es sencillo, las diferencias más allá de Pogacar invitan a una reedición de lo de Perico y aquella edición del 85.

Y eso en este ciclismo, es mucho reeditar.

Imagen: FB de La Vuelta

Pues está quedando una bonita Vuelta

La Vuelta Valverde joanSeguidor

La clave para Movistar en la Vuelta va a ser el entendimiento de Valverde y Nairo frente a Roglic y López, sobre el papel más fuertes

La Vuelta, la carrera, como siempre dándole vueltas al recorrido, que si duro, que si suave, que si descompensado…

Pero en la Vuelta, como en el ciclismo en general, lo mejor lo dan los corredores, capaces de generar una etapa tan bonita como la de Calpe que gana Nairo o sembrar de emociones un muro de rampas infames como el Mas de la Costa.

Y luego, con en el desigual día de Javalambre, etapa anodina, final emotivo y emocionante, cuando miras atrás, ves que la jornada ha merecido la pena.

 

Mas de la Costa era la subida más complicada de una primera semana que ha tenido tres llegadas en alto, a falta de la jornada andorrana del domingo.

Lo que otrora sería un trance a mil por hora, todos juntos, hasta la pared final, se convirtió en un juego de alternativas, donde entraron nombres de la importancia de Philippe Gilbert, la clase imperecedera, y otros buenos nombres que pusieron el entremés antes del plato fuerte.

Movistar, ese equipo que da una de cal por dos de arena, el equipo que en esta Vuelta presenta el liderato bicéfalo mejor avenido que recordamos, condujo el grupo a mil por hora porque tenían un plan.

El mismo que echamos en falta en Javalambre, cuando cundió la sensación de que Valverde destapaba las carencias de Nairo.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

 

Y de esa forma los dos jefes consiguieron lo que muchas veces vuela de la ventana del Movistar sin que nadie ponga remedio: que trabajen todo el día y la victoria acabe en manos ajenas.

No sabemos si es que Nairo está en la prórroga de su estancia en el equipo celeste, si es que se ha desprovisto de los corseres que creo le han impuesto en los últimos años, o que sencillamente está harto que le tachemos de reservón, pero lo cierto es que el Nairo de Mas de la Costa ha sido la mejor versión de un corredor que, repetimos, es un corredorazo.

Sobre la bicicleta, en bailarina, una y otra vez, tensando el grupo, dando continuidad a ese equipo que ha dado dos saltos hacia adelante este año, el Jumbo, Nairo Quintana desempolvó la receta que creo que habrán de utilizar los telefónicos hasta el final de la Vuelta.

 

Un ataque, dos, tres, no sé cuántos, para dejar la general entre cuatro y en un pañuelo.

Cuatro corredores suenan para «campeonar» desde la sombra del ayuntamiento madrileño en un par de semanas, cuatro perfiles diferentes con quince días de trampas y sustos, en una carrera que, dicho sea de paso, está teniendo una tremenda cantidad de caídas, es complicado imaginar en manos de alguien que no esté entre estos cuatro.

Por qué apostar por Suunto???

El baile de Nairo Quintana destapó el final «asesino» de Alejandro Valverde, a quien no vemos aguantando hasta el final, pero que es admirable como se agarra a cualquier resquicio que la carrera le ofrece.

Cada año pasa lo mismo, esperamos que Valverde acabe reventando, pero mientras se descuelga o no, pone la gente a mil.

El año pasado ocurrió, en otros también.

Alejandro Valverde siempre ha tenido un idilio con la Vuelta, y pensar que podría ganarla diez años después pone a trabajar a los estadísticos.

Cambrils Movil 300×100

 

SQR – GORE

 

La suerte de Movistar en esta Vuelta se jugará en lo buen que trabajen juntos Nairo y Valverde, porque sobre el papel Roglic y López están por encima.

El colombiano tiene una asignatura, la crono de Pau, a la que llega con una diferencia mínima a falta de lo que pase en Andorra.

Roglic parece haber aprendido la lección del Giro en el que acabó vacío, exhausto tras casi dos semanas dominando las apuestas.

La Vuelta tiene cuatro corredores en medio minuto, amanece bonita, con ganas de más, una pena que muchos se hayan descolgado de una puja que pinta tan bien.

Imagen: FB de La Vuelta

La Vuelta ¿Es un Miguel Ángel López vs Primoz Roglic?

Miguel Angel López JoanSeguidor

El duelo Miguel Ángel López contra Primoz Roglic emerge en la Vuelta sin descuidar que un tercero les haga un «Carapaz»

Pensar que Miguel Ángel López es el máximo favorito para la Vuelta, sería tan incompleto como decir que se lo juega todo contra Roglic…

Esto sigue estando abierto.

Javalambre, pocas llegadas te marcan como ésta en una primera ocasión, al menos desde televisión.

Recordamos, en el mismo sentido, aquella granadina Hazallanas, hace seis años, cuando un tal Chris Horner se propuso ganar una Vuelta a España.

Son llegadas que por variedad, belleza y dureza las recuerdas en la cara de los corredores, en sus gestos, en su «deambular» por la carretera.

Y en ese desarrollo Miguel Ángel López vuelve a ser el líder.

 

No es difícil pensar que el colombiano ahora mismo es uno de los grandes favoritos para ganar la Vuelta que se corre en dirección al norte.

Miguel Ángel López está ante su carrera, sin duda. 

Ha hecho limpio hasta la fecha, salvo los segundos que le tomó Nairo en Calpe y el tiempo que le tomó Roglic, está ahí.

Está salvando la primera semana, esa condena no escrita que le cae en forma de segundos, cuando no minutos en cada grande que toma parte.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

En su caso, que nos recuerda al de Mikel Landa, salvar estos días significa postularse al premio que le vemos capaz desde que ganara el Porvenir, no hace tanto tiempo, porque Miguel Ángel López, con varios años ahí, sigue siendo joven.

A su favor un recorrido ratonero, muy de su estilo, con llegadas duras y el gran fondo que se exige siempre en estas carreras, incluso con esas etapas de kilometraje reducido, versión mini, que parece que no castigan pero que pesan como el plomo.

 

 

Para Miguel Ángel López emergerían dos enemigos concretos. 

Uno esa crono de Pau, el mismo sitio en el que Alaphilippe los puso firmes en julio, y donde se prevé que Primoz Roglic eche el resto.

En la Vuelta, el Caja Rural corre con un maillot muy especial 

Y otra su equipo.

Aunque Astana haya ganado la crono inicial, llamó la atención la descomposición del final de la etapa de Calpe.

No es de recibo ver líder de la carrera tirar y tirar en el tramo final, con nombres como Izagirre, Luisle y Fuglsang en la nómina del equipo.

Cambrils Movil 300×100

 

La debilidad mostrada por Astana en un momento tan crítico hace sembrar dudas sobre la suerte del colombiano si se ve vendido en una carrera tan abierta, que tiene pocos, pero muy buenos contendientes y sobretodo outsiders que puede jugarlo todo a fuego.

Ahora mismo, a 29 de agosto, jueves, primera hora, la Vuelta apunta a un López-Roglic.

Ambos, colombiano y esloveno van creciendo en la general, aunque esto no ha hecho más que comenzar.

En el caso de Primoz Roglic, Javalambre es un botón. 

SQR – GORE

 

Dejó hacer a López, le tomó distancia, no salió al ataque, pero fue recortando poco a poco hasta contener daños.

Primoz Roglic lleva poco en ciclismo pero aprende rápido, sus años cuentan por dos o tres de otros.

Y en el Giro se expuso tanto, antes y durante el mismo que acabó abrasado y pidiendo la hora para no ceder el podio.

El «Roglic vs López» nos recuerda el «Roglic vs Nibali» del Giro, ojo no venga un tercero por detrás…

Giro: ¿Qué le falta a Miguel Ángel López para explotar?

Miguel Angel López JoanSeguidor

No ha llegado el día que Miguel Ángel López se sacuda toda la mala suerte

Que os guste Miguel Ángel López significa que os gusta el ciclismo.

Es tensión, ambición, calidad, pero juventud, sobre todo juventud.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Miguel Ángel López volverá a ser la maglia bianca del Giro de Italia y es curioso, porque lleva tanto tiempo ahí delante que se nos olvida que él nació en febrero del 94, veinticinco primaveras, justo ese mes de febrero que lloramos la muerte de Antonio Martín Velasco, atropellado por un camión mientras entrenaba.

Miguel Ángel López sigue siendo joven, pero está ahí hace tiempo, destacando entre los grandes nombres, y no sólo eso, exhibiendo esa calidad que le marcó el camino a ganar el Tour del Porvenir.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Calidad, determinación, esa ambición… no son ingredientes suficientes si no hay suerte.

Dicen que la suerte hay que buscarla y trabajarla, pero ésta no siempre surge: si no se alinea con el trabajo, poco hay que hacer.

El Giro de Miguel Ángel López es la historia de su vida ciclista

Pocos corredores exponen tanto y recogen tan poco: lo de Miguel Ángel López es frustrante.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Cuando el corredor la emprendió con el idiota que le tiró de la bicicleta camino del Monte Avena, creo que poco o nada le quedaba al corredor por hacer.

En la jornada más dura del Giro, al final de tres semanas extenuantes, Miguel Ángel López jugó en el alambre, y casi descarrila algunos de los grandes nombres de la carrera, especialmente Nibali y Roglic.

Cuando vemos que un esfuerzo dantesco está en manos de un aficionado imprudente, duele como si el empujón mal dado nos lo dieran a nosotros.

 

Y así López quema etapas, entre caídas apocalípticas e infortunio que un día esperamos que pase página.

Por suerte, hace un par de años que el escalador no nos pone el corazón en la garganta con un accidente de esos.

Pero estos están ahí, dejan mella y quedan en el recuerdo.

López sin embargo sigue con lo suyo, no hacer una carrera limpia, sin sobresaltos, sin más.

La suya es una lucha a la contra.

 

Y quizá por eso sepan a gloria las victorias, esa Volta que parecía entre Bernal y Nairo que él se llevó.

O más, atrás, los dos podios del año pasado, en Giro y Vuelta, siendo el comodín de todos los ataques, el engranaje de los momentos estelares.

Pero el brillo de este corredor, que recupera la esencia del escarabajo de toda la vida -bajito, peleón, explosivo- se resiente cuando sale de la primera semana tan tocado entre cortes, averías, alguna caída y unas contrarrelojes que le pesan como losas.

SQR – GORE

 

Miguel Ángel López es un corredor que no optará a una grande hasta que no pase limpio aquellas etapas que no le van.

A su favor queda el hecho que sabemos que tiene margen, que puede ir a más, que aprenderá.

Así es el Cycling Costa Daurada Tour

En su contra que los problemas que le sobrevienen fuera de la montaña corren el riesgo de ser fantasmas que en muchos casos acaban pesando.

Miguel Ángel López seguirá siendo de la terna de favoritos siempre que tome la salida de una carrera, pero ganar una grande necesita de una alineación de astros que para el colombiano celeste no se da.

#FreePelloBilbao

Pello BIlbao Giro JoanSeguidor

Pello Bilbao puede ser una de las bazas ocultas más valiosas de este Giro de Italia

El Giro de Italia entra en fase roja, que no rosa, y algunas caretas van cayendo.

El ciclismo es una lija concienzuda y eficaz que pone cada uno en su sitio y en este Giro no ha hecho falta mucho para que las cosas vayan por su cauce.

Leía el otro día el poco desnivel salvado por los corredores hasta este momento, la poca dificultad cumplida por un pelotón que ha pasado por dos cronos, una caída decisiva y una jornada de extenuante desgaste en L´ Aquila.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Ese día, en el corazón de los Abruzos, emergió uno de esos nombres que camina en la discreción como mejor arma para dar que hablar.

Pello Bilbao dio una lección de estrategia en la fuga que resolvió a su favor en un contexto de cansancio extremo y rivales muy complicados.

Una victoria que lo pone ahí, entre los mejores de la carrera y co la certeza de haber demostrado que tiene mimbres para aguantar hasta el final.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Por eso, igual que nos preguntamos por Movistar y sus dos jefes, Landa o Carapaz, nos viene encima la duda de Astana: ¿Pello Bilbao o Miguel Ángel López?

Ojo porque Astana, aunque una mácula de éxito recubra todo lo que hace, ya tiene un Giro en el haber en el que su elección de jefe pudo influir, negativamente, en su resultado.

Porque hace cuatro años, el respeto ultimísimo por el liderato de Fabio Aru segó la progresión del «mejor Mikel Landa ever» y salvó posiblemente una parte del Giro que se llevó Contador.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Aquel Astana fue un equipo que tuvo al de Pinto rodeado en más de una ocasión, con el propio Landa, Aru, Tiralongo… pero no dieron con la llave.

Fabio Aru fue segundo y Landa tercero: un regusto de que podía haber sido mejor.

 

Cuatro años después Landa ha estado en dos equipos más, Contador está retirado y Fabio Aru, inédito.

Pero la película se repite para Astana.

Pon #MagliaAzzurraSormano más el nombre de quien crees que pasará primero por el gran monte lombardo el domingo

Cuando salió el Giro de Bolonia, Miguel Angel López era la baza, el capitán, el hombre fuerte.

 

Consumido un tercio de carrera el excelente escalador colombiano vuelve a estar donde no quería, donde ya ha estado otras veces cada vez que iba a una grande con aspiraciones de estar muy arriba.

Las primeras semanas matan a Miguel Ángel López, es un una certeza casi empírica.

Es joven, aún opta a la maglia bianca, y trabajará para solventarlo en el futuro, pero la realidad es tozuda y la general más.

SQR – GORE

 

Astana llegó al Giro con López de jefe y Pello Bilbao de comodín.

Con los Alpes piamonteses y lombardos llamando a la puerta, Pello Bilbao aventaja a Miguel Ángel López en casi tres minutos

El colombiano se deja más de cuatro minutos con Primoz Roglic.

A su vez Pello Bilbao ya fue sexto el año pasado, en una edición durísima, tremenda, que vivió explosiones sonadas como las de Simon Yates o Domenico Pozzovivo.

Incluso Thibaut Pinot acabó KO en el hospital.

Cambrils Square Agosto

 

En esas circunstancias y sin merma en su apoyo a Miguel Angel López, Pello Bilbao, quien ya tiene una etapa, toma ya, acabó muy arriba en la general.

Con esas circunstancias y la foto actual podemos creer que Pello Bilbao tiene sobrados motivos para reclamar al menos que le dejen ver de qué es capaz.

Las claves de la Girona Gravel Ride

¿#FreePelloBilbao?

Pues es una opción, incluso si en el equipo celeste hay lucidez hasta una obligación utilizarle para minar el equipo de Roglic e inquietar a los rivales de López.

En su madurez, con un fondo contrastado y una primera semana en la que ha sabido salvar los escollos que han lastrado a López, Pello Bilbao puede ser la carta oculta de Astaná, el as en la manga, el hombre que muchos no esperan, pero que está ahí.

Porque como dijimos el otro día, cuando el cansancio atenaza y el ánimo cae a plomo en el pelotón, emerge Pello Bilbao y lo que les espera a estos no es pecata minuta.

Imagen FB del Giro d´Italia