24 horas Montmeló, el viejo sabor del ciclismo de resistencia

24 horas por el circuito Montmeló: ciclistas para arriba y abajo

El pasado fin de semana un improvisado Team JoanSeguidor se animó a participar en las 24 horas ciclistas de Montmeló, allí por el circuito de Catalunya.

Amanece en Montmeló

Se trata de una prueba con cierta tradición, con varios años a la espalda, pero que este año veía el estreno de Win Sports al frente del barco, una empresa que se esmera con su público y el objetivo de crear una experiencia en cada prueba que organizan (La Mussara es un ejemplo).

Si por algo se distinguen es por esos detalles que hacen interesante el evento, aunque algún patrocinador escatimara en producto con los corredores.

Llegamos temprano para poder llegar con tiempo y palmar el ánimo de la gente que está detrás de todo: sueño sí, pero ganas, muchas.

 

En cuanto nos dieron dorsales y transpondedor, fuimos al box asignado y compartido con otros equipos.

La sensación era curiosa, estábamos pisando el lugar donde se cuecen grandes pruebas de motor y ahora nos alojaba a nosotros para 24 horas ciclistas de Montmeló.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Éste fue el primer año que tomamos parte y el objetivo no era otro que vivir una experiencia deportiva tan singular desde la misma entraña.

Lo cierto es que nuestra inexperiencia nos hizo llevar lo mínimo, pues sólo disputaríamos seis horas.

Viendo el despliegue del resto de equipos, nos sentimos como unos «novatos».

 

 

Paulatinamente la zona empezó a cobrar vida, fueron llegando el resto de participantes e íbamos preguntado por sus sensaciones.

Casi todos coincidían en que aquello era fruto de muchos días de trabajo, pocas cosas se habían dejado al zar.

El briefing, momentos previos a la gran salida

La jornada oficial empezaba con el briefing, para dar la salida a la prueba.

«No os crucéis en los cambios»

«Dejad espacio en la pista»

«Tener cuidado con no molestaros unos a otros»

Instrucciones que tenían la seguridad por objeto de boca de los responsables de la prueba.

El momento de la carrera llegaba y antes de su inicio dimos una vuelta por el circuito, queríamos saber cómo sería esa salida a lo «Le Mans» que repetía la organización.

Nuestro hueco estaba preparado, hicimos cuatro ajustes y nos dispusimos para la salida.

Cambrils Movil 300×100

 

Después de esto empezaba la aventura..

Marc, nuestro compañero de Berria Bike, fue el primer relevo, en lo sucesivo teníamos que estar atentos a los diferentes relevos…

Mientras los primeros relevistas rompían a sudar, la gente se acomodaba e iba preparándose para un día que sería largo.

Los nervios de los corredores

24 horas de Montmeló, se dice rápido, en el Team JoanSeguidor no perseguía ganar esta prueba, pero sí saber de los corredores y su vivencia.

Nos llamó la atención el chaval Héctor Herrera, vecino de box.

En él vimos lo duro que era estar en puestos delanteros: «El primero -nos decía su equipo- va el primero».

24h montmelo
Hector Herrera, corredor del CLUB CICLISTA GRÀCIA.

Corría en la categoría solo de doce horas, algo que veíamos con asombro desde nuestro set.

Correr solo se nos antojaba a nosotros como una proeza imposible para nosotros.

SQR – GORE

 

Todo su equipo, eran unos cuantos, le brindaba aquello que vuelta a vuelta pidiera Héctor.

Los nervios y algún grito surgieron en algún momento, se estaba jugando mucho.

En alguna ocasión incluso le vimos comido por los nervios cuando veía que paraba (cosa lógica) para recuperar y veía como el grupo de referencia se le escapaba.

Al final de la prueba pudimos constatar su victoria.

Una prueba tan dura, seguro que no es fruto de la casualidad su triunfo, planificar y entrenar, algo que seguro lo ha costado más de un sofocón en el caluroso mes de agosto.

Poco a poco el día avanzaba y se iban haciendo los grupos de rodaje con los diferentes ritmos dentro de la prueba.

Era un carrusel de ciclistas.

Conversaciones dentro del pelotón

En la carretera hay de todo, desde corredores que ruedan, comen y se comportan como pros a cicloturistas, corredores individuales y retos personales.

Ha sido interesante vivir desde dentro esta prueba y ver cómo cada equipo preparaba este evento.

Anécdotas muchas, desde equipos con emisoras a corredores que hablan de dietas veganas mientras pedaleaban por el circuito a otros que iban discutiendo por teléfono sobre velocidades, ritmos y tiempos de paso.

Nosotros vimos a disfrutar de un día en las carreras y aprender de todos los que participaron y que merecieron el descanso del domingo…