Giro: ¿Qué le falta a Miguel Ángel López para explotar?

Miguel Angel López JoanSeguidor

No ha llegado el día que Miguel Ángel López se sacuda toda la mala suerte

Que os guste Miguel Ángel López significa que os gusta el ciclismo.

Es tensión, ambición, calidad, pero juventud, sobre todo juventud.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Miguel Ángel López volverá a ser la maglia bianca del Giro de Italia y es curioso, porque lleva tanto tiempo ahí delante que se nos olvida que él nació en febrero del 94, veinticinco primaveras, justo ese mes de febrero que lloramos la muerte de Antonio Martín Velasco, atropellado por un camión mientras entrenaba.

Miguel Ángel López sigue siendo joven, pero está ahí hace tiempo, destacando entre los grandes nombres, y no sólo eso, exhibiendo esa calidad que le marcó el camino a ganar el Tour del Porvenir.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Calidad, determinación, esa ambición… no son ingredientes suficientes si no hay suerte.

Dicen que la suerte hay que buscarla y trabajarla, pero ésta no siempre surge: si no se alinea con el trabajo, poco hay que hacer.

El Giro de Miguel Ángel López es la historia de su vida ciclista

Pocos corredores exponen tanto y recogen tan poco: lo de Miguel Ángel López es frustrante.

 

Cuando el corredor la emprendió con el idiota que le tiró de la bicicleta camino del Monte Avena, creo que poco o nada le quedaba al corredor por hacer.

En la jornada más dura del Giro, al final de tres semanas extenuantes, Miguel Ángel López jugó en el alambre, y casi descarrila algunos de los grandes nombres de la carrera, especialmente Nibali y Roglic.

Cuando vemos que un esfuerzo dantesco está en manos de un aficionado imprudente, duele como si el empujón mal dado nos lo dieran a nosotros.

 

Y así López quema etapas, entre caídas apocalípticas e infortunio que un día esperamos que pase página.

Por suerte, hace un par de años que el escalador no nos pone el corazón en la garganta con un accidente de esos.

Pero estos están ahí, dejan mella y quedan en el recuerdo.

López sin embargo sigue con lo suyo, no hacer una carrera limpia, sin sobresaltos, sin más.

La suya es una lucha a la contra.

 

Y quizá por eso sepan a gloria las victorias, esa Volta que parecía entre Bernal y Nairo que él se llevó.

O más, atrás, los dos podios del año pasado, en Giro y Vuelta, siendo el comodín de todos los ataques, el engranaje de los momentos estelares.

Pero el brillo de este corredor, que recupera la esencia del escarabajo de toda la vida -bajito, peleón, explosivo- se resiente cuando sale de la primera semana tan tocado entre cortes, averías, alguna caída y unas contrarrelojes que le pesan como losas.

SQR – GORE

 

Miguel Ángel López es un corredor que no optará a una grande hasta que no pase limpio aquellas etapas que no le van.

A su favor queda el hecho que sabemos que tiene margen, que puede ir a más, que aprenderá.

Así es el Cycling Costa Daurada Tour

En su contra que los problemas que le sobrevienen fuera de la montaña corren el riesgo de ser fantasmas que en muchos casos acaban pesando.

Miguel Ángel López seguirá siendo de la terna de favoritos siempre que tome la salida de una carrera, pero ganar una grande necesita de una alineación de astros que para el colombiano celeste no se da.

#FreePelloBilbao

Pello BIlbao Giro JoanSeguidor

Pello Bilbao puede ser una de las bazas ocultas más valiosas de este Giro de Italia

El Giro de Italia entra en fase roja, que no rosa, y algunas caretas van cayendo.

El ciclismo es una lija concienzuda y eficaz que pone cada uno en su sitio y en este Giro no ha hecho falta mucho para que las cosas vayan por su cauce.

Leía el otro día el poco desnivel salvado por los corredores hasta este momento, la poca dificultad cumplida por un pelotón que ha pasado por dos cronos, una caída decisiva y una jornada de extenuante desgaste en L´ Aquila.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Ese día, en el corazón de los Abruzos, emergió uno de esos nombres que camina en la discreción como mejor arma para dar que hablar.

Pello Bilbao dio una lección de estrategia en la fuga que resolvió a su favor en un contexto de cansancio extremo y rivales muy complicados.

Una victoria que lo pone ahí, entre los mejores de la carrera y co la certeza de haber demostrado que tiene mimbres para aguantar hasta el final.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Por eso, igual que nos preguntamos por Movistar y sus dos jefes, Landa o Carapaz, nos viene encima la duda de Astana: ¿Pello Bilbao o Miguel Ángel López?

Ojo porque Astana, aunque una mácula de éxito recubra todo lo que hace, ya tiene un Giro en el haber en el que su elección de jefe pudo influir, negativamente, en su resultado.

Porque hace cuatro años, el respeto ultimísimo por el liderato de Fabio Aru segó la progresión del «mejor Mikel Landa ever» y salvó posiblemente una parte del Giro que se llevó Contador.

 

Aquel Astana fue un equipo que tuvo al de Pinto rodeado en más de una ocasión, con el propio Landa, Aru, Tiralongo… pero no dieron con la llave.

Fabio Aru fue segundo y Landa tercero: un regusto de que podía haber sido mejor.

 

Cuatro años después Landa ha estado en dos equipos más, Contador está retirado y Fabio Aru, inédito.

Pero la película se repite para Astana.

Pon #MagliaAzzurraSormano más el nombre de quien crees que pasará primero por el gran monte lombardo el domingo

Cuando salió el Giro de Bolonia, Miguel Angel López era la baza, el capitán, el hombre fuerte.

 

Consumido un tercio de carrera el excelente escalador colombiano vuelve a estar donde no quería, donde ya ha estado otras veces cada vez que iba a una grande con aspiraciones de estar muy arriba.

Las primeras semanas matan a Miguel Ángel López, es un una certeza casi empírica.

Es joven, aún opta a la maglia bianca, y trabajará para solventarlo en el futuro, pero la realidad es tozuda y la general más.

SQR – GORE

 

Astana llegó al Giro con López de jefe y Pello Bilbao de comodín.

Con los Alpes piamonteses y lombardos llamando a la puerta, Pello Bilbao aventaja a Miguel Ángel López en casi tres minutos

El colombiano se deja más de cuatro minutos con Primoz Roglic.

A su vez Pello Bilbao ya fue sexto el año pasado, en una edición durísima, tremenda, que vivió explosiones sonadas como las de Simon Yates o Domenico Pozzovivo.

Incluso Thibaut Pinot acabó KO en el hospital.

Cambrils Square Agosto

 

En esas circunstancias y sin merma en su apoyo a Miguel Angel López, Pello Bilbao, quien ya tiene una etapa, toma ya, acabó muy arriba en la general.

Con esas circunstancias y la foto actual podemos creer que Pello Bilbao tiene sobrados motivos para reclamar al menos que le dejen ver de qué es capaz.

Las claves de la Girona Gravel Ride

¿#FreePelloBilbao?

Pues es una opción, incluso si en el equipo celeste hay lucidez hasta una obligación utilizarle para minar el equipo de Roglic e inquietar a los rivales de López.

En su madurez, con un fondo contrastado y una primera semana en la que ha sabido salvar los escollos que han lastrado a López, Pello Bilbao puede ser la carta oculta de Astaná, el as en la manga, el hombre que muchos no esperan, pero que está ahí.

Porque como dijimos el otro día, cuando el cansancio atenaza y el ánimo cae a plomo en el pelotón, emerge Pello Bilbao y lo que les espera a estos no es pecata minuta.

Imagen FB del Giro d´Italia

 

 

 

 

El de Miguel Angel López es el triunfo de un escarabajo

Miguel Angel Lopez JoanSeguidor

Un triunfo como la Volta tiene que cambiar las miras de Miguel Ángel López

La Volta a Catalunya tuvo el cierre que todos queríamos para Miguel Angel López, aunque costó mucho conseguir.

El que llaman Supermán, porque no se dejó llevar una bicicleta frente a unos cacos, y es Supermán porque lo que está logrando no es pequeño.

LDB_Berria 1024×140

 

Cada carrera, sea donde sea, si hay un colombiano en liza, hay alguien que les exhibe la bandera tricolor al otro lado de la valla.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

La etapa final de la Volta a Catalunya fue un ejemplo claro de lo que es la vida de Miguel Ángel López.

Una carrera, una trayectoria hecha a contrapelo.

Pero siempre saliendo adelante, siempre emergiendo.

Miguel Ángel López es un «self made», un ciclista hecho en la adversidad cuyo sino parece correr en el filo de todo.

Pirinexus 300×250

 

No le pasa nada bueno que no tenga que currarse el doble que cualquier otro hijo de vecino.

En esta Volta, cualquiera que mirara la inscripción, que si Nairo, que si Bernal, que si Bardet, que si Valverde, cualquiera pensaría que la baza de Miguel Ángel López sería la quinta o sexta en cualquier quiniela.

Incluso pensaríamos pobre, va a contrapelo, cuando le vimos sufrir en Vallter 2000.

 

Peso esas cosas de la vida, cuando la oportunidad te viene, hay que cogerla, fuerte, muy fuerte y apretarla como si la vida te fuera en ello.

Sabrá Nairo si pudo colaborar con Bernal el día que pudo haberse sentenciado la carrera.

Nairo, como en Niza, lo intentó en la jornada final, con la misma fortuna, es decir, ninguna.

 

Pudieron o no, perdonaron o no, pero en el camino dejaron vivo uno de esos que nunca se rinde, que no conoce los límites.

Porque Miguel Angel López dio una vez en toda a carrera y fue suficiente.

En La Molina, allí donde no cabían historias, ni racanerías, Miguel Ángel López sedujo, como no podía ser de otra manera.

 

Y no sólo eso, la carrera por Montjuïc, un lugar tan místico como peligroso.

Ahí donde Bernal se dejó parte de su salud hace un año, ahí donde Barder, Soler y otros no pudieron acabar su Volta.

Miguel Angel López tuvo un bautismo de fuego donde otros sucumbieron

Una prueba en la que Nairo le puso a prueba de lejos y los hermanos Yates, posteriormente.

Durante varias vueltas, el liderato bailó en varias espaldas, pero López no vaciló, midió y corrió con la inteligencia que se le supone al cuarto ganador colombiano de la carrera, de Alvaro Mejía a Nairo, pasando por aquel discreto y excelente ciclista que fue Hernán Buenahora.

SQR – GORE

 

El de Miguel Ángel López es el triunfo de un escarabajo, de esos que rompen en las subidas y al que hay que llevar al filo para que no te la líe en la montaña.

Ganador del Tour Colombia, la Volta es el paso previo para que esos podios en Giro y Vuelta sean algo más para Miguel Ángel Lopez.

Un corredor que compite entre Nairo, Bernal, Gaviria y otros tantos pero que conquista corazones porque compite con lo que tiene, lo pone sobre la mesa y a correr.

Cambrils Square Agosto

 

Excepcional Supermán, grande y valiente y ahí está el resultado.

Un ciclista en base a momentos de todo tipo, un corredor cuya trayectoria preñada de caídas y accidentes le ha granjeado una simpatía inherente, porque como nos dijo nuestro compañero Camilo…

Sensaciones reales sobre la bicicleta eléctrica de Berria 

No han sido pocas las veces que a Miguel Ángel López lo han comparado con Juan Mauricio Soler.

Ambos boyacenses, ambos grandes escaladores, ambos con una fuerza descomunal, ambos signados por la mala suerte.

A Soler alguna vez le contabilizaron más de treinta accidentes y caídas graves en su corta trayectoria, la última de esas caídas en aquella Vuelta a Suiza que lideraba camino de la victoria por poco le cuesta la vida y lo bajó para siempre de la bicicleta.

De Soler se dijo alguna vez que tantas caídas no podían ser coincidencia: tenía, supuestamente, un problema con los reflejos, lo que le impedía reaccionar a tiempo en medio de las carreras.

Miguel Ángel López, como Soler, es un prodigio consentido por la mala fortuna.

 

 

Volta a Catalunya: Miguel Angel López, su estilo cautiva

Miguel Angel López Volta JoanSeguidor

Actitud, valentía y premio, el ciclismo fue justo con Miguel Ángel López

Cuando Miguel Ángel López salta a unos seis kilómetros de la cima de La Molina no las teníamos todas.

En Vallter 2000 se había mostrado un punto por debajo de Nairo y Bernal.

La Molina es un puerto con numerosos descansos y desniveles modestos.

LDB_Berria 1024×140

 

El escenario no era desde luego el más adecuado para el pequeño escalador de Astana.

No sobre el papel, rodeado de parte de los mejores ciclistas del mundo y kilómetros de ascensión irregular.

Pero, en sus cálculos, hizo un razonamiento: en una general tan igualada, el que golpea primero, cobra un ventaja que luego es complicado remontar.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Un cálculo de maestro, el que Astana tiene este año en el coche, que pergeña estrategias que dan victorias.

Más de veinte, mientras otros caminan caninos.

López sabía que, tomando metros, mirando todos a Bernal y Nairo, lo podía tener en su mano.

Pirinexus 300×250

 

La desconfianza es una moneda de cambio en este ciclismo que se corre con el rabillo al de al lado.

Miguel Ángel López iba a bloque delante.

Las dudas se instalaban atrás.

Ni el auxilio de Simon a Adam apaciguó las distancias.

 

Seis kilómetros en la cuerda de los veinte a treinta segundos.

Ua carrera que se coció durante kilómetros a ritmos endiablados y se decidió en los dos tramos finales de sendas llegadas en alto.

Miguel Ángel López tuvo premio.

 

Supermán, como gusta llamarle, es un «selfmade», un ciclista cincelado de dentro hacia afuera.

Una cosa le define, la ambición de quererlo todo, y quererlo ya.

Y no le ha resultado sencillo.

Desde que ganara el Tour del Avenir, como Nairo, como Egan, se ha llevado parte de los peores accidentes acontecidos en el ciclismo reciente.

Pero Miguel Ángel López siempre vuelve

 

Porque Miguel Ángel López es actitud, es vida, es rabia, es surgir cuando todos esperamos que desista.

Era el más descolgado de los cinco de la etapa reina y sale de los Pirineos con el maillot blanquiverde del Sants.

Ahí está su asalto al podio de la Vuelta, su agónico pulso con Carapaz subir al cajón del Giro.

Ganador del Tour Colombia, y ahora esto.

SQR – GORE

 

Es complicado que López pierda la Volta, pero no imposible.

En un recorrido que no da más de sí, Sant Cugat y Vila-Seca, salvo error mayúsculo, Astana debería pertrechar el colombiano.

Otra cosa es Montjuïc, lugar donde Bernal se dejó la plaza de plata hace un año, a una vuelta y pico del final.

Cuesta creer que Adam Yates se conforme con otra segunda plaza y los «brothers» gozan de un olfato especial en llegadas así.

Cambrils Square Agosto

 

Quedan tres días de Volta a Catalunya, paulatinamente la temporada se llena de nombres colombianos que se reparten esto y aquello, como todos convenimos que un día, no muy lejano, iba a pasar.

Gobik viste el líder de la Volta

Ahora bien, a falta del trance final de Montjuïc, siempre quedará esa duda, en el aire, flotando, de si Egan Bernal hubiera encontrado la colaboración de Nairo Quintana en Vallter 2000, porque la sensación de que los dos corredores más fuertes de la carrera pueden quedarse sin premio recorre la caravana de la Volta.

Que gane López o que gane Bernal…

¿Qué es lo mejor para Nairo?

Y ¿para el ciclismo colombiano?

Imagen: Volta a Catalunya

Este Astana nos recuerda mucho a la ONCE

Astana Ion Izagirre JoanSeguidor

De amarillo ONCE al celeste Astana, dos máquinas de ganar en el tiempo

Ya sabéis que en este mal anillado cuaderno somos muy de mirar atrás.

Y vemos aquellos años noventa que arrancaban con algunas de las grandes estrellas invernando a la espera de las grandes citas, desperezando la maquinaria en alguna competición.

Competiciones que en España pasaban por un calendario más o menos fijo: Mallorca, Andalucía, Valencia, Murcia, Setmana Catalana, País Vasco y Aragón.

Un arco de la geografía ibérica que se volvía, generalmente amarillo.

Porque la ONCE, la ONCE de Leaniz, Herminio, Zarrabeitia, Marcelino García, Jalabert, Zulle y compañía no dejaba las migajas.

Recuerdo, creo, una Vuelta a Valencia en la que llegaron a meter cuatro corredores en el top 5.

Exhibiciones de una semana, se cinco días, era la tónica de las temporadas en las que muchos esperaban hasta julio y Miguel Indurain para saber del ciclismo.

Este arranque de campaña de 2019, a la espera de carreras más serias, Niza y Tirreno en breve, el inicio ha sido también monocromático.

No hablamos de amarillo, pero sí de celeste Astana

Hablamos del Astana y sus seis vueltas en el zurrón y no sólo eso, victorias redondeadas con más gente en el podio.

Una actuación coral que nos recuerda mucho a aquella ONCE de los noventa.

Mov_Gore

Gorka Izagirre JoanSeguidor

Si Alexey Lutsenko ha sido el coco en el Tour de Omán, ojo con éste en las clásicas, llevándose tres etapas y general, la omnipresencia de Luisle en el arranque de campaña ya le ha dado la Vuelta a Murcia, evitando el estreno de Valverde en casa, al margen de procurar el éxito de otros.

A los hermanos Izaguirre el salto a Astana ya les ha reportado un par de generales: Valencia para Ion y Provenza para Gorka.

Y mientras en la locura del Tour Colombia, Miguel Ángel López salió aupado con un temprano triunfo que seguro le vendrá bien para una campaña en la que tiene que ir a más en las grandes.

Así nació la Girona Gravel Ride

En Andalucía, el indescifrable Jakob Fuglsang se llevó el triunfo a pesar de correr de forma cuanto menos curiosa cuando camino de Granada no esperó compañeros que le ayudaran en la gestión del grupo de cabeza.

Porque en definitiva si algo ha tenido este inicio de curso para Astana ha sido el valor del colectivo, porque a los triunfos se le suman podios y victorias parciales, como la de Peio Billbao, clave en Andalucía, Valencia y Murcia, que arman la actuación más similar los tiempos de la ONCE de los últimos años.

Tour Colombia: vergüenza y orgullo, mucho orgullo

Tour Colombia JoanSeguidor

El final de López y Sosa en el Tour Colombia queda en la retina

Gravel Ride SQR – 300×250

Que Miguel Angel López e Iván Sosa se crucen en la ruta no ocurrió por primera vez en el Tour Colombia.

En Burgos, hace medio año, Sosa ganó a López.

En el Tour Colombia López le sacó brillo al trofeo que llevaba su nombre inscrito

Seis días de carrera y hemos oído, que no visto, de todo.

Una carrera, en la que no cabía ser adivino, se celebró entre una masa ingente de aficionados.

Colombia vive el ciclismo, lo dijimos el otro día, con desmesura. 

Han encontrado su hueco en febrero y han situado la carrera que cierra el círculo del gran momento que viven.

«¿Dónde se ha visto esto?» chillaba Mario Sabato ante el desenlace que le dio el triunfo a Miguel Angel López.

Sábato, el enardecedor de masas, el locutor de «Rigonator», «Nairoman» y otras cutreces, avisaba del peligro en las cuentas.

Y le peligro se hizo real cuando unos impresentables, como los de Alpe d´Huez, como los que dejan lleno de mierda el Angliru, sacaron a Nairo y Sosa de sus bicicletas.

Vergüenza de volver a verlo, y tristeza porque a la vista de tanta y tanta gente no era tan complicado prever que pudiera pasar eso.

Que si pasó en el Ventoux o en otros sitios, Colombia no iba a ser diferente.

Orgullo en el Tour Colombia

Cuando acabó la carrera subieron todas las estrellas al podio, y allí escucharon «la bicicleta» de Carlos Vives.

Si estaba hasta Perico en ese podio.

El motivo, no lo imagino más allá de la leyenda que arrastra.

¿Qué pensaría Fabio Parra al verle ahí?

Pirinexus 300×250

Entonces estaban con las pulsaciones más bajas, porque minutos antes las estrellas colombianas que dominan grandes competencias europeas, se dieron de lo lindo para acabar con la victoria de Nairo en la etapa y López en la general.

Egan Bernal le da el relevo a López.

Se pusieron a tope, reventaron a Julian Alaphilippe y se jugaron entre ellos el Tour Colombia.

Una competición entre los mejores colombianos es hablar de una competición entre los mejores del mundo.

Eso lo han conseguido, y eso han lucido en el Tour Colombia.

Así funciona el Suunto 9

Las estrellas no han faltado a su Tour Colombia, otra cosa es lo que haya por debajo, cuando rascas un poco el esmalte que todo lo recubre.

Y aunque muchos piensen lo contrario, que no se rasguen las vestiduras, que no tenemos nada contra el ciclismo de allá, porque lo que muchos nos denuncian de la Federación Colombiana es más común de lo que imaginan.

Felicidades Miguel Angel López y a ver si la suerte que merece finalmente le empuja donde creemos que debe estar.

Su nombre ya está en el palmarés de 2019.

Imagen tomada de FB Tour Colombia 2.1

Los imprescindibles ciclistas de 2019 (vol IV)

Mikel Landa Tirreno-Adriatico JoanSeguidor

Mov_Gore

La suerte de Mikel Landa y Miguel Angel López, junto al caché de Geraint Thomas…. otros nudos para el 2019

Mikel Landa también existe

A Mikel Landa hay cosas que le van como anillo al dedo, parece hecho para el Giro de Italia, es un ciclista que necesita carreras duras, nerviosas y en lo personal parece funcionar mejor cuando la presión no está sobre él.

Así las cosas, el previo de la temporada 2019 ha dejado a Mikel Landa muy lejos de los titulares que ocupaba el año pasado.

Ahora Landa es un colíder en el Movistar de Alejandro Valverde, el objetivo de miradas y admiraciones.

Pero el tiempo pasa para Mikel Landa y si el Tour 2019 debería ser el test definitivo para Nairo, la campaña en su conjunto lo parece para Landa.

El alavés es un ciclista que necesita de la alineación de los astros para explotar, aunque si lo hace la escena tiembla.

Y así, Landa se presenta en el Giro, la carrera que mejor le ha tratado y en la que mejor se siente.

En cuyo podio se descubrió, hace cuatro años, como el notable ciclista que es.

Porque para ser excelente necesita ese paso adelante que requiere, principalmente, su edad.

Mikel Landa está en el momento de explotar, como decimos, y como ya comentó Eusebio Unzúe.

La mala suerte de 2018 es historia, también la del Giro del 17, incluso la del año antes.

Tiene, debe, agarrarse a lo bueno que ha logrado en su carrera, que es en lo que se basan sus defensores más acérrimos.

El Giro de Italia de Dumoulin, Roglic, López, Bernal, Mollema y Nibali también es el de Landa

Un escenario soñado para volver al primer plano.

Y de paso desmontar ese error que fue ir con tres capos al Tour.

Tour- Geraint Thomas JoanSeguidor

El rol de Geraint Thomas

Contó, pasado el Tour, Geraint Thomas, que durante esas tres semanas de julio se sintió agraviado por las prebendas que Chris Froome disfrutaba del equipo siendo él el líder de la carrera.

Ahora, Geraint y Froome empiezan el camino hacia Francia y mucho me temo el paisaje será similar.

Con Chris Froome en claro favorito, con el quinto Tour en su mano, es complicado pensar en otro aspirante a ganar.

Sin embargo Geraint Thomas recuerda cada poco que el dorsal uno colgará de su espalda y que sería un error no honrarlo presentándose en la mejor condición en Bruselas.

Esto pinta choque de trenes, desde lejos, y a que la carretera decidirá, en un primer plano.

Mano a mano, a full los dos, Froome parece aventajar a su mejor hombre, pero los caminos hacia el Tour son como los de Roma.

Y Geraint Thomas no quiere dar por perdida una batalla en la que parte con desventaja.

El momento de Miguel Angel López

Comenta Miguel Angel López que el Giro le hace tilín, pero que no renuncia al Tour de Francia.

El colombiano que acabó en el podio las dos grandes que corrió el año pasado espera que, por fin, le salga la carrera limpia sin incidentes ni tropezones, ni esos problemas que, por una cosa u otra, acaban lastrándole.

En el Giro, López tiene un recorrido, paradójicamente, menos favorable que en el Tour.

De ir a Francia en plenitud podría ser de lo poquito que le puede plantar cara al Team Sky.

La cicloturista de la Sea Otter se llama «La Brava»

Lo que está claro es que el precoz colombiano es ahora mismo un top 5 entre los vueltómanos de la actualidad y muy posiblemente la mejor baza del fecundo ciclismo colombiano.

Como dicen mucho por ahí, sólo desear que la salud, y la suerte, le acompañen…

#Top2018: Miguel Angel López dio puerta a la mala suerte

Miguel Angel López JoanSeguidor

Mov_Gore

El doble podio de Miguel Ángel López le pone muy arriba

No han sido pocas las veces que a Miguel Ángel López lo han comparado con Juan Mauricio Soler.

Ambos boyacenses, ambos grandes escaladores, ambos con una fuerza descomunal, ambos signados por la mala suerte.

A Soler alguna vez le contabilizaron más de treinta accidentes y caídas graves en su corta trayectoria, la última de esas caídas en aquella Vuelta a Suiza que lideraba camino de la victoria por poco le cuesta la vida y lo bajó para siempre de la bicicleta.

De Soler se dijo alguna vez que tantas caídas no podían ser coincidencia: tenía, supuestamente, un problema con los reflejos, lo que le impedía reaccionar a tiempo en medio de las carreras.

Miguel Ángel López, como Soler, es un prodigio consentido por la mala fortuna.

Lo que Miguel Ángel López tiene de Mauricio Soler

Le hemos visto caer aparatosamente en la Vuelta a España, en el Giro de Italia, en la Milán Torino, en la Vuelta a Suiza, y hasta entrenando llegó a fracturarse una vez la tibia.

No obstante, 2018 fue un año de ensueño para Supermán.

Es verdad que un par de enredones y caídas menores le lastraron en el Giro y la Vuelta, quitándole segundos valiosos, pero eso no fue argumento para que el colombiano luchara como una fiera por meterse en el podio en ambos casos.

Miguel Ángel López confirmó que es y seguirá siendo el capo de su equipo por un buen tiempo, candidato firme a ganar una grande algún día.

Este ha sido el mejor año de Miguel Ángel, quien revela una progresión que parece ir a más: etapas en Omán, Burgos y el Tour de los Alpes, podios en el Giro y la Vuelta a España, carreras agridulces como esa Milan-Turín que era suya hasta que una caída estúpida le quitó el triunfo…

Así sienta el chubasquero Shakedry by Gore

Miguel Ángel López es una promesa que se cumple poco a poco, sin el estrépito que han tenido otros. Alguna vez dijimos en estas páginas que se merecía una gran vuelta. Seguimos creyendo que la merece.